Reciente

miércoles, 6 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 193

Capítulo 193. Alto Ranker (1)


Se escuchó el sonido de alguien que subía las escaleras a toda velocidad. Después de eso, la puerta de metal se abrió para revelar a una persona resoplando detrás de ella.

No era otra que Phi Sora que estaba exhalando aire caliente por sus fosas nasales como un toro loco. Jang Maldong le gritó con cara de disgusto.

"¿Te matará abrir la puerta con suavidad? ¡Casi se me caen las orejas!"

Sin embargo, Phi Sora no respondió en lo más mínimo.

No.

En lugar de preocuparse por Jang Maldong, Phi Sora miraba a Seol Jihu como un toro enfurecido viendo al torero agitando una tela roja delante de él.

Y en el momento en que Seol Jihu se dio cuenta de lo que estaba pasando, las mandíbulas de Phi Sora se abrieron.

"¡Kwuaaaaaaaaaaaaah!"

Era el rugido de un monstruo nacido de una indignación y rabia interminable.

"¿Qué está pasando? ¿Por qué está así de repente?"

No importaba si Jang Maldong lo encontraba absurdo o no. Phi Sora soltó la rabia que había acumulado por sufrir varias noches sin dormir.

"¡Gyaaaak!"

Y mientras avanzaba con los dos brazos levantados, amenazando con arrancarle todo el cabello.

"¡Espera!"

Seol Jihu se levantó de su asiento y colocó firmemente su palma hacia adelante, en señal de que se detuviera.

En la repentina acción llena de bravuconería, Phi Sora detuvo su embestida justo cuando estaba a punto de abalanzarse sobre él.

"…."

Sólo le tomó a ella unos segundos mirar la bolsa que se balanceaba en la mano de Seol Jihu.

"Hah".

Resopló, y sus ojos ardientes se convirtieron en lunas crecientes.

"¿Planeas dejarlo todo en paz con sólo esto?"

Su tono estaba hirviendo, como el de un horno en llamas.

"Le compré al Maestro otra cosa, pero además de él, compré lo mismo para todos. No es nada grande. Sólo algo que compré mientras estaba fuera."

Se podía escuchar el sonido de Jang Maldong tosiendo secamente desde atrás.

Por supuesto, Phi Sora no lo escuchó.

"Así que lo que estás diciendo es que debería aceptar esto y largarme en silencio."

Ella crujió su cuello de izquierda y derecha, luego hizo una mueca de desprecio. Sus ojos no sonreían para nada, haciéndola parecer extra temible.

Por lo que parece, no parecía que tuviera intención de recibir el regalo, así que Seol Jihu dejó cuidadosamente el regalo.

Entonces, inclinó la cabeza y preguntó...

"¿Vas a golpearme?"

"Sí, voy a golpearte, carajo."

Mientras Phi Sora amenazadoramente abría los ojos, Seol Jihu tranquilamente sacudió su cabeza.

"No seas así. ¿Por qué intentas golpear a la gente?"

"Este maldito bastardo. No bastaría aunque te pusieras de rodillas para disculparte, ¡Descarado como el diablo, de verdad!"

Como si se estuviera poniendo más nerviosa después de ver a Seol Jihu intentando persuadirla, una serie de insultos salieron de la boca de Phi Sora.

"Claro, puedo reírme por Phi-zza o Phi-colo. Pero, ¿Qué? ¿Phi-diota?"

"¡Phi-diota!"

"Este hijo de perra..."

Como si no pudiera soportar decir nada más, los ojos de Phi Sora se volvieron locos. Seol Jihu se sentó en el sofá, luego se encogió de hombros y levantó ambas manos.

"Bueno, haz lo que quieras. Me quedaré aquí quieto."

"¿Oh? ¡Está bien! Haré lo que quiera, ¿Piensas que no soy capaz?"

Seol Jihu miró tranquilamente de arriba a abajo el cuerpo de Phi Sora con ojos despreocupados. Luego, sonrió con satisfacción.

"Ese equipamiento, realmente te sienta bien, ¿Verdad?"

Phi Sora, que había estado chasqueando sus dedos, dejó de moverse abruptamente. Después de confirmar la reacción de su oponente, la lengua de Seol Jihu comenzó a moverse.

"Una larga espada, un escudo, una armadura, e incluso botas. Cieloooss. No sé quién te las dio, pero seguro que son maravillosas. ¡Maravillosas de verdad!"

"…."

"Debe ser porque son del Banquete. ¿No se ven hermosas? Tú también lo crees, ¿Verdad?"

Seol Jihu apoyó su barbilla en el dorso de su mano y sonrió. Con los dientes apretados, el cuello de Phi Sora comenzó a temblar visiblemente.

"¡Ah! Ahora que lo pienso, la guerra ha terminado, así que..."

"¡Desvergonzado bastardo!"

Phi Sora no pudo soportarlo más y empezó a temblar de indignación.

"¿Cómo que desvergonzado? Está en el contrato. ¿Olvidaste que el equipamiento te fue prestado sólo hasta el final de la guerra?"

Él no se equivocó. La razón por la que de repente mencionó su equipamiento, Phi Sora no era tan estúpida como para no saber lo que quería decir.  

Ella podía tirar el regalo que Seol Jihu había traído de la Tierra, pero era una historia completamente diferente cuando se trataba de artículos en el Paraíso. Después de todo, no era fácil encontrar un equipamiento con tanta calidad y rendimiento.

Ella podía devolverlos y pedir fondos para comprar nuevos equipamientos, pero incluso esa decisión dependía de Seol Jihu.

"Keuk..."

Se escuchó el sonido del violento rechinar de dientes.

"Quiero decir, sólo necesito golpearte un par de veces. ¿Realmente tienes que ser así?"

"¿Qué quieres decir? ¿Estás diciendo que no puedo pedirte ese equipamiento como el propietario legítimo?"

"Tan infantil, en realidad. ¿Cómo puede una persona llegar a ser tan malvada?"

"¿Quién exactamente engañó al otro primero?"

Phi Sora puso cara de incredulidad.

¿Todavía guardaba ese rencor? No importaba cuántas veces ella gritara su edad y que estaba siendo infantil, la respuesta de Seol Jihu seguía siendo la misma.

Phi Sora sintió que explotaría si continuaba esta conversación. Después de mirar fijamente al infantil Seol Jihu durante un rato, abrió los ojos y gruñó como si fuera a comérselo vivo.

"¡Joder! De ahora en adelante, este equipamiento es mío. Ni siquiera pienses en recuperarlo. ¿De acuerdo?"

Seol Jihu se rió como un viejo.

"Señorita Phi Sora, ¿Tú tienes conciencia?"

"¡No, no existe!"

Después de gritar eso, Phi Sora se movió tan rápido que el aire frío sopló. Y sin olvidarse de agarrar la bolsa, se puso de pie.

"¡Joder!"

Y mientras salía, se detuvo para pisar con fuerza el suelo. ¿Qué tan indignada estaba?

Mirando a Phi Sora entrando en su habitación, Seol Jihu se rió mientras sostenía su barriga. Y cuando sonó el golpe de una puerta que se cerró de golpe...

"... ¿Desde cuándo se han hecho tan cercanos?"

Jang Maldong preguntó con la cara en blanco.

La gente que no los conocía preguntaría qué era lo más amistoso de la situación, pero como alguien que conocía muy bien a Phi Sora, Jang Maldong se sorprendió muchísimo.

Si Phi Sora, que odiaba que se burlaran de su nombre, estaba reprimiendo su temperamento, eso significaba, como mínimo, que veía a Seol Jihu como un aliado.

"Todavía no somos realmente amigos. Sólo discutimos cada vez que nos vemos."

Jang Maldong soltó una risa al escucharlo como si no fuera nada. Luego, después de dar un suspiro de alivio, se levantó de su asiento sacudiendo la cabeza.

La risa de Seol Jihu se detuvo.

"¿Adónde vas?"

"Voy a salir un rato."

"¿Qué hay de nuestra charla...?"

"Continuaremos con eso una vez que te conviertas en un Alto Ranker."

Jang Maldong sonrió.

"Verdadero o Falso, un Alto Ranker es un Alto Ranker. Como líder, subir tu nivel elevará el aspecto exterior de tu equipo, ¿No es así?"

Con eso, Jang Maldong sacó una placa del tamaño de una palma y la colocó en la mesa.

La mirada de Seol Jihu siguió naturalmente hacia. Los patrones geométricos que la cubrían emitían una luz dorada que la hacía parecer impresionante.

"¿Qué es esto?"

"Es una tabla de certificación del Rey Prihi. Pasó por la oficina personalmente para entregarla".

"¿Una tabla de certificación?"

"Este mocoso. Estrictamente hablando, convertirse en un Alto Ranker debería ser visto como un ascenso laboral o una promoción. ¿No sabes que las familias reales están involucradas en la evaluación de dichos ascensos?"

La cara de Seol Jihu quedó aturdida cuando finalmente recordó el hecho.

"Dijo que ya has probado que estás más que certificado, así que no necesitas ninguna otra prueba."

"Por otra parte, si intentaba asignarte una misión difícil disfrazada con todo tipo de excusas, estaba dispuesto a trasladar nuestra base".

Seol Jihu sostuvo cuidadosamente la tabla.

"Volveré enseguida".

Parecía que le estaba pidiendo que volviera a hablar con él en cuanto regresara, porque Jang Maldong sacó rápidamente un libro de registro de su ropa.

"Es un libro de registro que encontramos mientras ordenábamos las pertenencias de Ian. Sabes que Ian era el responsable de llevar los registros, ¿Verdad?"

Al escucharle mencionar a Ian, Seol Jihu inmediatamente se mostró serio.

"Tengo algo que personalmente quiero escuchar de ti."

"¿...?"

"Hablar contigo hoy me hizo comprender que sólo te has centrado en tu propio crecimiento personal."

Jang Maldong continuó.

"Sin embargo, hay un límite en lo que puedes lograr por ti mismo."

Seol Jihu inconscientemente expresó su acuerdo.

Si hubiera estado solo durante la guerra, nunca habría podido ganar, no importa cuántas veces muriera y reviviera.

"La visión que estás trazando para el futuro próximo, más allá de tus metas personales."

Jang Maldong hizo una pausa y bajó su sombrero de fieltro.

"Tengo curiosidad por eso".

Mirando la cara desorientada de Seol Jihu, Jang Maldong se rió.

"Si no sabes lo que quiero decir, me gustaría que te tomaras un día y leyeras lentamente este libro de registro. Probablemente te ayude".

Seol Jihu sostuvo firmemente el libro de registro.

Inmediatamente después de que la conversación terminara, Seol Jihu corrió directamente hacia el templo de Gula.

Había muchas cosas en las que pensar, pero sentía que convertirse en un Alto Ranker debería ser su primer paso.

Por supuesto, el simple hecho de elevar su nivel no significaba que ganaría las habilidades de un Alto Ranker, pero como dijo Jang Maldong, sería útil para presumir.

Y la verdad es que él también deseaba ser un Alto Ranker.

"Hmm...."

Seol Jihu detuvo sus pasos frente al templo y buscó algo dentro de sus bolsillos.


[Estigma Divino]
[—Un estigma especial entre los muchos creados para el cuerpo humano. Contiene un rastro de divinidad.
—Será enviado inmediatamente a un lugar de prueba en el momento en que lo presente como una ofrenda.
—Si puede soportar las pruebas dadas por el dios al que sirves, se te dará el poder a la par de un Santo.—Aunque será una prueba extremadamente dolorosa y difícil, el estigma creado en el proceso seguramente retornará como un fuerte poder.]


'¿Está bien usarlo ahora?'

Después de leer la descripción y guardarlo, Seol Jihu entró en el templo. Curiosamente, no pudo ver a ninguna persona en el templo hoy.

Seol Jihu inmediatamente detuvo sus pasos e inclinó su cabeza cuando la estatua se hizo visible.

Siguió un silencio absoluto. Seol Jihu se quedó quieto sin mover un músculo durante un rato. La razón por la que no habló es porque sintió la sensación de que Gula le ponía la mano en la cabeza en cuanto se inclinó.

'Mmmm...'

Seol Jihu disfrutó de la sensación de la suave mano de la diosa, que no había sentido en mucho tiempo.

Gula tampoco dijo nada y continuó acariciando su cabeza.

¿Cuánto tiempo pasó?

[Parece que ha llegado el momento.]

Una voz relajada sonó en sus oídos.

'¿Momento?'

[Nuestra decisión de aceptar a los Terrícolas fue probablemente parecida a la de los juegos de azar.]

Al escucharla saltar repentinamente al tema principal, Seol Jihu, que se había ahogado en una sensación de confusión, inmediatamente entró en razón.

[Pero no había otra opción que hacerlo.]

Gula esperó a que Seol Jihu estuviera listo para escuchar y empezó a hablar después de aclarar su voz.

[Fue porque la situación era desesperada. ¿Sabes lo que hizo la Reina Parásito en el momento en que obtuvo el control del 'Mundo Medio'?]

'Escuché que destruyó el Imperio'.

[Sí.]

Gula afirmó en silencio.

El Imperio era una nación absoluta que reinaba sobre el mundo medio en ese entonces.

[Pero eso es sólo una parte de la razón.]

La voz de Gula continuó hablando.

[La Reina Parásito lo sabía.]

[Que si ella exterminaba el Imperio sin dejar nada atrás, sólo quedaría destrucción en el futuro del Paraíso.]

'¿Sólo queda destrucción?'

Seol Jihu inclinó su cabeza.

[En el momento en que vencieron al Imperio, se convirtió en algo parecido a que el futuro del Paraíso cayera en manos de la Reina Parásito.]

Gula no hablaba con rodeos como antes, pero aún así no podía entender nada como de costumbre. Seol Jihu decidió escuchar atentamente primero.

[La Reina Parásito devoró a la Deidad Principal con el poder que usó para conquistar el Imperio. Luego procedió a devorar las Siete Virtudes.]

Seol Jihu lo sabía por haber escuchado comentarios en varios lugares.

[En ese momento, no quedaban caminos para un futuro esperanzador, pero...]

[La aparición de otra especie alienígena, los Ángeles Caídos, fue algo que no estaba en sus cálculos ni en los nuestros.]

[Después que los Ángeles Caídos establecieron la Federación, confirmamos que el futuro de la vida, que no habíamos podido ver anteriormente, comenzó a aparecer débilmente.]

[Y entonces tomamos una decisión.]

Esa decisión fue...

[Si era difícil lograr el futuro con los poderes que quedaban en este mundo, entonces trataríamos de revivir el futuro con la ayuda de otro mundo.]

[Aunque sólo había un precedente, estaba el caso del Dios Marcial, así que valía la pena intentarlo.]

La voz de Gula continuó con calma.

[No estaba mal al principio.]

[Por supuesto, la diferencia entre un mortal y un inmortal todavía existía, así que no esperábamos mucho.]

[Pero esperábamos que si había cientos de miles de salmones luchando contra el río, tal vez la misma corriente cambiaría.]

[Como mínimo, esperábamos que apoyara el futuro que la Federación abrió un poco. Eso es todo lo que esperábamos, pero...]

Gula dudó antes de hablar desesperadamente.

[El problema radicaba en que la Reina Parásita conocía demasiado bien nuestras intenciones.]

[Como si nos estuviera ridiculizando, comenzó a eliminar uno por uno, a cualquier Terrícola que tuviera el potencial de hacerle daño.]

[Por otro lado, ella astutamente escogió y dejó con vida a aquellos que la ayudarían en el futuro.]

[Sus intenciones eran muy claras. Planeó revertir nuestro movimiento final en uno que la ayudara en su lugar.]

Seol Jihu, que había estado escuchando en silencio, entrecerró los ojos.

'Hay una cosa que me da curiosidad'.

[¿Qué es?]

'Si la Reina Parásito ha estado interfiriendo intencionalmente, ¿No podrían los Siete Dioses también haber ayudado? Al menos, podrían haber dado una palabra de advertencia...'

'El enemigo te tiene como objetivo' o 'No te quedes en el Paraíso y regresa a la Tierra por un tiempo'. Preguntaba por qué no podían haber dicho esas simples palabras.

Desde el punto de vista de Seol Jihu, era algo que al menos valía la pena intentar.

[Es imposible por dos razones.]

Gula respondió con calma.

[La primera razón es que la Reina Parásito no se rendirá después de fallar sólo una o dos veces. La segunda razón es que cualquier interferencia divina causará una gran onda debido a las leyes de la causalidad.]

'¿Las leyes de la causalidad?'

[Si interferimos y causamos que algo suceda, entonces la Reina Parásito recibirá el mismo derecho a revertir ese resultado. Esta es la ley del mundo.]

'No entiendo. Entonces eso significa que de acuerdo con las leyes de la causalidad, la Reina Parásito...'

[Ella es actualmente la gobernante absoluta del Paraíso, y por lo tanto la única existencia exenta de las leyes del mundo. Al tomar la posición de la Deidad Principal, ella recibió el poder de observar las estrellas del destino y el derecho de interferir directamente con ellas. Su situación es diferente a la nuestra.]

Al escuchar esto, Seol Jihu cerró la boca.

En otras palabras, prácticamente significaba que la Reina Parásito podía hacer trampa sin ninguna restricción.

Ahora se dio cuenta de lo desfavorable que era la lucha de los Siete Dioses y los humanos.

[Sin embargo, siempre hay una excepción.]

[Luxuria tenía razón.]

La voz de Gula se elevó de repente.

[Finalmente tenemos a alguien que puede ejercer la misma fuerza que nuestro enemigo.]

¿Qué ha sido eso?

[... Siendo honesta, quería mantenerte a salvo un poco más.]

[Al precioso rayo de esperanza que encontramos cuando estábamos realmente cansados y desesperados, quería darle más tiempo para crecer.]

[Pero debido al egoísmo de Ira, la Reina Parásito lo notó mucho antes de lo que esperábamos.]

[Y sintiendo una amenaza sin precedentes, levantó un ejército nunca antes visto. Pero...]

Gula lo acarició, empezando por la cabeza, luego el cuello, el hombro y la espalda.

[Realmente hiciste un gran trabajo.]

[Has probado maravillosamente las palabras que nos dijiste en el Banquete.]

La voz de Gula se emocionó.

[Y como resultado, finalmente empezamos a verlo también.]

[Aunque sólo hay uno, un futuro... ¡Centrado en ti!]

Su voz temblaba en el final.

Se escuchó un suspiro como si ella estuviera tratando de calmarse.

[... Sí.]

[Ha llegado el momento.]

Ha llegado el momento. Era la segunda vez que ella lo mencionaba.

Mientras estaba confundido sobre lo que ella quería decir exactamente, sintió abruptamente una mano tocando su ojo.

'¡No puede ser!'

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe. Levantó rápidamente la cabeza y miró la estatua. Finalmente entendió.

Los Nueve Ojos.

'¿Finalmente lo permites?'

[No tengo más remedio que permitirlo.]

Gula habló como si fuera un hecho.

[No sólo no hay nada que ocultar ahora.]

[Ya has demostrado tu singularidad, y has ganado más que suficientes puntos de contribución.]

El cuerpo de Seol Jihu tembló ligeramente.

Un temblor recorrió su cuerpo. Cada célula de su cuerpo se despertó, causando que su cuerpo temblara.

Finalmente.

[¿Lo deseas?]

'Sí, lo deseo'.

No entendió completamente todo lo que Gula dijo. Pero Seol Jihu notó 'intuitivamente' que este era un momento extremadamente importante. Más que nada, esto era algo que quería incluso antes de entrar en el Paraíso.

[Bien.]

Finalmente, el permiso de Gula fue concedido.

[Acércate, hijo mío.]

La diosa volvió a poner su mano sobre su cabeza.

[En nombre de Gula, de ahora en adelante otorgo a Seol Jihu el título de Lancero Némesis de Nivel 5]

[Como un Alto Ranker que ignora la bondad y la maldad, y actúa de acuerdo a las leyes de la causalidad, ¡Espero que tus logros sean dignos de tu nombre!]

Y al mismo tiempo.

[Tu Habilidad Innata, 'Visión Futura', está respondiendo a la nueva evolución de tu Habilidad Innata, 'Nueve Ojos'.]

'¿Qué?'

Y antes de que tuviera tiempo de averiguar qué significaba la palabra 'nueva' en el mensaje...

¡Paaaaat!

La visión de Seol Jihu se vio envuelta en una luz blanca y pura.