Reciente

miércoles, 6 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 192

Capítulo 192. Duda (2)


Seol Jihu gritó con toda su voz. Se veía tan desesperado desde afuera que todos los transeúntes lo miraban con lástima.

'¿No está aquí?'

Seol Jihu llevó su oído a la puerta empezando a tener esperanzas. Y cuando se concentró en su audición.

¡Crash! El sonido de algo rodando y chocando sonó desde el interior seguido de pasos apresurados. Entonces, la puerta se abrió de golpe.

"¡Jihu!"

Seo Yuhui salió corriendo con la cara llena de nervios.

"¿Qué sucede? ¿Pasó algo?"

Su tono preocupado hizo que Seol Jihu buscara una respuesta, así que se rascó la cabeza y habló.

"Oh, nada. Sólo quería ver a Noona..."

"¿Qué?"

La frente de Seo Yuhui se arrugó ligeramente. Luego, puso su mano sobre su pecho y suspiró.

"Uf, cielos. Pensé que algo había pasado..."

'Como pensaba'.

Seol Jihu respiró un suspiro de alivio al observar a Seo Yuhui en su casa. Por otro lado, él inclinó su cabeza. Claro, Seo Yuhui debió salir corriendo, pero su respiración era demasiado fuerte y su frente brillaba con pequeñas gotas de sudor. Era como si hubiera corrido a toda velocidad para terminar una carrera.

"Lo siento".

"Mmm, está bien. No te sientes enfermo ni nada, ¿Verdad?"

"No".

"Es bueno escuchar eso..."

Seo Yuhui pellizcó las mejillas de Seol Jihu que estaban desconcertado.

"Cielos, pequeño bribón. Sólo piensas en cómo hacer bromas. ¿Sabes lo sorprendida que me quedé en medio de la limpieza?"

'¿Limpieza?'

Seol Jihu se asomó por dentro. Las áreas que podía observar estaban inmaculadas sin una sola mota de polvo.

"¿Has terminado?"

Seo Yuhui se limpió la frente con el dorso de la mano, y luego sacudió la cabeza.

"No, no he terminado ni siquiera la mitad."

"Te ayudaré".

"Mmm. Gracias, pero está bien. Estoy limpiando el sótano ahora mismo, y hay muchas cosas de las que debes tener cuidado. Será más fácil si lo hago sola".

Seo Yuhui rechazó la oferta de Seol Jihu, luego inclinó su cabeza ligeramente antes de continuar.

"¿Realmente viniste porque querías verme?"

Su tono no sonaba particularmente indagatorio. Pero como sonaba como si estuviera preguntando, 'Tienes un motivo oculto, ¿Verdad?', Seol Jihu tartamudeó como un niño que fue atrapado con las manos en la masa.

Entonces recordó las pesadas bolsas en sus manos y encontró una excusa adecuada.

"En realidad, vine a darte esto".

Seol Jihu dejó las bolsas y sacó el regalo para Seo Yuhui. Una vez que se lo entregó amablemente, ella inmediatamente fijó su mirada en las bolsas de la compra.

"Oh, guao..."

¿No esperaba un regalo? Seol Jihu sonrió cuando vio la expresión de vergüenza en la cara de Seo Yuhui.

"Me sentí mal expresando mi gratitud con sólo palabras. Después de todo, me salvaste la vida."

"No, yo..."

"Aunque no es nada grande."

Seol Jihu sonrió brillantemente.

Seo Yuhui susurró, "Oh, Dios. Oh, Dios mío". Actuando nerviosa y sin saber qué hacer, sólo recibió el regalo cuando Seol Jihu la convenció.

"¿Qué debo hacer? No preparé nada..."

"No espero nada a cambio".

Cuando Seol Jihu agitó sus manos, Seo Yuhui se veía más apenada que antes, y sus ojos vacilaban ligeramente.

"Esto es demasiado repentino. Si lo supiera, habría vuelto a la Tierra para traerte algo."

Incluso se secó los ojos relucientes con el dedo. Parecía profundamente conmovida, como una madre que acaba de recibir el primer regalo de su hijo.

'Como pensé, no son la misma persona'.

Seol Jihu asintió con la cabeza.

"¿Qué es? ¿Puedo abrirlo ahora?"

Entonces, cuando Seo Yuhui miró dentro de la bolsa y preguntó con curiosidad, él sacudió la cabeza con fuerza.

"No, tómate tu tiempo con eso. Por favor."

"... ¿Por favor? Eso me provoca aún más curiosidad."

"Entonces tendré que apurarme e irme."

Cuando Seol Jihu comenzó a recoger las bolsas que soltó, Seo Yuhui entrecerró los ojos sospechosamente.

"¿Por qué? ¿No podemos mirarlo juntos?"

"Por supuesto que no. Es vergonzoso".

Con eso, Seol Jihu se dio vuelta diciendo, "Perdón por causar el escándalo."

'Es bueno que haya preparado ese regalo'.

Cuanto más feliz se mostraba el receptor, más feliz es quien da. Mientras Seol Jihu se fue para evitar avergonzarse, él secretamente confiaba en su regalo. No tenía dudas de que a Seo Yuhui le encantaría el regalo y lo usaría bien.

Después de todo, era un artículo necesario para la vida diaria y también un regalo que nunca antes le había fallado. Además, también fue el único regalo por el que recibió elogios mientras salía felizmente con Yoo Seonhwa. Todavía la recordaba diciendo, 'Es un regalo bastante sensato, considerando que viene de ti'.

'¡Espero que se alegre!'

Seol Jihu se frotó la nariz mientras bajaba las escaleras con una brillante sonrisa.

Por otro lado, Seo Yuhui, que estaba mirando a Seol Jihu que estaba bajando las escaleras, bajó su mirada hacia la bolsa con un profundo afecto.

Como su sonrisa nunca abandonó su rostro, parecía que estaba realmente feliz. Por otra parte, ¿Cómo no iba a estar feliz con un regalo sorpresa?

"No puedo creerlo".

Prometiendo invitarlo a cenar y darle un magnífico banquete, Seo Yuhui volvió a entrar.

'Me pregunto qué es'.

Disfrutando del latido de su corazón agitado, abrió la caja con entusiasmo. Y en ese instante...

"…."

Seo Yuhui se quedó en blanco.

Pronto...

"¿...?"

Un brillante signo de interrogación apareció en su cabeza.


*


Seol Jihu siempre fue el primero en volver al Paraíso cuando todos regresaban a la Tierra. Esperando que la oficina estuviera vacía, casi gritó en el momento en que abrió la puerta de la oficina y entró.

Jang Maldong estaba sentado en el sofá, mirándolo con una mirada solemne.

"Volviste en exactamente siete días".

"¿Cuando llegaste?"

"Hace cuatro días".

"Hace cuatro días, eso fue muy rápido. Deberías haber descansado un poco más."

Jang Maldong puso una expresión extraña. Preguntó, sintiéndose inseguro.

"¿Ah, sí? Entonces, ¿Por qué no regresamos juntos? Podemos quedarnos en la Tierra durante un mes."

"¿Un mes? Podría pasar dos semanas, pero un mes es demasiado".

Seol Jihu se rió, diciéndole que no bromeara. Jang Maldong miró fijamente al joven que se reía entre dientes antes de cruzar los brazos y asentir con la cabeza.

Enviar a Seol Jihu a casa en el momento en que le dieron de alta en el templo principalmente fue para su beneficio, pero también para el beneficio del equipo.

Mientras que Seol Jihu tomó el papel porque no pudieron encontrar a nadie más adecuado, fue, sin duda, el líder de Carpe Diem.

Y con la última guerra, solidificó su posición por completo. No importaba que los miembros de su equipo, ni siquiera el consejero del equipo, Jang Maldong, pudiera interferir con su autoridad. Por supuesto, no planeaba meterse con ella si podía evitarlo. El punto era que el líder determinaba el color y la atmósfera de un equipo.

Si Seol Jihu, que representaba el núcleo de Carpe Diem, si actuaba demasiado serio y centrado, la carga que sentían sus compañeros de equipo también aumentaría.

Como el equipo acababa de completar con éxito un gran evento, se necesitaba un cambio de ritmo. Por eso Jang Maldong había obligado a Seol Jihu a regresar, y resultó ser más efectivo de lo que había pensado.

La prueba es que 'dos semanas es demasiado' había cambiado a 'podría ser capaz de hacer dos semanas'.

'Ahora esto es un poco más aceptable'.

Justo cuando Jang Maldong se apoyó en el respaldo del sofá con una mirada aliviada...

"¡Maestro!"

"¿Hm?"

Una gran bolsa de compras apareció en su vista. Mirando dentro reflexivamente, vio dos palabras escritas en palabras doradas.

"... ¿Ginseng rojo?"

"¡Si!"

"¿Qué es esto de repente?"

"¿Qué quieres decir? Es tu regalo, por supuesto."

Seol Jihu sonrió brillantemente y suavemente puso el regalo en el regazo de Jang Maldong.

"Me enteré por Seol-Ah. Aunque es un poco tarde, gracias por salvarme".

"No, tú eres el que lo ha pasado mal."

Jang Maldong soltó una tos seca y giró la mirada.

"¿Por qué has traído algo así? Me estás avergonzando."

"¿De qué hay que avergonzarse? Piensa en ello como un regalo de un nieto".

"Oh, por favor, ¿Nieto? Eso es asqueroso. Fuera de aquí."

Dijo esto apáticamente y luego movió la bolsa de compras a un lado, pero Seol Jihu no se perdió la esquina de la boca de Jang Maldong retorciéndose. La forma en que su cara se estiró horizontalmente, estaba claramente sonriendo.

"De todas formas, necesito hablarte sobre tu cuerpo y tu dirección de crecimiento".

Jang Maldong cambió repentinamente el tema. Estaba claramente avergonzado e intentaba cambiar de tema, así que Seol Jihu contuvo su risa.

"Pero, quiero escuchar tus pensamientos primero".

"Ah, sí, aquí está."

Seol Jihu sacó un cuaderno de su bolso y se lo entregó a Jang Maldong. Al ver la densidad de palabras escritas en el cuaderno, las cejas de Jang Maldong se movieron.

El silencio cayó durante algún tiempo. Flip, Flip. Sólo resonaba el sonido de las páginas que se volteaban.

'Este mocoso'.

Jang Maldong echó un vistazo a Seol Jihu, que estaba nervioso, y luego volvió a bajar la mirada al cuaderno.

Cómo crecer en el futuro y las razones para hacerlo estaban bien escritas en el cuaderno con todo detalle, sin perderse nada. El problema es que era demasiado detallado.

Seol Jihu había revelado sus intenciones de forma tan clara y abierta que Jang Maldong estaba un poco sorprendido mientras leía. 

Tak. Metiendo el contenido del cuaderno en su cabeza, Jang Maldong lo cerró y lo destrozó en pedazos.

"Tonto. ¿Qué pasa si alguien le pone las manos encima a este cuaderno? ¿No has aprendido a proteger la privacidad de tu Ventana de Estado?"

"Planeé quemarlo después de mostrártelo."

"Ve a quemarlo. Ahora."

Jang Maldong le entregó los trozos de papel cortados. Mientras Seol Jihu fue a quemarlos, Jang Maldong organizó sus pensamientos. Empezó a hablar una vez que Seol Jihu regresó.

"Parece que tienes prisa".

Seol Jihu se mantuvo en calma. No afirmó ni negó la declaración de Jang Maldong, pero su silencio significaba que su respuesta estaba más cerca de la primera.

Aunque había escrito una nota detallada, era bastante fácil resumirla.

Primero, tendría que restablecer sus estadísticas físicas reducidas. Luego, después de subir de nivel en el templo, usaría los Elixires Divinos junto a los Puntos de Habilidad para equilibrar su mente, cuerpo y técnica tanto como fuera posible. Finalmente, ofrecería el Estigma Divino para recibir un Vestigio Divino.

Era la forma más rápida de fortalecerse en el menor tiempo posible.

Jang Maldong comprendió de dónde venía. Después de conocer a los Comandantes de Ejército en una gran guerra, no fue una sorpresa que Seol Jihu quisiera hacerse más fuerte lo antes posible.

No tenía la menor intención de criticar su plan como una tontería.

Después de todo, debió tomar esta decisión después de lo que experimentó y se sintió lleno de desesperación durante la anterior guerra.

Sólo había una cosa...

"Entiendes que sufrirás pérdidas significativas con esta decisión, ¿Verdad?"

"Sí, y planeo llevar la carga de esa pérdida."

Seol Jihu respondió seriamente. Ya no había ningún signo de humor en su voz.

Jang Maldong suspiró y luego habló.

"Seré honesto. Al leer esta nota, se siente más como una lucha desesperada para corregir tu mente, cuerpo y técnica distorsionados, que como un plan para un crecimiento adecuado".

Seol Jihu se mordió los labios cuando Jang Maldong señaló correctamente su intención.

No se arrepintió de haber puesto todos sus Puntos de Habilidad en Maná. Después de todo, estaba en una situación en la que no tenía otra opción que hacerlo. Esta fue también la razón por la que Jang Maldong no lo criticó por hacer una elección tan precipitada.

Pero eso no significaba que el problema en cuestión desapareciera por arte de magia.

"No puedo evitar pensar que es un poco lamentable. No, no un poco, mucho."

"…."

"Francamente hablando, es por el efecto del Elixir Divino. Deberías saberlo mejor que nadie".

Seol Jihu asintió en silencio con la cabeza.

El Elixir Divino; un extraordinario elixir que aumenta instantáneamente un nivel físico en un rango.

El estado actual de Estamina de Seol Jihu estaba como Intermedio (Alto). En este caso, la parte 'Intermedio' se refiere al rango y la parte 'Alto' se refiere a la etapa.

Esto es lo que Jang Maldong estaba señalando.

Tomar el Elixir Divino en el nivel Intermedio (Alto) aumentaría su estado físico a Alto (Bajo), y tomarlo en el nivel Intermedio (Bajo) también lo aumentaría a Alto (Bajo).

En el caso del primero, estaría avanzando dos etapas completas. En términos de Puntos de Habilidad, la pérdida sería mayor, cuanto más alto fuera el rango de la estadística.

"Entiendo, pero..."

Seol Jihu continuó en silencio.

"En mi estado actual, no tengo la confianza de aumentar mi nivel físico con sólo entrenar. Por supuesto, si pongo mi vida en juego para esforzarme, podría ser posible aumentar una o dos etapas. Pero no puedo empezar a pensar cuánto tiempo tomará eso".

El plan de Seol Jihu parecía razonable dada la situación actual. Sin embargo...

"Hay algo que quiero decirte".

Jang Maldong se defendió inmediatamente.

"No subestimes lo que has logrado. No hablo sólo de matar a Diligencia Eterna. Tres de los Siete Ejércitos sufrieron casi la aniquilación, y los Nosferatus perdieron su capacidad de regenerarse.

Humildad Desagradable fue forzada a usar la Manifestación Divina, y la Federación recuperó la Fortaleza Tigol, que la Reina Parásito se esforzó por conquistar.

La Federación supuestamente está llena de determinación para no perderla nunca más, centrando todos sus esfuerzos en la reconstrucción de la fortaleza.

Los Parásitos también detuvieron sus avances por primera vez y se pusieron a la defensiva. ¿Cuál cree que es el mayor beneficio de todo esto?"

Seol Jihu sacudió su cabeza en un aturdimiento.

"Es el tiempo".

Pero en el momento en que escuchó esto, las últimas palabras de Ian pasaron por su mente.

Pero en el momento en que escuchó esto, las últimas palabras de Ian pasaron por su mente.


|Así que... ¡Corre!|

|Sé que es difícil. Sé que no quieres hacerlo. Pero tienes que soportarlo. ¡Pase lo que pase, huye... y vive! Esa es la única pieza de victoria y de esperanza que podemos recuperar de esta guerra.|


Seol Jihu entrecruzó sus dedos y cerró los ojos. Un torrente de dudas descendió sobre su bello cara.

"No estoy seguro. El tiempo es una cosa, pero no sé si tengo más potencial oculto..."

Todavía sonaba desconfiado. En cierto modo, era un diagnóstico preciso. Después de todo, debería conocer el estado de su cuerpo mejor que nadie.

No es que Jang Maldong no lo entendiera, pero se agarraba la barbilla con la mano y enroscaba la comisura de la boca hacia arriba.

"¿Y si lo conseguiste?"

"¿...?"

"Ah, mi error. No debería haberlo dicho de esa manera. ¿Y si el potencial oculto de tu cuerpo aumentó desde la guerra?"

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe. Por alguna razón, recordó las agujas que sobresalían de su cuerpo cuando despertó del coma.

'En ese caso...'

Era una historia diferente.

Jang Maldong giró su bastón.

"Usar los Elixires Divinos y Puntos de Habilidad en el Nivel 5. Estoy de acuerdo y concuerdo plenamente con esta decisión. Aunque hayamos ganado tiempo, no significa que tengamos una cantidad infinita de él. Puede ser mejor hacerse más fuerte mientras sea posible".

"Bien".

"Pero..."

Jang Maldong de repente agarró el bastón con fuerza.

"¿Y si cambiamos el orden un poco? Tienes tesoros preciosos que quizás nunca puedas volver a adquirir, así que ¿No deberías al menos intentar usarlos sin desperdiciarlos?"

Seol Jihu asintió con la cabeza, convencido por Jang Maldong. Aunque una pequeña semilla de duda aún permanecía en su corazón, si lo que Jang Maldong decía era cierto, si podía elevar sus estadísticas de Fuerza, Resistencia, Agilidad y Estamina a Alto (Bajo)...

'Y si usara los Elixires Divinos entonces...'

¡Pináculo!

Por primera vez desde que entró en el Paraíso, sus estadísticas físicas podrían dominar su maná.

Eso no sería todo.


|Ya veo. Así que eso es lo que viene después de Pináculo...|


Como tenía dos Elixires Divinos de Estamina, podía incluso apuntar al rango después de Pináculo.

Sintiendo como si una niebla se hubiera disipado repentinamente de su cabeza, Seol Jihu miró directamente a Jang Maldong.

"¿Es posible?"

"¡Por supuesto! Si quieres, modificaré ese plan tuyo lo mejor que pueda."

Seol Jihu se dio cuenta de que su pregunta no tenía sentido. Dada la personalidad de Jang Maldong, no le habría prometido un futuro optimista si no fuera posible. ¡Debe haberlo mencionado porque así era!

"Lo prometo. Me aseguraré de que no desperdicies ni uno solo de tus Elixires Divinos y Puntos de Habilidad."

"…."

"No te estoy forzando, por supuesto. Pero ya que tenemos tiempo, sugiero que retrasemos el uso de los Elixires Divinos y Puntos de Habilidad".

Diciendo esto, Jang Maldong sonrió. Fue entonces...

"¿Qué te parece? Podemos hablar de nuevo después de que regreses del templo..."

Jang Maldong movió repentinamente su mirada en medio de la conversación. Seol Jihu, que estaba escuchando atentamente, también se giró para mirar a la puerta.