Reciente

martes, 5 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 190

Capítulo 190. Intrusión (2)


"¿Qué?"

"Es sólo que... ¿Por qué alguien como ella..."

Seol Wooseok estaba tan aturdido que no podía formar oraciones adecuadas. Empezó a murmurar incoherencias sobre si todo era un sueño y no estaba sucediendo realmente.

'¿Por qué está tan sorprendido?'

"Increíble. Absolutamente increíble. ¡De verdad! Un miembro de la junta que se interesa tanto por un simple empleado. Sin mencionar que ella es un miembro directo de la familia. ¿Qué demonios hiciste para que fuera tan amistosa contigo? Casi pensé que era tu novia."

Seol Jihu detuvo su respiración.

'¿Un miembro de la junta?'

Seol Jihu definitivamente había escuchado que un líder de equipo vendría a reunirse con ellos. La idea de que algo andaba muy mal pasó por la mente. Seol Jihu apenas se tragó las preguntas que tenía.

'¿Un miembro directo de la familia?'

"Bueno, esto es bastante inesperado. ¿También la conoces, Hyung?"

"Por supuesto que sí. Nuestro instituto de investigación también se dedica a los productos farmacéuticos. Sería extraño si no conocieras a Yun Seohui."

<< Nota: Yun Seohui - recordemos que es la Directora Ejecutiva de Sinyoung y la hermana mayor de Yun Seora >>

"¡...!"

Había preparado su corazón para el peor escenario posible, pero casi gritó en el momento en que escuchó a su hermano mencionar el nombre 'Yun Seohui'.

"Todavía no puedo creer lo que veo."

Eso era exactamente lo que Seol Jihu quería decir también.

Seol Wooseok agitó su mano, y finalmente se levantaron de sus asientos. Después de sacudir repetidamente la cabeza, la mirada de Seol Wooseok se posó en el café que Seol Jihu había pedido. Seol Wooseok lo recogió cuidadosamente, sólo después de sentirlo por un rato, se lamió los labios y tomó un gran sorbo a través del pitillo.

"De todas formas, es un alivio."

"¿Eh?"

"Debería estar bien si estás del lado de Yun Seohui. No lo sé con seguridad ya que no soy miembro de Sinyoung, pero aún así creo que tomaste una apuesta segura."

Seol Jihu abrió ligeramente la boca.

"¿Me crees?"

"... Tengo que creerte."

Seol Wooseok continuó mientras echaba un vistazo a la dirección en la que Yun Seohui había desaparecido. Seol Jihu no sabía exactamente lo que estaba pasando, pero decidió pensar en ello positivamente. Después de todo, la aparición de Yun Seohui hizo que su hermano creyera firmemente en su empleo en Sinyoung.

"Sí, tengo que creerte, pero..."

El silencio apareció.

Después de una larga pausa, Seol Wooseok, que había abierto y cerrado la boca repetidamente, comenzó a hablar en voz baja.

"¿Puedo ser franco?"

Seol Jihu expresó una afirmación silenciosa sabiendo que vendrían palabras amargas.

"Nuestra familia está viviendo sin mayores problemas en este momento."

Seol Wooseok jugó con su café mientras continuaba con una voz profunda pero clara.

"No es que no hayamos tenido tiempos difíciles, pero estamos viviendo una vida decente apoyándonos unos a otros. Y en realidad es una vida mucho más estable que antes."

"Nuestra madre se preocupa por ti a menudo, ya que todavía eres su hijo, pero..."

Para su familia, Seol Jihu era un presagio de desgracia. Sin esa desgracia, fueron capaces de encontrar una cierta cantidad de felicidad. Eso fue lo que Seol Jihu interpretó de las palabras de su hermano.

"Creo que puedo entender lo que Jinhee siente. Nuestra familia ha sido algo pacífica sin ti, pero en el momento en que regresaste, trajiste problemas y caos".

Era un hecho que no podía negar. No sólo lo presenció personalmente, sino que también fue la fuente del problema.

"Bueno, esa es la posición de nuestra familia, incluyéndome. Desde tu punto de vista. Sí. Mirándote hoy, siento que debes haberte decepcionado ese día. Debes haber reunido mucho coraje para aparecer."

"No, no es así, Hyung."

Seol Jihu estaba a punto de decir algo, pero se detuvo, viendo a Seol Wooseok levantar su mano.

"Por supuesto, tú también tienes la culpa. Conoces la personalidad de nuestro padre más que nadie, ¿Verdad?"

"...  Sí."

"¿Y recuerdas lo que dijo?"

Seol Jihu puso una expresión amarga. ¿Cómo podría olvidarlo?


|Desvergonzado hijo de perra... ¿Crees que el dinero es el problema? ¿Crees que todo se acabó después de tirarnos un sobre de dinero sin una simple explicación?|


"Tiene una personalidad ardiente, pero entiendo perfectamente por qué estaba tan enfadado. Sólo ahora soy capaz de pensar en su punto de vista. No teníamos nada en que basar nuestras creencias en ese entonces."

"No importa cuán positivamente trate de pensar en ello, lo que hiciste fue grosero. No importa lo ocupado que estuvieras, deberías haber tenido tiempo al menos para hacer una llamada."

"¿O todavía crees que deberíamos habernos aferrado desesperadamente a ti y mantenernos en contacto? ¿Como antes?"

Seol Jihu agitó la cabeza.

Seol Wooseok tenía razón. No había lugar para excusas. Él es quien pedía perdón, y la elección de aceptar su disculpa dependía de su familia. No importaba cómo lo viera, sus acciones no fueron las de una persona que buscaba el perdón. Como el viejo adagio, el cliente no debe actuar como el dueño. Como su padre había dicho, ¿Qué habría pensado su familia sobre el hecho de que dejara un montón de dinero sin ninguna explicación? Se había dado cuenta de esto demasiado tarde.

Seol Wooseok tomó el silencio como una reflexión sobre sus acciones. Chasqueó su lengua y dejó el vaso de plástico vacío.

"Hagamos esto."

Continuó después de dejar salir un profundo suspiro.

"El dinero que nos diste, lo tomaremos. Todavía tenemos algunas deudas pequeñas. Usaremos ese dinero para saldarlas. Y el dinero restante, lo pondré en la cuenta de ahorros de nuestros padres o de nuestra familia."

"... De acuerdo."

Esto era mejor que nada, pensó Seol Jihu.

"Y."

Seol Wooseok no había terminado de hablar. Seol Jihu podía escucharlo respirar profundamente.

"Si quieres, intentaré organizar una reunión."

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

Seol Wooseok se esforzó por seguir hablando con serenidad.

"No lo malinterprete. Seonhwa y nuestra madre, no lo sé. Pero con nuestro padre y Jinhee, no tengo ninguna confianza. Pero aún así lo mencionaré de alguna manera..."

Parecía abrumado.

Seol Wooseok no pudo continuar y se mordió el labio inferior. Los sonidos de un vaso de plástico siendo ligeramente aplastado y el rechinar de dientes se podían escuchar al mismo tiempo. En la pesada atmósfera que le hacía sentir que sus entrañas se encogían, Seol Jihu no podía abrir la boca.

"La gente a mi alrededor dijo..."

Seol Wooseok continuó.

"Que fui estúpido. Decían, que después de ser engañado docenas de veces, cuántas veces más tendría que ser traicionado para entrar en razón."

'¿Cuántas traiciones más...'

No tenía excusas que ofrecer. Sin nada que decir, Seol Jihu miró fijamente a la mesa.

"Pero la razón por la que me encontré contigo hoy y estoy diciendo todo esto es..."

La voz de Seol Wooseok se hizo gradualmente más pequeña.

"... Porque sé que eras un tipo decente."

Todo se aclaró de repente.

"Y también porque sé que antes de que cayeras en el juego, eras un maravilloso hermano pequeño del que no podría estar más orgulloso."

"Así es. Cuando la tía y el tío murieron en un accidente. Cuando era un mocoso egocéntrico que sólo se preocupaba por mí mismo. Cuando Jinhee era demasiado joven para saber algo. A esa edad tan temprana, saliste a cuidar de Seonhwa y Seunghae, incluso nos convenciste gentilmente de no hacerlos sentir incómodas, y trajiste a nuestros padres muchas alegrías..."

Seol Wooseok dejó de hablar y cerró suavemente los ojos.

Seol Jihu hizo lo mismo.

Así fue. Definitivamente hubo un momento como ese. Un momento en el que todos se habían reunido alrededor del calor de Seol Jihu cuando todos estaban confundidos y heridos por el repentino accidente.

"Bueno, tus travesuras fueron un poco exageradas, pero eras una persona muy buena."

Seol Wooseok dio una sonrisa impotente que contrastaba con su rostro severo.

"Siempre que recuerdo esos tiempos, tengo este impulso de creer en ti por última vez..."

Y de repente bajó la cabeza.

"... Jihu."

"…."

"Mi hermano pequeño".

"... Sí."

Seol Jihu apenas logró obtener una respuesta.

"Si engañas a nuestra familia y nos traicionas una vez más..."

Seol Wooseok pronunció sus palabras una por una.

"Entonces en ese momento, no creo que sea capaz de aguantar tampoco."

Y finalmente reveló sus verdaderos sentimientos.

Fue entonces cuando Seol Jihu se dio cuenta de lo que Seol Wooseok temía. 

La inesperada confesión y el hecho de ver el cuello de su hermano temblar mientras hablaba hizo que el rostro de Seol Jihu se endureciera.

"Hyung. Yo realmente..."

Seol Jihu estaba a punto de decir: 'Realmente no sé cómo decirlo. Lo siento. Buscaré el perdón sin importar lo que cueste...' antes de detenerse repentinamente.

Vio a Seol Wooseok apretando los dientes.

Había venido aquí con la convicción de ser maldecido. Hubiera sido mejor si ese fuera el caso. No podía entender lo que su hermano podía sentir mientras hablaba con él, así que Seol Jihu no sabía qué hacer.

"¿Puedo confiar en ti?"

"No".

Así que cambió sus palabras.

"No esperes nada".

"¿Qué?"

Los ojos de Seol Wooseok se abrieron de par en par.

"Y no necesitas persuadirlos."

"¿Qué quieres decir?"

Seol Jihu abrió tranquilamente la boca para explicar mientras la voz de Seol Wooseok se elevaba.

"Lo que estoy diciendo es que ni siquiera tengo el derecho de que esperen algo de mí en este momento."

Seol Jihu podía definir claramente la relación entre él y su familia ahora.

La de un perpetrador y sus víctimas.

Incluso si el perpetrador se arrepintiera y buscara sinceramente el perdón, no había ninguna ley que obligara a las víctimas a aceptar esa disculpa. Seol Jihu pudo haber dejado de apostar y devolver todo el dinero que pidió prestado, pero las heridas que habían sufrido en el pasado no desaparecieron.

Seol Jihu habló con una expresión nunca antes vista.

"Hay un versículo en la Biblia".

"¿La Biblia?"

"Así que en todo, haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti. Mateo 7:12."

"¿Qué es esto de repente?"

"Sé que ya recibí suficientes cuidados cuando caí en el juego. En realidad, mucho más que suficiente".

Padre, madre, hermano, hermana, Seonhwa, e incluso Seunghae. Los seis se esforzaron al máximo para salvarlo, pero el que rechazó su ayuda fue el propio Seol Jihu.

"Pedirles de repente que me den otra oportunidad o que confíen en mí una vez más, eso es simplemente desvergonzado."

"¿Y qué planeas hacer?"

Seol Wooseok preguntó con un tono más suave.

"Es simple".

Seol Jihu respondió sin dudarlo.

"Ahora es el momento de servirles."

"¿Servir?"

"Sí. Servir".

Si su familia lo deseaba, Seol Jihu buscaría incesantemente el perdón varios cientos de veces, aunque le llevara más de 10 años. A través de cualquier método, hasta que sus corazones se calmaran.

"Así que lo que estás diciendo es..."

Seol Wooseok habló para confirmar.

"Que si no hay nada que esperar en primer lugar, no habrá ninguna decepción."

"Sí".

"Y dejarás la elección de recibir eso a nosotros."

"Así es."

"¿Y si terminamos no aceptándote?"

Seol Wooseok preguntó bruscamente.

"Incluso entonces".

¿Qué hará cuando ni siquiera acepten sus disculpas? Esto también fue simple.

No aparecería frente a ellos nunca más como lo deseaban. Ese sería el máximo servicio que Seol Jihu podría hacer por ellos, además no quería que su familia se dividiera y que su paz fuera destruida. Lo dejaría todo y esperaría la decisión de su familia.

Todo esto fue de acuerdo a la Regla de Oro, así que Seol Jihu respondió con una voz suave e inquebrantable.

"Nunca estaré resentido con mi familia, nunca. Yo fui el que desperdició mi oportunidad. Y es mi culpa que esté recibiendo este trato."

Seol Wooseok miró fijamente a su hermano pequeño que respiró hondo. Escuchar que les serviría le hizo sentir un poco raro.

Sin embargo.

"... ¿Hablas en serio?"

Seol Wooseok no era tan estúpido como para no entender lo que quería decir.

"¿Realmente piensas eso?"

Seol Jihu asintió en silencio con la cabeza.

Seol Wooseok, que había estado mirando fijamente, dejó salir una voz ligeramente ronca.

"Bien, lo entiendo".

Su cara parecía un poco más relajada.

"Si realmente piensan de esa manera, entonces no trataré de persuadirlos."

"¡Gracias!"

"Entonces, ¿Cuándo va a ser tu primer acto de servicio?"

Al sonido de la voz, que tenía un toque de humor.

"Cuando salde mi deuda".

Seol Jihu mostró una leve sonrisa.

"Creo que esa es la cualificación mínima."

Seol Wooseok, que había estado asintiendo con la cabeza, de repente hizo una pequeña sonrisa.

"Servicio, eh".

Dejó escapar una pequeña risa.

Entonces, dejó el vaso de plástico arrugado y extendió su mano.

"Entonces, haz lo mejor que puedas."

Seol Jihu, que tenía la expresión de haber sido sorprendido con la guardia baja, agarró cuidadosamente la mano extendida. No lo sabía, pero las manos de su hermano, que no había sostenido en mucho tiempo, estaban calientes.

Los hermanos se dieron la mano con firmeza durante un rato.


*


Después de separarse, Seol Jihu llamó a Kim Hannah de camino a casa. Quería agradecerle y preguntarle algo mientras lo hacía. Pero sólo podía escuchar un interminable tono de llamada, y no importaba cuánto esperara, la llamada no conectaba.

No pensó que Kim Hannah hubiera planeado lo que pasó hoy. Es muy probable que Yun Seohui se entrometiera por su propia voluntad. Los resultados no fueron tan malos, pero la pregunta de por qué decidió aparecer aún perduraba en su mente.

'No lo sé'.

Probablemente se enteraría más tarde.

Pensando esas palabras, Seol Jihu se despeinó. Acababa de completar una gran tarea, así que no quería pensar demasiado. Todo su cuerpo se sentía agotado y sus piernas temblaban, pero se sentía completamente diferente de antes. ¿Se sentía más ligero?

¡Buzz buzz!

Su teléfono sonó de repente. Se apresuró a encender la pantalla, pensando que se trataba de Kim Hannah, pero era un mensaje de texto de su hermano. El mensaje decía que fuera a casa con cuidado y que trabajara para mantenerse sano.

Seol Jihu abrió y cerró su mano derecha dos veces antes de responder al texto con una sonrisa en su rostro. Luego se detuvo en su camino e inclinó la cabeza hacia arriba. Mirar el cielo rojo y brillante mientras el sol se ocultaba lentamente hizo que su corazón se sintiera relajado.

'Hoy...'

Él no escapó.

Había transmitido su opinión lo mejor que podía. Sólo eso le hizo sentir que el encuentro de hoy no resultó tan malo.

No fue difícil. Entonces, ¿Por qué lo había evitado hasta ahora?

Un momento después.

Seol Jihu dio un paso al frente, sintiendo el suave viento rozar su cuerpo.

Finalmente, se sintió como si regresara a la Tierra.


*


Después de concluir sus problemas con su familia, Seol Jihu pasó sus días productivamente. Si había algo que le preocupaba, era el hecho de que no se pudiera contactar con Kim Hannah. Pero ella misma le había dicho que estaría ocupada y también existía la posibilidad de que ya hubiera entrado en el Paraíso, así que decidió esperar.

Además de eso, tenía muchas cosas en las que pensar con respecto al estado de su cuerpo y tenía que planear de alguna manera la dirección de su futuro crecimiento. Pero esto no significaba que se encerrara en su habitación holgazaneando delante de su portátil.

Si necesitaba un cambio de humor, salía a caminar o compraba artículos para llevar al Paraíso. Un día, pasó todo el tiempo comprando regalos para la gente. Había escuchado que varias personas habían hecho un gran esfuerzo para salvar su vida, y no se sentía bien mostrando su gratitud sólo con palabras.

Y cuando se aburría, jugaba con Phi Sora.

[Disculpe. ¿Es el teléfono de Seol Jihu? Si es así, por favor conteste.]

Hablando de eso, se había olvidado de responder.

Seol Jihu estaba a punto de responder, '¿Quién es?', antes de pensar que era demasiado aburrido y escribió un nuevo texto.

[¿Eres tú, Soojung?]

[¿...?]

[¡Así que es Soojung! Soojung, soy yo, Oppa. ¿Finalmente decidiste contactarme?]

[No soy Soojung. Creo que me he equivocado de número. Lo siento.]

Y Phi Sora dejó de enviarle mensajes desde ese momento. No respondió, no importaba cuántos mensajes le enviara Seol Jihu.

'Me vas a ignorar, eh'.

Los labios de Seol Jihu se enroscaron en una sonrisa.

[¡Acontecimiento! ¡Haz un apodo para las personas con el apellido 'Phi'! ¡La persona que presente el apodo más asombroso recibirá un boleto de vacaciones en un centro turístico Phi! Ejemplo: Phi-zza, Phi-shi, Phi-pa, Phi-lla, Phi Colo...]

[¿¿¿???]

'Te tengo'.

Una respuesta llegó inmediatamente.

[¿Quién eres? ¿Eres esa persona?]

[No. Soy Gordinflón.]

[¿Gordinflón? ¿Qué tontería es ésta? ¿Eres Seol Jihu?]

[No. Soy Gordinflón.]

[Joder, qué pasa con Gordinflón. ¡Querido, eres tú!]

[¡Supongo que estoy atrapado! En realidad, mi nombre es Deer, y mi apellido es Park. Encantado de conocerte, soy Deer Park.]

¡Buzz buzz buzz buzz!

El teléfono se agitó violentamente. Pero como era obvio lo que tendría que escuchar si atendía, presionó con calma el botón de rechazar.

[¿Qué? ¿Te volviste loco? ¿Me estás enviando un mensaje de texto después de tragar soju con una cuchara? ¿O se te quemó el cerebro? ¿Eres un niño de un año? ¿Por qué estás siendo tan infantil...?]

Y como no aceptó la llamada, recibió un largo texto lleno de toda clase de blasfemias.

Los dedos de Seol Jihu comenzaron a escribir sin leer el resto.

[Cielos... Esta joven tiene una boca muy sucia. No seas tan mala. Casi me enfadé.]

[Enfadado o no, haz lo que quieras. ¿Y qué quieres decir con eso? ¡Tú eres el que bromeó con mi nombre!]

[¡Phi-diota!]

¡Buzz buzz buzz buzz!

Su teléfono empezó a sonar violentamente de nuevo. Presionando el botón de rechazar, Seol Jihu se rió para sí mismo mientras escribía otro texto.

[Voy a regresar mañana.]

[¡Mierda! ¡Levanta el condenado teléfono, hijo de perra!]

"¡Pfftt jajajaja!"

Después de reírse como una olla a presión por un rato, Seol Jihu tiró a un lado su teléfono y se metió bajo la manta.

Se quedó dormido bajo la sinfonía de sonidos zumbantes. El hecho de que enojara a Phi Sora lo llenó de tanto regocijo que durmió profundamente sin despertarse ni una sola vez durante la noche.

Entonces la noche pasó y llegó la mañana. Finalmente el día en que podía volver al Paraíso.