Reciente

martes, 5 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 181

Capítulo 181. Terminando Justo Como Empezó


Miraron tranquilamente a Seo Yuhui, que estaba completamente congelada, y a Seol Jihu, que no podía cerrar los ojos.

"¿Dónde está él?"

Entonces, de repente, una voz fría rompió el silencio.

Habiendo logrado destruir todos los Nidos, la Estrella de la Avaricia había llegado usando la teletransportación.

"Debería haber un valiente guerrero por aquí".

Los presentes sólo lo miraron, sin responder a su pregunta.

No era el tipo de persona que no podía entender la atmósfera. Notando el pesado silencio en el área, dio un paso adelante silenciosamente.

A Seol Jihu.

Pero cuando vio el estado en que estaba el joven, frunció el ceño.

"Es... mucho peor de lo que pensaba."

Dejando a un lado todo lo demás, con sólo mirar las grietas de su piel le hizo temblar la columna vertebral. Era como si estuviera mirando una tierra para cultivos que una vez fue fértil y que se había vuelto árida por una larga sequía.

'Espera'.

Después de examinar cuidadosamente la condición de Seol Jihu, sus cejas se movieron.

'¿Son estos rastros de Habilidades del Despertar...?'

Por la poderosa energía que percibía, podía decir que el joven había utilizado una técnica de alta categoría. Arrodillado junto a Seol Jihu, el Ejecutor de Avaritia agarró el brazo del joven.

En el momento en que cuidadosamente vertió un poco de maná...

"¡UK!"

Sus ojos se abrieron de golpe.

"¡Uwaaaaah!"

Luego gritó aterrorizado, echando los brazos hacia atrás, antes de perder el equilibrio y caer sobre su trasero.

"¡Uuuk! Uweeeeek-"

Incluso vomitó. Pronto, agarró su mano temblorosa, y luego miró fijamente a Seol Jihu como si estuviera mirando a un monstruo.

El Ejecutor de la Avaricia es alguien en la cima del camino de los Magos. Naturalmente, es muy sensible cuando se trataba del maná.

Había intentado comprobar la condición interna del joven pero terminó sintiéndose sorprendido por lo que percibió.

Con sólo mezclar un poco de maná en el cuerpo del joven, una energía aterradora se desató, irrumpiendo en su cuerpo y sacudiendo sus entrañas.

"¡Está loco...!"

Su cara se distorsionó mientras jadeaba con fuerza.

"¿Cuántas Habilidades del Despertar ha utilizado...?"

De repente se detuvo en medio de su frase y miró su mano temblorosa con una mirada de incredulidad. Centró su atención en la energía que se arremolinaba temerariamente como un caballo salvaje desenfrenado.

Entonces, finalmente suspiró.

"¡Incluso invirtió el flujo de su energía...!"

Sabía que ahora no era el momento ni el lugar para decir esto, pero realmente quería gritar.

Que este joven era un genio o un completo tonto.

Era como si pidiera prestado dinero sin intención de devolverlo nunca. Había pedido dinero prestado de todas partes, lo derrochó a gusto y murió cuando llegó el momento de devolverlo.

Y esta analogía del Ejecutor de la Avaricia estaba acertada.

Primero, cuando usó sus Puntos de Habilidad para elevar su estadística de Maná, el equilibrio de la mente, el cuerpo y la técnica por el que había trabajado tan duro para estabilizarse se rompió una vez más.

Además, el desequilibrio era varias veces peor de lo que había sido en el pasado.

Después de todo, el Intermedio (Alto) y el Alto (Alto) ni siquiera podían ser colocados en la misma escala.

Además, había elevado enérgicamente el ámbito de su comprensión a través de Visión Futura y utilizó la Habilidad del Despertar de Ranker Único, Berserk.

Hasta este punto, sin embargo, todavía había una 'ligera' posibilidad de que las cosas no se salieran de control. Sólo tenía un pie más allá de la línea de no retorno.

La razón por la que terminó en su estado actual fue porque invirtió el flujo de Pendiente Festina, Trueno Flash y Paso Flash.

Por supuesto, había logrado llevar a Diligencia Eterna a un estado de aturdimiento, pero la técnica de flujo inverso puso tanta carga en su cuerpo que tuvo un costo inmenso.

Debido a que Seol Jihu había invertido el flujo de tres energías simultáneamente, no había manera de que su cuerpo inestable pudiera soportar este desafío.

Eso no era todo. Cuando peleó con el Comandante de Ejército, utilizó la energía ilimitada almacenada en su interior de los preciosos alimentos y medicinas. Y finalmente, usó una técnica que elevó su Nivel con fuerza con su vida como garantía.

Con todo, cruzó la línea de no retorno con la técnica de flujo inverso, y después de eso, corrió directamente hacia una muerte segura.

La Estrella de la Avaricia apenas logró calmar la energía furiosa. Abrió y cerró repetidamente su mano entumecida.

Tenía pequeñas dudas cuando vio a Seol Jihu presionando a los dos Comandantes de Ejército, pero inmediatamente terminó aceptando la situación.

Por otro lado, entendió por qué todo el mundo estaba mirando y por qué Seo Yuhui dejó de sanarlo.

Porque Seol Jihu en su estado actual no podía ser curado aunque hubiera diez Seo Yuhui. De hecho, era probable que quien lo estuviera tratando se expusiera a un gran riesgo.

'Difícil'.

Curar al joven parecía imposible sin importar cómo lo mirara, así que su expresión se hundió. Miró fijamente a Seol Jihu con una mirada de arrepentimiento.

La feroz guerra finalmente había llegado a su fin.

Hubo rumores de que esta guerra sería el fin de la humanidad, pero el resultado no podría ser más diferente de las expectativas de todos.

El ejército Parásito, incluyendo una Hydra y diez Medusas, había sido aniquilado. Además, diez Nidos, incluyendo un Nido de rango alto y nueve Nidos de rango medio, fueron destruidos.

Aunque Castidad Vulgar salió ilesa, perdió la mayor parte de su ejército.

Lo mismo ocurrió con Humildad Desagradable. Había sido obligado a usar Manifestación Divina, y su ejército se enfrentó a la casi aniquilación.

Todos los Nosferatus habían sido asesinados, y sobre todo, Diligencia Eterna había perecido.

El Primer Comandante del Ejército de los Parásitos, cuyo nombre era sinónimo de terror tanto para los Paradisíacos como para los Terrícolas, ya había desaparecido. Fue una hazaña sin precedentes, un logro que impactaría no sólo a la humanidad sino también a la Federación.

A pesar de que la sangre de innumerables personas se reunió para formar un río de sangre, a pesar de que se trataba de una gloria que dejaba cicatrices, los humanos habían triunfado.

Esto fue realmente un logro increíble que era difícil de describir con sólo palabras.

Y eso fue lo que lo hizo tan lamentable.

Los humanos estaban al borde de una masacre unilateral, pero la marea de la guerra cambió debido a un solo hombre. Como el Ejecutor de la Avaricia presenció personalmente las hazañas de este hombre, no pudo evitar arrepentirse.

Si este joven no se hubiera encendido a sí mismo en esta guerra, si hubiera dejado aunque sea un poco de espacio para sobrevivir, si hubiera encontrado de alguna manera una forma de vivir... ¿Cuántas contribuciones habría hecho para el Paraíso?

"Tan lamentable..."

El Ejecutor de la Avaricia soltó un profundo suspiro e inclinó la cabeza melancólicamente.

"Justo cuando pensaba que la primavera finalmente llegaba al Paraíso".

Mirando al cielo, murmuró en voz baja.

Una de sus Servidores, que sabía que le gustaban las metáforas, lo entendió inmediatamente y se encogió de hombros.

"Así es".

Murmuró suavemente.

"Fue sólo una corta primavera, terminando justo como empezó."

No podría haber una expresión más apropiada.

Fue entonces. Seo Yuhui, que estaba sentada como una estatua de piedra, se movió como si estuviera encantada.

Levantando su mano, sacó una gran mesa y la dejó en el suelo. Esta mesa de mármol blanco grabada con vistosos diseños era un altar.

Al ver esto, una mirada de sorpresa apareció en la cara de la Sagrada Emperatriz, que sostenía a Seol Jihu en su abrazo. Rápidamente se levantó y habló.

"No lo hagas".

Seo Yuhui no respondió. Continuó con su trabajo como si no hubiera escuchado nada.

"Señorita Seo Yuhui, creo que es mejor..."

Justo cuando la Sagrada Emperatriz estaba a punto de detenerla, Seo Yuhui la empujó con fuerza.

Empujada hacia atrás, los ojos de la Sagrada Emperatriz se abrieron de par en par. Esto normalmente no habría sido posible, pero ella también estaba agotada por la larga y prolongada lucha.

"¿Señorita Seo Yuhui?"

"No me detengas."

Cuando Seo Yuhui se lo dijo, la Sagrada Emperatriz puso una cara de estupor.

"¿Qué dijiste?"

"Él ya no es tu problema."

Cuando Seo Yuhui murmuró fríamente, los ojos de la Sagrada Emperatriz se entrecerraron de forma flagrante.

Pero como si eso no fuera de su incumbencia, Seo Yuhui comenzó a sacar artículos de su espacio extradimensional y comenzó a colocarlos en el altar.

El Mago, que observaba en silencio el desarrollo de esto, abrió los ojos.

Cada una de las ofrendas cuidadosamente colocadas en el altar era un artículo increíblemente valioso e invaluable.

Sólo entonces el Ejecutor de la Avaricia pudo adivinar las intenciones de Seo Yuhui.

"Entiendo lo que intentas hacer, pero estoy de acuerdo con la Sagrada Emperatriz."

"…."

"Curarlo sólo alargará el tiempo de su sufrimiento. Ponlo a descansar, o si realmente quieres revivirlo, mátalo primero y usa tu Deseo Divino..."

No se atrevió a terminar de decir, 'Eso es, si tiene otra oportunidad de revivir'. Esto fue porque Seo Yuhui se dio vuelta y lo miró fijamente.

"¿Todavía tienes un Deseo Divino?"

"... No bromees. Incluso para un Ejecutor, los Deseos Divinos son... De todos modos, ¿No tienes uno también?"

"No lo tengo."

"¿No?"

Seo Yuhui se dio la vuelta como si estuviera demasiado cansada para responder.

La Estrella de la Avaricia cerró la boca al observar lo diferente que actuaba Seo Yuhui.

Seo Yuhui miró con lástima al joven que no se movía ni un centímetro. La forma en que estaba apoyado en el acantilado le recordaba una escena del pasado.

'Otra vez...'

Al morderse los labios lo suficientemente fuerte como para mancharlos de sangre, movió sus manos aún más rápido.

En el momento en que sacó el altar y las ofrendas, quedó claro lo que intentaba hacer.

Desde el Nivel 1 hasta el Nivel 4, Luxuria otorgó a un Sacerdote que no aceptó el poder de otro dios y sólo recorrió el camino de la sanación, una autoridad especial.

Aunque el efecto diferiría según el valor de las ofrendas, esa autoridad especial era la capacidad de usar un hechizo sagrado de un nivel superior al actual.

Una vez que terminó sus preparativos, Seo Yuhui se arrodilló frente al altar. Luego se inclinó, doblando la parte superior de su cuerpo hasta que tocó el suelo.

Y así, la Estrella de la Lujuria y la Sacerdote Ranker Único de Nivel 8, la Santa de Atera...

"O Luxuria".

... Comenzó una ceremonia.


**


Apartamento Dongheung 22-dong.

En la habitación 802, el llanto de un bebé sonó sin cesar desde la tarde hasta la noche.

[¡Mamá! ¡Mamá!]

¿Una niña de seis años? Una niña, cuya garganta estaba hinchada, estaba llorando a mares.

[Seunghae, toma tu medicina. Eres una buena niña, ¿Verdad?]

Otra niña con uniforme escolar consolaba a la niña que lloraba incesantemente. Ella parecía un poco agotada, y estaba claro que aún seguía siendo una niña.

[¡No! ¡No! ¡Quiero ver a mami! ¡Quiero ver a mami! ¡Uwaaaah!]

[Mami vendrá a verte cuando te mejores. Te recuperarás más rápido si tomas esta medicina.]

[¡Mentirosa! ¡Dijiste eso la última vez pero ella nunca vino!]

[No, no estoy mintiendo esta vez.]

[¡Mentirosa! ¡Unni es una mentirosa!]

[Seunghae.]

La niña mayor extendió la mano para consolar a la pequeña, pero ella gritó furiosamente y agitó sus brazos.

La niña mayor frunció el ceño y se inclinó hacia atrás.

[¡Ay!]

Como la niña se agitaba imprudentemente, su mano terminó golpeando la nariz de la niña mayor.

[Ah....]

Cuando la niña mayor se agarró la nariz y bajó la cabeza. La pequeña vio esto como una oportunidad, entonces empezó a golpear y tirar del cabello de la niña mayor.

[¡Se-Seunghae!]

Después de apartar a la niña de ella, la mayor suspiró exhausta.

¿Por cuánto tiempo habían estado luchando? La niña mayor parpadeó, con sombras gruesas que adornaban sus ojos inferiores.

[Medicina, toma tu medicina... Por favor... Es difícil para Unni también...]

Levantando una cuchara que contenía un líquido parecido al jarabe, repitió las mismas palabras que había estado diciendo durante años.

Pero quizás sin darse cuenta de los sentimientos de su hermana mayor, la niña agitó sus brazos de nuevo y le apartó la mano a su hermana.

La cuchara voló por el aire, dejando caer el jarabe por todas partes.

[... Yoo Seunghae.]

La voz de la niña mayor se agudizó.

[¿No quieres que el dolor desaparezca?]

[¡Uwaaah! ¡Uwaaaang!]

[Toma tu medicina. Ahora.]

[Maammiiiii, Maaammiiiii!]

La chica mayor cerró los ojos. Respirando profundamente para calmarse, recogió la cuchara, extrajo otra cucharada de jarabe y la empujó hacia la boca de su hermana.

Sin poder igualar la fuerza de su hermana mayor, la pequeña mantuvo la cuchara en su boca a regañadientes. Pero pronto, abrió su pequeña boca y ¡Ptui! escupió el contenido. El jarabe salpicó toda la cara de la hermana mayor.

[¡Te odio, Unni! ¡Vete a la mierda!]

En ese instante, la paciencia de la chica mayor se agotó.

[¡Yoo Seunghae! ¿De verdad estás haciendo esto?]

Cuando levantó la voz, la niña asustada tuvo hipo. Pronto, inclinó su cabeza hacia atrás y lloró aún más fuerte que antes.

[¡Uwaaaaaaang!]

Las lágrimas se acumularon alrededor de los ojos de la niña mayor mientras observaba a su hermana menor llorando.

[¿¡Qué quieres que haga!?]

Al final, ella estalló, incapaz de contenerse.

[¿Crees que no quiero verlos? ¡También quiero ver a mamá y papá!]

Gritó con frustración, sin preocuparse de limpiarse el jarabe de su cara.

Aunque era la hermana mayor, acababa de entrar en la escuela secundaria. Con sólo 14 años de edad, todavía era demasiado joven para soportar el peso de perder a sus dos padres.

¿Cuánto tiempo pasó? Mientras la niña más joven lloraba hasta dormirse y la mayor se sentaba en la sala aturdida...

Sonaron los pitidos de la cerradura con contraseña y la puerta principal se abrió con cuidado. Un joven entró, vistiendo el mismo uniforme que la chica. En su mano había una bolsa de plástico blanca.

El niño miró a la niña que se había dormido con lágrimas en la cara. Luego se giró hacia la niña que lo miraba fijamente y sonrió con fuerza.

[¿Puedo entrar?]

Lo dijo después de estar adentro. La niña habría sonreído en cualquier otro momento, pero estaba demasiado deprimida en ese momento.

[¿Por qué estás aquí?]

Ella habló de forma amargada sin darse cuenta.

[Sal.]

¿Qué le molestaba tanto? Su voz estaba llena de rencor, algo impropio de su edad.

[Aigoo... ¿Qué pasa esta vez, Señorita Yoo? ¿Hm?]

Nadie habría culpado al chico por estar ofendido, pero sabiendo que el resentimiento de la chica no estaba dirigido a él, se quitó los zapatos y respondió bromeando.

Se adentro, puso la bolsa de plástico en la mesa de la cocina, y sacó un paquete de bananas.

La luz parpadeó en los ojos de la chica. Cuando ella fue al supermercado ayer, había dudado varias veces en comprarlo.

Su hermana menor tuvo problemas para tragar la comida debido a su garganta hinchada, y las bananas son fáciles de tragar, además de su fruta favorita. Pero como el precio de las bananas se había disparado debido a una plaga reciente, la chica tuvo que tragarse las lágrimas y rendirse.

[¿Cómo está Seunghae?]

El chico preguntó mientras le quitaba la cáscara a una banana.

[Se acaba de quedar dormida, después de muchos problemas tratando de que se tome su medicina...]

La chica murmuró suavemente, su voz un poco más suave que antes.

Quería tirar todo a un lado y quedarse encerrada en la habitación sola, pero se sintió mal echando al chico cuando trajo bananas para dárselas a su hermana menor.

Pero si había algo que la niña no esperaba, era que el chico le trajera la banana a ella, y no la niña.

[Toma.]

Cuando la banana tocó sus labios, la niña que se quejaba de su agotamiento abrió los ojos.

[Come.]

[¿H-Huh? Pensé que era para Seunghae...]

[Seunghae está dormida. Puede comer las bananas restantes cuando se despierte. Come una por ahora.]

La chica parpadeó.

[Vamos. Sé que también te gustan las bananas.]

Entonces, como la chica hizo con su hermana menor, el chico le metió cuidadosamente la banana en su boca.

Cuando mordió por reflejo, sus dientes se hundieron en la fruta blanda, y su sabor llenó su boca por completo.

Ahora que lo pienso, aún no he cenado.

La chica murmuró para sí misma y mordió la banana sin parar.

Luego, cuando tragó la fruta y miró hacia arriba, vio al chico que la miraba con una sonrisa radiante.

Sus ojos se encontraron.

[Es buena, ¿Verdad?]

La chica asintió con la cabeza sin darse cuenta, y luego su cara se desvaneció de repente. Sus ojos se volvieron llorosos en un instante y, al final, estallaron en lágrimas.

[Yo... soy... realmente... una horrible hermana mayor...]

El chico se asustó.

[¿Hah? ¿Qué quieres decir? Sería difícil encontrar una chica tan agradable como tú.]

[Seunghae estaba llorando, diciendo que quería ver a mamá. Pero no podía contener mi ira y grite... hic... huaaang...]

Agarró la camisa del niño y lloró en silencio. El niño sólo podía rascarse la cara, sin saber qué hacer.

Chasqueando sus labios, se puso a su lado y le dio una suave palmada en la espalda a la chica que lloraba de pena.

[Está bien. Tú también eres humana. Está bien enojarse un poco cuando estás cansada. Además, Seunghae es una niña. Todos saben lo difícil que es cuidar a los niños.]

[Pero... mi hermana pequeña está enferma... ni siquiera puedo entender eso...]

[Hey, Yoo Seonhwa. No hiciste nada malo. En todo caso, yo soy el que tiene la culpa.]

[... ¿Cómo es culpa tuya?]

[Lo siento. He estado muy ocupado con la compañía últimamente. Volveré a casa más temprano a partir de ahora y trataré de cuidar más a nuestra hija.]

[¿Qué?]

Al escuchar al chico hablar como si fuera su esposo, la chica se echó a reír en medio de su llanto.

El chico también sonrió.

[De todos modos, deja de culparte y termina esto. Toma.]

El chico le dio la banana a medio comer. La chica resopló con la cara sonrojada y cuidadosamente dio otro mordisco.

Aunque su garganta se sentía un poco seca, se sintió mucho mejor una vez que puso algo en su estómago.

[Es buena...]

[¿Verdad? ¿Quieres otra?]

[Mmmm, no, tenemos que dejar para Seunghae...]

[Sólo olvídate de ella.]

[Ah, oye, no seas malo con Seunghae.]

[Verte llorar por ella me hizo daño.]

Al escuchar esto, la chica rápidamente se limpió las lágrimas y sonrió.

[La banana... ¿Tus padres la compraron para nosotras?]

[No.]

El chico sacudió la cabeza.

[La compré con mi propio dinero.]

[¿Qué? ¿Cómo tienes dinero?]

Cuando la chica preguntó sorprendida.

[Con mi mesada ahorrada, por supuesto.]

El chico hizo una señal de paz con sus dedos.

[Hace tiempo que quiero decir esto. Todo esto es culpa tuya.]

[¿Mia?]

[Porque te sientes tan incómoda al recibir algo de mis padres que son muy atentos al hacer algo por ti.]

[Pero, me siento mal siempre recibiendo cosas de ellos.]

[Seguro que te sientes mal por muchas cosas. Es sólo una banana. De todas formas, la compré con mi propio dinero, así que está bien, ¿Verdad?]

Al escuchar al chico sonriente hablar con tanta ligereza, la chica se quedó sin palabras por un momento. Después de mover la boca un par de veces sin decir nada, murmuró en voz baja.

[... Estúpido...]

[¿Cómo me has llamado?]

[Idiota.]

Ambos se miraron y se rieron. Por si acaso la niña se despertaba, los dos bromeaban en silencio, y el ambiente agudo, se calmó antes de que se dieran cuenta.

La languidez entonces se deslizó, y la chica cerró los ojos. De repente, sintiéndose relajada, inclinó su cabeza a un lado y suspiró.

[Finalmente puedo descansar....]

Y no mucho tiempo después, la respiración suave fluyó.

El chico miró fijamente a la chica que se había quedado dormida en su brazo. Mirándola durante mucho tiempo, una sonrisa floreció sin querer en su cara.

Aunque estaba un poco incómodo, se apoyó cuidadosamente contra la pared para que la chica no se despertara.

Luego, murmuró en su interior.

Cierto, hubo un momento como este...

Y justo cuando pensaba que...

Él abrió los ojos.