Reciente

martes, 5 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 172

Capítulo 172. Desanimado


"Bueno, supongo que no es extraño que se haya elegido una nueva Estrella de la Pereza. Después de todo, ha pasado un tiempo desde que eso sucedió".

La Humildad Desagradable respondió a su propia pregunta.

"Lo había estado ocultando bastante bien hasta ahora".

Cinzia reveló sus dientes y sonrió. Ella era la Ejecutora de la Pereza.

"Qué lástima que tuve que revelarlo por culpa de cierta persona".

El Rey de los Caballeros de la Muerte, Humildad Desagradable, inclinó la cabeza hacia atrás y se rió.

"Mis disculpas entonces. Pero, ¿Viniste aquí sola?"

Hablaba íntimamente a pesar de que estaba hablando con un enemigo.

"Sólo hay una Ejecutora aquí. Pero con está conmigo, como Servidora..."

Humildad Desagradable giró la cabeza de un lado a otro antes de subir y fijar la mirada en un punto del aire. De repente, Agnes emergió de la nada y abrió las palmas de sus manos.

Las telarañas salieron disparadas de sus manos como rayos de luz y se abalanzaron sobre el enemigo. Sin embargo, Humildad Desagradable no se dejó contener tan fácilmente como la Medusa.

"Hmph".

Con sólo retorcer su cuerpo con fuerza, los hilos se rompieron.

Cinzia chasqueó su lengua, y Agnes aterrizó junto a ella sin expresión.

"Tarántula Cazadora del Mal. Tienes talento, pero qué pena. Si quieres ganar un poco de tiempo contra mí, necesitarás al menos otros tres como tú".

Humildad Desagradable parecía preocuparse por ellas, pero estaba claro que lo que realmente quería decir era 'ustedes dos no son suficientes para detenerme'.

Las esquinas de la boca de Cinzia se torcieron.

"Realmente parloteas con una humildad desagradable ".

Humildad Desagradable rechinó sus dientes como para reírse antes de balancear repentinamente su espada larga en trayectoria de un arco.

¡Clack, clack! Los caballeros de la muerte vestidos con armaduras negras se adelantaron, manteniendo sus espadas en posición vertical.

"Me disculpo por la tardía presentación. Me encantaría entretenerlas un poco más, pero este señor está muy ocupado."

"Bueno, eso no es una sorpresa. Estoy segura de que estás muy preocupado por la Fortaleza Tigol."

Cinzia se burló cuando se quitó la capa carmesí. Aunque respondió presuntuosamente, sintió que el sudor frío salía de su espalda. Esto se debió a que sabía de la horrible muerte que sufrió el anterior Ejecutor de la Pereza cuando con dos Ejecutores y sus Servidores, lucharon contra la Humildad Desagradable. Además, ella también podía sentir que la fuerza que emanaba superaba a la suya.

Valquirias aferradas a brillantes lanzas volaron y bloquearon el avance de los Caballeros de la Muerte.

Pronto, la luz y la oscuridad se enfrentaron violentamente. Seol Jihu, que veía cómo se enredaban dos auras opuestas, salió de su aturdimiento.

Cinzia y Agnes habían detenido al caballero esqueleto, pero aún quedaban dos de los Siete Ejércitos.

Castidad Vulgar voló hacia la retaguardia del ejército para prepararse contra cualquier amenaza potencial a los Nidos. Pero fue un error pensar que no podría participar en el asalto sólo porque se había retirado a la retaguardia.

Castidad Vulgar respiró profundamente antes de mover la palma de su mano a sus labios color cereza. Como para enviar un beso, abrió sus labios arrugados y dejó salir un aliento.

Parecía como si un corazón saliera volando de su boca, pero lo que realmente salió fue una niebla de veneno violeta.

El gas se expandió en un instante, acercándose vorazmente a la fortaleza como una enorme nube que obstaculizaba la visión de todos.

Por supuesto, el lado humano no se quedó quieto. Mientras los Sacerdotes se apresuraban a poner barreras alrededor de la fortaleza, el pequeño número de magos, incluyendo a Ian, disparaban magia de viento hacia la niebla.

Afortunadamente, el feroz vendaval creado por su magia alejó la niebla y aparentemente la dispersó a los lados.

Como resultado, Seol Jihu apenas pudo ver el campo de batalla. Pero al instante siguiente, frunció el ceño.

El aire que la niebla violeta tocaba se había teñido de rojo. Casi como agua en evaporación, una neblina roja brillaba y se precipitaba rápidamente hacia adelante.

'¿Niebla?'

Bajó su mirada inconscientemente. No podía ver el ejército central.

'¿Podría ser?'

Seol Jihu giró rápidamente la cabeza, y lo que le llamó la atención...

"¡Kyaha!"

"¡Kyaaaa!"

... Fue un grupo de vampiros liderados por Diligencia Eterna, desgarrando violentamente las capas de barreras como si fueran pedazos de papel y descendiendo sobre el muro de la fortaleza como el granizo.

Eran la fuerza más fuerte de los Parásitos, los Nosferatu.

Aunque cientos de ellos aterrizaron en el muro, ni siquiera un pequeño paso sonó. Sólo se escuchaba el sonido de sus capas rozando el suelo.

Aterrizando suavemente, el escuadrón de Nosferatus se abalanzó inmediatamente en todas las direcciones.

Una feroz batalla estalló en un parpadeo, tanto en el suelo como en el muro de la fortaleza.

Un Nosferatu también se precipitó frente a Seol Jihu, y Seol Jihu reaccionó rápidamente extendiendo su Lanza de Hielo.

El Nosferatu detuvo fácilmente el ataque con su garra antes de golpear con la otra.

Cuando la garra afilada se acercó a su cara, el asustado Seol Jihu se agachó rápidamente con un jadeo.

Y en el momento siguiente, casi como si hubiera estado esperando esta serie de eventos, el Nosferatu levantó su pierna mientras golpeaba con su garra.

Sus movimientos rápidos como el rayo, pero lo que resultaba realmente impactante fue el inevitable y elaborado ataque llevado a cabo usando sus espectaculares habilidades físicas.

Pero Seol Jihu levantó la cabeza, evitando la patada, y retorciendo su cuerpo en un instante para apenas esquivar la garra.

Su Intuición se había activado, haciendo que su cuerpo se moviera por su cuenta.

Cuando giró una vez y se recuperó rápidamente su postura, el Nosferatu abrió ligeramente la boca. Lentamente retiró su brazo y pierna, claramente sorprendido de que el joven fuera capaz de esquivar sus ataques.

Entonces, sonrió.

Seol Jihu tragó con fuerza. Las palabras de Teresa pasaron de repente por su cabeza.


|Claro, una Medusa es una evolución definitiva entre los Parásitos de nivel medio, pero aún así, si fuera honesta, son más como los líderes de los matones locales.|

|Sólo cuando aparecen cosas como el Nosferatus puedes decir, 'Oh, los Parásitos van en serio esta vez.|


Uno. Con un solo intercambio, Seol Jihu se dio cuenta de que Teresa no exageraba en lo más mínimo. No, no importaba exagerar, incluso podría haber estado subestimando su poder.

'Es diferente'.

El Nosferatu es demasiado diferente de un Parásito normal. No había necesidad de comparar los detalles. Este vampiro frente a Seol Jihu estaba en su propia liga, tanto que pensó erróneamente que se enfrentaba a una enfurecida Agnes.

El problema era que había cientos de estos monstruos en el campo de batalla.

Los Nosferatu se precipitaron una vez más.

"Ah".

Fue entonces cuando Seol Jihu se dio cuenta de que estaba retrocediendo poco a poco.

¡Pang! Se forzó a sí mismo a detenerse y activó el Pendiente Festina, pero como esperaba, se colocó en una posición desventajosa en pocos movimientos.

Mientras el Nosferatu estaba relajado, aparentemente comprobando lo que Seol Jihu podía hacer, Seol Jihu estaba siendo empujado hacia atrás incluso mientras blandeaba su lanza con todas sus fuerzas.

En un solo momento, el Nosferatu agarró la lanza de Seol Jihu y lo empujó con fuerza. Antes de que pudiera soltar su arma Seol Jihu, un feroz vendaval sopló contra la parte superior de su cuerpo.

Seol Jihu levantó su brazo izquierdo hacia su cara por reflejo y activó la Bendición del Círculo, pero el ataque del Nosferatu destrozó el escudo tricircular, como si hubiera partido por la mitad el juguete de un niño.

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe.

La muerte se le había acercado con demasiada facilidad.

"¡Kyaaaa!"

Un grito agudo sonó. No era de Seol Jihu, sino del Nosferatu.

El vampiro estaba sangrando por sus ojos arrancados y retorciéndose de dolor.

Después de apenas fijar su postura, Seol Jihu vio el humo negro en los ojos del Nosferatu.

Había sido Flone. Fue un golpe de fortuna y una oportunidad de oro.

En lugar de expresar su gratitud, Seol Jihu siguió sus instintos de supervivencia y empujó rápidamente su lanza.

Una lanza que brillaba con un aura dorada atravesó el pecho del enemigo.

¡Pzzzt! Cuando la electricidad crepitó, el Nosferatu se detuvo. Entonces, su cuerpo se estremeció antes de que sus ojos se regeneraran y miraran con asombro a Seol Jihu.

'¿No está muerto?'

Los Parásitos ordinarios se derrumbarían con un solo impulso. Pero, el Nosferatu ya no tenía la misma tranquilidad que antes, se precipitó hacia adelante mientras emanaba una feroz hostilidad.

No, eso es lo que intentó hacer.

[¡Rápido!]

Flone se enroscó alrededor del cuerpo del Nosferatu con un espíritu de vida o muerte.

[¡Rápiiidooo!]

Al escuchar a Flone gemir intensamente y ver que la sacudían como una hoja que cuelga de la rama de un árbol, Seol Jihu rápidamente movió su lanza y comenzó a apuñalar indiscriminadamente.

Apuñaló la cara, el cuello, el corazón, el estómago e incluso la ingle del vampiro, pero el Nosferatu sólo gritó desesperadamente, no disminuyó la velocidad con que intentaba sacudir a Flone.

De hecho, Seol Jihu incluso intentó abrirle la cabeza, como hizo con las Medusas, pero tentáculos salieron del corte transversal de la cabeza, rompiendo el hielo causado por el efecto congelante de la Lanza de Hielo y uniéndose para reparar la cabeza.

La palabra 'monstruo' no bastaba para describir esta cosa.

Fue entonces. Cuando la lanza de Seol Jihu se clavó por casualidad en el plexo solar de Nosferatu, su feroz resistencia se detuvo.

De repente se estremeció como si se hubiera electrocutado.

Esta vez, Seol Jihu sintió una sensación única en sus manos. Mientras vertía su maná en la punta de la lanza para asegurarse...

"¡Krrr!"

¡Boom! El Nosferatu emitió un ruido seco antes de convertirse en humo con un sonido explosivo.

'¿Lo hice?'

[¡No creas que puedes escapar!]

Tan pronto como Seol Jihu se preguntó si había matado al vampiro, Flone persiguió un humo rojo que se alejaba y lo arañó con fuerza.

Al darse cuenta de que el Nosferatu seguía vivo, Seol Jihu persiguió el humo y extendió su lanza.

Inesperadamente, sintió que había apuñalado una carne pegajosa desconocida.

[¡KIYAAAAAAAA!]

Junto con un grito que perforaba el oído, el Nosferatu salió del humo, como cuando descendió sobre la pared de la fortaleza. Luego, su cuerpo se carbonizó antes de caer de rodillas.

Sus brazos temblaron sólo por un momento. Pronto, su cuello rígido cayó.

"Huuuak".

Fue hasta que un viento dispersó las cenizas que Seol Jihu dio un suspiro de alivio.

Finalmente había logrado derrotar a un Nosferatu.

Fue más fácil de lo que Seol Jihu creía.

Por supuesto, no creía que había ganado por su habilidad. Sabía que estaba en desventaja durante la mayor parte de la batalla, y casi había muerto también.

La Esencia de Soma y Flone. Si le faltaba una de estas, sin duda sería un cadáver frío.

"¡Kuaaaak!"

En el momento en que pensó en sus camaradas, un grito familiar llegó a sus oídos. Cuando Seol Jihu giró su mirada apresuradamente, vio un Nosferatu montado sobre el Hugo que estaba en el suelo mientras le mostraba los dientes al cuello.

"¡HUGO!"

Cuando Seol Jihu se dio la vuelta, Flone salió volando rápidamente y se abalanzó sobre el vampiro. Golpeado por una fuerza inesperada, el Nosferatu se enredó con el humo. Y después de llegar al sitio un momento después, Seol Jihu apuñaló su lanza en la espalda del enemigo.

La información sobre el punto débil del Nosferatu era algo que acababa de obtener con su vida en peligro.

El Nosferatu resistió ferozmente, pero a diferencia del anterior, éste perdió rápidamente su fuerza.

Seol Jihu movió su lanza a la izquierda y a la derecha mientras derramaba su maná. Sólo cuando confirmó la muerte del monstruo retiró su Lanza de Hielo.

'¿Ya?'

Sólo había matado a dos Nosferatus, pero había consumido más de un cuarto de su energía interna.

Era una sensación desconocida para Seol Jihu, que normalmente rebosaba de maná, pero ahora no tenía tiempo de quejarse.

Hugo se veía bien a simple vista, pero algo debe haberle pasado, ya que convulsionaba incesantemente con ojos horrorizados.

María corrió rápidamente y escupió algunas maldiciones antes de arrodillarse junto a Hugo.

Decidiendo confiar en María, Seol Jihu dirigió su mirada al campo de batalla. Inmediatamente, frunció el ceño.

Oh Rahee, Phi Sora y Chohong estaban cada una luchando contra un Nosferatu. Todos ellas eran respetables Altos Rankers pero estaban siendo rechazados notablemente.

Sus peleas no podían ser descritas como una simple lucha. Dado que el cabello de Chohong estaba plateado, debió usar la Manifestación, pero ya tenía dificultades en ese momento.

Oh Rahee y Phi Sora también tenían problemas, pero Seol Jihu no sabía a quién ayudar primero.

Se tragó la saliva que se acumulaba en su boca mientras su rostro se oscurecía rápidamente.

Tenía varios buffs que le ayudaban, pero como otros poderosos combatientes tenían tantas dificultades, ni siquiera necesitaba mirar el resto del campo de batalla.

Pero si hubo un golpe de fortuna en medio de todo esto, era la existencia de Flone y el hecho de que el número de Nosferatus no alcanzara los mil.

Flone estaba ayudando a los camaradas de Seol Jihu incluso sin que él tuviera que decírselo.

... Cierto, no esperaba ganar.

Pero ahora que conocía el punto débil del enemigo, si pudiera luchar con Flone para ocuparse de un Nosferatu tras otro, entonces...

"¡El plexo solar! ¡Su punto débil es su plexo solar!"

Gritó fuerte para que todos pudieran escuchar. Y justo cuando estaba a punto de correr hacia Chohong...

"Correcto".

Su respiración se detuvo de repente.

Y después de su respiración, su cuerpo se puso rígido. Con sólo escuchar esta voz, sus vellos se pusieron de punta y casi salieron de su piel. Un repentino mareo se deslizó sobre él.

"El pequeño trozo de divinidad que no pude digerir, un remanente, si se quiere. De todos modos, resulta que poner este remanente en el plexo solar tiene el mayor efecto. Gracias a ello, mis subordinados también pudieron fortalecerse".

Seol Jihu seguía congelado en una postura de carrera. Una voz dentro de él parecía gritar, "No mires. No debes mirar".

En el momento en que lo hiciera, sentía que se desanimaría y aceptaría su destino. Su mente racional lo persuadió varias veces, pero sus instintos le hicieron chirriar fríamente su  cabeza a un lado.

Y cuando vio a Diligencia Eterna de pie en la fortaleza, una clara desesperación descendió sobre su cara.

Intentaba revivir las extinguidas brasas de la esperanza en su corazón, pero el jefe final había aparecido como si eso fuera inaceptable.

Había una razón por la que Diligencia Eterna apareció frente a Seol Jihu. Estrictamente hablando, no estaba aquí para participar en una guerra.

Estaba aquí para ejecutar la orden de la reverenciada Reina Parásito, y la guerra era sólo un medio para lograr este objetivo.

Ya que tenía que priorizar su misión, se había parado en la fortaleza y observado el campo de batalla, en lugar de elegir participar en la batalla. Y pronto, fue capaz de descubrir una anormalidad.

Menos de treinta minutos habían pasado desde el comienzo de la guerra, pero uno de sus subordinados había muerto.

No es como si estuvieran luchando contra la Federación. Así que resultaba extremadamente raro que perdiera a un subordinado suyo, que poseía el poder de cien guerreros y era casi inmortal.

Y después de observar a Seol Jihu matar a uno más de sus subordinados, fue capaz de entender lo que pasó.

"Un poder anti-maldad atribuido por el relámpago. Tienes un poder aterrador."

Diligencia Eterna pisó ligeramente el muro de la fortaleza.

"¿Dónde lo encontraste? No debería ser algo que se pueda obtener fácilmente."

Preguntó en voz baja, pero no obtuvo respuesta.

"... Bueno, supongo que no importa. En lugar de eso..."

Diligencia Eterna se encogió de hombros antes de continuar.

"Humano, te haré una oferta especial. Puedes pensar en esto como una oportunidad que sólo tú puedes obtener".

Las cejas de Seol Jihu se levantaron. Viendo esta reacción, Diligencia Eterna fue directamente al tema principal.

"¿No te unirás a la Reina?"

Mirando de izquierda a derecha, levantó los brazos como para mostrar su entorno.

"Como puedes comprobar, ya hemos tomado la mayor parte del muro de la fortaleza. La Estrella de la Pereza está resistiendo frente a la puerta, pero debería ser sometida pronto."

Esta era una verdad y realidad innegable.

"En lugar de morir como un perro aquí, ¿No preferirías salvar tu vida?"

Seol Jihu parpadeó rápidamente.

"No es sólo eso. Si demuestras tu valor, puedes recibir un poder aún mayor. Escaparás del caparazón de un humilde insecto y renacerás como una nueva especie."

La voz de Diligencia Eterna se hizo solemne como si estuviera haciendo la oferta más dulce.

"¿Qué?"

"¡La Reina es magnánima!"

Antes de que Seol Jihu pudiera decir algo, de repente levantó la voz.

"No te preocupes. El poder anti-maldad demostrará que eres más que digno. Incluso yo tengo curiosidad por saber qué pasará cuando la esencia dentro de tu cuerpo reciba el poder de la Reina".

Cuando la boca de Seol Jihu se abrió ligeramente, Diligencia Eterna agitó su mano.

"Ah, si vas a hablar sobre la amistad, no te molestes y levanta la lanza. Soy demasiado perezoso para persuadir a alguien ahora, y será una emoción insignificante comparada con el nuevo mundo que la Reina introducirá en este mundo."

Diligencia Eterna habló como si hubiera dado el mismo discurso varias veces.

Y por un momento, Seol Jihu tuvo un pensamiento impensable.

Quería rechazar la idea, pero no pudo evitar sentirse atraído por la idea de quedarse en el Paraíso para siempre sin volver a la Tierra.

"Para que conste, no es como si los Terrícolas no hubieran cruzado el umbral antes. Bueno, admito que la mayoría de ellos han sido forzados, pero hay varios que han entrado en el abrazo de la Reina por su cuenta. Sí, incluso hubo una persona a la que ustedes llaman 'Ranker Único'."

'¿Ranker Único?'

Cuando mencionó noticias aún más impactantes, Seol Jihu se mordió el labio inferior.

La imaginación es sólo imaginación. Era cierto que le atraía la idea de quedarse en el Paraíso para siempre, pero eso es porque quería estar con gente que conocía; Jang Maldong, Chohong, Hugo, Teresa, y otros. No quería vivir si tenía que convertirse en sus enemigos.

'Prefiero morir que dejar que eso suceda'.

Seol Jihu levantó su lanza sin dudarlo.

Diligencia Eterna, que esperaba la respuesta de Seol Jihu con un poco de esperanza, apretó sus labios con pesar.

"Verdaderamente una especie incomprensible, no es que les falte inteligencia, así que ¿Cómo pueden ser así...?"

Sacudiendo la cabeza, dejó escapar un profundo suspiro y levantó lentamente su brazo derecho.

"La posibilidad parece pequeña, pero es un usuario del poder anti-maldad..."

Con un rostro que aún mostraba un indicio de interés y emoción, hizo un gesto con su dedo índice.

"Ven".