Reciente

viernes, 1 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 146

Capítulo 146. Una Noche de Ensueño (1)


Ella rasguñó, rasgó y desgarró... Incluso si alguien hubiera tomado un trozo de papel y lo hubiera empapado en agua antes de desgarrarlo completamente, habría sido difícil hacerlo como el estado actual de la pintura.

Seol Jihu observó a la frenética Flone con una mirada torpe. Normalmente se veía linda e inocente, como una niña que no conocía el lado oscuro del mundo, pero una vez que su interruptor fue accionado, era un demonio imparable que hacía violentos estragos.

Sin embargo, su lado monstruoso no podría haber sido más tranquilizador dada su situación actual.

[¡Oh no! ¿Te he sorprendido mucho?]

Al escuchar la voz preocupada, Seol Jihu dejó salir el aliento que había estado conteniendo.

"Estoy bien. Pero, ¿Qué fue eso hace un momento?"

[Un pariente.]

"Un pariente... ¿Quieres decir un fantasma?"

[Sí. Probablemente fue el espíritu de alguien que murió en esta villa.]

Seol Jihu tensó sus hombros y miró hacia abajo. El cuadro caído. No, los pedazos absolutamente destrozados del retrato estaban en su vista.

'Así que realmente existieron'.

La persona debe haber sido alguien que fue asesinado por razones políticas o alguien que murió tratando de colarse en la villa para robar una fortuna. La repentina corazonada de que la villa podría ser un nido de fantasmas hizo que su pecho se sintiera apretado.

Seol Jihu cerró los ojos.

[¿Estás... loco?]

"Espera un momento".

Habló con los ojos cerrados.

"Estoy haciendo un control mental de mí mismo".

[¿Control mental?]

"Sí. Un Hyung que conozco me enseñó. Es básicamente repetir 'Puedo hacerlo, debo hacerlo' en mi mente."

[Pero, ¿Por qué necesitas hacer eso?]

"Porque estoy completamente aterrorizado".

Continuó en voz baja.

"A veces tengo miedo, pero todavía necesito hacer algo. A veces no quiero, pero todavía necesito hacerlo. Es sólo un hábito. Déjame concentrarme un poco más".

Flone, que estaba inclinando su cabeza en la confusión, murmuró en una pequeña voz.

[Aunque creo que la gente da más miedo...]

Seol Jihu estalló en risas después de escuchar eso.

Después de unos cinco minutos, Seol Jihu abrió los ojos mientras respiraba profundamente.

Finalmente logró la paz interior, su mente que finalmente comenzó a trabajar de nuevo revisó los eventos del día anterior.

'Es un alivio'.

Seol Jihu hizo una amarga sonrisa.

Aunque pensó que había venido algo preparado, se dio cuenta de que podría haber hecho más en retrospectiva. Dado que los registros históricos del Imperio contenían incluso relatos detallados del fallecimiento de la hija de una familia noble, no había duda de que también habría incluido un cuento famoso como el de la villa del emperador.

Podría haber encontrado más información útil con sólo hojear unos pocos registros, y con esa información, podría haber creado contramedidas más confiables para despejar la expedición.

Al menos debería haber explicado su situación y haber traído a un Arquero de confianza con él. Había venido solo, ya que no quería molestar a nadie, pero ¿Realmente no había nadie que lo hubiera seguido sin preguntar nada?

"…."

Pero todo eso sólo era teoría, y no tenía sentido lamentarlo ahora.

El hecho importante es que el lugar en el que estaba es extremadamente peligroso.

Cuando se dio cuenta de que estaba prácticamente en una expedición de un solo hombre, supo que había cometido un gran error.

No es que no tuviera a alguien en quien confiar. Sin embargo, sabía que no podía depender de otros todo el tiempo.

*Suspirar*

Rascándose la cabeza, Seol Jihu vio de repente la perla de oro que no había guardado. Después del incidente anterior, sus manos ya no estaban tan ansiosas de tomarla.

"Flone. ¿Podría la mujer del retrato estar enfadada porque toqué sin permiso?"

[No. No era eso.]

"Entonces, ¿Por qué me miró de esa manera..."

[Porque ella estaba feliz.]

"¿Sonrió porque estaba feliz?"

[Un ser humano vivo entró por su propia voluntad.]

Al notar lo que preocupaba a Seol Jihu, Flone explicó con calma.

[No todos los muertos son así, pero la mayoría de las almas instintivamente quieren aferrarse a los vivos cuando los ven.]

Seol Jihu asintió. Los muertos son hostiles con todo lo que vive. Había escuchado sobre esto en el Tutorial.

[Porque tienen envidia, porque quieren que la gente conozca sus arrepentimientos. Por eso se acercan a la gente y la acosan. Para hacer que cumplan sus deseos.]

"Tendré que tener cuidado, entonces."

[Deberías. Pero no tienes que preocuparte demasiado.]

Flone puso sus manos en sus caderas.

[¡Mientras esté aquí, no dejaré que te toquen ni un solo cabello!]

Viendo que pisoteaba los trozos del retrato y posaba con confianza, Seol Jihu casi gritó, '¡Enamoramiento!' pero lo escondió con una pequeña sonrisa.

"¿Todo esto es porque crees que quiero regresar?"

[¡...!]

"No te preocupes. Ya que te esfuerzas tanto, ¿Qué puedo hacer sino creer?"

[No es exactamente así, pero... Sí. ¡Cree en mí!]

De todos modos, la conclusión fue que podía tomar los adornos de la estantería. La grotesca sonrisa de la dama del retrato aún estaba viva en su mente, pero aún así eran demasiado preciosos para dejarlos.

Así Seol Jihu obtuvo 12 esferas de oro del tamaño de una uva, una copa esmeralda ancha y un candelabro de cristal. Después de empacarlos, reflexionó un rato antes de preguntar.

"Flone".

[¿Si?]

"Cancelemos el plan de regresar después de una hora".

[Por qué de repente... ¡Jajaja!]

Flone sonrió mientras entrecerraba los ojos blancos.

[¿Cambiaste de opinión con los adornos?]

"No".

Seol Jihu agitó la cabeza.

"No estás aquí para jugar sino para un propósito específico."

Flone asintió al escuchar el repentino comentario.

"La gente tiende a apresurarse cuando no son capaces de terminar todo a tiempo. Yo también he sido así".

[Bueno, eso es...]

"Así que por eso quería cancelar el plan. Tomemos esto con calma."

No te contengas por el tiempo, sino que asegúrate de hacerlo con seguridad y minuciosidad.

Flone no era estúpida para no entender lo que quería decir, así que una cálida sonrisa floreció en su cara.

[¡Sí!]

Sentía pena por Seol Jihu desde que pensó que lo había arrastrado a la fuerza, así que escucharlo hizo que su corazón se sintiera más ligero.

[¡Me gustas!]

"Espera un minuto".

[¡Me gustas! ¡Me gustas mucho!]

"¡Flone!"

Flone no sólo lo abrazó con fuerza por el cuello, sino que también frotó sus mejillas contra su cara, haciendo que Seol Jihu entrara en pánico una vez más.


*


La exploración se llevó a cabo sin problemas. No había ni siquiera una hormiga a la vista después de buscar en el primer y segundo piso.

A diferencia de sus preocupaciones, no se encontraron con nada, y aunque era natural que se sintieran más relajados, Seol Jihu mantuvo sus pensamientos y no dejó de lado su cautela. Era porque sabía que todo había sido más fácil gracias a Flone.

Pero eso no significaba que Seol Jihu fuera a tomar el mando y liderar el camino.

Si no te quedas quieto en tu asiento y haces cosas estúpidas en un autobús, como pulsar aleatoriamente el botón de parada o intentar escapar por la ventanilla, al conductor del autobús le resultará difícil conducir.

Así que Seol Jihu decidió estar alerta en todo momento y moverse con extrema precaución mientras estaba en la expedición. Después de todo, se requería habilidad para conducir bien un autobús.

Después de explorar con seguridad el segundo piso, Seol Jihu procedió al tercer piso en el que encontró más artículos de lujo. Para ser precisos, encontró una muñeca humana vestida con una armadura completa y un yelmo, además llevaba una lanza.

Sus miradas estaban pegadas en la punta de la larga lanza, que parecía estar manchada de negro con sangre seca.

Seol Jihu se giró lentamente para mirar a Flone que agitó la cabeza.

[Creo que es mejor no tocar eso.]

"¿Por qué?"

[Se siente extraño. Está rebosante de un sentimiento siniestro... No, ¿Supongo que es resentimiento?]

"¿No puedes hacer algo al respecto?"

[No creo que esté poseído por un fantasma o algo así. Más bien, la lanza parece estar maldita. Nada bueno saldrá de tomarla.]

Al escuchar eso, los pensamientos de Seol Jihu de tomar la lanza se desvanecieron inmediatamente. Las cosas de las que dudaba es mejor que no tomarlas.

'¿Cuántos fueron asesinados con esa lanza que... incluso la armadura...'

Por otra parte, había rastros de que un equipo de expedición había saqueado todo lo que estaba a la vista; así que pensando que debía haber una razón para dejar la armadura en paz, decidió rendirse.

No es que no tuviera ningún remordimiento persistente, pero después de que Flone lo apaciguara con las joyas que recuperó de los candelabros del techo, los dos subieron felizmente las escaleras.

Ahora que el reconocimiento del tercer piso estaba completo, sólo quedaba el cuarto piso.

[Hay menos cosas de las que imaginé. Pensé que estaría rebosante de oro.]

"Es porque hubo gente que vino antes que nosotros. ¿Quién dejaría algo atrás si hubiera tesoros justo delante de ellos?"

[¡Ugghh! ¿Crees que registraron la habitación del emperador o su caja fuerte personal?]

Sabiendo por qué Flone estaba tan interesada en encontrar artículos de valor, Seol Jihu dijo con una amarga sonrisa.

"Está bien. Estoy contento con lo que hemos encontrado hasta ahora. Hay un dicho que dice que tener demasiado es tan malo como tener poco."

[Demasiado es tan malo como tener poco... es un buen dicho.]

"¿No es así?"

Y en el momento en que puso el pie en la escalera del cuarto piso.

"Estoy realmente bien, así que deberías..."

Un agudo sonido rozó sus tímpanos.

Aunque era sólo un estímulo menor, Seol Jihu detuvo sus pasos 'intuitivamente'. Fue porque todo su cuerpo estaba envuelto por una sensación de peligro.

Era una sensación inexplicable, pero se sentía como si hubiera cruzado un límite en el momento en que subió a la escalera.

[¡Ah...!]

Flone se colocó rápidamente ante Seol Jihu y miró hacia arriba.

"¿Flone?"

[No mires.]

Seol Jihu, que estaba a punto de mirar hacia arriba, inmediatamente dejó de actuar.

[Cierra los ojos.]

"¿Eh?"

[Podrías caer en trance en el momento en que mires, así que cierra los ojos, ¡Ahora!]

Como la voz de Flone sonaba extremadamente urgente, Seol Jihu hizo lo que le dijeron y cerró los ojos.

Aunque su corazón empezó a subir rápidamente debido a la repentina situación, pudo calmarse después de sentir el aire frío de su lanza de hielo.

[¿Quién te crees que eres?]

Flone levantó la voz con fuerza.

[¿Por qué te escondes ahí? ¿Qué son todos esos trucos?]

'¿Trucos?'

[... ¿Quieres que te lo entregue?]

[¿Y si no quiero? Es mío.]

Su voz sonó como si estuviera hablando con alguien.

No sabía qué hacer con la situación ya que Flone, que siempre había atacado cuando sentía malas intenciones, estaba tratando de hablar con el otro ser.

[¿Qué? ¿Me dirás si lo entrego? Deja tu mierda, o te arrancaré la boca.]

[¿Eh? Vete a la mierda mientras estoy siendo amable.]

Y mientras la conversación desconocida continuaba.

[Parece que estás enormemente malinterpretando algo.]

Flone bajó la voz.

[... Bien. ¿Quieres probar?]

En el siguiente momento...

¡Kaduduk-! ¡Paduduk!

El sonido de los dientes rechinando violentamente sonó a su lado, causándole un escalofrío involuntario.

Era un sonido familiar. No se trataba de un ruido hecho por la cosa desconocida de la parte superior de las escaleras.

El humo que una vez fue esponjoso se sintió de repente como cientos de miles de agujas que parecían apuñalar su piel. Era la señal de que Flone estaba extremadamente enojado.

[Te mataré...]

En el momento en que sonó la declaración de muerte llena de intención asesina.

[….]

El ruido del chirrido se detuvo y la sensación de apuñalamiento desapareció.

[... Se escapó.]

"¿Puedo abrir los ojos ahora?"

[Sí. Puedes abrirlos.]

Al abrir los ojos, Seol Jihu encontró que el paisaje no había cambiado. Sólo que la sensación de peligro se había desvanecido como una mentira.

"¿Qué fue eso?"

[Un pariente.]

Flone respondió con la misma respuesta que había dado en el primer piso. Su voz contenía un poco de vergüenza.

[... Probablemente es de la misma época que yo. La cantidad de resentimiento que tenía no era normal.]

Es decir, se trataba de un fantasma que tenía al menos un par de cientos de años.

"¿Puedes vencerlo?"

[No es nada difícil.]

Flone respondió con confianza.

[Había algo que quería saber, así que intenté preguntarle si sabía...]

"¿Saber qué?"

[Los recuerdos que tenía cuando murió. De todos modos, siguió parloteando sobre cosas estúpidas.]

Seol Jihu tenía una idea de lo que eran esas 'cosas estúpidas', así que no preguntó.

[Así que justo cuando estaba a punto de ponerme seria, inmediatamente metió la cola y corrió.]

"Entonces eso significa que hay una posibilidad de que tu abuelo esté realmente en algún lugar de aquí."

[Honestamente, casi me he dado por vencida... Pero ahora hay una pequeña chispa de esperanza.]

En otras palabras, Flone quería buscar rápidamente en el resto de la villa.

Seol Jihu echó un vistazo a la escalera. Viendo que ya no parecía haber nada, el ser desconocido debe haber huido de verdad. Tampoco parecía que Flone estuviera mintiendo.

"Entonces subamos."

Después de observar cuidadosamente con sus Nueve Ojos, Seol Jihu comenzó a subir las escaleras.

Justo antes de dar el último paso hacia el cuarto piso, se dio la vuelta por si acaso.

"…."

Las escaleras todavía estaban allí.

Pensando que debería tener cuidado de recordar el camino que tomó, Seol Jihu finalmente subió al último piso.

El cuarto piso parecía particularmente más oscuro que los otros pisos.

Mirando a su alrededor bajo la luz de las piedras iluminadas, Seol Jihu dejó de respirar por reflejo.

'Este olor...'

Sus ojos se pusieron serios.

[Apesta a sangre.]

La voz de Flone resonó.

[Muy fuerte.]

Seol Jihu asintió. El hedor de la sangre estaba tan fuerte que llenó sus pulmones en el momento al respirar.

Parecía ser relativamente reciente.

'¿Podría ser que el equipo de expedición...?'

Un olor particularmente fuerte provenía de cierta dirección.

Seol Jihu pisó ligeramente la sangre en el suelo. La sangre goteaba de su pie mientras levantaba la pierna.

'Tal vez'.

El hecho de que la sangre no se hubiera solidificado aún significaba...

'Puede que haya gente que aún esté viva...'

Tragando la saliva que se acumuló bajo su lengua, Seol Jihu observó cuidadosamente su entorno.

La mancha de sangre continuó a través del suelo y en el pasillo.

Después de seguir el rastro por un rato, la expresión de Seol Jihu de repente se endureció.