Reciente

viernes, 29 de mayo de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 117

Capítulo 117. Mercenarios (1)


'¿Por qué no ha llegado todavía?'

Como Yeon-woo no regresaba, Edora se preocupó. Pensó que tal vez el Dios del Sable junto con Madodan se lo habían llevado. Pero no podía escuchar ningún sonido, así que esperó pacientemente, pensando que algo más lo retenía.

Si no regresaba en 10 minutos, ella iba a buscarlo. Afortunadamente, Yeon-woo regresó. Con un halcón que no había visto.

"Oraboni, ¿Quién es ese?"

"Chirpy."

[Tsk. Dije que cambiaras el nombre. Es injusto.]

El halcón se quejó, pero Edora no pudo escuchar bien.

"¿Qué?"

Los ojos de Edora se agrandaron. ¿Esta ave es la pequeña bebé Fénix?

Tenía un tamaño incomparable con el anterior.

Además, emanaba un aura poderosa.

[Le dije que me diera otro nombre.]

Pero Chirpy continuó quejándose.

Edora sonrió torpemente. Pensó que Chirpy estaba siendo un poco injusta también. Pero Yeon-woo se dio la vuelta como si no fuera a escuchar a Chirpy.

"Volvamos a Kuram."


***


Ambos estaban de regreso a Kuram. Cuando vieron los muros deteriorados del castillo, Yeon-woo le comentó a Edora una vez más.

"Edora".

"Sí."

"Estoy agradecido por todo lo que has hecho. Así que vuelve ahora."

"¿De qué estás hablando?"

Edora volteó su cabeza mirando a Yeon-woo fijamente. Pero Yeon-woo sólo miraba hacia adelante de forma indiferente.

"Voy a luchar contra Cheonghwado, también podría ser contra la Tribu de un Solo Cuerno. No creo que sea correcto involucrarte en esto."
 
Edora apretó sus labios. Y después de un breve silencio, volvió a hablar.

"Realmente no sabes la razón por la que te sigo y te ayudo, ¿Verdad?"

Esta vez, Yeon-woo mantuvo el silencio. Sólo un tonto no sabría por qué Edora estaba siendo tan atrevida. Él tenía alguna experiencia en citas, así que sabía lo que significaba esa mirada.

Pero Yeon-woo nunca había pensado en ella de esa manera. Sólo era una amiga cercana o una hermana pequeña. Así que estaba fingiendo que no lo sabía. Pero Edora estaba sacando el tema. Después de un incómodo silencio.

[¿Ustedes dos van a aparearse?]

Con el comentario de Chirpy se disipó la tensión del ambiente. Edora desvió su mirada hacia un lado y Yeon-woo miró a Chirpy.

"¿Dónde aprendiste eso?"

[¿Hm? Mamá me lo dijo. ¡Que hay cosas que hacen un hombre y una mujer! ¡Que lo haré cuando encuentre a mi pareja!]

Yeon-woo se agarró la cara. No sabía por qué estaba hablando de esto con un ave adolescente. Pero gracias a Chirpy, el incómodo silencio se deshizo. 

Y cuando llegaron a Kuram. Yeon-woo pudo verlo.

Las multitudes entrando, con una bandera ondeando en el medio. Cheonghwado.


***


"¿Se suponía que nos íbamos a reunir con Cheonghwado hoy?"

Yeon-woo frunció el ceño.

Edora se acordó de algo y asintió con la cabeza.

"Dijeron que el Tío vendría hoy..."

"¿El Dios de la Lanza?"

"Sí."

"¿Eso es así?"

Yeon-woo asintió con la cabeza. De hecho, había sido extraño que la Tribu de un Solo Cuerno no tuviera reuniones con Cheonghwado todavía.

'Si pudiera observar al Dios de la Lanza antes de irme, eso estaría bien'.

Yeon-woo atravesó las puertas de Kuram, le hizo una gesto a Edora que lo miraba con preocupación para que estuviera tranquila. Estaba lleno de gente. Sin embargo, no resultaba difícil diferenciarlos. Los miembros de Cheonghwado llevaban una armadura azul, y los miembros de la Tribu en un Solo Cuerno llevaban sus ropas tradicionales.

 Los miembros de la Tribu de un Solo Cuerno tenían rostros inexpresivos.

Pero cuando hacían contacto visual con un miembro de Cheonghwado, resoplaban o soltaban una risa fríamente. Sin embargo, los mimbros de Cheonghwado no reaccionaban porque recibieron órdenes de no crear problemas con sus aliados. 

Pero los mimbros de la Tribu de un Solo Cuerno se enojaron porque no hicieron nada, y siguieron burlándose abiertamente. Con esto, Yeon-woo pudo conocer la naturaleza arrogante de la Tribu de un Solo Cuerno, que no había presenciado debido a su relación con Phante y Edora.

"¿Hm? Princesa y Señor Cain, ¿Han llegado?"

Yanu se acercó a ellos con una cara brillante. Las mirada de los jugadores de Cheonghwado se dirigió hacia ellos. El Acaparador y a la próxima Médium Psíquica. Algunos miraron a Yeon-woo con atención. 

Yeon-woo no solo era conocido en el piso 11. Sus logros incluso se extendieron entre los jugadores de Cheonghwado y Dragón Rojo.

No sólo había destruido la alianza entre los clanes, sino que los rumores de que había matado a Shanon se estaban extendiendo. 

Por supuesto, hubo muchas especulaciones de que el Rey Marcial y la Tribu de un solo Cuerno podrían haberlo ayudado. Sin embargo, todavía parecía sorprendente que un novato hubiera derrotado a un Semi Ranker. Eso significaba que un nuevo tipo con potencial había aparecido.

Además de esos rumores, también se decía que Yeon-woo se había convertido en el tercer discípulo del Rey Marcial. Por lo tanto, se les ordenó a los jugadores que averiguaran más sobre Yeon-woo.

Pero Yeon-woo los ignoró a todos y le preguntó a Yanu.

"¿Está el Maestro adentro?"

"Está conversando con los invitados... Oh, aquí vienen."

Yanu giró su cabeza hacia la gente que salía de la fortaleza. Los jugadores de Cheonghwado se inclinaron.

Unas 30 personas salieron de la fortaleza. Una de esas personas destacaba fácilmente. Una altura de 3 metros. El cuerno y los ojos morados indicaban que provenía de la Tribu de un Solo Cuerno.

'Dios de la lanza'.


Individualmente, el más fuerte es el Dios de la Espada, pero el Dios de la Lanza es un oponente complicado. Tiene el físico de la Tribu de un Solo Cuernos, por eso es como un castillo inquebrantable. Algunos de mis camaradas también tuvieron dificultades para lidiar con él.

La gente considera al Dios de la Lanza el segundo más poderoso de Cheonghwado, y es lo suficientemente fuerte como para derrotar a muchos Altos Rankers.


Tenía el aura para asustar a la gente, pero Yeon-woo estaba acostumbrado a ello después de pasar tiempo con el Rey Marcial.

El Dios de la Lanza interpretó la actitud de Yeon-woo y se acarició la barbilla.

"Oh."

Una reacción con muchos significados. Los jugadores que lo seguían se mostraron sorprendidos. El Dios de la Lanza, conocido por su actitud arrogante como parte de la Tribu de un Solo Cuerno, rara vez se interesaba por alguien.

Yeon-woo pasó junto al Dios de la Lanza con una ligera reverencia.

Una mirada fue suficiente para el Dios de la Lanza.

"Hyung-nim ha recogido algo interesante de nuevo. Cómo consigue a esa gente. Lo envidio."

Mirando a Yeon-woo, que desaparecía dentro de la fortaleza, el Dios de la Lanza enroscó sus labios.


***


El Rey Marcial se rió de Yeon-woo cuando entró.

" ¿Acabas de comer algo bueno? Si tienes algo bueno para comer, debes compartirlo con tu maestro y no solo disfrutarlo tú solo."

Yeon-woo trató de ocultarlo tanto como pudo, pero el Rey Marcial se dio cuenta del cambio en su cuerpo. El Rey Marcial realmente es una persona a la que no se le podían ocultar cosas.

"Pero, ¿Por qué tienes una mirada tan seria? Como si fueras a morir pronto. ¿Tienes algo que decir?"

Después de observar a Yeon-woo el estado de ánimo del Rey Marcial cambió. Sintió como si él estuviera a punto de hacer algo peligroso otra vez. No podía mirar la cara de Yeon-woo debido a la máscara, pero sus ojos estaban bastante serios. Era la mirada que tenía cuando empezó a aprender Mugong.

"He venido a decirte que lo siento."

"¿Lo siento? ¿Hiciste algo?"

"Quiero dejar de ser un invitado de la Tribu de un Solo Cuerno."

En ese momento, la actitud bromista del Rey Marcial desapareció. Su expresión de seriedad hacía que pareciera otra persona completamente diferente. Cuando una esquina de su labio se curvó, un aura asesina se extendió alrededor de Yeon-woo. Los ojos de Yeon-woo temblaron detrás de la máscara.

"Tienes todo lo que necesitas, así que te marcharás ahora que se está poniendo peligroso, ¿Es eso?"

"No, maestro."

"¿O qué? ¿Nuestra tribu parece el patio de un vecindario donde puedes entrar y salir cuando quieras?"

"Tampoco es eso."

"¿Entonces?"

Yeon-woo pensó que estaría bien decírselo al Rey Marcial.

A diferencia de Edora o Phante, no sabía muchas cosas sobre el Rey Marcial. En realidad, resultaba difícil saberlo. Exactamente lo que se escondía detrás de su sonrisa. Es muy difícil descifrar las emociones del Rey Marcial.

Así que estaba dudando.

Solo había venido a despedirse porque pensaba que sería lo correcto. Pero sentía como si el Rey Marcial estuviera viendo a través de sus pensamientos.

Yeon-woo no sabía cómo reaccionaría el Rey Marcial cuando le dijera la verdad y como actuaría en un futuro. La información podría filtrarse hacia Cheonghwado, y arruinar sus movimientos cautelosos.

Sin embargo, sus preocupaciones no duraron mucho tiempo.

'Será difícil seguir ocultándolo por la Medium Psíquica'.

Aparte de que el Rey Marcial es muy perceptivo, le incomodaba que la Médium Psíquica pudiera conocer el destino de las personas. Además, el Rey Marcial sabía que venía del territorio de la Fénix de todos modos.

Como pronto descubriría que el Dios del Sable había cazado a todas las Bestias Legendarias, probablemente sería mejor afrontarlo ahora mismo.

Así que Yeon-woo le comentó todo lo que sucedió al Rey Marcial, como cuando le explicó a Edora. La relación que tenía con la Fénix y Chirpy. Incluso las acciones del Dios del Sable.

Pero no mencionó que se había convertido en el 'sucesor' de las Bestias Legendarias. No había necesidad de revelar todos sus secretos.

Sin embargo, fue suficiente. El aura que había estado presionando a Yeon-woo se desvaneció. La expresión del Rey Marcial se volvió extraña. Como si estuviera irritado.

"Dios mío."

Murmuró en voz baja. Luego apuntó con su barbilla a Chirpy, que lo miraba fijamente.

"¿Es la hija de la Fénix?"

"Sí."

"¡Ha! Los bastardos de Cheonghwado se están involucrando en cosas problemáticas otra vez, ¿Cierto? Cielos..."

Murmuró palabras indescifrables y extendió la mano hacia un objeto que estaba sobre una mesa.

Y.

¡Crack!

Entonces, golpeó en la cabeza a Yeon-woo antes de que éste pudiera evitarlo.

"¡Kuk!"

Yeon-woo gimió y se cubrió la cabeza. Su mundo estaba girando.

"Pequeña mierda."

Yeon-woo lo miró como si estuviera preguntando por qué había hecho esto.

"¿Vas a seguir mirándome de esa manera? ¿Quieres que te golpee de nuevo?"

"......"

Cuando el Rey Marcial lo amenazó con el objeto de nuevo, Yeon-woo retrocedió sin darse cuenta.

Su cabeza aún le dolía por el impacto de antes. También estaba molesto, porque no entendía el motivo por el cual había sido golpeado.

El Rey Marcial miró a Yeon-woo. Y suspiró.

"¿Cuál crees que es la relación entre un maestro y un discípulo?"

Fueron palabras inesperadas. Los ojos de Yeon-woo se agrandaron.

"¿Qué estás...?"

"Te pregunto cuál es la relación entre un maestro y un discípulo, maldito discípulo. ¿Crees que no es más que un aprendizaje?"

"......"

Por un segundo, Yeon-woo no pudo pensar en que decir. Sintió que lo golpearon aún más fuerte que antes.

"Aunque fuera por unos días. Te enseñé lo mejor que pude. Con sinceridad. Como si fueras una parte de mí. Como enseñarle a mi propio hijo. Pero. Supongo que no fue así para ti."

"......"

"Entiendo que estés frustrado, pero si tienes un asunto importante, ¿No deberías volver lo antes posible para decírselo a tu maestro? Entonces, podré ayudarte, regañarte, o lo que sea. ¿Pero quieres dejar de ser un invitado? ¿Y te disculpas?"

"......"

"¿Qué demonios tienes en la mente? Creí que al menos tenías modales básicos porque cuidabas de Phante y Edora. ¿Lo consideré mal? ¿Sólo me viste como alguien de quien obtener algo? ¿Me equivoco?" 

A medida que el Rey Marcial hablaba, Yeon-woo se quedó sin palabras.

El Rey Marcial lo estaba regañando. Definitivamente sonaba molesto, pero también sonaba un poco afectado.

Ser regañado.

Ser molestado.

¿Cuándo fue la última vez que alguien le hizo esto? No lo recuerda.

En la Tierra, su Líder de Escuadrón lo había disciplinado ocasionalmente, pero se había sentido distinto.

Yeon-woo había tratado de ocultar sus problemas y resolverlos por su cuenta. Así que el Rey Marcial estaba molesto porque Yeon-woo lo trataba como a un extraño.

¿Sería una exageración decir que Yeon-woo vio la imagen de su padre superponerse con la del Rey Marcial?

"La relación entre un maestro y un discípulo, es claramente diferente de la relación entre padres e hijos que ha sido decidida por el cielo. Pero la relación entre un maestro y su discípulo es una que los humanos establecen por su propia voluntad."

Tenía una expresión llena de molestia y tensión.

"Así que ahora preguntaré. ¿Qué soy para ti?"

Yeon-woo recordó brevemente cómo el Rey Marcial lo había tratado en los últimos días. 

Siempre bromeaba, pero sinceramente le enseñó a Yeon-woo nuevas habilidades. Y cuando Yeon-woo aprendía algo exitosamente, el Rey Marcial siempre lo miraba con orgullo. Definitivamente eran los ojos de un maestro que miraban con orgullo a su discípulo.

Por otro lado, ¿Cómo Yeon-woo había tratado al Rey Marcial? Siempre estaba en guardia, incluso mientras aprendía del Rey Marcial.. En lugar de apreciar sus verdaderas intenciones, siempre cuestionaba el hecho de que estuviera ocultando algo malvado.

Yeon-woo se dio cuenta de lo que había hecho mal todo este tiempo. Pensó que había mejorado al conocer a Yul, Khan, Doyle, Phante y Edora. Sin embargo, aún desconfiaba de muchas cosas. Resultaba evidente porque se comportaba de esa manera, pero desde otra perspectiva, es algo que lastimaba a las personas con sentimientos sinceros hacia él. 

Con esa actitud, ¿Puede decir que es diferente a quiénes traicionaron y lastimaron el corazón de su hermano?

Después de pasar mucho tiempo en silencio, Yeon-woo fue capaz de responder.

".... Eres mi maestro."

"¿Es eso lo que piensas? ¿En serio?"

El Rey Marcial preguntó con una expresión de enfado.

Yeon-woo se rió y asintió con la cabeza.

"Y pensaré en ti como mi maestro desde ahora."

"Entonces, ¿Eso significa que no pensabas en mí como tu maestro? ¿Loco bastardo?"

El Rey Marcial sacudió su cabeza con una mirada de asombro. De alguna manera, se vio reflejado en él.

¡Clang!

El Rey Marcial colocó el objeto que ya no se necesitaba sobre la mesa.

"Está bien. Es suficiente. Entonces vete."

Yeon-woo asintió con la cabeza. En realidad, no había nada que el Rey Marcial pudiera hacer para ayudarlo. A pesar de ser su maestro, el Rey Marcial es el líder de la Tribu de un Solo Cuerno. No podía cambiar de bando como si estuviera haciendo pasteles.

Así que no podía luchar a su lado. Pero podía permitir que Yeon-woo anduviera libremente. Iba a animar tranquilamente a Yeon-woo desde la multitud. A su manera.

"Y toma esto."

Yeon-woo agarró los libros que el Rey Marcial le arrojó. La segunda y última parte del Puño de Ocho Extremos.

"Gracias."

"Ugh. Lo que sea. Tómalos y vete. Aunque eres mi discípulo, si nos encontramos en el campo de batalla te golpearé. Por otra parte, no te preocupes por el huevo, estará a salvo."

Si se encontraran en la guerra, no se reunirían como maestro y discípulo. Ya que serían enemigos, podrían matarse entre ellos usando todo su poder.

Pero Yeon-woo reconocía la calidez de esas palabras. Hizo una reverencia inclinándose aún más. Después de permanecer en esa posición por un rato, salió silenciosamente de la habitación.

'... Gracias'.

Repitiendo sin cesar las mismas palabras en su cabeza. Sabía que no podría agradecerle lo suficiente.