Reciente

martes, 19 de mayo de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 107

Capítulo 107. Preludio (5)


Yeon-woo chasqueó ligeramente su lengua.

Nunca hubiera imaginado que esto era lo que el Rey Marcial quería decir cuando mencionó que le proporcionaría oportunidades para luchar.

Sin embargo.

'Pero no tengo razón para negarme'.

Podía notar a simple vista que la gente que el Rey Marcial había traído era hábil.

Sólo estaban en su condición actual porque tenían miedo del Rey Marcial, pero eran lo suficientemente hábiles para que Yeon-woo luchara contra ellos en igualdad de condiciones.

Estaba claro que uno de ellos era el líder de un equipo del Clan Dragón Rojo.

Son jugadores que nunca hubiera conocido en el piso 11 si no fuera por la guerra.

Probablemente no ganaría si todos se unían en su contra, pero luchar uno contra uno sería definitivamente posible, además era una buena oportunidad para probar su Cheonik Gong y su Puño de Ocho Extremos.

"Lo haré."

El Rey Marcial asintió con la cabeza como si lo hubiera esperado.

Phante murmuró en voz baja desde atrás.

"Sí. Olvidé por un momento que Hyung-nim también tiene esa personalidad similar a mi Padre.... ¡Cough...!"

Pak

Phante rodó por el suelo con dolor después de que el Rey Marcial le diera un golpe en la frente.

"Mi querido hijo, puedes hablar tanto como quieras, pero siempre debes pensar en las consecuencias."

El Rey Marcial advirtió ligeramente a su hijo mientras sonreía, y miró fijamente la espalda de Shanon.

Todos estaban agitados.

La primera persona que recobró sus sentidos fue Shanon. Shanon se dio cuenta de inmediato que la persona que el Rey Marcial había elegido como contrincante sería el Acaparador.

No sabía qué tipo de relación tenían, pero no iba a dejar pasar esta oportunidad de sobrevivir.

Se levantó lentamente.

"Si no puedo derrotar al Acaparador, ¿Qué va a pasar?"

El Rey Marcial se encogió de hombros.

"No lo sé."

"¿Qué...?"

"¿Cómo se garantiza la vida o la muerte en una pelea? Si tienes talento, vives, y si no lo tienes, mueres."

Los ojos de Shanon brillaban.

Se dio cuenta de lo que el Rey Marcial estaba diciendo.

"¿Entonces eso significa que está bien si mato al Acaparador?"

"¿No es obvio?"

El Rey Marcial resopló.

Edora gritó con voz de pánico.

"¡Padre!"

"Puedo escucharte aunque no grites."

"¿De qué demonios estás hablando? ¿Una lucha a muerte....?"

Una lucha a muerte. Una lucha en la que alguien tenía que morir.

"¿Qué? Entonces, ¿Quieres que luchen con las armas como si fuera una especie de competición amistosa? ¿Y de qué serviría eso?"

"¡Además...!"

"Edora."

Edora no pudo hablar más.

La voz de advertencia del Rey Marcial y su mirada profunda la hicieron callarse.

"No lo olvides. Esto es la guerra. Una vez que mostremos nuestras espaldas, nuestras cabezas serán voladas de inmediato. ¿Planeabas tomarte unas vacaciones? Si tienes ese tipo de pensamientos desagradables, regresa."

Edora apretó sus puños y se mordió el labio inferior.

Las palabras del Rey Marcial fueron correctas.

Ella estaba realmente lloriqueando.

Este lugar era una zona de guerra.

No sería raro que alguien muriera, ya fuera ella, Phante, Yeon-woo, o incluso el invencible Rey Marcial.

El Rey Marcial confirmó que Edora no se quejaría más y sacudió la cabeza.

"Siempre es igual cuando se trata de Caín. Phante, ¿Tienes algo que decir?"

Phante acaba de fruncir el ceño. No iba a tratar de detener esto, y no es que el Rey Marcial lo escucharía de todos modos.

"Creo que Padre tiene razón esta vez."

"Buen chico. No debes decir nada sobre mi personalidad. ¿Sabes por qué?"

Phante hizo un gesto como si no le importara.

El Rey Marcial sonrió y giró su cabeza hacia Yeon-woo.

"Porque nuestra gente es así."

Phante y Edora apretaron sus labios con fuerza. Parecía que tenían muchas cosas que querían decir.

"De todas formas. Caín. ¿Qué hay de ti? No te estás arrepintiendo ahora, ¿Verdad?"

El Rey Marcial preguntó expectante, como si estuviera muy decepcionado si se retractara.

"En realidad, era algo que quería pedirte."

Yeon-woo asintió con la cabeza como si fuera evidente.

"¿Ves? Pensé que dirías eso. ¡Jajajaja!"

El Rey Marcial supo desde que observó que Yeon-woo trataba de imitarlo que eran similares.

Se rió como si estuviera contento y miró a Shanon, como preguntándole si iba a luchar.

Shanon endureció su expresión y asintió con la cabeza mientras todos los demás se levantaban.

No tenían otra opción, que derrotar a Yeon-woo.

Si no lograban derrotarlo, pero tampoco perdían, podrían ser capaces de vivir, pero el Rey Marcial nunca lo permitiría.

"¿Qué método quieres que usemos?"

Shanon preguntó con los dientes apretados. A medida que su miedo se desvanecía, su voluntad aumentaba lentamente. Las venas de sus ojos estaban inyectadas de sangre.

"El método es muy simple. El resultado se determinará luchando uno a uno. Sin embargo, pueden elegir el orden en que quieren pelear."

Shanon y los otros jugadores comenzaron a mirarse entre ellos.

Resultaba evidente que el último jugador tendría la ventaja porque Yeon-woo estaría cansado.

Y así el orden fue elegido sin grandes discusiones.

Tenían una jerarquía entre ellos. No importaba la situación en la que estuvieran, todos tenían posiciones en el clan Dragón Rojo. Shanon naturalmente sería el quinto, el último.

Yeon-woo dio un paso adelante.

Todos excepto el primer jugador dieron un paso atrás para crear un área para la pelea.

"Mierda. No puedo creer que tenga que pelear con ese novato."

El jugador escupió en el suelo. Aunque Yeon-woo es alguien reconocido por ser despiado, todavía se trataba de un novato en el piso 11.

Es obvio que el jugador se enojaría.

Rápidamente sacó su espada como si quisiera terminar con esto. Una intención asesina llenó el aire a su alrededor.

Yeon-woo tenía la Bayoneta Mágica y la Daga de Carshina en cada mano.

El Puño de Ocho Extremos podrían ser usados de varias maneras. Aunque sólo hubiera aprendido la primera mitad, todavía podría usar dos armas.

¿No sería mejor probarlo ahora?

Con estos pensamientos, activó lentamente el Cheonik Gong. Los circuitos grandes y pequeños comenzaron a moverse, incluso los núcleos que se encontraban en sus diferentes partes del cuerpo se sumaron a su fuerza.

De repente.

Whoosh

Una luz rojiza se extendió a su alrededor y se reunió en una neblina.

Alas hechas de fuego. La cara del jugador se endureció cuando las alas de fuego se extendieron.

Un calor ardiente rebosaba en la atmósfera y una fuerte voluntad de combate lo intimidaba.

Fue entonces cuando se dio cuenta de que algo no estaba bien. Y se dio cuenta demasiado tarde.

El Rey Marcial los estaba utilizando como conejillos de india para sus experimentos de prueba.

Kwang

Yeon-woo corrió hacia donde estaba el jugador.

Swish

"¡Hup!"

Algo brilló, y antes de que se diera cuenta, Yeon-woo estaba justo delante de él.

"¡¿Qué clase de velocidad es esta...?!"

Los ojos del jugador se abrieron de par en par.

Instintivamente retrocedió para crear un poco de espacio entre ellos, pero Yeon-woo se giró y le dio una patada.

Crash

El jugador se recuperó rápidamente del impacto, fue como si hubiera sido golpeado por un martillo contundente.

Yeon-woo siguió al jugador y bajó la Bayoneta Mágica hacia su cabeza.

El jugador pensó que su cabeza quedaría hecha pedazos y se movió rápidamente. Enderezó su postura y balanceó su espada hacia arriba.

A lo largo del filo de la espada había un resplandor amarillento. No estaba completamente formado, pero se trataba de un aura con un borde ligeramente afilado.

Whish

Con la fuerza del impacto de ambas armas, el aire se partió por la mitad de forma explosiva.

Sin embargo, el poder que impulsaba la Bayoneta Mágica tampoco era insignificante. 

Nadie podía alcanzar el poder mágico de Yeon-woo después de que se comiera a la Serpiente del Akasha, y con su Cheonik Gong, se volvió demasiado fuerte, emitiendo el triple de su poder original.

El jugador tuvo que experimentar un intenso dolor mientras su espada retrocedía.

El fuego estaba pasando a través de él, y la armadura que llevaba puesta se quemaba con el calor. 

Una fuerte marca de quemadura apareció en antebrazo. 

'¡Que poder...!'

El jugador no podía alcanzarlo. Sentía como si el mundo estuviera dando vueltas.

Yeon-woo rápidamente siguió atacando sin darle espacio.

Crash, Crash 

La Bayoneta Mágica atacaba al jugador que se defendía con la espada. Tenía la intención de clavar la Daga de Carshina en su pecho.

Cuando el jugador apenas lograba escapar, Yeon-woo lo seguía sin tiempo para descansar. Activando los 32 pasos del Puño de Ocho Extremos que el Rey Marcial le había enseñado.

Cada vez que Seol Jihu golpeaba, un aire intenso lo seguía.

El viento que comenzaba en la punta de su daga se convertía en una ráfaga, y la ráfaga de viento ganaba fuerza hasta formar un torbellino. Con el fuego añadido a eso, se convirtió en una continua explosión.

Kwa Kwa Kwa-

Puño de Ocho Extremos y Cheonik Gong.

Cuando Yeon-woo intentó combinar esas dos técnicas la primera vez, no encajaba. El movimiento y el maná no se podían mezclar bien, causando que el movimiento se potenciara de forma inadecuada.

Pero incluso en esa situación, Yeon-woo se centró en una sola cosa. 

'Las fallas'. 

Sus Ojos Dracónicos se abrieron. 

Sus Ojos Dracónicos que ahora tenían una competencia de más del 30%, expusieron todos las fallas del mundo, y Yeon-woo dejó que su cuerpo siguiera sus instintos.

De esa manera, el Puño de Ocho Extremos y el Cheonik Gong comenzaron a trabajar en armonía.

Por supuesto, la Voluntad de Combate de Yeon-Woo activada, continuamente trataba de combinar los dos Mugongs con su espíritu combativo y sus pensamientos acelerados.

Los movimientos de Yeon-woo se volvieron más precisos y profundos. Como si estuvieran hechos para él.

Gracias a eso, a medida que pasaba el tiempo, el jugador apenas pudo defenderse de los ataques.

Seguía siendo empujado hacia atrás debido a la diferencia de fuerza, y se convirtió en el saco de boxeo de Yeon-woo.

Para cuando agotó su resistencia, la espada que sostenía se rompió y sus fragmentos se esparcieron en el aire. Al mismo tiempo, la Daga de Carshina apuñaló el pecho izquierdo del jugador.

Puck

Su armadura se rompió con demasiada facilidad, a pesar de que estaba hecha con materiales que sólo se encuentran en el piso 40, no hizo mucho debido a que se encontraba desgastada por los ataques constantes de Yeon-woo. Gracias a esto la daga atravesó su corazón.

El jugador tosió sangre. Miró la máscara de Yeon-woo con ojos temblorosos, y luego se desplomó.

Yeon-woo sacó la Daga de Carshina del cadáver y miró dónde estaban los otros jugadores.

Sus caras estaban rígidas.

La persona que acababa de morir fue Torrison, era el vice líder de Lobo Rojo, un clan conocido por ser bastante fuerte entre las organizaciones afiliadas al Dragón Rojo.

Si subiera sólo unos pocos pisos más, sería un ranker.

Aunque puede ser el más débil de los cinco, nunca fue un jugador débil. Era un tipo que iba por ahí diciendo que si subía unos cuantos pisos más, podría ser capaz de desafiar a un ranker. ¿Pero había sido derrotado de forma aplastante?

La sensación de crisis que sentían antes, regresa en plena forma. En este momento, el Rey Marcial no era el problema.

El Acaparador.

Era mucho más fuerte de lo que esperaban. No podrían salir con vida de este lugar fácilmente.

"Siguiente."

Siguiendo las instrucciones del Rey Marcial, en el segundo turno, Ruthor, se adelantó con una expresión rígida.

Era famoso por su apodo "Puño de Hierro", pero ahora sus puños apretados estaban llenos de sudor frío.


***


"... Siguiente"

La sangre roció el suelo. Shanon torció su cara cuando observó el cuarto cadáver.

No sabía que llegaría su turno. Por supuesto, Yeon-woo tampoco estaba en las mejores condiciones.

Había derrotado fácilmente a Torrison en la primera batalla, sin embargo, no significaba que pudiera seguir peleando continuamente de esa manera. 

Con cada pelea, se cansaba más y más. Además, el daño que recibió se fue acumulando.

Los jugadores vieron sus debilidades a medida que avanzaba. Incluso, el último jugador con el que luchó, atacó inteligentemente los puntos vulnerables de Yeon-woo después de observar las batallas anteriores.

*Jadear* *Jadear*

Yeon-woo jadeaba para respirar y la armadura que llevaba puesta estaba arruinada en algunos lugares. Él estaba empapado en sangre.

Resultaba evidente que se le habían acabado las fuerzas, no sería extraño que se derrumbara en cualquier momento. Pero aún se podían apreciar sus profundos ojos detrás de la máscara.

Shanon dio un paso adelante como si no pudiera evitarlo. No quería morir en este lugar como los otros.

Planeaba deshacerse de Yeon-woo de inmediato ya que había descubierto todas sus debilidades. 

Yeon-woo sabía que este jugador estaba en un nivel diferente con respecto a los jugadores anteriores.

Incluso su armadura estaba en un nivel diferente.

Los jugadores a los que se enfrentó antes pertenecían a organizaciones afiliadas o independientes que trabajan para el Clan Dragón Rojo. 

Además, Shanon, era el líder de un equipo.

Si tomaba en cuenta la selectividad de Dragón Rojo, este hombre era probablemente la persona a cargo de todas las fuerzas en Kuram.

[Es mejor tener cuidado con él. Si le mostraste todo lo que tenías, pasarías un mal rato aunque estuvieras en tus mejores condiciones.]

Como si estuviera leyendo la tensión de Yeon-Woo, el Rey Marcial, que hasta ahora había observado en silencio, habló. La voz sonó como si estuviera en su cabeza.

Yeon-woo se giró en dirección al Rey. El Rey Marcial estaba curvando un lado de su boca. Iba a ser una verdadera pelea de ahora en adelante. 

[Ese tipo, es un Semi-Ranker]