Reciente

lunes, 18 de mayo de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 106

Capítulo 106. Preludio (4)


Shanon no dejó que su subordinado terminara y salió corriendo.

Su cabeza sólo estaba llena de una pregunta.

¿Por qué?

'¡Esos brutos no interfieren en los asuntos de otros clanes!'

Todos los pensamientos sobre el Acaparador desaparecieron hace tiempo. También se olvidó de hacer estrategias para la guerra.

Así de impactante fue la llegada de la Tribu de un Solo Cuerno.

Todos los planes de la guerra hasta ahora saldrían volando por la ventana.

Sobre todo porque no había ni un solo soldado para apoyarlos.

Además, si Kuram cayera en sus manos, el Dragón Rojo perdería la guerra antes de empezar.

Y Shanon sería el responsable de todo, debido a que era el supervisor.

Debido a que Dragón Rojo, le daba mucha importancia al honor, no podría evitar recibir  un castigo severo.

Así que Shanon esperaba que no hubiera rankers entre los enemigos que acababan de llegar. Entonces, tendrían la oportunidad de cambiar la marea.

Si los hubiera, esperaba que fueran sólo uno o dos rankers. Por lo menos, esperaba que el Rey Marcial no estuviera presente.

Pero una vez que llegó afuera.

Shanon tuvo que experimentar la destrucción del mundo.

"¡Vamos!"

"¡Fuego! ¡Fuegooooo!"

"¡Vamos a explotarlo! ¡Boom boom!"

En la noche, los enemigos aparecían como meteoritos.

Todos se reían como un maníaco.

Y cada vez que el sonido de la risa se desvanecía, se producía el sonido de intensas explosiones.

Si las explosiones golpeaban el suelo, éste se derrumbaba y creaba una abolladura. Si golpeaban el muro del castillo, el muro se derrumbaba. Si golpeaban el techo, todo el edificio se desplomaba.

Y mientras se esparcían, se apoderaron de cada rincón del castillo. Rompieron todo lo que estaba en su camino.

Ya sea un edificio o un jugador, derribaron todo.

Como un gran tsunami, Kuram se enfrentó a un desastre y no tenía ni idea de cómo detenerlo. 

Por supuesto, en las primeras etapas de la construcción de las líneas frontales, se establecieron defensas y magia defensiva en todo Kuram.

El repentino ataque de la Tribu de un Solo Cuerno destruyó todo rápidamente y dejó inservibles sus contramedidas de defensa.

Había gente dentro de la Tribu de un Solo Cuerno que llamó su atención.

'¿El Martillo Cantante? ¡Y el Hombre Relámpago! ¿Por qué traen a esos tipos a este lugar?'

El Martillo Cantante, Sylon, y el Hombre Relámpago, Trivial.

Los dos rankers, que un día desaparecieron silenciosamente, estaban rompiendo todas las trampas y mecanismos establecidos para la defensa.

Y había algo que era aún más ridículo.

En el lejano tejado de una fortaleza.

Alguien estaba parado.

Estaba demasiado lejos, que resultaba difícil discernir su cara correctamente. Pero Sanon pudo reconocer inmediatamente de quién se trataba.

Su enorme presencia abruma incluso a todos los poderosos rankers. Shanon estaba congelado en su lugar.

Sin embargo, tenía una sonrisa que revelaba todos sus caninos.

El Rey Marcial.

El hombre que una vez fue llamado 'Desastre Andante' estaba presente.

"¡Mierda.....!"

Shanon no fue capaz de continuar sus palabras.

El Rey Marcial estaba retrocediendo su puño. Entonces, el aire se movió para centrarse en torno a él. La tormenta se hizo lo suficientemente grande como para cubrir completamente Kuram, y entonces todo se reunió en el puño del Rey Marcial.

Luego.

Boom

Cuando el Rey Marcial estiró su puño, todo el aire condensado se expandió, causando una explosión.

La explosión redujo la fortaleza a cenizas, así como todo lo que la rodeaba.

Una nube de polvo flotó en el cielo.

Todos los residentes ordinarios ya habían huido y la explosión tuvo lugar en un centro de comercios que estaba cerrado por el día. Pero la destrucción seguía siendo horrenda.

Los jugadores del clan Dragón Rojo que se habían movilizado para bloquear a la Tribu de un Solo Cuerno no pudieron ni siquiera defenderse y fueron arrastrados como hormigas.

Crash

*Retumbar*

Shanon, que había estado observando esta vista desde lejos, no pudo decir una sola palabra.

Swish

Una vez que Shanon se recuperó de la conmoción, la nube de polvo lo suficientemente grande como para llegar al fin del mundo comenzó a asentarse.

"¡Maldito Jefe!"

"¡Mira por dónde vuelas las cosas!"

Los miembros de la Tribu de un Solo Cuerno podían verse expresando su ira hacia su Rey.

Estaban entusiasmados cuando se les daba la oportunidad de destruir las cosas a su antojo. Pero no podían hacer nada porque el Rey Marcial había hecho todo.

Pero el Rey Marcial sólo sonrió.

"Si están enojados, ¿Por qué no hacen algo también?"

Los miembros querían quitarle esa sonrisa de su cara.

"¡Ugh! ¡Esa personalidad! ¡En serio, sólo quiero...!"

"¡Pensé que estaba inusualmente tranquilo estos días!"

Los miembros de la tribu pensaron que realmente no podrían destruir nada, así que rápidamente se fueron a las zonas intactas.

En este punto, los miembros del Dragón Rojo habían perdido toda la motivación.

Su coraje también desapareció.

Uno sólo quiere luchar si tenía alguna oportunidad de ganar, pero nunca serían capaces de alcanzar a los hábiles miembros de la Tribu de un Solo Cuerno.

¿Quién en el mundo, en su sano juicio, se enfrentaría a un 'Desastre Natural'?

Eso fue lo mucho que sorprendió la llegada del Rey Marcial. Era un desastre natural como un tifón o un terremoto imparable.

Al final, las áreas intactas de Kuram terminaron cayendo en manos de los miembros de la Tribu de un Solo Cuerno.

Entonces.

Pop

Shanon se derrumbó. Ya no tenía la fuerza para mantenerse en pie. Sus párpados temblaban. Esto significaba el colapso de Kuram.

De repente.

"Hm. Uhhh, no deberías estar así."

El Rey Marcial descubrió dónde estaba Shanon y se dirigió hacia él.

Fue como si estuviera volando.

Así la persona con el aura más intensa en todo Kuram miró a Shanon de arriba a abajo.

Parecía que estaba en una posición alta en el clan Dragón Rojo basado en lo que llevaba puesto.

No estaba feliz con la condición en la que estaba Shanon. Tenía algo que pedirle a Shanon.

El Rey Marcial se puso en cuclillas para estar a la altura de sus ojos.

"Hey."

Lo dijo como si estuviera llamando a un amigo cercano.

Shanon de repente recobró sus sentidos. Se sintió como si alguien le hubiera abierto la cabeza a la fuerza y le hubiera obligado a reaccionar.

"¿Sí? ¡Ah-AHHH!"

Cuando Shanon se dio cuenta de quién estaba delante de él, casi se moja los pantalones.

No había nada más que pudiera hacer.

¡La persona que acababa de causar todo esto, estaba justo en frente con una sonrisa en su cara!

Shanon no podía ni siquiera pensar en cómo huir.

Él tragó. Necesitaba más que espíritu de lucha en esta situación.

"Quieres vivir, ¿verdad?"

Todo su cuerpo temblaba de miedo, pero se dio cuenta de lo que el Rey Marcial estaba diciendo.

"¡Sí, quiero vivir...!"

Shanon no podía pensar en otra cosa.

Ni siquiera sentía desesperación por la pérdida. Ni siquiera sentía que necesitaba rescatar a sus subordinados. Incluso cargar con la responsabilidad de todo no estaba en su mente.

Solo quería escapar. Huir del monstruo que tenía delante.

El Rey Marcial sonrió como si esperara esa respuesta. Fue una sonrisa normal, pero para Shanon, parecía una serpiente moviendo su lengua frente al ratón que se iba a comer.

"Entonces te daré una oportunidad."

El Rey Marcial sonrió una vez más, mostrando sus dientes.


**


"... Están locos."

Esta fue la opinión de Yeon-woo sobre Kuram.

El desempeño de la Tribu de un Solo Cuerno fue demasiado sobresaliente.

20 minutos.

Eso bastó para que la ciudad más grande del piso 11, Kuram, fuera conquistada.

No, para ser destruida.

En realidad, destruir la ciudad sólo había llevado 5 minutos.

Los 15 minutos restantes se pasaron reuniendo a los enemigos restantes.

Las tácticas de guerra de los miembros de la Tribu de un Solo Cuerno fueron simples.

Presionar con fuerza, y romperlo.

Si había alguien que se interpusiera en su camino, simplemente se deshacían de él. Si era un objeto, simplemente lo destruían.

En una palabra, eran invencibles.

Y lo que es más.

'Lo vi desde que partió el Sol, pero ese golpe no es algo que pueda copiar'.

El golpe que el Rey Marcial hizo se quedó en la cabeza de Yeon-woo.

Un golpe que podía volar media ciudad.

Esa fue una muestra intencional de fuerza para que Yeon-woo la viera.

Uno de los ocho pilares del Puño de los Ocho Extremos.

'Pagong'.

El Rey Marcial probablemente le mostró eso para que Yeon-woo supiera que tenía que trabajar duro para alcanzar ese nivel de fuerza.

Y que si no tenía confianza, debería rendirse ahora.

Por supuesto, Yeon-woo no tenía planes de hacer eso.

Más bien, quería entrenar más. Si seguía haciendo un esfuerzo, algún día lo lograría.

Estaba ardiendo de pasión por mejorar el control de maná.

Por otro lado, Phante estaba pensando en otra cosa.

"¡Ja! Ese señor otra vez... mintió..."

"¿No lo esperabas? No íbamos a tener la oportunidad de hacer nada desde que papá vino con nosotros de todos modos."

Phante agarró su cabeza con las manos y la sacudió. Edora chasqueó su lengua con una cara triste.

Y ella refunfuñó en silencio con el ceño fruncido.

'¿Qué planea hacer con la experiencia de batalla de Oraboni? Si sigue dominando el campo de batalla, Oraboni no tendrá la oportunidad de luchar'.

Edora sabía que el Rey Marcial estaba muy comprometido con Yeon-woo.

Ella podía saberlo por el hecho de que el Rey Marcial había tomado a Yeon-woo como discípulo para enseñarle Mugong cuando antes había rechazado enseñarle a ella.

El Rey Marcial definitivamente dijo que permitiría a Yeon-woo luchar tanto como quisiera.

¿Pero cómo planeaba hacer eso?

En ese momento.

Swish

Algo estaba volando rápido hacia la fortaleza en la que estaban Yeon-woo, Phante y Edora.

Era el Rey Marcial. Pero tenía algo en sus manos.

"¿Padre?"

"Sí. Es él."

"Pero, ¿Por qué viene aquí otra vez? No, ¿Qué tiene en sus manos?"

"Parece una persona..."

"Ese viejo, ¿Qué está tratando de hacer esta vez....?"

Phante y Edora tenían miradas extrañas en sus rostros.

Los ojos de Yeon-woo también se hicieron más grandes.

Entonces, el Rey Marcial aterrizó. Parecía como si acabara de dar un paseo por el vecindario.

El Rey Marcial tiró al suelo lo que tenía en sus manos.

Había 5 jugadores, incluyendo a Shanon. Eran los jugadores de mayor rango del clan Dragón Rojo que había reunido.

Pero por supuesto, frente al Rey Marcial, parecían perros con la cola entre las piernas.

Los enemigos miraban confundidos al Rey Marcial. No se habían resistido porque el Rey Marcial les había dicho que los dejaría vivir. Pero no había puesto ninguna condición.

Una esquina de la boca del Rey Marcial se curvó formando una sonrisa mientras cruzaba sus brazos.

Y señaló a Yeon-woo con su barbilla.

"Pelea."

"... ¿Perdón?"

"¿Qué?"

Todas sus miradas se dirigieron hacia Yeon-woo.

Bajo la máscara, Yeon-woo tenía una expresión ilegible.

El Rey Marcial se rió como si estuviera extremadamente divertido.

"Peleen con ese tipo. Los dejaré marcharse si lo golpean. ¿Qué les parece?"

"…!"

En medio de la bomba que el Rey Marcial acaba de lanzar.

Phante sacudió la cabeza mientras miraba a su padre que estaba haciendo algo ridículo otra vez.

"... Cielos. Ese viejo."