Reciente

martes, 26 de mayo de 2020

La Emperatriz Se Volvió A Casar - Capítulo 180

Capítulo 180. Lo Que Heinley Quería Hacer (1)



"Señorita. Es algo serio... no lo tome a la ligera."

"Bien, ¿quieres que sea amable con todos los reporteros? Eso es todo, ¿verdad?"

"No es así."

"¿?"

"Un hombre que trata bien al enemigo y a mí, no es un aliado después de todo, ¿cierto?"

Rashta quería llorar.

'Me gustaría hablar un poco sobre la emperatriz depuesta, y luego de mis padres. El Duque Elgy está hablando de un tema demasiado aburrido.'

"Señorita ¿Sabes cuántos tipos de reporteros hay?"

"No lo sé.

"Solo hay dos tipos."

"¿Reporteros buenos y reporteros malos?"

"Reporteros amigables con los nobles y reporteros hostiles hacia ellos."

"Dado que los reporteros amigables con la nobleza también serán amigables con la familia real, ¿debería Rashta llevarse bien con ellos?"

"No es tan simple."

"¿?"

"Que los reporteros sean amigables con la nobleza no significa que lo sean con la familia real, ni tampoco que sean hostiles con la nobleza significa que lo sean con la familia real."

Rashta puso sus manos a ambos lados de su cabeza.

Sintió ganas de gritar, "¡Detente!"

"Si la relación entre el emperador y la aristocracia es mala, el emperador debe estar cerca de los reporteros hostiles con la aristocracia. En otras palabras, es una guerra de ingenio."

"Ah... Bueno. Sí."

"Pero los plebeyos son definitivamente hostiles a la nobleza, señorita. Tenga en cuenta esta diferencia y decida adónde acercarse."

Rashta suspiró y respondió.

"Rashta necesita el apoyo de los plebeyos, así que necesita estar cerca de los reporteros amigables con los plebeyos."

"Sí, pero tampoco debes ser odiada por los reporteros amigables con la nobleza."

"Uh... ¿cómo puedo saber quién es amigable con los plebeyos y quién es amigable con los nobles?"

"Solo tienes que leer todos los artículos de los últimos tres años."

Rashta finalmente se puso en cuclillas y agitó sus manos.

"¡Mi bebé no quiere oír eso! ¡Dime algo divertido!"

El Duque Elgy miró fijamente a Rashta, y pronto estalló en risas.

Rashta lo miró, haciendo pucheros, y el Duque Elgy sacudió la cabeza riéndose. Este lado suyo era muy lindo. Sin embargo, no la elogio abiertamente.

***

La gente espera dos cosas al leer un periódico.

La verdad.

O la respuesta que quiere.

Lo que se necesitaba para la pregunta actual no era la verdad, sino la respuesta deseada.

Entonces, ¿cuál es la respuesta que la gente del Reino Occidental quiere...?

A la mayoría de la gente no le gusta que su rey se convierta en un hazmerreír por caprichos amorosos. Les resulta entretenido este tipo de dramas en la realeza, siempre y cuando, los reyes y los príncipes herederos no estén involucrados.

A la gente del Reino Occidental tampoco le gustará. Sobre todo porque el hermano de Heinley tuvo varias amantes durante su gobierno, así que estoy segura que deben estar cansados de este tipo de historias...

Bueno, lo mejor será responder con una mezcla de romance sin tanta politiquería. No obstante, si el romance es demasiado intenso, se convierte en una aventura, así que es necesario manejarlo bien.

'Sería mejor hablar primero con Heinley antes de responder, pero...'

Si uno pospone su respuesta una vez, diciendo que responderá más tarde, la respuesta posterior parecerá menos sincera. En ese momento, no importa lo buena que sea la respuesta, pensarán que la has inventado, así que responderé ahora mismo.

Tan pronto como terminé de pensar, respondí con una leve sonrisa.

"Organicé todo antes de mi divorcio."

"¡¿?!"

"Su Majestad el Rey me dio la fuerza en ese entonces."

Por supuesto, al responder, uno no debe olvidar dejar un carnada para que el contrario la muerda. El astuto reportero entendió las implicaciones de mis palabras y preguntó sorprendido.

"¿Sabías de antemano que te ibas a divorciar?"

"... lo escuché."

Respondí cada pregunta con sinceridad, solo con esto bastaría.

El reportero abrió la boca con asombro, y Rose también parecía muy sorprendida.

Luego me miró con lástima.

***

Alrededor de las seis de la tarde. Como el anexo no cuenta con una cocina, Rose fue personalmente al palacio principal para pedir la comida de la reina.

Casualmente, Rose se encontró con su hermano, Yunim.

Tan pronto como Yunim la vio, le preguntó cómo era la reina, y Rose le respondió.

"Es humana, no es ni buena ni mala."

"¿Qué quieres decir?"

"Es literalmente eso."

Yunim añadió, luego de pensarlo por un momento.

"Está tratando de apaciguarme."

"¿Eso es lo que piensas?"

"¿Crees que no puedo darme cuenta de eso?"

"Así es."

Rose le dijo que la reina le ordenó preparar sus atuendos, 'delegándole la responsabilidad' delante de la gente, luego se levantó la falda ligeramente para señalar sus pies hinchados.

"¿Ves esto? He estado caminando todo el día, ella me pidió que le mostrara el palacio."

"¿Cuánto caminaste para que se te hincharan los pies?"

"Ni me lo digas, no sabes lo meticulosa que es."

Rose agitó sus manos.

La reina fue a todas las habitaciones y revisó el interior, hasta el punto de que parecía una espía, no la reina. Naturalmente, se encontraron con varios cortesanos, y lo extraño es que algunos se pusieron pálidos cuando vieron a la reina.

"No solo recorrió todo el palacio, parecía estar fijándose en la cara de la gente..."

Yunim le preguntó de nuevo a Rose.

"¿Qué te parece en comparación con Christa?"

"Estuve a su lado solo un día. No sé mucho."

"¿Cuál es su personalidad?"

"Es difícil saberlo en un día."

"¿Es capaz?"

"Estoy segura de que lo hará bien, hay rumores circulando por todas partes, pero no he visto nada malo con mis propios ojos."

Rose, después de responder con franqueza, dudó y admitió.

"Bueno. No la odié. Si camina un poco menos, entonces puedo continuar siendo su dama de compañía..."

"..."

Yunim frunció ligeramente el ceño, como si no quisiera escuchar esa respuesta.

***

Rose está tardando en llegar.

'¿Cuánto tiempo ha pasado desde que se fue?'

Miré mi reloj y pensé en la distancia entre el palacio principal y el anexo de la reina, después de haber deambulando durante todo el día.

No era una distancia corta. Si va y viene con las piernas cansadas, irá un poco más despacio...

Sin embargo, incluso considerando lo anterior, está tardando en llegar. Entonces, debe estar hablando con alguien. ¿Con quién se encontró?

'Debe ser con su hermano.'

Sí, si se hubiera encontrado con Christa, quedaría con ella para reunirse luego, no estaría hablando tanto como ahora. Si lleva hablando tanto tiempo, no va a ser para apuñalarme, entonces debe haberse encontrado con su hermano.

'¿Qué le estará diciendo?'

A lo mejor se está quejando de que le duelen las piernas porque ha estado caminando mucho hoy...

Presioné mis labios con el pulgar para contener la risa.

- Toc-Toc

Oh, supongo que ya está aquí.

Rápidamente me quité el dedo de los labios y me levanté.

- Toc-Toc

Sin embargo, los golpes no parecían venir de la puerta. En realidad, venían de la ventana.