Reciente

jueves, 16 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 70

Capítulo 70. Un Misterio


Traer a María al grupo fue una excelente elección en varios sentidos.

Había dos dioses a los que los Sacerdotes servían. El primero era la Orden de Luxuria, la diosa de la lujuria, que se encargaba de hechizos de sanación, disipación y apoyo.

El segundo era la Orden de Invidia, el dios de la envidia, que prefería repeler al enemigo con poderes sagrados y gobernar sobre las operaciones de adivinación mágica.

Chohong era una Terrícola que había recorrido dos caminos separados de Invidia e Ira. María, por otro lado, recorrió el solitario camino que Luxuria había trazado desde que estaba en el Nivel 1.

Un sacerdote es tratado como un aristócrata en el Paraíso, pero un Sacerdote que se especializa en la sanación es valorado casi igual que un Mago.

Como los Terrícolas tenían la tendencia de priorizar sus vidas al máximo, un Sumo Sacerdote de Nivel 4, que es capaz de curar heridas regulares con un proverbial movimiento de su mano, hacía que cada Terrícola reaccionara positivamente ante un equipo con semejante Sacerdote como miembro principal. Incluso se esforzaban por actuar lo más amigablemente posible.

Seol Jihu tuvo éxito en el reclutamiento de un Sacerdote, pero no descansó después de eso. Su siguiente parada lo llevó a la biblioteca de la ciudad, en lugar de volver a la oficina de Carpe Diem.

No importaba de qué ciudad se tratara, la biblioteca de una ciudad puede considerarse como el depósito de toda la información acumulada. La solicitud de exterminio de la Aldea de Ramman sucedía con frecuencia, así que pensó que debía haber registros pasados de la misión, al igual que el informe de Alex sobre la aparición de los topos que estaba en el tablero de anuncios de la ciudad poco después.

Chohong, como de costumbre, estaba llena de arrogancia, declarando en voz alta que sólo necesitaban mirar, ya que ella sola sería suficiente para barrer a todos sus enemigos. Sin embargo, Seol Jihu no podía aceptarlo fácilmente.

Desarrolló un cierto hábito desde que casi murió en el asedio de los esqueletos en la Zona Neutral. Y consistía en prepararse lo más humanamente posible para los asuntos en los que su vida podría estar en peligro.

De esta manera, mientras se sumergía en la búsqueda de información relevante, se encontró con alguien bastante inesperado en la biblioteca.

"¿Ohh? No esperaba verte aquí, amigo mío."

Un anciano de barba gris con un sombrero cónico típico de los magos extendió la mano.

"Ah, hola."

Seol Jihu estrechó educadamente la mano ofrecida.

"También estoy sorprendido de verte en este lugar... ¿Qué le trae a la biblioteca de la ciudad, Maestro Ian?"

"Jejejeje. Creo que eres el único Terrícola en la historia que le pregunta a un Mago qué hace en una biblioteca".

Ian se rió y le preguntó.

"Entonces, ¿Cómo has estado?"

"Bueno, he estado bien, nada demasiado especial. Intenté ser un mensajero, y sigo entrenando todos los días."

"Es bueno escuchar que hasta ahora estás disfrutando de una vida pacífica. Oh, claro. ¿Recibiste la lanza?"

"Ah, eso. Me he olvidado completamente de agradecerles a usted y a la Princesa Teresa por ello. ¿Cómo está ella actualmente?"

"No te preocupes por ella. La Princesa Teresa siempre es de color rosa-rosa, si sabes a lo que me refiero."

Ian le hizo un guiño de ojo. Luego sonrió ante el joven, que estaba asustado ante la aparentemente insinuante palabra 'rosa' antes de acercarse a susurrar algo más.

"Fufufu. Este es un secreto que sólo conozco yo, pero permíteme compartirlo contigo".

Antes de que tuviera tiempo de darse cuenta, Seol Jihu estaba prestando atención a las palabras del anciano.

"La verdad es que hay muchas, muchas variaciones del color rosa."

"... ¿Eh?"

"Por ejemplo. El color de la Princesa Teresa es mucho más cercano al 'rosa bebé'. Sí, en efecto. Mm, mm."

"... Maestro Ian."

"Ups. Sólo estaba bromeando contigo. Sólo es una broma de mal gusto de un anciano. Definitivamente no usé un hechizo de rayos X para confirmarlo, así que no deberías mirar a este anciano de esa manera. Si haces una mueca como esa, te ves como un total extraño y eso me asusta un poco".

Ian agitó sus manos y se rió a carcajadas. Seol Jihu sólo pudo soltar un suspiro. Bajó la guardia y fue engañado de nuevo.

"Estoy seguro de que no le molestarán las bromas normales, pero ¿No es demasiado hacer insinuaciones sexuales a una princesa?"

"Dices eso porque no sabes cómo es ella realmente."

"¿...?"

"Hoy temprano, le hice una simple broma y ella respondió: 'la tuya no puede ni siquiera levantarse, así que ¿Por qué me preguntas eso?' Para ser honesto, mi sentimiento ha sido un poco herido".

"…."

A estas alturas, Seol Jihu había olvidado lo que quería decir.

"Bien, ya basta de charlas... ¿Qué te trae por aquí?"

"Bueno, me dieron una misión, así que esperaba encontrar información relevante en este lugar."

Seol Jihu se puso un poco cauteloso e hizo su respuesta.

"¿Una misión?"

"Sí, es una solicitud emitida por la Aldea de Ramman."

Cierto destello brilló en los ojos de Ian.

"Dylan y Hugo no deberían poder participar en eso. ¿Significa eso que tú y Chohong forman el equipo?"

"Básicamente, sí. Maestro Ian, ¿También ha escuchado sobre eso?"

"También estoy participando en 'esa' misión, así que de hecho, lo sé. Entonces, ¿Dylan te ha dado el papel de líder?"

"Hmm, hmm~" Ian tenía una expresión algo contemplativa, pero entonces, de repente formó una sonrisa misteriosa.

"Fufufu. Oh, Dylan, eres un astuto..."

Murmuró para sí mismo y dirigió su mirada hacia la juventud.

"Hombre. ¿Puedes darme un poco de tiempo? Sólo necesito unos cinco minutos."

"Por supuesto".

"Está bien. Volveré enseguida, así que por favor espérame."

Con una expresión seria grabada en su cara, Ian fue rápidamente hacia varios sitios de la biblioteca. Precisamente cinco minutos después, volvió a aparecer, llevando un montón de pergaminos y varios documentos.

"Toma esto. Son todos los registros históricos relativos a la misión de exterminio que estás a punto de asumir. Y esto es..."

El anciano sacó un libro ridículamente grueso justo cuando Seol Jihu apenas logró recibirlos todos.

"Esto de aquí es la historia registrada de la región. No tienes que leerlo todo, por supuesto. He hecho un marcador en algún lugar del medio, así que sólo tienes que hojearlo."

"¿Lo has hecho?"

"Mm. Ha pasado mucho tiempo, pero también participé en la misión de exterminio anteriormente. La cosa es que el asunto de la Aldea de Ramman es uno de los misterios más entrañables de Haramark, así que una vez, estuve bastante interesado en resolverlo."

Ian sonaba filosófico.

"Bueno, todo terminó siendo un fracaso. En ese momento, pensé que había tomado una pista bastante sólida, y me sentí confiado de mis sospechas. Pero al final, todavía no pude descubrir el origen."

"La gente me dice lo mismo hasta ahora. Probablemente termine igual que tú".

"Me pregunto sobre eso. Tendremos que esperar y ver primero, ¿No?"

Seol Jihu sonrió avergonzado, mientras Ian se acariciaba la barba en contemplación.

"Salimos vivos del Bosque de la Negación, la famosa zona prohibida, y luego, milagrosamente recuperamos la fortaleza que todos pensaban que estaba perdida; ambos fueron eventos que fácilmente excedieron la imaginación más descabellada."

"Gracias por sus amables palabras, pero creo que he tenido suerte".

"No, no es cierto en absoluto. Tus acciones fueron responsables de ambos eventos, no la dama de la suerte".

Ian formó una expresión cálida.

"Disculpa por agobiarte aún más de esta manera. Pero, si logras resolver este misterio, sería lo mismo que ayudar a la estabilidad general de toda la región de Haramark, por lo que deberías ser capaz de ganar una cantidad sustancial de 'puntos de logro'. También, la familia real podría recompensarte con algo extra."

"Me sentiría mucho más confiado si nos acompañara, Maestro Ian."

"Me encantaría hacer eso. Desafortunadamente, tengo un compromiso previo que cumplir. Incluso Sicilia está involucrada ahora, así que será difícil salir de esta."

"No hay forma de evitarlo, entonces. Gracias por estos registros. Los estudiaré de inmediato".

Seol Jihu sonrió refrescantemente.

"Rezaré por tu éxito."

Ian levantó su puño fuertemente cerrado en alto y animó.


*


Chohong regresó a la oficina tarde por la noche, su estado de ánimo actual es absolutamente peor.

Durante todo el día, estuvo buscando a un Sacerdote, sólo para encontrarse con el rechazo a cada paso. Así que, cuando vio a Dylan bebiendo té en la oficina, se quejó en voz alta y dijo, "¡¿No vas a hacer nada y esperar desde la línea de banda?!"

Pero entonces, se quedó completamente sin palabras después de que Dylan le informara que Seol ya había encontrado un sacerdote.

"¡¿De verdad?!"

"Mm. Él mismo fue a hablar con el Sacerdote, aparentemente."

"¿Quién es?"

"Es Maria Yeriel".

"¿Qué? ¡¿Esa perra?!"

La voz de Chohong se hizo aún más fuerte. Dylan tranquilamente se cubrió los oídos y asintió una vez con la cabeza.

"Estoy de acuerdo en que es algo increíble, pero ¿Qué te parece si bajas un poco el volumen? Seol está trabajando."

"... ¿Trabajando?"

"Bien. Me preguntaba si había algo en lo que pudiera ayudarlo, pero no había necesidad, a juzgar por cómo lo estaba manejando. Ya ni siquiera parece un novato por la forma en que se ocupa de las cosas".

Había una sonrisa de satisfacción en la cara de Dylan ahora.

"Mira. ¿Sabes por cuánto tiempo quise que un miembro del equipo como Seol se uniera a nosotros? Por eso, si no podemos ayudarlo, al menos no deberíamos molestarlo, ¿Verdad?"

Lástima, Chohong no es alguien que hubiera seguido ese consejo. Sus pasos repentinos la llevaron directamente al dormitorio compartido. Encontró a Seol Jihu sentado en el escritorio, escribiendo en silencio y estudiando solo.

"Hey".

"Oh, ¿Has vuelto?"

Seol Jihu respondió sin mirar atrás.

"Escuché que nos encontraste un Sacerdote..."

"Sí".

Seol Jihu asintió.

"Por cierto, ¿Por qué la señorita María es una perra?"

"¡Porque, es una perra! ¿Cómo te las arreglaste para endulzar a esa chica? Quiero decir, esa perra loca es infame por tener un estándar muy alto y todo eso."

"Por favor, deja de insultar por un segundo. La conozco de la Zona Neutral, en realidad."

"¡Eh, tú! ¡Se supone que debes mirar a la persona con la que estás hablando!"

Sólo entonces Seol Jihu se dio la vuelta a medias. Se apoyó en el respaldo de la silla en un ángulo y continuó.

"Ah, claro. ¿Qué hay de los Arqueros y Guerreros? ¿Preguntaste por ahí?"

Chohong se tambaleó un poco en donde estaba.

"¿No, no realmente? Estaba ocupado buscando un Sacerdote, así que..."

"Pero, ¿No te dije que encontraría un Sacerdote?"

"¡No sabía que encontrarías uno tan rápido! Me sentí mal por dejarte con la responsabilidad, ¡Así que también quise ayudar! ¡Y qué!"

Chohong le gritó. Seol Jihu formó una sonrisa irónica.

"Bien, bien."

Se giró hacia los pergaminos que estaban en el escritorio.

"No te preocupes por eso. La Señorita María se supone que se reunirá conmigo mañana en el 'Come, Bebe y Disfruta', así que busquemos juntos."

Chohong no dijo nada más sobre eso. Sin embargo, quería presumir un poco ya que se suponía que tenía más experiencia en este tipo de cosas, pero como Dylan había señalado antes, Seol Jihu lo estaba haciendo admirablemente bien por su cuenta. También se sentía un poco apenada en su mente.

"... ¿Qué estás haciendo?"

Cuando se acercó al escritorio, vio muchos pergaminos y documentos desplegados. Incluso había un libro grueso allí.

"Oh, ¿Estos? Registros históricos de las misiones de exterminio de la Aldea de Ramman."

"Yyyyy, ¿Esto?"

"Historia registrada del Imperio. El Maestro Ian me lo dio, diciendo que debería revisarlo."

"Espera, ¿Te encontraste con ese anciano?"

"Sí. Sucedió por casualidad".

Chohong le dio un vistazo al libro e inmediatamente puso una mueca de asombro.

"Euhk~. Me voy a enfermar con sólo mirar esta cosa. ¿De verdad te sientes bien leyendo esto?"

"¿En serio? Me pareció bastante interesante".

"¿Hay necesidad de llegar tan lejos? Quiero decir, todo lo que tenemos que hacer es dirigirnos al lugar y patear algunos traseros, ¿No?"

"Bueno, lo más probable es que esos monstruos vuelvan a aparecer en el futuro. Si es posible, quiero prevenirlo averiguando la causa principal y eliminarla. Lo que significa que necesitamos pistas sólidas".

"¿Pero cómo nos llevará a alguna parte leer esas cosas?"

Chohong comentó amargamente. Seol Jihu bostezó y estiró sus brazos por encima de su cabeza.

"Puede que tengas razón, pero tengo algunas sospechas... No, espera. Digamos que hay algunas cosas que no están bien."

"¿No están bien? ¿Cómo?"

"No puedo estar seguro de ello todavía. Es sólo una teoría mía."

Seol Jihu se cubrió la boca para bostezar de nuevo. El suspiro de Chohong fue tan largo que el suelo pudo haberse hundido.

"Argh, no lo sé. Haz lo que quieras. Me voy a la cama. He estado caminando todo el día, y estoy agotada."

"Trabajaste duro. Descansa un poco".

Chohong estaba acostada en la cama. Durante un rato, miró fijamente al techo con una pizca de molestia en su cara, antes de echarle una mirada furtiva.

"¿No vas a dormir?"

"En un rato. Tengo una piedra de iluminación conmigo, así que puedes apagar las luces si quieres."

"... No, estoy bien."

Sin embargo, Chohong no se durmió de inmediato. Sus tímidos ojos se fijaron en el joven sentado en el escritorio estudiando el contenido del grueso libro. Tenía las mangas subidas, su expresión era de profunda concentración y seriedad; un decidido destello parpadeaba en sus ojos. Ella pensó que se veía agradablemente diferente.

'Esto es muy raro, ¿No?'

Chohong se susurró a sí misma "Ha pasado poco tiempo desde que te uniste, pero..." y abrazó ligeramente su almohada. Luego miró fijamente su espalda que parecía más fiable actualmente por alguna razón. Sólo hasta que se durmió, por supuesto.


*


A la mañana siguiente.

Como prometió, Seol Jihu se reunió con María. Si había algo con lo que no contaba, era con su atuendo: parecía que sólo llevaba una camisa blanca de gran tamaño que probablemente resultaba muy fácil de llevar. Y en segundo lugar, que ella también era una vieja conocida de Chohong. Tampoco en el buen sentido.

"Así que era verdad. ¿Qué le pasa a la Señorita 'Amante del Dinero' que decidió unirse a nuestra pequeña misión?"

Esas palabras fueron el golpe inicial que Chohong lanzó en cuanto vio a María. Esta última levantó ligeramente una ceja cuando escuchó esas palabras cargadas de sarcasmo, antes de formar una sonrisa refrescante.

"¿Oh? Esperaba a alguien decente cuando escuché que un miembro de Carpe Diem se iba a unir. Resulta que el miembro era la estúpida perra con muerte cerebral, famosa por su cabeza dura".

"Tu boca escurridiza es la misma de siempre. Tengo curiosidad, ¿Podrás seguir ladrando si te abro la boca de par en par?"

"Bueno, estoy segura de que no es tan escurridiza como tu famosa descerebrada cabeza. ¿No quieres abrir esa cabeza vacía tuya y demostrárselo al mundo?"

Venas gruesas surgieron en la frente de Chohong. Se formó en sus labios la sonrisa amenazadora de una bestia, con los colmillos al descubierto.

"Ves, te lo dije. Es una perra. Su boca es una basura".

"Bueno, claro, mis labios están un poco sucios. Pero no están flojos como tus otros labios."

"¡Para, por favor, para! Chohong, tú también."

Seol Jihu saltó rápidamente entre las dos mujeres 'sonrientes' y sus fusiles de asalto verbal. Chohong ya había sacado su maza mientras María acariciaba 'amorosamente' un crucifijo en sus manos. Si las hubiera dejado solas, sin duda habría estallado una pelea.

"¡Hmph!".

"¡Hmph!"

Mientras ellas giraban sus cabezas en direcciones opuestas, sus hombros caían más y más. Parecía que las cosas iban en dirección contraria desde el principio.

Sin embargo, su estado de tristeza sólo duró un corto tiempo. Cuando entró en el bar con dos damas a su lado, Seol Jihu se dio cuenta de que la atención de todos los clientes inmediatamente se centró en él. Fue similar a cuando tenía citas con Yoo Seonhwa.

En realidad, tuvo que colocarse entre dos damas para evitar que estallara una pelea. Pero eso también significaba que, al menos externamente, tenía dos bellezas en cada una de sus manos. Estas damas fueron bendecidas con una gran apariencia, después de todo.

'... Hm, hm'.

Seol Jihu no pudo evitar pararse más recto, sus hombros se abrieron un poco más. Incluso su expresión se relajó mucho. Intentó con todas sus fuerzas no parecer presumido. Por supuesto, no tenía ni idea de lo que los demás estaban pensando realmente.

"Mira a ese tipo. Es una combinación muy extraña".

"Tienes razón. Está mezclado con dos de las Seis Locas."

"Yo, espera. Ese tipo, ¿No apareció en el bar con Agnes no hace mucho tiempo?"

"Sí, eso es. ¿Tres de las Seis Locas? Vaya, hombre. Ese amigo tiene un gusto particular".

Ni siquiera se habría atrevido a soñar que otros estuvieran compartiendo esas conversaciones sobre él en este momento.

Ambas se sentaron alrededor de una mesa vacía, y como si hubieran hecho un arreglo previo, comenzaron a gritar al mismo tiempo.

"¡Li-cor! ¡Li-cor!"

"¡Al-co-hol! ¡Alco-hol! ¡Alco-hol!"

Eran como un par de pollitos recién nacidos ladrando ruidosamente por comida. Seol Jihu lentamente se acobardó.

"... Ordena lo que quieras."

"¡Kyaha! ¡Eh, por aquí! ¡Tráeme todo el ron y el vodka que tengas!"

Chohong poseía una habilidad sin igual para mezclar varios alcoholes. Mezcló el ron y el vodka como una experta, antes de servir varias tazas para distribuirlas por toda la mesa. Obviamente, Seol Jihu ni siquiera tocó el suyo, pero bueno, María tomó el suyo y tembló de placer.

"¡Keo-heuh! ¡Ahora eso te despertará muy bien!"

"Está bien si quieren disfrutar de sus bebidas, pero por favor no olviden que estamos aquí para reclutar al resto de nuestro equipo."

"No hay problema. Señor líder, hágase a un lado y disfrute del espectáculo. Yo me encargaré de todo."

Chohong declaró con confianza y sirvió otra taza. Seol Jihu sólo podía apoyar su barbilla en sus manos y observar a las dos mujeres actuando como compañeras de hace mucho tiempo.

Bastante tiempo había pasado así. Cada vez más botellas vacías llenaban la mesa, y mientras Chohong tomaba otro trago varonil de su taza, de repente dejó de moverse.

"Hey".

Ella envió una señal, y María miró a la entrada. Dos hombres y una mujer estaban entrando en el bar. María soltó un "Mmm~" y asintió con la cabeza antes de encogerse de hombros.

"No son una completa basura. Haz lo que quieras."

"Bien, genial. ¡Oye, Mikhail!"

Chohong agitó su mano, y el hombre que estaba delante del grupo la saludó, sus ojos parecían puntos redondos. Era un tipo delgado con cabello corto y bien cortado.

"¿Todavía estabas vivo?"

"¿Estás tratando de fastidiarme o algo así?"

Mikhail sonrió y le pidió al dúo que estaba detrás de él que esperara un poco. Se acercó y Chohong empezó a hablarle.

"¿Cómo has estado? He escuchado que estás a punto de alcanzar el Nivel 4."

"Y eso me ha estado matando últimamente. Sólo necesito un poco de experiencia, pero el problema es el dinero. Quiero decir, el costo del equipamiento es demasiado ridículo".

"Bueno, sí, el precio sube hasta diez veces más y todo eso".

Chohong sonrió y estuvo de acuerdo con él.

"Por eso quería preguntarte algo aquí. ¿Quieres ir a una misión con nosotros?"

"¿Una misión?"

Mikail preguntó mientras su mirada escudriñaba la mesa, sólo para formar una expresión de sorpresa.

"¿María? ¿Qué estás haciendo aquí?"

"Obviamente, es para el trabajo. No es nada grande, sólo lo suficiente para un poco de dinero de bolsillo."

Mikhail silbó, evidentemente impresionado ahora.

"Suena bien. Bien, déjame escucharlo primero".

Miró detrás de él e hizo un gesto a sus camaradas para que se unieran a ellos también. Y así, tres personas más se sentaron alrededor de la mesa llena de botellas.

"Bien, entonces. ¿De qué trabajo estamos hablando?"

"No te precipites. Disfruta de un trago por nuestra cuenta."

"Respetuosamente declino. Diablos, no voy a tocar nada que hayas mezclado aunque sea gratis".

"Che. No es nada importante, sólo la petición de exterminio de monstruos de la Aldea de Ramman".

"¿Aldea de Ramman?"

Mikhail inmediatamente pareció decepcionado.

"Oye, realmente no es nada..."

Luego miró a las dos mujeres como si no entendiera algo.

"¿Por qué están ustedes dos dando un paso adelante para algo tan pequeño? ¿No es esto demasiado exagerado?"

"Argh, ¿Por qué hablas tanto de esa manera? Es simple. ¿Estás dentro o fuera?"

María expresó su molestia. Mikhail parecía estar pensando en algo antes de mirar a su lado. La mujer con la que entró tenía los brazos cruzados y las cejas fruncidas, lo que la hacía parecer un poco temperamental. Cuando sacudió la cabeza, su cabello negro como una cascada bailó un poco. Mikhail habló después.

"Mm, lo siento, pero parece que tendremos que pasar".

"Piénsalo un poco más, vale. La distancia es corta, ¿Verdad? Piensa en ello como si ganaras un poco más de experiencia a cambio de un par de días."

"Ya he participado en ella una vez antes, ¿Sabes? Además, matar a unos cuantos mutantes no servirá de mucho en nuestros niveles, ¿No?"

Chohong le lamió el labio inferior. Ella echó una mirada furtiva a Seol Jihu, y él abrió la boca después de recibir su señal.

"Puede que esta vez no sea estrictamente igual."

"¿Mm?"

Mikhail se giró hacia él. Chohong hizo la presentación.

"Perdón por la tardía introducción. Este es Seol, el nuevo recluta de Carpe Diem. También es el líder de esta misión."

"¿Seol?"

Mikhail miró distraídamente durante un rato antes de aplaudir una vez.

"¡Ah! ¡¡Tú, del Valle Arden!! Sí, tú, del Valle Arden, ¿Verdad?"

"Oh, ¿Te has enterado de eso?"

"¿Qué quieres decir con que me he enterado? ¡En realidad estábamos allí! Realmente no esperaba encontrarme con una celebridad hoy."

Mikhail extendió la mano, su cara rebosaba de una sonrisa.

"Hola. Es un placer conocerte. De verdad. Soy Mikhailov, un Espadachín Corredor de Nivel 3. Y esta de aquí es..."

"Veronika. Nivel 3 Explorador Agudo".

Veronika finalmente habló. También parecía un poco más interesada ahora.

"Y este tipo de aquí es Gierszal. Es un Guardia de Nivel 3."

El último tipo levantó la mano brevemente, y aún así se abstuvo de decir algo.

"Todavía no puedo olvidar la vista de cuando atrajiste a todos esos bichos, ¿Sabes? Al principio pensé que estabas loco, pero, vaya, me sorprendiste en ese entonces".

Mikhail se rió ligeramente y acercó la silla.

"Bien, entonces, ¿Qué quisiste decir hace un momento? ¿Algo sobre que puede no ser igual?"

Seol Jihu pensó en qué decir a continuación. Ya que tanto María como Chohong estaban de acuerdo, eso sólo podía significar que este trío tenía que ser bastante competente. En cierto modo, esta charla sólo fue posible con esas dos damas y su intervención. Ahora que comenzaba la reunión, le tocaba a Seol Jihu desempeñar el papel de líder.

"Por casualidad, ¿Conoce las características especiales de la petición de la Aldea de Ramman?"

"¿Características especiales? ¿Qué son esas?"

"En primer lugar, aparecen los mutantes."

"Sí, lo sabemos."

"En segundo lugar, diferentes especies aparecen con cada nueva misión emitida."

"¿En serio? Pero, ¿No parecían muy fuertes?"

Mikhail inclinó la cabeza.

"Y tercero, la escala del equipo de exterminio se hace más y más grande con el paso del tiempo."

"... ¿Qué quieres decir con eso?"

Sintiendo que algo extraño estaba en marcha, la voz de Mikhail se silenció.

"Señor Mikhail, usted dijo que participó en esta misión antes, ¿No?"

"Sí. Fue hace un año más o menos. No puedo estar completamente seguro, pero fue alrededor de ese tiempo."

"¿Te has dado cuenta de que la escala y la calidad del equipo que asume la misión sigue aumentando cada año?"

Mikhail siguió parpadeando sus ojos.

"Echa un vistazo a esto".

Seol Jihu sacó una hoja de papel.

"Ignoren las fuerzas de subyugación del reino y miren de cerca la primera misión emitida, hasta la última misión. Como pueden observar, esta misión solía ser asumida por Niveles 1 al principio, pero luego los Niveles 2 comenzaron a asumirla, y en poco tiempo, fue el Nivel 3. Esta vez, la petición llegó a Carpe Diem de todos los equipos."

Los ojos de Mikhail se entrecerraron en una rendija.

"Espera un segundo. ¿Eso significa...?"

"Los mutantes que aparezcan esta vez serán de una raza muy diferente de la que combatieron la última vez."

"Hmm... Así que, es así. Por eso María y Chohong es..."

Mikhail se frotó la barbilla.

"Usaste los registros de la biblioteca de la ciudad, así que esto no puede ser falso. Supongo que entiendo tu punto. Oh, ya veo, por eso la recompensa que se ofrece sigue subiendo un poco cada año."

La otra parte aceptó su evaluación. Fue aquí donde Seol Jihu sintió que había llegado el momento de sacar el último cebo.

"Eso no es todo. Si es posible, estoy planeando exponer este misterio de una vez por todas."

En ese preciso momento, la luz de los ojos de Mikhail se intensificó. Él también era un Terrícola que había pasado bastante tiempo en Haramark. Así que sabía lo que Seol Jihu quería decir con eso.

Resolver este misterio es algo totalmente distinto a llevar a cabo la misión de exterminio. Muchísima gente fracasó resolviendo este misterio, así que su fama se vería incrementada por el simple hecho de formar parte del equipo que expuso la verdad. En otras palabras, esto podría convertirse fácilmente en un gran paso en su carrera. Si él dijera que no estaba tentado, estaría mintiendo.

"Escucha. No creo que estés bromeando con estas dos damas a tu lado, pero aún así tengo que preguntarte. ¿Estás seguro de esto?"

"En realidad, no. Si soy honesto contigo, no puedo estar completamente convencido. Sin embargo, alguien muy respetable me dio una pieza importante del rompecabezas."

"¿Alguien de buena reputación? ¿Quién?"

"Ian Denzel".

Eso acertó el último golpe.

"¿El Maestro Ian lo hizo? ¿En serio?"

"Descubrirías la verdad si le preguntas directamente, así que ¿Por qué te mentiría?"

Mikhail soltó un fuerte suspiro y comenzó a morder sus labios. Uno podía notar el dilema en el que estaba. Veronika ligeramente encorvada en el costado, y Gierszal tosió mientras jugueteaba con la taza.

"No hay necesidad de preocuparse por esto. La aldea está a sólo medio día de viaje, de todos modos. Como mínimo, obtienes un poco de puntos de experiencia, pero si tenemos mucha suerte...."

Seol Jihu deliberadamente dejó que sus palabras se desvanecieran. Insinuaba que, si querían escuchar el resto, deberían ser más directos con sus decisiones.

"Entonces, ¿Qué te parece?"

Cerró los dedos y sonrió con una sonrisa refrescante.

"... Bueno, lo haré. Seguro que sabes cómo tentar a la gente, ¿No?"

Mikhail se quejó.

"Si sólo habláramos de tu manera de hablar, entonces definitivamente creería que eres de alto rango, amigo."

Al final, levantó las manos para rendirse.

"Bien. Vayamos a un lugar más privado y discutamos los detalles más... delicados, ¿Te parece?"


*


A la mañana siguiente.

La expedición, no, el equipo de exterminio, se reunió en la salida sur de Haramark. Seol Jihu y Chohong, tomados de la mano, llegaron primero y encontraron a los dos conductores del carruaje y dos porteadores esperando en el lugar.

Esperaron un poco más y pronto, María apareció con la misma vestimenta blanca de sacerdote que llevaba en la Zona Neutral. Verónica y Gierszal, liderados por Mikhail, llegaron poco después.

Cuatro Guerreros, un Arquero, y finalmente, un Sacerdote. Su nivel promedio era de 3.2. Considerando que la misión no era nominalmente difícil, esta fue una conformación de equipo bastante buena.

Poco después...

Dos carruajes con tres miembros cada uno salieron enérgicamente de la salida sur de la ciudad.