Reciente

lunes, 20 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 84

Capítulo 84. Por Un Poco


—¿En serio?

Kazuki sonaba muy feliz.

—Donde... No, espera. ¿Qué hay de los signos de infección?

La condición de Teresa Hussey no podría describirse tan bien ni siquiera de palabra. Uno de sus ojos estaba ennegrecido; la sangre seca era evidente en su nariz; sus labios se rompieron antiestéticamente; su mejilla hinchada y enrojecida...

Varias partes de su cuerpo también estaban enrojecidas y magulladas, además el hedor de todo tipo de suciedad se extendía con fuerza. Su actual apariencia atestiguaba las indescriptibles dificultades por las que había pasado. Pero Seol Jihu no pudo detectar ningún signo de infección por la reproducción forzada.

Mostró su estado a través del cristal de comunicación y abrió la boca.

"La encontré en el área de experimentación... Parece haber sido torturada, pero no creo que haya sido infectada."

—¿Torturada?... ¡Ah!

Kazuki sonaba como si hubiera descubierto el proceso de cómo fue descubierta. Ahora que la había visto a través del cristal, sus sospechas también quedarían satisfechas.

—Hmm. Estaba de regreso, pero si quieres, puedo ir a ayudarte.

"No, espera. Es difícil describir exactamente dónde estoy. Así que, vuelve primero."

-Lo tengo. Confiaré en ti.

La comunicación terminó allí. Seol Jihu rápidamente revisó sus muñecas y tobillos. Si la hubieran atado con ataduras especiales, las cosas podrían haberse vuelto problemáticas, pero afortunadamente, fue atada con cuerdas gruesas. Mientras sacaba una daga, sus ojos se encontraron con los de la Princesa. Parecía como si estuviera viendo un espejismo.

"... ¿Esto es un sueño?"

Su voz sonaba muy ronca.

"¿O una alucinación?"

Simplemente le sonrió. Ella debe haber encontrado su respuesta bastante triste porque se formaron grandes gotas de lágrimas en esos dos ojos como joyas. Ella resopló su nariz rojiza y continuó con una voz desesperadamente suplicante.

"Por favor, di que no es así. Por favor."

"Esto no es ni un sueño ni una alucinación."

Seol Jihu le respondió concisamente.

"He venido a rescatarte, Princesa".

"Pero, ¿Cómo?"

"Sé que tiene muchas preguntas, pero por favor, no las haga por ahora. No nos queda mucho tiempo."

Rápidamente se arrodilló sobre una rodilla.

"... Ah."

Teresa Hussey de repente se puso nerviosa por alguna razón.

"¿Qué debo hacer, qué debo hacer? No puedo casarme ahora."

"¿...?"

"No pude evitarlo, ese pervertido bastardo no quería que usara el baño..."

Explicó su situación con una voz que se fue reduciendo progresivamente.

"... ¿Bastardo pervertido?

"... Esta bien."

Seol Jihu le respondió en silencio.

"Sólo estoy agradecido de que... te las arreglaste para permanecer viva hasta ahora. De verdad."

Estaba siendo sincero. Como se concentraba en cortar el nudo de sus tobillos, no pudo ver la expresión de su cara cuando ella escuchó sus palabras.

"... ¿Puedo, puedo llorar ahora?"

"No, no puedes".

"¿Qué hay de un beso a sangre caliente, ¿Entonces?"

"Obviamente no, ¿Verdad?"

Mientras compartía una broma despreocupada, acercó la daga a la soga que le ataba el tobillo, pero luego...

¡¡Dururuk!!

Escuchó un sonido desde el otro lado de la pared. ¡Gulp! Tragó inconscientemente. Sus manos dejaron de moverse. Su corazón palpitaba y los músculos de todo su cuerpo parecían contraerse.

Ahora que echó otro vistazo, este edificio tenía la forma de un contenedor rectangular desde el exterior, pero la cámara de tortura estaba mucho más cerca de una caja cuadrada. Sólo entonces vio finalmente una puerta que daba a la esquina más lejana. Rápidamente recordó que todo este lugar estaba marcado como 'No Acercarse'. Pero se olvidó de ello por culpa de Teresa Hussey.

¿Qué debería hacer ahora? Lástima, incluso antes de tener la oportunidad de idear un plan, escuchó el sonido de la puerta que se abría de un tirón. Instantáneamente bajó su cuerpo y se escondió detrás del gran marco en forma de X. Mientras tanto, Teresa Hussey bajó rápidamente la cabeza y comenzó a abrir la boca.

"Alguien, ayúdeme. Sálvenme. Quiero irme a casa. Ahhh...."

Empezó a murmurar para sí misma. Splash, splosh... Se podían escuchar los sonidos de pasos húmedos antes de que una enorme sombra se proyectara alrededor del marco de madera.

"Estaba preguntándome por qué de repente escuché voces. ¿Estabas hablando contigo misma?"

Prrrr. Una voz que rechina los oídos, parecida a un pantano burbujeante, provenía del dueño de la sombra.

El rápido pensamiento de Teresa Hussey ayudó a superar el peligro inmediato. Por supuesto, Seol Jihu siguió estando alerta. Si esta cosa podía moverse incluso bajo el control del rudium, entonces tenía que ser una criatura de alto rango. No quería creerlo, pero estaba realmente aquí.

El sudor frío goteaba por su trasero. Afortunadamente, la cosa debía mantenerse dentro del edificio y no sabía lo que pasaba afuera. Pero, si descubría lo que estaba pasando desde el principio, entonces...

"¿Hmm?"

La criatura desconocida de repente empezó a fruncir el ceño.

"¿Cómo llegó este bastardo aquí?"

En ese momento, Seol Jihu pensó que su corazón explotaría, pero...

"¿No prohibí venir aquí?"

... Pero, rápidamente se dio cuenta de que el Parásito de alto rango no hablaba de él, sino del Orco mutado que vio durante su búsqueda y lo hizo entrar en el edificio primero.

Aunque fue una buena fortuna entre un mar de desgracias, era demasiado pronto para sentirse aliviado. Se apresuró a agarrar el rudium, luego deshizo todo el control mental aparte del reconocimiento de amigo y enemigo.

El Orco mutado se dio la vuelta para irse. Incluso el criadero, que una vez fue mortalmente silencioso, se llenó de nuevo con sonidos de actividad. El Parásito desconocido inclinó su cabeza cuando los Orcos mutados comenzaron a moverse de nuevo, pero entonces...

"Yo, tengo sed..."

... Luego, volvió a prestar atención a Teresa Hussey después de escuchar su doloroso gemido.

"Agua, agua..."

"Ohhh".

Splash, splosh...

La criatura se acercó al marco de nuevo. La saliva se acumuló rápidamente en la boca de Seol Jihu. Sintió que la tensión recorría todo su cuerpo y no se movió ni un centímetro del lugar. Incluso dejó de respirar por completo.

"Kekeke. Parece que ahora estás viendo alucinaciones. ¿Este es tu límite, entonces?"

"Agua. Dame agua..."

"Pensar que ya te has derrumbado. Qué lástima. ¿Adónde ha desaparecido tu espíritu inicial ahora?"

"Euhk".

"Bueno, supongo que es porque eres de una especie inferior. Aún así, te resististe más de lo esperado".

Las palabras ridículas obligaron a Teresa Hussey a morder sus labios.

"Entonces, ¿Quieres beber agua?"

Asintió con la cabeza en silencio.

"¿Y también quieres comer algo?"

"... Sí."

"Entonces, habla".

Ella formó una expresión confusa.

"No es difícil. Todo lo que tienes que hacer es decírmelo".

El Parásito desconocido abrió sus brazos de par en par.

"Nuestra Reina es magnánima y misericordiosa."

"…."

"Aunque seas de una de las especies inferiores, no te abandonará mientras tengas una cualidad redentora, aunque sea insignificante. Así que, habla. Habla todo sobre el juramento hecho con los siete dioses. Es la única manera de demostrar tu valía".

Teresa Hussey parecía estar en un profundo dilema antes de que su cabeza se tambalease aún más.

"Yo, yo necesito más tiempo para pensar".

"Qué frustrante pequeña tonta. ¿Cuánto tiempo más necesitas? Tal vez, ¿Todavía no has entendido lo que estoy diciendo?"

"Nosotros los humanos somos diferentes a los de tu especie. Tengo gente que cree en mí, mi familia, mis amigos, mis subordinados. Si hago lo que dices, me convierto en una perra que traicionó su confianza".

"Tsk, tsk. Por eso eres inferior. Todas esas emociones son inútiles comparadas con el nuevo mundo que nuestra gloriosa Reina le dará a este mundo."

"¡Maldita sea! Lo entiendo. Te escuché, ¡Así que dame tiempo para pensarlo por mí misma!"

Seol Jihu finalmente entendió lo que la Princesa estaba tratando de hacer aquí. Ella estaba tratando de enviar a este Parásito de alto rango lejos, dándose así una oportunidad de escapar.

"Fufufu. ¿No eres muy graciosa? ¿Crees que no sé lo que intentas hacer?"

"¿Qué significa eso?"

"¿Fue hace cuatro días? ¿No perdiste docenas de minutos diciéndome repetidamente que lo pensarías y luego, empezaste a exigirme esto y aquello? ¿Crees que me engañarás dos veces?"

'Ella ya usó esta táctica antes...'

Seol Jihu se desesperó interiormente. Pero entonces, Teresa Hussey comenzó a gritar.

"¡Maldita sea! ¡Aunque sea por un corto tiempo, estará bien! ¡Contigo alrededor, no puedo aclarar mis pensamientos!"

El Parásito desconocido resopló burlonamente, pero no se negó. Incluso sin mirar, se podía ver que la criatura se sentía en contradicción. No sería tan malo darle tiempo para racionalizar sus pensamientos ahora, ¿Verdad? Sin embargo, el ser no se alejó pacíficamente.

"Por un corto tiempo, ¿Verdad? Supongo que en realidad no importa, pero si estás tratando de engañarme de nuevo, entonces mejor prepárate."

"Estoy tratando de pensar en ello."

"Bien. Espero que estés hablando en serio. Si no..."

¡Pow!

"¡¡Euh-huuk!!"

El puño de la criatura se estrelló contra su diafragma. Los ojos de Teresa Hussey se abrieron de par en par. La baba se filtró por su boca amordazada. El Parásito desconocido se rió.

"... Vamos a disfrutar de otro momento de diversión juntos."

¡Cough, cough!

La criatura ignoró al humano que tosía y se fue por la salida.

"Urgh, eso duele."

Teresa Hussey se quejó amargamente. Mientras tanto, Seol Jihu movió rápidamente sus manos. Le dio lástima por su diafragma enrojecido, pero no hubo suficiente tiempo para preguntarle cómo estaba ahora. La entrada de ese Parásito de alto rango ya había consumido demasiado tiempo. Si no fuera por su rapidez de pensamiento, podría haber sobrepasado su límite de tiempo también.

Las cuerdas eran gruesas, pero no planteaban muchos problemas cuando usaba su maná.

"¿Puedes caminar?"

"Sí... Eh, ¿Qu?"

Finalmente liberada, vaciló inestablemente cuando sus pies tocaron el suelo. Sus brazos se agitaron y casi cayó, pero Seol Jihu la atrapó a tiempo. La levantó por sus delgados hombros y por debajo de sus rodillas. ¿No esto como cargar a la famosa princesa?

"Oh, mi..."

Parpadeó los ojos después de terminar inadvertidamente en sus brazos. Seol Jihu escudriñó cautelosamente el exterior, preocupado de que el Parásito desconocido estuviera cerca.

"Espero que esa cosa no aparezca pronto."

"Regresará, muy pronto. Recuerda, traté de engañarlo una vez antes, y además, el bastardo tiene una paciencia muy corta."

Teresa Hussey habló en un tono irónico.

"Desde el principio, ven las cosas de manera diferente a nosotros. Y esa cosa es como un maldito loco."

Tal vez había sufrido mucho en manos de la criatura porque ella misma rechinó los dientes como loca antes de hacer "Ups" y recuperar el sentido común. Señaló la puerta de la cámara de tortura.

"Ve allí. Debería haber otra salida."

Sólo sería cuestión de tiempo para que fueran descubiertos. Incluso entonces, eso no significaba que tuvieran que usar la puerta que Seol Jihu usó para entrar, ¿Verdad? Entonces, era una guerra relámpago.

'¡Mientras podamos salir del bloque de la prisión...!'

Seol Jihu rápidamente organizó sus pensamientos y fijó su control sobre la princesa. Ella le rodeó suavemente el cuello con sus brazos y le susurró al oído.

"Vamos, mi príncipe".

Y entonces, Seol Jihu comenzó a correr como una flecha.


*


Como ella predijo, el Parásito de alto rango regresó rápidamente. En términos de tiempo real, fue alrededor de dos minutos. Desde el momento en que vio al Orco mutante entrando en el edificio prohibido, esta criatura había estado sintiendo que algo no estaba del todo bien, así que echó un vistazo alrededor pero no pudo encontrar nada que estuviera mal.

'¿He visto mal?'

Su cadena de pensamiento se rompió en pedazos en el momento en que regresó a la cámara de tortura. Bueno, la Princesa de Haramark que debería haber estado atada al marco no se veía por ninguna parte, después de todo. Lo único que quedaba eran las cuerdas cortadas.

Se asustó y salió corriendo, pero fue imposible encontrar a la princesa de una sola vez. Había demasiadas cosas caminando alrededor, interrumpiendo su visión. Por supuesto, esta criatura de alto rango no era ningún tonto.

"¡Todos ustedes, dejen de moverse!"

Una onda mental que contiene un poderoso control se extenderá por todas partes, causando que todo dentro de este lugar deje de moverse a la vez. El Parásito desconocido escudriñó rápidamente el área, pero no pudo detectar ningún movimiento. O bien estaba escondida o ya había escapado del criadero.

"¡Esa maldita perra rata!"

La criatura de alto rango miró fijamente al techo y rugió.

Mientras tanto, Seol Jihu estaba en medio de una carrera apresurada por las escaleras. Alrededor del mismo tiempo que ese rugido, el cristal de comunicación que colgaba en su oído comenzó a brillar también.

"¿Señor Kazuki?"

Después de un corto período de silencio, la comunicación se reanudó.

—Te dije que llegaras antes de la marca de último minuto, ¿No?

Sonaba un poco furioso.

"Me encontré con un parásito de alto rango".

—¿Qué?

"Por el momento, me las arreglé para evitar ser detectado, pero no sé cuándo..."

*Jadear* *Jadear*

Seol Jihu subió los escalones hasta que llegó al primer piso, fue entonces cuando dejó de hablar. Tan pronto como llegó a ese lugar, se dio cuenta de que los Orcos mutantes ocupados en moverse hasta entonces, de repente empezaron a mirarlo. Usó el rudium, pero no funcionó. Pensamientos de 'Oh, mierda' entraron en su cerebro.

—¡¡Corre!!

Kazuki evaluó la situación actual a través del cristal de comunicación y gritó en voz alta.

"¡¡Kuuuuueeeeh!!"

Los Orcos Mutantes comenzaron a correr hacia Seol Jihu casi al mismo tiempo. Seol Jihu escuchó su instinto y se subió a un escritorio de madera antes de saltar de él. Los Orcos que corrían hacia él se detuvieron y miraron aturdidos su salto acrobático. Voló por encima de ellos, y en el momento exacto en que aterrizó en el suelo...

¡¡PANG!!

... Sin una pizca de vacilación, activó el Pendiente Festina y corrió.

Los alrededores se desdibujaron rápidamente junto a él. La luz se volvió nebulosa una vez más, y vio el camino que tomó para llegar aquí. No podía decir si el pasaje se había estrechado de repente o si era su propia visión la que se estaba estrechando. No le importó y mantuvo los ojos fijos en su frente mientras corría como si su trasero estuviera en llamas.

En poco tiempo, llegó al centro del laboratorio, pero entonces...

¡¡DUDUDUDU...!!

Escuchó sonidos desconocidos de enormes proporciones que venían del lado izquierdo. Incluso durante su huida apresurada, se le puso la piel de gallina.

En esa dirección fue donde encontró a Hugo. También es donde se encuentran las escaleras que llevan a la superficie. Si no escuchó mal, entonces significaba que incluso los Parásitos de élite que custodiaban la superficie habían bajado aquí.

En lugar de alejarse de él, las pisadas de persecución se hicieron cada vez más fuertes, tenazmente aferradas a su retaguardia. ¡¡PANG!! Seol Jihu activó la segunda capa de 'Boost'.

Sólo un poco, y sería capaz de escapar de la zona de investigación. Lástima, la realidad no estaba siendo tan amable. Los Orcos mutantes que vio al entrar en esta parte del laboratorio subterráneo estaban vagando cerca de la única salida. No eran muy numerosos, pero con sus grandes cuerpos, sería muy difícil atravesarlos. Fue entonces.

"¡Sigue corriendo!"

Su lanza de hielo estaba de repente apuntando al frente. Teresa Hussey había tomado su arma y comenzó a empuñarla antes de que Seol Jihu tuviera la oportunidad de notar sus acciones.

Pero no podían luchar aquí. No sólo no ganarían, sino que también serían capturados por la manada perseguidora. Lo que significaba que no tenían otra opción que abrirse paso hacia adelante.

"¡Keuk!"

Seol Jihu apretó los dientes. Bajó su postura y se abalanzó con más fuerza.

"¿Kuehk? ¡Kuuheehk!"

Los Orcos mutantes descubrieron a los humanos tarde, sus ojos brillaban peligrosamente ahora. Toda clase de armas de colores descendieron sobre el joven corriendo como un punzón.

Vio como un hacha rebotaba contra la lanza de hielo.

Sintió que una parte de su armadura se rompía.

Incluso sintió que algo pasaba a su lado, lo que inmediatamente le provocó un dolor ardiente en la espalda y en el costado. Entonces...

¡BOOM!

De la nada, sintió que algo duro que bloqueaba su camino se estrellaba contra su cuerpo. Pronto, esa presión del frente desapareció y su vista se abrió de par en par. Finalmente había pasado la puerta de salida y escapado de la zona de investigación.

Casi rodó por el suelo por la fuerza de impacto restante después de pasar la puerta, pero de alguna manera se las arregló para no caer. Con Teresa Hussey en sus brazos, resultaba mucho más difícil mantener el equilibrio.

'Aún así...'

Ahora que podía visualizar el puente aéreo, estaba casi a un octavo del camino a su destino. El puente y el pasillo estaba todo en línea recta más de él, estaba todo el línea recta. Mejor aún, no había ningún obstáculo que bloqueara su camino.

Pensó así y activó el tercer nivel de apilamiento; también fue entonces cuando sintió esta sensación de picor en su cuello.

Bzz...

Sonidos de alas batiendo en sus tímpanos. No sólo eso, los gritos confusos que venían del cristal, los pasos estruendosos, todas estas cacofonías indescifrables de ruidos invadían su oído. Ni siquiera había conseguido cruzar el puente del cielo, pero parecía que algunas cosas se acercaban a un ritmo aterrador.

—¡Salta!

Los gritos de Kazuki golpearon el oído de Seol Jihu.

"¡Estoy corriendo!"

—¡No, no es eso! ¡Confía en mí y salta tan fuerte como puedas! ¡Deprisa!

"¡Detrás de ti!"

Al mismo tiempo, Teresa Hussey le gritó.

No había nada que perder ahora. Seol Jihu dejó de pensar y pisó con fuerza el puente aéreo para saltar. Sucedió en ese mismo momento.

¡Kwang!

Una explosión sonó repentinamente. Las ondas de choque de esa explosión se abalanzaron sobre el joven mientras estaba descendiendo en trayectoria de arco. Sujetó fuertemente a Teresa Hussey mientras su propio cuerpo dibujaba una parábola, antes de que se estrellaran y rodaran por el suelo. Sólo después de que se estrellaron contra el borde del extremo del puente, se detuvieron dolorosamente.

*Toser* *Toser*

¡¡Tang, tang, Tang, tang!!

Seol Jihu tosió, pero cuando escuchó los repetidos ruidos de cosas golpeando una pared, rápidamente miró hacia arriba en pánico. Varias criaturas voladoras estaban atascadas en una barrera blanquecina con grietas que las atravesaban.

"¿Qué demonios...?"

Su mandíbula cayó al suelo.

El medio del puente aéreo había sido cortado. ¿Debería decir que un gran agujero se abrió de repente en el medio? La manada líder de los Parásitos que los perseguían tenazmente cayó al negro abismo que había debajo, mientras que el resto rápidamente dio pasos hacia atrás.

Inmediatamente después, se escucharon agradables sonidos en el airea, lo que a su vez llevó a las criaturas voladoras que estaban atacando la barrera protectora a caer del aire una por una. ¡Swish! ¡Swish! Eran los sonidos de flechas que atravesaban el airea.

Sólo entonces Seol Jihu se dio cuenta de lo que estaba pasando. También entendió por qué Kazuki le dijo que saltara.

'¡La trampa!'

—¡Despierta y empieza a correr!

Inmediatamente se levantó. Gracias a la oportuna barrera de Mary Rhine, ni Seol Jihu ni la Princesa resultaron heridos.

—Vamos a proporcionar fuego de cobertura, ¡Así que no te detengas y corre!

Seol Jihu echó un vistazo rápido a los enemigos, que ahora parecían perros persiguiendo a una gallina, antes de recoger a la Princesa. Luego atravesó la barrera protectora y corrió.

"¿Cuántos segundos quedan?"

—¡11!

Aunque estaba ajustado, era factible. Los enemigos no podían atraparlo, y el resto del camino era tan recto como una autopista. Una situación más simple que en el Valle Arden.

¡¡Sssshwwing-!!

Los sonidos que pasaban por sus oídos eran muy alegres de escuchar. Sin embargo, no podía escuchar nada más. Mejor dicho, simplemente concentró todo su ser en correr.

El pasaje era considerablemente largo, casi 200 metros, pero con el triple apilamiento del Boost, sólo necesitó seis segundos para cruzarlo.

"¡Ahh, aaaa!"

Cuando entró en la habitación sin uso, quedaban cinco segundos.

Observó a Kazuki bajando su arco y a Mary Rhine su crucifijo. Yasser Rahdi saltaba en su sitio con la cara sonrojada, haciendo un gesto salvaje.

Cuatro segundos.

La estantería girada 90 grados estaba justo delante de su nariz ahora. Seol Jihu no disminuyó la velocidad y simplemente cambió un poco su dirección. Chohong había extendido sus dos brazos, listo para atraparlo.

Tres segundos.

Una fugaz sonrisa de alivio apareció en la cara de todos. Incluso Seol Jihu formó una ligera sonrisa como para responder.

En ese momento...

¡¡¡BLAM-!!!

Un abrupto disparo sonó, y Chohong lo presenció con sus propios ojos. Vio al joven que llevaba a Teresa Hussey retorcerse y tambalearse antes de ser enviado al suelo.

'... ¡¿Qué fue eso?!'

Seol Jihu también tenía una expresión de estupefacción. Ya casi estaban allí. Casi lo habían logrado.

Se sintió como si su pie se hubiera atascado en algo. Su visión se volvió borrosa. Todo pareció volverse blanco, luego el techo cubrió su visión.

'¿Qué diablos pasó?'

De repente, recordó.

|Por favor, no lo olvides. Ten en cuenta al francotirador invisible.|

La advertencia de Agnes entró en su cabeza. Su cabeza giratoria tocó el suelo, su pobre frente la primera en soportar el impacto del contacto.

"Ah..."

Se sentía como si algo en algún lugar de su cuerpo se sintiera 'vacío'. El dolor se precipitó sobre él.

"Argh, ah..."

La sangre salió de su boca. Se acurrucó como un gusano, pero aún así, trató de extender su mano temblorosa.

Mientras su mano vagaba sin rumbo por el aire, pensó que podía escuchar a Chohong gritar como un animal salvaje. Levantó dolorosamente la cabeza para ver.

Ella no estaba allí.

No había nadie en el altar.

"…."

Seol Jihu miró aturdidamente al vacío.

... El círculo mágico de transferencia donde nadie estaba parado y con la luz ya apagada.