Reciente

domingo, 19 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 81

Capítulo 81. La Diferencia de Temperatura entre la Esperanza y la Realidad (1)


¿Debería describir esta sensación como si de repente lo arrastraran por los pies? ¿O como caer de un acantilado con un fuerte estruendo?

Sin ninguna advertencia, ya no podía respirar. El aire seco y desagradable le picaba en la nariz muy levemente. Seol casi tosió por reflejo, pero apretó sus ojos cerrados con más fuerza y lo soportó.

Sabía que debía abrir los ojos. Pero, sus oídos sonaban fuertemente y su cerebro daba vueltas dentro de su cabeza. Cada onza de energía parecía haberse filtrado por todo su cuerpo.

Seol Jihu gimió suavemente e instintivamente tanteó con su mano. Una vez que sus dedos agarraron con fuerza el mango frío de la lanza de hielo, una hebra de aura refrescante viajó por su brazo y calmó la confusión en su cabeza.

"¿Están todos bien?"

Alguien susurró desde cerca. La voz pertenecía a Ian. Sólo entonces Seol sintió que su aliento regresaba y abrió los ojos.

Lo primero que vio fue una pared. Más específicamente, una antigua pared gris ceniza cubierta de una gruesa capa de polvo. Escudriñó rápidamente su entorno. Los cielos parecían haberlos bendecido porque no pudo encontrar ni un solo Parásito.

"Parece que este lugar no ha sido descubierto todavía".

Mary Rhine susurró en voz baja. Ella era la Sacerdote de Nivel 4 que acompañaba al equipo; también resultó ser miembro de la organización que el Caballero Imperial de Nivel 6, Erica Lawrence, lideraba. Tenía una gran deuda con su líder, así que se ofreció como voluntaria para formar parte del equipo de rescate en cuanto se enteró de la noticia.

"Muy bien. Parece que no tenemos que preocuparnos por permanecer escondidos o escapar de aquí. Comencemos de inmediato".

Ian instó al equipo. La arena había empezado a caer en el reloj tan pronto como el círculo mágico se activó. No podían permitirse el lujo de perder un minuto o incluso un segundo ahora.

Los cinco rescatadores, excluyendo a Ian, salieron rápidamente del círculo mágico. La misión de rescate había comenzado para siempre.

El escondite tenía unos 33 metros cuadrados. Ni siquiera tenía algo común como una ventana. Excluyendo el altar con el círculo mágico de transferencia y una gran estantería apretada contra la pared opuesta, todo lo demás en esta habitación tenía el mismo color gris ceniza.

Seol bajó cautelosamente el escudo fuera del círculo mágico. Luego enfocó su mirada en Kazuki, actualmente arrodillado sobre una rodilla y presionando su oreja contra la estantería.

Los Orcos mutados eran una raza muy diferente a las variantes generadas por el Nido de la Aldea de Ramman. Estas cosas definitivamente dejarían rastros de sus movimientos.

Kazuki tardó 20 valiosos segundos en descifrar la situación fuera del escondite antes de hacer un gesto silencioso con sus manos. Esa señal significaba que no había sentido ninguna presencia al otro lado del muro. El equipo había acordado unas sencillas señas con las manos para transmitir mensajes antes de comenzar la misión. Seol se dirigió rápidamente hacia allí.

Kazuki comenzó a sacar libros de la estantería en el orden escrito en un trozo de papel. Cada vez que los libros sacados se colocaban de nuevo en diferentes filas y columnas, el grupo podía escuchar los distintos ruidos de los cerrojos que se desataban.

Finalmente, empujó el borde de la estantería muy suavemente, lo que hizo que la esquina del mueble se saliera un poco de la alineación. Una gruesa cortina de polvo cayó en cascada.

Lentamente, muy, muy lentamente; Kazuki continuó empujando el borde un poco más y creó un pequeño hueco. Inmediatamente dejó de moverse y buscó cualquier movimiento más allá de la pared. Después de asegurarse de que el pasillo estaba desierto, empujó un poco más fuerte que antes.

Creeack, crrreaak... La estantería giró alrededor de la mitad y se creó un hueco lo suficientemente grande como para que un adulto se deslizara a través de él. Con eso, se reveló un espacio deteriorado perdido por la decadencia del tiempo.

El éxito o fracaso de la misión dependía de la rapidez con que se movieran. Incluso tenían que ahorrar el tiempo dedicado a la comunicación. Una vez que todos salieron del escondite, Kazuki empujó la estantería de nuevo. Pero no la empujó por completo, sólo dejó un pequeño hueco, lo suficientemente pequeño como para que una mirada casual no revelara que algo andaba mal.

"Tengan cuidado."

Ian, quedándose atrás para mantener el círculo mágico, miró y susurró al equipo de rescate.

Comparado con el escondite, este nuevo espacio se parecía mucho más a una habitación adecuada. La sensación de desolación aún permanecía, pero estaba en una forma sorprendentemente decente, considerando que debe haber experimentado los violentos vientos de la guerra.

Dos piezas de información podrían ser obtenidas, o adivinadas, de esta vista. Uno, los parásitos aprendieron qué tipo de investigación se hizo aquí y comenzaron a reutilizar este lugar para su nuevo plan. De lo contrario, este lugar no habría permanecido intacto.

Si esa suposición resultaba ser correcta, entonces la disposición del laboratorio no habría cambiado mucho. Esa sería la segunda suposición, y seguro que sonaba como una gran noticia porque podrían confiar en el plano que el jefe de la aldea elaboró.

Pudieron ver una puerta más adelante. Kazuki se puso al frente y se apretó contra la puerta antes de volver a hacer un gesto con la mano. Seol se acercó en silencio y se puso a su lado. Sin embargo, no abrieron la puerta inmediatamente. En su lugar, Kazuki sacó un trozo de papel de su bolsillo y lo abrió.

El primer piso subterráneo estaba básicamente dispuesto en línea recta y estaba dividido en dos distritos distintos. El área de investigación donde los cinco rescatadores estaban actualmente, y el otro es el bloque de la prisión utilizado para encerrar a las otras especies.

Según la explicación del jefe de la aldea, estos dos distritos estaban conectados por un enorme puente, y las escaleras que conducen al segundo piso del sótano se encontraban en el área de la prisión.

Kazuki dobló el papel y lo puso en su bolsillo, luego abrió la puerta. Un oscuro pasillo sin luz se reveló. Kazuki escudriñó rápidamente el camino que había delante antes de avanzar rápidamente. Había muchas puertas a ambos lados del pasillo, y también se dividía en varias secciones, pero siguió avanzando sin decir nada.

Seol suprimió su mente ansiosa y lo siguió. Sabía que el camino en el que estaban no podía estar equivocado; Ayase Kazuki era un Arquero de Nivel 5. Su clase era Gran Explorador, una de las mejores clases disponibles en los Altos Ranker de la clase de Arqueros. Ninguna otra clase se acercaba ni remotamente a los Exploradores en lo que respecta a encontrar la dirección correcta o la capacidad de olfatear pistas, por lo que sería el primero en reaccionar si un problema se manifiesta de repente.

Los cinco rescatadores llegaron a salvo al final de este pasillo y miraron otra puerta.

No se habían encontrado con ninguna criatura en su camino hacia aquí. En lugar de tener suerte, parecía más probable que el área de investigación no estuviera en uso. Tal vez Kazuki pensó lo mismo porque estaba aún más concentrado en detectar lo que sucedía en el espacio más allá de esta puerta cerrada.

Pronto, el Arquero agitó su mano una vez y abrió la puerta. Según el mapa, se enfrentarían inmediatamente al puente que los llevaría al bloque de la prisión.

'Guao'.

La mandíbula de Seol cayó de la impresionante escala que se presentaba ante sus ojos. Como estaban aparentemente en el sótano de un edificio, esperaba presenciar algo similar a un piso subterráneo de una escuela, pero la gran escala de este lugar lo dejó alucinado.

Las dos áreas estaban conectadas por un puente aéreo de cierta longitud suspendido en el aire. El enorme abismo visible a ambos lados del puente le hizo sentir que estaba viendo una 'ciudad' separada construida completamente bajo tierra. Era como mirar un puente que conectaba dos ciudades subterráneas.

De la nada, sintió un escalofrío aterrador recorriendo su trasero. ¿Qué fuerza tenían los Parásitos para destruir el Imperio que se jactaba de tener un increíble conocimiento de ingeniería mágica, en sólo cuatro años? Por otro lado, estaba bastante impresionado por la tenacidad de la Federación que se las arregló para resistir contra el increíble poderío de los invasores hasta ahora.

"Es mucho más grande de lo que pensaba".

Kazuki susurró con voz amarga mientras cruzaban el puente aéreo.

El plan original consistía en pasar menos de dos minutos y cuarenta segundos para salir del escondite y cruzar este puente. Él intentó acelerar el proceso, pero ya se había perdido más del doble de tiempo. Ahora necesitaba modificar su plan de búsqueda y rescate, así que ¿Cómo no iba a sentirse amargado por ello?

Cruzaron este largo puente aéreo parecido a una vía férrea y finalmente vieron la entrada al bloque de la prisión. Ahí es donde comenzarían su misión de rescate en serio.

"…."

Kazuki detuvo sus pasos y puso su oreja contra la puerta. Por primera vez desde que comenzó la misión, sus ojos se estrecharon en una rendija. Apretó los dientes y abrió los diez dedos. Eso indicaba que había encontrado un número incontable de presencias más allá. Ahora le tocaba a Seol hacer lo suyo.

Hizo lo mejor para no hacer ningún ruido y se puso al frente del grupo. Las miradas preocupadas estaban fijadas en su espalda. No importaba, ya sabía muy bien cómo usar el rudium. No sería tan difícil, en realidad. Concentró su maná hacia el pequeño objeto negro que colgaba de su cuello.

Los Parásitos mantenían una estructura de mando bastante distinta. El rudium no cambió la funcionalidad del sistema, pero emitía una señal de radio única para anular el mando durante un tiempo. Compararlo con un virus informático infectando una red sería una analogía más fácil de entender.

Seol estaba pensando en dos comandos para la misión de hoy. Primero, interrumpir el sistema de identificación de amigos o enemigos de los Parásitos y hacerles creer que los cinco intrusos son sus aliados. Segundo, hacer que cada uno de ellos deje de hacer lo que estaba haciendo y se quede a la espera donde está.

Podría haber dicho: 'Mátense entre ustedes', pero eso implicaba demasiado riesgo. La tasa de consumo de rudium se dispararía si el número de sujetos controlados aumentara, así como cuando la orden dada se hiciera más compleja y difícil de llevar a cabo.

Lo más importante es que las probabilidades de que un Parásito de alto rango estuviera cerca no eran bajas, en ese caso el rudium sería ineficaz, por lo que simplemente no podía permitirse causar algún tipo de alboroto tan pronto.

Chiiek, chieeeek...

Se podía escuchar un sonido similar al de encender un cigarrillo. Una vez que el maná fue canalizado en el rudium, una delgada hebra de humo negro se elevó. Se formó una especie de transpiración en su superficie, y un par de gotas de líquido cayeron silenciosamente.

Kazuki había estado mirando fijamente el rudium con cierta inquietud, pero aún así, presionó su oído contra la puerta una vez más. Pronto, apretó con fuerza su puño.

"... No puedo creerlo."

Kazuki jadeó suavemente.

"Muchas cosas estaban ocupadas moviéndose hasta hace un segundo, pero ahora, todo se ha parado."

Eso significaba que el control del rudium funcionaba. Seol gritó de euforia en su interior antes de suprimir por la fuerza sus emociones. Aún era demasiado pronto para destapar una botella de champán, ¿No? En el momento en que se encontraran con un Parásito de alto rango, todo esto se convertiría rápidamente en un maldito desastre.

"¿Puedes sentir que algo se mueve ahí dentro?"

"Ninguna en absoluto".

Kazuki agitó la cabeza. Luego puso su mano en la puerta.

"Nuestra misión es simple."

Antes de abrir la puerta, se dirigió a los demás.

"Lo importante es controlar sus emociones. No importa lo que vean, no se enojen y no traten de matarlos".

En lugar de advertir a los miembros de su equipo que no desperdicien su energía y su valioso tiempo, parecía más bien que intentaba recordárselo a sí mismo.

"Buscamos en silencio. Silenciosamente los rescatamos. Y silenciosamente escapamos de este lugar. Eso es todo. El resto será un excedente innecesario".

Kazuki confirmó que su equipo asentía con la cabeza y apartó la mirada. Entonces...

"Vámonos".

... Él abrió la puerta.

Creak.

Abrió un poco la puerta y la luz entró a su vista. Era una luz brumosa y granulada. Seol sintió esta humedad pegajosa pegada a su piel antes de dejar de respirar abruptamente. ¡Euh-heup! Rhine agitó el cuello como una tortuga y luego, rápidamente se cubrió la boca.

Sus narices no necesitaron mucho tiempo para acostumbrarse al olor del aire rancio que no había circulado durante mucho tiempo, además de los olores combinados del acero oxidado y las cenizas quemadas. Al final hedor pronto siguió la vista de un Orco mutado. Seol levantó su lanza por reflejo sólo para apenas contenerse.

La estructura de mando del enemigo era increíblemente molesta. También actuaba como telarañas interconectadas, por lo que si mataba a esta criatura por descuido podría hacer que una criatura de mayor rango sospechara que algo no estaba bien.

En cualquier caso, el monstruo de enfrente poseía un físico de tamaño verdaderamente anormal incluso a simple vista. Cada pequeña cosa que sus ojos podían mirar en el cuerpo de la criatura, desde su altura de más de dos metros hasta esos colmillos que sobresalían bruscamente de los lados de su boca, e incluso los músculos abultados del tamaño de la cabeza de un adulto en sus brazos, resultaban increíblemente amenazadores.

'¿Algo como esto se está produciendo en masa?'

Cayó en un estado de pánico, pero entonces, se encontró con los ojos bestiales del monstruo proyectando luces amarillas e inmediatamente recuperó el sentido común. Sus ojos escaneadores descubrieron inmediatamente docenas y docenas de estas criaturas pero ninguna de ellas mostraba indicios de hostilidad. Simplemente se quedaron inmóviles, sin hacer nada.

Recuperándose completamente de su shock inicial, Seol fue capaz de notar algo extraño. El color de la piel de los Orcos mutados le resultaba bastante familiar. Claro, había algunas diferencias en la profundidad de la sombra, pero la mayoría tenía un tono parecido al del melocotón, como los humanos. También había algunos colores distintos mezclados entre ellos, pero su número era extremadamente pequeño.

Eso no era todo. Aparte de los que se parecían a los humanos en apariencia, también había bastantes con crines parecidos a las de los animales o gruesos abrigos de piel por todo el cuerpo.

<< Nota: Crines - Conjunto de pelos gruesos y largos que tienen los caballos y otros animales a lo largo de la parte trasera del cuello o en la cola. >>

'¿Podrían ser 'medio'...?'

Justo cuando un presagio siniestro estaba a punto de entrar en su cabeza, Kazuki empezó a caminar hacia delante de nuevo.

"Hay tres lugares que debemos buscar dentro del bloque de la prisión."

Al igual que su voz tranquila y serena, sus pasos no tuvieron ninguna duda. Pasaron por el corredor lineal iluminado por la luz difusa y nebulosa y llegaron a un espacio abierto. También había unos cuantos Orcos mutantes aquí, pero el Arquero japonés ni siquiera se detuvo para darles una segunda mirada. Sólo después de que llegaron a un cruce de caminos, finalmente se dio la vuelta para dirigirse al grupo.

"Se suponía que nos moveríamos como una unidad de acuerdo a nuestro plan original. Pero perdimos demasiado tiempo para llegar aquí. Voy a cambiar el plan. Necesitamos conservar el tiempo a partir de aquí."

Kazuki miró a los pasillos que iban a su izquierda y a su derecha antes de volver a hablar.

"Chung Chohong, Mary Rhine y yo iremos a la izquierda. Seol, tú ve con Yasser Rahdi y busca en el lado derecho. Tanto si encuentras a alguien como si no, nos encontraremos de nuevo aquí en cinco minutos."

"¿No debería uno de nosotros registrar el pasaje de enfrente?"

Chohong ofreció su opinión, pero Kazuki sacudió la cabeza enseguida.

"Tendremos que seguir adelante cuando bajemos al segundo piso subterráneo, de todos modos. Nos encontraremos aquí e iremos juntos."

"Pero..."

"Ya es un gran riesgo dividir el equipo de esta manera ya que no tenemos otro Arquero. No deseo aumentar el factor de riesgo aún más que esto."

Kazuki habló rápidamente como una ametralladora siendo disparada. Chohong no parecía convencida, pero cerró la boca como si ella tampoco estuviera interesada en perder el tiempo con él.

"Estoy seguro de que tienen gente a la que desean rescatar, pero... Deben mantener los ojos abiertos y ser minuciosos. Especialmente cuando vean a un humano. Aunque no sepan quién es, sin importar lo que pase, no pasen de largo".

Dejando atrás esas palabras, Kazuki y los dos rescatadores designados desaparecieron por el camino de la izquierda. Seol y Yasser Rahdi se movieron al corredor del lado derecho.

'... ¿Prisión?'

Sólo caminaron un poco más adelante y pronto se encontraron con celdas de prisión cerradas con barras de hierro a ambos lados del pasillo. No queriendo perderse nada, los dos hombres hicieron lo posible por prestar atención a su entorno.

Desafortunadamente, no obtuvieron resultados por su diligencia. Cada celda que miraron estaba vacía. Sólo vieron manchas de suciedad en el suelo de piedra.

A medida que continuaban avanzando, la tenue luz difusa se hacía cada vez más suave.

El pasillo estaba envuelto en un espeluznante silencio. Seol finalmente se las arregló para darse cuenta de que las manchas en el suelo eran sangre seca. Casi al mismo tiempo, Yasser Rahdi estudiando el lado derecho se frotó lentamente el bigote y murmuró en voz baja.

"¿Por qué no podemos ver nada?"

"No lo sé".

Seol le susurró su respuesta. Con sólo los dos aquí, la tensión se elevaba cada vez más. Quería decir algo, cualquier cosa, para aliviar esta sensación de presentimiento que le hacía temblar constantemente.

"Escuché que el primer piso se usaba como corral."

"Yo también lo he escuchado. Pero, ni siquiera hemos visto un cabello de un cautivo hasta ahora, ¿No?"

"Lo que sólo puede significar que el plan de producción en masa del enemigo es real."

"¿Cómo te diste cuenta de eso?"

"Si no hubieran muerto durante la batalla, habrían sido capturados como prisioneros. Sin embargo, ya han pasado muchos días desde entonces."

La cara de Yasser Rahdi se endureció hasta un grado aterrador. Finalmente entendió lo que Seol estaba diciendo.

La producción en masa significaba, bueno, producir algo en grandes cantidades. Es bastante obvio que nadie esperaría tranquilamente la llegada de un equipo de rescate. Peor aún, algo podría haberle pasado a los prisioneros el día que fueron capturados.

"Mira, hombre. Eso, eso significa..."

La voz de Yasser Rahdi temblaba notablemente. Seol decidió no hablar más. Lo que acaba de decir es la peor posibilidad que se le ocurre. Todo lo que podía hacer ahora era rezar por su supervivencia. De hecho, mientras estuvieran vivos...

... Podían observar el final del corredor de la prisión y se encontraron con un enorme espacio abierto en forma de cúpula. Casi no había luz en este lugar oscuro. Mientras Yasser Rahdi escudriñaba cautelosamente los alrededores, Seol activó sus 'Nueve Ojos'.

Toda el área circundante fue inmediatamente bañada por el color amarillo. Sólo una mancha estaba en el tono naranja intenso que se desvanecía en la sombra roja. En otras palabras, se recomendó encarecidamente el 'Retiro'. Seol recordó rápidamente la distribución del laboratorio.

'Desde que salimos del centro del bloque de la prisión...'.

Finalmente entendió la razón de ese tono rojo. Lo más probable es que fuera donde encontrara las escaleras que subían a la superficie. No tenía absolutamente ninguna razón para dirigirse a ese sitio, y definitivamente tampoco debía acercarse a ese lugar. No sólo no tenían suficiente tiempo para buscar en la superficie, la seguridad ahí debe ser bastante increíble.

'¿Realmente no hay nada aquí?'

Seol inclinó ligeramente su cabeza y movió su mirada hacia arriba, sólo para fruncir el ceño de repente. Vio algo que brillaba suavemente en la oscuridad de arriba. Cuando miró con más atención, pensó que podía observar cuerdas o unos ganchos...

No, estaba equivocado. Realmente eran ganchos lo que estaba arriba.

"Escucha".

Yasser Rahdi señaló silenciosamente hacia el lado. Había cuatro, cinco Orcos mutantes en la distancia. Aparte de ellos, sin embargo, no había nada más que ver aquí.

'¿Cuántos minutos han pasado?'

El tiempo avanzaba implacablemente, pero no tenía resultados de los que hablar. Su corazón se aceleró aún más, su garganta se secó. Sabía que no debía agitarse de esa manera, pero continuaba poniéndose más y más ansioso con cada segundo que pasaba.

'¿Qué habrá pasado con el lado izquierdo?'

"Parece que nosotros..."

... Deberíamos volver. Quería terminar su frase con esas palabras, pero su boca se detuvo automáticamente por sí misma.

Algo estaba mal. Esos Orcos mutantes estaban todos mirando hacia arriba. No sólo eso, uno de ellos estaba congelado todavía con sus brazos levantados sobre su cabeza.

"¿Deberíamos volver?"

"No, espera. Sólo necesito diez segundos".

Seol susurró rápidamente y se adentró más profundamente en el velo de la oscuridad negra. Se escabulló y se acercó al grupo de Orcos, luego levantó la cabeza.

"….!!"

Sus pasos se detuvieron repentinamente, y en un instante, se quedó completamente aturdido.

Y poco después...

Sus ojos, que estaban mirando hacia arriba, se abrieron aún más que antes.