Reciente

domingo, 19 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 80

Capítulo 80. "No Quiero Vivir De Esa Manera" (4)


Como Chohong esperaba, la reunión se atascó en el mismo lugar, sin llegar a ninguna parte. Pero resultaba difícil llamar a estas personas incompetentes en este caso. Esta era una reunión de individuos que sobresalían en sus propias profesiones, pero considerando a sus oponentes, ni siquiera ellos podían evitar actuar de esta manera.

Fue precisamente por eso que la entrada de Seol Jihu y su inesperada solución se convirtió en una luz de salvación, un delgado rayo de luz del nuevo amanecer que atravesaba la propia oscuridad.

"Esto es asombroso. Verdaderamente asombroso."

Ian continuó expresando su admiración con la cara de un hombre completamente en trance. Ni un rastro de su actitud traviesa podía ser vista por la significativa luz que parpadeaba en sus ojos. Como un ahogado agarrado de un hilo, el anciano se aferró al plano del suelo como si quisiera hacerle un agujero con sus ojos.

"Aunque no es bidireccional como 'Deformación', sino que dos lugares diferentes están conectados doblando el espacio en una dirección. Puede que sea poco sofisticado, pero aún así, qué sorprendente solución para un problema. ¡Espera! Esto aumentaría la carga, así que las restricciones son... ¡Maldita sea! Lo sabía..."

Ian continuó murmurando para sí mismo mientras la pluma en su mano garabateaba sin descanso en un pedazo de papel.

Cierto hombre que estudiaba al anciano formó una expresión llena de aprensión. Miró con ojos perspicaces mientras mordía silenciosamente sus labios.

"Qué considerado, todas las explicaciones ya están dadas. Parece que el límite de peso máximo en una transferencia es de una tonelada. Si consideras la limitación de peso al regresar, entonces el número de personas... No, no es así. Que tal dividir y transferir varias veces... ¡Maldita sea! Entonces eso va a impactar en el maná necesario para mantener el círculo..."

"Maestro Ian".

El hombre no pudo soportarlo más y gritó. Ian se apartó de sus fervientes cálculos y levantó la cabeza.

"¿Podemos confiar en esta información?"

"Hmm...."

Esta sospecha estaba totalmente justificada. Después de todo, esta información era demasiado brillante para que la trajera un Guerrero de Nivel 2. Estaban frustrados e indefensos por la situación actual, pero de repente, el rompecabezas imposible se resolvió fácilmente. ¿Debería decir que las circunstancias habían mejorado demasiado ahora? 

"Tienes razón. Me gustaría conocer a este hombre y tener una charla..."

Ian habló con una voz esperanzada, pero Seol Jihu sacudió la cabeza.

"Ya se ha recluido. Y no está dispuesto a salir de su aislamiento en un futuro próximo."

"En ese caso, no se puede evitar. Esto ya es una gran ayuda, de todos modos."

Ian lo aceptó de buena manera. El hombre que estaba mirando abrió la boca de nuevo.

"Admito que es un plan muy bueno. Sin embargo, todavía hay un elemento de riesgo en esto. ¿Y si esto es una trampa...?"

"Sé lo que te preocupa."

Ian cortó abruptamente las palabras de ese hombre.

"Ya nos hemos precipitado una vez. Descansa tranquilo, porque me aseguraré de analizar cada pequeño detalle. Con mis habilidades, debería ser capaz de juzgar la autenticidad de este plan sin problemas."

El hombre se retiró sin más quejas después de escuchar esas palabras. Mientras tanto, Ian siguió adelante.

"Tenemos algo más de lo que preocuparnos en su lugar. Lo importante es que tenemos un plan factible ahora. No tenemos tiempo que perder".

Riiip, Ian arrancó el papel en el que estaba anotando y se lo entregó a Cinzia.

"Estas son las coordenadas del escondite en la Cordillera Arden. Por favor, contacta con la corte real y pídeles que busquen la ubicación."

"No hay necesidad de contactarlos".

Cinzia usó un grácil movimiento de mano para arrancar el papel y se dio la vuelta para irse.

"Tenemos unas cuantas personas de pies ligeros en nuestro grupo, si eso es lo que estás buscando. Tres, cuatro días deberían ser suficientes".

"Cualquier cosa estará bien, pero tienes que darte prisa."

Cinzia salió de la habitación sin decir nada. Ian siguió mirando en la dirección en la que ella había desaparecido, antes de volver a prestar atención a Seol Jihu con algo de emoción en su cara.

"Has hecho una contribución significativa".

"No, en absoluto. Es demasiado pronto para decir eso."

Seol Jihu fue humilde en su respuesta.

"No estoy de acuerdo con esa evaluación en absoluto".

Ian dejó escapar un suspiro de su boca. Se sintió verdaderamente arrepentido en este momento. Si tan sólo hubieran tenido esta información a mano para su primera misión...

"Además, incluso eseartículo llamado rudium, también... Si todo va de acuerdo al plan, podríamos incluso ser capaces de llevar esto a cabo con bastante facilidad. Puedo expresar mi gratitud de muchas maneras, pero simplemente no serán suficientes para la contribución que hicieron."

"No podemos ser demasiado optimistas todavía. Hay muchas variables en este plan".

Eso es indudablemente cierto, pero aún así, su situación actual ha mejorado en varios aspectos en comparación con el primer intento de infiltración. No sería una exageración decir que Seol Jihu ya había hecho mucho más de lo esperado.

Ian dudó un poco, intercambió miradas con Chohong, y finalmente se armó de valor para hablar.

"Mm... ¿Seol?"

"¿Sí?"

"Verá, estoy planeando hacer un informe completo de su excelente trabajo a la familia real. Incluso si la misión termina en un fracaso."

"¿...?"

"Por supuesto, si tenemos éxito, me aseguraré de que su contribución sea reconocida en primer lugar. Nadie debería ser capaz de anteponer sus nombres a los suyos. Con la excepción de ese Mago en reclusión."

¿Qué estaba tratando de decir aquí? Seol Jihu sólo podía inclinar la cabeza.

"Entonces, lo que quiero decir es..."

Ian dijo las siguientes palabras con alguna dificultad.

"... Lo que has hecho por nosotros hasta ahora es más que suficiente."

Sólo entonces el joven entendió las palabras de Ian. El anciano decía que no había necesidad de que Seol Jihu participara en la misión.

"¿Seré un obstáculo para todos ustedes?"

Ian reflexionó sobre eso por un segundo o dos antes de sacudir la cabeza con cierta convicción.

Técnicamente, no sería un obstáculo. Tanto la magia de transferencia como el rudium formaban el núcleo de esta misión, una misión en la que la batalla no era el objetivo principal, pero sí el rescate. Ya que la rapidez sería una necesidad, había una buena posibilidad de que el Pendiente Festina unido a la oreja del joven pudiera jugar un papel vital.

Eso no era todo. También formaba parte de Carpe Diem y eso solo significaba que tenía suficientes pretextos para participar. Además, si afirmaba su posición como el planificador original de esta misión, sería aún más difícil rechazar su participación. Finalmente, la escacez de Terrícolas que se ofrecieron para participar implicaba que el equipo necesitaba desesperadamente cualquier mano extra que pudieran encontrar.

"Ya que no seré un obstáculo..."

Seol Jihu se embolsó el rudium. El significado de esa acción fue bastante fuerte y claro. Ian sólo pudo formar una risa irónica.

"Entonces, quieres venir con nosotros".

"Quiero ir".

"Eres realmente un tipo indescifrable..."

Ian agitó la cabeza sin poder hacer nada.

"Si eso es lo que has decidido, entonces no te detendré. Sin embargo, debes tener cuidado cuando lleguemos al lugar."

Suspiró lamentándose y regresó la mirada al papel que tenía delante. Seol Jihu asintió con la cabeza para mostrar que lo había entendido.


*


Como Cinzia había dicho; el mensaje de su gente encontrando el escondite situado en la Cordillera Arden llegó tres días después. Ian confirmó el estado del círculo mágico a través del cristal de comunicación, volvió a revisar el plan y finalmente dio su visto bueno.

Había seis personas que tenían que rescatar.

Richard Hugo, Nivel 4.
Ayase Yui, Nivel 5.
Edward Dylan, Nivel 5.
Erica Lawrence, Nivel 6.
Ibrahim Ali, Nivel 5.
Teresa Hussey, Nivel 5.

El equipo de rescate se formó rápidamente, pero el número de personas se mantuvo en seis. Esto fue simplemente porque en caso de que los seis cautivos fueran rescatados, necesitaban considerar la limitación de peso máximo al tratar de regresar.

Por supuesto, se había planteado la idea de separar a los miembros para enviarlos a través del círculo mágico, pero eso presentaba un problema. El problema estaba en el maná, o más bien en la falta de él.

Ian calculó un poco más durante varios días, y el número que surgió al final fue de seis personas. Con toda honestidad, sólo tratar de mantener el círculo mágico durante 30 minutos sería lo suficientemente extenuante como para preocuparse por los posibles efectos secundarios en su cuerpo. Así que decidió que, en lugar de desperdiciar el tiempo de la misión, que era demasiado corto, deberían reducir al mínimo el número de personas que participarían.

De este modo, el equipo de rescate estaba formado por Ian, encargado de activar y mantener el círculo mágico de transferencia; Seol Jihu y Chohong, encargados de la infiltración en sí. Los tres miembros restantes incluían un Arquero de Nivel 5 que actuaba como cabecilla junto con un Guerrero de Nivel 4 y un Sacerdote.

Como el objetivo de la misión estaba claro, ninguna de estas personas fue presionada para participar. Sólo los que se ofrecieron como voluntarios fueron aceptados. También se eligieron aquellos con profundas conexiones personales con los cautivos, personas decididas a efectuar el rescate con éxito.

Una vez que la misión estuvo lista, una o dos personas comenzaron a mostrar un sentido de urgencia. Sin embargo, Ian no apuró las cosas. Dependiendo de las circunstancias, había que tomar medidas rápidas, y como tuvo una experiencia previa, no podía evitar ser aún más cauteloso que antes.

Así que se plantearon varias situaciones potenciales basadas en la información que trajo Seol Jihu, y sólo después de realizar un número suficiente de simulaciones el grupo partió hacia la Cordillera Arden.

*

El escondite estaba ubicado de forma bastante inteligente en uno de los valles de la cordillera. Tan grande como un apartamento de soltero de tamaño normal. Aparte del altar cuadrado en medio del espacio, que tenía todo tipo de formas geométricas talladas en la parte superior para crear un círculo mágico, no había nada notable en esta habitación.

Aunque sólo seis personas participasen en la misión, el personal acompañante era bastante numeroso. Como se desconocían las condiciones de los seis cautivos, se estableció un campamento en caso de emergencia médica. Además, se había invitado a un médico real y se habían añadido varios guardias al grupo también, por lo que toda la zona se había vuelto bastante bulliciosa en poco tiempo.

"Piensen en este círculo mágico como una puerta giratoria automática".

Ian abrió la boca para dirigirse al equipo de rescate.

"En el momento en que se active, la puerta seguirá girando lentamente. Tenemos que terminar nuestro trabajo en 30 minutos y regresar rápidamente. Si no, la puerta se cerrará y no podremos volver".

Una vez que esta puerta se cerrara, se necesitan 72 horas antes de que se abra de nuevo. Todos aquí habían escuchado eso incontables veces durante las reuniones de la misión hasta que se sintieron casi hartos de ello.

"Estaba pensando en prepararme ahora mismo. Pero, ¿Están todos preparados en sus corazones?"

"Sí".

El Arquero encargado del papel de cabecilla respondió.

"¿Qué se supone que debemos hacer tan pronto como entremos en el laboratorio?"

"Buscar en los alrededores y elegir entre esperar, permanecer oculto o retirarse."

"Muy bien. Recuerden, todos. Independientemente de sus circunstancias, si mi propia situación es mala, no dudaré en volver solo".

Ian advirtió al grupo en términos claros y dio grandes pasos hacia el interior del escondite. Luego, se agachó laboriosamente.

"Podría tomar algún tiempo activar el círculo mágico con mis miserables habilidades. Por lo tanto, deberían estirarse y prepararse. Ah, pero no se alejen demasiado".

Sin embargo, Seol Jihu no se movió del lugar. Agarrando la lanza con fuerza, miró profundamente el círculo mágico. La tensión nerviosa que sentía obligó a su corazón a latir más fuerte, y simplemente no podía moverse.

Fue él quien dijo que se iría. Si quería, podía echarse atrás ahora. Pero, en lugar de dejarse tragar por el poder del miedo...

'Es como si estuviera parado frente al tablero de anuncios de la misión otra vez'.

Mientras recordaba, activó 'Nueve Ojos'. Cuando lo hizo, pudo presenciar cómo el altar, que antes tenía color ceniza, cambiaba lentamente de tono.

'¡Es amarillo!'

Seol Jihu apretó su puño con fuerza. Por supuesto, sabía muy bien que debía tener la misma precaución con 'Atención Requerida' que con cualquier otro color. Como su nombre lo indicaba, un movimiento en falso, y el color podría cambiar a naranja, rojo, o incluso negro en un instante.

Pero, a pesar de ello, el color que podía percibir en ese momento era el amarillo. Considerando que estaba a punto de entrar en el corazón del campo enemigo, esto demostró que las probabilidades de éxito no eran completamente cero.

Desactivó Nueve Ojos y comenzó a reforzar su determinación una vez más. Mientras lo hacía, un hombre pálido que emitía un aire frío y hostil se le acercó. Se había encontrado con este hombre varias veces durante las reuniones de estrategia.

Este hombre era un tipo bastante guapo que tenía un rostro atractivo y un par de ojos agradables. También, resultaba ser el Arquero de Nivel 5 encargado del papel de cabecilla.

"Gracias".

Expresó su gratitud casi de inmediato, dejando que Seol Jihu parpadeara confundido.

"Gracias a ti, al menos tengo una oportunidad ahora. Si los rescatamos, entonces expresaré adecuadamente mi gratitud."

"Estamos en el mismo barco, de todos modos. No te preocupes por eso. ¿Alguien importante para ti está en el otro lado?"

El Arquero asintió con la cabeza ante la cortés pregunta del joven.

"Mi hermana menor, Ayase Yui."

"¿No fuiste con ella la primera vez?"

"Le dije que no fuera. Pero entonces, se cegó por el número de puntos de contribución que ofrecían y terminó por unirse..."

Los ojos del hombre se estrecharon en una rendija. Huuu, suspiró suavemente y sacudió la cabeza.

"En cualquier caso. Estoy asumiendo el papel de cabecilla de este equipo de rescate, y el Maestro Ian ha asumido el papel de líder. Pero... planeo considerar tu opinión tanto como la nuestra".

Seol Jihu no sabía cómo responder y sólo pudo decir un "Oh". Era la primera vez que conocía a alguien tan agradablemente sincero como este Arquero.

"Tú eres el que vino a nosotros con el plan, sin mencionar que también posees el rudium. Y escuché que incluso contribuiste enormemente durante la batalla de la Fortaleza Arden..."

Continuó hablando de algunas cosas, antes de que echara un vistazo detrás de Seol Jihu y de repente extendiera su mano.

"Mi nombre es Ayase Kazuki. Hagamos lo mejor que podamos."

"Soy Seol".

Ayase Kazuki estrechó ligeramente la mano del joven y se dio la vuelta para irse. Casi de inmediato, hubo un sonido de tela crujiendo a espaldas de Seol Jihu, así que echó una mirada furtiva y sus ojos se abrieron de par en par casi de inmediato. Había alguien bastante inesperado parado allí.

"¿Señorita Agnes?"

"Al final, decidiste ir."

Agnes lo miraba mientras de alguna manera se mantenía erguida.

"Pero, pensé... ¿No estabas todavía en recuperación?"

"He recibido un tratamiento concentrado e intensivo, así que estoy lo suficientemente curada como para dar un paseo, como mínimo."

Ahora que la miraba más de cerca, parecía haber mejorado mucho más que antes. Como mínimo, su cuerpo entero ya no estaba envuelto con vendas gruesas.

"Pero, aún así. Aún no te has recuperado completamente. ¿Qué pasa si tus heridas vuelven a brotar?"

"Hay un centro médico instalado en el campamento, así que no tienes que preocuparte. Además de eso..."

Los ojos de Agnes se estrecharon, el brillo dentro de ellos se hizo más agudo.

"¿De verdad vas a ir?"

"Sí".

"Sabes que puedes echarte atrás ahora si quieres, ¿Verdad?"

"Incluso usted está diciendo lo mismo, Señorita Agnes."

Una sonrisa irónica se formó en los labios de Seol Jihu. La cosa era que, aunque los participantes se habían decidido hace tiempo, Chohong todavía daba suficientes indicios de querer verle de nuevo fuera de esta misión. No lo dijo directamente, pero aún así, se notaba fácilmente.

"Sólo tengo curiosidad".

Agnes empujó lentamente sus gafas hacia su nariz antes de continuar.

"Ahora que lo pienso, tú también hiciste algo similar en la Zona Neutral."

'¿Lo hice?'

"Pero, ¿Por qué?"

Con toda honestidad, ni siquiera el propio Seol Jihu tenía la confianza de responder a esa pregunta de forma clara y concisa.

Sabía muy bien por qué otros querían que se retirara de esta misión. Después de todo, sería demasiado difícil y peligroso para un Guerrero de Nivel 2. Si no fuera por todos sus logros hasta ahora, no podría poner un pie en la puerta, independientemente de si es el planificador original o no.

Incluso después de dejar de lado ese punto, lo que Agnes deseaba saber estaba más relacionado con su razón fundamental.

Por ejemplo, Ian participaba porque se sentía responsable. Chohong lo hacía por lealtad. En cuanto a Ayase Kazuki, se trataba de su hermana, y los otros dos participantes tenían sus propias razones personales, también. Todos tenían una razón para participar, incluso si eso significaba que tenían que arriesgar sus vidas.

"Ya que tus recompensas están garantizadas, vayas o no, no puede ser por codicia. Y, tampoco has sido parte del Carpe Diem durante tanto tiempo como Chung Chohong. Entonces, ¿Por qué te ofreciste como voluntario para esta misión?"

"No me interesa hacerlo por eso".

Seol Jihu respondió sin pensarlo mucho. Viendo que los ojos de Agnes se agrandaban, se dio cuenta de su error y rápidamente continuó.

"Bueno, yo... no estoy seguro... Es sólo que, Señorita Agnes, lo que dijo sonó como el comienzo de un compromiso."

"Esa no era mi intención. Pero, el compromiso no siempre es malo".

"Oh, no. Es sólo lo que pienso. No te preocupes por mí."

Agitó la mano y murmuró algo apresuradamente. Incluso si se trataba de Agnes, había algo que no se atrevía a decirle.

'... Porque mis emociones me obligan a hacerlo'.

Le estaban diciendo que lo hiciera.

Si hablaba con el corazón, Seol Jihu odiaba hacer compromisos. Más específicamente, llegó a odiar la idea después de experimentar ese sueño. Todo se debía a su adicción al juego.

Sabía que era malo. Sabía que no debía hacer eso. Sabía que lo que hacía estaba mal. Incluso entonces, sólo una vez más. Sólo una vez más, y después de eso... ¿No se convirtió en un desastre después de hacer un compromiso tras otro?

Ahora también era lo mismo. Sabía que realmente no tenía que ir. Sabía que ya había hecho lo que se esperaba de él. Incluso sabía que si seguía avanzando sin darse cuenta de sus propios límites, más pronto que tarde, podría terminar quemándose mucho.

Sin embargo, ¿No lo dijo Gula? El futuro no es tan fácil de cambiar. Que tendría que pasar por pruebas y adversidades inimaginables. Que tenía que superar sus propios límites.

Lo sintió instintivamente. Sintió que en el momento en que comenzara a pensar, '¿No está bien retroceder ya que he hecho lo suficiente para crear esta situación? Nadie me va a mirar por encima del hombro ahora, ¿Verdad?', pronto se comprometería una vez más.

La primera vez sería difícil, pero a partir de la segunda, se haría más fácil. Si siguiera haciendo compromisos cada vez que se enfrentara a una situación similar a esta, entonces... Al final, volvería a ser como antes. Un pensamiento tan fuerte burbujeaba en su cabeza. Esto sería como si dibujara una línea en la arena que denotaba sus propias limitaciones y no estuviera dispuesto a cruzarla.

Entonces, Seol Jihu decidió nunca llegar a un compromiso consigo mismo, al menos con sus emociones.

Como ahora.

"No quiero vivir así."

Seol Jihu formó una sonrisa agradable.

"Eso es lo que pienso".

"…."

Agnes no parecía totalmente convencida. Sin embargo, ella no iba a disuadirlo de que fuera por eso. Al final, cerró los ojos en silencio y aceptó su explicación.

"... Lo entiendo."

Un breve momento de silencio después, continuó.

"Si está decidido hasta ese punto, entonces no hay nada más que pueda decir."

Agnes habló en un tono de voz serio antes de levantar abruptamente la camiseta.

Seol Jihu se sorprendió por el repentino espectáculo de striptease y se confundió, pero entonces, un profundo ceño fruncido se formó rápidamente en su cara. Aunque nueva carne crecía sobre ella, viendo cuán profunda seguía siendo la herida en sus costillas, pudo darse cuenta de que debió ser increíblemente severa.

"No perdí la esperanza ni siquiera cuando la batalla comenzó."

Agnes finalmente continuó después de mostrarle la herida.

"Varios Orcos mutantes trataron de presionarnos, pero no eran oponentes difíciles en absoluto."

El tono de Agnes sonaba demasiado neutral para una excusa. No, ella simplemente transmitía lo que pasó con una voz tranquila.

"Puedo estar seguro de una cosa: durante la batalla, nunca bajé la guardia ni una sola vez. Es decir, había enfocado todo mi esfuerzo en vigilar nuestro entorno."

Su voz se hizo más baja y silenciosa, causando que Seol Jihu prestara inadvertidamente más atención que antes.

"Pero, sólo un disparo."

Agnes habló hasta allí y se detuvo.

"... Un disparo... ¿No?"

Seol Jihu preguntó, confundido.

"Es la mejor manera de describirlo".

Agnes sacudió la cabeza.

"Escuché algo parecido a un disparo, y todo ante mis ojos se volvió 'blanco'. Cuando recobré la conciencia, había un agujero en mis costillas".

Agnes señaló la herida. Seol Jihu tragó saliva.

"Apenas pude levantarme gracias al oportuno hechizo de sanación del Sacerdote. Pero, incluso con un Colosal hechizo de sanación, la herida no pudo ser curada completamente. Ese ataque me hizo sentir la proximidad de la muerte por primera vez en mucho tiempo."

"¿¿No pudo ser curado con un hechizo colosal??"

'Sanar Heridas Colosales'; un hechizo divino que quizás representaba de la mejor manera a los Sumos Sacerdotes, una de las clases de alto rango disponibles para los Sacerdotes que caminan por los caminos de un sanador especializado. 

Es un hechizo increíblemente difícil, incluso María colapsó por usarlo sólo una vez.

Pero, ¿Ese mismo hechizo se usó justo después de ser herida y aún así no funcionó? Era realmente una historia increíble.

Entonces se escuchó un poco de conmoción. Rayos de luz brillante se arrastraban por el suelo. Ian había terminado de activar el círculo mágico.

"Parece que es hora de que te vayas."

Agnes bajó lentamente la parte superior.

"Gracias por su consejo."

"Por favor, no lo olvides. Ten en cuenta al francotirador invisible".

"Definitivamente lo tendré en cuenta. Y también te veré 30 minutos después."

Seol Jihu se despidió y se fue rápidamente. Agarró el gran escudo que le entregaron y entró en el brillante círculo mágico.

Pronto, cuatro Guerreros y un Arquero con grandes escudos rodearon al Sacerdote; por delante, por detrás, a la izquierda y a la derecha para formar una formación protectora. Ian se puso de pie lentamente en el centro del círculo mágico.

"Los preparativos están completos. Nos trasladaremos en 50 segundos, así que si tienen algo que decir, ahora debería ser un buen momento para hacerlo."

"¡Oye, deja de tratar de maldecirnos y pongamos este espectáculo en marcha de una vez!"

Chohong gritó enfadada.

Más gente se acercó al círculo para esperar. Mientras tanto, Seol Jihu comenzó la cuenta atrás en su mente. Mientras contaba, no estaba seguro de dónde mirar, así que miró fijamente a Agnes. Sus ojos de preocupación, algo que hacía lo posible por ocultar, le dio una sensación  confortable por alguna razón.

'41, 42…'

A medida que la marca de los 50 segundos se acercaba cada vez más, la luz emitida por el círculo mágico se hacía más y más brillante.

'47, 48.'

Y poco tiempo después...

'49, 50!'

Justo cuando terminó de contar hasta 50...

¡¡Hwaaaahk!!

El círculo mágico giró repentinamente y el mundo pareció girar al mismo tiempo. Varias voces arremolinadas confundieron su oído y su visión se tiñó de blanco. Mientras la sensación de ser absorbido sin cesar abrumaba sus sentidos, se esforzó por no soltar el escudo.

Pronto, sin embargo, sintió la sensación de que la parte inferior desde su ombligo se derrumbaba y entonces, todo a su alrededor se oscureció.