Reciente

domingo, 19 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 79

Capítulo 79. "No Quiero Vivir De Esa Manera" (3)


Chohong no volvió a la oficina de Carpe Diem inmediatamente. No, sería mucho más correcto decir que no pudo.

Seol Jihu se dio la vuelta en trance y se fue después de que las explicaciones terminaran. Ni siquiera sugirió que volvieran juntos. De hecho, no dijo nada. Chohong sintió una fuerte presión en su espalda que crecía silenciosamente.

"Maldita sea".

Chohong se encontró paseando por los alrededores de la oficina durante un largo tiempo antes de finalmente dar grandes zancadas por los escalones laterales del edificio.

Respiró profundamente y abrió la puerta, sólo para descubrir que Seol Jihu ya había terminado de prepararse para salir. Se quedó parada y lo miró fijamente mientras llenaba su bolsa.

"Tú..."

"…."

"Oye, tú. ¿Qué estás haciendo?"

"Hay un lugar al que tengo que ir".

Seol Jihu ni siquiera se molestó en darse la vuelta mientras respondía. Chohong casi saltó del susto antes de que una risa irónica saliera de sus labios.

"No puede ser. No es eso, ¿Verdad?"

"¿Qué no es?"

"Estás enfadado y sólo quieres hacérmelo saber, ¿Verdad? Vale, vale. Ya lo entiendo. Vamos a calmarnos y a sentarnos para que podamos hablar como adultos. ¿Te parece? Hablemos un segundo. ¿Hm?"

Seol Jihu resopló burlonamente.

"¿De qué estás hablando? ¿Crees que me apresuraría a entrar en el campamento enemigo solo?"

Si fuera verdad, eso sería un gran alivio. Pero incluso entonces, la cara de Chohong estaba llena de complicadas y confusas emociones. Sin embargo, Seol Jihu la ignoró completamente, se colgó la bolsa sobre su hombro y finalmente, recogió su lanza. Uno normalmente no se vestiría de esa manera a menos que planeara dejar la seguridad de la ciudad por un tiempo.

"¿Adónde piensas ir?"

"No hay necesidad de preocuparse por eso".

"¿Qué pasa?"

"Me ocuparé de esto por mi cuenta. Quiero hacerlo con mi propia fuerza."

Seol Jihu pasó por delante de Chohong. Ella cerró los ojos y rápidamente lo tomó del brazo.

"¿De verdad vas a comportarte así?"

"¿Qué quieres decir con respecto a mi comportamiento?"

"¡Eh, tú! De acuerdo, espera. Bien. Siento no haberte dicho nada, pero..."

"No, no es eso."

Seol Jihu dejó de caminar abruptamente e hizo una respuesta brusca.

"Si me dijiste algo. El problema es que me mentiste, eso es todo."

Chohong dudó un poco. Sus ojos estaban tan helados y rígidos como el aire de la oficina. Apretó los dientes y gritó.

"¡Pero tú, tú también has hecho eso!"

"…"

"Sé que te he hecho preocupar, pero incluso tú..."

"Por lo menos, te lo dije de antemano, ¿No?"

Él interrumpió sus palabras como una cuchilla afilada.

"Y además, nunca te he mentido."

La cara de Chohong palideció gradualmente. Seol Jihu soltó su brazo y salió por la puerta.

"¡¿A dónde vas?!"

Bajó las escaleras sin decir nada.

"¡Hey, Seol! ¡Heeeey!"

Su voz suplicante resonaba en el aire pero su figura pronto desapareció de su vista.


*


Seol Jihu se subió a un carruaje. Su conductor dudó al principio después de escuchar la petición de llegar a su destino lo más rápido posible y esperarlo hasta que terminara con lo que quería hacer allí. Pero cuando se le presentó una moneda de plata, hubo un cambio inmediato en el brillo de los ojos del conductor. El trayecto no era muy largo y no había una razón suficiente para negarse.

Gracias a eso, Seol Jihu consiguió reducir el tiempo de viaje por lo menos en ocho horas, pero ya estaba amaneciendo cuando llegó a la Aldea de Ramman. Pero cada segundo contaba, así que corrió como si quisiera volar y tocó una puerta familiar.

"¡Jefe de la aldea! ¡Jefe de la aldea!"

Eso fue como un rayo que salió de la nada; el jefe de la aldea había estado profundamente inmerso en la resolución de ese enigma durante todo el día y apenas logró dormirse. Ahora, rudamente despertado por este alboroto, abrió la puerta de un tirón, asustado. Sin embargo, tras descubrir a un invitado completamente inesperado, su expresión primero se volvió bastante sorprendida antes de cambiar rápidamente a una de enfado.

"Amigo, ¿Dónde has olvidado tus modales esta vez?"

"Jefe de la aldea..."

"¡¿Tienes idea de la hora que es?!"

"Yo, uh, lo siento".

Seol Jihu rápidamente inclinó su cabeza y se disculpó.

"Pero..."

Aunque no pudo terminar el resto de la frase. El jefe de la aldea percibió rápidamente la urgencia del joven, y calmó parte de su irritación.

"... Parece que te enfrentas a un pequeño problema."

"Sí, tienes razón."

"Y entonces, volviste para cobrar la deuda, ¿Tengo razón?"

"En lugar de eso... Realmente necesito tu ayuda, jefe de la aldea."

El anciano inclinó una de sus cejas. El joven fue el Terrícola que había descubierto su verdadera identidad. Comparado con la forma en que analizaba con calma cada detalle en aquel entonces, su atmósfera actual parecía bastante diferente de alguna manera. Parecía que tenía sus razones.

"Adelante. Y por favor, se lo ruego. Baje la voz".

"Entiendo. Gracias".

"Siéntate por aquí. Y, respira profundamente. Ahora, explica lo que pasó exactamente. Incluso si el problema es urgente, tratar de resolverlo demasiado rápido nunca resultará en una respuesta satisfactoria."

Seol Jihu se sentó en la silla que el jefe de la aldea señaló. Respiró con dificultad y procedió a explicar lo que pasó.


*


"Qué plan tan estúpido".

Esas fueron las primeras palabras que murmuró el jefe de la aldea al escuchar la explicación.

"Olvidémonos de no poder movilizar al ejército por un segundo. Incluso entonces, ¿Infiltrarse ciegamente con sólo un pequeño número de élites y destruir sus instalaciones? Si dices que no subestimaron a los Parásitos, entonces todo lo que puedo decir es que tus amigos son unos tontos ignorantes."

Su crítica a sus acciones fueron brutales, por decir poco.

"Hacer suficiente trabajo de reconocimiento de antemano es una necesidad si quieres tener éxito en tu infiltración. Sin embargo, se precipitaron ciegamente sin información a mano. Es obvio que fracasarían. Tsk, tsk."

Seol Jihu estaba a punto de expresar en voz alta su oposición, pero tuvo que reprimir su ira. Después de todo, el anciano no dijo nada malo en este momento.

"Bueno, aún así. La aparición de estos Orcos mutantes es una sorpresa desagradable. Es algo comprensible que tu gente terminara dando un paso en falso en su prisa."

Cough, el anciano tosió para aclararse la garganta y continuó.

"En cualquier caso, supongo que la razón por la que viniste a verme es por mi rudium, ¿Verdad?"

"Sí".

Seol Jihu habló urgentemente.

"Te lo ruego. Sé que es un tesoro precioso, pero..."

"No, en realidad no..."

"... ¿Perdón?"

"Si estamos hablando del mineral original, seguro. Pero la materia prima ya ha sido procesada para crear el rudium, así que ya no tiene valor. Y sin mi Nido experimental, es completamente inútil para mí".

Seol Jihu parpadeó sus ojos.

"Lo que estoy diciendo es que puedes tener el rudium."

"¡Muchas gracias!"

Seol Jihu inclinó rápidamente su cabeza.

"Bueno, piensa en ello como si estuviera pagando la deuda. Además, todavía es muy pronto para que me agradezcas. ¿No estás de acuerdo?"

El anciano de repente formó una amplia sonrisa.

"Muy bien, entonces. Digamos que te llevas el rudium contigo. ¿Qué harás después?"

"Eso es..."

Justo en ese momento, Seol Jihu no sabía qué decir.

"Escucha, joven... Ya he dicho esto antes, y lo diré de nuevo. ¿Qué te parece si vas un poco más despacio?"

El anciano estudió al joven durante un tiempo antes de afirmar su observación.

"Aunque intentes parecer tranquilo y sereno, puedo decir que estás ardiendo por dentro ahora mismo."

"Yo sólo..."

"¿Crees que no lo sé? Amigo, no puedes engañar a mis ojos. Finges que no es así, pero veo que tus acciones son precipitadas y desorganizadas".

En el momento en que escuchó la palabra 'precipitadas', Seol Jihu sintió un impacto parecido a un martillo golpeando su cabeza. Instantáneamente se dio cuenta de lo que el jefe de la aldea le estaba diciendo. El joven cerró los ojos por un momento para ordenar sus pensamientos.

"Tomaste la decisión correcta viniendo a verme, aunque debes sentirte muy urgente en este momento. Sin embargo, ¿No crees que hay algo más que podrías obtener de mí aparte del rudium?"

Cuando el anciano dio una pista gratis, los engranajes finalmente encajaron en la cabeza de Seol Jihu. Eso ayudó a que sus nervios se calmaran.

"Ahora que lo mencionas... Jefe de la aldea, una vez fuiste un Mago del Ducado de Delpinion."

"Fufufu".

"Y también trabajaste en el laboratorio real."

"Trabajé en ese lugar durante muchos años. Conozco ese lugar como la palma de mi mano."

El anciano sonrió y se levantó de su silla.

"Ahora nuestra conversación finalmente va a alguna parte."

El jefe de la aldea se dio vuelta para buscar la pequeña caja de la última vez, junto con un pedazo de papel bastante grande.

"En primer lugar, vamos a desglosar en detalle la situación actual."

El anciano, hace tiempo, era un Mago de gran reputación. Su cuerpo puede haber envejecido, pero eso no significaba que sus experiencias y conocimientos se disiparan de la noche a la mañana.

"Debes considerar que ya no tienes ninguna posibilidad de infiltrarte en el campo enemigo a la antigua usanza. No, tal vez debería corregir y decir que nunca tuviste una oportunidad. Simplemente no hay manera de que los Parásitos no se hayan preparado para un evento como este."

El anciano siguió rayando con la pluma sobre el papel mientras hablaba.

"En cualquier caso... la primera operación ha fallado, así que la seguridad debería haber sido reforzada mucho más. Así que la misma táctica no funcionará de nuevo. Si quieres tener éxito, tienes que golpear a los Parásitos donde menos se lo esperan."

"Pero, ¿Hay alguna manera de tomarlos por sorpresa como dices?"

"Por supuesto, con este rudium."

Click, el anciano abrió la pequeña caja. Adentro estaba, una piedra negra y turbia del tamaño del puño de un niño.

"Te dije que esta cosa es un consumible, ¿Verdad?"

"Sí".

"Originalmente, no era tan pequeño. Cuando me escapé con este rudium del laboratorio, era tan grande como una roca."

El anciano abrió bien los brazos.

"Con eso en mente, ¿Alguna vez has pensado en este asunto antes?"

"¿Qué asunto?"

"Mírame. Soy un hombre viejo y decrépito. Mi fuerza física es bastante pobre también. Entonces, ¿Cómo pude haber robado un gran rudium, e incluso escapar con seguridad de la estricta seguridad del Imperio y el Ducado?"

Eso sonó extraño. Incluso si se hubiera dado la orden de cerrar el proyecto, el valor de los minerales del rudium todavía sería bastante considerable. En otras palabras, cada uno de ellos habría sido estrictamente vigilado, así que, ¿Cómo es que este anciano robó uno?

"La respuesta correcta es la magia. De hecho, la magia siempre es superior a todo."

"Cuando dices magia...."

"Amigo, ¿Alguna vez has escuchado de un círculo mágico de transferencia?"

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

"¿Qué pasa si existe una forma de cruzar la región fronteriza sin arriesgar la vida y entrar en el laboratorio de inmediato?"

"¿Algo así es posible?"

"Bueno, sí. Lo usé para escapar, ¿No? ¿Y qué? ¿No crees que puedes golpearlos desde donde menos se lo esperan?"

Seol Jihu apretó con fuerza su puño. Si lo que el anciano dijo es cierto, entonces...

Mientras tanto, el anciano finalmente terminó de anotar con su bolígrafo y habló.

"Déjame explicarte lo que pienso. Ahora, mira esto."

El papel ya estaba repleto de textos y dibujos. Incluso con una mirada casual, parecía el plano del laboratorio.

"El laboratorio real tiene dos pisos subterráneos y dos sobre el suelo para un total de cuatro pisos."

La habilidad artística del anciano era bastante excelente. Seol Jihu expresó su admiración y se centró en las palabras del jefe de la aldea.

"No soy un Mago increíble capaz de usar hechizos como la Deformación o el Teletransporte, pero cuando se trata de círculos mágicos preinstalados, mi situación cambia de forma bastante radical. En el pasado, usaba la investigación como excusa para venir a visitar Haramark y así poder encontrar un escondite en las montañas. Ahí es donde instalé el círculo de transferencia".

"Si usamos ese círculo mágico, podemos entrar en el interior del laboratorio."

"Correcto. Obviamente, asumiendo que el escondite y el círculo mágico sigan intacto. Y, cuando usas el círculo mágico de transferencia..."

El anciano dibujó un círculo en cierto punto del plano del piso.

"Serás transferido al primer espacio oculto en el primer piso del sótano."

"¿El primero?"

"Jejeje, soy un tipo un poco precavido."

El anciano se rascó la nariz.

"Preparé dos escondites en caso de que algo inesperado ocurriera. Bueno, te lo contaré más tarde".

Tap, tap. El anciano golpeó ligeramente el plano del piso con el extremo del bolígrafo.

"Sigamos adelante. No creo que haya necesidad de salir a la superficie en primer lugar."

"¿Por qué no?"

"Podría haber sido un secreto a voces, pero bueno, seguía siendo un experimento secreto. Los pisos sobre el suelo se utilizaron como dormitorios o sirvieron para otros propósitos. Los experimentos reales se hicieron bajo tierra."

Seol Jihu asintió con la cabeza.

"Por lo tanto, tienes que buscar en el primer y segundo piso subterráneo, pero... Según mi deducción, hay una buena posibilidad de que tus camaradas estén detenidos en el primer piso. Usamos la totalidad del segundo piso como área de experimentación y usamos el primer piso como una especie de corral. En otras palabras, lo usamos mayormente como una prisión."

El anciano siguió adelante.

"Un plan de operación debe ser simple. Si es posible, tienes que ser capaz de explicarlo en una sola frase."

Tap. Bajó el bolígrafo y apuntó con la mano antes de dibujar una línea.

"Trasládate al primer piso del sótano usando el círculo mágico, usa el rudium para lograr tu objetivo, regresa a la habitación secreta para escapar usando el círculo de transferencia de nuevo. Esos son los detalles del plan que estoy sugiriendo. ¿Lo entiendes ahora?"

Seol Jihu miró fijamente al jefe de la aldea con ojos de asombro y envidia. El joven se había sentido bastante desesperado, pero ahora, sentía como si sus ojos se hubieran abierto, y su pecho bloqueado se había liberado.

"Jefe de la aldea... ¿Eres un dios disfrazado?"

"Deja de decir tonterías".

La nariz del jefe de la aldea claramente se enrojeció un poco al abrir la boca.

"Bueno, mi plan tiene más posibilidades de éxito que ese estúpido plan inicial del que me hablaste. Sin embargo..."

Dudó un poco antes de continuar.

"Pero también. Hay un total de tres variables de las que debes preocuparte en mi plan".

El anciano levantó tres dedos antes de doblar primero el dedo anular.

"Primero. Es el estado actual del escondite".

"Su estado actual, ¿Verdad?"

"No sólo el de la Cordillera Arden, sino también el del propio laboratorio. Nadie sabe cómo son ahora mismo. Los escondí lo mejor que pude, pero bueno, ¿Quién de nosotros puede predecir lo que pasará en el futuro? En el peor de los casos, puede que te encuentres en medio de los peligrosos mutantes tan pronto como te traslades allá".

El rostro de Seol Jihu se puso rígido.

"Sólo puedes esperar lo mejor de eso. Lamentablemente, no hay nada que puedas hacer al respecto. Si las cosas resultan de esa manera, necesitas escapar inmediatamente. ¿Entiendes?"

"Sí".

"El segundo problema está relacionado con el propio círculo mágico de transferencia".

El jefe de la aldea dobló su dedo medio a continuación.

"No sé el nivel de habilidad que poseen los Magos de Haramark. Pero el asunto es que ese círculo mágico sólo puede mantenerse durante 30 minutos, como mucho. Peor aún, si la resistencia del mago se agota o si el suministro de maná se corta deliberadamente, entonces el círculo se cerrará automáticamente."

"Lo que significa que todo debe ser resuelto en 30 minutos."

"Correcto. Lo importante aquí es que, independientemente de si se suministra maná o no, el círculo se cerrará después de 30 minutos. Y necesitarás 72 horas para recargar un círculo mágico que se ha cerrado de esa manera. ¿Entiendes a dónde voy con esto?"

"¿Hay alguna manera de aumentar la duración de alguna manera?"

La seria pregunta de Seol Jihu hizo que el jefe de la aldea se frotara la barbilla.

"Hmm, me pregunto... Puede sonar como si estuviera tratando de inventar excusas, y me avergüenzo de ello, pero bueno, la magia de transferencia es una magia difícil de dominar. Incluso en el Imperio, no existía casi nadie capaz de activar esta magia con sus propios poderes. La mayoría tenía que depender de los círculos mágicos de transferencia. Así que, con toda honestidad, no confío en mejorar la duración más allá de 30 minutos".

"Supongo que no se puede evitar, entonces."

Seol Jihu sólo pudo asentir con la cabeza después de escuchar la franca declaración del anciano sobre sus límites.

"Y finalmente, el rudium."

El jefe de la aldea dobló el dedo índice.

"Los Orcos Mutados no deberían ser criaturas de alto rango, así que probablemente podrás controlarlos hasta cierto punto".

"Quieres decir que debo tener cuidado ya que no podré controlar a las criaturas de alto rango".

"Eso es evidentemente obvio. Sin embargo, lo que trato de decir es esto. Míralo. Es demasiado pequeño. Por supuesto, creo que puedes usarlo lo suficiente para unos 30 minutos."

Seol Jihu inclinó un poco la cabeza. ¿Cuál es el problema, entonces?

"Es por eso que necesitas tomar una decisión".

El anciano habló, esta vez sonando un poco más sombrío.

"Usa el rudium para destruir la instalación, o úsalo para rescatar a tus camaradas. Este es un problema completamente diferente que no tiene relación con la duración del círculo mágico."

"Pero, no puedo hacer ambas cosas..."

"Tienes que dejar de soñar despierto. Fundamentalmente, este problema se superpone con las otras dos variables. Un movimiento equivocado y no lograrás ninguno de tus objetivos".

Perseguir a dos conejos resultaría en la pérdida de ambos. Elige uno, y concéntrate en eso.

"Lo entiendo".

"Muy bien. Y luego..."

El jefe de la aldea añadió información más detallada y dio un largo suspiro de fatiga.

"Con esto, parece que he hecho todo lo que puedo hacer por ti."

Los labios de Seol Jihu se separaron pero se cerraron de nuevo. Quería expresar su gratitud, pero la cosecha esta vez fue más allá de sus expectativas y no sabía cómo empezar a dar las gracias. De hecho, nunca imaginó que las posibilidades se abrieran tanto al venir a este lugar.

"Jejejeje. Supongo que hasta tú crees que esto es mucho para un simple pago de la deuda, ¿No?"

"Tienes razón. Parece que ahora soy yo el que está en deuda contigo".

"¿Cómo piensas pagarme, entonces?"

"¿Qué tienes en mente?"

La respuesta de Seol Jihu provocó que el jefe de la aldea se encogiera de hombros.

"Bueno... Pensemos en eso más tarde. Me tomaré mi tiempo para eso."

"Gracias".

"Las gracias pueden esperar".

El anciano sonrió con satisfacción.

"Tienes que volver vivo primero para que puedas pagarme. Así que, no te atrevas a morir".


*


Seol Jihu dejó la residencia del jefe de la aldea y subió directamente al carruaje que lo esperaba. En su camino a la aldea, se sintió presionado, acosado, preocupado. Pero en su viaje de regreso, estaba más tranquilo, gracias al jefe de la aldea.

Ahora que su mente se había calmado, la primera persona en la que pensó fue Chohong. Junto con eso, un sentimiento de culpa se precipitó.

Con toda honestidad, no había sentido traición por sus acciones. No hasta ese punto. Pudo suponer por qué Chohong trató de mentirle de esa manera.

Pero cuando escuchó la verdad, se enfadó mucho con ella. ¿Debería culparla por hacer que se sintiera herido y decepcionado? No estaba seguro, pero... fue algo como eso. La emoción que sintió en ese momento no es algo que pudiera describir con palabras.

'Estoy seguro de que Chohong también estaba bajo mucho estrés'.

Independientemente de eso, sus acciones no fueron ejemplares ahora que tuvo tiempo de reflexionar sobre ellas. Cometió un error. ¿Qué le habría pasado por la cabeza después de escuchar que el destino de sus antiguos compañeros era completamente desconocido? Debería haber sido más considerado con su situación, eso es seguro.

'¿Realmente me pasé de la raya...?'

... Necesito volver por el momento.  Seol Jihu estaba decidido y se aferró a las cosas que el jefe de la aldea le había regalado.


*


El sol de la mañana ya estaba ardiendo brillantemente en el cielo cuando llegó a Haramark. Seol Jihu pagó el precio del carruaje al conductor y corrió al edificio de la oficina con todas sus fuerzas. Se sintió cansado ya que no pudo dormir, pero estaba demasiado ansioso por mostrarle el resultado de su trabajo.

Subió corriendo las escaleras y abrió de golpe la puerta del tercer piso. Inmediatamente se encontró con Chohong. Había estado dando vueltas por la habitación, pero sus pasos se detuvieron en ese momento. Su cara llena de ansiedad se desplomó en un instante.

Inesperadamente, no abrió la boca de inmediato. Seol Jihu estaba pensando que ella le arrancaría la cabeza a mordiscos. Con ella mirándolo en silencio, se estaba volviendo aún más incómodo con sólo estar parado ahí. Atrapados en este extraño silencio, el joven y la mujer sólo podían mirarse fijamente, permaneciendo inmóviles.

El primero en romper este punto muerto fue Chohong.

"... ¿Dónde has estado?"

Su voz sonó baja y silenciosa, como si estuviera reprimiendo mucho de algo. Parecía que también estaba un poco enfadada. Seol Jihu cerró la puerta detrás de él y entró con cautela.

"¿Me estabas esperando?"

"Así es. Te esperé, idiota."

La voz de Chohong se volvió bastante áspera. De hecho, también temblaba notablemente. Los signos de que intentaba reprimir su impulso de gritar en voz alta eran demasiado notorios.

"¡¿Estás feliz ahora que me has hecho exactamente lo mismo?!"

"¿Hacer qué exactamente?"

"¿No hiciste esto sólo para vengarte de mí? ¡¡Estúpido bastardo de mente estrecha y cerebro de pez!!"

Ella finalmente se liberó y gritó. Seol Jihu gritó como respuesta.

"Si eso es lo que piensas, estoy un poco decepcionado."

"¿Decepcionado? ¡¿Acabas de decir que estás decepcionado?! Tú, ¿Cómo puedes siquiera...?"

"Lo siento".

Seol Jihu no dijo nada más, en cambio eligió juntar sus manos y disculparse de todo corazón. ¡Keuhk! Chohong hizo un sonido de tragar y se alejó de él. Respiró suavemente durante un rato antes de limpiarse los bordes de los ojos con los puños cerrados. Esta vez le tocó a Seol Jihu sorprenderse.

"¿Qué es esto? ¿Estás llorando? ¿Eres realmente la Chohong que conozco?"

"¿Quién está llorando? ¡Será mejor que te largues! ¡Apestoso hijo de perra!"

Seol Jihu trató de abrazarla suavemente, pero ella retorció sus hombros e intentó alejarlo. Aunque, no había fuerza en su resistencia...

"Lo siento. De verdad."

"Maldición. ¿Crees que disfruté mintiéndote? No sabes por lo que he pasado."

"Tienes razón. Realmente actué como un idiota de mente estrecha".

Seol Jihu continuó disculpándose.

"Tonto... Deja de comportarte así. Siempre estás, como, riendo y feliz todo el tiempo, pero cuando te pusiste demasiado serio, ¿Tienes idea de lo sorprendida que estaba?"

Chohong derramó su insatisfacción y su dolor como una represa que explota sus paredes.

"Lo sé. Lo sé, lo sé. No volveré a hacerlo en el futuro."

"Idiota. Apestoso bastardo. Ni siquiera sabías por lo que he pasado".

"Uh~ tsutsutsu~, mi bebé. Mi bebé se sentía realmente herida, ¿No es así?"

"Deja de joder. O si no, podría darte una paliza de verdad".

"Ok, entonces. Sentémonos primero. Hablaremos después de tranquilizarnos."

Seol Jihu tuvo que hacer un gran esfuerzo para calmarla. Chohong apoyó su cabeza en su pecho y resopló de vez en cuando. Sin embargo, ella no lloró realmente. Sólo sus ojos se enrojecieron un poco, eso fue todo.

Podría haber sido una mujer aparentemente hecha de acero puro, pero también era un ser humano después de todo. Y una mujer, también. Había estado bajo una tremenda tensión últimamente, así que cuando Seol Jihu la hizo preocuparse de esta manera, finalmente dejó de reprimir todo y sacó todo de su interior.

"Bien, entonces..."

Poco después, Chohong lo miró a hurtadillas.

"¿Dónde has estado?"

"La Aldea de Ramman ".

"¿Por qué ahí?"

"Hay algo que quiero preguntar antes de contestar."

Chohong dudó, pero aún así asintió con la cabeza. Ahora que las cosas habían cambiado, parecía innecesario ocultarle las cosas.

"¿Qué decidieron hacer?"

"Estábamos planeando... tener otra reunión hoy."

"¿Para discutir la estrategia? ¿Cuándo?"

"Probablemente ya ha comenzado, idiota. Por tu culpa, no pude ir. Qué desastre."

"Bueno, entonces. Deberíamos irnos, aunque lleguemos tarde".

"Supongo que tienes razón, pero..."

Chohong detuvo el final de su frase, antes de continuar de nuevo.

"No lo sé. No sé qué podemos hacer. Nos reunimos y hablamos todos los días, pero el resultado final siempre es el mismo. Queremos rescatarlos, pero no sabemos cómo hacerlo".

Como era una historia con la que podía simpatizar, Seol Jihu asintió con la cabeza de manera bastante exagerada.

"No deberías haberte guardado todo para ti, ¿Sabes? En tiempos como estos, deberías haber venido y preguntarle a tu oppa."

"Oppa, mi culo."

<< Nota: Oppa - es un honorífico utilizado regularmente por una mujer para referirse a su hermano mayor. También puede usarse para refirse a un hombre mayor con el tenga un vínculo muy fuerte. >>

Chohong se rió un poco del chiste de Seol Jihu.

"Está bien, está bien. Ya que estamos hablando del tema, déjame preguntarte. ¿Tienes un buen plan, entonces?"

"Por supuesto".

Lo admitió de inmediato.

"... ¿Qué?"

Chohong lo miró fijamente. Mientras tanto, Seol Jihu se levantó del sofá.

"Hey... ¿Qué acabas de...?"

Kiik... abrió la puerta para dejar entrar la brillante luz del sol y formar un brillo alrededor de su cuerpo. Se giró para mirar a Chohong que seguía sentada en el sofá y sonrió brillantemente.

"Vamos a rescatarlos".