Reciente

viernes, 17 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 75

Capítulo 75. La Ira del Rey (2)


Chohong pisó fuertemente el suelo. Con ese simple movimiento, voló y aterrizó suavemente cerca de la posición del Nido.

La criatura entró en pánico y retiró sus tentáculos que se arrastraban hacia el inconsciente de Mikhail y Veronika. Luego arrojó cuatro de ellos hacia Chohong, pero...

¡¡Tuh-tuh-tuh-tung!!

Todos sus ataques fueron bloqueados por su escudo triangular invertido que brillaba con luz plateada. La Doncella de Batalla ni siquiera se movió de su lugar. Sólo tuvo que levantar ligeramente el brazo para desviar los ataques. Mientras lo hacía, las flamas plateadas parecían arder brillantemente dentro de los ojos de Chohong.

En el momento en que balanceó su maza, todos sus tentáculos explotaron en pedazos. Los restos de fluidos corporales dispersados no tuvieron tiempo de mojar el suelo; se evaporaron en el aire por la conflagración divina que ardía a su alrededor.

<< Nota: Conflagración - hace referencia a una especie de fuego. >>

El Nido emitió un grito que perforaba las orejas mientras sus largos tentáculo se quemaban vivos gradualmente por las plateadas llamas. Al darse cuenta de que su oponente había pasado por algún tipo de transformación, la criatura retiró todos sus tentáculos apresuradamente, dejando uno que se extendía más allá de la salida.

Sin embargo, todos esos tentáculos reunidos apresuradamente comenzaron a vacilar como si todos hubieran caído en la confusión.

Chohong había desaparecido.

Seol Jihu estaba ocupado arrastrando al inconsciente de Mikhail y Veronika hasta donde estaba María, pero ahora, incluso su propia mandíbula cayó al suelo. Sólo parpadeó una vez, pero Chohong ya estaba flotando en el aire. Sus dignos e inquebrantables ojos miraban fijamente al Nido. Descendió elegantemente en una trayectoria  curva y golpeó estruendosamente el cuerpo principal del Nido con su maza.

¡¡POW!!

La superficie parecida a un tumor se arrugó hasta que no pudo soportar la fuerza y se abrió de golpe. Los fluidos rojizos que salían como una fuente también fueron tragados por la conflagración divina de Chohong que repentinamente expandió su tamaño.

¡¡Wuuuueeehh-!!

Por primera vez en esta batalla, el cuerpo principal del Nido fue atacado. El Nido soltó otro fuerte grito y retrocedió rápidamente.

Sin embargo, la velocidad de Chohong lo había superado. Se mantuvo cerca de la criatura y volvió a lanzar su maza. Otro horrible agujero se abrió en el cuerpo del Nido y se prendió en llamas plateadas. Se estremeció salvajemente de dolor.

Chohong desapareció de su vista otra vez. Eso fue una buena evidencia como cualquier otra de que su velocidad de movimiento había excedido en gran medida la capacidad del Nido para percibir los movimientos.

La criatura debe haber estado muy indignada. Más de treinta tentáculos se dispararon como si fueran a perforar el techo, y comenzaron a golpear con violencia en todas las direcciones.

¡Kwang! ¡Kwang! ¡Kwang! ¡Kwang!

El suelo se agitó violentamente y dispersó polvo en el aire. Los tentáculos estaban ahora acompañados por los sonidos del aire que se desgarraba mientras procedían a atacar indiscriminadamente todo lo que le rodeaba. Los frenéticos ataques del Nido después de que sintiera el peligro fueron tan impactantes que Seol Jihu, acercándose a hurtadillas para prestar ayuda, no tuvo más remedio que retirarse por reflejo.

'No puedo interferir en esto'.

Lo que resultaba aún más increíble era el hecho de que Chohong estaba inmersa en esa violenta paliza.

¡Shwing! ¡Shwing! Sólo de escuchar el sonido que viene de la batalla hizo que casi mojara los pantalones, sin embargo, todos esos tentáculos flexibles como un látigo no le dieron por márgenes muy delgados.

Chohong se deslizó como un río que fluye. Sus ojos estaban casi cerrados; la vista de ella rozando los tentáculos con sus brazos extendidos recordaba a un elegante patinador artístico. 

Chohong giró elegantemente su cuerpo, junto con su cabello plateado. Rayos de luz plateados fueron dejados tras su rastro mientras parecía flotar cerca de su objetivo, y finalmente, pasó por la pared de tentáculos para aterrizar con precisión un golpe más de la maza en el cuerpo principal del Nido. Con eso, se produjo un tercer grito.

Seol Jihu gritó de emoción. Los últimos brotes de esperanza se estaban reavivando de nuevo.

'¡Podemos ganar!'

Intentó buscar un hueco que pudiera aprovechar. Fue entonces cuando se dio cuenta de que la condición de Chohong se había vuelto extraña una vez más.

Su expresión, antes serena, se arrugó ligeramente. Sus pálidas mejillas estaban enrojecidas, y su respiración también se había vuelto más áspera. Creyó percibir un destello de ansiedad en su cara también.

No estaba seguro de lo que estaba pasando, pero a pesar de todo, sabía que la situación estaba empezando a cambiar de nuevo. El poderoso Nido, que parecía ser invencible, ahora se movía bastante. Más de la mitad de sus tentáculos ya no se podían usar, y gran parte de su cuerpo se había quemado. Lo más importante, la mayor ventaja esta vez fue que su cuerpo gigante se redujo a un grado notable.

Sin embargo, el Nido no se quedó sin hacer nada. Los tentáculos restantes de repente se expandieron mucho. Entonces, junto con el sonido del aire que se filtraba de los tentáculos, líquidos espesos de color verde vomitaron de ellos en todas las direcciones.

No fueron sólo uno o dos tentáculos los que escupieron el líquido. Incluso entonces, Chohong no se encontraba en ninguna parte. Para ser exactos, ya se había retirado mucho antes de que el líquido cayera al suelo.

Cuando su última carta de triunfo sólo logró derretir el suelo a su alrededor, el Nido explotó de pura rabia.

Chohong también estaba apretando los dientes. Levantó su escudo frente a ella y corrió hacia adelante desesperadamente. Esta debe haber sido la apertura de la que habló antes. Seol Jihu coincidió con su movimiento y, mientras agarraba su lanza con fuerza, él también corrió hacia adelante.

Sólo había una oportunidad. Se preparaba para dividir en dos su energía interna que surgía como un dragón ascendente, vertiéndola en su lanza y en su pendiente, pero entonces...

Chohong golpeó un tentáculo impulsado por el Nido, pero comenzó a tambalearse en sus pies.

"¡¿Chohong?!"

Seol Jihu se sorprendió mucho y se dio cuenta tarde de que la luz plateada que la rodeaba se había vuelto más tenue que antes.

... No, estaba equivocado. La luz se dispersó por completo. Su armadura, su escudo, todo.

"¡Ah!"

Al mismo tiempo, la expresión de Chohong se asemejaba a la de alguien que acaba de despertar de un sueño profundo. Sólo pudo dar un par de pasos más antes de caer de rodillas. Jadeó y su mandíbula floja se abrió, provocando que el sudor acumulado cayera por su barbilla. Como si estuviera abrumada por la amargura, su cara se arrugó.

La razón de eso era simple. La Falda de Valquiria elevaba la destreza de combate del lanzador convocando el espíritu de la Doncella de Batalla. Permitía que el poder de batalla del lanzador se elevara al de un Alto Ranker, pero sólo podía mantenerse durante 30 o 40 segundos como máximo. Después, un caso extremo de enervación seguiría.

<< Nota: Enervación - Causar que alguien o algo quede debilitado, sin fuerza o energía. >>

Chohong sintió que toda su fuerza se filtraba con cada segundo que pasaba mientras trataba desesperadamente de controlar su respiración. El Nido también parecía estar en un estado de aturdimiento. Un golpe más, un solo golpe, y podría ser el final.

"No he....."

'... Incluso aún no ha hecho una apertura adecuada'.

Sus cálculos se cancelaron gracias a la resistencia del Nido que excedió su imaginación.

Ahora que Chohong tenía que retirarse de esta batalla, Seol Jihu no tuvo más remedio que dudar. El Nido y su cuerpo en expansión se dieron cuenta de su extraño estado.

¿Wuuuooooh?

El Nido finalmente decidió levantar uno de sus tentáculos, pero se estremeció mucho de nuevo. Chohong aún no mostraba signos de moverse, pero otra energía diferente, aún poderosa, se elevaba desde algún lugar detrás de ella.

"¡Heeuup-!"

María respiró profundamente y se puso de pie lentamente. Seol Jihu vio el crucifijo en la parte superior del altar esparciéndose en polvo delante de ella, y sus ojos brillaban intensamente.

Parecía como si se fuera a desmoronar en cualquier momento, sin embargo María de alguna manera se las arregló para recuperar el equilibrio y levantó ambas manos en alto.

"¡Mall Te Oculorum Meorum!"

Inmediatamente después, rayos blancos de luz crepitaron en el cielo como una corriente eléctrica, formando un enorme martillo. El cúmulo de luz continuó expandiéndose en tamaño, mostrando un poder que no podía tomarse a la ligera. El Nido estaba visiblemente sorprendido.

Nadie aquí podía esperar más. Seol Jihu activó inmediatamente el Pendiente Festina. Mientras tanto, el Nido se asustó y disparó un tentáculo hacia María con todo lo que tenía. Sus cejas se elevaron mientras gritaba.

"¡Mjolnir!"

<< Nota: Mjolnir - en la mitología nórdica, Mjölnir es el martillo del dios Thor. >>

La luz cegadora explotó. Los ojos de Seol Jihu, cuando estaba a punto de avanzar, se abrieron de par en par. Al mismo tiempo, Chohong miró rápidamente detrás de ella en estado de shock. Debajo del martillo de luz que caía como una retribución divina, un tentáculo solitario salió volando como una flecha hacia el Sacerdote. María miraba aturdida al tentáculo con una expresión de sudor y estupefacción en su rostro.

En ese breve segundo momento...

¿Qué pensamientos entraron en la cabeza de Seol Jihu al encontrarse con la única oportunidad creada por el trabajo increíblemente duro de todos?

Sabía con seguridad que María sería asesinada. Incluso los Guerreros encontraron difícil aguantar contra los tentáculos e intentaron esquivarlos, así que no había posibilidad de que un Sacerdote pudiera sobrevivir a un golpe directo.

Sus pasos previamente dirigidos hacia el Nido dieron un giro de 90 grados.

¡Boom!

Activó la capacidad de apilamiento del pendiente e invocó cada onza de energía que pudo para correr. Creyó escuchar a alguien decir su nombre pero lo ignoró y simplemente corrió hacia adelante. María cerró los ojos cuando el tentáculo se acercó a su posición en un instante.

"¡Mierda...!"

En el momento siguiente, la caverna subterránea se llenó con un enorme y cegador destello de luz, así como con el sonido atronador que lo acompañaba. Fue tan fuerte que la sensación de que alguien la abrazara e incluso los gritos del propio Nido quedaron sepultados.

Poco después, los ojos de María se abrieron un poco, y rápidamente respiró hondo. Seol Jihu la abrazaba fuertemente. Ella pensó que se sacrificó por ella, pero en contra de sus expectativas, estaba completamente bien.

Seol Jihu también estaba nervioso por esta situación. Ni siquiera tuvo suficiente tiempo para levantar la guardia. Simplemente la abrazó pensando que podría protegerse de algún modo de ese golpe. Pero entonces, tanto él como María salieron completamente ilesos. Pestañeó los ojos varias veces pero descubrió la razón poco después. Chohong estaba de pie delante de ellos, con su brazo izquierdo levantado.

"¡¡C-Chohong!!"

Seol Jihu se sintió aliviado por un momento, pero la realidad se le apareció y gritó con fuerza. La espalda de Chohong se estremeció fuertemente. Creak, creak. Ella giró la cabeza como una marioneta con las cuerdas cortadas, y con la cara sin energía, sus labios temblaron ligeramente.

"... Oye, tú... tonto... idiota..."

Ella inhaló y exhaló bruscamente, luego bajó su brazo izquierdo agonizando lentamente.

"Te dije... que te arriesgaras..."

"... ¿Cho, Chohong?"

"Pero... elegiste... salvarla..."

"Tú..."

Seol Jihu sintió que algo estaba muy mal. No se podía ver el brazo izquierdo de Chohong. Para ser exactos, no había nada debajo de su codo. Y cuando miró más de cerca, su espalda se tiñó gradualmente de color carmesí. La cara de Seol Jihu se mostraba aturdida.

"... Pero, de nuevo..."

Viendo la reacción en su cara, los labios de Chohong se arquearon. Era una sonrisa solitaria de tristeza.

"... Así es como tú...."

Con eso, su largo cabello negro ondeaba en el aire. Lentamente. Chohong cayó lentamente. Sólo después de que ella cayera, él notó un gran agujero en su pecho izquierdo. Su armadura rota, su brazo perdido; todo dejó de moverse.

Al principio, no hubo ningún cambio en la expresión de Seol Jihu. Sin embargo, sus ojos comenzaron a temblar con fuerza y su rostro parecía haber envejecido más de diez años en un instante.

No pudo hacer nada. No debería haber esperado una oportunidad, más bien, debería haber sido él quien la hiciera para los demás. Aunque eso le costara la vida. Pero ni siquiera pudo hacer eso.

El arrepentimiento llegó tarde. También, una sensación de impotencia y la comprensión de su debilidad.

¡Thump!

Su corazón latía con fuerza. Su pulso se aceleró.

María, que había estado mirando a Chohong y su estado, levantó la cabeza un poco. Para su sorpresa, el Nido seguía vivo.

Fue golpeado por la maza de Chohong, e incluso fue golpeado directamente por Mjolnir, pero aún estaba vivo. Claro, su condición era bastante miserable en ese momento, pero a pesar de todo, seguía respirando. Su tenaz vitalidad le hizo apretar los dientes.

Eso tampoco era todo. De repente, emitió ruidos y comenzó a regenerar algunas partes de sí mismo.

'Mjolnir' definitivamente le infligió una herida mortal. Sin embargo, las burbujas hirvieron y la carne de color ceniza continuaba emergiendo. Pronto, escupió una lanza y un escudo. Al mirar esto, María soltó una risa amarga.

"Ahhh".

Si sus ojos no estaban equivocados, entonces ese armamento pertenecía a Gierszal. En otras palabras, trató de escapar por su cuenta y fue asesinado en el proceso. El Nido con heridas graves estaba absorbiendo el cadáver para recuperarse. Interiormente se preguntaba por qué intentaba tan desesperadamente atrapar a los humanos caídos, pero ahora entendía por qué.

'Maldito idiota. Incluso en la muerte, eres completamente inútil'.

Por un lado, sentía remordimiento. Quizás debería haber rezado por un hechizo más fuerte. Intentaba llegar a tiempo y eligió un hechizo que le permitiera terminar la Ceremonia a tiempo. Esa decisión sería su último arrepentimiento.

"... No debería haber venido."

María murmuró con desánimo. El Nido había recuperado algunas partes de sí mismo y había levantado varios de sus tentáculos para moverlos.

Wookikiki. Incluso emitió un extraño sonido, que sonaba como una risa de burla.

"¿Por qué no me dejaste morir?"

María hizo pucheros y apoyó débilmente su cabeza contra el pecho de Seol Jihu.

"Si hubieras apuntado a esa abertura, al menos tú y Chohong habrían..."

Pero entonces, sus ojos se abrieron de par en par.

¡Thump! ¡Thump! ¡Thump! ¡Thump!

El ritmo de sus latidos era demasiado rápido para ser normal. Brrrr. Incluso sintió que todo su cuerpo temblaba sin control.

Sucedió entonces.

Crack... crack...

Escuchó los sonidos de unos dientes rechinando de forma tan espeluznantes que no podía creer que fueran hechos por otro ser humano. María se estremeció y con cautela levantó la cabeza.

"¿Tú...?"

En ese momento...

[Habilidad Innata, 'Visión Futura', ha sido activada.]

María definitivamente lo pudo ver.

Ella observó al joven con una delgada línea de sangre chorreando por sus labios. No, ella vio al joven con su cara arrugada parecerse a un rey demonio de la matanza y la locura.

Como en un trance, se separó de María. Agarró la lanza con tanta fuerza que su mango podría romperse.

De repente.

Muerte; una clara intención asesina envolvió el cuerpo de María. La intención era tan siniestra que simplemente por estar cerca le provocaba escalofríos en la columna vertebral.

"No..."

Como una bestia aullando, un gruñido fuertemente reprimido salió de su boca.

"No me jodas..."

Sus ojos inyectados en sangre comenzaron a emitir un brillo carmesí. Una increíble cantidad de energía se desató, el suelo se fracturó y retumbó.

La batalla final.

Esta era la segunda llegada del demonio del campo de batalla, que solía arrasar sin control y sin rival en innumerables combates.

"¡No me jodas, pedazo de mierda!"

En el momento en que su enfurecido rugido sacudió toda la caverna subterránea...

¡BOOM!

Los fluidos corporales del Nido fueron rociados. María formó una expresión incrédula y rápidamente miró a un lado del Nido. Allí estaba, una lanza que hizo explotar una parte del Nido. Incluso la propia criatura reaccionó un paso más tarde. Sus tentáculos retrocedieron asustados.

"¡Cuidado...!"

María estaba a punto de gritar "¡Cuidado!", pero no pudo porque sus mandíbulas se cayeron al suelo. Un tentáculo voló hacia la dirección de Seol Jihu, pero él simplemente extendió su mano hacia él. Entonces despertó una enorme cantidad de maná, agarró el tentáculo, ¡Y lo aplastó con su mano desnuda!

¡Rip!

El tentáculo se agitó como si el Nido estuviera en un frenesí por el intolerable dolor de su carne siendo desgarrada en pedazos.

Seol Jihu descartó el tentáculo cuando su lanza comenzó a resonar fuertemente. Sonaba como si estuviera llorando. Casi inmediatamente después, un aura de cuchilla de color hielo de un metro de largo salió disparada de la punta de la lanza.

'¡No puede ser!'

¿Cuántas veces se sorprendería hoy? María vio esa aura que salía fría de la lanza, y gritó dentro de su mente con gran asombro.

'¿Esa, no es la habilidad accesible sólo a los Guerreros de Ranker Único...?'

Para ser más específicos, es una habilidad que sólo un pequeño puñado de Rankers Únicos puede usar. Además, si su memoria estaba en lo cierto, sólo la había visto una vez durante toda su carrera como Sacerdote dentro del Paraíso.

De las Tierras Altas Nivel 7, Arte Secreto - Ola de Qi de Espada

<< Nota: Ola de Qi de Espada - a pesar de su nombre no se límita solo al uso de una espada. >>

Seol Jihu movió su brazo con brusquedad. La cuchilla azul de energía destelló de un lado a otro como si estuviera haciendo un espectáculo de luces. En un parpadeo, todos los tentáculos del cuerpo principal del Nido fueron cortados, y cayeron con fuertes golpes. Las malditas cosas que permanecieron tan tenaces y tercas hasta entonces se volvieron completamente inútiles.

Ese no fue el final. Como para anunciar que sólo estaba empezando, Seol Jihu agarró la lanza con fuerza con ambas manos, luego locamente cortó y golpeó con su arma. Cada vez que el qi de espada de Seol Jihu tocaba el Nido, trozos de su carne salían volando junto con sus fluidos corporales.

"¡Uwaaaahhh!"

A partir de cierto momento, el Nido dejó de moverse por completo. Sin embargo, la lanza de Seol Jihu no se detuvo. Su estado de enfurecimiento causaba tanto terror que María estaba ocupada retrocediendo mientras parecía asustada.

Así, golpeó y cortó hasta que el Nido se convirtió en una pasta de carne.

¿Cuánto tiempo pasó así?

¡Puck! Su lanza golpeó el suelo. Había estado golpeando la cosa durante tanto tiempo que su cuerpo principal había desaparecido. La única cosa que apenas quedaba en el suelo era un trozo de carne roja oscura perfectamente golpeada.

"Haaa... haaa..."

Seol Jihu recuperó su aliento en este mar de trozos de carne destrozada y fluidos corporales, antes de recobrar sus sentidos. Sólo miró a su alrededor en un aturdimiento por un segundo o dos. Giró su cabeza hacia atrás y gritó.

"¡María!"

Rápidamente corrió hacia donde ella estaba. María se estremeció y se alejó instintivamente pero dejó de moverse cuando observó la mirada en su rostro, así como la forma en que se estaba comportando.

Su cara había vuelto a la normalidad. El cambio había sido tan radical que ella no pudo evitar pensar que la anterior expresión de su cara tenía que ser una alucinación de su parte.

María abrió cautelosamente su boca, sus ojos todavía incrédulos y desconfiados.

"Tú... ¿Qué eres?"

"¿Eh?"

"¿Estás bromeando? Si poseías un poder como ese, ¿Por qué no lo hiciste, desde el principio...?"

María gritó en voz alta, y añadió: "¡No habríamos pasado por tantas dificultades! ¡¿Tienes idea de cuánto he perdido hoy?!"

"Yo tampoco sé lo que pasó. Vi a Chohong caer, y mi cabeza se quedó en blanco..."

Seol Jihu sacudió su cabeza con fuerza. María puso una expresión de incredulidad aún mayor. No paraba de escupir amargos lamentos.

"Deja de joder, ¿Quieres? ¿No es la misma mierda que el protagonista moribundo que salta repentinamente lleno de energía renovada cuando una heroína derrama un par de lágrimas?"

"¡Aparte de eso, por favor ayuda a Chohong!"

Seol Jihu se dio cuenta rápidamente de su error. ¿No hizo María ya una Ceremonia? ¿Podía realizar otra?

María se apresuró a tomarle el pulso a Chohong por un segundo, y sus cejas se levantaron.

"Ve a traer su brazo. ¡Ahora!"

"¿Eh? Pero, ¿qué hay de la reacción...?"

"¿Crees que Mjolnir es un hechizo de alta categoría como Sanar Heridas Colosales? Puedo encargarme de esto de alguna manera, ¡Así que ve a buscar esa maldita cosa inmediatamente!"

Eso fue un alivio. Seol Jihu localizó rápidamente el brazo separado de Chohong y lo trajo de vuelta.

"No está muerta todavía. Es débil, pero aún puedo sentir sus latidos. Además, no ha pasado tanto tiempo, así que todavía puedo tratarla."

Hizo hincapié en la palabra 'tratarla' y se subió las mangas como una experta. Rápidamente cantó el hechizo hacia la vida.

"Sanar Heridas Masivas".

Un cálido rayo de luz envolvió suavemente todo el cuerpo de Chohong. María debió pensar que un hechizo no bastaba porque recitaba otros más. El agujero en el pecho de Chohong se cerró gradualmente, y el brazo separado se volvió a unir.

"¿Estará bien? Sobrevivirá a esto, ¿Verdad?"

"Ya he hecho lo que puedo. El resto depende de la propia paciente. Bueno, ha estado trabajando en el Paraíso durante mucho tiempo, así que seguramente no moriría de un simple impacto como este."

María contestó con brusquedad. Luego se levantó para irse, tal vez para examinar el estado de Mikhail y Veronika también.

¿Quiso decir que las probabilidades de supervivencia son muy favorables? De hecho, Chohong no era una debilucha. Era una mujer fuerte. Mientras siguiera respirando, sería tratable, eso es lo que María debe haber querido decir.

Sintiéndose aliviado ahora, Seol Jihu dejó escapar un suspiro de su boca.

"Ah..."

Sólo entonces una terrible sensación de enervación y fatiga golpeó su conciencia. Este fue el precio de despertar su maná más allá de sus límites sólo para poder utilizar una habilidad de alta clase en reinos más altos que su nivel actual.

Se dejó caer sobre su trasero, pero no pudo mantenerse erguido y simplemente se recostó de espaldas. Miró la cara de Chohong mientras dormía, ahora se veía sereno y tranquilo.

No podía recordar lo que había pasado. Su memoria se cortó en el momento en que vio el mensaje sobre 'Visión Futura'.

Pero, a pesar de lo que había pasado, habían salido con vida. Pensó que iba a morir, pero ahora estaba vivo.

Más importante aún, Chohong no estaba muerta. Más que nada, quería alegrarse por ello y celebrarlo con todo su corazón.

"Miren a este tipo."

María regresó a su lado y se rió amargamente después de ver a Seol Jihu y a Chohong acostados uno al lado del otro.

"Oye, no esperarás que saque a cuatro personas de aquí, ¿Verdad?"

"¿No podemos tomar un pequeño descanso? Estoy muy cansado en este momento."

María le miró fijamente durante un tiempo. Estaba claro que no estaba totalmente de acuerdo. Sin embargo, de repente, empezó a frotarse los ojos con bastante fuerza.

*Caer* *Caer*

Sus lágrimas cayeron en la cara de Seol Jihu, y él frunció un poco el ceño.

"Bien, ya puedes moverte ahora, ¿Cierto?"

Seol Jihu se quedó sin palabras en un momento dado.

"No quiero quedarme aquí más tiempo. Quiero salir de este lugar ahora mismo."

Seol Jihu estaba totalmente de acuerdo con ella, pero desafortunadamente, estaba a punto de caer en un sueño profundo por la sensación de fatiga que le invadía.

"¿Qué sucede? ¿Acaso ya no descansaste un rato? ¿No son mis lágrimas suficientes para ti?"

María murmuró sarcásticamente, con los ojos aún húmedos por las lágrimas.

"No, bueno, no es eso..."

Seol Jihu cayó en un poco de contemplación antes de decir francamente lo que su mente cansada podía pensar.

"Creo que es porque no eres la heroína de esta historia, señorita María."

"…."

María lo miró en silencio antes de darle una fuerte patada en el costado.