Reciente

jueves, 16 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 71

Capítulo 71. Tabú (1)


La aldea de Ramman era un fragante asentamiento bendecido por los cálidos rayos del sol.

Aunque era más pequeño en tamaño comparado con la aldea de Zahrah, el lugar estaba rodeado por un pintoresco paisaje salido de una pintura al óleo con vallas que atravesaban las alfombras de interminables campos verde-amarillentos. Y a lo lejos, montañas escarpadas parecían como un velo que servía de inolvidable telón de fondo.

Seol Jihu pagó el precio a los dos conductores de los carruajes, y cerró lentamente los ojos mientras la suave brisa le hacía cosquillas. Los suaves vientos que acariciaban sus mejillas le alegraron mucho el ánimo.

'Tuvimos suerte'.

No encontraron ninguna emboscada durante su viaje y llegaron a su destino antes del anochecer. Aunque no fuera nada de lo que preocuparse, por alguna razón, no pudo evitar sentirse bien con esto.

Sentía como si los cielos hubieran bendecido su primera salida como...

"¡¡Bleeeurgh-!!"

Su paz fue destrozada por el repentino ruido de alguien vomitando a un lado. Y luego, eso fue seguido por el asqueroso ruido de algo cayendo al suelo.

Salió de su ensueño y abrió los ojos, con el ceño fruncido en la cara. No muy lejos de él, una chica con el cabello rubio ligeramente ondulado estaba agachada, ocupada vaciando el contenido de su estómago.

Los magníficos campos verdes fueron instantáneamente ensuciados por el espeso líquido marrón rojizo.

"¡Khya-ahk, ghyaahk!"

¿Intentaba gritar o vomitar?

Después de vomitar con éxito un trozo de algo aterradoramente grande, María mantuvo una profunda mueca mientras se metía el dedo índice en la garganta. Y entonces; comenzó a vomitar una vez más.

"Por eso te dije que bebieras con moderación."

Seol Jihu se acercó a ella y le dio unas palmadas en la espalda.

Resultaba comprensible. Ayer bebió tanto y luego tuvo que viajar en un carruaje sin parar durante las últimas doce horas, así que habría sido un milagro si sus entrañas estuvieran todavía funcionando correctamente.

María apenas pudo levantar la cabeza y empezó a refunfuñar sin aliento como siempre.

*Jadear* *Jadear*

"... Argh, este maldito mareo..."

Seol Jihu sacó un trapo limpio y comenzó a limpiar los labios de Maria, todos sucios por el vómito. No parecía impresionada, tenía poca energía para resistirse a él, así que permaneció dócil por el momento.

"Nuestra pequeña María está pasando por mucho, ¿No es así?"

Chohong se rió y se acercó al dúo para entregarle una botella de vodka. Seol Jihu jadeó incrédulo pero María aprovechó la oportunidad de arrebatar la botella y tomó un bocado del licor fuerte.

Lo usó como enjuague bucal; sus mejillas se hincharon cuando se metió el alcohol en la boca antes de escupirlo todo. Y luego, inclinó la botella un poco para tomar un pequeño sorbo.

"Keu-heuh... ¡Urgh! Ahora me siento viva."

"…."

Seol Jihu pensó repentinamente que el alcohol debía circular por sus venas, en vez de la sangre. Se volvió algo tortuoso seguir mirando, así que se dio la vuelta para irse. Incluso Veronika miró hacia otro lado como si estuviera harta.

Ella observó la mirada deprimida en el rostro del joven. Suspiró y le dio una ligera palmada en los hombros. De alguna manera, eso ayudó a consolarlo un poco.

"Parece que tendremos que descansar por el resto del día."

Mikhail sacudió su cabeza en señal de impotencia. Seol Jihu estuvo de acuerdo con esa evaluación. Pero no fue sólo por el bien de María. Viajar en carruajes durante medio día nunca es fácil. Además, no tenían prisa, como en la Fortaleza Arden.

Los seis acordaron buscar un lugar adecuado para descansar e ingresaron por la entrada de la aldea. Y fue entonces cuando esto sucedió.

"¡Yo lo vi! ¡Juro que lo vi!"

De la nada, escucharon una voz ronca desde un costado. Una anciana parada frente a una cabaña de barro con techo de paja miraba al grupo sin parpadear. Ella parecía ser una Paradisíaca.

"¡Era un barco blanco! ¡Un barco blanco bajó su ancla!"

'¿Un barco blanco? ¿Ancla?'

Seol Jihu inclinó su cabeza.

La anciana agarró la barandilla, con fuerza. Parecía que saldría corriendo en cualquier momento. Fue en ese momento que un hombre corrió rápidamente desde la distancia.

"¡Madre! ¿Por qué haces esto otra vez?"

"Lo vi. ¡Te digo que lo vi!"

"Entiendo. Lo entiendo, madre, así que por favor vuelve dentro. Estas personas son Terrícolas".

"¡Les digo que un barco blanco bajó docenas de anclas!"

La anciana siguió gritando incluso cuando la empujaron de vuelta a la cabaña. El hombre suspiró indefenso y bajó urgentemente la cabeza al grupo.

"¡Lo siento mucho! Mi madre tiene un pequeño problema con su mente y..."

"No, está bien. No te preocupes por eso."

La voz tranquila de Seol Jihu hizo que el hombre parpadeara un poco aturdido. Su anterior comportamiento nervioso se había suavizado un poco.

"¿Está aquí por la petición de subyugación?"

"Sí. ¿Eres tú quien la emitió?"

"Ah, no. En realidad estoy a cargo de la seguridad de esta aldea. Mi nombre es Brice. La emisión de la solicitud siempre es asumida por el jefe de la aldea, en realidad."

'El jefe de la aldea está a cargo de esto todo el tiempo, es...'

Seol Jihu comenzó a pensar en esas palabras, causando que Brice le preguntara cautelosamente de nuevo.

"¿Hay algo en lo que pueda ayudarte?"

"Ah, sí. Necesitamos un lugar para descansar un rato".

"Definitivamente le proporcionaremos un lugar como ese. Déjame guiarte hasta la posada."

Seol Jihu sintió que alguien le tocaba el brazo, se giró para mirar y encontró a María moviendo la cabeza.

"No quiero respirar aire de interior en este momento. Es un poco molesto. Estaré bien si tomo un poco de aire durante una hora más o menos."

"Bueno, eso es lo que dijo. Parece que estaremos bien con un área al aire libre."

"Por favor, síganme. Conozco un lugar que se ajusta a su criterio".

Brice guió al equipo a un área abierta con una mesa aparentemente tallada con el tronco de un árbol enorme, rodeada de varias sillas de madera envejecida. Continuó echando miradas furtivas detrás de él, quizás preocupado por si el equipo le hacía otras demandas.

Justo cuando María plantó su frente en la superficie lisa de la mesa de madera, Mikhail abrió la boca.

"Hey, líder. Si te parece bien, ¿Puedo hacerle un par de preguntas? Vine aquí antes, así que sólo quiero confirmar algunas cosas."

"¿En serio? Está bien."

Seol Jihu respondió con una expresión que preguntaba: '¿Por qué me pides permiso para eso?'.

Mikhail sonrió alegremente a la actitud del joven. Parecía que no era un líder quisquilloso.

"Oye, dijiste que tu nombre es Brice, ¿Verdad?"

"Ah, sí".

"No es mucho, en realidad. Sólo tenía curiosidad por saber si algo ha cambiado desde la última vez. Me refiero al contenido de la solicitud."

"No, en absoluto. No hay ningún cambio."

"En ese caso, significa que podemos ir a la zona de niebla nocturna para matarlos antes de que salgan, ¿No? ¿Como la última vez?"

"Sí, eso es correcto."

Mikhail asintió con la cabeza. Brice le preguntó si tenía curiosidad por algo más, y después de escuchar la respuesta de "No, nada más", se marchó rápidamente.

"Parece que no será muy difícil otra vez. Podemos concluir nuestro primer objetivo dirigiéndonos a la zona de niebla nocturna".

Veronika habló, bostezó, y estiró sus extremidades. En lugar de preguntar a sus compañeros qué significaba esta zona de niebla nocturna, Seol Jihu la recordó de los registros que leyó antes de venir aquí.

"La zona de niebla nocturna es donde las variantes reaparecen cada cuatro meses, ¿No?"

"Sí. Está un poco lejos, pero si caminamos rápido, podemos llegar en menos de dos horas, como máximo. Los monstruos que aparecen no son de lo que preocuparse. Con la habilidad de nuestro equipo, probablemente los masacraremos cuando aparezcan".

"Sin embargo, no podemos bajar la guardia. Nuestro líder mencionó que las variantes pueden ser más fuertes, después de todo. No olvides que los Topos aparecieron cerca de Haramark recientemente, y los Lioners también aparecieron en el Bosque de la Negación".

Gierszal finalmente rompió su pesado silencio y expresó su opinión. Verónica se encogió de hombros.

"¡Eh, vamos a comer algo! No he comido nada desde esta mañana, y esta hambre me está volviendo loca."

Chohong sonaba muy malhumorada mientras pronunciaba esas palabras. Tomó su bolsa de uno de los porteadores, luego sacó la carne seca, las frutas y los trozos de pan.

El resto del equipo también estaba hambriento en este punto, así que se acercaron a coger su parte.

Seol Jihu se sumergió en sus pensamientos mientras masticaba la carne seca. Si él quería, podían terminar esta misión hoy e irse a casa. Por supuesto, no quería volver tras hacer sólo eso.

'¿Por qué nadie pudo encontrar la colonia?'

No existe ningún resultado sin una causa. Tenía que haber una razón por la que las variantes seguían apareciendo en este lugar.

'... ¿Debería empezar a excavar?'.

Se propuso resolver este misterio, pero no tenía suficiente información para hacerlo. Incluso Ian terminó en la derrota, así que esta tarea no iba a ser fácil.

Pero, él tenía sus sospechas.

Se levantó de su silla de madera mientras llevaba un par de cosas para comer. Viéndolo levantarse, el pan que salía de la boca de Chohong se movía de arriba a abajo.

"¿Pabp dunde vam?"

"Voy a echar un vistazo por la aldea un rato."

Seol Jihu se dio la vuelta para irse después de activar 'Nueve Ojos'. Originalmente planeaba usarlo cuando llegara a la zona de niebla nocturna, pero pensó que activarlo dentro de la aldea no sería tan mala idea.

Bueno, tener más información es mejor que no tener ninguna, después de todo. Si tenía suerte y se encontraba con un premio gordo, entonces mejor aún.

Y así, después de haber estado caminando un tiempo...

'Verde... Otro verde...'

Caminó alrededor, mirando a su izquierda y derecha. De repente sintió que alguien estaba tirando de su mano. Miró hacia abajo y encontró a una niña desconocida tirando del pan que tenía en su mano izquierda con sus pequeños y bonitos dedos.

"P-a-n. Paaaan".

Seol Jihu tuvo que dejar de caminar ya que la chica apenas seguía su apresurado trote.

"¡¡Heeey!!"

"¡Hiick!"

La niña de repente empezó a tener hipo por el repentino grito que vino de alguna parte.

"¿Qué crees que estás haciendo? ¡Ven aquí, rápido!"

Un joven se apresuró y le arrebató la mano a la niña. Debía tener alrededor de diez años. Era una cabeza más alto que la niña y parecía ser su hermano mayor biológico.

"¡Es un Terrícola, un Terrícola! Te dije que no te acercaras a uno, ¿No? ¡¿Quieres que te den una paliza?!"

"Pero, 'Hiick'.... el pan..."

¿Tenía tantas ganas de comerlo? Los ojos de la niña que se quejaba y pateaba se humedecieron en poco tiempo.

El chico se las arregló para arrastrar a su hermana pequeña, pero sus acciones se detuvieron repentinamente cuando Seol Jihu se arrodilló sobre una rodilla para ajustarse a sus ojos.

"Toma".

Seol Jihu sonrió y extendió hacia adelante el largo pan. Los ojos de la niña brillaron al observar la comida que le ofrecían. Ella luego se sacudió al niño nervioso y regresó corriendo hacia joven. Agarró el pan, y después de abrir bien la boca, dio un gran mordisco.

Seol Jihu acarició ligeramente la cabeza de la niña mientras sus pequeños labios ocupados masticaban su comida.

"¿Está bueno?"

"¡Si!"

Ella sonrió brillantemente y continuó mordiendo el pan. La encontró muy adorable y no pudo evitar sonreír. Rápidamente se terminó de comer el pan, y luego sus ojos brillaron aún más al observar la carne seca.

Él se la entregó, y una sonrisa enorme se formó en su rostro como si acabara de recibir un regalo de Santa Claus.

"Gracias".

"Ah, claro. ¿Quieres comer esto también?"

Seol Jihu extendió la fruta hacia el chico, pero éste dudó brevemente antes de sacudir la cabeza.

"... No, estoy bien..."

"Puedes tomarlo. Te ofreciste valientemente a rescatar a tu hermana pequeña, así que deberías ser recompensado, ¿Verdad?"

Seol Jihu animó al chico a tomarla. El niño dudó un poco más, pero finalmente, tomó la fruta. Se apresuró a morderla, pero entonces, se dio cuenta de que Seol Jihu seguía allí y rápidamente inclinó la cabeza.

"Muchas gracias".

"Eres bastante maduro para tu edad. ¿Viven en esta aldea?"

"Sí".

El chico asintió con la cabeza antes de hacer con cautela una pregunta propia.

"¿Y usted, señor Terrícola?"

"No tienes que llamarme señor o señor Terrícola. Sólo llámame 'Hyung'. Me avergonzaré si sigues llamándome así."

<< Nota: Hyung - es un honorífico utilizado para referirse a alguien mayor e incluso a un amigo cercano con la misma edad. >>

"Hyung... ¿Viniste aquí por la petición?"

"Así es. Pero no te preocupes por eso. Definitivamente los venceremos."

El comportamiento gentil de Seol Jihu hizo maravillas, y la cautela del chico había disminuido un poco. Su rígida expresión también se había suavizado un poco.

"No estoy preocupado. Mi hermana y yo, de todos modos no podemos acercarnos a la zona de niebla nocturna."

"Pero, eso es evidente. Es peligroso ese lugar."

"Bueno... no estoy seguro."

Seol Jihu dejó de sonreír e inclinó su cabeza ante esta inesperada respuesta del chico.

"¿Tú... no lo sabes?"

"La abuela Hans fue una vez a ese lugar, pero regresó muy bien, ¿Entiendes? Bueno, sin embargo, ahora habla cosas raras".

El chico debe haber sido infeliz últimamente porque se apresuró a descargar lo que tenía en mente. Seol Jihu recordó a la anciana gritando algo en la entrada de la aldea.

"Honestamente, ya no soy un niño de seis o siete años, así que no puedo entender por qué no se me permite ir a ese lugar".

Seol Jihu formó una sonrisa irónica.

"Es probablemente porque los mutantes siguen apareciendo allí periódicamente. Los adultos sólo están preocupados por ti, eso es todo."

"Lo sé. Pero aún así, las cosas se vuelven seguras una vez que las superas, ¿Verdad? Pero no quieren dejarnos salir, ocupados dando excusas extrañas y diciendo los tres tabúes y todo..."

El chico se quejó suavemente.

"Hng. ¿Un monstruo te secuestrará a otro mundo si rompes uno de los tres tabúes? ¿Alguien cree que voy a caer en esa historia infantil?"

Los ojos de Seol Jihu se abrieron mucho.

"¿Tres tabúes? ¿Otro mundo?"

"Así es. Hyung, también piensas que es una tontería, ¿Verdad?"

Los ojos de Seol Jihu estaban ahora profundamente retraídos.

"¿Puedes decirme más sobre esos tres tabúes?"

"Mmmm, eso es..."

El chico se masajeó las sienes antes de continuar.

"Bien. Primero, nunca vayas hacia la voz que sale de la niebla. Segundo, nunca vayas donde la mano te está llamando. Tercero, si ves a gente con ropa gris, no te acerques y huye. Esos son los tres tabúes."

"¿Quién te habló de eso? ¿Fueron tus padres?"

"Mis padres me lo dijeron, pero creo que el jefe de la aldea les pidió que nos lo dijeran. Yo lo sé todo."

"¿Puede decirme dónde vive el jefe de la aldea?"

Esa pregunta causó inmediatamente que el chico dejara de responder diligentemente y los signos de duda volvieron a aparecer en su cara.

"Uhm... ¿Por qué?"

"Deseo visitarlo y hablar con él sobre algo. ¿No puedo?"

"Bueno, no es que no puedas, pero..."

La voz del chico se hizo progresivamente más pequeña.

"Si quieres pedir más dinero de recompensa, entonces..."

"¿Recompensa?"

Seol Jihu finalmente descubrió por qué los otros aldeanos se comportaban tan extraño con ellos.

"No, definitivamente no es eso. La cantidad de dinero de la recompensa se fijó en el momento en que acepté la petición. Así que no tienes que preocuparte por eso, ¿De acuerdo?"

"... ¿En serio?"

El chico preguntó con un par de ojos brillantes e inocentes. Seol Jihu sólo podía suspirar en su interior.

"Por supuesto... Te prometo que es la verdad."

Pronto el chico le indicó las direcciones, y Seol Jihu se dirigió a su siguiente destino. La morada del jefe de la aldea era una casa adecuada con azulejos añadidos a las paredes, muy diferente de las chozas de barro de otros aldeanos.

Pero lo más importante es que no tenía ningún color en 'Nueve Ojos'.

Los ojos de Seol Jihu se entrecerraron en una rendija.

'Hombre, esto es tan frustrante'.

Si tan sólo supiera lo que esta cosa de 'sin color' pudiera significar. Eso haría su vida mucho más fácil. Pero, ¿Qué podría hacer? Gula le dijo que dejara de soñar con abrir esa parte con tanta facilidad.

A pesar de todo, este es el primer lugar que no brillaba en verde dentro de esta aldea. No estaba seguro de si esto lo conduciría a algún resultado o no, pero no perdería nada si lo averiguaba.

Subió las cortas escaleras y llamó a la puerta principal. Escuchó una suave tos y la puerta se abrió lentamente, mostrando a un anciano con una gruesa cabeza de cabello blanco, con sus ojos cubiertos de grandes arrugas.

"¿Quién es usted, joven?"

"Ah, hola. Soy el tipo que aceptó su petición de subyugación esta vez."

El jefe de la aldea emitió un suave suspiro cuando escuchó la presentación de Seol Jihu.

"Ah, ya veo. Le ruego que me perdone. He tenido problemas de salud últimamente, y no pude acudir personalmente a recibirlo".

"Oh, no. Está bien. Además de eso, me gustaría hablar con usted sobre algo. Sólo necesito un momento".

"Mmm. Si se trata de las recompensas, no tenemos mucho que discutir aquí, creo..."

El jefe de la aldea continuó.

"A decir verdad, la mayoría del dinero para las recompensas de la solicitud proviene de los fondos de apoyo proporcionados por el reino. Si desea recompensas adicionales, me temo que sería más productivo hablar con los funcionarios del reino, en su lugar. La realeza de Haramark es conocida por favorecer a los Terrícolas, así que podría ser la mejor solución para ambas partes."

Probablemente no es la primera vez, porque el jefe de la aldea recitó sus palabras como si hubiera memorizado hasta la última letra.

"En realidad, no estoy aquí para hablar de recompensas adicionales. Estoy aquí para preguntarle sobre un par de cosas relacionadas con esta petición."

"¿Mm? Si te refieres al contenido de la solicitud, en la zona de niebla nocturna...."

"Lamento haberte interrumpido, pero sé todo sobre eso. Lo que me gustaría preguntarle es otra cosa".

"¿Quieres preguntarme algo? ¿Un Terrícola quiere preguntarme?"

"Sí".

El jefe dela aldea parecía muy sorprendido entonces.

"Huh... Qué extraño desarrollo es este."

El jefe de la aldea inclinó la cabeza como si no pudiera entender nada y murmuró suavemente para sí mismo después de toser ligeramente para aclararse la garganta.

"Eres el segundo, desde ese hombre, Like 'em Titties".

<< Nota: Like 'em Titties - puede hacer referencia a 'como las tetas' o 'me gustan las tetas'. Obviamente su nombre se trata de una broma, así que lo dejaré en inglés. >>

"... ¿Eh? ¿Like 'em Titties?"

Seol Jihu no pudo evitar dudar de su propia audición.

"Ahh, eso. Hubo otro Terrícola que vino a verme, queriendo hablar conmigo sobre la petición también. Pensaba que teníamos la misma edad, y como su nombre es tan único, terminé recordándolo".

"¿Cómo... cómo dijiste que se llamaba?"

"Like 'em Titties. Dijo que su apellido era Titties y su nombre era Like 'em. Bueno, lo dejé pasar ya que me dijo que era un nombre común en el mundo del que venía. Ese tipo sí que era un hombre gracioso".

"…."

Seol Jihu pensó que el jefe de la aldea podría arrancarle la barba a Ian después de saber la verdad. Sólo recobró la cordura después de observar que el jefe de la aldea se daba la vuelta.

"En cualquier caso, por favor entre. Somos una aldea pobre, así que no podemos tratarte bien, pero como cliente, puedo hablarte de la petición."

Finalmente, Seol Jihu se sentó en una silla que el jefe de la aldea sacó para él. La decoración era bastante sencilla, pero había muchos libros en la estantería. Sin embargo, hizo lo posible para no mirar demasiado.

Porque era muy consciente de lo incómodos que se sentían los aldeanos con los Terrícolas en general.

"Debería irme justo después de hacer las preguntas".

"Entonces, ¿Qué te gustaría preguntarme?"

Seol Jihu organizó rápidamente sus pensamientos cuando el jefe de la aldea se estableció frente a él. Había detectado algunos puntos sospechosos cuando revisó todos los registros. Si algunas de sus preguntas podían ser respondidas, entonces sabía que encontraría esa pista inasible, un hilo para desentrañar este misterio de una vez por todas.

"Por lo que sé, ha habido alrededor de veinte solicitudes de subyugación emitidas hasta ahora. Y todo el asunto comenzó hace bastante tiempo."

"Eso suena bastante bien".

"Y la solicitud siempre es emitida por usted, el jefe de la aldea."

"Eso es correcto".

En ese momento...

"Si ese es el caso,"

Al observar que el jefe de la aldea seguía estando de acuerdo sin retener nada, los ojos de Seol Jihu comenzaron a brillar con elegancia.

"Por favor, eche un vistazo a esto".

Sacó un trozo de un documento de su bolsillo interior y lo presentó ante el viejo.

... Hacia el anciano sin color saliendo de él.