Reciente

domingo, 12 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 64

Capítulo 64. Avance de Clase


La batalla posterior fue tan unilateral que se podría describir fácilmente como totalmente abrumadora.

Dos tercios de la horda de Parásitos que entraron en el barranco fueron aplastados o gravemente heridos por la caída de rocas. En cuanto a las criaturas restantes en la retaguardia de la horda, no sólo quedaron atrapadas en una trampa, sino que ni siquiera pudieron oponer una resistencia adecuada al asalto que venía de diez direcciones diferentes y fueron sistemáticamente masacradas.

Originalmente, Seol Jihu pensó que su plan sería un éxito si lograba arrastrar a la mitad del ejército invasor. Sin embargo, terminó atrayendo a casi el 80% del total de la horda.

Una vez que la Medusa determinó que la grave herida que sufrió no era algo que se pudiera ignorar, ordenó a la mayoría de su ejército que lo persiguiera dejando atrás sólo el mínimo necesario para conquistar la fortaleza.

Por supuesto, parte de la culpa de esa decisión residía en su estado de enfurecimiento que impedía a la criatura descifrar adecuadamente la situación, y Seol Jihu pretendiendo disparar la flecha perjudicial también hizo maravillas. Además, el hecho de que se escabullera como una anguila también jugó un papel importante.

Gracias a eso, todas las cucarachas estaban muertas. En cuanto a la horda restante, sólo los Insectos lograron sobrevivir, pero eso tampoco duró mucho tiempo.

Sintiendo que esta una perfecta oportunidad que el cielo le había dado, Teresa Hussey lideró el ejército desde el frente e inmediatamente se apresuró a la fortaleza. La comandante Medusa sufrió tremendamente bajo el preciso ataque de Dylan, así como el continuo aluvión de ataques a distancia de los Arqueros, antes de caer ante la magia de Ian.

Los confundidos y perdidos Insectos se convirtieron en presas en el momento en que su 'madre' murió.

De esa manera, la batalla de la Fortaleza Arden había terminado, con la coalición humana emergiendo como claros vencedores.

"¡¡Waaaaaahhhh!!"

Una fuerte ovación resonó en el valle.

Teresa levantó su espada larga en el aire para responder a sus aclamaciones. Incluso se olvidó de cuidar su imagen para gritar: "¡Kyaaahk!"

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que probó una victoria tan dulce y refrescante? Tenía tanta sed de una victoria que la celebró con todas sus fuerzas. Estaba verdaderamente feliz, no como princesa de una nación, sino como residente del Paraíso. Por supuesto, todavía era un poco excesivo dada su posición.

Finalmente, no pudo expresar completamente su felicidad y por eso, con la cara sonrojada, comenzó a buscar al héroe de esta operación.

Sin embargo, por alguna razón, Seol Jihu se estremeció cuando sus ojos se encontraron. Entonces se cubrió la boca y salió corriendo rápidamente.

Teresa se puso a reír y lo persiguió. Seol Jihu se alejó de ella con obstinación, y finalmente, buscó refugio detrás de Chohong. Tales eventos de alegría ocurrieron por el lugar, pero en cualquier caso, el hecho de que fueran capaces de ganar sin demasiado sacrificio de su lado no cambió.

Más tarde ese día, Teresa Hussey transmitió los resultados a la Familia Real de Haramark con dos simples comunicados.


[Parásitos, aniquilados. Defensa de la Fortaleza Arden, exitosa.]

[Víctimas del ejército de refuerzo: ninguna.]


Se había enviado un anuncio de victoria por primera vez en mucho tiempo.


*


Aunque la batalla había terminado, el ejército de refuerzo no abandonó la Fortaleza Arden de inmediato. Todavía tenían que ocuparse de las secuelas.

La batalla puede haber sido ganada, pero sólo los refuerzos no sufrieron bajas. La situación de la Fortaleza Arden era realmente grave.

La estructura que se suponía que estaba 'casi terminada' estaba ahora medio en ruinas. En cuanto a las fuerzas que residían allí, ni siquiera 200 lograron sobrevivir. Fue más o menos una aniquilación total.

Mientras los sacerdotes iban de un lado a otro apresuradamente para cumplir sus funciones, Teresa pedía varios suministros a través de un cristal de comunicación. Habilidades laborales y materiales para reconstruir la fortaleza, carruajes que transportaran a los heridos de vuelta a la ciudad, suministros médicos, entre otras cosas.

Seol Jihu tampoco estaba holgazaneando. Pasó su tiempo deshaciéndose de los cadáveres de los Parásitos o ayudando con los preparativos iniciales para comenzar la reconstrucción de la fortaleza.

Además de actuar como vigía en su tiempo libre, patrullaba con Dylan de vez en cuando. Aunque las probabilidades eran bajas, todavía tenían que considerar el siguiente ataque de los Parásitos.

Tal vez prepararse en este sentido tomó más tiempo de lo esperado, los suministros solicitados sólo llegaron ocho días después. Los Terrícolas se prepararon para el viaje de regreso a Haramark sólo entonces.

Antes de irse, Seol Jihu echó un último vistazo a la Fortaleza de Arden con sus 'Nueve Ojos' activos. Y todavía brillaba con el mismo color dorado.

'Tienes que pagarme en el futuro, ¿De acuerdo?'

Sonrió ligeramente, y justo cuando estaba a punto de subir al carruaje junto con el resto del Carpe Diem, sus pasos se detuvieron.

Desde la puerta abierta de un carruaje, justo en la parte delantera, la mano de cierta persona le estaba haciendo un gesto lentamente, como para ordenarle que se acercara. La dueña de la mano que asomaba la cabeza por la puerta no era otra que la sonriente Teresa Hussey.


*


En su camino de regreso a Haramark.

Tan pronto como el grupo dejó el valle, el camino se volvió comparativamente suave.

No había nada que valiera la pena mencionar sobre el carruaje de la princesa. Bueno, Ian también iba en él, pero eso era todo.

"Sólo puedo disculparme contigo, amigo".

"No, está bien".

La voz de Ian transmitía lo arrepentido que estaba, haciendo que Seol Jihu agitara rápidamente sus manos.

"Incluso entonces, no me siento bien sabiendo que fui yo quien hizo la sugerencia, sólo para retractarme de esta manera."

Después de un largo período de reflexión, Ian decidió permanecer como Mago de la familia real durante un poco más de tiempo. Hubo algunas razones para esta decisión, pero la más importante estaba relacionada con la familia real haciendo más concesiones. Además, Teresa le rogó, así que eso también influyó.

Adicionalmente, la familia real también prometió apoyarlo de todo corazón, para que fuera más fácil para Ian entrar en las filas de los Altos Rankers. Dijo que una vez que regresaran a Haramark, firmaría el contrato renovado con ellos.

"Bueno, no fue como si hubiéramos hecho una promesa definitiva o algo así. Y también retrasé la respuesta definitiva. Así que, Maestro Ian, por favor no se preocupe."

"Gracias por decir eso. Me quita un peso de encima".

Ian se acarició lentamente la barba y formó una sonrisa despreocupada.

"Por favor, espera un poco más. Hay una diferencia sustancial entre un Mago Alto Ranker y uno normal."

"¿Perdón?"

"La familia real ha hecho algunas concesiones. Prometieron no interferir en mis actividades externas, como hacer expediciones o exploraciones".

Ian guiñó un ojo alegremente.

"Aunque las cosas resultaron de esta manera porque este viejo no podía abandonar la lealtad y los lazos que he formado con ellos a lo largo de los años, estaba siendo honesto cuando dije que me gustaría formar un equipo contigo. He aprendido algunas cosas de esta expedición... Ujummmm, quiero decir, de nuestra misión, así como de las batallas que hemos luchado juntos."

"... Todavía tratando de embellecer la situación, ¿Eh?"

Teresa miró a los dos hombres con una expresión de perplejidad.

"¿Lealtad? ¿Vínculos? Seamos realistas. Aceptaste a regañadientes porque prometimos aumentar tu presupuesto de investigación y dejarte vagar libremente cuando te apetezca."

"Oh, Dios. Parece que viste a través de mí".

Ian dejó de sonreír como un anciano sabio y formó una expresión graciosa como alguien que finge no saber nada. Teresa sacudió la cabeza impotente antes de mirar el rostro de Seol Jihu y hacer "Ups".

"Lo siento. Por lo que he escuchado, supongo que ustedes dos estaban a punto de formar una asociación."

De hecho, Seol Jihu se arrepintió un poco. Todavía había un montón de cosas que no sabía, así que si un mago veterano con experiencia y listo fuera su compañero, eso le daría mucha confianza.

Sin embargo, no es como si hubiera aceptado la asociación en primer lugar, y él no estaba en posición de exigir una tampoco. Así que Seol Jihu decidió contentarse con sólo conocer a esta persona.

"No, está bien. Parece que el Maestro Ian es una persona muy importante desde la perspectiva de la familia real."

"Ese es, en efecto, el caso. Además, es esencial si quiero hacer mi sueño realidad."

"¿Tu sueño?"

"Si".

Los ojos de Teresa brillaban con fuerza.

"La Fortaleza Arden es sólo el primer paso para que mi sueño se haga realidad."

"¿Puedo escuchar sobre este sueño?"

"Por supuesto. Es bastante simple, en realidad. El Valle de Arden es una imponente cordillera, y también sirve como región fronteriza que contiene a los parásitos. Además, también es la ruta más corta a Haramark para ellos."

Seol Jihu también sabía eso.

"Así que planeo convertir todo el Valle de Arden en una fortaleza. Una lo suficientemente grande e inexpugnable para que la Reina Parásita renuncie voluntariamente a la idea de invadirnos."

Seol Jihu inclinó su cabeza ligeramente.

'Espera, parece que puedo... recordar algo aquí...'

Había pasado un tiempo considerable desde que tuvo ese sueño, pero si alguna parte del sueño aún permanecía de forma borrosa e indistinta, entonces debe haber sido un incidente increíblemente impactante.

'El Valle Arden... Haramark...'

"... No sólo una pequeña porción, sino toda la cordillera. Todo lo que puedo escuchar es tu deseo de sobrecargar de trabajo a este anciano hasta la muerte".

Mientras Seol Jihu pensaba para sí mismo, Ian refunfuñó suavemente en voz baja.

"La familia real siempre te recompensará como corresponde."

"Estoy contento con las recompensas, pero a este anciano le gustaría escuchar un generoso incentivo de tu parte de vez en cuando."

"Bueno, no será difícil hacer eso por ti, pero... Sólo vas a pedirme que diga cosas como, '¡Kuek! ¡Mátame mejor!' o '¡Eso no hará que me someta a ti!' ¿Cómo calificas eso como un estímulo?"

"Esos son los estímulos perfectos para el cuerpo de este anciano".

"... No quiero. No sé por qué, pero cada vez que digo esas palabras, me siento extraña."

Al escuchar la negativa de Teresa, Ian sólo pudo sentirse decepcionado.

Seol Jihu hizo todo lo posible para suprimir su risa. Aún así, miró tranquilamente a Teresa con curiosidad. Las cosas salieron bien, pero sus preguntas personales no habían sido resueltas todavía.

¿Por qué sintió una atracción muy poderosa la primera vez que se encontró con esta mujer? Lo pensó mucho, pero no pudo entenderlo en absoluto.

'Espera'.

Sintiéndose demasiado curioso ahora, Seol Jihu activó sus 'Nueve Ojos' de nuevo. Teresa permaneció sin color, pero él no estaba buscando eso.

'El verde es la Observación General, ¿Cierto?'


[Ventana de estado de Teresa Hussey]

[1. Información General]
Fecha de Invocación: N/A
Grado de Marca: N/A
Sexo/Edad: Femenino/24
Altura/Peso: 168.5 CM/54.6 Kg.
Condición Actual: Buena
Clase: Nvl. 5 (Princesa Caballero)
Nacionalidad: Haramark
Afiliación: La Familia Real de Haramark
Alias: Princesa de Haramark

[2. Características]
1. Temperamento:
- Robusto (Tanto su mentalidad como sus acciones son agudas y sustanciales.)
- Responsable (Da importancia a los deberes u obligaciones que se le han encomendado.)
- Heroico (Posee un espíritu vigoroso y no duda en hacer cosas menores si es necesario.)

2. Aptitud:
- Sagaz (Tiene el don de juzgar rápidamente la situación correctamente y de responder en consecuencia.)
- Abrirse paso (Independientemente de la dificultad de la situación, buscará la manera de sobrevivir y superar la adversidad actual).

[3. Nivel Físico]
Fuerza: Intermedio (Alto) +1
Resistencia: Intermedio (Bajo)
Agilidad: Intermedio (Alto)
Estamina: Intermedio (Intermedio)
Magia: Intermedio (Intermedio) +1
Suerte: Bajo (Alto)

Puntos de Habilidad Restantes: 0

[4. Habilidades.]
1. Habilidades Innatas (1)
2. Habilidades de Clase (6)
3. Otras habilidades (4)

[5. Nivel de cognición]
Difícil de complacer (Tenaz y persistente) / Curiosa / Melancólica (Se siente desesperada y frustrada en su corazón)


Esa era la ventana de estado de otra persona, algo que no había visto en mucho, mucho tiempo. En realidad le pareció raro que también pudiera mirar la ventana de estado de un Paradisíaco.

¿La miraba demasiado? No pudo leer más de las primeras líneas antes de que Teresa girara repentinamente su cabeza hacia él. Ella debe haber sentido su mirada.

Tan pronto como sus ojos se encontraron, Seol Jihu se estremeció y rápidamente giró su cabeza, pretendiendo no haber notado nada.

'¿Me descubrió?'.

Al igual que un niño que fue atrapado haciendo algo malo, Seol Jihu se sentía nervioso por dentro.

"Disculpa".

Fingió no haberla escuchado.

"Dis~cul~pa~~."

Cuando Seol Jihuno respondió, Teresa se levantó de su sitio y se sentó a su lado. Incluso entonces, él no mostró ninguna reacción, así que ella se acercó aún más; lo suficientemente cerca para que sus traseros se tocaran. Seol Jihu se estremeció de nuevo y la miró. Una sonrisa de satisfacción se formó en su rostro.

"Bueno, hay una cosa. Tengo curiosidad por ella, así que ¿Puedes ayudarme a entenderla mejor?"

"¿Perdón?"

"¿Cuando nos conocimos? ¿Por qué me mirabas tan fijamente? Estabas haciendo lo mismo hace un momento."

Por fin. Seol Jihu fijó su expresión y abrió la boca.

"Si se ofendió, me gustaría disculparme."

"¿No? No me ofendí ni nada de eso."

Teresa levantó las manos.

"Bueno, seamos honestos, sé que soy bastante bonita."

Se encogió de hombros tranquilamente.

"Entonces, ¿Me estabas mirando por lo bonita que soy? ¿Era eso?"

Su actitud absolutamente franca dejó a Seol Jihu totalmente sin palabras. Le costó un esfuerzo por su parte decir algo.

"Ah, eso... Tanto el color de tus ojos como tu cabello son muy hermosos. De donde vengo, el color rosa es muy raro."

Seol Jihu sonrió torpemente todo el tiempo mientras intentaba inconscientemente distanciarse de ella. No tenía ganas de dejar que ella le robara sus labios de nuevo en un futuro cercano.

"Oh, ¿En serio? No siento algo especial por eso."

"Ya veo".

"Sí. No siento nada particular, seguro porque crecí con ellos."

A medida que la conversación se desarrollaba, Seol Jihu se las arregló para crear un pequeño espacio entre ellos. Teresa inclinó la cabeza, pero cuando vio que se cubría los labios con la mano...

"... Ah."

Dejó escapar un suave suspiro.

"H~ng".

Luego emitió un extraño gemido cuando una evidente travesura llenó su expresión.

"Bueno, quiero decir, ya sabes".

Su sutil pero peligrosa sonrisa le recordaba a Seol Jihu a un depredador carnívoro apuntando a un herbívoro.

"He tenido estos ojos rosados y el cabello rosado desde que nací..."

De repente bajó la mirada y escaneó su cuerpo por un segundo, luego...

"Y, también..."

Ella sonrió brillantemente y se inclinó más cerca del oído de Seol Jihu... y susurró.

"Yo también soy rosa en el otro lugar".

Después de susurrar, Teresa le guiñó un ojo.

Seol Jihu tosió y jadeó dificultad.


*


El ejército viajero llegó a Haramark la cuarta mañana.

Quizás porque habían ocurrido tantos incidentes desde la salida inicial de la ciudad, Seol Jihu no pudo evitar agradecer la vista de la civilización.

Tanto Teresa como Ian eran personas muy ocupadas. Como gesto de despedida, ella pidió un firme apretón de manos. También le dijo que esperara un poco por las recompensas prometidas. Ian se despidió con estas significativas palabras, "Encontrémonos pronto".

Después de despedirse de esos dos, Seol Jihu se bajó de su carruaje mientras reorganizaba sus pensamientos. Necesitaba recibir las recompensas y también tenía que pasar por un templo. También debía preocuparse por vender su parte del botín. Pensó que, por un tiempo, se mantendría algo ocupado.

'Aún así...'

Al final, nada había cambiado mucho.

Ian decidió permanecer como el Mago de la familia real. Una vez que el botín se dividiera, tendría que separarse de Carpe Diem también. Claro, habían pasado por mucho juntos, así que se había construido una cierta amistad y confianza entre ellos, pero aún así sería difícil volver a hacer otra misión con ellos por pura coincidencia como en esta ocasión.

'Sería bueno si pudiera subir de nivel'.

Aunque estar en otra expedición sería difícil, ¿No podría entrar en un grupo de exploración si fuera al menos de Nivel 2?

'Si no funciona, tendré que aguantar como porteador un poco más'.

"Oye".

Mientras Seol Jihu estaba parado humedeciendo su labio inferior, una voz familiar repentinamente llegó a sus oídos. El trío de Dylan, Chohong y Hugo lo esperaba en la puerta de la ciudad.

"Lo siento por eso. ¿Me habéis estado esperando mucho tiempo?"

"... No, no realmente."

Chohong desvió furtivamente su mirada. Seol Jihu se preguntaba si pasaba algo porque Hugo sonreía brillantemente como un tonto y Dylan observaba tranquilamente la situación con sus brazos firmemente sobre su pecho.

"H-hmm".

Chohong tosió para aclarar su garganta y habló en voz baja.

"Entonces, ¿Cuál es tu plan a partir de ahora?"

"¿Eh?"

Su respuesta, bastante indiferente, hizo que Chohong se rascara la cabeza. Como si no supiera qué decir o cómo decirlo, sus labios se separaron inquietamente.

"Argh, maldita sea. Ya sabes, como..."

"... ¿De acuerdo?"

"... ¿Quieres venir?"

Dijo algo que no tenía ni principio ni fin. Viendo la confusa expresión de Seol Jihu, Hugo comenzó a aplaudir mientras una enorme risa estallaba en su boca. Chohong gritó en voz alta, "¡¿Entonces por qué me pediste que lo hiciera en primer lugar?!"

Después de que la conmoción se calmó, Dylan abrió la boca.

"Seol, ¿Estás planeando quedarte en Haramark?"

"Sí, lo estoy".

Dylan le aconsejó que dejara Haramark, pero Seol Jihu no planeaba hacerlo. Que tuviera razón o no, no importaba; sólo quería quedarse en esta ciudad un poco más.

"Ya veo... Bien, en ese caso".

Dylan descruzó sus brazos, luego puso sus manos sobre las cabezas de Chohong y Hugo.

"Escuchen. Técnicamente soy el líder del Carpe Diem, pero incluso yo encuentro bastante difícil tratar de controlar a estos dos idiotas."

Seol Jihu estaba a punto de estar de acuerdo con eso, pero después de mirar el aterrador resplandor de los ojos de Chohong, se detuvo de inmediato.

"Así que quiero saber, ¿Te gustaría echarme una mano haciendo eso?"

Seol Jihu parpadeó sus ojos.

"Como compensación, te dejaré que uses una instalación de entrenamiento que no es demasiado mala a partir de ahora, de forma gratuita."

Sólo entonces el joven se dio cuenta del significado de esas palabras, y su mandíbula cayó ligeramente.

"D... Dylan".

Dylan sonrió, mostrando sus dientes.

"Bueno, ¿!ué tal si resolvemos los pequeños detalles mientras comemos, bebemos y disfrutamos?"

Seol Jihu también sonrió brillantemente.

"Me suena bien".