Reciente

sábado, 11 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 63

Capítulo 63. El Primer Punto de Inflexión (2)


"¡¡Kyaaaaaah!!"

El grito de dolor reverberó estruendosamente por todo el valle. Sonó tan fuerte que las criaturas, ocupadas en correr hacia las murallas de la fortaleza, tuvieron que detener su avance y mirar hacia atrás.

La electricidad crepitó como un pez que se encuentra con el agua por primera vez, causando un espectacular efecto de electrocución. Las chispas eléctricas se elevaron por todo el cuerpo de la Medusa, chamuscando a la criatura hasta el punto de que su carne se derritió y sus fluidos corporales comenzaron a filtrarse.

La Medusa se retorció en agonía. Uno de los insectos incluso olvidó terminar de masticar a un humano que había resistido amargamente a la horda hasta ahora y abrió la mandíbula. Un cadáver con claras marcas de colmillos cayó al suelo.

Otra bola de hechizo voló y alcanzó la cabeza de la Medusa, que chillaba dolorosamente. Docenas de flechas de luz llovieron y golpearon uniformemente el torso de la criatura. El segundo grito producido por este ataque hizo que el suelo temblara aún más.

Normalmente, este monstruo se habría librado de decenas de estos débiles y simples ataques mágicos. Sin embargo, ya estaba gravemente herido y estaba la 'pequeña' materia de las llamas de la electricidad que la quemaban.

"¡¡Kyaaahuuk!! ¡¡Kyahwuuuuuk!!"

Furiosa sin control, la temblorosa Medusa giró la cabeza en dirección a donde había llegado ese hilo de electricidad. En ese lugar, un humano solitario le apuntaba con un arco y una flecha. La Medusa se estremeció sorprendida y levantó rápidamente su mano para señalar a ese humano ofensivo.

"¡¡Kiiiiieeeehh!!"

Explotó con furia, y como corresponde, escupió una enorme bola de fuego. Seol Jihu descartó apresuradamente el arco y, por reflejo, se tiró al suelo.

¡BOOM!

La bola de fuego falló su objetivo y se las arregló para volar más de la mitad de la extraña formación del acantilado detrás de él. Los escombros que caían se incendiaron y llovieron sobre el valle como granizos ardientes.

'Sólo voy a tirar esto, y... ¡¿...?!'

Seol Jihu estaba sacando la última bola de hechizos, pero entonces, levantó abruptamente la cabeza.

El aire que tocaba su cara de repente se sentía caliente. El humo negro que brotaba furiosamente de casi todas partes bloqueaba su vista. Y más allá de eso...

¡Tadadak!

Podía escuchar los ruidos de incontables piernas corriendo por el suelo. Sin mencionar que los zumbidos de las alas que se agitaban furiosamente resonaban al mismo tiempo, haciéndolo sentir mareado.

Justo cuando gritaba internamente '¡Mierda!', cierta pierna repentinamente salió del humo y apareció en su vista. Casi instantáneamente después de eso, docenas de insectos saltaron del humo y las llamas simultáneamente.

"Hijos de..."

No tuvo tiempo de terminar el resto de su sentencia. Asustado, Seol Jihu simplemente lanzó la última bola de hechizo a la horda que se precipitaba y por puro instinto, se dio la vuelta para correr tan rápido como pudo.

Escuchó una cacofonía de explosiones y fuertes rugidos que venían de atrás. Echó una mirada furtiva detrás de él, pero casi perdió el equilibrio y se tropezó.

<< Nota: Cacofonía - Efecto acústico desagradable que resulta de la combinación de sonidos poco armónicos o de la repetición exagerada de un mismo sonido >>

La furia de la Medusa debió ser bastante grande, porque el número de criaturas que lo perseguían no eran docenas, sino varios cientos. La horda perseguidora se las arregló para ennegrecer la tierra detrás de él.

Su dirección apuntaba, sin duda, hacia él. Habiendo confirmado su rápido y enérgico paso, Seol Jihu cambió su atención hacia el frente.

La distancia entre él y ellos no disminuyó, pero tampoco aumento; ni siquiera cuando rodeaba una enorme roca, o cuando subía una colina. La razón por la que pudo evitar que su velocidad disminuyera demasiado se debía a su abundante maná.

Justo cuando empezó a pensar que el plan podría tener éxito con menos sufrimiento del que esperaba, el sonido alas agitándose llegaron a sus oídos y congelaron su proceso de pensamiento.

Un olor desagradable apareció de repente y su cuello empezó a picarle. No había tiempo para pensar; simplemente bajó la cabeza tan rápido como pudo.

¡Swish!

Una sensación repugnante pasó en diagonal por encima de su cabeza. La cosa que pasó no se estrelló contra el suelo. Como si estuviera haciendo una maniobra, hizo una curva cerrada en el aire y volvió a colocarse en posición.

La criatura insectoide voladora con tres o cuatro pares de alas anchas era una cucaracha.

No había tiempo para sentirse horrorizado. La horda de cucarachas voladoras pasó fácilmente por delante de él y se elevaron en el aire. Sus maniobras aéreas se asemejaban de alguna manera al cabello revuelto de una persona.

Además, lo que está delante casualmente era el punto medio de la distancia que tenía que cubrir, que también resultaba ser uno de los terrenos más escarpados y bastante empinados.

Cuando empezó a correr por la pendiente ascendente, Seol Jihu tuvo que admitir que había subestimado la capacidad de vuelo de los enemigos. Desafortunadamente, sólo porque había reconocido el problema, eso no significaba que su situación mejorara por sí sola.

Muy pronto, las cucarachas dejaron de subir más alto antes de descender rápidamente, todas al mismo tiempo.

"¡...!"

Seol Jihu había estado corriendo frenéticamente por la colina hasta entonces; las acciones organizadas del enemigo lo dejaron totalmente sin aliento. Eran como águilas apuntando a su presa. Definitivamente podía sentir su fuerte deseo de matarlo por la manera decisiva en que se lanzaban sobre él.

Lo que le sorprendió aún más fue el hecho de que no estaban embistiendo directamente hacia el lugar donde se encontraba, sino que, manteniendo su espantoso ritmo de descenso, ¡Estaban aterrizando en la empinada ladera en un determinado ángulo!

Delante, detrás, a la izquierda y a su derecha; Las cucarachas aterrizaron por todas partes y se precipitaron hacia su posición como si se deslizaran sobre superficies lisas. La distancia que creía poder mantener desapareció en un instante.

¡Grorrrll!

La visión de estas criaturas que se acercaban hacia su posición a toda velocidad mientras ocasionaban destellos y sacudían piedras pequeñas por todas partes era tan aterradora que se podía confundir con una pesadilla. Sus ruidosos y bestiales bramidos eran más bien una frenética declaración de su deseo de hacerlo pedazos.

Seol Jihu casi se asustó de sus intensos ataques suicidas y apretó los dientes. Estas cosas habían elegido estrellarse contra él, en lugar de abalanzarse sobre él. Cada cucaracha era varias veces más grande que los insectos normales; sólo su impulso resulta similar a un camión gigante a toda velocidad sin frenos. Una equivocación y sería enviado a volar o moriría en el acto.

Originalmente, planeaba usar 'eso' una vez que pasara por la cima de esta colina, pero ahora que su vida estaba en juego, no le quedaba otra opción.

'Confiaré en él'.

Seol Jihu decidió confiar en Ian y sin dudarlo, vertió su maná en el Pendiente Festina. Inmediatamente, los vientos de la tormenta lo envolvieron. Y de inmediato, giró sobre sus talones para evitar a las grandes criaturas negras que intentaban chocar con él por los costados.

¡Kwang!

Las cucarachas se estrellaron unas con otras; sus cuerpos se arrugaron, flotando momentáneamente en el aire.

Mientras tanto, despertó más de su maná y pisó fuertemente el suelo. Apenas por un pelo de ancho, se deslizó entre las cucarachas.

Estas enormes criaturas nunca imaginaron que la velocidad de un humano se incrementaría de repente tanto. Fue capaz de dejar atrás a algunas de ellas con esta repentina explosión de velocidad, pero sabía que no podía relajarse todavía.

Un aspecto positivo fue el hecho de que el enemigo no pudo cambiar o desviar su ruta de escape en absoluto.

Seol Jihu corrió en zigzag entre las cucarachas que intentaban embestirlo por el frente. Mientras que mostraba notables maniobras evasivas, se las arregló para superar los intentos de las cucarachas de embestirlo, pero entonces, su cara se vació de todo color.

La cima de la colina estaba cerca, pero aún podía ver más cucarachas volando por encima. No sólo eso, cada una de ellas llevando insectos.

Las cucarachas que intentaban derribarlo con los ataques suicidas habían hecho su trabajo haciendo que su objetivo humano hiciera más movimientos de los necesarios.

Tal vez estas cosas se dieron cuenta de que Seol Jihu era mucho más rápido que su estimación inicial porque se reunieron en estrecha proximidad para eliminar todos los huecos disponibles. Y entonces, comenzaron a soltar sus cargas.

'¡¡¡Maldita sea!!!'

Viendo a los insectos lloviendo desde arriba, Seol Jihu apretó los dientes.

Si quería evitar a los insectos que caían, tenía que esquivarlos, pero eso definitivamente haría que lo atraparan. Pero, para que corriera ciegamente hacia adelante, debía descender de forma impecable.

La única opción que quedaba era aumentar su velocidad aún más. Sin embargo, si apilaba el Boost una vez más, no tenía confianza en hacer frente a la posible potencia de descenso una vez que llegara a la parte de bajada de la colina.

Desafortunadamente, la situación actual le exigía tomar una decisión rápida. Preparándose, Seol Jihu despertó su maná una vez más.

Con un impulso adicional por encima del buff inicial, todo su cuerpo comenzó a vibrar de repente. Se estremeció como un automóvil que no puede soportar el exceso de velocidad.

˂˂ Nota: buff - Efecto positivo que mejora alguna de las características de un personaje o enemigo, generalmente de manera temporal, como aumentar la velocidad, la salud, la fuerza de ataque, entre otros. ˃˃

Seol Jihu corrió como un guepardo hacia la cima en ese estado. Y justo cuando estaba lo suficientemente cerca como para mirar directamente a los ojos de uno de los bichos que caían, inclinó su cuerpo hacia abajo.

Si hubiera corrido hacia adelante, habría chocado con ese bicho sin duda alguna. Sólo había un espacio de menos de 80 centímetros entre las criaturas que caían y el suelo, pero Seol Jihu logró pasar resbalándose en el suelo.

Justo después de eso, su cuerpo deslizándose se elevó por el aire; luego fue asaltado por la sensación de que la parte inferior de su torso estaba siendo succionado hacia el suelo. Había 'pasado' por la cima de esta manera, y como si se estuviera hundiendo en la tierra, comenzó a deslizarse por la colina casi sin control.

"¡¡¡Keuuuuuuuh!!!"

Las partes de su cuerpo que rozaban con la superficie de roca sólida estaban ardiendo.

Sin embargo, el peligro no había terminado todavía. El final de esta empinada colina se acercaba cada vez más. Si continuaba a este ritmo de descenso, no terminaría con sólo un par de huesos rotos; en cuanto a lo que sucedería después, bueno, sería tan claro como el sol.

'¡Por favor!'

A pesar de que el dolor que se desataba desde su espalda resultaba paralizante, todavía se las ingeniaba desesperadamente para presionar el suelo con ambas manos. De alguna manera se forzó a levantarse, pero su cuerpo se tambaleó inestablemente, y sus piernas no pudieron adaptarse rápidamente a la velocidad actual.

Justo cuando su cuerpo perdió el equilibrio de nuevo y se tambaleó en el borde, su pierna se extendió con gran dificultad y se estrelló contra el suelo.

¡Bang!

La sensación de que su pie casi se rompía con el impacto casi le hizo desmayarse. Dejó de respirar por un momento, y eso llevó a su pecho a sentir que se quemaba por la falta de oxígeno.

Sin embargo, la única razón por la que no se cayó, sino que usó la inercia para seguir corriendo, fue porque ya había experimentado algo parecido antes. Recordó los días que pasaba corriendo continuamente en la pista, y...

"¡Keuaaaaaah!"

…. Apretó los dientes y finalmente logró recuperar el equilibrio dando un paso, y luego otro, hacia adelante.

¡Entonces, comenzó a aumentar su velocidad de nuevo!

Desde la perspectiva de los Parásitos, esta escena parecía increíble. Debieron pensar que el humano logró evadir sus intentos como una anguila resbaladiza completamente detestable, porque todos comenzaron a emitir fuertes rugidos de ansiedad. Las cucarachas enloquecidas por la rabia lo persiguieron como locas, y los insectos se hicieron una bola para comenzar a rodar colina abajo.

Seol Jihu sólo podía maravillarse de su perseverancia en la persecución, pero aún así, no perdió la concentración.

Habiendo superado varios roces cercanos con la muerte en muy poco tiempo, su situación finalmente cambió para mejor. El resto del camino consistía en un terreno totalmente llano y tranquilo en comparación con el peligroso entorno en el que había estado corriendo hasta ese momento.

Lo más importante es que ahora podía verlo: un par de altos e imponentes acantilados situados frente a frente, como si algo los hubiera partido en dos. Además, un profundo barranco entre ambos.

Su objetivo no estaba muy lejos ahora.

Sintiendo que la culminación exitosa de su misión estaba a la vuelta de la esquina, Seol Jihu activó el último Boost.

¡¡Pang!!

Tres explosivos de velocidad apilados.

Tan rápido como los vientos de la tormenta, Seol Jihu desapareció en el barranco.


*


"¡Él lo hizo!"

Ian apretó sus puños con fuerza.

La ansiedad que el Mago sintió cuando el joven superó el cerco de los Parásitos en la cima de la colina con una destreza casi milagrosa, rápidamente se transformó en incredulidad cuando el muchacho se deslizó por la colina, y finalmente, en alegría cuando Seol Jihu logró recuperar su equilibrio para seguir corriendo.

Si fuera por él, Ian podría haber empezado comenzado a bailar en ese momento. Desafortunadamente, no tenía margen de maniobra para hacerlo.

Debajo de los altos acantilados que podrían causar que uno se desmaye cuando se asoma por el borde, la horda de Parásitos perseguía al joven en una formación en forma de flecha que los hacía parecerse mucho a un taladro mortalmente afilado.

Si Seol Jihu era considerado la persona más importante de su plan, entonces la segunda persona más importante sería Ian.

El joven había superado todas las expectativas y llevó a cabo su parte del plan. En cuanto al resto, todo lo que Ian tenía que hacer sería similar a disfrutar de una agradable y lujosa comida gratuita.

La ubicación actual de Ian estaba en la cima de una enorme formación rocosa triangular que sobresalía de uno de los acantilados. En la superficie, bajo sus pies, se había colocado una especie de polvo blanco para formar una línea recta de más de ocho metros de longitud.

Ian balanceó vigorosamente su bastón.

"¡Licuefacción!"

Algo increíble sucedió, entonces. El polvo blanco se transformó repentinamente en líquido y empapó el suelo.

¡Tzzzt, tzzzzt!

El líquido comenzó a hervir y rápidamente derritió las rocas de abajo para filtrarse profundamente en el acantilado. Pronto se formó una fina y larga fisura en el suelo.

"¡¡Grieta!!"

Ian inmediatamente golpeó su bastón en el suelo. Desde la fisura que continuaba abriendo más el lecho de roca, las fracturas visibles comenzaron a extenderse.

"¡Grieta!"

Ian cantó el mismo hechizo una vez más. La fisura visible en la superficie se ensanchó cada vez más rápido, y se extendió rápidamente como la telaraña de una araña.

Para entonces, Seol Jihu había entrado en el barranco.

En ese momento, Ian sacó un sobre y vertió su contenido en el aire. Polvo verde amarillento se dispersó en el viento antes de desaparecer de la vista como si se hubiera unido al cielo. Entonces, el Mago activó su cuarta magia memorizada.

"¡Ventus Gladio!"

<< Nota: Ventus Gladio - proviene del latín y significa espada de viento. >>

Cuchillas de viento afiladas y chirriantes se reunieron alrededor de la punta de su bastón.

A partir de este punto, Ian no podía permitirse el lujo de cometer un solo error. El humo blanco se elevó de las grietas recién formadas y bloqueó su visión, pero no lograron cegar a un mago que había elevado su concentración al extremo. El sudor goteaba por su cara, pero aún así continuó mirando con los ojos ligeramente inyectados en sangre mientras hacía rápidos cálculos en su cabeza.

Al confirmar que Seol Jihu había pasado corriendo por la entrada del barranco para llegar al punto medio, no dudó y golpeó su bastón una vez más.

Las aspas de vientos que se condensaban continuamente cerca de su bastón, de repente golpearon hacia abajo. Más concretamente, desaparecieron en las profundas grietas formadas por el líquido del suelo. Y entonces.

¡Whish!

El ruido de algo cortado salió de la brecha.

¡Kiik, kiiiik!

A continuación, la gigantesca formación rocosa triangular escupió enormes trozos de polvo y comenzó a deslizarse hacia abajo en un ángulo diagonal. Se separó limpiamente del resto del acantilado, revelando un suave corte mientras se preparaba para deslizarse suavemente hacia abajo, pero entonces...

¡Smash, crash, boom! ¡¡Craaack!!

La formación triangular se estrelló contra las paredes del acantilado tres o cuatro veces antes de romperse en varias decenas de enormes trozos.

Las afiladas y puntiagudas rocas se precipitaron hacia el suelo. Todas eran tan grandes como meteoros, y procedieron a aterrizar sobre la horda de Parásitos persiguiendo a Seol Jihu en un frenesí sangriento.

Este fue un ataque preciso realizado después de muchos cálculos. Los Parásitos habían sido llevados al estado de locura después de que el joven los dejara en ridículo, por lo tanto, no pudieron escapar a tiempo y tuvieron que recibir por completo las rocas que caían.

Poco después...

¡Boom! ¡Boom! ¡¡Boooooom!!

El barranco tembló violentamente con terribles estallidos cuando las rocas alcanzaron sus objetivos.

Las rocas se estrellaron contra los insectos, aplastaron sus caparazones y se estrellaron contra el suelo. El impulso de la gravedad causó que las rocas explotaran en incontables fragmentos tan pronto como chocaron con la tierra como una granada de mano. Los Parásitos que afortunadamente evadieron la caída inicial fueron todos barridos por los tormentosos fragmentos de roca con forma de esquirlas.

Y así, después del primer 'impacto', el barranco se había transformado en un infierno viviente.

Los que murieron en el choque inicial fueron los afortunados. En cuanto al resto, algunos simplemente reventaron después de ser golpeados por los trozos de roca que rebotan, o sus cuerpos fueron destrozados por las esquirlas. Las rocas se esparcieron alrededor de los fluidos corporales verdosos y los trozos de sus víctimas.

Seol Jihu se las arregló para escapar del barranco en el último momento, pero aún así continuó corriendo sin parar.

Ya no podía escuchar nada en absoluto. El zumbido causado por la increíble fuerza de impacto detrás de él sonó fuertemente en su oído. Sólo podía usar su intuición para adivinar.

De repente, se dio cuenta de que el tiempo había disminuido. Su visión comenzó a temblar abruptamente, y todo su cuerpo parecía pesar una tonelada.

Sólo entonces se dio cuenta de que el tiempo no se había ralentizado, sino que su velocidad había vuelto a la normalidad. El efecto de 'Boost' había acabado.

Y entonces, la familiar sensación de alienación se vino abajo.

<< Nota: Alienación - se denomina el proceso mediante el cual un individuo se convierte en alguien ajeno a sí mismo, que se extraña o que ha perdido el control sobre sí. >>

"Uh, uh..."

Seol Jihu vaciló en la confusión y echó un vistazo detrás de él antes de que sus ojos se abrieran de par en par. Nadie podía decir cómo se las arregló para escapar, pero una sola cucaracha se precipitaba hacia él como una flecha disparada.

Reflexivamente, las manos de Seol Jihu buscaron su lanza, pero recordó tardíamente que no la había traído consigo. Pero al mismo tiempo, una lanza que apareció de la nada, se clavó en la cucaracha rebelde haciendo que cayera al suelo.

Seol Jihu se quedó aturdido y finalmente cayó sobre su trasero, sólo para sentir algo metálico que lo sostenía desde su espalda, así como alguien que lo abrazaba suavemente.

Mechones de cabello color rosa le hacían cosquillas en la cara. Cuando los ojos de Seol Jihu se encontraron con un par de profundos iris de color rosa dorado, todo lo que pudo hacer fue parpadear varias veces en un aturdimiento.

Era Teresa. Ella lo miraba con los ojos apasionados de una joven doncella que se enamoraba por primera vez.

"¡…!"

Sus labios se movieron rápidamente, así que debió haber dicho algo, pero Seol Jihu no puede escucharla, ya que sus oídos seguían zumbando fuertemente.

La princesa caballero notó su expresión aturdida, cerró sus labios y lo miró fijamente. Sin embargo, aún no podía disimular la felicidad que ardía en sus ojos.

Entonces, de repente, acercó su cara lo suficiente como para tocar la suya. Sus narices se presionaron con fuerza, y él pudo incluso sentir su tosca respiración.

Ella se peinó hacia atrás y volvió a hablar.

"¿Lo sabías?"

Su voz sonaba bastante animada en ese momento.

"Dije, ¿Lo sabías?"

Al momento siguiente, Seol Jihu sintió un par de manos agarrando fuertemente la parte trasera de su cabeza.

"¡Tú, estás jodidamente atractivo ahora mismo!"

Teresa exclamó y presionó su cara contra la de él. Seol Jihu formó una expresión ridícula. Sólo después de unos cinco segundos se dio cuenta de que la sensación suave y húmeda que se frotaba contra sus labios eran los de ella.

"¡¿Wu, wuup?! Mu, mupp..."

Smooooch. Teresa tragó saliva como si tratara de chupar sus labios, y después de eso se alejó. Resopló con satisfacción e incluso se lamió los labios ligeramente.

Con cuidado puso al joven estupefacto en el suelo en posición sentada, y luego, con la cara todavía emocionada, dirigió su mirada hacia el barranco.

La formación rocosa triangular se estrelló contra el frente y el centro de la horda enemiga. Como resultado, los Parásitos que formaban la retaguardia cayeron en un estado de puro caos.

Sin embargo, no eran más que ratas atrapadas en una trampa. Alrededor de Teresa, una docena de Terrícolas y más de cien soldados se quedaron esperando. Lo importante, sin embargo, es que no era el único lugar donde el ejército estaba esperando.

"Parece que se ha preparado un festín para nosotros".

Mencionó Dylan, que vino rápidamente aquí después de disparar con éxito a la Medusa...

"Me pregunto. ¿No es más como el sobrante de alguien más?"

Incluso Chohong...

"¡¿A quién le importa si son sobras?! ¡Siempre estoy dispuesto a cualquier tipo de golosinas sabrosas!"

Incluso Hugo, también.

De los innumerables caminos laterales que salen del barranco, los Terrícolas ocultos y los soldados de élite se revelaron uno por uno.

Una vez que la red había sido lanzada, los Insectos y las Cucarachas de la retaguardia comenzaron tardíamente a mirar a su alrededor. Para entonces, ya era muy tarde.

¡Clang! Teresa sacó su hermosa espada larga y la levantó hacia el cielo.

Y mirando desde arriba del acantilado, Ian se llenó de admiración. Desde el principio hasta este momento, todo se desarrolló según el plan de Seol Jihu.

'¡Realmente se las ha arreglado para crear este milagro!'

"¡¡A la cargaaaaaa!!"

En ese momento, el brioso rugido de Teresa resonó por todo el barranco.

"¡¡¡Uwoaaaaaaah!!!"

"¡¡Ohhhh!!"

Los ojos de Ian brillaban con fuerza.

El ejército que había sido separado en diez grupos y se encontraba preparando una emboscada...

"¡¡Ataqueeeeeen!!"

.... Comenzaron su ataque simultáneo contra el enemigo atraído.