Reciente

viernes, 3 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 55

Capítulo 55. Puede Hacerse, No Puede Hacerse (2)


Seol Jihu vio la hoja del hacha. Ese fue el final.

En el momento en que chocaron, una terrible mezcla de ruido desorientador sonó alrededor de sus canales auditivos, y su visión se ennegreció rápidamente. La parte interna de su nariz se sentía pegajosa y caliente por alguna razón. Las otras sensaciones que percibió simplemente desaparecieron.

El chillido metálico ya no se podía escuchar. Tampoco podía sentir que lo hubieran cortado. Era como si el tiempo se hubiera detenido.

Pero, eso sólo duró un breve momento.

"…."

El horrible dolor...

"... Ah."

... Lo invadió después.

'¡¡Huuaaaaakkk!!'

Si hubiera podido, habría gritado lo suficientemente fuerte como para rasgarse las cuerdas vocales. Sin embargo, el dolor paralizante no le permitió abrir la boca.

Se sentía como si todos sus huesos se hubieran roto y su carne hubiera explotado en pedazos. La sensación de que los músculos de su hombro estaban destrozados y desgarrados era un dolor de otra dimensión, una tortura que no se podía expresar con palabras.

Lo que le hizo sentir aún más desesperación fue el hecho de que no podía sentir nada en sus dos brazos.

No es que no pudiera mover sus brazos... Era más bien como si no existieran en primer lugar. Incluso terminó pensando que sus brazos debían haber sido arrancados por la fuerza de la colisión.

'No debí haber dado un paso adelante...'

Los remordimientos llegaron tarde. Si lo contrataron como porteador, debería haberse quedado atrás en silencio. ¿Por qué tuvo que dar un paso adelante?

'¿Morí?'

Sólo ahora se dio cuenta de que el entorno también se había vuelto silencioso. Todo sonaba extraño, como si estuviera escuchando bajo el agua.

¿Se estaba volviendo sordo, o murió? Seol Jihu pensaba de esa manera pero luego se dio cuenta de que algo andaba mal.

Si estaba realmente muerto, entonces no debería sentir dolor. Ya que lo estaba sintiendo, entonces...

"¡...!"

Su mente se puso sobria en un instante. Sus ojos se abrieron de par en par.

Lo primero que vio fue un hacha enorme; estaba tan cerca que casi le tocaba los ojos. De hecho, incluso pudo captar el sutil temblor de la hoja.

Sus dos brazos, los que pensó que se habían roto, estaban todavía unidos a sus hombros. El asta de la lanza que sostenía con ambas manos estaba presionada contra el hacha y evitaba que cayera más.

La expresión de Seol Jihu se volvió confusa. Aunque era él quien lo hacía, su expresión indicaba su propia incredulidad.

... Aunque sus hombros se sentían como si se fueran a romper en cualquier momento, y sus brazos temblaban como si fuera a dejar caer la lanza al menor movimiento.

Había algo que nadie podía negar, era que seguía en pie con determinación y resistiendo amargamente.

Este era un momento crítico, en el que un solo error podía llevar a la aniquilación de la expedición. Sin embargo, Seol Jihu logró defenderse de un ataque que llegó sin previo aviso.

¿Hrrrr?

Sin embargo, no había terminado todavía. La distancia entre él y el monstruo estaba suficientemente cerca. Fue tomado por sorpresa por su repentina intrusión, pero la femenina Lioner sabía que el humano que estaba delante no era rival para ella. De hecho, era tan débil que si aumentaba su fuerza un poco más, sería aplastado.

Y así, las manos que agarraban el hacha emitieron un ruido de apretón mientras el monstruo aumentaba su fuerza. Sólo un poco, un poco más, para aplastar al humano, y entonces....

"¡Uuuu....!"

Seol Jihu escupió un gemido cuando la presión aumentó a otro nivel.

La alegría de sobrevivir que sintió duró sólo una fracción de segundo. La sensación de la hoja fría presionando su frente se podía sentir ahora. La sangre goteaba y se acumulaba alrededor de sus ojos. A medida que su vista se enrojecía, pensamientos de rendirse entraron en su mente.

Los pensamientos susurraban que había sido un milagro que hubiera soportado hasta ahora, que resistirse más sería imposible, que esta vez moriría de verdad.

En el momento en que esos pensamientos entraron en su mente, sus 'emociones' arremetieron contra él. Luego sintió como si lo hubieran vuelto a colocar en tierra firme después de que hubiera descendido cada vez más profundo en un mar sin fondo.

'Pero, ¿Por qué?'

¿Sacó algunas conclusiones y se iba a rendir? No es como si hubiera sacado todo lo que podía todavía.

"¡Keuk!"

Agarró el asta de la lanza con más fuerza. Sus palmas deben haber sido desgarradas porque duelen como locas, pero no le importaba. Su mirada afilada aterrizó sobre el enemigo.

La aceptación del fin que sentía cambió a la determinación de no querer terminar las cosas ahora.

La idea de rendirse, de decir que sería imposible, se convirtió en un deseo ardiente de no rendirse.

Y finalmente, la desesperación de decirse que no podía hacerlo, cambió a la esperanza de que realmente podía hacerlo.

Los ojos de Seol Jihu, una vez atrapados en la borrosidad e incertidumbre, recuperaron su brillo en el momento en que comenzó a 'negar' todos los pensamientos negativos de su cabeza.

"¡Keuh...!"

Respiró profundamente, y...

"¡¡¡Keuhkk!!!"

Reunió todas las fuerzas y circuló cada gota de maná por todo su cuerpo.

El poder oculto que nunca antes había sentido brotó de lo más profundo de su ser. La abrumadora y hirviente energía que salía como las olas de marea se concentraba en sus brazos. La lanza comenzó a zumbar.

Su cara se enrojeció. Todos sus músculos se hincharon, y sus venas se abultaron hasta el punto de estallar.

¡Grit!

Seol Jihu apretó los dientes y lentamente levantó los brazos.

Fue en ese momento que otros a su alrededor pudieron ver 'eso', la escena que desafió completamente el sentido común.

Si uno fuera a ser más específico, entonces...

"¡¡¡Keeeuuuuaahhhh!!!"

... Fue la escena de la lanza de Seol Jihu forzando lentamente el hacha de la Lioner.

El hacha que tocó su cara fue movida por encima de su cabeza, y luego, muy lentamente, se elevó más y más en el aire. La Lioner también estaba dando todo lo que tenía, la prueba estaba en sus brazos que temblaban violentamente. Sin embargo, incluso entonces, el arma se elevaba agonizantemente despacio como si estuviera levantando un peso considerable.

Enfrentándose a un poder nunca antes visto y que seguía creciendo, los ojos de la Lioner empezaron a mostrar signos de pánico por primera vez.

Fue entonces cuando el cuerpo de Seol Jihu se desequilibró por un momento.

La razón de eso fue simple. Se debía a que la Lioner no podía soportar más y dio varios pasos hacia atrás.

Así es, se había retirado. Causando miradas de incredulidad en las caras de los miembros de la expedición, así como en la del líder de los Lioners mientras caía con una flecha penetrando a través de él.

Este fue un evento que no debería haber ocurrido, y la vista que presenciaron rompió completamente su sentido común. Aunque fue solo por un momento, un Guerrero de Nivel 1 no solo logró presionar a un monstruo que supuestamente era más fuerte que un Guerrero de Nivel 4, ¡Sino que también lo obligó a alejarse!

'Necesito apuñalarla...'

Tan pronto como perdió su objetivo, toda su fuerza lo abandonó. Sus piernas se rindieron ante él, y sus rodillas cayeron al suelo. Una sensación de debilidad se había apoderado de todo su cuerpo. Todo lo que podía hacer consistía en aguantar para no caer al suelo.

La Lioner instintivamente levantó el hacha en el momento en que vio a Seol Jihu en el suelo, su respiración agitada. Sabía que tenía que matar al Mago, pero el miedo que acaba de sentir hizo que sonara la alarma de su cabeza, diciendo que este humano tenía que morir primero.

¡¡Pzzzt!!

En ese momento, una sola línea de electricidad se acercó como una cuchilla de luz y cortó la mano derecha de la Lioner. El hacha cayó al suelo, y la Lioner gritó con un doloroso gemido.

Seol Jihu miró con cara de aturdimiento pero sintió una enorme mano que le daba una palmada en la espalda de repente.

"¡¿Kuk?!"

"¡Buen chico! ¡Bien, muy bien!"

¿Cuándo llegó? El siempre tranquilo Dylan sonreía muy feliz mostrando sus dientes

"¡¡Jajajaja!!"

Después de eso, sintió que alguien le frotaba ligeramente la parte superior de su cabeza. Chohong pasó junto a él y lo miró por un momento antes de reírse jovialmente también.

"¡¡Jajaja, jajajajaja!!"

Samuel se echó a reír como un loco y le dio una palmada en el hombro a Seol Jihu cuando pasó por delante del joven.

'¡¿Estos, estos tipos?!'

¡Ya estaba medio muerto por su doloroso cuerpo!

"¡¿Por qué...?!"

"¡¿Uwaahk?!"

Seol Jihu estaba a punto de gritar '¿Por qué siguen golpeándome?' pero entonces, Hugo gritó interrumpiéndolo.

"¡¡Uwaaaahk!!"

Hugo volvió a gritar como si las emociones que no podía controlar se precipitaran, mientras su rostro mostraba una mezcla de emoción, alegría pura y felicidad extrema.

Seol Jihu miró fijamente a Hugo como un idiota mientras el grandote agarraba enérgicamente su hacha que había estado aguantando precariamente hasta ahora. Seol Jihu entonces sintió de repente que alguien le agarraba fuertemente el cuello. Era Alex.

"¡Bien hecho! ¡¡Realmente bien hecho!!"

Alex gritó con una voz muy exaltada, y al ritmo que iba, podría incluso empezar a besar al joven también.

"Seol arriesgó su vida y creó esta oportunidad para nosotros."

Dylan habló, sin disimular su propia emoción.

"Sólo quedan unos pocos. ¡Mátenlos a todos!"

¡¡Wuoooooooooohhh!!

La buena lucha de Seol Jihu animó a los miembros de la expedición, y todos se lanzaron con un renovado espíritu de lucha.

Muy pronto, el Bosque de la Negación se llenó con los sonidos de las armas chocando y los gritos de los Lioners.


*


La batalla había llegado a su fin muy pronto después de eso. Era correcto decir que el resultado de la batalla se había decidido en el momento en que el ataque furtivo de la Lioner había fallado.

El líder de los Lioners planeó matar tanto al Mago como al Sacerdote y así cambiar la batalla a su favor. Sin embargo, la interferencia de Seol Jihu no estaba dentro de sus cálculos.

Aunque ninguno había muerto, la expedición no tuvo tiempo de disfrutar del merecido descanso. Tan pronto como la batalla terminó, Ian usó otro hechizo de'Motus Stabilitatem' que había 'memorizado', y luego, todos tuvieron que beber una botella más de esa medicina desconocida también.

Sólo después de que se calmaron de la emoción de la batalla, los miembros de la expedición encontraron tiempo para organizarse adecuadamente. Alex básicamente se quedó al lado de Hugo, que había recibido la mayoría de las heridas, y continuó entonando cantos de magia divina; mientras tanto, los demás simplemente se conformaron con pociones curativas.

Mientras Dylan, Samuel e Ian intercambiaban opiniones con rostros graves, otros iban por ahí recuperando el armamento que los Lioners habían dejado caer.

Los Lioners tienden a nunca abandonar el área que designan como su hogar. Por lo tanto, el incidente de una manada que contenía una clase líder y una femenina, iniciando su recorrido en el Bosque de la Negación no era algo que pudieran pasar por alto.

Por supuesto, el problema era que no podían entender la razón por la que estas criaturas que normalmente vivían en la cordillera más allá del bosque decidieron venir hasta aquí.

Ian pensó durante un tiempo antes de abrir lentamente la boca.

"Es como leer sobre la invasión Bárbara durante el período de migración en la Tierra".

"¿Perdón?"

Dylan respondió confundido ante la repentina mención de la historia Europea. Ian sólo sacudió la cabeza.

"No, no me hagas caso. No es nada más que especulación en este punto de todos modos. Bien, tomaré toda la responsabilidad y reportaré este asunto a la familia real tan pronto como regresemos."

No era prudente retrasar un problema que no podían resolver. Ian pensó así y dirigió su mirada hacia Samuel.

"Y, en cuanto a la expedición..."

"Me gustaría continuar si está bien para ti."

Samuel habló como si estuviera esperando este momento.

"Definitivamente está cerca. Como no es una tumba secreta, la posibilidad de que esté escondida es muy baja. Si no la encuentro en una hora, no, 30 minutos, entonces pararemos enseguida y volveremos."

En lugar de estar cegado por la codicia, sonaba mucho más desesperado que cualquier otra cosa. Ian suspiró suavemente y miró a Dylan.

"¿Qué piensas?"

Dylan organizó sus pensamientos primero y habló.

"¿Cuántas veces puedes hacer ese hechizo?"

"Dos veces más. Aunque todavía tengo suficientes pociones".

"En ese caso, tal vez una hora es factible. Ya que nos hemos ocupado de los Lioners, no hay peligros cercanos para nosotros. Y lo más importante, nadie murió hoy. Pero, con Alex habiendo perdido su artefacto y el arma principal de Seol ahora rota, tenemos que considerar debilitada nuestra fuerza de combate general también."

"¿Mm? ¿El arma de ese amigo hizo qué?"

"Eso es lo que he escuchado".

Dylan dirigió su mirada a Seol Jihu, que recogía con desesperación los fragmentos de su destrozada lanza del suelo. Chohong estaba haciendo todo lo posible para consolarlo mientras lo seguía. Tan pronto como la pelea terminó y él retiró su maná, se formaron grietas en el asta de la lanza y se rompió en cientos de pequeños pedazos.

"Bueno, recibió un impacto severo en ese momento, ¿No es así?"

Ian murmuró para sí mismo y luego inclinó ligeramente la cabeza. Algo parecía extraño, que una lanza se rompiera de esa forma. Pero, cuando pensó en ello, ya estaba más allá del sentido común que la lanza y su portador hubieran podido defenderse, incluso lograron hacer retroceder a la Lioner por un breve momento.

"Si no fuera por ese amigo, yo estaría muerto."

"Mis disculpas. No esperaba que apareciera otro por detrás de nosotros".

Samuel se apresuró a ofrecer sus disculpas, provocando que Ian se riera de una manera jovial.

"Está bien. Ni siquiera yo esperaba que la hembra saltara a la batalla."

"¿Incluso usted, Maestro Ian?"

"La proporción de sexos entre Lioners favorece enormemente a los machos. Por eso la manada protegerá a cada hembra nacida entre ellos con todo lo que tengan. Pueden nacer con asombrosas proezas de combate, pero raramente participan en las batallas... Bueno, en cualquier caso".

Ian se frotó la barba antes de formar una sonrisa refrescante.

"Si aceptas hacerme un favor, yo también aceptaré seguir adelante."

"¿Un favor, dices?"

Ian bajó la voz y le susurró. Samuel sonrió brillantemente y asintió con la cabeza.

"Muy bien, hagámoslo. En realidad estaba pensando lo mismo".

"Bueno, entonces. Vámonos."

Los tres hombres se acercaron a Seol Jihu. Ian se agachó y cogió un trozo de la lanza destrozada y un destello de comprensión parpadeó en sus ojos.

"Oh. Esta lanza estaba cargada de magia, ¿Eh?"

Seol Jihu miró detrás de él. Intentaba no parecer demasiado abatido, pero aún así no pudo disimular su decepción.

"¿Compraste esto en la Zona Neutral? No se trataba de una magia sobresaliente ni nada, pero parece que pudo reducir un poco la fuerza de impacto... ¿Fue esa la razón por la que fuiste capaz de soportar el ataque?"

En realidad, sería más correcto decir que la lanza fue dañada desde el interior después de no poder soportar el maná de Seol Jihu.

Por supuesto, Ian hizo una suposición incorrecta porque no sabía que el maná de Seol Jihu estaba en un nivel absurdo de Intermedio (Alto). Después de todo, Seol Jihu era sólo un Nivel 1.

Sea cual sea el caso, era un gran problema para Seol Jihu. Había comprado la lanza más cara disponible en la Zona Neutral después de considerarlo mucho, pero se había roto antes de tener la oportunidad de usarla correctamente. Hacía todo lo posible por reprimir sus emociones debido al Bosque de la Negación, pero hablando en serio, se sentía muy molesto en este momento.

Mientras los hombros de Seol Jihu se inclinaban, Ian tosió para aclararse la garganta e hizo una señal con los ojos. Samuel dio un paso más y dio una ligera palmada en la espalda al joven.

"No te deprimas demasiado, ¿De acuerdo? ¡Te he traído dos buenas noticias!"

"¿...?"

"Por ahora, decidimos continuar con la expedición. Si mis pensamientos son correctos, entonces deberíamos encontrar la tumba muy pronto."

"Bien".

"Y bueno, podría haber una excelente lanza esperando ser encontrada dentro de esa tumba. No, no importa aunque no sea así. Si vendemos un par de bienes que encontremos dentro, ¡Podrías comprar varias lanzas excelentes!"

Seol Jihu asintió con la cabeza mientras se hundía en una gran confusión. Un porteador no tenía derecho a exigir los derechos de posesión de cualquier artefacto encontrado durante una expedición. En otras palabras, desde su perspectiva, no había mucha diferencia si la expedición seguía adelante o no. Entonces, ¿Cuáles podrían ser las buenas noticias?

"Y también..."

Samuel recogió la bolsa junto al joven y llamó a los residentes locales. Ya se sentía bastante infeliz porque ellos dos no hacían nada y dejaban todo el equipaje sobre los hombros de Seol Jihu de todos modos. Samuel 'confió' la bolsa a los dos porteadores y miró a Seol Jihu con un guiño.

Seol Jihu lo miró con una expresión aturdida antes de que su cara se iluminara notablemente. Finalmente descubrió la razón detrás de las acciones de Samuel.

"¿De verdad?"

"¡Por supuesto! No sólo yo, sino que tanto el Maestro Ian como Dylan también están de acuerdo. Más importante aún, si no reconocemos al Guerrero que logró defenderse de una Lioner como uno de los miembros de la expedición, entonces ¿Cómo podemos siquiera pensar en reconocer a alguien más?"

Lo estaba diciendo en serio. Lo que Seol Jihu había logrado era algo que ni siquiera Grace, en el Nivel 3, sería capaz de hacer.

"Pero tienes que prepararte, amigo."

Samuel rodeó con su brazo los hombros de Seol Jihu y formó una sonrisa burlona.

"Como todavía estamos en medio de una expedición, nos estamos conteniendo, pero tan pronto como salgamos de este lugar, definitivamente serás bombardeado por nuestras preguntas. Hay tantas cosas sobre las que tenemos curiosidad."

A Seol Jihu no le importaban esas cosas. Por el momento, estaba muy feliz de ser reconocido como miembro de la expedición, algo que deseaba desde que todo esto comenzó. Por supuesto, no podía expresar esa felicidad, ya que aún estaban dentro del Bosque de la Negación.

Poco después, Samuel anunció al Guerrero de Nivel 1 como el nuevo participante de la expedición y se le ocurrió una nueva formación. Sin embargo, nada importante había cambiado. La única diferencia era que la posición de Seol Jihu se había cambiado a la izquierda, justo al lado de Chohong.

Una vez que terminaron los preparativos, la expedición reanudó su marcha.

Y alrededor de 20 minutos después, Samuel encontró el lugar donde estaba la tumba, como prometió.