Reciente

jueves, 30 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 140

Capítulo 140. Una Rosa Roja con Espinas


Seol Jihu suspiró durante mucho tiempo.

Movió sus ojos a izquierda y derecha, luego hacia el techo. Después alrededor de la estatua de Gula, de un lado a otro.

La razón por la que repitió estas acciones sin sentido era clara; era un claro grito de '¡Cambia el nombre de mi clase!'

Pero no importaba cuánto tiempo esperara, no había signos de que Gula cambiara de opinión. Finalmente, el molesto Seol Jihu agarró su lanza de hielo y ¡Bang! se estrelló contra el suelo.

Considerando que los templos eran áreas sagradas, Seol Jihu no habría tenido nada que decir en defensa aunque un rayo lo golpeara en ese momento.

Había, por supuesto, una razón.

Podía soportarlo de alguna manera cuando aún seguía siendo un novato de bajo nivel, pero un Nivel 4 era reconocido como una persona experimentada en cualquier lugar del Paraíso. Era un nivel que se asignaría automáticamente a la fuerza de combate principal si se ordenaba un reclutamiento.

Sobre todo, algunos fueron llamados Guerreros Bárbaros, mientras que otros se llamaban Exploradores y así sucesivamente. Había muchos nombres decentes, pero él...

'Maná esto, maná aquello... Estúpido maná'.

No es que quisiera algo grande. No deseaba riquezas ni honor. ¿Hacer un nombre de clase decente es tan difícil?

Seol Jihu comenzó a pensar en lo injusta que era, trabajando como un perro y ella no podía escuchar una petición tan simple.

[Haaah....]

Gula suspiró.

[Este chico. Justo cuando pensaba que estaba madurando un poco...]

El sonido del chasquido de Gula con su lengua hizo eco.

Seol Jihu, que dejó el templo como si hubiera sido expulsado, volvió a sus sentidos y revisó sus estadísticas.

Sus puntos de estadísticas habían aumentado a 10. Si subía de nivel una vez más, tendría 15 puntos, pero eso es sólo un pastel en el cielo.

Había dos nuevas habilidades que podía aprender.

Como Agnes mencionó, estaba la Cultivación de Maná, que representaba la evolución de su Circulación de Maná.

Y...

'¿Trueno Flash?'

Leyendo la descripción, era una habilidad que despertaba al cuerpo usando la energía del relámpago.

La visión de demostración sólo mostraba destellos de relámpagos aquí y allá, así que no fue de mucha ayuda.

Aún así, se trataba de una habilidad que se había desbloqueado en el Nivel 4, así que no iba a ser fácil de aprender.

Aunque quería dejarlo todo de lado y dirigirse directamente a la Gran Montaña Rocosa para entrenar, no pudo.

Fue porque Jang Maldong le había informado que se había programado una reunión con Rosa Blanca antes de que Seol Jihu lograra decir algo.

Aunque aprender nuevas habilidades es importante, no lo es tanto como reclutar a los hermanos, así que Seol Jihu se preparó inmediatamente.

Chohong y Hugo se rieron diciendo que podían descansar tranquilos con un líder tan trabajador.... Hasta que fueron ardientemente golpeados por el bastón de Jang Maldong.

Seol Jihu dejó a Chohong y Hugo gimiendo de dolor en el suelo para subir a un carruaje para Scheherazade.


*


"Hicieron una petición".

Jang Maldong habló cuando pasaban por Zahrah.

"Quieren que la reunión de hoy sea un secreto."

"No es como si hubiéramos estado hablando de ello por ahí."

"Obviamente. Pero Rosa Blanca también lo mantiene en secreto de los hermanos".

Seol Jihu entrecerró los ojos. Parecía como si estuvieran tratando de firmar sin su conocimiento.

"No te sientas preocupado. Ni siquiera los clubes en la Tierra consideran cómo se sienten los jugadores cuando los venden."

Eso es correcto. De todas formas, Rosa Blanca sería la que perdió dos Sellos de Bronce.

"Pero hacerlo sin que lo sepan es un poco, no me sentiría muy bien si fuera ellos."

"¿Cómo así?"

"La disparidad de tamaño entre el Carpe Diem y la Rosa Blanca es demasiado grande. Los chicos podrían preferir un lugar de trabajo grande y estable".

"Bueno, no te equivocas."

El asintiendo con la cabeza Jang Maldong de repente lanzó una pregunta.

"¿Entonces por qué rechazaste a Sinyoung?"

Seol Jihu dudó. ¿Cómo lo sabía?

"No hay una ley para cada decisión. Cada uno tiene sus propias circunstancias."

Jang Maldong sonrió.

"Sé lo que te inquieta, pero no te preocupes. Esos dos parecen querer dejar a Rosa Blanca también."

"¿Yi Seol-Ah y Yi Sungjin?"

"Los hermanos probablemente no pudieron expresarlo. Pero Rosa Blanca insistió en que así es. Dijeron que los hermanos te perseguirían hasta las profundidades del infierno si les decías que los reclutarías a los dos."

Así que Rosa Blanca no es la que intentaba hacerlos salir, sino que en realidad era al revés.

"Por eso quieren que sea un secreto. Imagina lo grande que sería su decepción si les dieras esperanzas, sólo para que las cosas no funcionen."

Seol Jihu preguntó repentinamente después de reflexionar.

"¿Qué clase de grupo es Rosa Blanca?"

"Te lo dije. ¿Ya lo has olvidado?"

"No, eso no. Quiero saber sobre su estructura interna o si recientemente tuvieron algún asunto importante dentro de su grupo."

"¿Problemas?" Jang Maldong frunció el ceño antes de preguntar de nuevo. "¿Por qué?"

"¿Eh? Si me preguntas por qué..."

"No, por qué de repente te interesaste en eso."

Jang Maldong no pareció estar en desacuerdo, pero sí un poco sorprendido. Seol Jihu se rascó la cabeza.

"¿Fue algo que no debería haber preguntado?"

"No es así. En cuanto a mí, conozco a Rosa Blanca hasta cierto punto, pero tú... No sabes nada de ellas."

"Sí".

"Entonces, ¿Cómo...?"

Jang Maldong cerró su boca sin palabras.

"... Pequeño bastardo interesante..."

Sacudiendo la cabeza, se giró para mirar por la ventana.

"Tengo algunas conjeturas..."

Siguió un profundo suspiro.

"Simplemente no parece correcto. Tengo la sensación de que hay un motivo oculto detrás de entregar a los hermanos".

"Estás diciendo..."

Seol Jihu tragó.

"¿Son carnada?"

"No estoy seguro."

Jang Maldong respondió solemnemente.

"Si realmente se debe a sus circunstancias internas, entonces negociarán con las condiciones habituales. Pero si no, entonces podrían pedir peticiones especiales."

"Por peticiones especiales quieres decir..."

"Por ejemplo, podrían disfrazarlo como si estuviera buscando beneficios de Carpe Diem... Hmm. Bueno, ya que su líder es una serpiente astuta, no sería extraño que ofrecieran algo que pareciera normal en la superficie. Ya tienen una perfecta excusa para hacerlo".

El pretexto es que los hermanos quieren dejar Rosa Blanca.

"Si este es el caso..."

Jang Maldong entrecerró los ojos.

"No podemos tachar la posibilidad de que seas su principal objetivo."

Seol Jihu abrió los ojos ante el inesperado comentario.

"Bueno, vayamos a ver. No tiene sentido hacer conjeturas a ciegas entre nosotros."

"... Tendremos que escuchar sus condiciones primero."

Seol Jihu aceptó la situación, pero no podía evitar pensar que algo no estaba bien.

Había una sensación de inquietud en un rincón de su corazón, como un fragmento de piedra clavado. También le picaban los ojos.

Frotándose los ojos con el dorso de las manos, de repente recordó las palabras de Kim Hannah.

Habrá un montón de gente que tratará de usarte.

'……'

A menos que Rosa Blanca se volviera loca, no soltarían a los hermanos gratis sin recibir al menos la cantidad que habían invertido en ellos.

Seol Jihu entrecerró los ojos.


*


El carruaje llegó a Scheherazade al mediodía del segundo día.

Viendo a Flone volar emocionada en el momento en que vio la nueva ciudad, Seol Jihu persiguió a Jang Maldong.

El edificio de Rosa Blanca estaba situado ligeramente al oeste del centro de la ciudad.

Los edificios modernos eran torres altas, y el exterior del edificio de la Rosa Blanca parecía una hermosa flor.

Comparado con la oficina del Carpe Diem, su escala estaba en otro nivel, así que mientras Seol Jihu seguía al acompañante, miraba constantemente a su alrededor.

Como si realmente se estuvieran reuniendo en secreto, fueron guiados a una puerta trasera relativamente aislada.

Después de subir las escaleras y abrir la puerta al final del pasillo, fueron recibidos por un hombre con gafas, que se levantó de su asiento.

"Señor".

El hombre tenía una figura delgada con arrugas alrededor de su boca, haciéndolo parecer un poco más viejo.

"Gracias por venir hasta aquí."

"No fue un viaje tan largo."

"Pero debería haberle visitado en su lugar. Ah. ¿Y este amigo?"

"No preguntes si ya lo sabes".

Mientras Jang Maldong hablaba sin rodeos, el hombre se rió torpemente y extendió una mano.

Seol Jihu estrechó su mano.

"¡Encantado de conocerte!"

"Lo mismo digo. Mi nombre..."

"En realidad ya lo sé. Seol Jihu, ¿Verdad?"

Estuvo a punto de presentarse sólo como 'Seol', pero terminó asintiendo tontamente con la cabeza.

"Soy el líder de la Rosa Blanca, Bok Jungsik."

Bok Jungsik hizo un gesto hacia la larga mesa mientras seguía agarrando su mano.

"Sentémonos primero. Hay alguien más que viene también."

"¿Quién?"

Jang Maldong preguntó mientras se sentaba.

"¿Quién más podría ser? Es alguien que conoces muy bien."

"¿Qué? ¿Por qué viene esa chica?"

"Eso es lo que quería saber. No pude evitarlo cuando se negó a escucharme. Así que le pido su comprensión..."

Jang Maldong suspiró ligeramente antes de girar para mirar la puerta.

Clack, clack.

Un claro sonido de tacones sonó desde el pasillo. Seol Jihu, que estaba sentado tranquilamente junto a Jang Maldong, también se giró para mirar a la puerta.

"Hablando del diablo".

Jang Maldong murmuró.

"¿Qué quieres decir con un diablo..."

Bok Jungsik hizo una amarga sonrisa.

"Debe haber querido decir una flor espinosa."

La puerta se abrió de golpe.

"¿Y quién es esta flor espinosa?"

Una voz clara sonó, seguida de una bella dama con una apariencia impresionante.

"Nuestro líder debe haber crecido mucho, sabiendo chismear a mis espaldas."

"No es así. Sora."

"Lo que sea. De todas formas..."

La bella dama se peinó hacia atrás su cabello sinuoso que llegaba hasta su pecho y miró a Seol Jihu. Luego, al ver a Jang Maldong, una sonrisa floreció en su rostro.

"¿Abuelo?"

Como si mostrara sus largas y delgadas piernas, se acercó a Jang Maldong y parpadeó encantada.

"Ha pasado un tiempo. ¿Has estado bien?"

"Sí".

"¿A qué se debe esta fría respuesta? Han pasado varios años desde la última vez que nos vimos. "

Al ver que apoyaba sutilmente la mitad superior de su cuerpo contra la mesa, Jang Maldong la apartó mientras fruncía el ceño.

"Quédate atrás, estás siendo una carga. ¿Qué crees que estás haciendo delante de los demás?"

"Aww. ¿No puede una nieta actuar linda frente a su abuelo?"

'¿Nieta?'

Seol Jihu se giró para mirar a Jang Maldong con ojos asombrados.

"¡Estás malinterpretando!"

Jang Maldong gritó indignado.

La dama se rió, mostrando una sonrisa encantadora antes de mirar hacia el joven aturdido. Luego caminó tranquilamente hacia el asiento junto a él.

Cuando Seol Jihu estaba a punto de levantarse, tuvo la sensación de que alguien lo agarraba por el cuello. La dama había puesto sus brazos alrededor de su cuello y se inclinaba hacia adelante.

"¿Esta es la persona?"

Sintió que ella le daba un ligero golpecito en la cabeza.

Bok Jungsik que había estado sentado allí, aturdido, finalmente reaccionó.

"¡Tú!"

"¿Yo?"

"¡Sora! ¡Tú!"

"¿Qué? Oh, ¿Te refieres a esto?"

"¡Aléjate !"

Sora parpadeó unas cuantas veces después de que le gritaran y obedientemente quitó los brazos.

Pero aún estaba apoyada en el respaldo de la silla de Seol Jihu, lo que hizo que Jang Maldong se cubriera la cara.

"Haah... Siento mucho todo esto."

Bok Jungsik se disculpó mientras Jang Maldong sacudía la cabeza.

Seol Jihu inhaló ligeramente. El aire todavía tenía una persistente fragancia de rosas.

Entonces una mano apareció abruptamente delante de su pecho.

"Encantada de conocerte. Soy Phi Sora."

La dama continuó.

"Es un apellido interesante, ¿No?"

Phi Sora agitó su mano extendida. Seol Jihu, que inconscientemente estrechó su mano, se sorprendió.

'Es dura'.

La textura de su palma era como papel de lija. Además de los callos ásperos, Seol Jihu pudo notar muchas cicatrices tras una cuidadosa observación.

Finalmente pudo deducir la relación entre Jang Maldong y Phi Sora.

'Ella es fuerte'.

Instantáneamente se puso en alerta máxima.

"Veamos. ¿Hasta dónde han discutido? Corrí tan pronto como me enteré de que habías llegado."

Phi Sora retiró su mano y se puso sobre la mesa. Sobre la mesa, no sobre la silla.

Fue desconcertante, pero Seol Jihu recuperó el sentido gracias a la fría energía de su lanza de hielo.

Contando los números en su cabeza, Seol Jihu observó con calma a Phi Sora.

Lo primero que le vino a los ojos fue su elegante uniforme carmesí. Y al observar más detenidamente, su cabello que fluía como cascadas también parecía tener un toque de rojo.

Añadiendo su mirada orgullosa y la forma en que se sentaba en la mesa la hacía parecer llamativa pero soberbia, como una rosa roja en plena floración.

Harto de cómo se comportaba, Bok Jungsik habló.

"¿De verdad vas a ser así?"

"¿Y ahora qué?"

"¿Realmente no sabes...? ¡Rápido, siéntate bien! ¡Por eso te dije que no vinieras!"

"Oh, por favor. Estoy cerca de mi abuelo, ¿Vale?"

Phi Sora resopló y se giró hacia Jang Maldong.

"¿No es así?"

Jang Maldong cerró los ojos.

"Señor".

"Dejé de esperar algo desde que me dijeron que ella vendría".

"Lo siento mucho".

Bok Jungsik dobló repetidamente su cintura para disculparse con Jang Maldong y Seol Jihu. Como si no le importara su líder, Phi Sora habló malhumorada.

"Ya es suficiente y sigue con la discusión. ¿No conoces la personalidad del abuelo?"

"Tú..."

Bok Jungsik, que la miraba fijamente con sus ojos afilados, respiró profundamente antes de dirigirse cuidadosamente a Jang Maldong.

"Señor, ¿Está bien que continúe así...? Si no, la echaré por la fuerza."

"¿Echar por la fuerza? ¿A quién? ¿A ti?"

"No hay necesidad de más problemas".

"Me disculpo por el desorden de hoy".

Bok Jungsik se recostó frotando su sien.

"Primero".

"Vayamos directo al grano".

"Está bien. En primer lugar, ¿Puedo tomar esta reunión como una señal de que está interesado en el reclutamiento?"

"Hmm".

Jang Maldong envió secretamente una mirada mientras asentía. Seol Jihu enderezó su postura.

"Eh".

"Entonces... ¿Eh? Sí, por favor, habla."

"¿Están Yi Seol-Ah y Yi Sungjin bien?"

Seol Jihu preguntó con una sonrisa radiante. Bok Jungsik parpadeó.

"Sí. Lo están haciendo bien."

Una risa incómoda sonó. Era una risa a medias, sin importar quién la escuchara.

Antes de llegar a Scheherazade, Jang Maldong le había dado dos instrucciones.

Primero, Seol Jihu tenía que actuar como si estuviera interesado en cómo estaban los hermanos Yi. Era para hacer evidente que sólo estaban aquí por su amistad.

Segundo, a menos que Rosa Blanca hablara primero, nunca debía preguntar la razón por la que intentaban expulsar a los hermanos.

Seol Jihu sonrió brillantemente.

"Es un gran alivio. Si no es un problema, ¿Puedo ver sus caras? Está bien aunque sea por un tiempo."

"¿Eh?"

"No nos hemos visto desde que salimos de la Zona Neutral. Ha pasado un tiempo, así que me gustaría charlar con ellos durante la cena. ¿No está bien?"

Bok Jungsik se sorprendió por la seria petición.

"Bueno, adelante. Pero después de nuestra discusión..."

Cambió rápidamente de tema.

"Señor, también debe ser consciente, ¿No es el dinero lo más fiable en el mercado de las transferencias?"

Y así el tema de la conversación fue cambiado.

"Pero como has mencionado antes, actualmente no tienes mucho en términos de financiación."

Continuó después de mirar a Seol Jihu.

"Así que me preguntaba si podría mostrarnos cualquier artículo de valor que pudiera tener. Por ejemplo, el Deseo que recibió en el Banquete."

Seol Jihu se dio cuenta de lo que Bok Jungsik estaba insinuando.

"El Deseo Armonioso no es algo que se pueda comerciar, así que sería difícil."

"Por supuesto, el Deseo Disonante también está bien. Las recompensas del Banquete son conocidas por ser de alta calidad. No pueden ser compradas aunque se tenga dinero."

Habiendo entregado su petición, Bok Jungsik se rió de corazón.

"Tampoco tengo el Deseo Disonante. Ya los he usado todos."

La risa se detuvo.

"¿Los has usado todos?"

"Sí. Sólo recibí uno en primer lugar, sin mencionar que se trataba de un artículo consumible."

"Oh..."

Bok Jungsik estaba aturdido. Parecía que había asumido que Seol Jihu salió con múltiples Deseos Disonantes.

"Qué hacer..."

Pero debido a su juicio preestablecido, parecía que sólo estaba manteniendo una actuación.

"He escuchado que has tenido mucho éxito en el Banquete, así que asumí que tendrías algo de cosecha sobrante. Parece que fue mi error de cálculo."

Seol Jihu se detuvo de resoplar con todo lo que tenía.

"Para ser honesto, Yi Seol-Ah y Yi Sungjin te extrañaron mucho."

"Deben haber hablado mucho de mí."

"Sí. Pero Yi Seol-Ah parecía estar interesada en muchos lugares, así que quise tratar de enviarla a donde ella quería..."

Fue entonces.

"Fuu".

Se escuchó un resoplido. No era Seol Jihu sino Phi Sora.

"¿Cuánto tiempo vas a seguir con esto?"

Mirando a Bok Jungsik, Phi Sora continuó con una expresión aburrida.

"¿Cuándo piensas dejar de dar vueltas en círculos? Termina de una vez. Ya lo saben."

"Sora..."

Aunque Seol Jihu no lo expresó, estaba muy sorprendido por dentro.

'¿No son del mismo grupo?'

Parecía que Bok Jungsik estaba llevando desesperadamente la conversación a cierto lugar antes de que Phi Sora se entrometiera inesperadamente.

Además, ¿Es un malentendido pensar que la autoridad de Phi Sora parecía más alta que la del líder, Bok Jungsik?

"Está bien. Empezaré a hablar en su lugar. ¿Qué tonterías estás diciendo delante de mi abuelo?"

Phi Sora estrechó su mano en señal de desaprobación y se levantó elegantemente de la mesa.

"A diferencia de él, yo..."

Caminó alrededor de la mesa de manera seria.

"... No puede hablar en círculos ni esconder nada. Ni tampoco quiero hacerlo nunca."

Entonces, de repente, miró fijamente a Seol Jihu.

"Querido, escuché que eras un solucionador de problemas."

'¿Qué estaba diciendo ahora?'

Mientras Seol Jihu se preguntaba si debía preguntarle por qué era su 'querido' o por qué de repente era un 'solucionador de problemas', una voz clara sonó.

"O al menos, eso es lo que la gente dice. Que nunca has fallado en un trabajo."

El golpeteo de los tacones se detuvo.

"¿Y que una vez diste un buen golpe a los Parásitos?"

Seol Jihu miró fijamente a Phi Sora que estaba lamiendo su labio superior.

Ya había escuchado su petición imposible.

Eso significaba...

Era hora de que su petición 'especial' fuera revelada.

Las dos manos de Phi Sora se agarraron con calma a la mesa.

"Querido".

Y ella habló.

"¿No trabajarás conmigo una vez?"