Reciente

domingo, 26 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 112

Capítulo 112. El Banquete Ha Comenzado


『La historia del Banquete se remonta a la época en que se encontró un misterioso barco de pasajeros en el Mar Mariposa cerca de la ciudad de Nur. El primer testigo ocular, José Sánchez (España), describió el momento de la siguiente manera:

'Era el amanecer temprano. Estaba mirando desde el puerto de Nur al mar sereno, cuando de repente sentí una enorme sombra que se arrastraba. La niebla nocturna me nubló la visión, así que no pude distinguir su tamaño, pero pude ver que su tamaño superaba con creces el de un barco de pasajeros normal. Se balanceó en el mar durante unos dos minutos antes de desvanecerse en el aire'.

El misterioso barco atrajo un nivel de atención inusual, y los Terrícolas acudieron en masa al Puerto de Nur para resolver el misterio. Sin embargo, la nave no volvió a aparecer, y los Terrícolas se dispersaron, pensando que era un simple incidente.

Así de simple, el incidente parecía haber llegado a una conclusión. Pero ocho días más tarde, un Terrícola apareció, afirmando haber visto un misterioso barco en el Lago Libera cerca de la ciudad de Eva.

El relato de Ze Mei (China) corroboró la historia de José Sánchez, pero no llamó mucho la atención por las siguientes dos razones:

1) Nur y Eva son ciudades situadas en extremos opuestos del mapa, y era imposible cruzar la distancia en ocho días, incluso por mar.

2) Más importante aún, Mariposa y Libera no son cuerpos de agua conectados.

Sin embargo, seis días después, surgió un incidente que tomó a la opinión pública a una tormenta. Un tercer relato del mismo incidente salió del río Ramman de Haramark...』


Seol Jihu apartó los ojos del papel y se tomó un pequeño descanso. Sus ojos comenzaban a cansarse, pero también necesitaba tiempo para organizar sus pensamientos.

Los registros mostraron que la aparición de misteriosos barcos fantasmas señalaban el comienzo del Banquete. Después de aparecer y desaparecer en las aguas de los siete reinos durante dos meses, las 'entradas' aparecerían por todo el Paraíso.

Entonces, ¿A dónde conducían estas entradas? ¿Y por qué los Terrícolas estaban tan entusiasmados con el Banquete?

La insaciable curiosidad obligó a Seol Jihu a dirigir su mirada a los registros.


『... Todas las entradas comparten algunas características...

1) Vienen en todos los colores y formas.

2) Una vez que entran diez personas, pierden la capacidad de admitir a más gente.

3) Una vez creadas, reaparecen en el mismo lugar cada dos años.

4) Las personas que entran son trasladadas a un lugar desconocido que es diferente cada vez. 』


'¿Un lugar desconocido?'

Esta frase en particular llamó la atención de Seol Jihu, pero al recordar los círculos mágicos de transferencia utilizados en la misión de rescate, adivinó que las entradas tenían un mecanismo similar.

'Por eso el banquete es impredecible'.

La cuarta característica daba una pista de por qué el Banquete era impredecible. La estructura general podría ser la misma cada vez, pero como el lugar y los contenidos detallados del Banquete cambiaban constantemente, tenía sentido por qué no había una forma clara de prepararse para el Banquete.

El Banquete estaba separado en tres etapas. Aunque encontrar las entradas se consideraba antes una etapa separada, en estos días no tenía mucho sentido porque varias organizaciones se dieron cuenta de la tercera regla durante el segundo Banquete y habían asegurado más del ochenta por ciento de las entradas.

En cualquier caso, después de trasladarse al lugar desconocido, los participantes tenían que pasar por la Etapa 1 y la Etapa 2. El objetivo de estas dos etapas era llegar con seguridad a un lugar designado.

En la Etapa 2, los participantes podían recibir un artículo llamado el 'Deseo Disonante', y el objetivo final de esta etapa consistía en subir a un barco.

En resumen, la Etapa 1 y la Etapa 2 fueron batallas de ingenio con la cooperación como tema principal.

Si los participantes trabajaban juntos, aunque les llevara más tiempo, podrían obtener recompensas iguales. Sin embargo, era difícil esperar que la gente cooperara en una situación en la que se fomentaba el egoísmo.

Se suponía que esta fue la razón de la 'catástrofe' que había estallado durante el cuarto Banquete.

En cuanto a la Etapa 3, desafortunadamente estaba envuelta en un velo de misterio. A diferencia de la Etapa 1 y la Etapa 2, el requisito para entrar en la Etapa 3 cambiaba en cada ocasión, además casi nada se sabía sobre el objetivo o el contenido de esta etapa.

Eso fue porque los sobrevivientes de la Etapa 3 se negaron a hablar de ello. Para ser precisos, se les prohibió hablar de ello debido a un 'juramento'.

Sin embargo, un sobreviviente explicó: 'Ese lugar no es un barco fantasma, sino un barco del tesoro'. A partir de esto, la gente adivinó que la Etapa 3 estaba dentro del misterioso barco que apareció por todo el Paraíso y que el 'Deseo Armonioso' se podía encontrar dentro.

'Deseo Disonante y Deseo Armonioso...'

Seol Jihu reflexionó sobre las dos frases. Los participantes del Banquete tuvieron dos oportunidades de recibir recompensas. Lo interesante fue que estas recompensas concedieron los deseos de los participantes.

Por supuesto, los deseos absurdos como 'Dame el mundo entero' no funcionaron, pero incluso dentro de un límite establecido, ser capaz de obtener lo que se desea es increíblemente atractivo.

'Veo por qué todos están tan entusiasmados con el Banquete'.

Con su interés despertado, Seol Jihu leyó el resto de los registros. A medida que sus ojos bajaban, se nublaban con la tensión.


『-Primer Banquete
Etapa 3 Supervivientes: 8 / Escapados: 2 / Muertes: 0
Nota especial: Uno de los sobrevivientes, Phil Kanoo (Camerún), anuncia que recibirá '+4 Espada Larga Feroz Desenfrenada' como recompensa de la Etapa 3.

-Segundo Banquete
Etapa 3 Supervivientes: 5 / Escapes: 4 / Muertes: 1
Nota especial: Uno de los sobrevivientes, Damv Nyam (Jamaica), avanza al Nivel 5 inmediatamente después del Banquete.

-Tercer Banquete
Etapa 3 Supervivientes: 1 / Escapes: 1 / Muertes: 8
Nota especial: El único sobreviviente, Baek Haeju (Corea), mata a todos los demás excepto al único que escapó. Ella declaró: 'La etapa 3 no era una misión de cooperación, sino una batalla real'.

-Cuarto Banquete
Etapa 3 Supervivientes: 0 / Escapes: 0 / Muertes: 10
Nota especial: Durante la Etapa 2 se produce una catástrofe en la que los participantes se matan mutuamente de forma incondicional. No se ha confirmado nada sobre la Etapa 3, pero viendo que nadie logró regresar...』


'... Se estima que no hay sobrevivientes'.

Seol Jihu se quedó pensando.


|Ese catastrófico incidente sólo ocurrió una vez... Y además, este es un Banquete especial.|

|¿Qué hay de la Familia Real de Haramark? Escuché que planeaban prohibir a los Terrícolas participar en el Banquete después de ese incidente.|

|Ha sido cancelado. El reciente alto número de muertes entre los Altos Rankers parece haber afectado su decisión.|

|Si miras la distribución de los participantes, la gran mayoría de ellos son de Nivel 4. Casi todos los que son remotamente decentes acudirán a este evento.|


Recordando las palabras que no entendía en ese entonces, un rincón de su corazón se volvió frío. No esperaba que el Banquete fuera fácil, pero la enorme caída en la tasa de supervivencia después del tercer Banquete es algo que no podía pasar por alto.

'¿Pero por qué?'

Después de pensar en el asunto durante mucho tiempo, la curiosidad de Seol Jihu se acercó repentinamente a la raíz del problema.

'Este Banquete...'.

¿Quién, qué, cuándo, dónde, por qué, cómo?

Sin duda, todos los Terrícolas que sabían del Banquete habrían especulado sobre lo mismo. Pero nadie tenía una respuesta clara, sólo se conocían teorías y conjeturas.

Incluso Seol Jihu, que había resuelto uno de los grandes misterios de Haramark, no podía pensar en nada brillante.

'Como sea'.

Seol Jihu organizó los registros y se acostó en su cama.


*


Dos días antes de la partida, Kazuki organizó una simple reunión informativa. No se podía formar una estrategia detallada hasta el comienzo del Banquete, pero el equipo quería al menos hacer algunos preparativos. También necesitaban familiarizarse con las caras de los demás.

Así, un total de ocho personas se reunieron. Entre ellas, siete participarían en el Banquete.

Por parte de Carpe Diem estaban Seol Jihu, Hugo, Chohong, y la Sacerdote invitada por Seol Jihu, María. Del lado de Umi Tsubame estaban Ayase Kazuki y...

"¡O-su!"

Un hombre de 170 centímetros de altura, con el cabello teñido de rojo y abultado como la melena de un león.

"¡Me llamo Sakamoto Jun!"

El hombre se presentó enérgicamente antes de agarrar las manos de Seol Jihu y sacudirlas vigorosamente de arriba a abajo.

Seol Jihu se sorprendió. Gafas de sol translúcidas, una camisa hawaiana informal, pantalones cortos arrugados y sandalias... ¿Cómo podría decirlo?... Sentía que la actitud del hombre y la ropa desprendía el aura de un espíritu libre.

"¡Hola, hola! Eres una de las tres estrellas en ascenso que han sido la gran noticia del Paraíso, ¿Verdad? ¡El Guerrero Primera Estrella que renunció a convertirse en Mago e incluso dejó de lado a Sinyoung!"

El hombre acercó su cara antes de que Seol Jihu pudiera decir algo. Intercambiando miradas a una distancia cercana a la nariz, la confusión se apoderó de la cara de Seol Jihu. Detrás de las gafas de sol negras de Sakatamo Jun, sus ojos brillaban como una bestia salvaje.

"Hyung-nim, déjame decirte algo por si acaso."

"¿Eh?"

"Me encanta el bulgogi. También me gusta el kimchi. Conozco a la mayoría de los atletas famosos de Corea y soy un gran fanático de ellos."

<< Nota: Tanto el Bulgoni como el Kimchi son comidas asiáticas. >>

Jun recitó rápidamente con una cara seria. Cuando Seol Jihu se rió y respondió: "Yo también", sus ojos se abrieron de par en par y le devolvió la sonrisa alegremente.

"¡Iya~! ¡Parece que me llevaré bien con Hyung-nim! Genial, genial. Ah, ¿Quieres uno?"

Puso su brazo sobre los hombros de Seol Jihu y le ofreció un cigarrillo. Hugo, que estaba viendo el intercambio, dijo, "¡Yo también, yo también!"

"Ha pasado un tiempo, Hugo Hyung-nim. Escuché que recientemente te metiste en un problema."

"Ha pasado mucho tiempo desde entonces. Oye, ¿Tienes algo más suave?"

"Sólo sé feliz con ello".

"Mmm..."

Jun y Hugo parecían conocerse bien. Francamente, dada la amable personalidad de Jun, no era sorprendente que se llevara bien con Hugo.

Jun exhaló el humo antes de decir "¡Oh, rayos!" y golpearse la frente. Luego le ofreció a Chohong su paquete de cigarrillos.

"¡Casi me olvido de mi Chung-dan Cho-dan Hong-dan noonim! Toma, ¿Quieres uno?"

"Callate".

"¡Oh, y ha pasado un tiempo, Maria-chan~!"

"Callate".

"Chet. ¿No eres demasiado insensible? ¿Es porque estás frente a una celebridad? No estás enojada porque traté de ser amigable, ¿Verdad?" Jun murmuró como una ametralladora.

Chohong debió encontrarlo molesto porque se masajeó el cuello e interrumpió.

"Lo que sea. De todas formas, ¿Quién es ese?"

La barbilla de Chohong apuntaba a la persona de túnica gris que estaba sentada tranquilamente en la esquina. La túnica era lo suficientemente grande como para que le sobrara margen después de cubrir todo el cuerpo. Debido a que esta misteriosa persona también tenía la capucha bajada, su cara no estaba visible. Todo el vestuario gritaba, '¡Soy una persona sospechosa!'

"No lo sé". Jun respondió.

"¿Qué? ¿No invitaron a esa... persona?"

"Lo hicimos, pero..."

Jun se encogió de hombros antes de girar la mirada. Kazuki, que estaba de pie con los ojos cerrados y la espalda contra la pared, finalmente abrió los ojos.

"Hay una circunstancia privada".

"Kazuki, no sabía que te gustaba hacer bromas." Chohong gruñó con una cara que parecía decir, 'Deja de decir tonterías'.

"Ella es una excelente Sacerdote. Lo garantizo."

"Así que es una mujer. De todas formas, excelente sacerdote o no, tienes que presentarla ya que va a ser nuestra camarada. Al menos haz que muestre su cara."

Al ver que la Sacerdote no decía una palabra, Chohong se rió atónito. "Ey, deja de hacer cosplay como una oscura fanática religiosa y quítate esa capucha."

Los ojos de Kazuki se entrecerraron. "Chung Chohong, cuida tu boca."

"¿Qué?"

"Detente ahí".

Cuando Chohong se levantó de su asiento, Jang Maldong la sujetó. No quiso participar en el Banquete, pero estaba aquí por ser el consejero de Carpe Diem.

"Chohong, siéntate."

"¿Qué...? Joder. ¿También estás haciendo esto, anciano?"

"Te dije que te sentaras. No te dije que no te opusieras."

Al escuchar esto, Chohong se desplomó en el sofá. Jang Maldong soltó una corta y seca tos antes de continuar con calma.

"Kazuki, puedo cerrar los ojos si este equipo va a una expedición, pero es una historia diferente si se trata del Banquete."

Kazuki se quedó pensando. Todos, incluyendo a Kazuki, sabían que Chohong tenía razón al pedirle a la Sacerdote que se presentara. Después de pensar en el asunto durante mucho tiempo, Kazuki dejó escapar un suspiro apagado.

"Nos fue presentada por la Señora Seo Yuhui."

"¿Qué?"

"Garantizo la identidad de esta Sacerdote con mi propio nombre. ¡Por favor, entiéndelo! Hay una complicada circunstancia que nos impide revelar su identidad."

Con Kazuki poniéndolo de esta manera, incluso Chohong encontró difícil decir algo.

"... Bien, está bien si no revela su cara. Pero déjanos escuchar su voz. Debería ser capaz de decirnos su nivel al menos, ¿Verdad?"

La Sacerdote parecía estar pensando. Pronto, se inclinó educadamente antes de levantar cuidadosamente su mano enguantada y levantar cinco dedos.

Chohong miró esto y frunció el ceño. "Joder. ¿Es ella de verdad? Hey, yo también soy esto."

También levantó cinco dedos, provocando a la Sacerdote. Kazuki apretó sus sienes y envió a Seol Jihu una mirada buscando ayuda. Seol Jihu se levantó, incapaz de ignorar su súplica.

"Chongchong".

"Ah, qué... Espera, ¿Cómo me llamaste?"

Cuando Chohong rebatió, Seol Jihu continuó tranquilamente.

"Kazuki se tomó muchas molestias para invitarla."

"Ya lo sé. Entonces, ¿Cómo me acabas de llamar?"

"Pensemos positivamente. Es bueno tener dos Sacerdotes."

"¿Crees que no lo sé? ¿Pero cómo se supone que voy a confiarle mi espalda cuando ni siquiera sé su nombre?"

"Lo entiendo, así que cálmate."

"¡Esta Sacerdote está actuando con toda la grandeza! ¡Ni siquiera nos deja escuchar su voz! Argh, lo que sea, a la mierda."

La técnica secreta de Seol Jihu, cambiar de tema repetidamente.

Chohong tenía el hábito de rendirse cuando una conversación se complicaba. Esto era lo que Seol Jihu pretendía.

Como si toda la conversación fuera una molestia, se tumbó en el sofá de nuevo. Dicho esto, dejó claro que no se llevaría bien con la Sacerdote.

Aparecieron algunas grietas en la atmósfera del equipo desde el primer encuentro, pero Seol Jihu aún así saludó a la Sacerdote con una sonrisa.

"Encantado de conocerte. Soy Seol."

"¿...?"

*Inclinarse*

"Seol. Ese es mi nombre."

"¿...?"

*Inclinarse*. Inclinó la cabeza de nuevo.

'¿No puede entenderme?'

Seol Jihu inclinó su cabeza hacia atrás.

"Ya que parece que hemos terminado con las presentaciones..." La horrible atmósfera se suavizó un poco cuando Kazuki abrió la boca.

"Comencemos".

Kazuki miró el enorme mapa que estaba colgado en la pared. Señaló un lugar específico antes de continuar, "Lo haré simple. Esta es la entrada que Hao Win entregó."

"¡Pregunta!" En ese momento, Jun gritó con la mano en alto. "¿Ha sido confirmado?"

"¿Qué quieres decir?"

"Me enteré de que las Tríadas adquirieron dos entradas, una utilizada por la organización y la otra vendida a otra organización".

Hacía esta pregunta porque ni Carpe Diem ni Umi Tsubame compraron la otra entrada.

"Eso es sólo lo que conoce el público."

Kazuki debe haber esperado esta pregunta ya que respondió sin pensarlo.

"Hay veintiséis entradas conocidas por el público y veintiuna de ellas están ocupadas por varias fuerzas."

"¿Quieres decir que las Tríadas tienen entradas ocultas al público?"

"No son sólo las Tríadas. Es un secreto a voces. De lo contrario, no podría haber más de 300 participantes en el último Banquete".

Jun inmediatamente dijo "Ah". Ya que exactamente diez personas podían entrar en cada entrada, todo lo que se necesitaba era un simple cálculo para saber que había más entradas de las que se conocían públicamente.

"Las Tríadas tienen severos conflictos internos. Naturalmente, la persona que encontró la nueva entrada ha estado guardando el secreto."

"Ah, así que es así."

Jun se sentó, aparentemente convencido. Kazuki continuó la sesión informativa. "Partimos mañana por la mañana. Viajaremos en carruaje durante dos días por este camino."

La pluma en su mano dibujó una línea suave y curva.

"Llegaremos al segundo oasis del Desierto de Sal. No es un lugar seguro, pero no deberíamos tener ningún problema con nuestro poder... ¿Qué pasa?" Al ver a Seol Jihu levantando la mano, Kazuki preguntó.

"¿Qué hay de las Tríadas?"

"Si preguntas cuándo se unirán a nosotros, será durante la Etapa 1 o la Etapa 2 a más tardar."

"Etapa 2..."

"No será difícil. Lucharemos juntos y nos apoyaremos si es necesario. Escuché que habrá otro equipo ayudándonos también."

"Bueno, mierda, ¿Es una misión cooperativa de 4 bandas?"

Chohong se quejó como si todavía estuviera enfadada por el incidente anterior. Sin embargo, eso sólo duró un momento ya que pronto se quedó en silencio. Sabiendo cómo funcionaba el Banquete, sabía que no tenían nada que perder al tener más equipos de su lado.

"Finalmente..." Kazuki continuó lentamente, "Haremos una clara identificación de amigo o enemigo."


*


No había ni una sola nube en el cielo tranquilo, pero la oficina de Carpe Diem zumbaba con ruido desde temprano en la mañana. Como Kazuki había fijado la hora de salida considerablemente temprano, tenían que darse prisa antes de que fuera demasiado tarde.

Después de ponerse su nuevo equipamiento, Seol Jihu se puso el cinturón con las jabalinas y los frascos medicinales que consiguió en el escondite. Una vez que terminó de prepararse poniéndose la túnica que le dio la Federación, salió.

Seol Jihu se veía espléndido en su nueva armadura, tanto que Hugo lo miró con una expresión genuina de envidia. A diferencia de Seol Jihu, Hugo no tenía a nadie que le regalara una nueva armadura. Tuvo que reunir el poco dinero que había ahorrado para comprar una nueva armadura y un arma. Incluso entonces, tuvo que hacer ciertos acuerdos.

Debido a esto, estaba decidido a usar este Banquete como una oportunidad para hacer una fortuna.

Justo antes de su partida...

"Tengan cuidado".

"Sí, señor".

"Con tus habilidades actuales, no morirás fácilmente, pero eso es todo. No olvides que siempre tienes que permanecer con tu equipo."

"Lo entiendo".

Seol Jihu se tomó muy en serio el consejo de Jang Maldong. Con eso, se dirigió al lugar de encuentro con Chohong y Hugo.


*


Cuando Seol Jihu, Chohong y Hugo llegaron al lugar de encuentro, una extraña escena se desplegaba ante ellos.

Kazuki había pedido prestados dos carruajes, pero había docenas de carruajes alineados contra la puerta de la ciudad. Eso no era todo.

'... ¿Qué?'

Incluso a simple vista, podía ver cientos de personas esperando cerca.

Incluso a simple vista, podía ver cientos de personas esperando cerca. Parecían ser Terrícolas a juzgar por sus vestimentas, pero la forma en que los miraban no parecía muy amigable.

"Seol, evita el contacto visual y mira hacia adelante", le susurró Chohong a sus oídos. Seol Jihu también estuvo de acuerdo en que era lo mejor. Justo cuando aceleró su ritmo...

"¡Aquí! ¡Aquí!"

Encontró a Sakamoto Jun, agitando su mano a distancia. Por lo que parece, Umi Tsubame ya había llegado.

"Ahora, siento haberte apurado cuando acabas de llegar, pero tenemos que darnos prisa. Hyung-nim y Noonim, venid conmigo. Maria-chan y Hugo Hyung-nim, vayan en el otro carruaje. Estamos separando a los Arqueros y Sacerdotes. Tiene sentido, ¿Verdad?"

Jun dio una explicación rápida antes de empujar a Seol Jihu y Chohong al carruaje. Ya había alguien sentado dentro, la Sacerdote que Kazuki invitó. Llevaba el mismo estilo de ropa que cuando se conocieron.

"Hola".

Seol Jihu se sentó al otro lado del carruaje y la saludó. La Sacerdote juntó sus manos y le devolvió una educada reverencia.

"Parece que es una persona cortés".

"¡Sí! ¡Ahora estamos todos! ¡Adelante!" Jun gritó en un cristal de comunicación antes de cerrar la puerta del carruaje.

"¡Señor conductor! ¡Vámonos!"

¡Clunk! El carruaje se sacudió. Pronto, los marcos de las ventanas temblaron cuando el paisaje exterior comenzó a retroceder. Ellos siguieron de cerca detrás del carruaje de María, Kazuki y Hugo.

"Por cierto, te ves muy bien, Hyung-nim."

Seol Jihu estaba pensando, '¿Debo dormir?' cuando escuchó el repentino cumplido y abrió sus ojos medio cerrados. Vio a Jun mirándolo de pies a cabeza con una mirada de sorpresa. Una cosa que no podía entender era que la misteriosa Sacerdote sentada a su lado también asentía con la cabeza.

"Gracias por la cumpli..."

Dudududu, dudududu

Antes de que pudiera terminar de decir la palabra 'cumplido', se sorprendió por un ruido repentino que sonaba como si una caballería estuviera galopando hacia adelante. Cuando asomó la cabeza por la ventana, justo como esperaba, los carruajes que vio en la puerta de la ciudad los seguían.

"Mira todas esas moscas", murmuró Jun tranquilamente.

"¿Qué... están haciendo?"

"¿Quieres que me baje y les pregunte?"

"…."

"Estoy bromeando. Sólo piénsalo. Hay cinco entradas desocupadas por organizaciones. Son cincuenta personas".

"Bien".

"Ahora el problema es que hay más de cincuenta individuos o miembros de equipo que quieren entrar en el Banquete."

Seol Jihu finalmente entendió lo que Jun quería decir.

"Probablemente se estaban rompiendo la cabeza tratando de pensar en un método para entrar al Banquete, y nosotros hemos encontrado una nueva entrada. ¿Qué harías si estuvieras en sus zapatos? Especialmente si supieras que sólo siete personas van a entrar. ¡Son tres espacios vacíos!"

"¿Cómo pueden estar seguros de que vamos a una entrada?"

"Kazuki Hyung-nim se habría decepcionado si escuchara eso. Mira, esas personas no son idiotas. Se arriesgan porque al final del día, tienen la mayor posibilidad de entrar al Banquete de esta manera."

De hecho, dada la fama de Kazuki, tenía sentido que asumieran que participaba en el Banquete. ¿Adónde más llevaría a su equipo tan temprano en la mañana cuando el Banquete estaba cerca?

"Espera".

Seol Jihu estaba asintiendo con la cabeza cuando de repente llegó a una aterradora conclusión.

"¿Podrían ellos posiblemente...?"

"Hyung-nim, sé lo que estás pensando. No te preocupes."

Jun sonrió y agitó la cabeza.

"Como dije, esas personas no son idiotas. Aunque sólo somos siete, saben que no tienen ninguna posibilidad contra nosotros."

"Si tú lo dices..."

"Tenemos tres Altos Rankings, uno en cada clase común, por eso el equilibrio de nuestro equipo es perfecto."

Ahora que lo decía de esa manera, Seol Jihu estuvo de acuerdo. La composición del equipo de dos Arqueros, dos Sacerdotes y tres Guerreros estaba bien equilibrada.

"¿Entonces tanta gente competirá por sólo tres puestos?"

"Bueno, dudo que se decidan con piedra, papel o tijera."

Jun se rió como si encontrara su propia broma graciosa. Pero viendo que Seol Jihu no se reía, soltó una tos seca y una vez más puso una cara seria.

"Ahora que lo pienso, este es el primer Banquete de Hyung-nim, ¿Verdad?

"Sí".

"Entonces supongo que el shock puede ser demasiado grande. Prepárate."

"Jun, deja las tonterías."

Chohong estaba escuchando en voz baja, pero eligió interrumpir aquí.

"¿Tonterías? Noonim, este es un consejo valioso."

"Basta de tonterías".

"Eres tan malo".

Jun bajó la cabeza abatido pero rápidamente recuperó su energía.

"No es nada especial, pero... Hyung-nim, te ha ido bien en un buen equipo desde que entraste en el Paraíso".

No se equivocó. Gracias a sus Nueve Ojos, Seol Jihu pudo elegir un buen equipo y distinguir a las buenas personas. Si no tuviera esta Habilidad Innata, ¿Quién sabe dónde podría estar ahora?

"No pienses que todos los equipos son como... Ah, no lo malinterpretes. No estoy tratando de menospreciar los logros de Hyung-nim. Pero estoy seguro de que no habrían sido posibles si no tuvieras un cierto nivel de confianza y fe en los miembros de tu equipo."

"Ci...erto."

Cuando Seol Jihu lo reconoció fácilmente, Jun levantó ambas manos. Eso fue porque los ojos deslumbrantes de Chohong se estaban haciendo más fuertes por segundo.

"Cielos, no tienes que ser tan protectora con él. De todas formas, como un senpai que participó en el último Banquete, déjame darte un consejo..." Jun hizo una breve pausa antes de decir con una sonrisa, "No esperes demasiado".

"¿No esperar demasiado?" Seol Jihu inmediatamente preguntó.

"Sí. Cuanto más esperes, más decepcionado estarás. Al contrario, si no esperas nada, no puedes estar decepcionado."

¿Qué quiso decir con eso?

"Lo descubrirás muy pronto, pero para explicarlo de forma sencilla... En el momento en que pases por la entrada, te encontrarás con todo tipo de gente."

Su voz se volvió más suave.

"Todo lo que digo es que no deberías estar muy decepcionado. Con los humanos."

Con una sonrisa, Jun dejó de hablar.

'No te decepciones... ¿Con los humanos?'

Era ambiguo, aunque sentía que podía entender lo esencial. Con un corto suspiro, Seol Jihu miró por la ventana una vez más. Todavía había docenas de carruajes siguiéndolos por detrás.

Si algo le llamó la atención, fue que cada uno de los carruajes tenía grandes distancias entre sí.

"…."

Mirándolos, no pudo evitar pensar: 'Tal vez, para ellos, el Banquete ya ha comenzado'.