Reciente

sábado, 25 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 109

Capítulo 109. Al Final del Entrenamiento Infierno


El tiempo fluía como un arroyo. En la tercera semana, un incidente apareció causando que Ayase Kazuki dejara la Gran Montaña Rocosa. Parecía querer quedarse hasta el último día, pero después de ser contactado por sus camaradas, mostró una rara expresión de ira. Parecía que algo inesperado había ocurrido mientras se preparaba para el banquete. Al final, Kazuki pidió a Jang Maldong que lo disculpara y se dirigió a Haramark el mismo día.

Seol Jihu no escuchó los detalles, pero como Kazuki tenía que volver personalmente para ocuparse de ello, supuso que no se trataba de un pequeño problema.

Una vez que Kazuki se fue, Malign... no, Agnes también perdió su razón para quedarse como observadora. No regresó enseguida, sino que ayudó a Seol Jihu a entrenar durante otra semana antes de volver a Haramark.

Sin conocer la verdadera historia, Seol Jihu adivinó cuidadosamente que Agnes estaba huyendo del entrenamiento de Jang Maldong.

Aunque el grupo de cinco se redujo a tres, a Seol Jihu no le importó demasiado. De hecho, estaba un poco contento, ya que esto significaba que pasaría más tiempo bajo la vigilancia de Jang Maldong. Ahora que había experimentado el entrenamiento de Jang Maldong, podía entender fácilmente por qué lo llamaban el mejor entrenador del Paraíso. Tenía más que unos pocos aspectos positivos que le hacían merecedor de su reputación.

En primer lugar, daba más prioridad al proceso que al resultado. No es que no le importara el resultado, sino que animaba a sus alumnos a sacar provecho del proceso.

Hizo que sus estudiantes entendieran el objetivo del entrenamiento y se dieran cuenta de lo que les faltaba. En cierto modo, era como si los engordara poco a poco.

Seol Jihu, que sólo sabía entrenar su cuerpo físico, se enamoró del nuevo método de entrenamiento del sexto sentido. Sentía que un nuevo horizonte se abría para él cada día.

Jang Maldong tampoco lo odiaba. A diferencia de ciertos idiotas desagradecidos, este nuevo discípulo suyo estaba entusiasmado con el entrenamiento y pedía constantemente más. ¿Cómo no iba a estar contento?

Como resultado, Seol Jihu sintió la emoción conocida como 'alegría' por primera vez en mucho tiempo. A pesar de estar física y mentalmente exhausto, estaba feliz de entrenar sin importarle nada más.

Para completar, tenía a alguien que lo guiaba y podía sentir que se fortalecía cada día.

Ni siquiera se dio cuenta del tiempo que pasaba mientras disfrutaba de pasar cada día en la Gran Montaña Rocosa.

El tiempo voló, la noche de la quinta y última semana pasó.


*


Los últimos 35 días fueron largos para Hugo pero cortos para Seol Jihu. Jang Maldong se esforzaba al máximo durante el entrenamiento, pero no asfixiaba a sus estudiantes en su vida cotidiana. Notificó a Chohong que volverían al día siguiente y realizó una pequeña fiesta.

Definitivamente no era el tipo de persona que tomaba la iniciativa y hacía algo así, pero no podía evitarlo porque Seol Jihu era muy agradable.

Como resultado, Jang Maldong personalmente salió y capturó un jabalí que por cierto se parecía a Hugo. Preparó el jabalí, hizo un fuego y lo cocinó él mismo. Además, con un whisky enfriado en el agua del arroyo de la montaña, se sentía realmente como si estuviera en el paraíso.

"¡Keu!"

Hugo le dio un mordisco a la deliciosa carne junto con un sorbo de whisky. Después de vaciar el vaso, se puso muy hablador, diciendo que no se arrepentiría si muriera ahora mismo.

Las habilidades culinarias de Jang Maldong eran inesperadamente buenas, por lo que Seol Jihu no pudo controlar sus actos mientras devoraba la carne. La carne prácticamente se derritió en su boca, dando un sabor dulce y sabroso.

En realidad, con un solo plato de comida, difícilmente se podía llamar fiesta. Sin embargo, Seol Jihu disfrutó de este momento y lo convirtió en un recuerdo inolvidable.

A medida que avanzaba la noche, el gordo jabalí se quedaba sólo con sus huesos y la fogata ardiente sólo con brasas parpadeantes.

Seol Jihu no pudo vencer la languidez de la digestión y se tiró al suelo. Su cuerpo estaba libre de tensión debido a que comió y bebió hasta el fondo de su corazón. Pero en lugar de quedarse en el suelo y mirar las estrellas, se levantó de un salto, luego comenzó a estirarse.

Preguntándose por qué estaba haciendo tanto alboroto a esta hora, Jang Maldong, que estaba limpiando el desastre, preguntó: "¿Qué estás haciendo?"

"Calentando... Ah, déjame ayudarte."

Seol Jihu dejó de torcer su cuerpo de lado a lado y corrió para ayudar con la limpieza. Por la forma en que se apresuraba tanto, Jang Maldong podía decir que se moría por empezar a entrenar. Por otro lado, dejó escapar un suspiro mientras miraba a Hugo, que estaba tirado en el suelo boca arriba.

"Patético, ¿No crees?"

"No, para nada."

"¿Qué? ¿Por qué?"

"Bueno, nunca he derrotado a Hugo antes."

Jang Maldong quiso decir que 'Hugo era un inútil que sólo sabía comer y beber', pero Seol Jihu pareció tomarlo como que 'Hugo estaba holgazaneando durante los entrenamientos'.

Jang Maldong se rió interiormente. A menos que la cabeza del joven estuviera llena con nada más que entrenamiento, no lo habría entendido de esa manera.

"Siempre va delante de mí cuando corremos, y puede esquivar los troncos mucho más tiempo que yo..." Seol Jihu continuó murmurando en su malentendido, pero Jang Maldong no señaló su error.

Los humanos son criaturas bastante simples a veces. En el momento en que están satisfechos, empiezan a quedarse atrás. Si Seol Jihu alguna vez decía: 'He entrenado mucho. Debería ser más que fuerte ahora', entonces Jang Maldong planeaba darle una lección.

Por supuesto, era cierto que Seol Jihu se esforzó mucho. Incluso con cálculos básicos, había hecho 119 días de entrenamiento.

Pero desde la perspectiva de Jang Maldong, Seol Jihu sólo había llenado una pequeña parte de lo que le faltaba. Si estuviera satisfecho cuando acababa de construir sus cimientos, su crecimiento se ralentizaría.

Sin embargo, Seol Jihu no estaba satisfecho. No bajó la guardia ni despreció a los demás sólo porque se entrenó. Jang Maldong no estaba seguro de que así fuera el joven, pero hasta donde él podía notar, ese aspecto a favor.

"Hugo ha estado haciendo esto durante varios años, así que debería ser algo natural para él. Para ser honesto, no necesitaba venir aquí en primer lugar."

"Mhm".

Hugo asintió con arrogancia con la cabeza mientras seguía tirado en el suelo. Al ver esto, Jang Maldong inmediatamente levantó su bastón, diciendo: "Idiota..."

Hugo gritó y salió corriendo.

"Maldito tonto". Jang Maldong sacudió la cabeza.

"Vamos a dar un paseo. No es bueno para tu estómago correr justo después de una comida."

Seol Jihu estaba a punto de preguntar: 'Si es así, ¿Por qué me presionaste tanto la primera semana?' Pero al final, lo siguió en silencio. Pensando en ello ahora, parecía que quería que enfrentara sus límites. Por supuesto, la verdadera razón era otra.

Pronto, cuando el dúo llegó a una pequeña área abierta, Jang Maldong abrió la boca. "Me enteré por la señorita Agnes de que te preocupaba convertirte en un Alto Ranker".

"¿Perdón?"

"¿No lo estabas? ¿Entonces la señorita Agnes mintió?"

"... No."

"Mocoso apestoso, ¿Te preocupa ser Alto Ranker cuando ni siquiera estás en el Nivel 4 todavía?"

Jang Maldong se rió. Seol Jihu no sabía qué decir, así que se rascó la cabeza. Pensaba que Agnes era muy reservada, así que lo tomó como una forma de vengarse del incidente del trasero.

"Bueno, considerando la velocidad de tu crecimiento. Bien, déjame preguntarte ya que estamos en ello. ¿Qué crees que es un Alto Ranker?"

Seol Jihu sólo podía parpadear ante la inesperada pregunta.

"No tienes que pensarlo tanto. Alto Ranker. Es exactamente lo que parece, una posición alta. Ahora, ¿A qué crees que se refiere la 'posición'?"

"Um, no estoy seguro. Ahora que lo mencionas, supongo que es algo impreciso. Dudo que me estés preguntando por la definición del diccionario."

"Por supuesto que no. Creo que se refiere a un reino".

Cuando Seol Jihu se quedó en silencio, Jang Maldong cambió su pregunta.

"¿Cuántos Altos Rankers crees que hay en el Paraíso?"

"No tengo ni idea".

Parecía que Jang Maldong le hacía una pregunta estúpida. Después de todo, ¿Cómo podría saber algo al respecto?

"Hm, veamos. Si consideras que esta montaña es la población de la Tierra..." Jang Maldong levantó su bastón. "Entonces esta área circundante sería gente a la que se le da la oportunidad de entrar en el Paraíso."

Echó un vistazo a sus alrededores y dijo: "Los que superan el Tutorial y la Zona Neutral, entran realmente en el Paraíso". Indicó el pequeño espacio abierto donde él y Seol Jihu estaban parados.

"Y la gente que sobrevive unos años para convertirse en Nivel 4 estaría aquí." Arrastró su bastón por la tierra y dibujó un gran círculo. Era aproximadamente un cuarto del tamaño del espacio abierto.

"Y las personas que se convierten en Altos Rankers..." Jang Maldong se agachó. Agarró un puñado de tierra y se la mostró a Seol Jihu, "... Están aquí."

Seol Jihu lo estaba observando lentamente y un pequeño nudo se le clavó en la garganta. Viendo a Jang Maldong decirlo así, se dio cuenta de lo asombrosos que eran los Altos Rankers.

Las palabras de Kim Hannah pasaron de repente por su cabeza. Había dicho que incluso los talentosos necesitaban de 4 a 5 años para llegar al Nivel 5.

"Entonces..."

Después de permanecer en silencio durante mucho tiempo, Seol Jihu preguntó tranquilamente, "Y en su opinión, ¿Cuántos de ellos son 'verdaderos' Altos Rankers?"

Jang Maldong sonrió. Abrió la palma de su mano y la tierra cayó entre sus dedos. Lo que quedaba en su mano era sólo una pequeña fracción.

"Y estos verdaderos Altos Rankers, ¿Dijiste que son los que aprenden las cosas por su cuenta y crecen sin depender del sistema de Paraíso?" Seol Jihu preguntó con una pizca de expectación. Jang Maldong pensó por un momento antes de sacudir la cabeza.

"Tienes la mitad de razón".

"¿...?"

"Los llamo verdaderos y falsos Altos Rankers, pero no es como si cualquier perro errante pudiera convertirse en un Alto Ranker." Jang Maldong continuó: "En primer lugar, quiero dejar claro que no tengo intención de menospreciar a ningún Alto Ranker. Ni uno solo de ellos llegó a esa posición sentándose al margen. Deben haber tenido su justa cuota de luchas".

Jang Maldong se quitó el polvo de su mano. Luego, anunció silenciosamente.

"Pero, como ya habrás experimentado, el Paraíso atrae a todo tipo de gente."

"Es cierto".

"Se puede saber por lo que pasa en la Zona Neutral. Entre las docenas de novatos, siempre hay uno o dos especiales. Los llamados superdotados."

Seol Jihu recordó a Odelette Delphine y asintió con la cabeza inconscientemente.

"Pero lo curioso es que hay diferencias incluso entre los superdotados. El que tiene más talento, el que es más especial. Puedes seguir adelante y eventualmente, descubrirás a alguien que no tiene rival entre los superdotados."

'Un cielo más allá del cielo'. Seol Jihu de repente pensó en ese dicho.

"Las personas como esa superarán propias habilidades y recorrerán sus propios caminos. Entrarán en reinos únicos a los que nadie más ha llegado. Yo llamo a eso Iluminación."

'¿Un camino independiente? ¿Un reino único?'

Seol Jihu inclinó la cabeza y preguntó: "¿Podría Dylan haber..."

"Si estás hablando del relámpago de Dylan, estás un poco fuera de lugar. Infundir electricidad en el maná; la idea es buena, pero eso sólo supone pensar fuera de la caja. Está lejos de la Iluminación".

"¿Qué pasa con Chohong?"

"Es lo mismo. Chohong es un caso especial. Debido a que originalmente es una Sacerdote, sólo reforzó su capacidad de Manifestación."

Fue una evaluación bastante dura considerando que Carpe Diem era uno de los mejores equipos de Haramark. Seol Jihu sacudió su cabeza.

"No estoy seguro de entenderlo".

"No espero que lo hagas. Bueno, no intento discutir las teorías de las artes marciales contigo, pero..." Jang Maldong hizo una breve pausa antes de abrir la boca de nuevo.

"En el pasado, he visto a alguien moverse como si su cuerpo y su arma fueran uno solo. Eso no era algo tan simple como una técnica de movimiento."

¿Moviéndose como si el cuerpo y el arma fueran uno?

"¿Estás hablando del famoso 'Uno Con La Espada?" Seol Jihu preguntó, recordando las novelas de artes marciales que solía leer.

"Creo que es algo así."

Cuando Jang Maldong estuvo de acuerdo, la expresión de Seol Jihu se desvaneció.

"Una persona buscó el camino Sin Forma. Otra busca el camino de las Mil Espadas".

"¡Jajajaja!"

La risa de Seol Jihu interrumpió a Jang Maldong. El primero rápidamente se cubrió la boca.

"¿Es eso gracioso?"

"No, es sólo que los nombres..."

Él estaba de acuerdo con 'Sin forma', pero no pudo detenerse cuando escuchó 'Mil espadas'. Ambos eran términos que le resultaban familiares por las novelas de artes marciales.

Seol Jihu puso fuerza en su mano para contener su risa. Al ver esto, una esquina de la boca de Jang Maldong se enroscó.

"Hmph, veamos cómo te ríes cuando te enfrentes a mil espadas volando directamente hacia ti".

La sonrisa de Seol Jihu se desvaneció. ¿Mil espadas atacándolo simultáneamente? Según el sentido común, eso es simplemente imposible.

Pero debido a sus experiencias pasadas que amenazaban su vida, las palabras de Jang Maldong no parecían una broma.

"Mocoso, no los ridiculices a menos que hayas sido pionero en tu propio reino independiente y puedas estar a su lado."

"Lo siento. No me estoy riendo porque los estoy ridiculizando".

"Lo sé. El nombre de Mil Espadas es un poco extraño. Yo también me reí cuando lo escuché por primera vez."

"¿Tú también?"

"Mm. Sus habilidades son el verdadero tema, sin embargo..."

Jang Maldong se frotó el antebrazo como si recordara un mal momento.

"De todos modos, estos son los que yo llamo verdaderos altos cargos".

'Si los de Altos Rankers son tan asombrosos...'

Seol Jihu puso una expresión de cansancio antes de aclararse la garganta y preguntar: "Señor, ¿Qué hay de un Ranker Único?".

"No lo sé", respondió inmediatamente Jang Maldong.

"Puedo decir algunas cosas sobre los Altos Rankers porque yo también soy uno."

Inclinó la cabeza hacia arriba y miró al cielo.

"Pero los Rankers Únicos, son como las estrellas del cielo. No puedo acercarme a ellas aunque extienda mis manos, así que ¿Cómo me atrevería a evaluarlas?"

Seol Jihu dio un largo suspiro. Sintió que aún tenía un largo camino por recorrer. Al mismo tiempo, descubrió que sólo era una rana en un pozo. El mundo es muy amplio, y había muchas personas con talento.

Al observar la mirada abatida del joven, Jang Maldong sonrió: "Antes te reías, pero ahora estás abatido..."

"... Parece tan lejos del alcance."

"¿Qué hay que preocuparse? También estás recorriendo tu propio camino y haciendo los preparativos adecuados para ello. Aunque, no sabemos qué hay al final del mismo."

"¿Preparativos ? ¿Qué quiere decir?"

"¿No te lo dije? Que tienes que dedicarte constantemente a equilibrar tu mente, tu técnica y tu cuerpo antes de convertirte en un Alto Ranker. Esto no es algo fácil de hacer".

Seol Jihu inclinó la cabeza como si no tuviera ni idea de lo que Jang Maldong estaba hablando.

"Nunca en mi vida he visto a alguien cuya mente, técnica y cuerpo sean tan retorcidos."

"Quieres decir..."

"No importa olvida todo lo que dije hace poco. Sólo concéntrate en equilibrar tu mente, tu técnica y tu cuerpo. No es un camino fácil de recorrer, pero creo que tienes potencial."

'El equilibrio entre la mente, la técnica y el cuerpo'. En el momento en que escuchó esto, la vitalidad volvió a sus ojos sin vida.

"Voy a ir a correr".

Seol Jihu se dio vuelta inmediatamente. Ahora que se le mostró una forma de hacerse más fuerte, su cuerpo se calentó hasta que no pudo soportar quedarse quieto.

"Está bien, pero hazlo con moderación. Aún está oscuro, y si te lastimas, no podrás ir al banquete."

Seol Jihu se estremeció al ponerse sus sacos de arena.

"Y si tienes la oportunidad, puedes intentar la Etapa 3 también. Ve a comprobar en qué posición estás."

"¿Señor?"

Seol Jihu giró la cabeza. Viendo su mandíbula caída, Jang Maldong chasqueó su lengua.

"No te adelantes. Entrar en la Etapa 3 depende de la suerte. No es como si Dylan y Kazuki no pudieran entrar porque les faltaran habilidades."

¿A quién le importaba? Seol Jihu estaba más que feliz de escuchar a Jang Maldong dándole permiso. Este momento fue una generosa recompensa por todo lo que había sufrido hasta ahora.

"¡Sí!"

Seol Jihu gritó con espíritu antes de empezar a correr. Al observar que el joven se alejaba, Jang Maldong reveló sus dientes con una sonrisa.

Había confirmado algo con el entrenamiento en la Gran Montaña Rocosa. Por lo que había observado hasta ahora, podía vislumbrar todo tipo de posibilidades.

Jang Maldong metió la mano en su bolsillo y tocó un estuche pequeño de agujas. Era el mismo estuche que había jurado no volver a abrir.

'Si es él...'

Su mano jugó con el estuche. Sabía que Seol Jihu estaba acumulando puntos de estadística. Sin embargo, no sabía que Seol Jihu tenía varios Elixires Divinos junto con el Estigma Divino guardados para cuando alcanzara ser un Alto Ranker. Si lo supiera, podría haber reflexionado un poco más sobre su decisión.

En cualquier caso, los ojos de Jang Maldong estaban claramente ardiendo mientras miraba en la dirección en la que el joven desapareció. Seol Jihu no era el único que esperaba con ansias el día en que se convirtiera en un Alto Ranker. Después de todo, Jang Maldong es un entrenador.

Al igual que Agnes, estaba encantado de presenciar una gema de alta calidad en bruto. Y en lo que respecta a su deseo de perfeccionarla, confiaba en que no perdería ante nadie más.

¿Qué pasaría cuando la mente, la técnica y el cuerpo caóticos del joven se convirtieran en uno, o qué forma tomaría? Jang Maldong no tenía ni idea.

Y eso sólo le hizo desearlo aún más.

¡Claro! A los ojos de Jang Maldong, Seol Jihu era una gema que sólo ahora había comenzado el proceso de refinamiento. Mientras se refinara bien, Jang Maldong confiaba en que brillaría más que nadie.

Después de estallar en una risa sincera, soltó unas cuantas toses secas.

'De qué me estoy riendo a esta edad...'

Estaba un poco avergonzado por su entusiasmo infantil, pero el fuego en su corazón se negó a disminuir. Entonces, para enfriar el calor en su pecho, tuvo que caminar por mucho tiempo.

Justo así, la última noche en la Gran Montaña Rocosa pasó, y la mañana amaneció.