Reciente

viernes, 24 de abril de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 102

Capítulo 102. Los Hilos de los Vínculos se Unen (4)


Koong. Otro pequeño terremoto sacudió los pies de Chohong. A juzgar por su leve intensidad, no era nada de lo que valiera la pena preocuparse. Sin embargo, los agudos sentidos de Chohong notaron que los débiles ruidos no provenían de un golpe directo a la oficina sino de un impacto indirecto. Esto significaba que la réplica de una fuerza de impacto estaba causando que este enorme edificio se sacudiera.

'¿Qué está pasando?'

Chohong miró a su alrededor apresuradamente antes de asomar la cabeza por la ventana. Inmediatamente...

¡KOONG! El sonido se hizo más claro, e incluso pudo escuchar otros sonidos mezclados.

"¡Aaack-!"

Chohong frunció el ceño mientras se cubría las orejas con las manos.

"Joder, ¿Hay alguien explotando granadas por aquí?

Miró hacia abajo mientras refunfuñaba y sus ojos molestos se abrieron de par en par, sorprendidos.

"¿Estás bien?"

Vio a un joven conocido juntar sus manos y disculparse.

"¿Seol?"

Frente a él...

"¿Por quién te preocupas? ¡Estoy bien, así que vuelve a lanzar!"

... Era un anciano que llevaba un enorme escudo, gritando con una voz ronca. Cuando Chohong vio su familiar traje azul marino, se le cayó la mandíbula. Debió escucharla acercarse mientras giraba la cabeza ligeramente hacia un lado. Inmediatamente, su mirada se suavizó.

"¿Eres tú, Chohong?"


*


"¿Debería traerte un poco de té caliente?"

"No, estoy bien".

"Entonces iré a comprar algo refrescante para que bebas."

"Mmm, gracias".

"No hay problema. ¿Quieres algo, Chohong?"

Un nieto admirable preguntando con una sonrisa brillante y un abuelo respondiendo con una cara seria. Viendo a su camarada que se había convertido en el chico de los recados del anciano, Chohong contestó tardíamente: "Lo que sea está bien".

Tan pronto como Seol Jihu se fue diciendo que volvería en un momento, el anciano soltó un pequeño gemido y se frotó la mano.

"Maldición, eso dolió."

Chohong soltó una risita vacía.

"Tú eres el que le gritó que la lanzara rápido."

"Dame un respiro. ¡Escuché que era un Nivel 2! ¿Por qué es tan fuerte?"

"Sólo dile que sea más suave entonces. Piensa en tu edad. Conozco a más de unos cuantos que dejaron este mundo tratando de actuar como si estuvieran en la flor de la vida."

"¿Qué has dicho?"

¡Thwack! Su bastón golpeó la cabeza de Chohong. Ella inmediatamente colocó sus manos alrededor de la zona donde fue golpeada y gritó.

"Ah, ¿Por qué me golpeaste? ¡Sólo estaba preocupada por ti!"

"¿Preocupada? ¿Ese es el tono de alguien que está preocupado? ¡Estabas listo para hacer ofrendas de despedida!"

"Oh por favor, ¿Hacer ofrendas? ¡Ya lo intenté y fue inútil!"

Al escuchar la confesión de Chohong, el anciano frunció el ceño.

"Bien, ahora que lo pienso, eso pasó."

Era una historia de hace mucho tiempo. Cansados de sufrir el método de entrenamiento espartano del anciano, Chohong y Hugo consiguieron algo de dinero. Sin saber lo que realmente estaban haciendo, el anciano orgullosamente dijo, 'Oh, ¿Ustedes dos dejaron de ir a los bares? Por fin deben estar sobrios'.

Incluso intentó que compraran mejor equipamiento y fue con ellos a una armería, pero para su sorpresa, ni Chohong ni Hugo tenían un centavo a su nombre. Trató de averiguar lo que pasó, pero resultó que fueron al Templo de Luxuria y ofrecieron todo a un Sacerdote para hacer una Ceremonia.

No pasó mucho tiempo hasta que se enteró de que suplicaron que le pasara algo al anciano. Cierto, en realidad habían hecho ofrendas para desearle la muerte.

"Tontos traicioneros. Me preguntaba por qué las macetas seguían cayendo sobre mi cabeza y por qué seguía tropezando. Fue todo culpa de ustedes, idiotas".

Cuando el anciano gruñó, Chohong se rió.

"¡No, no, nosotros también fuimos engañados! Esa tonta de María mintió con cara de seriedad y dijo que era un Sumo Sacerdote."

"¿Es algo de lo que estar orgullosa? ¿¡Estás presumiendo!? ¿¡Eh!?"

"Estoy bromeando, estoy bromeando. ¿No es obvio? Cielos, tu imponente y poderosa actitud no se ha ido a ningún lado, eh".

¡Thwack! ¡Thwack! Sonaron unos rápidos golpecitos. Chohong gimió "¡Auuuu!" antes de caer hacia adelante y frotar su cabeza contra el sofá.

"¡Vamos, piensa en lo desesperados que estábamos! ¿No harías lo mismo si te estuvieran golpeando día y noche?"

"¡Idiota! ¡Si fueras tuvieras la mitad de inteligencia y seriedad que Dylan, no habría necesitado hacerte trabajar tan duro! Como tu cerebro de pollo no podía entender nada, incluso después de explicártelo cien veces, tuve que hacer que tu cuerpo lo aprendiera por sí mismo."

"¡Pero Dylan...!"

Chohong cerró su boca abruptamente. El anciano que le apuntaba con su bastón de madera también respiró profundamente y se sentó de nuevo. Mientras Chohong jadeaba, abrió suavemente la boca.

"Escuché lo que pasó. Parece que has pasado por mucho."

"... Deberías haber venido antes. ¿Tienes alguna idea de lo mucho que Dylan quería verte?"

Chohong respondió con una voz más suave.

"Hmph, tú y tu manera de hablar sin modales."

El anciano respondió con brusquedad, y luego dejó escapar un suspiro. Las arrugas envejecidas de su cara hacían parecer que había perdido peso.

"Pero bien hecho. Parece que los Parásitos idearon un plan aterrador, pero no sólo salvaron a Dylan, sino que incluso se las arreglaron para detenerlos. Te desempeñaste de manera sobresaliente".

"No hice mucho. En todo caso, es ese tipo el que debería ser elogiado. Él es el que hizo todo."

"¿Ese tipo?"

"Seol. Sabes, Seol, el tipo que estabas entrenando antes. Hablando de eso, ¿Qué pasó con eso? Pensé que te habías retirado."

El anciano no escuchó lo que pasó en detalle, así que escuchar que el joven 'hizo todo' fue una sorpresa.

"Bueno, suplicó desesperadamente y me resultó difícil decir que no. Pero no podía soportar sólo observarlo, así que pensé en hacerlo como un pasatiempo hasta que ustedes regresaran".

"¿Oh? ¿Es realmente el anciano que está retorcido hasta la médula? El pasado que habría dado vuelta sin siquiera considerar... ¡Ah! ¿¡Qué, ni siquiera puedo decir lo que tengo en mente!?"

Cuando el anciano levantó su bastón de madera, Chohong retrocedió con la cara aterrorizada. El anciano chasqueó su lengua y miró hacia el techo.

"Qué molestia. Me fui en paz sabiendo que podía confiar el Carpe Diem a Dylan, pero ahora que se ha ido, sólo será cuestión de tiempo hasta que Carpe Diem se disuelva."

Sus preocupaciones estaban justificadas ya que el líder y el núcleo del equipo habían muerto. Chohong hizo pucheros.

"No nos ignores. Ahora también soy un Alto Ranker".

El anciano parecía como si acabara de recibir un choque cultural.

"¿Qué? Alguien como tú, un... ¿¡Alto Ranker!?"

"Así es. Ahora soy un Templario".

Cuando Chohong se mostró orgullosa, el anciano le preguntó de nuevo.

"¿En serio? ¿Cómo?"

"Bueno... soy un Guerrero. Acumulé más que suficientes puntos de experiencia mientras estaba atrapado en el Nivel 4, y en cuanto a la Iluminación..."

Cuando Chohong dudó en hablar de esta 'Iluminación', el anciano dijo con tacto.

"La Iluminación no es necesaria. Además, ¿No estás usando otra clase distinta a la de Sacerdote? En lugar de eso, ¿Qué hay de la misión de la familia real?"

"¿Cómo que no es necesaria?"

Chohong protestó y continuó como si acabara de sufrir un disgusto.

"En cuanto a la misión de la familia real, la cancelaron ya que participé en la misión de rescate. Arriesgué mi vida por esa misión, así que no me enviarían a otra a menos que sean los peores hijos de puta."

Para convertirse en un Alto Ranker, un Terrícola tenía que pasar la formalidad de completar una misión emitida por cualquiera de las familias reales. Una cosa a destacar es que esta misión siempre estaba relacionada con los Parásitos. Dado que tenía un nivel de dificultad aterrador, había innumerables Terrícolas que no estaban contentos con ella.

Pero eso no se podía evitar. Después de todo, con sólo convertirse en un Nivel 5, uno ganaría tanto el estatus como la autoridad necesaria para difundir su voz en el Paraíso.

En primer lugar, la razón por la que las familias reales intervinieron en los ascensos de Alto Ranker de los Terrícolas fue para 'evitar dar autoridad y poder a aquellos que no contribuyeron al mejoramiento del Paraíso'. Los siete dioses también estaban de acuerdo con los siete reinos.

Desde que se produjo este cambio, el número de nuevos Altos Rankers disminuyó drásticamente. Esto se debió a que cada vez más Terrícolas eligieron permanecer en el Nivel 4, dándose cuenta del riesgo necesario para superar el muro que les bloqueaba el camino.

En cierto modo, era una realidad bastante deprimente. Se sabía lo poderosos que son los Altos Rankers. Para que las familias reales que detestaban a los Parásitos pusieran semejante restricción a sus propios aliados, se podía apreciar lo deplorables que eran los Terrícolas.

"Ya veo, eso tiene sentido".

El anciano estuvo de acuerdo.

"Me alegro. Ya que ahora eres un Alto Ranker, tienes las calificaciones para tomar el mando del líder."

"¿Eh? ¿Yo? ¿Líder? No gracias, no puedo hacer algo así. Yo tampoco quiero."

Chohong agitó su mano con el ceño fruncido. Ser el líder de un equipo no es algo que cualquiera pueda hacer. No sólo necesitabas poder, sino también el cerebro para hacer juicios sólidos en momentos críticos.

Dylan era un líder ideal desde esta perspectiva, pero Chohong era una idiota que sólo sabía luchar. Esto es algo que el anciano también sabía.

"Cierto... Si quisieras ser un líder, habrías elegido convertirte en un Crusader, no en un Templario."

El anciano dijo que lamentablemente.

"De todas formas, nunca me convertiré en el líder. Conozco mi personalidad. Si me convierto en el líder, este equipo está acabado."

El anciano asintió con la cabeza, pero aún así habló con sinceridad.

"No hay otra opción. Un Alto Ranker necesita ser el líder para que un equipo tenga alguna representación. Además, al menos eres mejor que Hugo".

"Joder. Tienes razón en eso, pero ¿Por qué me hace enojar eso?"

Al observar la expresión de enfado de Chohong, el anciano sacudió la cabeza de lado a lado.

"¿Qué más podemos hacer? No podemos confiar la posición de líder a ese novato de Nivel 2."

La cara de Chohong se hundió. Como dijo el anciano, este problema no se podía evitar por mucho tiempo. Dejando a un lado el vacío dejado por la muerte de Dylan, Carpe Diem necesitaba elegir un nuevo líder para elevar la atmósfera desanimada del equipo.

Cierto, ella lo sabía, pero sólo había un problema.

'No hay nadie adecuado para el trabajo'.

Chohong conocía su lugar. Hugo también estaba fuera de discusión. Ella veía un potencial en Seol, pero todavía era demasiado inexperto.

"... Tsk."

Chohong le echó una mirada al anciano y se mordió los labios. Se levantó mientras se rascaba el cuello con fuerza.

"Lo consideraré. No es algo que deba decidir sola de todas formas."

"Mm..."

"Los tres nos encargaremos de ello, así que no te preocupes. Ya estás retirado, así que no debería preocuparte. No seas como una suegra fastidiosa, ¿De acuerdo?"

El anciano se rió. Chohong fue brusca, pero no tanto como para ocultar sus verdaderos sentimientos.

"Me sorprendes".

"¿Qué quieres decir?"

"¿Quién hubiera pensado que una mocosa inmadura como tú podría aprender a ser considerada? Parece que has probado un poco las aguas del Paraíso".

"Soy un Alto Ranker, sabes."

"Hmph, pero sigues siendo una Halfie. No seas tan engreída."

Viendo que el anciano pasó instantáneamente de la alabanza a la reprimenda, Chohong bajó la cabeza y suspiró.

"De todas formas, no te preocupes más por este problema, anciano. Sólo reúnete con todos los que has venido a visitar y regresa. No vayas a meter las narices donde no te corresponde."

"Por supuesto. Entonces, ¿Cuándo llegará Hugo?"

"Debería ser pronto. ¿No hay otras personas a las que tengas que ver?"

"Sólo Hugo es suficiente".

Al escuchar esto, Chohong se golpeó el pecho incómodamente.

"Cielos, deberías arreglar lo que has hecho antes de irte. ¿Sabes lo que tuvimos que pasar después de que te fueras? Todos nuestros conocidos preguntaron, '¿Cuándo regresa el anciano?' o '¿Realmente se retiró?'"

"Está bien, está bien".

El anciano sonrió amargamente mientras agitaba su bastón.


*


Hugo regresó al Paraíso cinco días después, y durante este tiempo, mucha gente visitó la oficina de Carpe Diem. Sin la más mínima exageración, casi todos los que Seol Jihu conoció desde que vino a Haramark vinieron a visitarlo.

"¡Maldong! ¡Mi viejo amigo!"

Empezando por alguien que nunca conoció antes...

"Ha pasado un tiempo, viejo amigo".

Cinzia y Agnes vinieron.

"Espero que haya estado bien, Señor Jang Maldong."

Kazuki pasó también.

"He querido verle, Maestro Jang."

Incluso el rey de Haramark, Prihi Hussey, vino de visita. Al ser testigo de las aterradoras conexiones del anciano durante los últimos cinco días, aprendió una o dos cosas sobre este hombre llamado 'Jang Maldong'.

La primera fue que también pertenecía al Área 1. La segunda es que era increíblemente famoso aunque no fuera un Mago. Finalmente, parecía ser el fundador de Carpe Diem.

Por supuesto, eso no era todo.

"¡No más preocupaciones! ¡Es el comienzo de los días felices!"

Hugo extendió sus brazos y su alegría mientras corría. Había estado sonriendo sin parar desde que regresó y encontró a Jang Maldong en la oficina.

"¡Uhuhuhu, es sólo cuestión de tiempo antes de que volvamos a ser el equipo número uno de Haramark!"

Viendo lo confiado que estaba, Seol Jihu se acercó a Hugo como un pez que muerde el cebo.

"Debe ser alguien increíble".

"¡Sí! ¡La palabra increíble no empieza a describirlo!"

"¿Podría ser un Ranker Único? O tal vez, un Ejecutor?"

El pensamiento de Hugo se detuvo.

"Uhh... no. Es un Alto Ranker".

Seol Jihu dudaba de sus oídos. Ciertamente no estaba despreciando a los Terrícolas de Nivel 5, pero no pudo evitar sorprenderse.

"No lo subestimes sólo por su nivel. El valor del anciano Maldong no puede ser evaluado con el sistema del Paraíso."

"¿Qué quieres decir con eso?"

Cuando Seol Jihu preguntó con ojos brillantes, los labios de Hugo se cerraron antes de que hiciera una expresión de preocupación. Parecía que su pequeño cerebro tenía problemas para encontrar las palabras para explicar al anciano. Aunque pasó bastante tiempo, se las arregló para salir adelante.

"¿Recuerdas que hay cuatro clases cuando empiezas? Arquero, Mago, Sacerdote y Guerrero."

"Sí, y sin excepciones".

"¡Pero! Eso no significa que tengas que recorrer el camino del combate."

Seol Jihu reflexionó sobre las palabras de Hugo antes de abrir la boca.

"Ahora que lo pienso, escuché que había gente que se centraba en la producción."

"Exactamente. Pero las clases de producción no son las únicas que no son de combate."

"¿Y luego qué?"

Hugo se quedó sin palabras una vez más. Se envolvió las manos alrededor de la cabeza, y de repente gritó, "¡Ah!"

"¡Señorita Zorra!"

"¡¡Kim Hannah!!"

Seol Jihu también gritó, sintiendo que tenía que seguirle la corriente a Hugo.

"¡Sí! ¡La persona con la que estás contratado!"

Hugo habló con entusiasmo como si finalmente pensara en un buen ejemplo.

"Ella es lo mismo. Empezó como Arquero, pero se convirtió en un Alto Ranker de otra manera."

¿Qué significa eso?

"¿Kim Hannah era un Arquero?"

"¿No lo sabías?"

Una mirada de sorpresa apareció en la cara de Seol Jihu.

"Esta es la primera vez que escucho sobre esto. ¿Qué es exactamente esa otra forma?"

Hugo se quedó en silencio. En lugar de no poder expresar sus pensamientos, parecía estar eligiendo sus palabras cuidadosamente.

"Mm... Para decirlo de una buena manera, sus habilidades son excelentes."

"¿Y si lo pones de mala manera?"

"…."

"No se lo digas a nadie más."

"Si tú lo dices..."

Hugo le hizo prometer a Seol Jihu tres veces antes de que finalmente lo dijera.

"Es una estafadora".

Seol Jihu estaba a punto de preguntar por qué, pero recordó las primeras partes de su sueño y cerró la boca. Hugo soltó una tos seca antes de continuar con sus palabras.

"Volviendo a mi argumento, creo que todo el mundo tiene algún tipo de talento. Pero eso no significa que su talento tenga que estar orientado a la batalla."

"Así que lo que estás diciendo, ¿Es que si eres hábil en la mentira o el engaño, los dioses desarrollarán tu talento y te guiarán en esa dirección?"

"Exactamente. Kim Hannah puede ser uno de los agentes más famosos del Paraíso, pero el anciano Jang es indiscutiblemente el mejor entrenador del Paraíso. La Hija de Luxuria es famosa con todo derecho, pero no se compara con nuestro anciano."

Hugo dio su aprobación. De repente, Seol Jihu recordó que el anciano le gritaba.


|¡Eres un completo idiota! Tienes un motor tan poderoso, ¿Por qué no lo usas correctamente? ¡Qué desperdicio de maná!|


Sólo de pensarlo le dio escalofríos en la columna vertebral. Como alguien que había recibido el entrenamiento de maná de Jang Maldong, no pudo evitar estar totalmente de acuerdo con Hugo.

En realidad, Seol Jihu sólo había pasado cinco días entrenando con Jang Maldong. Pero durante esos cinco días, no sólo pudo desarrollar su habilidad de Lanzamiento de Lanza, sino que también pudo aprender una nueva habilidad.

Lo que fue aún más aterrador fue que despertó esta nueva habilidad mientras se entrenaba para evolucionar del 'Lanzamiento de Lanza' al 'Lanzamiento de Maná'. Ya que incluso consiguió aumentar la competencia de la Circulación de Maná, no es extraño que se sorprendiera tanto.

'Todo lo que hice fue seguir sus instrucciones...'

Habiendo experimentado personalmente la magia de Jang Maldong, Seol Jihu estuvo totalmente de acuerdo con la evaluación de Hugo.

"Eso no es todo. Tiene unos ojos increíbles para discernir el talento y la naturaleza de las personas."

"¿Ah, sí?"

"Sólo espera unos días. Estoy seguro de que nos encontrará un hábil Arquero. Incluso podría entrenar a uno por su cuenta."

Hugo rió alegremente antes de decir "¡Ah!" y aplaudir.

"¡Hey! Esta es una buena oportunidad. ¿Por qué no le pides al anciano que te entrene también?"

Eso es lo que Seol Jihu quería también. Si llegó tan lejos entrenando con él durante cinco días, ¿Qué tan fuerte sería si entrenara con él durante mucho tiempo?

Sólo de pensarlo se emocionó.

"Bueno, para ser honesto, el entrenamiento va a ser muy duro. Puede que incluso quieras matarte. Pero si soportas su entrenamiento infernal..."

"¿Luego qué?"

Seol Jihu tragó con fuerza, sus ojos brillaban. Hugo abrió la boca con una cara seria.

Fue entonces.

"No".

Una voz firme se interpuso entre los dos hombres. Se dieron la vuelta simultáneamente.

"Hugo, no le digas cosas inútiles y lo entusiasmes por nada."

Chohong estaba haciendo abdominales en una máquina de ejercicios pero se levantó para mirar a Hugo.

"¿Qué quieres decir con inútiles?"

Hugo respondió fríamente, aparentemente molesto por la interrupción de Chohong en su discurso.

"¿No lo sabes?"

"Oye, todo lo que digo es que..."

"No sé en el caso de Seol, pero no estás calificado para pedirle ayuda, como yo y Dylan."

Al escuchar su franca declaración, Hugo se estremeció y se encogió.

"Apenas logró retirarse después de dejar atrás sus persistentes apegos. ¿Quieres detenerlo por tu ambición?"

"No tienes que decirlo de esa manera."

"Lo despediremos en silencio, y alegrémonos de que venga a vernos de vez en cuando. Ya sabes lo fácil que se apega a la gente. Si te aferras a él desesperadamente, seguro que dudará."

"¡Pero mira la situación en la que estamos!"

Hugo trató de discutir hasta el final.

"Mantén. Tu. Promesa".

Pero Chohong le dio su única y fría mirada, así que Hugo se congeló en el acto.

"¿Quieres verle decepcionado otra vez?"

Su voz aguda hizo que Hugo hiciera una mueca. Apretó los dientes mientras miraba a Chohong antes de gruñir como un tigre y marcharse. El humor caldeado se enfrió en un instante.

Atrapado entre rocas, Seol Jihu caminó sigilosamente hacia Chohong quien resopló y volvió a ejercitarse.

"Te dije que no, ¿De acuerdo?"

Pero antes de que pudiera preguntar, Chohong le advirtió. Sintiéndose acusado, hizo un puchero con los labios.

"No dije nada".

"¡Es bastante obvio lo que intentabas decir!"

Chohong levantó la parte superior de su cuerpo con un gruñido. Después de observar sus tonificados abdominales por un momento, levantó su dedo y le tocó el ombligo.

"¡Ah, eso hace cosquillas! Para, ¿Eres un pervertido?"

"Chohong".

"Puedes hacerte el simpático todo lo que quieras, pero no cambiaré de opinión."

Los hombros de Seol Jihu cayeron. No había ninguna duda en la voz de Chohong. Estaba claro que ya había tomado una decisión.

"Pero, ¿Por qué no?"

No respondió inmediatamente. Simplemente continuó ejercitándose en silencio. Pronto, se bajó de la máquina de ejercicios y puso una toalla sobre su hombro. No abrió la boca hasta que se dio la vuelta para agarrar su botella de agua.

"El anciano Maldong, es el Terrícola más viejo del Paraíso. No necesariamente por la edad, sino por el tiempo que lleva aquí".

"¿Cuánto tiempo?"

"Ni siquiera yo estoy segura."

Chohong murmuró mientras abría la botella de agua.

"Pero sé que ha estado aquí más tiempo que cualquier otra persona que conozca. Creo que es una de las primeras personas que ha entrado en el Paraíso."

"¿Oh?"

"Sorprendente, ¿Cierto? Verás, trabajar en el Paraíso durante más de 10 años no es fácil..."

Gulp, gulp. "¡Puha!" Vació la mitad de la botella de un solo golpe antes de continuar.

"A menos que estés unido a este mundo de alguna manera, es imposible que dure tanto tiempo."

Seol Jihu asintió con la cabeza.

"Realmente, no importa cuánto lo piense, es un anciano increíble. Entró en el Paraíso y reunió su talento como entrenador para ayudar al Paraíso. ¿Quién podría odiarlo? Si dependiera de mí, le daría una larga ovación de pie".

Pero después de eso, Chohong difuminó su discurso.

"Pero sabes, no todos son tan nobles y sorprendentes como el anciano Maldong..."

Parecía que ella lo estaba incitando a estar de acuerdo. Pero en lugar de asentir con la cabeza o de aceptar verbalmente, eligió hacer una pregunta.

"¿A qué te referías cuando hablabas de que estuviera decepcionado de nuevo?"

Chohong hizo una pausa. Luego, inmediatamente se limpió la cara con la toalla, casi como si tratara de cubrirse la cara.

"Cuando el Paraíso se abrió por primera vez, escuché que las cosas no eran así."

'Las cosas no eran así'. Seol Jihu tenía una idea de lo que esto significaba.

"Aparentemente, fue un tiempo lleno de esperanza, con los Terrícolas trabajando sinceramente para ayudar al Paraíso y los Paradisíacos apoyando a los Terrícolas tanto como pudieran."

Cierto, definitivamente hubo un tiempo como ese. Un tiempo en el que los Terrícolas y los Paradisíacos no trataban de dañarse en secreto.

"Pero ya no es así. Las cosas cambiaron, y muchas cosas pasaron... ...y, bueno, debe haber sido impactante para él."

Seol Jihu quiso preguntar qué pasó, pero frenó su curiosidad. Se dio cuenta de que Chohong no quería hablar de ello. Sin embargo, Chohong parecía haber sentido su mirada curiosa mientras murmuraba después de dudar durante mucho tiempo.

"Sólo imagínalo".

"¿...?"

"Das tu tiempo y esfuerzo para formar discípulos, todo para que puedan ayudar al Paraíso de alguna manera, pero en cambio, luchan hasta la muerte contra otros en nombre del beneficio propio. Algunos de ellos incluso unen sus manos para causar una revuelta, haciendo que incontables Paradisíacos mueran en el proceso."

De repente recordó el conflicto interno y la guerra que ocurrió en Haramark.

"¿Cómo te sentirías si eso te pasara a ti? Piénsalo."

Chohong dejó esas palabras y dejó el campo de entrenamiento. Sin embargo, Seol Jihu no fue capaz de moverse durante mucho tiempo.

"…."

De repente pensó que el anciano era similar a Alfred Nobel. Aunque Nobel se hizo famoso por inventar la dinamita, se dio cuenta de que su invento se usó para quitar la vida a millones de personas y se arrepintió.

Aunque las circunstancias eran diferentes, el anciano Jang Maldong debió sentir algo similar.

Una vez que sus pensamientos llegaron a ese punto, Seol Jihu levantó los brazos. Cuando se concentró en sacar su maná, la energía azul comenzó a acumularse en sus manos.

¡Wiiiing!

El progreso que hizo en los últimos días fue simplemente demasiado increíble. Ya había aprendido la habilidad del Nivel 3, Aura, que consistía en la materialización de su maná.

Pero ahora que conocía la historia del anciano, no podía seguir molestándolo.

'Es lamentable, pero...'

Supongo que esto es todo.

Se las arregló para superar el muro. Aunque le dijeron que aún le quedaba un largo camino por recorrer, estaba satisfecho con los resultados. Al menos, había cumplido la promesa que se había hecho a sí mismo.

Después de hacer que la energía se disipara, Seol Jihu se dio la vuelta para dirigirse al templo. Esperaba poder abrir completamente sus Nueve Ojos.