Reciente

miércoles, 22 de abril de 2020

La Emperatriz Se Volvió A Casar - Capítulo 148

Capítulo 148. Dos Parejas (1)



Era el día del Consejo de Estado mensual. Numerosos ministros superiores y miembros del comité se reunieron en el palacio, y aunque el Emperador Sovieshu estaba obligado a asistir, mis deberes como emperatriz eran ligeramente diferentes. Mi presencia en la reunión no era obligatoria, y solo me presentaba cuando mis propios deberes y asuntos estaban en la agenda.


Revisé mi agenda de hoy y encontré que estaba libre. Sin embargo, después de pensarlo durante media hora, decidí asistir a la reunión y envié un mensaje informando a la asamblea.

Sabía que Sovieshu se divorciaría de mí pronto, pero había estado tranquilo, y yo estaba inquieta. Quizá hoy haría público el divorcio.

'¿McKenna regresó con Heinley?'

¿Cómo reaccionaría Heinley? Ahora que las cosas se habían complicado, ¿renunciaría a que yo fuera su reina? ¿O estaba tratando de encontrar otra forma de ponerse en contacto?

Reflexioné sobre mis pensamientos mientras caminaba por el pasillo, y antes de darme cuenta, llegué a la sala donde se celebraba la reunión. Sovieshu me miró cuando entré, pero luego apartó la cabeza sin saludar.

'Fingió estar arrepentido. Pero reveló sus verdaderos colores tan pronto como rechacé su regalo.'

En lugar de saludarlo, me senté en mi asiento y miré al frente. De vez en cuando, sentía su mirada de reojo hacia mí, pero no lo miraba. Nos ignoramos por completo durante la reunión, e incluso durante el receso.

Cuando se reanudó la reunión, la atmósfera se volvió aún más incómoda. El primero en la lista era Lord Palme, quien mencionó a mi hermano.

"Después de que Lord Koshar partió a la capital, los bandidos Mil Eternos se levantaron nuevamente. Difunden su tiranía, e incluso los comerciantes ya no vienen a Palme. Por favor, Su Majestad, tenga la gracia de acabar con los bandidos."

Lord Palme no habló de la expulsión de mi hermano, pero la cara de Sovieshu se oscureció de inmediato ante su mención. Los nobles sensatos le dieron miradas de advertencia a Lord Palme, pero debido a que la seguridad de la tierra y la gente del lord estaban en juego, solo miró con impaciencia al Emperador Sovieshu.

"Lo investigaré."


Sovieshu respondió con voz dura. Después de eso, otro noble dio un paso adelante.


"Su Majestad."

El Barón Lant no era el siguiente en la agenda, pero levantó la mano y dio un paso adelante. Mi corazón se congeló. El Barón Lant era el secretario de Sovieshu. ¿Sería él quien comenzaría a hablar sobre mi divorcio?

Me agarré fuertemente al trono. Sovieshu, que normalmente habría rechazado al barón por hablar fuera de turno, le preguntó, "¿Qué pasa?" Mi ansiedad creció aún más.

"Se trata de los padres de Rashta."

Sin embargo, el Barón Lant sacó el tema de Rashta, no el mío.


"¿Padres?"

"Sí. Hay una pareja que dice ser sus padres."


Sovieshu se inclinó hacia delante con interés.

"¿Quiénes son?"


El Barón Lant miró a su alrededor y luego habló.

"Son de la Familia Kalen."

Sabía de ellos. Eran una familia bien establecida hace dos generaciones, pero cuando los príncipes pelearon por el trono, respaldaron al príncipe equivocado y terminaron cayendo. ¿Entonces Rashta pertenecía a esa familia?

"¿Es verdad?"

"No lo sé. Tendré que verificar la veracidad."


"Espero que sea verdad."

Qué momento más oportuno para que aparezcan los padres nobles de Rashta cuando Sovieshu estaba a punto de divorciarse de mí. Fue difícil no estallar en risas cínicas mientras escuchaba a Sovieshu y al Barón Lant hablar.

Así que Sovieshu le daría a Rashta padres nobles. De niño, odiaba cuando su padre, el anterior emperador, hacía esto. Era absurdo ver a Sovieshu haciendo exactamente lo mismo ahora.

"..."

Noté que las orejas de Sovieshu estaban rojas. ¿Estábamos pensando lo mismo?

"Pero desde una perspectiva diferente... ¿cuánto ama a Rashta que está dispuesto a montar una obra que no le gusta?

Pensé que se mantendría fiel a sus convicciones.


"Le presentaré a la pareja más tarde."


El Barón Lant dio un paso atrás, y la asamblea murmuró entre sí ante el extraño giro de los acontecimientos. Algunos pensaron que era un truco organizado por Sovieshu, mientras que otros pensaron que era real.

Sovieshu llamó a la siguiente persona en la lista. El siguiente hombre fue el Embajador Lingall del país de Bohean Azul. Tenía una expresión confusa en su rostro y seguía mirando hacia el Barón Lant. Sus pasos fueron más lentos al acercarse al trono.

'¿Qué le pasa?'


Su comportamiento inusual inmediatamente llamó mi atención. Cuando finalmente abrió la boca para hablar, supe por qué.

"Yo... bueno, Su Majestad el Emperador. De hecho, una pareja de Bohean Azul vino a verme hace unos días y me contó una historia extraña."

"¿Una historia extraña?"

"Su Majestad, la Señorita Rashta, su concubina, parece ser la hija perdida de la pareja."

"..."

Por un momento, la expresión de Sovieshu se volvió completamente desconcertada como la de un mapache. Apreté la mandíbula y me mordí los labios. Una risa baja se escapó de la boca de los ministros. El Barón Lant miró al embajador con los ojos bien abiertos, quien parecía darse cuenta de que estaba en una situación problemática.

"... Bueno. Ellos también son nobles."

Miré hacia Sovieshu.

"Ella debe tener seis padres."

Hablé en voz tan baja que solo él podía oír, y sus orejas se sonrojaron.




Volví a girar la cabeza hacia el frente, mientras el resto de los ministros luchaban por contener la risa. Me preguntaba cómo había sucedido esto. Sovieshu golpeó nerviosamente el brazo de su silla.

"Una de las parejas debe estar mintiendo. Quizá ambas. De cualquier manera, los criminales no escaparán. ¡Enciérrenlos a todos!"

***

"¿Qué? ¿Eso realmente sucedió?"

Rashta, que había estado deprimida desde lo sucedido con el pájaro azul, fue a visitar al Duque Elgy. Ella se echó a reír alegremente cuando él le contó lo que sucedió en la reunión.

"No deberías reírte."

Ella inmediatamente se avergonzó.

"Rashta lo entiende. ¿Son ambas parejas tuyas?"

"No. Soborné a la pareja de Bohean Azul."

"¡Ah, la que le dijiste a Rashta sobre—!"

"Sí."

Rashta gritó "¡Gracias!" Pero pronto frunció el ceño.

"¿La pareja traída por el Barón Lant es una impostora?"

El Duque Elgy sonrió.

"Son unos padres falsos comprados por tu amor."

"¿Mi amor? ¡Ah ...!"

Se cubrió la boca con ambas manos.

"¡Su Majestad!"

El Emperador le había dicho que la haría emperatriz, pero desde entonces no había visto ningún movimiento. ¡Debe haber estado preparando esto a espaldas de ella! Rashta estaba profundamente conmovida porque el Duque Elgy y Sovieshu habían hecho lo mismo por ella. Ella sonrió cuando un rubor rosado subió a sus mejillas.

"Ambos son lindos. Hacer esto por el bien de Rashta..."

El Duque Elgy sonrió mientras apoyaba su brazo contra su silla. Parecía complacido de alguna manera. Rashta inclinó la cabeza hacia él.

"¿Que pasa ahora?"

"No se pueden tener cuatro padres, por lo que una pareja será considerada falsa."

"¿Cuál?"

"¿Cuál quieres que sea real?"

"La... la que la gente creerá."

La comisura de la boca del Duque Elgy se alzó como si le gustara su respuesta.

"Esa es la respuesta correcta."

"¿En cuál creerá la gente?"

"Los nobles probablemente piensen que la pareja que presentó el Barón Lant es falsa. Los padres falsos o los matrimonios falsos a menudo se usan para encubrir las identidades. El emperador habría hecho esto."

"Ah..."

"Pero apareció otra pareja, y su confianza en ellos sería mayor. Su Majestad no puede preparar dos parejas."

"¿Entonces Rashta dirá que la pareja que el Duque Elgy arregló son los padres de Rashta?"

"Bueno, ¿no eres inteligente?"

El Duque Elgy le sonrió, y ella se rió en respuesta. Ahora que tenía padres falsos, sería considerada una dama noble. El Duque Elgy le había dicho que necesitaba contar con el apoyo de los plebeyos y la confianza del consejo para desafiar a la emperatriz. Sin embargo, Sovieshu ahora la estaba elevando a esa posición. Todo era perfecto ahora. Todo...

"Ah, Señorita. Hay algo a tener en cuenta."

"¿Rashta debe apaciguar a los ministros?"

"Ese es un largo camino por recorrer. El otro."

"¿Qué?"

"Me refiero a los padres falsos."

"¿?"

"Debes tratarlos como a tus verdaderos padres."

"¿Qué? Solo prestan sus nombres por dinero, ¿no?"

"Entonces la gente solo vería una imitación."

"¡!"

"Tu objetivo no es solo ser una concubina, sino una emperatriz. Una concubina con padres falsos puede ser pasada por alto, pero los antecedentes de una emperatriz serán investigados."

"Ah..."

"Te tratarán como a su hija perdida. Trátalos como si los echaras de menos de forma dramática. Así debe ser."