Reciente

martes, 28 de abril de 2020

Beatrice - Capítulo 2

Capítulo 2. La Traición De Su Esposo



El alivio que sintió fue inconmensurable, pero Beatrice aún no podía calmar sus temblorosas rodillas.  Solo el recuerdo de su mirada observándola hizo que su respiración vacilara significativamente.

Ella fijó sus ojos en la espalda de Alexandro mientras se retiraba.

Sin duda, era el hombre más feroz que había visto. Beatrice no necesitaba verlo matar gente para saber que él, la persona que poseía el poder supremo en esta habitación, era más insensible que el caballero que le quitó la vida a su sirvienta. 'No quiero volver a encontrarme con él.'

"Mátala."

"Luego, deja su cabeza colgada en las puertas del castillo."

Ante las palabras indiferentes que dijo sobre su vida, ella se sintió profundamente horrorizada. Parecía verla como un simple trozo de carne del que podía deshacerse fácilmente.

No había ni una pizca de emoción en sus ojos, y mucho menos lástima. Por supuesto, su altura imponente, su cuerpo musculoso y sus hombros gruesos y anchos, también contribuyeron a su atractivo intimidante. Incluso si tuvo la oportunidad, Beatrice no escudriñó su rostro por mucho tiempo, apartando la mirada por temor a hacer contacto visual con él.

Al sentir los fríos grilletes alrededor de sus muñecas, Beatrice no pudo evitar sentirse ridícula sobre su situación. Su vida parecía una montaña rusa. Ella vino de la esclavitud y por derecho de nacimiento, entró en el castillo como una princesa. ¡E irónicamente, aquí está de nuevo, una esclava prisionera!

No obstante, apreciaba el hecho de que todavía estaba viva.

Soltó un fuerte suspiro. Debe prepararse para una cosa– la vida familiar que volvería a probar.

***

"Su Excelencia, Elpasa tiene muchas montañas, sus llanuras y tierras, son ricas y fértiles. Si me convierto en el señor de Elpasa y lo gobierno, los impuestos que pagaré al imperio serán formidables, jeje."

Gilbert, el Canciller del Reino Caído de Elpasa, fue desvergonzado al hacer cualquier cosa solo para llamar la atención del poderoso hombre, Alexandro Graham. Mientras hablaba, expresando su propuesta deseada a Alexandro, se frotó las manos con avidez con una sonrisa tímida en la cara.

Para su propio beneficio, Gilbert traicionó a su reino Elpasa, al rey, su viejo amigo cercano, y a su esposa, la princesa real Beatrice.

Tenía hambre de poder y sed de conexiones con el Imperio Nosteros. Era capaz de hacer cualquier cosa para que sus sueños se hicieran realidad. Incluso si eso significa abandonar el reino en el que creció.

'Alexandro Graham es una persona famosa en el imperio.' Pensó para sí mismo mientras miraba al hombre cuya espalda estaba frente a él.

Duncan Graham, quien controla al emperador títere del imperio, y su único hijo, Alexandro Graham eran los dos peces gordos que deseaba atrapar.

La Familia Graham era la élite de la élite. ¿Cómo llegaron al poder? Duncan mató al anterior emperador en un golpe de estado. Pero hubo rumores de que se negó a reclamar el trono para acumular más riqueza y moverse sigilosamente a través de la presencia del emperador títere.

Alexandro Graham era el único heredero de la familia aristocrática que ahora tiene la mayor riqueza, poder y presencia militar en el imperio. Gilbert lo miró con un rayo de esperanza.

'Escuché que creció odiando las matanzas. Supongo que los rumores son ciertos.'

Sin embargo, Alexandro igualmente ha participado en todas las guerras. Gracias a esto, se le dio el título de Comandante de los Caballeros, pero los rumores sobre sus expediciones eran bastante desconcertantes.

"Entonces, como prometiste, ¿cuándo recibiré mi premio? ¿Cuándo tendré la tierra de Elpasa?"

Elpasa, el último país independiente que quedaba en el continente, ha desaparecido de la historia a partir de hoy. Con su caída, Gilbert no podría estar más orgulloso de sí mismo por unir fuerzas con los Graham, la principal familia de élite del Imperio Nosteros.

Este incidente pasaría a la historia debido a su traición. Un traidor. Sin embargo, no sintió vergüenza de ello.

A Gilbert, el yerno del rey, se le prometió la mitad del territorio de Elpasa y un título póstumo de señor como pago por su traición cometida.

'Los Graham nunca rompen sus promesas.' Pensó alegremente.

El Emperador Títere de Nosteros no estaba involucrado en ningún asunto político porque el muchacho era débil y joven. Detrás de él, Duncan Graham examinaba y controlaba todos los asuntos. Este era un hecho que todos en el Imperio sabían.

"¿Comandante Graham...?" Con una expresión servil y un cuerpo flácido, los ojos de Gilbert brillaban como los de un niño esperando su dulce.

A Alexandro no le gustaban esos ojos brillantes, llenos únicamente de codicia. Deslizó sus dedos sobre la mesa.

'Que imbécil tan desvergonzado.' Alexandro escupió enojado en su mente. Luego se giró para mirarlo.

"He oído que la princesa es tu esposa. La última sangre real de Elpasa. ¿La tomarás a cambio del territorio prometido?"

Inesperadamente, Alexandro propuso un acuerdo utilizando a su esposa, la Princesa Beatrice, como garantía. Sin embargo, antes de preguntar, ya sabía la respuesta de Gilbert. La respuesta de alguien que traicionó a todo el mundo, incluso a sus parientes, y le dio la espalda a su propio país no era difícil de predecir.

'¿Qué dirá este hombre codicioso para negarse?'

"¿Mantuviste viva a la Princesa Beatrice?" Gilbert respondió con asombro. Fue muy interesante ver sus pequeños ojos abiertos de par en par por primera vez. Sus gordas manos transpiraron notablemente.

"¿No tienes otras mujeres en Nosteros? De todos modos, ella no es completamente de la realeza, así que no me importa lo que haga con ella, Su Excelencia." Como si la mención de su esposa fuera una verdadera pérdida de tiempo, Gilbert habló en un tono brusco.