Reciente

lunes, 9 de marzo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 39

Capítulo 39. Señorita Zorra (2)


¡Crash!

Seol escuchó el ruido de alguien cayendo, y entonces, una pequeña conmoción se levantó detrás de él.

Echó un vistazo, e inmediatamente, sorprendido sus ojos se abrieron de par en par.

Las dos primeras cosas que entraron en su visión fueron una silla de donde Hyun Sangmin cayó y rodó por el suelo. Luego, vio a Shin Sang-Ah y Yun Seora levantarse de sus asientos en total conmoción. Y frente a ellas, cuatro hombres riéndose de una manera desagradable.

"¡¿Qué están haciendo?!"

"¡No! ¡Regresa!"

Justo cuando Yi Seol-Ah estaba a punto de salir, Hyun Sangmin gritó desde el suelo.

"Hijos de perra... Esto es realmente humillante... ¡Kkeuk!"

El líder del grupo pateó el diafragma de Hyun Sangmin mientras éste trataba de levantarse. Hyun Sangmin cayó y rodó por el suelo otra vez.

"Eh, ¿Crees que esto es una humillación, ¿Eh?"

El líder habló con una voz burlona, antes de golpear el mentón de Hyun Sangmin con el pie.

"Entonces, ¿Por qué no te disculpaste en silencio cuando te lo pedí amablemente? Habrías evitado toda esta humillación en primer lugar. ¿No lo crees, amigo?"

Seol se levantó de su asiento mientras fruncía el ceño profundamente.

'¿Oh Minyoung?'

Vio a Oh Minyoung junto a uno de los hombres; un tipo corpulento, que se estaba riendo como un villano mientras miraba lo que estaba pasando. Sus brazos cruzados sobre su pecho y una expresión de alegría reflejada en su cara.

"Tengo lástima por ti ya que pareces un gusano, así que te daré una oportunidad más. Discúlpate con esos dos. Apúrate."

"…."

"Tampoco quiero hacer esto. Pero verás, mis hermanos y yo no podemos contenernos cuando alguien nos hace cosas malas."

Las palabras del líder hicieron que el tipo corpulento se riera burlonamente.

"Te disculpas desde el fondo de tu corazón y luego me olvidaré del asunto de hoy."

Hyun Sangmin comenzó a apretar los dientes.

"Joder... ¿Tú eres el tipo que involucró a ese bastardo?"

"¿Y si lo soy?"

"Qué broma. Un tipo con un gran físico parloteando como una niña pequeña. ¿Crees que no tengo un patrocinador?"

"¡Ohh! Es cierto, también eres un Invitado. Lo olvidé."

En lugar de sonar como si lo hubiera olvidado, el líder actuó como si no le importara nada.

"Pero, ¿Ya has pensado en eso?"

El líder se agachó y se encontró con los ojos de Hyun Sangmin.

"No es que la persona que te invitó esté retrasada, es sólo que decidió no aparecer en primer lugar."

"¿Qué?"

"¿Por qué, te preguntas? Porque también podría ser humillado si intenta dar un paso al frente como un tonto."

La voz ronca del líder se fue reduciendo poco a poco. La cicatriz en su mejilla se movió ligeramente mientras sonreía, sus dientes amarillos se revelaron al mundo mientras lo hacía.

"Harías bien en recordarlo. Nunca nos tomes a los chicos del Cártel a la ligera. No todas las marcas de Bronce son iguales, ¿Entiendes?"

De repente, otra conmoción se desarrolló detrás del líder. Cuando miró detrás de él, encontró a un joven empujando a sus subordinados para acercarse.

"¿Oh?"

Los ojos del líder se abrieron mucho más.

"Eres tú".

El líder levantó la mano y detuvo a sus muchachos mientras intentaban intervenir.

"¿Qué está pasando aquí?"

La fría voz de Seol causó que el líder formara una expresión facial de interés.

"Qué sorpresa. El Novato da un paso al frente."

'¿Novato?'

"Mm... Ahora que te miro, te pareces un poco a un jugador".

Seol continuó mirando al líder. Este último levantó sus manos mientras hizo un gesto de encogimiento de hombros y comenzó a hablar en un tono jovial.

"Oh, ¿Esto? No es nada. Mi hermano pequeño, sufrió mucho a manos de este hombre, o eso me han dicho. Por eso le estoy devolviendo el favor".

"Deberías parar".

"¿Hmm? ¿Hay alguna razón por la que debería? Sólo estoy saldando cuentas y no hay nada malo en ello."

"La Señorita Cinzia ya lo dijo. Que los asuntos de la Zona Neutral queden en el pasado."

"¿Cinzia? Ohh... Eso es sólo una perra vomitando mierda. Somos muy sensibles a los asuntos de nuestros hermanos, como ves. ¿No has escuchado que la sangre es más espesa que el agua?"

Las cejas de Seol temblaron ligeramente. ¿Este tipo realmente llamó perra a Cinzia, una jefa de una organización que tiene mucha influencia en el Sur?

Sólo había dos explicaciones para esto. O este tipo era un idiota valiente, o la organización que lo respaldaba era tan grande como la de Cinzia.

"Este no es un asunto en el que un Invitado como tú deba involucrarse".

"No estoy de acuerdo con esa noción en absoluto. Además, técnicamente, la Zona Neutral también existe como parte del Paraíso. ¿Estoy en lo cierto o estoy equivocado?"

El líder miró a su alrededor y preguntó, provocando que sus subordinados se rieran a carcajadas, incluyendo a Oh Minyoung y al tipo corpulento. Ella se rió tanto que podría ahogarse a ese ritmo.

La broma no era muy divertida, pero ella debió reírse mucho para molestar a los demás. Qué desagradable escena.

"Bien. Ahora, si ya terminaste, me gustaría que el entrometido se fuera. Todavía tengo cosas que hacer".

"No soy un entrometido".

El líder se empolvó las manos y se dio la vuelta, para luego detenerse.

"¿Qué has dicho?"

"Le pedí a Hyun Sangmin el favor."

"Espera un minuto. Espera, espera. Espera..."

El líder levantó sus manos teatralmente y de repente armó un alboroto antes de dar varios pasos para acercarse a Seol.

"Entonces, ¿Estás diciendo que le pediste a ese hombre que atormentara a mi hermano pequeño? ¿Es eso?"

"No, no le pedí que..."

"No importa. Dices que estás relacionado con esta cosa, ¿Verdad?"

El líder tomó el silencio de Seol como una afirmación tácita y se frotó las manos, antes de poner una mano en el hombro del joven.

"Oye, hombre... Te daré mi más sincero consejo. ¿Sabes qué es lo más importante que debes recordar en el Paraíso?"

"…"

"Es lo que tú dices. Tus palabras. Tienes que cuidar tu boca en este lugar".

El líder después de una pequeña pausa continuó hablando.

"Te preguntaré de nuevo, así que piénsalo bien antes de responder, ¿De acuerdo? No importa cuál sea tu historia, dijiste que no eres un entrometido en este asunto, ¿No?"

"Ya te lo he dicho".

Cuando Seol respondió sin dudarlo, se formó una gran sonrisa en la cara del líder.

"Está bien... Así que, así fue. En ese caso, nuestra historia cambia un poco."

El líder se puso tan feliz, que incluso comenzó a tararear ligeramente en pura alegría.

"Pensé que podría conseguir una Marca de Bronce como títere, pero ahora... Una verdadera y auténtica Marca de Oro acaba de rodar hasta mi regazo. ¡Heh!"

Entonces, se sentó en una de las sillas vacías y le hizo señas a Seol. Parece que ya no estaba pensando en Hyun Sangmin.

"Toma asiento. Déjame escuchar tu historia. Mientras comemos, ¿No?"

El líder comenzó a meterse por la boca la comida que se encontraba en la mesa. Seol lo miró fijamente, sintiendo que algo no estaba del todo bien. La forma en que su actitud había cambiado, y también estaba esa sonrisa suya.

"¿Qué estás haciendo, Novato? Te dije que te sentaras."

Más importante aún, a Seol no le gustaba la forma en que este tipo actuaba, como si supiera algo sobre el joven.

Seol echó un vistazo a Hyun Sangmin, todavía clavado en el suelo. El corpulento y sonriente tipo estaba presionándolo con un pie. Oh Minyoung estaba a su lado, su pie pisaba la mano de Hyun Sangmin, también con una sonrisa distorsionada en su rostro.

'¿Y por qué está disfrutando tanto de esto?'

Seol no podía entenderlo realmente, pero sabía que no podía hacer nada en este momento. Mientras Hyun Sangmin estuviera cautivo, no podría hacer un movimiento precipitado.

Al final, se sentó en el lado opuesto al líder.

"Muy bien... Oh, ¿Dónde están mis modales? No me he presentado todavía, ¿Verdad? Me llamo Salcido. Olivier Salcido."

Salcido extendió la mano.

Cuando Seol también extendió su mano y estrecho la mano ofrecida.

"!...!"

De repente, fue recibido por un fuerte dolor mientras su mano estaba siendo agarrada con mucha fuerza. Seol rápidamente puso un poco de fuerza en su mano. Salcido simplemente agarró con más fuerza como si no le importara.

"Encantado de conocerte. Por cierto, ¿Cómo te llamas?"

"... Keuk."

"Dije, ¿Cómo te llamas, eh? Ehehehe....

Justo antes de gritar, Seol instintivamente hizo circular su maná. La energía corrió rápidamente a través de su circuito interno, fluyó a través de su brazo derecho y llegó a su mano derecha.

"¿Oh?"

Sin embargo, Salcido era un terrícola que había permanecido en el Paraíso durante más de un año y medio hasta ahora. Rápidamente sintió el cambio y usó su propio maná. Su plan inicial consistía en quebrar el espíritu de este chico nuevo, pero también creía que nunca perdería ante un completo novato que no sabía nada.

Así era como se suponía que debía ser.

Pero entonces...

"¿Qué, qué?"

Salcido jadeó en estado de conmoción. No sólo su propia energía se estaba extinguiendo rápidamente, sino que el aura de Seol se estaba haciendo cada vez más grande a un ritmo aterrador.

'¡¿Estoy perdiendo tanto la cantidad como la velocidad de flujo?!'

Lógicamente, algo así era completamente imposible.

En un parpadeo, la situación se había invertido. Salcido comenzó a sudar mientras la presión en su mano crecía más y más.

"Eee.... ¡Eeek!"

Ni siquiera podía decir nada en voz alta ya que tenía una reputación de la que preocuparse. Mientras tanto, Seol simplemente miró fijamente a Salcido.

Fue entonces cuando los otros sintieron que algo estaba mal. Es inimaginable que un terrícola de Nivel 3 perdiera ante un joven que sólo estaba en el Nivel 1, pero al notar que el cutis de Salcido empeoraba, sospecharon que algo había salido mal en alguna parte.

Dos de los matones que acompañaban a Salcido intercambiaron señales en secreto y asintieron con la cabeza. Uno de ellos trató de acercarse sigilosamente a Seol, pero sus pasos se detuvieron después de que alguien lo agarrara del hombro.

"Hola, amigos".

No era otro que Hao Win.

"¿Quién coño eres tú?"

"Soy amigo de ese chico, digámoslo así".

"¿Es eso cierto? ¿Por qué no me quitas la mano primero, a menos que no quieras vivir más?"

"Ohh, qué miedo. Pero no puedo hacer eso".

Al escuchar el tono gracioso de Hao Win, el hombre entrecerró los ojos en una rendija.

"... ¿Eres un invitado?"

"Respuesta correcta".

"Lo que sea. Deberías saber cuándo parar si sabes lo que te conviene. Te arrepentirás cuando descubras quiénes somos".

"Tal vez. Pero no sé quiénes son ustedes. Entonces..."

Hao Win sonrió y resopló. Justo cuando colocó su cabeza cerca de la oreja del hombre...

El fuerte ruido de una mesa siendo empujada se escuchó.

Salcido no pudo contenerse más y empujó la mesa hacia arriba, usando esa confusión momentánea para liberarse de las garras de Seol.

"¡Hijo de perra!"

Salcido consiguió retirar su mano y gritó en voz alta. Sin embargo...

¡Slam!

Seol fue testigo de lo siguiente: las patas de la inestable mesa plantadas en el suelo, la cara de Salcido golpeando la superficie de la mesa, y un tacón alto presionando la parte trasera de la cabeza del desafortunado hombre del Cártel contra la superficie de madera.

"¿Ya terminaste tu desayuno?"

La voz le resultaba familiar. Seol confirmó sus largas piernas, así como la falda gris de la mujer de negocios de la línea H, y levantó la cabeza inmediatamente.

Observó a Kim Hannah retrayendo su pierna y poniendo sus manos en su cintura.

"Kkeuh... ¿Qué, qué hijo de puta hizo eso....?"

Salcido frunció el ceño profundamente y levantó la cabeza con mucha dificultad.

"Oh, ¿No? ¿Quieres comer un poco más?"

Desafortunadamente para él, Kim Hannah extendió la mano más rápido que un rayo y golpeó su cara contra el plato de comida una vez más.

¡Clang!

El impacto fue lo suficientemente fuerte como para que el plato se rompiera.

El área del banquete pronto cayó en un silencio absoluto cuando la nueva participante del banquete hizo notar su presencia.

El tipo corpulento que estaba presionando a Hyun Sangmin se quedó parpadeando en estado de shock. Se había encargado del jefe medio Salcido de un solo golpe, y dos de sus hermanos mayores también fueron retenidos por Hao Win.

El tipo corpulento no podía entender lo que estaba pasando, sin embargo, también sabía que no debería estar ahí parado sin hacer nada.

"¡¡¡Perra loca!!!"

Entonces, el hombre corpulento trató de golpear a Kim Hannah con el puño, pero...

¡Whish! ¡Plonk!

Una daga que giraba llegó volando desde alguna parte y el puño del hombre corpulento explotó en un sangriento desastre.

"¡¿Uwaaaahk?!"

Todo el cuerpo de Salcido se estremeció cuando vio al hombre corpulento caer al suelo. Se las arregló para mover su cara a un lado y descubrió a la mujer del traje de negocios que estaba presionando su cabeza contra la mesa. Respiró hondo después de confirmar quién era.

"Kim... ¡Kim Hannah!"

"Hola. Ha pasado un tiempo, ¿No?"

Finalmente le soltó la cabeza y sonrió ampliamente. Caminó alrededor de la mesa y se sentó junto a Seol. Luego apoyó su barbilla en su mano y miró fijamente a Salcido.

"Todavía sigues con tus viejos trucos, ¿Cierto?"

"¿Qué has dicho?"

"Qué valiente de tu parte. ¿A qué Invitado intentaste robar?"

".... No sé de qué estás hablando."

Salcido logró levantar el torso superior, pero aún así se estremecía notablemente.

"Yo sólo estaba..."

"Ahhh, así que estás tratando de insinuar que has sido injustamente maltratado aquí, ¿Es eso?"

Kim Hannah resopló brevemente y cortó esta conversación.

"Lo siento. Bien, entonces. Ya está todo arreglado, así que sigue. Piérdete."

Kim Hannah hizo un gesto despectivo con la mano. Salcido se quedó ahí y rechinó los dientes mientras la miraba con rabia.

¿Pero qué estaba pasando ahora?

Salcido, que estaba rebosante de orgullo hace un minuto, no se atrevió a pronunciar una palabra desafiante delante de ella.

"... Me voy entonces."

"Buena idea".

"Pero, nos veremos muy pronto. Pienso que tendremos la oportunidad de volver a encontrarnos muy pronto."

Salcido se puso de pie de forma inestable.

Desafortunadamente para él, Kim Hannah no planeaba dejarlo ir tan fácilmente.

"Detente. ¿Qué me acabas de decir?"

Su voz fría entró en sus oídos, pero Salcido la ignoró y continuó alejándose.

Kim Hannah sonrió y le hizo señas con el dedo.

"¿Shin Hansung?"

"Sí, Noonim."

"Si ese cabrón no se detiene en tres pasos, regálale un nuevo agujero para respirar cerca de sus sienes, ¿De acuerdo?"

"Entendido".

Un hombre con el cabello rizado, Shin Hansung respondió mientras giraba una daga antes de adoptar una postura de ataque. Los pasos de Salcido se detuvieron entonces.

"Maldita zorra, ¿Realmente vas a hacer esto?"

"Lo dijiste tú mismo, ¿Verdad? No hay razón para alargar esto. Terminemos este asunto aquí."

"…."

"¿Por qué de repente imitas a un imbécil mudo ahora? ¿No planeabas ir a la guerra con nosotros?"

*Estremecer*

Salcido se estremeció después de recibir su fría y dura mirada.

"Uhm... Acabo de cometer un error. No tenía tales intenciones. Lo siento."

"¿Lo sientes? ¿Desde cuándo estás en la misma posición social que yo? ¿Olvidaste tu cerebro en algún lugar o algo parecido?"

"Yo, me disculpo".

"Todavía te olvidas de algo, ¿No?"

"... Le pido disculpas, Señora."

Kim Hannah soltó un suave resoplido y se encogió de hombros.

"Vale, bien. Pero no planeabas irte sin más, ¿Verdad?"

"Eso es..."

"Debes asumir la responsabilidad antes de irte, ¿No? ¿Dónde están tus modales? Es por gente como tú que el Cártel tiene una reputación tan podrida".

La aguda crítica de Kim Hannah causó que las cejas de Salcido se levantaran con ira.

"Mejor baja la mirada o de lo contrario".

Por supuesto, terminó bajando la cabeza de nuevo.

"Entonces, ¿Cómo deberíamos arreglar este desastre...?"

Kim Hannah murmuró para sí misma antes de cambiar su mirada hacia el hombre corpulento que rodaba en el suelo, agarrando el sangrante muñón de un brazo. Incluso fingió estar deliberando seriamente sobre algo.

"Bien. Puedes irte, pero no con él. Entiendes por qué, ¿No?"

"…."

"Interviniste diciendo algo respecto a la Zona Neutral. Voy a corresponder a eso".

"¡Pero, pero!"

"Si tienes una queja, preséntala a Sinyoung directamente, ¿De acuerdo?"

Tan pronto como mencionó a 'Sinyoung', la expresión de Salcido parecía como si acabara de visualizar al demonio más temible de su imaginación.

"¿Sin, Sinyoung?"

"Pero, por supuesto. Estoy aquí por la directiva de Sinyoung, después de todo. Ya que estamos aquí ahora, también podría arreglar tus modales groseros".

"En... entiendo, en ese caso."

"¡¿Hyu, Hyungnim?!"

La lágrima y la cara manchada de mocos del hombre corpulento se congelaron por la sorpresa. Salcido hizo todo lo posible para evitar encontrarse con esa mirada dolorosa.

"Bien. Todo arreglado, así que ya puedes irte."

"¡H, Hyungnim!"

El hombre corpulento gritó desesperado, pero Salcido salió apresuradamente del área del banquete junto con sus matones. Es como si estuviera ofreciendo algo a cambio de su vida.

"Y entonces... Tú."

El siguiente objetivo de Kim Hannah era Oh Minyoung. Cuando la atención se centró en ella de repente, Oh Minyoung comenzó a retroceder varios pasos.

"¿Hay alguien entre ustedes tiene un contrato con ella? Si estás aquí, entonces quiero hablar contigo."

Cuando Kim Hannah preguntó mientras barría su mirada alrededor de la multitud, un hombre de aspecto inteligente corrió apresuradamente a su lado.

"¿Eres tú?"

"Y, sí, señora".

"Esa mujer llamada Oh Minyoung, me gustaría que me la dejaras a mí. Estoy segura de que tienes algunas ideas del motivo."

"Sí, señora. Recibí una llamada esta mañana".

El hombre de aspecto inteligente asintió con la cabeza repetidamente.

"Bueno, en realidad no haríamos algo así, pero el presidente de mi compañía está muy descontento en este momento, ¿Entiende?"

"Lo entiendo completamente. Es su hija, después de todo".

"Muy bien. Le explicaré lo de la cancelación de su contrato para que puedas irte ahora. Como se le prometió, pronto recibirá una compensación adecuada".

"Sí, señora. Muchas gracias."

El hombre de aspecto inteligente inclinó su cintura 90 grados, antes de desaparecer como el viento de la zona.

"Uf".

Kim Hannah suspiró suavemente y luego se dirigió a Seol.

"Lo siento. ¿Llego un poco tarde?"

Mirándola, Seol se olvidó de cerrar su mandíbula floja.

Farmacéutica Sinyoung.

Kim Hannah, el jefe de departamento.

Esos dos hechos eran las únicas cosas que Seol sabía de ella hasta ahora.

Pero, después de ver cómo resolvía la situación en un parpadeo, Seol consiguió averiguar un poco más sobre la posición que Kim Hannah ocupaba en el Paraíso Perdido.