Reciente

martes, 17 de marzo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 42

Capítulo 42. Leche Derramada (1)


"Deposité un poco de dinero en tu cuenta bancaria".

Justo cuando llegaron cerca de la puerta de transferencia, Kim Hannah le dijo a Seol Jihu.

Había estado mirando aturdido el enorme portal de forma ovalada y fue sorprendido con la guardia baja. Sus ojos se abrieron de par en par, sorprendido.

"¿Dinero? Pero, no he..."

"No es la tarifa de la firma del contrato. Sólo la tendrás después de firmar el contrato".

Kim Hannah lo interrumpió antes de que siguiera hablando.

"Piensa en ello como un pequeño regalo de mi parte diciéndote gracias. Seré capaz de moverme un poco más fácil ahora todo gracias a ti."

"Uh, claro... Pero, ¿Está bien que yo reciba este dinero?"

"Por supuesto. Esta es la recompensa que te mereces, así que no te preocupes y gasta lo que quieras."

"Uhm, gracias".

"¿Cómo que gracias? Yo debería ser la que te agradezca. De todas formas, ve a comprobarlo una vez que llegues al otro lado. Sólo he sacado un poco de mi propia asignación, así que no te hagas demasiadas esperanzas. En cualquier caso, hay cosas de las que tienes que ocuparte primero, ¿Tengo razón?"

Ella tenía razón en eso. No sólo tenía deudas financieras que pagar, sino que también había otras clases de deudas que tenía que saldar.

"Gracias, te lo agradezco".

"Bien. Puedes gastarlo en la forma que quieras, pero primero apaga los incendios urgentes, ¿Sí? No en cosas inútiles. Asegurarse de que no haya problemas en la Tierra es uno de los principios a los que los terrícolas deben adherirse".

Seol Jihu se paró frente a la puerta. La sustancia de color azul que se agitaba suavemente delante de él emitió una luz cegadora.

"Debería ser a mediados de abril cuando regreses. Pasaré otro día aquí antes de volver a la Tierra. Te llamaré... unas ocho horas más tarde en la hora de la Tierra".

La atención de Seol Jihu se centró únicamente en el portal que tenía delante, y apenas pudo asentir con la cabeza para mostrar que la había escuchado, antes de dar un paso adelante con cautela para entrar. Casi de inmediato, el dorso de su mano izquierda comenzó a emitir una luz brillante, y luego, una luz aún más brillante, lo suficientemente poderosa para cegar a los espectadores, se lo tragó.

Mientras el joven se veía envuelto gradualmente por la brillante luz, Kim Hannah gritó mientras agitaba la mano.

"Será mejor que respondas a mi llamada, ¿Se acuerdo? Si no lo haces, ¡Voy a dirigirme directamente a tu casa! ¡Seol Jihu!"

Cuando la sensación de ser absorbido se apoderó de él, Seol Jihu cerró los ojos.


*


Cuando abrió los ojos, pudo ver la vista familiar de su habitación alquilada.

En su interior estaba preocupado por si realmente podría volver a casa, y que no terminara en algún destino extraño, pero el resultado final fue un éxito rotundo. Seol Jihu no sabía quién era ese hombre, pero definitivamente calculó las coordenadas con precisión.

Sin embargo, su alivio duró sólo un breve momento. Seol Jihu frunció el ceño profundamente y se cubrió la nariz. Un hedor muy desagradable atacó repentinamente sus sentidos... Cuando miró a su alrededor, no pudo evitar soltar un grito de asombro. El lugar era un completo desastre.

Abrió las ventanas para que entrara el aire fresco. Seol Jihu respiró profundamente y estudió en silencio las calles de afuera. Vio a los estudiantes universitarios riéndose y hablando entre ellos mientras caminaban, un taxi bajando lentamente la colina...

'He vuelto'.

Podía apreciar más o menos el hecho de que había vuelto a la Tierra.

'¿Qué hora es?'

Seol Jihu instintivamente hurgó en sus bolsillos sólo para darse cuenta de que su teléfono no estaba en ningún lugar.

"... Ah."

Recordó que el teléfono móvil era uno de los artículos prohibidos para entrar en el Paraíso. Lo que significaba que había sido dejado delante de la casa de Yu Seon-Hwah hace un mes. Probablemente dejó su tarjeta bancaria en ese lugar también.

Pensando en confirmar la hora, Seol Jihu no tuvo más remedio que encender su viejo portátil. Estaba cubierto de polvo, pero afortunadamente, se encendió sin problemas.

17 de abril, Lunes

09:14:07 AM

'Fui convocado el 16 de marzo...'

Parecía que la diferencia de tiempo entre la Tierra y el Paraíso era correcta. Ahora que confirmó la hora, Seol cayó en un ligero dilema.

'¿Qué debo hacer ahora?'

No era que no tuviera nada que hacer, sino que tenía demasiadas cosas que hacer.

Había una razón por la que Kim Hannah le dijo que volviera a la Tierra. Ella le exigió que se asegurara de que su permanencia en el Paraíso no causara problemas en la Tierra. Si se denunciaba su desaparición por alguna razón, entonces habría muchos dolores de cabeza para todos los involucrados.

En ese sentido, se podría decir que Seol Jihu era capaz de moverse con bastante libertad. A menos que él fuera el primero en contactarlos, su familia o Yoo Seonhwa nunca lo llamarían por su propia voluntad. Después de todo, no lo habían llamado en los últimos años. Incluso sus amigos cercanos dejaron de hablarle hace mucho tiempo.

'... Espera, eso no es algo para estar alegre, ¿Verdad?'

Necesitaba corregir todos los errores que cometió, uno por uno. Y para hacerlo, necesitaba dinero. Ahora podía entender por qué Kim Hannah le dejó algo de dinero.

'Bien, primero...'

Seol Jihu se conectó a Internet de forma inalámbrica. Accedió a su cuenta bancaria en línea, y cuando vio la cantidad allí, se quedó sin aliento.

"¿Qué? ¡¿₩150 millones?!"

<< Nota: ₩ representa el won surcoreano. 150.000.000 millones de won equivalen a un poco más de 123.000 dólares >>

Era una suma con siete ceros. Pensaba en un par de miles como mucho, así que esta cantidad le sorprendió completamente.

"Qué diablos... Esa mujer, dijo que era de su asignación, así que cómo es que..."

Como no sabía cuánto ganaba Kim Hannah en un mes, o cuánto podía ser su activo combinado, quizás no era tan extraño que reaccionara de esta manera.

Seol Jihu siguió mirando el monitor de la computadora portátil y no mucho después, vio el historial de transacciones de Yoo Seonhwa transfiriendo ₩2 millones. Eso lo puso sobrio en un instante.

Había devuelto el dinero en efectivo, pero le había 'pedido prestado' mucho más que esa cantidad. Cuando revisó el historial de transacciones de los últimos tres o cuatro años, una risa amarga se escapó de su boca.

'Tengo que devolverle el dinero primero'.

Le llevó bastante tiempo contar cada centavo que debía, pero perseveró y siguió adelante.

'Papá alrededor de ₩28 millones... Mamá, ₩16 millones... Hyung me prestó 2.2 millones... Jinhee, 600.000... Ah, cierto. Le robé su portátil y su coche también'.

Ya había vendido el portátil en un mercado de pulgas, y dejó el coche en una casa de empeños cerca del casino. A medida que recordaba los detalles de sus fechorías pasadas, su conciencia culpable se hinchaba incontrolablemente. Podría terminar pagando más de lo necesario, pero no quería pedirles nada en retribución.

Finalizó la cantidad que le pidió a Yoo Seonhwa y tuvo una desagradable conmoción.

'Yo, ¿Le pedí prestado tanto a ella?'

Incluso un cálculo casual indicaba que eran alrededor de 46 millones. No tenía ni idea debido a que fueron pedidos en pequeñas cantidades, pero ahora que terminó de contarlos, la cantidad no era para nada risible.

'¿De dónde sacó tanto dinero para empezar...'

Seol Jihu suspiró. De repente, la cantidad de ₩150 millones parecía bastante inadecuada. Por supuesto, no se iba a contener aquí. Después de todo, sólo resolviendo todas sus anteriores indiscreciones financieras, sería capaz de seguir adelante y dar el primer paso en su nueva vida.

'En cualquier caso, ni siquiera tengo un teléfono o mi tarjeta bancaria...'

Si hubiera un poco de esperanza, sólo necesitaba su teléfono y la única tarjeta bancaria que usaba con frecuencia. Se las arregló para sacar su casi olvidada cartera de la esquina de su habitación y ponerse los zapatos, antes de irse.

El primer lugar donde se detuvo fue el banco. Inmediatamente consiguió una nueva tarjeta, y pagó en su totalidad ₩30 millones que pidió prestados a los prestamistas. Y luego, retiró el resto de ₩120 millones en efectivo. Consiguió 24 fajos de ₩50.000, cada fajo conteniendo 100 billetes.

Cogió un taxi tan pronto como salió del banco.

Se había ocupado primero del incendio más urgente.

Sus bolsillos también estaban llenos.

¿Su próximo destino?

Obviamente, era el casino.


*


Tan pronto como llegó al Casino Tierra Seorak, Seol Jihu pidió al personal de seguridad que le prohibiera permanentemente entrar en el local.

Temiendo que se encontrara con alguien que lo reconociera allí, se detuvo rápidamente en la casa de empeños cercana para recuperar el coche. El interés se había acumulado bastante, pero estaba feliz de recuperar el coche. Su hermana pequeña no paraba de hablar sobre el hecho de que quería un auto, así que su padre fue y le compró este coche cuando la admitieron en una universidad de prestigio. Puede que no fuera un modelo caro, pero tenía un valor sentimental.

Ahora que tenía un coche, ya no necesitaba un taxi. Mientras conducía de vuelta a la casa de la familia, se detuvo en una tienda de informática y compró también el más moderno portátil.

Seol Jihu estacionó el auto en un lugar adecuado, y caminó hasta la puerta principal de la casa de la familia mientras su corazón latía con fuerza.

Vio el timbre, pero sus manos no querían levantarse.

Se le ocurrió dejar todo aquí y marcharse antes de que lo vieran. No pensó en la posibilidad de que esto ocurriera, pero ahora que estaba aquí, ya no se sentía lo suficientemente confiado como para enfrentarse a su familia.

Pasó las siguientes docenas de minutos frente a la casa. Sus manos se elevaron repetidamente hasta la campana antes de volver a caer. Al final, sin embargo, Seol Jihu respiró profundamente y llamó a la puerta.

Tal vez su golpeteo fue demasiado suave porque no hubo reacción.

'¿Tal vez no hay nadie en casa?'

Tragó y lentamente tecleó el código de la puerta. Luego escuchó que la puerta se abría.

Entró con cautela al interior, pero luego, tuvo que detenerse abruptamente. Un hombre con un par de gafas se paró en las escaleras del segundo piso y le miró con una expresión poco amistosa en su cara.

"Hy, Hyung."

Era Seol Wooseok, su hermano mayor.

"Y, ¿Todavía no te has ido a trabajar...?"

"…."

Seol Wooseok lo miró con desprecio antes de darse la vuelta silenciosamente y volver a subir las escaleras.

¡¡¡Slam!!!

Pronto, el sonido de una puerta que se cerró de golpe y que fue lo suficientemente fuerte para hacer que Seol Jihu se estremeciera, resonó.

'... Por supuesto'.

Tenía sus expectativas, pero no estaba en posición de esperar nada. Sin embargo, todavía quería disculparse. Pensó que lo mejor sería terminar lo suyo e irse lo antes posible.

Colocó un sobre lleno de dinero frente a la habitación de Seol Wooseok y luego se dirigió directamente a la habitación de su hermana pequeña.

Encontró a Seol Jinhee profundamente dormida en su cama usando nada más que una camisa sin mangas y ropa interior. Ella también estaba babeando.

'Sí, saltarse las clases del lunes por la mañana era un ritual importante para ella, ¿No?'

A pesar de todo, ella poseía sentidos agudos. Seol movió con mucho cuidado las sábanas para cubrirla, y luego colocó el portátil en su escritorio. Sacó las llaves del coche y ₩5 millones, las metió dentro de su bolso. Y justo cuando estaba a punto de salir de su habitación...

"Tú".

Su voz aún sonaba somnolienta, pero al mismo tiempo, definitivamente no era amistosa.

"¿Qué es lo que quieres?"

Acompañada por los sonidosde la tela, Seol Jinhee pateó las sábanas y se levantó. Seol Jihu se estremeció ligeramente.

"¿Es, estabas despierta?"

"¿Quién demonios eres tú para entrar en mi habitación sin mi permiso?"

Se alejó de la cama y se acercó a él. Entonces, sus ojos cayeron sobre su escritorio.

"Me preguntaba qué demonios estabas haciendo... ¿Viniste aquí para darme esto?"

"¿Eh? Uh, sí."

Seol Jinhee comenzó a fruncir el ceño como si verlo le produjera náuseas.

"Qué broma".

De repente agarró el portátil y lo tiró con fuerza. Aterrizó en el suelo con un fuerte golpe y rebotó.

"Agárralo y piérdete".

"Es, espera. Jinhee..."

"Jinhee, mi culo. No me importa, ¡Así que lárgate de aquí, ahora mismo!"

Se acercó a Seol Jihu y lo empujó furiosamente. Él no planeaba resistirse a ella en primer lugar, así que retrocedió varias veces antes de aterrizar con fuerza sobre su trasero.

Sin molestarse en ver si estaba herido o no, ella resopló burlonamente y recogió su bolso.

"Qué maldita broma. ¿Qué, finalmente ganaste algo de dinero en el casino? ¿Por qué si no un maldito ladrón como tú pensaría de repente en su hermana pequeña?"

Su expresión seguía siendo burlona mientras miraba dentro de su bolso...

"¿...?"

Vio el fajo de billetes que ascendía a ₩5 millones, así como las llaves del coche, y se quedó en blanco. Parpadeó un par de veces y luego levantó la cabeza.

"¿Hermano mayor?"

No estaba hablando con Seol Jihu.

Antes de que nadie se diera cuenta, Seol Wooseok estaba entrando en la habitación con un sobre en la mano.

Le preocupaba que Seol Jihu pudiera causar un problema y vino aquí rápidamente, pero al encontrarse con una situación que podría describirse como totalmente opuesta a lo que le preocupaba, todo lo que pudo hacer fue alternar su mirada entre sus hermanos.

"... ¿Qué es esto?"

Su voz sonaba dura y firme. Tiró el sobre al suelo, causando que los billetes de dentro se derramaran. Los ojos de Seol Jinhee se abrieron de par en par.

"¿Qué, qué demonios? ¿Cuánto es esto?"

Empezó a contar, y luego su mandíbula casi se cae al suelo.

"50 mil..."

Y entonces, miró de nuevo al bolso.

"¡¿55 millones?!"

Entonces recordó la llave del coche y el portátil también.

"Ha... debes haberte sacado el premio gordo, ¿Eh?"

"Jinhee, devuélvele todo a él."

Cuando Seol Wooweok habló en un tono frío, Seol Jinhee lo miró fijamente de forma fría.

"¿Por qué? ¿Estás loco?"

"Es obvio. Consiguió este dinero a través de las apuestas".

"Sigue siendo dinero, ¿No? ¡No! ¡No lo devolveré!"

Seol Wooseok extendió la mano para arrebatarle el dinero, pero ella se llevó el bolso que tenía el sobre con el dinero dentro debajo de su ropa y lo abrazo fuertemente.

"¡¡Seol Jinhee!!"

"¿Qué?"

"¿De verdad quieres ese dinero sucio?"

"Sucio o no, este dinero pertenece por derecho a esta familia. Nos pertenece a nosotros en primer lugar, ¿No lo entiendes? ¿No sabes cuánto están luchando papá y mamá hoy en día?"

Cuando las emociones de los dos hermanos Seol comenzaron a agudizarse, Seol Jihu intervino apresuradamente y los separó. No vino aquí para verlos pelear. Al menos necesitaba resolver este malentendido antes de hacer cualquier otra cosa.

"Hyung, Jinhee, se equivocaron. No conseguí ese dinero a través de las apuestas."

Seol Jinhee dejó de discutir con su hermano mayor e hizo girar su cabeza para enfrentarlo.

"Vete a la mierda".

Resopló como si toda la idea la hiciera reír de verdad.

"Si planeabas mentir, entonces hazlo más convincente, ¿De acuerdo? Ah, ¿Tal vez robaste esto? ¿Robaste un banco o algo así?"

"Te estoy diciendo la verdad".

Seol Jihu suplicó con una expresión de frustración en su rostro.

"Dejé de apostar. Ya le pedí al casino que me prohíba entrar al lugar. Y el dinero es de una comisión. No, es del trabajo."

"¿Dejaste de apostar?"

"¿Una prohibición de por vida para entrar en el casino?"

Seol Wooseok y Seol Jinhee preguntaron al mismo tiempo.

"Dejé de apostar hace un mes. Y hoy, vine aquí justo después de pedirle al Casino Tierra Seorak que me prohibiera permanentemente poner un pie en ese lugar. Por favor, créanme."

Seol Jihu lo explicó tan claramente como pudo. Sin embargo, no se trataba de que no lo entendieran, sino de que todo estaba relacionado con la confianza.

"Entonces, lo que está diciendo es que dejaste de apostar, pediste voluntariamente que se te prohibiera permanentemente la entrada, y este dinero es legítimo, ¿Es eso cierto?"

Como si encontrara la idea demasiado increíble, Seol Wooseok preguntó de nuevo.

"Deja de malgastar mi tiempo, ¿De acuerdo? ¿Crees que volveré a caer en tus mentiras?"

Seol Jinhee respondió burlonamente.

"Oh, entonces, cuando te rogamos que consiguieras la prohibición de la entrada, ni siquiera fingiste escuchar. Y cuando intentamos hacerlo por ti, ¿No hiciste un berrinche tremendo? ¿Esperas que te creamos ahora?"

"Jinhee..."

"¿Ahhh? ¡¿Cómo te atreves a poner esa cara delante de mí?! ¿Qué? ¿Pensaste que sólo porque trajiste a casa algo de dinero, empezaría a adularte o algo así? ¿Pensaste que empezaría a llamarte Oppa de nuevo? Deja de soñar, bastardo. Una cosa no tiene que ver con la otra. ¡Este dinero es algo que pertenece a esta familia para empezar!"

Seol Wooseok interrumpió a su hermana pequeña allí.

".... Lo confirmaré."

Su mirada estaba llena de sospechas cuando encendió su teléfono inteligente. Después de tres o cuatro tonos de llamada, Seol Wooseok abrió la boca.

"¿Esta es la Tierra Seorak? Sí, sí. Me gustaría pedir que se le prohíba a una persona entrar en su... Ah, soy su hermano mayor. Su nombre es Seol Jihu... ¿Por favor puede repetirlo?"

La voz de Seol Wooseok se hizo progresivamente más fuerte.

"¿Pidió que se le prohibiera permanentemente? ¿Hoy? ¿Personalmente?"

Seol Jinhee escuchó en silencio desde un lado y quedó aturdida.

"En ese caso, ¡¿Es posible averiguar cuándo fue la última vez que entró en su... Sí, la última vez... Fue el dieciséis de marzo?!"

Poco después, Seol Wooseok colgó. La actitud de Seol Jinhee se había suavizado un poco, pero aún así continuó mirando a Seol Jihu.

Seol Wooseok habló como si aún no estuviera convencido.

".... Todavía no puedo creer esto."

"Hyung. Realmente, yo..."

"No, espera. Bien. Digamos que estabas diciendo la verdad. Entonces, ¿De dónde has sacado este dinero?"

"¿Uh? Eso, eso es de..."

"Escuché que Seonhwa te dio 2 millones hace un mes."

'¿Él sabía de eso?' Seol Jihu sólo pudo abrir y cerrar la boca, sin poder decir nada.

"También me enteré de que devolviste todo más tarde esa noche... No tenías ni una sola moneda a tu nombre, así que ¿Cómo puedes ganar tanto dinero en un mes sin recurrir al juego? No sólo eso, trajiste un portátil y la llave de un coche."

Eran preguntas bastante perspicaces y punzantes. Incluso Seol Jinhee lo encontró extraño después de escucharlas.

"Espera, este es el súper caro portátil de juegos..."

Empezó a mirar más de cerca el portátil tirado, y seguro que su sospecha se hizo aún más fuerte.

Seol Jihu se dio cuenta de su error, entonces... ¿Debería atribuirlo a sus deseos de sacar lo mejor de él? Recordó que a su hermana pequeña le encantaba jugar, así que gastó más de 3 millones de won para comprar el mejor portátil de juegos encontrado en la tienda. ¿Cómo podría haber adivinado que esa cosa terminaría siendo una fuente potencial de problemas?

'¿Qué debo hacer ahora?'

Al final, no tuvo más remedio que engañar para salir de esta. Si dudaba y perdía el tiempo aquí, empezarían a sospechar algo completamente distinto de él.

"Es por eso que estoy aquí hoy, para hablar con ustedes sobre lo que está pasando."

Mencionó cuidadosamente cada una de las palabras. Si decía lo que se le ocurría, podrían mostrarse agujeros en su historia muy rápidamente. Así que Seol Jihu eligió con cautela lo que quería decir.

"Fui introducido a un trabajo a través de una persona que conozco... Se paga bastante bien."

"¿Qué clase de trabajo paga tanto?"

"Oh, eso. Tuve suerte, eso es todo. Algo grande sucedió y recibí un gran bono".

"... ¿Carreras de caballos? ¿O apuestas deportivas?"

"Hyung".

"¿Lotería?"

Seol Jihu se frotó la cara. Confirmó una vez más lo que su familia pensaba de él. ¿Pero cómo podría culparlos? Se lo merecía, después de todo.

"Este dinero no tiene nada que ver con las apuestas."

"Tú. ¿Puedes repetir todo lo que dijiste delante de mamá y papá?"

Hacer eso era parte del plan original de Seol Jihu, pero ahora había cambiado. Su hyung o su hermana pequeña no podrían detectar la falla en la historia, pero podía prever que su padre estaría aciendo muchas preguntas incómodas.

"Me gustaría hacer eso, pero tengo que irme."

"Estará en casa pronto."

"Es sólo porque estoy muy ocupado. Hoy estuve trabajando fuera de la oficina, por eso estoy aquí. Así que, por favor, habla con papá por mí. Por favor...

"¿Qué quieres que le diga?"

"Muy pronto, saldré de la ciudad por un tiempo. La duración podría ser de uno o tal vez más de dos meses. No podrás contactarme durante ese tiempo, pero no se preocupen por mí."

Se las arregló para explicar, aunque a duras penas. Tanto Hyung como su hermana pequeña parecían estar confundidos, pero no había forma de evitarlo. Seol Jihu no podía decirles nada concreto aunque quisiera.

"Tengo que irme. Me estoy retrasando. Vendré la próxima vez para saludar adecuadamente a mamá y papá".

Seol Jihu forzó una sonrisa y se despidió. Abrió la puerta, bajó las escaleras y abrió la puerta principal.

Pero, hasta que cerró la puerta...

No importaba tratar de detenerlo, ni siquiera podía escucharlos decir su nombre. Por supuesto, usó la excusa de estar ocupado, pero aún así...

"…."

Por alguna razón, sintió que todo su vigor estaba abandonando su cuerpo.

¿Pensaste que sólo porque trajiste a casa algo de dinero, empezaría a adularte o algo así?

Las palabras de su hermana, surgieron cuando su mente aún estaba demasiado caótica para escucharla y finalmente dieron su golpe mortal.

Como si supieran que merecía el dolor, el golpe fue muy duro y profundo.

'Quería... disculparme apropiadamente...'

Pero había estado demasiado ocupado inventando excusas para no poder pedir perdón siquiera una sola vez.

Su primer paso no funcionó como quería, pero aún tenía una persona más con quien disculparse.

La cabeza de Seol permaneció baja mientras caminaba hacia la estación de metro más cercana.

Sus hombros también cayeron impotentes.