Reciente

sábado, 7 de marzo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 38

Capítulo 38. Señorita Zorra (1)


Maná.

Si se hablara de este misterioso poder, la conversación no tendría fin. Sin embargo, si uno lo definiera en los términos más simples, entonces podría ser llamado un 'regalo único'.

Después de que los invasores devoraran a la Deidad Principal, este poder era el único método de resistencia que tenían contra las razas alienígenas.

Excluyendo uno o dos casos extremos, todos los humanos generalmente poseían alguna cantidad de maná. El potencial de crecimiento de un individuo estaba dictado por sus talentos innatos o líneas de sangre, pero sin duda, los humanos nacieron con este poder existiendo en su interior.

Casi todos los que usaron este poder 'profesionalmente' dirían lo mismo: lo mejor sería que uno empezara a entrenar su maná lo antes posible.

Este consejo no sólo implicaba que la cantidad de maná disponible aumentaría con el entrenamiento. También se conseguiría entrenar los caminos en sus cuerpos donde el maná fluye, el llamado 'Circuito'.

Alguien que nace con una gran cantidad de esta energía necesita prestar mucha atención cuando comienza su entrenamiento. Hubieron varios casos donde los frágiles Circuitos no pudieron soportar la circulación del maná y se rompieron. En algunos casos, sus circuitos fueron destruidos completamente.

Así como se templaría el acero repetidamente para eliminar las impurezas tanto como fuera posible, el 'Circuito' también se fortalecería gradualmente a medida que una cantidad manejable de maná fluyera constantemente. Por lo tanto, entrenarse desde el principio es la decisión correcta.

Sin embargo, la situación a la que se enfrentaba Seol era bastante complicada.

Sus poderes se manifestaron cuando era extremadamente joven. Un pequeño camino se formó gradualmente cuando siguió su instinto y usó su nuevo poder. Nunca recibió un entrenamiento adecuado; ni siquiera se dio cuenta conscientemente de que había estado abusando de su poder repetidamente.

Y el momento en que perdió su poder se convirtió en un punto crítico de su vida.

Aunque había estado usando su maná casi inconscientemente, había estado confiando en él durante casi 20 años. Inevitablemente, la cantidad de energía que podía manejar había crecido mucho. Sin embargo, gracias a que de repente abusó de su poder constantemente, el circuito que apenas había estado aguantando terminó siendo empujado hasta el límite y terminó rompiéndose.

Gracias a 'Visión Futura', su cuerpo instintivamente 'recordó' nuevos caminos que podían ser usados alternativamente. Eso llevó a Seol a recuperar sus poderes, pero aún así, su viejo circuito permaneció roto.

La razón por la que Seol eligió 'Lágrimas de Psychi' fue porque, después de aprender 'Aplicación de Maná', exploró regularmente cómo funcionaba el circuito de su cuerpo mientras meditaba y terminó descubriendo el camino roto.

[Lágrimas de Psychi]

El renombrado alquimista de Scheherazade, Psyche.

Se apiadó de una mujer cuyo cuerpo fue arruinado por un desastroso entrenamiento de maná cuando todavía era una niña.

Para esta mujer, cuyo cuerpo continuó marchitándose con el paso de los días, Psyche persiguió implacablemente el conocimiento e investigó una forma de devolverle la vida que anhelaba.

Hizo un largo viaje para conseguir todos los ingredientes para su elixir, sólo después de conquistar muchas pruebas y adversidades, pudo saborear los frutos del éxito. Sin embargo, cuando regresó a la ciudad de Scheherazade, la mujer a la que dedicó toda su vida ya se había ido de este mundo.

Muchos hombres influyentes deseaban poseer los resultados de su increíble viaje, pero Psychi simplemente eligió dirigirse al templo sagrado donde descansaban los restos de la mujer. Allí, derramó lágrimas de dolor y rezó.

Rezó para que, aunque no la volviera a ver, al menos recibiera este último regalo de él.

El dios se conmovió por este amor sincero que abandonó el honor y la riqueza, así que consideraron adecuado nombrar esta ofrenda como las Lágrimas de Psychi.

De esa manera nacieron las Lágrimas de Psychi, el artículo milagroso que quizás ejemplificaba la esencia más pura de la alquimia. El artículo que contenía todo el conocimiento que un hombre adquirió a lo largo de su vida, desde su juventud hasta su vejez.


*


"Mm...."

La vista de Seol estaba borrosa. Parpadeó varias veces, causando que las secreciones se deslizaran de su cara.

Podía escuchar los ruidos de salpicaduras cada vez que intentaba moverse. Casi se sentía como si estuviera en un charco de agua o barro espeso. Todo su cuerpo se sentía pegajoso y pesado. Seol empujó cautelosamente la parte superior de su cuerpo hacia arriba de la bañera, sólo para comenzar a vomitar urgentemente.

"¡Euuuph...!"

El olor amargo de la sangre seca y el hedor putrefacto de la suciedad se combinaron para invadir su nariz. Seol continuó vomitando durante un tiempo, pero después de recuperarse, notó todas las secreciones y excrementos que llenaban la bañera. Un profundo ceño fruncido se formó en su cara.

Había sangre negra podrida llena de restos de su piel desprendida; líquido amarillo que podía ser su sudor o su orine; verdadera y auténtica mierda; y finalmente, trozos flotantes endurecidos de algo completamente inidentificables...

Todos estos asquerosos y malolientes secreciones estaban mezcladas en la bañera. Había tantas de estas 'sustancias' en la bañera, que Seol apenas podía creer que todas salieran de su propio cuerpo.

'Tomé la decisión correcta, durmiendo en la bañera...'

Seol contuvo la respiración mientras abría los grifos. El agua tibia salió corriendo y se las arregló para desalojar el excremento endurecido, lavando la superficie lentamente.

Seol decidió que también podría tomar un baño. Tenía la sensación de que, una vez que dejara la Zona Neutral, tomar un baño caliente como éste sería un lujo que no podría permitirse durante mucho tiempo. También quería deshacerse de todas las suciedades lo antes posible.

Procedió a verter los suplementos de baño que ayudaban a la recuperación natural y sumergió su cuerpo en el agua caliente. Permaneció allí más de 30 minutos y se limpió todo el cuerpo dos veces. Sólo entonces se sintió completamente renovado.

Seol se sintió mucho más satisfecho después de observar su reflejo limpio en el espejo. Sin embargo en poco tiempo, cayó en una tranquila contemplación. Ahora que se había deshecho de todas las cosas desagradables, era hora de confirmar los efectos de las Lágrimas de Psychi.

'Mm...'

Se dio cuenta de que el flujo de su maná se había vuelto aún más suave. Aunque nunca sintió que el flujo fuera lento al principio, se parecía a alguien que usaba 3G y que finalmente se cambió a LTE para descubrir un nuevo mundo.

Seol pronto averiguó la razón revisando su Circuito. No sólo su Circuito previamente roto estaba arreglado, sino que la longitud total de su Circuito se había hecho mucho mayor también. Además, las impurezas que bloqueaban el camino habían sido eliminadas, lo que significaba que el ancho total del Circuito se había multiplicado varias veces.

Más importante todavía, la cantidad que podía fluir a través del Circuito aumentó y el vigor con el que fluía también.

Si tuviera que comparar, su anterior flujo de maná sería un lindo arroyo de agua que salía de un valle, en cambio su flujo actual sería como un majestuoso río que serpenteaba y se movía libremente.

De hecho, le resultaba más fácil controlar su maná. Se le puso la piel de gallina cuando se dio cuenta de lo refrescante que se sentía cuando la energía se esparcía y entraba hasta en los más pequeños puntos de acupuntura de todo su cuerpo.

De ahora en adelante, Seol podría producir mucho más maná del que sus estadísticas actuales indican.


[Ventana de su estado]

[4. Habilidades]

3. Otras habilidades (1)
-Circuito Reforzado (Superior)


'Me pregunto si de esta manera se siente la famosa Limpieza de Médula Ósea'.

Seol sonrió después de comprobar su ventana de estado.

Si su ocupación hubiera sido un Mago, probablemente pensaría que esta fue una de las mayores oportunidades de suerte que encontraría en su vida.

Sin embargo, Seol sólo podía pensar en la recuperación de su antiguo camino y se mantuvo ajeno a la verdad.


*


Tan pronto como llegó la mañana, Seol terminó enfrentándose a una tormenta de caos. Odelette Delphine anduvo anunciando el hecho de que había logrado superar con éxito la misión imposible. Gracias a ella, tuvo que repetir la misma frase una y otra vez mientras bajaba al primer piso.

"¿Por qué hay tanto caos?"

Si no fuera porque Cinzia hizo su oportuna entrada junto con todas las asistentes en la plaza del primer piso, Seol habría pasado el resto del día explicando las cosas.

Pero después de recibir una explicación de lo que estaba pasando, incluso ella se quedó aturdida. Echó un vistazo rápido al tablero de anuncios completamente vacío y una sonrisa irónica apareció en sus labios.

"Parece que le debo una disculpa a Agnes".

Al escuchar eso, las comisuras de los labios de Agnes se enroscaron un poco.

Poco después, comenzó un simple procedimiento de salida.

Cinzia ofreció un pequeño elogio para todos, felicitándolos por su duro trabajo de los últimos tres meses. Después, los sobrevivientes pagaron 1000 SP y devolvieron sus teléfonos inteligentes.

Después de todo lo dicho y hecho, el primer piso se llenó con el ruido de las pesadas puertas de acero que se abrían.

"Pasen por ahí, el Paraíso al que todos han estado deseando entrar les estará esperando."

Cinzia habló mientras señalaba el oscuro pasillo.

"No habrá nadie que les guíe, ya que tendremos que quedarnos atrás y desactivar la Zona Neutral. Pero estoy segura de que ustedes son más que capaces de caminar por un pasillo".

Tal vez al darse cuenta de que estaba haciendo una broma, algunos supervivientes empezaron a reírse como respuesta.

"Bueno, de todas formas no pasará nada. Incluso preparamos un área de banquetes para ustedes y todo eso. Lo que tienen que hacer es esperar a que los busquen. Después de eso, negociar, firmar un contrato, lo que sea... En cualquier caso, encontrarán comidas simples listas para ustedes en las mesas colocadas afuera. Disfruten tranquilamente de su desayuno y esperen allí."

Cinzia sacó un paquete de cigarrillos como si hubiera terminado de hablar, antes de abrir la boca de nuevo.

"Oh, y una petición, si se puede... al menos por hoy, no peleen."

Ella momentáneamente dejó de hablar para poder sacar un cigarrillo con los dientes, luego continuó con un tono de voz sorprendentemente serio.

"Les aconsejo que dejen los eventos de la Zona Neutral en el pasado. Hoy es un día para celebrar, ¿No es así?"

Encendió el cigarrillo, inhaló profundamente, luego dejó que el humo blanco saliera de sus fosas nasales y labios abiertos.

"Especialmente ustedes, los Invitados... Sé muy bien lo poderosos que son sus patrocinadores. Al ser capaces de hacer alarde de sus derechos para movilizar tantas Marcas, estoy segura de que tienen bastante influencia."

"…."

"Pero sería mejor para ustedes que abandonen los pequeños rencores que tienen antes de dejar este lugar. Recuerden eso".

Hubo un sonido que venía de la multitud, alguien había resoplado burlonamente.

"A pesar de que hice una pequeña petición tan agradable, inevitablemente habrá un derramamiento de sangre el primer día... Oh, bueno. En el momento en que pongan un pie fuera de este lugar, ya no son de mi incumbencia, así que hagan lo que quieran."

Cinzia chasqueó su lengua y continuó mientras se peinaba el flequillo hacia arriba.

"Con esto, declaro el cierre oficial de la Zona Neutral."

Por primera vez, comenzó a sonreír suavemente.

"Fue una verdadera tarea cuidar de ustedes. Espero que no nos volvamos a ver nunca más."

Luego se dio la vuelta y se fue.

'¿Es ese el final?'

Seol miró fijamente la parte trasera de Cinzia, antes de observar sus alrededores. Los demás mostraban reacciones similares.

"¿Por qué siguen aquí?"

Fue entonces cuando la voz aguda de esa mujer se clavó en sus canales auditivos una vez más.

"¿Por qué no se van de inmediato? ¿También tenemos que tomarlos de la mano?"

Sólo entonces los supervivientes empezaron a moverse uno por uno. Se dirigieron hacia la dirección hacia la que Cinzia apuntaba.

'Así que, es.... realmente el final'.

Seol miró a una de las asistentes que seguían a Cinzia. Tal vez sintió su mirada, porque Agnes se giró para mirarle. Seol, aturdido, la saludó con la mano y ella le respondió con la habitual reverencia; silenciosa y digna.

"¡Vamos a seguir adelante! ¡Vamos!"

Yi Seol-Ah agarró con entusiasmo el brazo de Seol y lo jaló.

'¿En serio, esto es todo?'

Incluso mientras estaba siendo arrastrado, Seol siguió mirando hacia atrás. No quería perderse nada.

Desesperadamente, se fijó en la Zona Neutral.

'Corrí por la pista como un loco, ¿No?'

Observó el tablero de anuncios de la misión, ahora vacío.

También vio las mesas del salón donde se sentó con sus compañeros para charlar, o para discutir la estrategia para su próxima misión.

'Practiqué el Golpe, Estocada y Corte como un loco, también'.

... El gimnasio donde entrenaba como si no hubiera un mañana bajo la guía de Agnes; las tiendas en las que había estado mirando las vidrieras, preguntándose si había algo llamativo; el restaurante en el que siempre comía; e incluso su habitación, que se había llenado con las risas de los hermanos Yi que se quedaban con él ...

Los recuerdos de los últimos tres meses entraron y salieron rápidamente por su mente.

El lugar donde deseaba una transormación; donde finalmente pudo cambiar.

El lugar que permanecería para siempre en sus recuerdos, se alejadaba cada vez más hasta hacerse lo suficientemente pequeño como para cubrirse de su vista con una sola mano. Pronto, la oscuridad del pasillo se tragó las luces de la plaza y ya no se pudo ver nada.

"Ah".

Seol estaba a punto de extender la mano, sólo para darse cuenta tarde de que Yi Seol-Ah aún se estaba agarrando del brazo.

"... ¿Orabeo-nim?"

Yi Seol-Ah inclinó la cabeza. La mayoría de los supervivientes ya habían abandonado el pasillo, pero el joven aún dudaba en irse.

"Uhm... Sí, vámonos."

Seol se dio la vuelta para irse, pero seguía teniendo un conflicto.

'Pero, ¿Por qué?'

Había estado esperando el final de la Zona Neutral durante tanto tiempo, y aún así...

'¿Por qué...?'

Sólo unos pocos pasos más, y estaría entrando en el Paraíso, pero...

'... ¿Por qué no estoy feliz?'

Sólo entonces, Seol entendió por qué; estaba infeliz por el hecho de tener que dejar la Zona Neutral.

Antes de que pudiera hacer algo al respecto, la oscuridad se retiró de repente de su entorno. La brillante luz del sol hacía que le picaran los ojos, mientras que una cálida y húmeda brisa rozaba su piel.

Reflexivamente, Seol entrecerró los ojos y levantó lentamente la mano.

Lo primero que vio fue un cielo teñido de un suave tono rojizo bajo el sol abrasador. Y debajo de eso, una vasta extensión de llanura desolada cubierta por el color marrón de la nada. La llanura era tan vasta, que Seol pensó momentáneamente que podía mirar el fin del mundo en el horizonte.

'Así que, esto es...'

... Paraíso.

De hecho, ahora estaba de pie en el Paraíso Perdido, donde no había nada hasta donde sus ojos podían alcanzar.

"Como pensé, es una torre".

La mandíbula de Yi Sungjin no quería cerrarse mientras miraba hacia arriba detrás de él.

Una torre blanca y solitaria se erigía en este desolado paisaje. Su enorme tamaño hacía que uno se encogiera ante su majestuosidad, aunque tampoco se podía evitar pensar que también era bastante hermosa.

"¿Por qué no desayunamos, ahora que hemos echado un vistazo?"

Hyun Sangmin se inmiscuyó repentinamente en el trío mientras Seol miraba aturdido su nuevo entorno.

Como dijo Cinzia, había varias mesas de madera colocadas fuera de la torre con comida encima.

"¿Puedes ver a la persona que viene a buscarte?"

Seol lentamente dirigió su mirada a la multitud. Había mucho ruido en el lugar, como si la gente que venía a buscar a los supervivientes ya estuviera mezclada entre ellos.

Seol sacudió lentamente su cabeza mientras miraba a ciertas personas tocándose los hombros mientras gritaban, "¡Amigo!" Pero no pudo encontrar a Kim Hannah en ninguna parte.

"No creo que ella esté aquí todavía."

"Yo estoy igual. Bueno, vamos a ir allí. Todo el mundo se ha reunido por ese lado."

En la mesa a la que Hyun Sangmin condujo a los jóvenes, Shin Sang-Ah y Yun Seora ya los estaban esperando.

"De todas formas... Para un lugar llamado Paraíso, no hay mucho que mirar, ¿Verdad?"

"¿Sabes dónde estamos? Además de la torre, no hay absolutamente nada alrededor de aquí."

Al comenzar la comida, comenzaron a charlar entre ellos. Hyun Sangmin se quejó de que el tipo que lo invitó se estaba retrasando, mientras que Shin Sang-Ah reveló su preocupación por ser una contratada, pero luego, dijo que estaba razonablemente segura de sus oportunidades puesto que ahora era un Sacerdote.

Seol no comió nada, sólo movió la copa de madera que contenía algún tipo de bebida.

Sólo Yun Seora estudió en silencio el humor amargo de Seol durante un tiempo antes de tocarlo suavemente con el dedo.

"¿...?"

Seol se estremeció y se giró para mirar, con lo que Yun Seora señaló cautelosamente detrás de él. Hao Win, sentado junto a sus compañeros de equipo, le estaba saludando.

Seol pidió permiso a los demás y dejó la mesa para ir allí.

"¿Tu persona no ha llegado todavía?"

"Sí, ella no ha llegado. ¿Y tú, Hao Win?"

"Dije que nos tomáramos nuestro tiempo. Pensé que podría ponerme un poco emocional hoy por alguna razón."

Seol se identificó inmediatamente con ese sentimiento y asintió con la cabeza.

"En cualquier caso, ¿Puedes hacer algo con esta pequeña dama con la cabeza volteada? Ha estado así durante un tiempo."

La pequeña dama a la que se refería Hao Win era naturalmente Odelette Delphine. Sus brazos se mantuvieron cruzados sobre su pecho mientras no miraba a Seol. Sus dos mejillas también estaban hinchadas. Cualquiera podría decir fácilmente que estaba realmente enojada.

"¿Señorita Delphine?"

"Hmpf".

"¿Sigues enfadada?"

"¡HMPH!"

Odelette Delphine continuó resoplando infelizmente, lo que llevó a Tong Chai a reírse a carcajadas.

"Honestamente, no puedo creerlo todavía. En realidad, has despejado la misión imposible con un solo talismán."

"No estaba completamente seguro de ello. Se podría decir que no tenía ningún plan, en realidad..."

Seol inconscientemente se frotó la mejilla izquierda y se estremeció. Esa cosa, que le rozó la mejilla, fuera lo que fuera, probablemente era para asustarlo.

Sin embargo, ¿Y si el enemigo hubiera apuntado a sus puntos vitales desde el principio?

Ni siquiera sería capaz de estar en este lugar ahora mismo.

No importaba cuántas veces repitiera esa escena en su cabeza, sabía que estuvo muy cerca de la muerte en ese momento.

"Estuve a punto de morir... Y ni siquiera puedo recordar en qué diablos pensaba en ese entonces, cuando tome la decisión de desafiar esa misión."

"Así que dice, Delphine. ¿Qué te parece si dejas de estar enfadada ahora?"

"¡Incluso entonces!"

Odelette Delphine giró su cabeza y miró a Seol, luego golpeó la mesa con sus manos.

"¡Podrías haber dicho algo!"

"Pero, si tú mueres, entonces yo..."

"¡No importa...!"

Se levantó de su asiento, y...

"¡¡Yo también quería hacer esa misión imposible~!!"

Luego corrió hacia Seol y agarró sus brazos.

"Yo realmente, realmente quería poner mis manos en el cupón de la tienda VIP..."

"…."

"Eres tan tacaño, por hacer todo solo... ¡Mi cupón VIP!"

"... Jajaja ..."

Las risas salieron de la boca de Seol mientras contemplaba su lindo lloriqueo. Ella parecía como una hermana pequeña lloriqueando y quejándose amargamente, así que Seol no pudo evitarlo.

"Eres tan tonto, Seooooolll..."

Se veía tan adorable mientras se quejaba de esa manera, así que Seol le pellizcó ligeramente las mejillas. Ella lo miró con ojos tristes, y un sonido salió de su boca.

"Ahhhhh... ¿Uh?"

Entonces, como si descubriera algo, sus ojos se abrieron aún más, y saltó repetidamente mientras agitaba sus manos.

"¡Aquí! ¡Estoy aquí!"

Se escapó con pasos ligeros. Seol pensó que la persona que la invitó debe haber llegado. Con una sonrisa de satisfacción en sus labios, Hao Win retiró su mirada de Odelette Delphine y se rió en voz alta.

"Está tan llena de energía, ¿Verdad?"

"Seguro que sí".

"Y finalmente sonreíste."

"¿Perdón?"

Seol rápidamente tocó su cara. ¿Acaba de sonreír?

"Bueno, verás, pensé que tu cara se veía deprimente ..."

"... ¿Yo?"

Ahora que lo pensaba, la depresión que sintió al salir de la Zona Neutral parecía haberse intensificado un poco. Como Hao Win implicó; a través de la ilimitada energía y entusiasmo de Odelette Delphine, ahora se sentía un poco mejor.

"Bien, bien, bien. No te haré quedarte mucho tiempo, así que compartamos un trago o dos."

"Lo haré. Gracias".

Seol asintió con la cabeza.

Aunque consiguió hacer muchos buenos recuerdos en la Zona Neutral, tampoco podía quedarse en ese lugar por el resto de su vida. Si hubiera un principio, entonces naturalmente también habría un final. Y ahora, era el momento de comenzar una nueva aventura.

Su mente se sentía mucho más ligera cuando pensaba de esa manera.

"Muy bien. Ahora, todos, salud~."

Aunque Odelette Delphine se había ido, Leorda Salvatore, Tong Chai y Hao Win seguían aquí.

Y, justo cuando las cuatro tazas estaban a punto de juntarse...