Reciente

miércoles, 4 de marzo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 36

Capítulo 36. Al Paraíso (2)


Yi Seol-Ah, Yi Sungjin, y Yun Seora.

Los tres estaban profundamente absortos en misiones últimamente. La fecha límite para el cierre de la Zona Neutral se acercaba rápidamente.

Ya que necesitaban 1000 puntos de supervivencia para entrar al Paraíso, no resultaba difícil decir que el trío pasó casi la mitad del día cerca del tablero de anuncios del primer piso para acumular la cantidad necesaria.

Por supuesto, Seol ya les dijo que no debían preocuparse aunque no pudieran acumular 1000 puntos, pero los tres no podían sentirse felices con sus circunstancias actuales.

Sin embargo, no fue simplemente porque se sintieran avergonzados. A medida que pasaba el tiempo, comenzaron a darse cuenta de lo que tuvo que hacer Seol para apoyarlos, y la cantidad necesaria para hacerlo.

La prueba más obvia era que estaban equipados de pies a cabeza con un equipamiento muy caro. Aunque no quedaba mucho tiempo hasta el final del plazo, sólo alrededor del 30% de los supervivientes consiguieron comprar un conjunto completo de armaduras. Sólo por este hecho, los tres se dieron cuenta de su posición ventajosa en comparación con otras personas.

Así que el problema estaba en que aprendieran a sobrevivir por su cuenta, en vez de por su orgullo. Seol ya había hecho mucho por ellos, así que si no lograban ganar 1000 puntos por su cuenta, definitivamente carecían de las calificaciones para ser tratados como 'supervivientes' en este lugar. Como mínimo, querían probar que eran elegibles para entrar en el Paraíso por su propia cuenta.

'¡Lo hice!'

Después de completar con éxito una misión de dificultad 'Normal' por su cuenta, Yi Seol-Ah se regocijó de todo corazón frente al tablero de anuncios. En realidad, el hecho de que ella sola pudiera completar esa misión no sería visto como un gran logro en este momento por otras personas.

Sin embargo, considerando cuánto tiempo hace que empezó a hacer las misiones, el ritmo de su crecimiento fue realmente explosivo. En su primera misión, ni siquiera pudo mover los hilos de su arco correctamente por el nerviosismo.

'¿Me alabará?'

Una sonrisa floreció en su rostro al recordar la cara de su orabeo-nim que constantemente la animaba a ser más valiente, asegurándole que era capaz de hacerlo, y siempre tomándose el tiempo para enseñarle las cosas paso a paso, aunque ya debería sentirse frustrado con ella.

'Esto es divertido'.

Yi Seol-Ah comenzó a mirar el tablero de anuncios con una sonrisa inocente en su rostro.

Dado que en un principio se disponía de un número mucho mayor de misiones de dificultad 'Normal' en comparación con otras, todavía se podían encontrar bastantes pergaminos disponibles en el tablero. De acuerdo, sólo quedaban unos seis o siete intentos por misión, pero sin embargo, ella planeaba hacerlos un par de veces más para armarse de valor y afrontar las misiones 'Ligeramente Difíciles' más adelante.

'Vamos con esta'.

Yi Seol-Ah finalmente terminó su feliz dilema y alcanzó un pergamino de misiones, sólo para...

"Oh, cielos, ¿Mira quién es? Ha pasado un tiempo, ¿Verdad?"

... Sólo para que su mano se detuviera cuando una voz la llamara de repente. Una desconocida mujer Oriental estaba de pie detrás de Yi Seol-Ah incluso antes de que nadie lo notara, sus ojos se entrecerraron en una rendija como una serpiente venenosa.

"¿Quién...? Ah."

Yi Seol-Ah tartamudeó un poco, antes de soltar una pequeña exclamación. Aunque no lo recordaba, aún pensaba que reconocía quién podría ser esta mujer. Justo al final del Tutorial, ¿No vio a esta persona en la azotea?

"Eres de... la misma Área que yo, ¿Verdad?"

"Me acuerdo de ti".

"¿En serio?"

"Sí. ¿No eras tú esa chica que trató de lucirse y terminó siendo la primera en morir? En el auditorio."

El tono burlón de la mujer hizo que la expresión de Yi Seol-Ah se endureciera.

"No sabes quién soy, ¿Verdad?"

"Mi memoria no es tan buena."

"Sí, estoy segura. De todas formas, es bueno conocerte. Soy Oh Minyoung."

"Sí, sí, encantada de conocerte."

La cara de Yi Seol-Ah se nubló mientras saludaba educadamente. Esta mujer, Oh Minyoung, ni siquiera se molestó en disfrazar su actitud hostil presente en su voz y en la forma en que miraba a la chica.

"La fecha límite se acerca rápidamente, así que, ¿Ya has ganado suficientes puntos?"

"No, todavía no."

"¿En serio? ¿Aún no has acumulado 1000 puntos?"

"No..."

De hecho, Yi Seol-Ah entró en pánico después de sentir la intensa malicia de la mujer hacia ella.

Oh Minyoung cruzó sus brazos sobre su pecho y pasó sus ojos sobre Yi Seol-Ah.

Tal vez para centrarse en la movilidad, la ropa exterior de Yi Seol-Ah consistía en una chaqueta de cuero flexible, mientras que tenía una pequeña cota de malla plateada debajo.

Sus pantalones también parecían hechos de cuero de alta calidad; en su cintura tenía un cinturón negro con una correa principal sujeta a la cintura. Finalmente, en su espalda había un impresionante arco y un carcaj lleno de flechas.

Incluso en una estimación conservadora, deben haber sumado alrededor de 14.000 puntos. Oh Minyoung estaba decentemente equipada, pero no podría permitirse ni siquiera uno de los equipamientos de Yi Seol-Ah, incluso después de vender todo su equipamiento.

"Supongo que las cosas están funcionando para ti actualmente."

"…."

"No te importa si echo un vistazo, ¿Verdad?"

Oh Minyoung dio grandes zancadas y se acercó antes de llegar a Yi Seol-Ah sin permiso. Tomada por sorpresa, esta última intentó retroceder, pero para entonces, su arco ya estaba en manos de la mujer mayor.

"Eh, eh..."

"Vaya. Sí, supongo que las cosas caras son las mejores, después de todo. ¿Cuánto fue?"

"Yo, no estoy segura... No puede ser tanto."

Yi Seol-Ah apenas logró forzar una respuesta.

"¿Es así?"

Oh Minyoung observó su entorno un rato, antes de que una sonrisa sospechosa se formara en sus labios.

"En ese caso, ¿Qué tal si me das este arco?"

"... ¿Ah?"

"Dijiste que no puede ser tanto, ¿No? Oh, no. No quise decir que fuera gratis. Si me das esto, también te ayudaré. ¿Sabes lo que quiero decir?"

"No, no. No lo necesito. Gracias".

"No seas así. ¿No dijiste que necesitabas reunir Puntos de Supervivencia? Si te unes a mi equipo, estoy bastante segura de que acumularás la cantidad muy rápido".

Oh Minyoung señaló detrás de su espalda con su pulgar.

Oh Minyoung señaló detrás de su espalda con su pulgar. Había tres hombres occidentales sentados en una de las mesas del salón, mirando con lo que se podría interpretar como expresiones de 'interés'. Uno de ellos incluso sonrió a hurtadillas y le hizo un gesto con la mano a Yi Seol-Ah.

La verdad es que los que atacaron a Yun Seora fueron estos tres. Por supuesto, Yi Seol-Ah no lo sabía. Sin embargo, aún sentía una desconocida sensación de ansiedad y quería irse lo antes posible.

"Por, por favor, devuélvelo."

La inquieta Yi Seol-Ah extendió la mano y agarró su arco, tratando de tirar de él. Oh Minyoung fortaleció su agarre en respuesta.

"¿Qué estás haciendo? ¿No dije que te ayudaría?"

"No lo necesito. Por favor, devuélvemelo".

"¡Está bien, está bien! Oye, he dicho que te lo devolveré".

Cuando Yi Seol-Ah tiró con fuerza, Oh Minyoung casi se cae de la fuerza. Esta última mujer no pudo ocultar su asombro. Subestimó la fuerza física de la joven y terminó perdiendo el arco antes de que pudiera hacer algo al respecto.

"Tú....."

"Me iré ahora. Cuídate."

'Esta pequeña...' Las llamas parpadeaban en los ojos de Oh Minyoung mientras miraba la marcha de Yi Seol-Ah. Los celos indisimulados ardían vívidamente en sus ojos.

"Oye, tú. ¿Cuánto cobras por cada ocasión?"

Su fuerte grito forzó los pasos de Yi Seol-Ah a detenerse abruptamente. Ella giró tan rápido, que su cabello se agitó en el aire. Comenzó a morderse el labio inferior.

"... ¿De qué estás hablando?"

"Ya sabes. Es algo de curiosidad".

Oh Minyoung sonrió burlonamente mientras hablaba.

"Alguien como tú, ¿Cuánto cobra en cada ocasión? ¿100 puntos? ¿200?"

"¡¿Qué, qué has dicho?!"

Yi Seol-Ah no pudo evitar sospechar de su propio oído en ese momento.

"¿Cuántas veces lo hiciste, para que ese tipo te comprara una armadura genial y esas cosas? ¿Mm?"

En ese intento indisimulado de ridiculizarla, los ojos de Yi Seol-Ah se abrieron de par en par.

"¡Orabeo-nim no es así!"

"Oh, por favor. ¿Crees que no sé que vives en el mismo lugar que él?"

"¿Por qué actúas así?"

La ira de Yi Seol-Ah se disparó y su voz se volvió chillona. Las lágrimas se acumularon en los bordes de sus ojos, aparentemente para reflejar el trato injusto que estaba recibiendo.

Ni siquiera se conocían. No sólo aquí en la Zona Neutral, sino también en el Tutorial, no habían compartido una sola palabra hasta este momento. Naturalmente, Yi Seol-Ah no podía entender por qué esta mujer estaba siendo tan hostil con ella.

"Te lo dije, ¿No? Quiero ayudarte. ¿Qué sucede? ¿No quieres mi ayuda?"

"¡No necesito tu ayuda!"

"¿Cómo te atreves a levantarme la voz?"

A la señal de Oh Minyoung, los tres hombres que miraban desde el salón se pusieron de pie. Sintiendo que el estado de ánimo había empeorado rápidamente, Yi Seol-Ah comenzó a retirarse paso a paso.

"Esta unnie te enseñará una manera fácil de ganar puntos".

"Yo, yo no lo necesito."

"¿No te preocupa hacer suficientes puntos en el tiempo? No te preocupes. Esos tipos dan muchos de ellos."

Al escuchar las maliciosas palabras de Oh Minyoung, la expresión de Yi Seol-Ah se volvió aún más desagradable.

'¿Por qué?'

No le había hecho nada a esta mujer, pero ¿Por qué...?

"No hay necesidad de que actúes toda inocente, ¿Sabes? Es demasiado tarde para eso."

Yi Seol-Ah finalmente se cansó del veneno de Oh Minyoung y estaba a punto de escapar de allí. Pero, entonces...

"Sabes, tal vez deberías dejar de presentarte. ¿No estás de acuerdo?"

De repente, un hombre se entrometió en medio de las dos mujeres. Mientras que Yi Seol-Ah se sorprendió por quién era, Oh Minyoung frunció el ceño ante este nuevo acontecimiento.

Porque, él era el hombre al que le encantaba llevar un par de gafas de sol, así como ponerse una bandana verde en la cabeza; Hyun Sangmin.

Oh Minyoung comenzó a apretar los dientes.

"Tú..."

". Me preguntaba qué pasaba después de escuchar a una perra ladrando fuerte. ¿Quién hubiera adivinado que realmente era una perra de verdad?"

"¡¿Qué acabas de decir?!"

"Ohh, mi error. Mi error. Sigues siendo un ser humano, así que compararte con un animal es injusto".

Hyun Sangmin levantó sus manos a la defensiva y su expresión mostró que estaba realmente arrepentido.

"Así que, si recuerdo correctamente, su verdadero apodo era..."

Luego se quitó suavemente las gafas de sol.

"...10 puntos, ¿Verdad?"

*Temblar*

El cuerpo de Oh Minyoung tembló mientras intentaba parecer tranquila.

"Deberías tener cuidado con lo que dices si no quieres terminar como un maldito desgraciado."

"Oh, ¿Es eso cierto?"

Hyun Sangmin echó una mirada furtiva al salón y se rió despectivamente.

"Si estás molestando a causa de esos tres tontos... ¿Qué te parece si miras hacia allá?"

La mirada de Oh Minyoung siguió su mentón puntiagudo, y tuvo que tragar nerviosamente. Había un grupo de cuatro hombres mirando hacia ella.

"Verás, no eres la única con amigos... Ups, no eres amiga de esos tres. ¿Eres más bien una mascota?"

"Cierra la boca".

Oh Minyoung miró a Hyun Sangmin con ojos asesinos.

"No quiero ver esa cara asquerosa tuya, así que piérdete, hija de puta".

"No quiero. Además, solo sabes ladrar, ¿No?"

Hyun Sangmin se rió y descartó sus amenazas despreocupadamente, antes de golpear ligeramente el hombro de Yi Seol-Ah.

"Estás celosa de esta chica, ¿Verdad?"

"... No. En realidad no."

Oh Minyoung se estremeció, sus ojos se agrandaron de una manera algo extraña.

"¡No estoy celosa de ella en absoluto! ¿Por qué debería envidiar a una chica que vende su cuerpo por unos míseros puntos?"

Aunque trató de parecer tranquila, su voz sonaba claramente temblorosa. Por otro lado, Hyun Sangmin estaba completamente relajado.

"Te dije que dejaras de presentarte. Sabes que ella no lo ha hecho y por eso estás siendo maliciosa al respecto, ¿No?"

'¿De qué está hablando esta vez?'

Yi Seol-Ah escuchó esta conversación mientras se sentía ansiosa, antes de finalmente darse cuenta. Su ceño fruncido se hizo aún más profundo como resultado.

"Alguien tiene que sacudir su trasero todo el día sólo para sobrevivir, sin embargo, ella no tiene que hacerlo..."

Cuando Hyun Sangmin se burló de ella con un tono de voz burlón.

"Cierra la boca."

Su voz cargada de intenciones asesinas se filtró de su boca. Lástima que Hyun Sangmin no iba a parar sólo por eso.

"Estoy seguro de que eras mucho más feliz cuando esta chica y su hermano, así como Yun Seora, luchaban por sobrevivir, ¿Verdad? Probablemente los espiaste todos los días y te consolaste, ¿No es así? Mientras sentías una sensación de patética superioridad, pensando que al menos estabas mejor que ellos".

"¡Hijo de perra! ¿Cuándo he hecho eso? ¿Eres un enfermo mental?"

"Probablemente tú también lo esperabas, ¿Cierto? Esperando el día en que estos tres cayeran al fondo, como tú. Fuiste tú quien les dio a esos tres la idea de hacer eso, ¿No?"

Fue entonces cuando la cara de Yi Seol-Ah se oscureció aún más.

Sí. Ahora en serio... No sé quién la golpeó, pero esa persona realmente la arruinó

... ¿Podría haber sido?

Yi Seol-Ah apretó sus puños con fuerza sin darse cuenta y miró fijamente a la venenosa Oh Minyoung.

"Pero, ¿Qué vas a hacer ahora? Un día te encuentras con ellos, y todos viven felices, ¡Para siempre! Están comiendo buena comida, están entrenando tan diligentemente, e incluso equipados con un gran equipamiento para colmo. Así que, ¿Cómo puede un paquete de complejo de inferioridad como tú no sentir los celos apuñalando tu corazón?"

"¡¡¡He dicho que cierres la maldita boca, hijo de perra!!!"

Oh Minyoung gritó, pero sonaba casi como una súplica. Sus ojos inyectados de sangre se abrieron de par en par como si sus párpados estuvieran siendo abiertos por la angustia.

"¡¿De quién fue la culpa?!"

"¿Eh?"

"¡Tú, tú me hiciste así! ¿Por qué sólo les ayudaste? ¡¿Por qué no hiciste lo mismo por mí?! ¡¡Yo también luché!! ¡¡Yo, yo también luché desesperadamente y me abrí camino hasta aquí!!"

Ahora empezó a balbucear casi incoherentemente. Al escuchar esto, Hyun Sangmin resopló burlonamente.

"Deberías mirarte bien a ti misma primero. ¿Quién querría ayudarte cuando eres tan perra?"

"¿Qué? ¡¿Cuándo te he hecho algo malo?!"

"¿Tus errores? Hay bastantes, en realidad."

"Y, ¿Tú...?"

Oh Minyoung se giró enfadada hacia la dirección de la nueva voz, sólo para estremecerse después de ver quién era: una mujer con una túnica blanca, sus brazos cruzados contra su pecho, con una sonrisa despectiva grabada en sus labios.

"Te ayudé a llegar al segundo piso, sólo para que caigas en los planes de ese bastardo de Kang Seok."

La identidad de la mujer que se echó el cabello hacia atrás no era otra que Shin Sang-Ah.

"Tal vez la historia podría haber sido diferente si hubieras tratado de presionar el botón de apertura de la puerta como lo hizo Sungjin. Entonces, ¿Quién fue la que me abandonó para que me pudriera en el oscuro pasillo como si no importara? ¿Mm?"

Después de escuchar su voz cargada de críticas y sarcasmo, todo lo que Oh Minyoung pudo hacer fue mover sus labios sin hacer ruido.

"Y eso no fue todo, ¿Verdad? ¿Recuerdas lo que pasó en el cuarto piso?"

"Es, eso fue..."

"Oh, realmente no hiciste nada bueno."

Shin Sang-Ah escupió en el suelo de manera exagerada y comenzó a sonreír de nuevo.

"Aún así, ¿Quieres que te hubiéramos ayudado?"

"Tú... ¡Tú...!"

Rodeada por todos lados y atacada verbalmente sin poder decir nada, Oh Minyoung se derrumbó de repente entre sollozos. Se desplomó en el suelo y lloró de puro dolor.

Sin embargo, Shin Sang-Ah miró fríamente sin importarle si la mujer lloraba o no. Sin embargo, cuando las sombras comenzaron a acercarse, ella desvió la mirada; los tres hombres que estaban junto al salón finalmente se acercaron después de notar que las cosas no marchaban como esperaban.

"¿Por qué no se detienen ahí?"

Un tipo con un enorme físico en el medio levantó la voz e intervino.

"Por lo que escuché, todo este asunto no significa nada en absoluto, de todos modos. Entonces, ¿Hay necesidad de armar tanto alboroto?"

"Claro, no es gran cosa. Sólo vine hasta aquí porque una perra estaba haciendo demasiado ruido, eso es todo. Ya que el dueño apareció ahora, esperemos que haya un poco más de paz ahora."

Hyun Sangmin respondió sarcásticamente, causando que la expresión del grandote se arrugara de ira.

"Sé quién eres. Será mejor que cuides tu boca."

"Eh. ¿Qué tiene que ver mi boca con alguno de vosotros, cabrones?"

"¿Tienes ganas de morir?"

"¿Qué, quieres probar? ¿Estás seguro?"

Hyun Sangmin tocó ligeramente la ballesta que tenía en la espalda. Mientras tanto, el grandote miró lentamente su alrededor. No sólo estaba el equipo de Hyun Sangmin, sino también el equipo de Shin Sang-Ah. El hombre se dio cuenta de que estaba en desventaja numérica.

"... Te recordaré."

"Jajaja, ¿Por qué no dices también 'mejor cuida tu espalda'?"

"No te atrevas a pensar que todas las marcas de bronce son iguales. Veremos el día en que entremos en el Paraíso".

"Ehhh... estoy tan asustado..."

Hyun Sangmin se estremeció y se encogió, causando que Shin Sang-Ah estallara en un ataque de risa. El gran hombre los miró fijamente a ambos por un largo rato antes de llevarse a Oh Minyoung y desaparecer de la vista.

Por fin, algo de paz y tranquilidad había llegado, haciendo que Yi Seol-Ah pudiera liberar su aliento contenido.

"Haaaaa..."

Todo este evento estaba completamente fuera del alcance de sus expectativas; nunca hubiera adivinado que Oh Minyoung albergaba tanta maldad. Pensó que una tormenta furiosa había estallado justo ahora o algo así.

Un corto silencio pasó antes de que Hyun Sangmin tocara ligeramente los hombros caídos de Yi Seol-Ah.

"Oye, ¿Estás bien?"

"¡Ah, sí!"

Yi Seol-Ah asintió con la cabeza urgentemente.

"Es bueno que haya venido. De todas formas, tienes que tener cuidado, ¿De acuerdo? Esos tres, son malas personas".

"Yo… Gracias. De verdad".

Inclinó su cintura para expresar su gratitud. Hyun Sangmin simplemente agitó su mano.

"No hay necesidad de eso. Después de todo, Seol me pidió este favor."

"¿Orabeo-nim lo hizo?"

"Sí. Me dijo que la chica Oh Minyoung parecía un poco sospechosa, y me preguntó si me importaría dejar que tú y tu hermano me acompañaran por un tiempo. Le dije, claro, por qué no."

"¿En serio? Me pidió que cuidara a la Señorita Yun Seora", dijo Shin Sang-Ah, mientras pasaba la mirada por el primer piso. Hyun Sangmin asintió con la cabeza como si ya lo supiera.

"Bueno, en cualquier caso. ¿Piensas tomarte un pequeño descanso? Si no, ¿Por qué no intentas una misión un poco más complicada conmigo y mi equipo más tarde? Junto con tu hermano, por supuesto".

"¿Po, podemos realmente?"

El rostro de Yi Seol-Ah se iluminó en un instante. Si pudiera entrar al equipo de Hyun Sangmin, no tendría que preocuparse de que otro incidente como éste ocurriera de nuevo.

"No te preocupes por eso... Ya tengo el consentimiento de mis compañeros de equipo. Además, ¿Parezco alguien que hará las cosas gratuitamente?"

"¿Oh... No fue de esa manera?"

"Pero, por supuesto".

Hyun Sangmin asintió con la cabeza como para insinuar que no había necesidad de hacer una pregunta tan obvia.

"Por hacer este favor..."

Sacó el paquete de cigarrillos mientras sonreía ampliamente.

"¡Seol prometió ayudarnos con una misión Difícil!"


*


El final del plazo para la Zona Neutral que inicialmente parecía tan distante, no tardó en llegar.

El mayor logro de Seol durante ese tiempo ha sido barrer con todas las misiones 'Muy Difíciles' con su equipo.

Puede que hayan tenido grandes dificultades al intentar la misión más complicada por primera vez, pero después de hacer los preparativos adecuados, fueron capaces de llevar a cabo la misma misión de nuevo de una manera más segura.

No fue como si no se encontraran con ninguna amenaza, pero aún así, ninguno de ellas fue tan grave como Leorda Salvatore recibiendo una herida mortal.

Entonces, con ellos realizando esa misión con éxito por décima vez, el tablero de anuncios se había vuelto completamente estéril en cuanto a los pergaminos de las misiones.

"Finalmente. Se acabó."

Tong Chai se quitó el turbante y lo tiró al suelo, como si se hubiera quitado un peso de encima.

"Aunque todavía queda una misión más..."

Odelette Delphine miró fijamente el último pergamino de misión pegado en la parte superior del tablero con una expresión de anhelo en su cara.

"Diré esto de antemano. Si estás planeando abordar esa misión, definitivamente no voy a participar".

"De acuerdo. Esa cosa es una completa locura".

Tong Chai y Leorda se apresuraron a dar a conocer sus opiniones.

"Pero, pero... Existe ese bono adicional, aunque..."

"Yo también estoy en contra. No importa cuán sabrosa parezca la recompensa, esa misión no vale la pena. Delphine, deberíamos saber cuándo diferenciar entre bravuconería temeraria y valentía real".

Incluso Hao Win salió con un rotundo no. Todo lo que Delphine pudo hacer fue poner mala cara al final.

"... Oh, bueno. Sí, parece completamente imposible de despejar, no importa cuántas veces la mire."

Aunque no podía renunciar completamente a ello, tuvo que levantar las dos manos para rendirse.

Después de eso, los seis compartieron breves pero agridulces despedidas. Habían pasado juntos por luchas de vida o muerte durante un mes, por lo que su vínculo se había vuelto bastante sólido como resultado.

En otras palabras, Seol había cumplido y superado la demanda de Kim Hannah, la de hacer amigos importantes en este lugar.

"Pude ganar muchos puntos gracias a ti".

Seol estrechó la mano de Tong Chai...

"Nunca olvidaré que me salvaste la vida. Si te encuentras con problemas, ven a buscarme al lado de Sicilia."

Leorda Salvatore se lo dijo sin rodeos.

"Bueno, nos veremos mañana una vez más de todos modos."

Odelette Delphine le guiñó un ojo alegremente.

"El amor es una emoción, mi hombre. No lo olvides".

... Y chocó los puños con Hao Win.

"Y aún ahora, nadie me preguntó cuál es mi nombre..."

El sacerdote sin nombre llevaba una sonrisa solitaria cuando se fue.

Ahora que se ha quedado solo, Seol volvió a mirar el tablero de anuncios.

Miró la misión 'imposible' una vez más.

No sólo la recompensa ofrecida era una enorme cantidad de 172.800 puntos, también había una recompensa adicional, como dijo Delphine.

'La tienda VIP...'

Aunque su avaricia estaba actuando de nuevo, Seol todavía sacudía su cabeza con resignación. Escuchó que un ejército de tamaño medio formado por terrícolas de nivel 4 y superiores apenas podía cumplir esta misión, así que no había ninguna posibilidad de que pudiera cumplirla por su cuenta.

Seol se rindió inmediatamente y se dio la vuelta para irse.

La Zona Neutral se cerraría mañana; quizás porque había tantas cosas que preparar, su habitación estaba sumida en un ruidoso caos.

'Hay que organizar primero todo lo que hay en la bolsa, llevarme lo que pueda, regresar el teléfono inteligente antes de irme, y gastar todos los puntos aparte de los 1000...'

Pensando en su recuento de puntos, Seol quedó bastante satisfecho consigo mismo. Sus compañeros invirtieron la mayoría de los suyos en mejores equipamientos y habilidades, pero él no había gastado ni un céntimo. Gracias a eso, su cuenta actual fue la más alta de la historia.

Sin embargo, a estas alturas del día de mañana, ya no valían nada, así que debía gastarlos hoy.

Mientras organizaba el contenido de su bolsa, Seol continuó suprimiendo el sentimiento de arrepentimiento que burbujeaba en su corazón. Sabía que esa misión era realmente imposible, pero la imagen de ese pergamino aún bailaba ante sus ojos.

Si lograba cumplir la misión, podría comprar ese artículo que parecía estar fuera de su alcance.

Seol hizo casi todo lo que pudo para deshacerse de ese pensamiento de distracción.

"Tres bolas de hechizo, la Pluma de Consciencia Fluyente..."

Plop.

Mientras estaba absorto en la organización del contenido de la bolsa, algo cayó de ella y emitió un suave sonido.