Reciente

domingo, 22 de marzo de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 104

Capítulo 104. Preludio (2)


"¿Mi fuerza?"

Incluso en el diario de su hermano estaba escrito sobre las habilidades de los altos rankers.

Sin embargo, Yeon-woo quería comprobarlo con sus propios ojos.

Especialmente las habilidades de uno de los Nueve Reyes, que se decían que se encontraban en la cúspide.

"Bueno, es difícil ser maestro. Um... ¿Qué debería mostrarte?"

El Rey Mu se sintió demasiado avergonzado en lugar de irritado cuando vio a Yeon-woo pidiendo demasiado.

Está bien.

Es un gusto enseñar con este tipo de entusiasmo.

El Rey Mu iba a mostrarle algo colorido e intenso.

Una vez hizo tantas hazañas que lo apodaron el 'Temible Caminante'.

Entonces al Rey Mu se le ocurrió una cosa.

Si le iba a enseñar a Yeon-woo sobre los Puño de Ocho Extremos, pensó que sería mejor mostrar una de ellas.

"Normalmente no muestro nada de esto. Hoy es un día especial, así que mantén tu vista en ella. 'Dancheon', una de las ocho."

El Rey de Mu comenzó a prepararse gradualmente.

En este momento, su estado de ánimo cambió dramáticamente.

El aire de repente se volvió pesado y el suelo comenzó a temblar.

Kukuku-

La mirada de Yeon-Woo se mantuvo fija.

Con los ojos dracónicos trató de capturar todo lo del Rey Mu.

Su respiración, el ciclo del maná, el movimiento muscular, los ángulos de movimiento...

Estaba justo en frente de lo que estaba buscando. En ese momento, la bestia que había estado latente dentro del rey salió poco a poco.

El entusiasmo se desató como una tormenta.

Su presencia creció como un gigante y cubrió el mundo, como si el Rey Mu fuera la única existencia.

Edora dio un paso atrás en su contemplación.

Él intentó proteger su cuerpo sacando maná y poniéndolo todo en el suelo.

Yeon-woo, también, se vio atrapado por la presión del ambiente y encontró difícil mantenerse de pie.

Su circuito de maná se descontroló, pero logró equilibrarlo.

Mientras tanto, sus ojos estaban fijos en el Rey.

Todas las cosas que el Rey Mu hacía le parecieron una tontería.

Yeon-woo estaba viendo en el Rey Mu, cosas que no había visto nunca.

Se trataba de un Mundo Nuevo.

Las ideas que se habían establecido en su cabeza volvieron a explotar, se amontonaron de nuevo y se extendieron de nuevo.

Un poder sin principios.

El poder de aquellos que alcanzaron la perfección y que praticaron su maná hasta el máximo, estaba justo delante de sus ojos.

¡Un lugar al que tenía que llegar algún día!

La mano del Rey Marcial, que estaba llena de maná y empezó a brillar de color azulado, luego movió su mano en diagonal hacia el cielo.

Y...

¡Rasss!

Sintió que se iba a formar una larga línea de falla en el cielo, pero estaba equivocado.

El sol... se partió en dos...

"¡...!"

Yeon-woo abrió los ojos ante un fenómeno ridículo.

Edora tapó su boca con la mano. Hubo un grito silencioso.

El sol partido pronto se dividió en docenas, y de repente la oscuridad cayó en el cielo brillante.

El mundo está inmerso en la oscuridad.

Por un momento no hubo luz.

Pronto, las fallas del cielo, como una mentira, desaparecieron, y el sol apareció como estaba, con lo cual el mundo se recuperó de nuevo.

La oscuridad estaba sólo duros unos segundos. Un silencio se mantuvo en el lugar. Pensó que podría haberse equivocado.

Puede que haya pasado un tiempo desde que me equivoqué.

Pero mientras eso pasaba, Yeon-woo estaba sorprendido más allá de cualquier imaginación.

'¿Es eso posible...?'

Pensaba que tenía una base en cuatro días, pero ahora tenía un punto de apoyo para ser más fuerte.
Estaba lleno de habilidades, así que ni siquiera pudo seguirlo.

La brecha era tan grande que no podía alcanzarlo ni siquiera con ojos dracónicos.

"¡Hoo! Estoy un poco tieso después de tanto tiempo. De todos modos, ¿Qué has visto?"

El Rey giró su hombro derecho y sonrió.

"Se supone que empezaremos esta noche, así que todavía nos queda tiempo. Estaré ocupado, así que me voy."

El Rey Mu se escabulló en silencio, dirigiendo una mirada impactante hacia los dos.

Pasó mucho tiempo después de que Yeon-woo recobró los sentidos. 'Algún día'.

Presionó fuertemente su puño cerrado.

Una nueva aspiración se estableció en su pecho, mientras su sangre ardía.

'Algún día lo superaré'.

En la mente de Yeon-woo había una meta que debía ser superada por primera vez.


* * *


"Ugh. Casi llego a mi límite." Dijo el Rey Mu cuando Yeon-Woo y Edora ya no estaban a la vista.

El Rey Mu cuando se quedó solo, comenzó a mover su brazo derecho mientras su mano izquierda sujetaba el hombro.

El daño muscular había sido bastante severo, seguramente porque usó su maná al máximo.

『 ¿Qué pretendes hacer? Es porque te excediste demasiado. Ahora, los ancianos, te están buscando. Pronto habrá muchas quejas de otros clanes, ¿Estás loco?』

Una voz psíquica entró en su cabeza.

"Ay. Aún así, esposa, frente a la mirada de mi hija. No puedo mostrarme débil"

Entonces se rió.

"Además, el maestro debe ser una barrera y una meta insuperable, para que el discípulo tenga entusiasmo."

『¿Y si pierde la motivación?』

"Bueno, esto es lo único que puedo hacer".

Fue una respuesta bastante simple.

『Entonces, ¿Estás contento con lo que acabas de hacer?』

"He sido feliz desde el principio."

『¿Por qué? 』

"El Dios de la Espada, también pasó la prueba que duraba 30 días en sólo cuatro. A cambio, debo enseñar con toda mi pasión, ¿Verdad?"

El sonriente Rey Mu tenía grandes expectativas.

Si dos discípulos se reunieran, sería una situación agradable.

Sin embargo, sintió que muchas cosas divertidas sucederían durante esta guerra.

***

Entonces, se hizo de noche.

La noche de la guerra que declaró el Rey.

Ya, en el sitio central de la aldea, había un número de miembros del clan que se suponía que participarían en la batalla.

Un total de 21 familias decidieron apoyar en la guerra al Rey.

Cada familia envió desde unas diez hasta cien personas.

El número total de personas reunidas estaba alrededor de 500 personas.

Naturalmente, sólo había un pequeño número de voluntarios porque la participación no era obligatoria.

Pero cada uno de ellos es tan bueno para ser considerado un 'guerrero'.

Gracias a esto, esa cantidad de personas sería lo suficientemente sanguinaria como para enfrentar al menos decenas de miles de personas.

Yeon-woo se mezcló en medio y vio el discurso del Rey.

"¿Tienen miedo de salir después de tanto tiempo? Voy a comprobar si tienen los pantalones bien puesto. No se vayan a orinar encima, ¿De acuerdo?"

El Rey Mu era tan gracioso como su frívola manera de ser, y cada palabra que decía estaba llena de humor.

"¡Jajaja! Rey, no te dejes golpear y que limpien el piso contigo. Voy a cambiar de Rey si eso sucede".

"Eh. ¿Valdrá la pena mirar eso?"

"Espera. ¿No es mejor? ¿Podrás mirar su cara arrugada por la vergüenza?"

Los guerreros estaban demasiados ocupados riéndose alegremente.

Yeon-woo de repente pensó en ello mientras miraba los alrededores.

La razón por la que la tribu ha sido capaz de ser la más fuerte es por su carácter.

Nunca pensaron que perderían, y tenían fe en su líder, el Rey Mu.

"Vayan pero no dejen que nadie muera. Cualquiera que muera, lo seguiré hasta el final del infierno, lo agarraré por el cuello y lo levantaré. ¿Entendieron?"

"¡Si!"

"¡Si!"

"Entonces vamos. Es hora de pasar un buen rato."

En respuesta al grito del Rey Mu, los guerreros rompieron los boletos que les habían dado con anterioridad.

Los boleto para el piso 11.

Viéndolos desaparecer a través del portal azul. Yeon-woo también rompió su boleto.

Bajo la máscara, sus dos ojos brillaban.

Dragón rojo y Cheonghwado. La guerra comenzó a desarrollarse.


***


[Este es el piso 11, El Mundo de los Sueños.]

Cuando el mensaje vino a su mente, Yeon-Woo y la Tribu de un Solo Cuerno comenzaron a moverse al unísono.

Desde la zona de salida hasta la ciudad de Kuram.

Debían atravesarla directamente y sin descansos. Los alrededores estaban oscuros debido a la puesta del sol. Sólo la luz de la luna brillaba en su camino.

"Es una casualidad que coincidamos. ¿Te gustaría compartir tu nombre? Yo, Silon."

En ese momento, algo grande se acercó a Yeon-woo, quien silenciosamente que aún estaba siguiendo a la Tribu de un Solo Cuerno.

Un martillo mucho más alto que Yeon-woo.

Debajo, había alguien sonriendo, incluso más pequeño que el Enano Henova.

Silon.

Se trataba de un famoso ranker, conocido como Martillo Cantante.

En un momento dado, se hizo famoso por su tremenda habilidad que no encajaba con su pequeño cuerpo. Sin duda, fue cuestionado por muchos.

'Realmente se parece a un niño'.

Los Halfling y los Enanos tenían cuerpos similares, pero a menudo se distinguían por sus rasgos faciales.

A diferencia de los enanos, que tienen músculos fuertes y poder, los Halfling se parecen a un niño.

También son famosos  por sus canciones debido a que tienen una voz suave.

Lo mismo ocurre con Silón.

Por fuera parecía un niño inocente, pero en realidad era un viejo que había pasado por todas las dificultades de la vida.

"Caín".

Yeon-woo miró a Silon y luego volteó hacia adelante otra vez.

No deseaba hablar más.

Silon parecía un poco sorprendido por la actitud de Yeon-woo.

No prestó mucha atención cuando se dio cuenta de que el recién llegado tenía poco tiempo de haber entrado en la Torre.

Hace mucho tiempo desde que Silon no se interesaba por los asuntos de la Torre.

Sin embargo, cambió cuando se enteró de que Yeon-woo podría ser el nuevo discípulo del Rey Mu.

'Ese arrogante Rey Mu, ¿Con un nuevo discípulo?'

Los dos discípulos anteriores del Rey Mu, que Silon había visto hasta ahora son individuos hábiles.

El primero era el Dios de la Espada que había llegado a convertirse en uno de los nueve reyes, el otro también era un individuo poderoso.

Esto implicaba que el Rey Mu era bueno enseñando, pero además que sólo enseñaría a quienes fueran sobresalientes.

Así que Silon se preguntaba qué demonios había visto el Rey Mu.

'Este chico es mejor que yo. Debe haber algo'.

Su curiosidad estaba mezclada con celos.

Silon simplemente era un dependiente de la Tribu de un Solo Cuerno a pesar de la inacción del Rey Mu.

Por supuesto, quería aprender el poder del Rey Mu, pero nunca tuvo tanta suerte hasta ahora.

Sin embargo, Yeon-woo no dijo nada más y mencionó su nombre como si fuera una molestia responder.

Una actitud arrogante.

Una ceja de Silon se agitó fuertemente.

El Rey Mu y Yeon-woo estaban arañando su interior.

Nunca había tenido esa actitud desde que se convirtió en un ranker.

Silon reprimió su ira.

Estaba empezando a subir la Torre, así que no sabía mucho de Yeon-woo.

Así que se rió a la fuerza.

"Bueno. El joven amigo es muy callado y directo. ¿Al menos ya saludaste a los otros dependientes?"

Silon iba a pedirle que se llevara bien como los mismos dependientes.

Creía que notaría algo si lo mantenía a su lado.

Sin embargo.

"¡Caín! ¡Acércate!"

El Rey Mu que iba adelante llamó a Yeon-woo.

Yeon-woo terminó su saludo con una reverencia y se dirigió hacia el Rey.

Silon se detuvo en el camino y frunció el ceño.

Cuando se dio cuenta que había sido ignorado por un chico tan joven, se detuvo.

"¿Estás bien?"

Travia, que seguía en silencio, se rió.

Parecía un hombre de edad avanzada.

Al igual que Silon, se mantiene como un dependiente y era famoso por su apodo 'Hombre Relámpago'.

"¿Estás bien? Pareces un criminal con esa actitud."

"Tal vez."

Travia habló mientras se acariciaba la barbilla con la mano.

"Pero esta vez, el rey enseñara de cerca durante este período de guerra. ¿Entonces no podrás notar nada?"

"En cualquier caso".

Los ojos de Silon estaban irritados.

"Echemos un vistazo. Haber si merece o no ser tan arrogante."