Reciente

domingo, 16 de febrero de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 24

Capítulo 24. Explotando el Potencial Oculto (1)


"¿Información interesante?"

"Ese hombre... Puede que no esté afiliado con Sinyoung."

Al escuchar la declaración directa de Cinzia, las cejas delgadas y bien formadas de Agnes se arrugaron notablemente.

"Pero eso no puede ser. Kim Hannah definitivamente..."

"Sí, la Señorita Zorra está afiliada a Sinyoung. Pero lo importante es que el sello de oro no fue emitido por ellos."

"¿Qué quieres decir?"

"Nuestra investigación reveló que el Templo de Gula le ha concedido el sello."

Agnes bajó la cabeza y cerró los ojos. Lo hacía por costumbre cuando necesitaba organizar sus pensamientos.

"Que otra Marca de Oro haya aparecido cuando Sung Shihyun aún está desaparecido... ¿Y bien? ¿No crees que todo es un poco sospechoso?"

"…."

"Por supuesto, nada es seguro. Bueno, realmente no importa incluso si la Señorita Zorra lo guía a Sinyoung. Ellos y nosotros, Sicilia, puede que no tengamos una relación de cooperación, pero seguimos en una posición amistosa con ellos, después de todo."

Agnes levantó la cabeza. A pesar de su habitual expresión taciturna, había un destello extraño en sus ojos.

"En ese caso..."

"Me ocuparé de María por ti. Esa chica no se opondrá a la idea, de todos modos."

"¿Estará bien que me involucre? Con mi personalidad, sin duda me esforzaré al máximo una vez que empiece."

"Lo mismo digo, Sargento Instructora Agnes. Tendrá que darlo todo, o de lo contrario".

La expresión de Cinzia se volvió algo siniestra.

"Sung Shihyun era un irregular con una Marca de Oro, y ese hombre también es un irregular con Marca de Oro. Las condiciones son aparentemente las mismas. Pero si hay una cosa diferente comparada con la situación de hace dos años, entonces serían los entrenadores involucrados... Ah, claro, supongo que Sung Shihyun fue entrenado personalmente por un 'Ejecutor', así que supongo que existen algunas diferencias."

Cinzia no se perdió el breve destello de furia que se produjo en el rostro de Agnes.

"Si crees que puedes hacerlo, entonces ve por ello. Muéstrame lo que la famosa instructora demoníaca de Sicilia, la conquistadora del Sur, tiene para ofrecer."

"En caso de que ese hombre se convierta en un poderoso enemigo que se interponga en nuestro camino en una coyuntura posterior, por favor, no me culpe."

Agnes inclinó la cabeza de manera respetuosa y tranquilamente salió de la habitación.

".... Hmph. ¿La presioné un poco demasiado fuerte?"

Cinzia exhaló el humo del cigarrillo y se rió entre dientes.


*

[Carrera (Número de intentos disponibles: ꝏ/ꝏ)]

[¡Corre alrededor de la pista hasta que colapses por la fatiga!]

[Dificultad: Básico]

[Cuando tiene éxito: +10 SP]

[Cuando no tiene éxito: NO.]

[*No se permite la cooperación]


Hoo-hoo, haa-haa, hoo-hoo, haa-haa...

Seol corría en la pista con la mente completamente en blanco mientras utilizaba el método de respiración que Yi Seol-Ah le había enseñado. Para entonces, ya se había deshecho del hábito de llevar la cuenta del número de vueltas que había dado. Simplemente hizo lo que la misión requería de él, correr hasta que se desplomara por el agotamiento.

Después de cierto punto, dejó de notar que su cuerpo mejoraba. Sólo había una razón por la que seguía entrenando como un loco y era ganar la competición contra sí mismo. Como ahora.

Mantuvo la mayor velocidad que pudo reunir y dio docenas de vueltas a la pista; sin embargo, como si estuviera tratando de correr alrededor del océano interminable, no observó señales de la línea de meta.

Era bastante obvio que la resistencia de Seol no sería infinita. No importaba cuán duro luchara, eventualmente llegaría a su límite.

Cuando eso ocurriera, las tentaciones se desbordaban rápidamente. Susurraban: 'Ya has hecho suficiente. Tómate un pequeño descanso. Estará bien caminar un poco, ¿Por qué no vas un poco más despacio...'

Cuando le faltaba el aliento hasta el punto que sentía que moriría en cualquier momento, todo a su alrededor parecía desvanecerse. Incluso dar un paso adelante se volvió insoportablemente difícil. Como si una pared gigante estuviera bloqueando su progreso. Le decía que esto era lo más lejos que podía llegar.

"…."

De repente, una lágrima se derramó por el rabillo del ojo. Quería llorar.

Quería llorar porque le resultaba muy difícil. Sabía que era patético, pero aún así quería derrumbarse en el suelo y llorar a mares. Entonces, tal vez, sólo tal vez, se sentiría mucho mejor.

Otros supervivientes estaban demasiado ocupados completando varias misiones, pero ¿Por qué estaba aquí, haciendo este ingrato trabajo sólo? No era como si alguien reconociera el duro trabajo y el sacrificio que había hecho. No, comenzó a lamentar el hecho de haber entrado en este lugar en primer lugar.

"¡Kkheuck!"

Seol contuvo decididamente sus lágrimas. Apretó los dientes y aguantó. Siempre que estaba a punto de caer en esos susurros, sentía una desagradable sensación de déjà vu.

Por alguna razón, sintió que caería en su viejo hábito de apostar de nuevo si no podía superar esto. Prefiere morir antes que volver a caer en ese estado de odio.

Pensó que desear un cambio cuando ni siquiera podía ganar contra sí mismo era una broma sin gracia que no valía la pena repetir.

Este deseo, este impulso de 'no admitir la derrota' se convirtió en la fuerza motivadora que aseguró que nunca vacilaría.

Sólo recordar los días en que se perdió en el éxtasis del juego le hirvió la sangre y lo enfureció. Recordando como terminó decepcionando a su familia y cómo hizo llorar a Yoo Seonhwa, apretó los dientes. Se odiaba tanto a sí mismo que incluso podía empezar a dañar su propio cuerpo.

Su rabia se transformó en el látigo de la obstinación que golpeaba sin piedad sus piernas.

"¡Kuaaaaaak!"

Extendió sus manos; sus pies pisaron poderosamente el suelo como si estuviera tratando de saltar una pared.

Increíblemente, sus piernas extendidas no vacilaron, pisando el suelo con fuerza y estabilidad.

Justo en ese momento, una extraña sensación envolvió los sentidos de Seol. El muro que había estado bloqueando su avance hasta ahora, se convirtió en un punto de apoyo confiable cuando saltó sobre él y aterrizó en la cima.

Seol movió sus piernas por última vez, antes de finalmente caer al suelo y rodar bruscamente a lo largo de la superficie de la pista. Incluso entonces, trató de correr de nuevo, sólo para sentir el vómito subiendo por su garganta.

"¡Ueeeeeck!"

Seol continuó vomitando mientras las lágrimas caían por su cara sin parar.

Las náuseas terminaron, y él se puso de espaldas sin poder hacer nada. Cerró los ojos, queriendo disfrutar un poco más del éxtasis restante que abrumaba sus sentidos.


[La misión de dificultad 'básica' ha sido completada con éxito..]

[Se le han acreditado 10 puntos de supervivencia.]

[SP actual: 2840 SP]


Mientras tanto, las manos sin energía de Seol, poco a poco, pero fuertemente fueron apretadas en forma de puños.


[Su rasgo de personalidad, 'Débil de Voluntad' ha sido borrado.]

[Tu nivel de resistencia ha subido de 'Bajo (Bajo)' a 'Bajo (Intermedio)'.]

La pista desapareció de su vista, y la vista familiar del interior de la Zona Neutral entró en su vista.

"¿...?"

Seol fue teletransportado de vuelta a la plaza mientras aún estaba de espaldas. Levantó la cabeza ligeramente cuando una sombra se cernió sobre él.

Sus ojos, que subían lentamente, vieron primero las piernas bastante formadas de alguien. Luego, incluso pudo ver los extremos del liguero que cruzaban la parte interna de sus muslos, justo debajo de su vestido. Y cuando sus ojos se fijaron un poco más arriba, un trozo de tela con un lindo oso de peluche cosido en el frente, parecía estar protegiendo el área más secreta e importante...

"... ¿Lila?"

Kuk. Con un gruñido, el par de piernas retrocedieron rápidamente.

Seol asintió con la cabeza, pensando que se trataba de un oso muy lindo. Entonces, después de percibir el frío resplandor de Agnes a través de sus gafas, comenzó a entrar en pánico. ¿Pero cómo fue posible? Después de todo, ella parecía una de esas súper estrictas jefas de servicio que trabajan para algún hogar de importancia histórica...

"Le pido perdón. No esperaba que se teletransportara de vuelta mientras estaba tirado en el suelo..."

Agnes tosió para aclararse la garganta y de forma bastante abrupta le presentó a Seol una taza con algún tipo de líquido. Seol tenía sed de todos modos, así que lo aceptó con gusto y sonrió.

Pronto, el fresco y refrescante líquido se deslizó por su garganta. Parecía como si un poco de su energía hubiera regresado inmediatamente. Se levantó del suelo y se puso de pie.

"Gracias. Yo estaba realmente..."

"Son 10 SP."

¡¿No era gratis?!

Seol estaba a punto de argumentar que estaba siendo forzado a comprar algo que no necesitaba pero se tragó sus palabras tan pronto como sintió los cambios en su cuerpo.

"Oh".

El frío líquido que se deslizaba por su garganta se sintió de repente cálido y suave una vez que llegó a su estómago. Una sensación verdaderamente refrescante se extendió por cada rincón de su cuerpo y removió suavemente toda la fatiga acumulada. En lugar de rellenar su energía gastada, el líquido parecía aumentar su propia vitalidad.

"¿Esto es...?"

"No es mucho. Si descansas un poco más, deberías ser capaz de moverte como siempre."

Agnes se detuvo por un segundo y miró fijamente a Seol.

"Y también, aunque entiendo completamente sus intenciones, sería mejor que no bebiera más la poción de recuperación de energía por el momento."

"¿Por qué?"

Seol se sorprendió. En lugar de decir un '¿Cómo lo supo?', su sorpresa fue más bien '¿Por qué no debería?'.

"Si quiero aumentar mi tiempo de entrenamiento..."

"Nunca pensé que yo, como entrenadora, diría esto, pero..."

Agnes se arregló las gafas en la nariz.

"Necesitas disminuir la duración de tu tiempo de entrenamiento".

"¿Me estás diciendo que... entrene menos?"

"Sí".

Agnes estuvo de acuerdo con su pregunta como si la estuviera esperando.

"Puede sonar presuntuoso de mi parte, pero a través de mi observación de las últimas dos semanas, he llegado a la conclusión de que su rutina de entrenamiento ha ido más allá del ámbito del simple entrenamiento físico y ahora está dañando su cuerpo en su lugar. Su cuerpo necesita tiempo para enfriarse adecuadamente a través de descansos programados regularmente. Sin embargo, lo estás castigando incluso antes de que pueda prepararse adecuadamente. Es casi hasta el punto de la crueldad."

Su frío análisis dejó a Seol sin palabras.

"Ha estado usando pociones de recuperación para recuperar por la fuerza su estamina... Aunque está bien usarlas de vez en cuando, la ingesta continua durante un período prolongado de tiempo no te ayudará en absoluto. Descansar bien también es parte de una rutina de entrenamiento adecuada. Cuanta más veces su cuerpo fatigado recupere la resistencia por medios naturales, más rápido será su ritmo de recuperación natural. Ahora es el momento en que dejes que tu cuerpo se acostumbre a recuperarse de forma natural".

"Yo... ya veo".

"A partir de aquí, en lugar de confiar en las pociones de recuperación que reponen instantáneamente su estamina, te aconsejo encarecidamente que utilices varios artículos que te ayuden en la recuperación natural. Por ejemplo, hay refrescos, aceites perfumados especiales para el baño, plantas o velas perfumadas para colocarlas cerca de la cama, y otras cosas similares."

Agnes también añadió que tales artículos también tendrían efectos positivos en su resistencia, fuerza y agilidad.

Seol sólo podía asentir con la cabeza aturdido. Actualmente estaba perdido en la avalancha de información, sin saber qué hacer con ella. Sabía que ella quería darle un consejo importante, pero ahora mismo, el oso de peluche de antes bailaba alegremente dentro de su cerebro y no podía concentrarse adecuadamente.

"Si no es demasiado inconveniente para ti..."

Totalmente inconsciente de lo que Seol estaba pensando en ese momento, Agnes continuó tranquilamente con sus palabras.

"¿Me concederá el honor de guiarlo? Por favor."

Dijo algo muy similar el primer día que Seol llegó a la Zona Neutral. Sin embargo, el matiz de sus palabras fue un poco diferente esta vez.

"Sería un honor para mí".

Seol no tenía motivos para negarse, así que no lo hizo.

"Hay una cosa sobre la que tengo curiosidad."

Mientras subían la escalera, Agnes le preguntó.

"¿Por qué no comes en los restaurantes, y en su lugar, eliges los alimentos que encontraste en la tienda del Tutorial? Puedes utilizar los servicios de los restaurantes de forma gratuita."

Su voz sonaba como si le estuviera amonestando de alguna manera. Seol se rascó tímidamente la mejilla.

"Bueno, eh... Pensé que no tenía mucho tiempo que perder, así que..."

"Eso no servirá. Así como el descanso adecuado es importante, también lo son sus comidas. Tu cuerpo necesita más nutrientes mientras entrenas, y aún así has estado comiendo esa comida basura poco saludable..."

Agnes sacudió su cabeza en señal de decepción. Eventualmente, sus pasos se detuvieron.

Llegaron al tercer piso. A través de la puerta de cristal, pudieron ver un espacio abierto lleno de varios equipos de ejercicio. A pesar de que no había una cinta de correr, estaba mejor equipado que algunos de los mejores gimnasios.

"Corriendo durante dos semanas... Y has estado tomando la Competencia especial diariamente, lo que equivale a casi cuatro meses de entrenamiento constante. Creo que al menos estás en forma hasta cierto punto ahora."

Fue en este punto en el que Seol estaba seguro; esta sirvienta de aspecto estricto, que casualmente poseía el gusto por la ropa interior bonita, tenía conocimiento de todo lo que ocurría dentro de la Zona Neutral.

"Correr no es la única forma de entrenamiento... Para mejorar tus estadísticas físicas, te recomiendo que intentes otros tipos de entrenamiento también."

Seol estuvo de acuerdo con esa idea. Estaba pensando en comenzar otro entrenamiento básico además de correr, de todos modos. Agnes le estaba introduciendo en este centro por esa razón también. Por supuesto, no sería libre usar este lugar.

"¿Cuánto cuesta usar este lugar?"

"Diez puntos por día, pero si pagas una semana por adelantado, entonces se descuenta a 50. Además, si deseas contratarme como tu entrenadora a tiempo completo para ayudarte en tu entrenamiento, te costará una comida extra al día."

Seol había estado prestando mucha atención y terminó dudando de lo que había escuchado. Viendo esa expresión de estupefacción en su cara, Agnes añadió rápidamente algo más.

"Verás, la comida que se ofrece aquí en la Zona Neutral es realmente deliciosa."

Aunque Seol no podía entender exactamente lo que quería decir con eso, lo consideró como una forma indirecta de decirle que lo ayudaría gratis. Incluso sabía que tener un entrenador a su lado mientras entrenaba marcaría una gran diferencia. Además, podía decir que Agnes estaba entusiasmada con algo.

Sintiendo que algo era un poco extraño, Seol activó 'Nueve Ojos', pero no emitió ningún color. En otras palabras, ella no estaba necesariamente tratando de hacerle daño.

Seol evaluó cuidadosamente su situación antes de abrir la boca.

"Por casualidad, ¿Hay alguna otra sirvienta además de ti que también pueda entrenarme?"

Agnes inclinó ligeramente la cabeza.

"No es imposible encontrar una, pero... ¿Quizás no estás satisfecho conmigo?"

"No, en absoluto".

Seol negó la idea y respiró profundamente.

"Me gustaría alguien que posea excelentes habilidades, pero también alguien que me pueda entrenar sin detenerme."

Agnes ajustó sus lentes; un resplandor de luz se reflejó en los cristales con bastante nitidez.

"... En ese caso, no hay necesidad de presentar a nadie más."

Sus ojos permanecían fijos en Seol mientras juntaba sus manos frente a su pecho. Él pensó que había un rastro de sonrisa en sus labios.

"Es bastante embarazoso decir esto en voz alta, pero también me llaman la instructora demoníaca de Sicilia."

"Instructor demoníaca... Eso es bueno".

"¿Estarás bien con eso? Planeaba ser amable contigo al principio."

Sus palabras parecían implicar, '¿Crees que puedes manejarlo?' Seol respondió sin dudarlo después de escuchar una provocación tan evidente.

"Déjame pagar los puntos de supervivencia primero".

Exactamente 10 minutos después...

Seol se arrepentía de todo lo que había dicho.

El apodo de 'demonio' no era sólo para aparentar. En el momento en que comenzó el entrenamiento, Agnes lo presionó hasta el borde sin piedad. Fue hasta el punto de que Seol empezó a extrañar el dolor que sentía mientras corría alrededor de la pista.

Incluso terminó protestando durante el entrenamiento diciendo, "¿No es esto demasiado duro? ¿No dijiste algo sobre tomar un descanso?"

Y la respuesta que obtuvo fue: "Puedes descansar después de que termine el entrenamiento. ¡Nadie dijo que podías tomarte un descanso en medio del entrenamiento!"

Otra cosa que no pudo entender fue que ella se puso violenta en medio del entrenamiento.

"¡Te dije que mantuvieras la mirada hacia adelante!"

¡Slap!

Su delgado bastón cayó bruscamente sobre los hombros de Seol con un fuerte golpe.

"¡Otra vez! ¡Uno!"

Seol jadeaba sin parar mientras fijaba su agarre en la barra que descansaba en sus hombros. Mientras hacía sentadillas, lo que se conoce como la necesidad de entrenar los músculos de la parte inferior del cuerpo, Seol sufría el tipo de dolor como si le estuvieran cortando los muslos con un cuchillo sin filo.

"¡Dos!"

"Kkheueueu..."

Cuando de alguna manera se las arregló para bajar sus caderas, el bastón le dio un fuerte golpe en la espalda una vez más.

"Estás doblando las rodillas, pero ¿Por qué están sobresaliendo más allá de los dedos de los pies? ¡Enderézate!"

'¡Nunca he visto a alguien tan despiadada como tú!¿

Seol estaba gritando por dentro. No dijo nada porque sabía que ser golpeado ayudaría a aumentar su resistencia. Pero aún así, no tenía ni idea de que ella sería tan cruel. ¿Fue porque inadvertidamente echó un vistazo a esa ropa interior de osito de peluche color lila?

Mientras tanto, Agnes gritó con fuerza.

"¡Otra vez!"

Desafortunadamente, los muslos temblorosos de Seol no pudieron aguantar más tiempo y cayó sobre su trasero.
"... ¿Qué crees que estás haciendo?"

La fría voz de Agnes entró 'educadamente' en sus tímpanos.

"¡Hua, Hua!"

Sin importarle un comino, Seol comenzó a masajear sus dolorosos muslos. Se preocupaba seriamente por la sangre que se aglutinaba allí y que luego salía de la piel o algo así.

"Hmph". Agnes soltó un resoplido y cruzó los brazos contra su pecho.

"Sólo con esta cantidad... Si quieres, puedo ser un poco más fácil para ti. Bueno, creo que ya estoy siendo lo suficientemente amable."

"¡Tú...!"

"Si esto no es de tu agrado, puedo presentarte a otra persona en cualquier momento."

Las comisuras de los labios de Agnes se curvaron. Seol apenas logró tragar las malas palabras que casi salían de su boca y bajó la cabeza.

"... No, está bien. Continuemos."

"Déjame decir esto una vez más. No seré indulgente contigo durante el tiempo que dure tu entrenamiento."

"Esto es lo que quería. Me motivaré cantando un poco y seguiré adelante".

"Motivarte, es eso... Lo que necesitas ahora mismo no son unos gritos aleatorios, sino la fuerza de voluntad para aguantar. En cualquier caso, continuemos. Por favor, levántate."

Seol escupió un largo gemido después de escucharla.

"¡Ah! ¿Está bien si mi canto es un poco peculiar?"

Cuando le preguntó mientras se masajeaba los muslos, los ojos de Agnes se volvieron más estrechos que una rendija.

"¿Estás tratando de ganar tiempo? Puedes hacer lo que quieras con tu canto, pero tendrás que darte prisa y ponerte de pie, por favor."

'¡Maldita sea! ¡¡¡Maldita sea!!!'

Seol se puso de pie mientras apretaba los dientes. Mientras tanto, ella simplemente levantó la barra sobre sus hombros. Y entonces...

"No importa el tipo de entrenamiento que realice, las dos cosas más importantes son la postura y tu patrón de respiración. ¡Uno!"

Él adecuó su canto con el conteo.

"¡Li!"

"¿Li? Es un canto muy peculiar. ¡Dos!"

"¡La!"

"¿Uno...?"

"¡Li!"

"... Dos."

"¡La!"

De repente, el conteo se detuvo abruptamente. Cuando Seol giró la cabeza para mirar, encontró a Agnes mirándolo con su cara completamente teñida de rojo. Estaba agarrando furtivamente los dobladillos de su vestido, y el bastón de su mano temblaba también ligeramente. Parecía estar muy nerviosa en ese momento.

De repente, Seol se sintió satisfecho por alguna razón. Astutamente lanzó una pregunta.

"¿Por qué dejaste de contar?"

"Q, q, q, que... ¿Qué estás diciendo...?"

"¿Hay algún problema con mi postura?"

"¡No, no! ¡Esa no es la cuestión!"

"Oh, ¿Quieres decir, con mi canto? Dijiste que puedo hacer lo que quiera con mi canto, así que... Ah, claro. Déjame cambiarlo por otra cosa".

Seol levantó la bandera blanca cuando Agnes levantó amenazadoramente el palo. Por supuesto, no tenía ningún deseo de terminar las cosas aquí.

"Por favor, entrena adecuadamente. ¡Uno!"

"¡Peluche!"

"¡Dos!"

"¡Oso!"

De nuevo, el conteo se detuvo.

Un momento después...

¡SLAP!

Desde el gimnasio del tercer piso, un ruido de golpes resonó.


*


Después de que Agnes entrara en su vida, la forma de vida de Seol en la Zona Neutral sufrió otro cambio notable. El mayor cambio, por supuesto, estaba en su azaroso régimen de entrenamiento. Ahora, trabajaba en una rutina de entrenamiento bien definida y pensada.

Ahora podía decir que, aunque la duración del tiempo empleado había disminuido, la calidad general del entrenamiento había aumentado varias veces.

Fuerza, resistencia, agilidad y resistencia; la severidad del régimen de entrenamiento dirigido a estas cuatro áreas clave seguía siendo lo suficientemente cruel como para que él recurriera a expresar múltiples insultos. Sin embargo, gracias a su nivel de aptitud física elevado por la constante carrera, pudo aferrarse más o menos.

Además, Agnes demostró mucha diligencia e incluso trazó un plan de sus actividades fuera del entrenamiento, incluyendo su dieta y métodos de descanso, entre otras cosas.

Como la instructora demostró el tipo de entusiasmo que sólo se observa cuando se pule un diamante valioso pero todavía en bruto, Seol también se sintió motivado para corresponder a esa dedicación y trabajó duro. No sólo eso, los efectos de la Competencia especial ayudaron, así que naturalmente, creció a un ritmo explosivo.

De hecho, su estado físico y sus estadísticas continuaron mejorando. Además, su cuerpo se enfriaría rápidamente del estado de agotamiento poco después de terminar el entrenamiento. La transformación se sentía tan extraña para él, que Seol a veces tenía que preguntarse si era su propio cuerpo o no.

Mientras Seol crecía constante y rápidamente bajo la guía de Agnes, la mañana del 30 llegó finalmente a la Zona Neutral.

Para otras personas, fueron 30 días, pero para Seol, fueron más bien 240, casi ocho meses de entrenamiento duro.

En este día, las situaciones de los que habían hecho preparativos y los que no, cambiarían de algún modo.