Reciente

sábado, 8 de febrero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 88

Capítulo 88. Llama de la Vida (4)


"¿Por qué está tan oscuro aquí? Antes no era así..."

El líder del clan Sungwoong, Baek, frunció el ceño mientras miraba alrededor del bosque cubierto de una neblina gris.

La niebla que se había formado una vez que entraron en el bosque, se hacía cada vez más espesa a medida que se adentraban, y ahora sólo podía mirar tres metros por delante de él.

A este ritmo, a pesar de su ataque planeado, podrían terminar perdiendo su objetivo si no podían asegurar una visión clara.

Y extrañamente, no era sólo su vista la que estaba siendo perturbada por esta niebla. Sentía que su sentido del olfato, del sonido y todos los demás sentidos estaban siendo afectados por ella.

Si el objetivo fuera a emboscarlos ahora mismo, no tendrían ninguna oportunidad.

"Esto no va a funcionar. Chicos, ¡Reúnanse!"

Baek decidió entonces reunir a los miembros de su clan y continuar la caza en grupo.

Esto iba a crear una brecha en el cerco, pero su seguridad era más importante.

Pronto, los miembros del clan se reunieron a su orden.

"Espera, ¿A dónde fueron los otros?"

Pero sólo había 31 jugadores reunidos a su alrededor. Considerando que el número original rondaba los 60, casi la mitad de los miembros habían desaparecido.

El resto de los miembros del clan miraban a su alrededor con ansiedad.

La atmósfera sombría y las voces gritonas, todo esto hacía que sus palmas sudaran.

Una sensación de inquietud llenaba sus mentes. La posibilidad de que pudieran dejar de existir, como los que ya no estaban presentes.

Sus instintos les advertían que tenían que salir de ese bosque lo antes posible.

Los jugadores se miraron entre sí.

"Oye, capitán... Creo que deberíamos considerar dar marcha atrás..."

Pero en el momento en que uno de ellos se acercó y trató de persuadir a su líder.

"Soy yo, ¿Eres tú, Baek?"

De repente, alguien salió de la niebla mientras gritaba en voz alta.

Sorprendidos por la repentina aparición, los jugadores instintivamente llevaron sus manos a sus espadas, pero sus ojos se llenaron de sorpresa cuando vieron la cara de la persona que acababa de aparecer.

Era el vice-líder de Behemoth.

A diferencia de la mirada confiada que tenía cuando su clan se adentró en el bosque, su cara estaba ahora mortalmente pálida al regresar.

"¿Por qué están aquí...? N, no, no tenemos tiempo para esto. ¡Tenemos que salir de aquí! ¡Rápido!"

El vice-líder instó a Baek a dejar este lugar.

Parecía que estaba siendo perseguido por alguien.

"Bien, cálmate y respira hondo. No podemos abortar la misión sin saber la razón. Tienes que decirme qué pasó adentro".

"Fa, fantasmas... ¡Ellos vienen por nosotros! Van a destrozar nuestros cuerpos... y matarnos a todos...! ¡Rápido, tenemos que huir!"

Pero Baek frunció el ceño al no poder entender su incoherencia.

"¿Fantasmas? ¿Te refieres a monstruos como Espectros o Banshees?"

<< Nota: Banshee - Son espíritus femeninos que según la leyenda, se aparecen con sus gritos o llantos para anunciarle a una persona la muerte de un pariente cercano. >>

"N, no, eran diferentes... ¡Joder, apártate de mi camino! ¡Este no es el momento para charlar...!"

El vice-líder entonces apartó la mano de Baek y trató de huir.

Sin embargo, antes de que Baek siguiera intentando detenerlo, observó que el vice-líder se quedó inmóvil en su lugar.

Baek miró a su alrededor. se percató que los demás miembros de su clan también estaban pálidos y temblaban de miedo.

Se dio cuenta de que sus bocas estaban tratando de decirle algo.

'¿Regresa?'

Pero cuando Baek se dio la vuelta, vio las mandíbulas abiertas de una bestia gigante.

Y antes de que pudiera hacer nada.

Crunch

La bestia gigante masticó a Baek y al vice-líder.

La parte inferior de su cuerpo cayó indefenso al suelo.

"¡Uwaaak!"

"¡El fantasma está aquí!"

Los jugadores restantes gritaron al mirar al monstruo que acababa de matar a los dos jugadores más fuertes de su grupo.

Un monstruo con un cuerpo gigantesco y mandíbulas bestiales.

El Espíritu Familiar, Ka, rugió hacia el cielo.

¡Kwuuuh!

Todo el bosque tembló con el monstruoso rugido del fantasma que una vez fue el gran monstruo Vulka.

Los jugadores se derrumbaron en el suelo al perder su voluntad de luchar, esperando que el monstruo los ignorara.

Pero, en contra de sus esperanzas, Ka corrió hacia la siguiente presa, produciendo un temblor en el suelo.

Kwang

* * *

Tsss

En algún lugar sobre el bosque, otro Espíritu Familiar miraba hacia abajo mientras flotaba en el aire.

¡Kikikik!

El espíritu del Médico Brujo, Boo, estaba flotando, soltando una risa espeluznante mientras observaba el bosque desde el cielo.

El ruido que hizo, que sonaba como una risa astuta, y al mismo tiempo como un grito de luto, había originado la creación de la niebla gris.

Sentía que casi podía morir de risa, aunque ya estaba muerto. Pero eso era lo divertido de la situación actual.

Cada vez que levantaba la mano en el aire, una nueva tanda de niebla espesa se elevaba en el bosque.

Y los humanos que entraban en su neblina reaccionaban de una manera u otra.

O bien se encogían de miedo, perdiendo la voluntad de seguir adelante, o empezaban a gritar para superar su miedo.

Esto se debió a que la niebla gris que había esparcido por el bosque tenía una característica muy especial. Podía entorpecer los sentidos de los jugadores, y no sólo interfería con sus vistas, sino que también podía inducir confusión.

Aunque el debuff era mínimo, esto resultaba muy efectivo contra grandes grupos ya que podía afectar a muchos jugadores a la vez y perjudicar su cooperación.

La niebla hacía que los alrededores apenas se distinguieran, haciendo que los jugadores no fueran conscientes de su propia posición e incluso de los que estaban a su lado.

La falta de visión, además de los gritos distantes, creaba una atmósfera aterradora, y la sensación de que se les dejaba solos en el bosque les inculcaba el miedo ante una constante sensación de peligro.

Ese miedo fue consumiendo poco a poco sus voluntades y, al final, sus mentes.

Boo observaba todo este proceso desde arriba del bosque, y no podía dejar de reírse de ellos.

'¿Cómo os atrevéis a venir para asesinar a mi maestro?'.

Era una tontería.

Para Boo, Yeon-woo es alguien que debe ser tratado como un dios.

No, él era un dios para él.

Un dios que lo había salvado del sufrimiento en el limbo de los muertos, el abismo del infierno, e incluso le concedió un cuerpo físico y un gran poder.

Desde el momento en que recuperó su 'conciencia', Boo juró absoluta lealtad a Yeon-woo.

Y cuanto más se alimentaba de Perlas Espirituales, más fuerte se hacía su lealtad.

Por eso Boo nunca podría perdonar a aquellos que se atrevieran a dañar a su maestro.

Para él, no eran más que sucios insectos que habían venido a deshonrar a su dios.

No importaba si eran o no capaces de dañar a su maestro. Por la simple razón de albergar pensamientos maliciosos contra él, tenían que ser castigados con la muerte.

No, incluso en la muerte, merecían pudrirse en una prisión infernal por toda la eternidad.

Por lo tanto, Boo hizo la niebla cada vez más espesa para que experimentaran el mayor sufrimiento posible.

Su miedo y sus gritos representaban su diversión, así como un juego muy emocionante para él.

Entonces, lo pensó de nuevo.

Después de que terminaran con estas alimañas, su generoso maestro les regalaría otras Perlas Espirituales para que se hicieran más fuertes.

Así que sentía curiosidad.

Curiosidad sobre qué tipo de diversión podría disfrutar si se hiciera más fuerte, y también qué nivel de fuerza podría alcanzar.

Su maestro le dijo una vez que esperaba que se convirtiera en algo llamado 'Lich', y que lograra alcanzar cosas más grandes con él.

La simple idea de ser capaz de ayudar a su maestro hizo que su corazón palpitara, aunque no tuviera uno.

「¡Llevar... destrucción... sobre los enemigos del maestro...!」

Boo gritó una frase que había encontrado en sus recuerdos de cuando aún estaba vivo.

Tsss


* * *


"¡Muere ya!"

Nol saltó en el aire y esquivó las dos cuchillas que apuntaban a sus piernas.

La escena de un monstruo gigante haciendo volteretas en el aire y lanzando contraataques mientras aterrizaba en el suelo fue un shock para los jugadores.

Splash

Los trozos de cuerpo de un jugador cayeron al suelo, donde sus cuatro afiladas garras lo atravesaron.

Ni sus escudos ni sus armaduras pudieron detener las afiladas garras de Nol, que estaban impregnadas de maná del elemento oscuro.

"Esto no está sucediendo, esto no es posi..."

Los jugadores que miraban hacia otro lado en un esfuerzo por negar la realidad sólo podían caer de espaldas cuando sus cabezas fueron perforadas con fragmentos del mana oscuro que Nol les había arrojado.

Pero en medio de la masacre, Nol rápidamente miró hacia atrás donde estaban los cadáveres, como si pensara en algo que había olvidado. Y como era de esperar, encontró las almas de los jugadores saliendo de sus cadáveres.

Nol rápidamente arrebató los cuerpos y se los tragó antes de que las almas pudieran desaparecer.

¡Kwaaa!

Embriagado por la alegría del triunfo, Nol lanzó un monstruoso rugido al cielo.

Conforme los recuerdos de su vida anterior fueron emergiendo gradualmente a medida que consumía las Perlas Espirituales, pudo sentir que sus hábitos pasados retornaban a él.

Cuanto más luchaban los jugadores restantes con el monstruo, más sentían que su voluntad de luchar se desvanecía de sus cuerpos.

El monstruo que estaba delante de ellos era definitivamente un fantasma.

No importaba lo mucho que intentaran golpearlo con sus espadas, simplemente atravesaban su cuerpo, como si estuvieran cortando humo.

Poniendo sus esperanzas en los pocos magos del grupo, trataron de acorralar al monstruo y golpearlo con magia, pero rápidamente volvió a la vida y arremetió contra ellos como si no hubiera recibido ningún daño.

Nunca habían escuchado de una bestia como esta habitando el bosque, o incluso todo el Mundo de los Sueños.

Los jugadores se esforzaron mucho por derrotar al monstruo, pero cuando recobraron la cordura, sólo quedaban tres de ellos con vida.

Y lo supieron instintivamente.

Que los tres eran los únicos que quedaban en el bosque.

Porque los gritos que habían estado escuchando de vez en cuando habían cesado.

"Joder..."

"Dios... ¿Por qué nos está pasando esto...?"

Los tres jugadores comenzaron a llorar al pensar en su inminente destino. Uno de ellos incluso mojó sus pantalones por el miedo abrumador.

Querían huir, pero sus piernas no parecían seguir la orden.

La espesa niebla gris que cubría el bosque parecía una prisión.

Y no había nada que pudieran hacer, más que esperar a que el monstruo regresara para matarlos.

En ese momento...

Tap

Tap

El sonido de los pasos pesados rompió el silencio.

Lentamente dirigieron su mirada hacia el origen del sonido.

Lo primero que vieron fueron dos luces intensas, como un fuego fatuo flotando en el aire, acercándose lentamente a ellos.

A medida que las dos misteriosas luces se acercaban, una figura oscura comenzó a formarse a su alrededor, y luego se convirtió en una silueta humana.

Sólo cuando la figura ya estaba frente a ellos, los tres se dieron cuenta de su identidad.

Una persona con armadura negra y una máscara negra. Era el Acaparador.

El Acaparador se paró frente a ellos con una mirada indiferente.

La sangre goteaba de la daga en su mano derecha. Parecía ser la sangre de los jugadores que mató mientras venía hacia aquí.

Los tres tragaron mientras sentían que su destino estaba cerca.

Sus ojos temblorosos estaban fijos en el jugador que tenían delante.

Querían rogar por misericordia, pero sus voces no salieron.

Uno de ellos finalmente se las arregló para pronunciar algunas palabras.

"Po, ¿Por qué nos haces esto...?"

Pero su voz se quebró.

Yeon-woo inclinó su cabeza.

"¿Qué quieres decir?"

"¡Te he preguntado por qué nos haces esto! Y, no tenías que matarnos a todos!"

Habían perdido a todos sus amigos y compañeros de equipo en un día.

No, fue incluso peor que eso.

Incluso sus clanes rivales que habían estado en una competencia amistosa hasta ayer, habían sido aniquilados. Y todo esto fue hecho por un solo jugador.

Una sola persona había matado a más de cien jugadores y destruido una docena de clanes.

¿No podía sentir ninguna culpa por lo que había hecho?

Sin embargo.

"Eso es una tontería".

"¿Qué...?"

Splash

La cabeza del jugador salió volando por el aire con un solo corte de su daga.

Mirando la sangre que salía de la cabeza de su amigo, los dos jugadores restantes cayeron hacia atrás con los labios separados, produciendo un grito silencioso.

Ya estaban medio locos. Ya habían perdido toda esperanza de supervivencia frente a este monstruo.

Sin embargo...

Yeon-woo les susurró en un tono diabólico.

"¿Alguno de ustedes quiere vivir? Estoy pensando en darles una oportunidad. Sólo una persona."