Reciente

jueves, 6 de febrero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 86

Capítulo 86. Llama de la Vida (2)


Comenzando desde el Nido de Albatros, Yeon-woo comenzó a barrer sin parar las piezas ocultas del piso 11.

Los Espíritus Familiares de Yeon-woo se abrieron paso a través de los cientos de serpientes venenosas en la Cueva de la Serpiente de la Sombra, complementando su Colección.

En el territorio del Dragón Menor, hizo que Ka sacara el corazón del Dragón Menor.

Aparte de eso, Yeon-woo hizo un barrido de todos los materiales valiosos en el piso 11, como la Corona de la Grulla Coronada Azul, las Alas de la Gárgola, los Cuernos de Unicornio y así sucesivamente.

Yeon-woo sonrió de satisfacción mientras comtemplaba la enorme cantidad de logros y recompensas que se acumulaban a un ritmo acelerado.

Sin embargo, en otro lugar del Mundo de los Sueños, otros jugadores se enfurecieron por la repentina desaparición de materiales.

"¡Maldita sea! ¿Este lugar también?"

"¿Quién diablos hizo esto?"

Otros jugadores también necesitaban materiales para completar sus pruebas, pero cuando llegaban a un lugar para adquirir las cosas que necesitaban, no quedaba nada disponible.

Para empeorar las cosas, algunas hábitats estaban completamente secas. La recuperación parecía casi imposible.

Por supuesto, debido a la naturaleza del Mundo de los Sueños, finalmente se recuperaría. Pero eso llevaría una cantidad considerable de tiempo.

Para los jugadores que necesitaban los materiales ahora mismo, esta situación era extremadamente frustrante. Por lo tanto, los jugadores comenzaron a buscar al culpable de este incidente.

Pero Yeon-woo era demasiado sigiloso para que lo atraparan.

Algunos incluso trataron de localizarlo después de encontrar un hábitat recién destruido, pero pronto llegaron a un callejón sin salida, como si el culpable hubiera desaparecido en el aire.

'Lo siento, pero los necesito tanto como ustedes'.

Yeon-woo se puso la capucha mientras escuchaba las voces furiosas de los jugadores.

Fue sólo para adquirir Alas de Error Celestial que visitó la ciudad. No esperaba escuchar a la gente criticándolo.

Yeon-woo se sintió agraviado por sus acusaciones. También estaba recolectando materiales para su misión, como todos los demás.

'Bueno, los habría acaparado todos incluso sin la misión, pero...'

Todavía sentía que era injusto.

Incluso si no lo hubiera hecho, estaba seguro de que alguien más habría hecho lo mismo.

'Por cierto'.

Yeon-woo entrecerró los ojos mientras miraba alrededor de la ciudad.

'La atmósfera es diferente a la que describió Jeong-woo. Es demasiado pesada. No puede ser sólo porque me lleve todos los artículos, ¿Verdad?'

Famosa por su arquitectura única y sus calles llenas de Bestias Míticas, la ciudad de Barrack era un lugar pacífico y vibrante.

Especialmente por la bien desarrollada industria de la hospitalidad y el mercado, no sólo los residentes del piso 11, sino también jugadores de otros pisos visitaban esta ciudad para encontrar los artículos que necesitaban.

Sin embargo, ahora era diferente.

La ciudad que se suponía que estaba 'llena de energía' tenía un aspecto sombrío.

Aparte de los que estaban enojados por Yeon-woo, la mayoría de los jugadores se veían sombríos y casi temerosos.

Los comerciantes, los residentes, todos parecían estar al límite.

'¿Qué está pasando?'

Yeon-woo sintió algo inusual pero pronto sacudió su cabeza.

No quería involucrarse en nada problemático, así que se preparó para dejar la ciudad tan pronto como terminara con sus asuntos.

Fue entonces.

"¡Fuera de mi camino!"

Se escuchó una voz gritando y la gente del camino se separó a los lados.

Desde el interior de la multitud, Yeon-woo trató de echar un vistazo a la carretera principal para averiguar lo que estaba pasando.

Desde allí, observó a un grupo de jugadores vestidos con armadura negra corriendo rápidamente hacia algún lugar.

Un emblema de un monstruo rojo grabado en sus pechos le llamó la atención.

'Es el emblema del Clan Behemoth. ¿Qué están haciendo aquí?'

Yeon-woo frunció el ceño.

Behemoth, uno de los clanes subsidiarios de Cheonghwado, era uno de los clanes más prometedores de los pisos intermedios y famoso por su actitud arrogante.

'Pero no suelen bajar a los pisos inferiores...'

Parecían estar relacionados con la pesada atmósfera de la ciudad.

'Definitivamente algo está pasando aquí'.

El clan Behemoth es un perro fiel de Cheonghwado. Si estaban haciendo movimientos sospechosos había una alta probabilidad de que Cheonghwado estuviera tramando algo en secreto.

'Tendré que investigar esto'.

Yeon-woo se alejó de la multitud.

Aunque no quería tener problemas con Behemoth, necesitaba saber qué estaban haciendo. Podría ser capaz de averiguar algo sobre Cheonghwado.

Por coincidencia, el lugar a donde Yeon-woo se dirigió para obtener Alas de Error Celestial, era también un lugar famoso para reunir información.

'¿Es aquí?'

Yeon-woo abrió la puerta de un edificio con un letrero que decía 'Bar Luz de las Estrellas'.

La tienda apestaba a humo de cigarro y al olor del alcohol.

A pesar del humo, Yeon-woo se sentó en una silla vacía junto al mostrador.

El camarero sonrió de repente mientras limpiaba una taza con una toalla.

"Debes ser nuevo aquí. Nunca he tenido un cliente con una máscara tan peculiar. Hablando de eso, me gusta esa máscara que llevas. ¿Me dirías dónde la conseguiste?"

Ignorando sus palabras, Yeon-woo tiró una bolsa de monedas de oro que había cambiado antes.

Ching

Los ojos del camarero brillaban misteriosamente.

"Estoy aquí para comprar algo".

El camarero se guardó la bolsa con una sonrisa maliciosa.

"Vaya, vaya, mira quién tiene una cartera gruesa. Los ricos siempre son bienvenidos aquí. Entonces, ¿Qué necesitas?"

"Alas de Error Celestial. Tantas como puedas conseguirme. ¿Tienes alguna?"

"Siempre tenemos esas pequeñas cosas..."

"Sólo las especies del Bosque Valen en el piso 31".

"... guardadas en nuestro inventario, pero te costará caro. Bueno, supongo que esto es suficiente para tu petición."

El Bar Luz de las Estrellas era un lugar muy popular entre los jugadores experimentados. Una tienda donde los jugadores podían comprar y vender artículos, e incluso información útil.

Gracias al establecimiento de varias sucursales en toda La Torre y a que se abastecían de una gran variedad de artículos, había bastantes jugadores que frecuentaban su servicio para adquirir artículos o pistas necesarias para completar sus pruebas.

Aunque el precio era bastante alto, ya había preparado las monedas de oro. Yeon-woo vendió varias partes de monstruos y bestias que habían estado ocupando su mochila.

Intencionalmente no tocó sus puntos de Karma porque tenía que acumular tanto como fuera posible para obtener mejores recompensas después de terminar la prueba.

"Aquí está".

Un rato después de entrar en el almacén, el camarero volvió con una bolsa llena de Alas de Error Celestial.

Yeon-woo revisó los artículos con sus Ojos Dracónicos y luego asintió con su cabeza. No eran falsos.

"Las Alas de Error Celestial es un alimento popular para las Bestias Míticas, por lo que son muy solicitadas en el piso 11. Eso es todo lo que tenemos por el momento, ven más tarde si necesitas más".

"Claro. Por cierto, tengo una pregunta que hacer."

"Bueno, ya sabes qué hacer".

Ching

Yeon-woo lanzó otra bolsa de monedas de oro sobre el mostrador.

"Jajaja. Eres un gran derrochador. Bien, ¿Qué quieres saber?"

"Vi a Behemoth caminando por ahí fuera. ¿Está pasando algo por aquí?"

En ese momento, el camarero miró a Yeon-woo como si hubiera visto algo extraño.

"¿Hmm? ¿Es tu primera vez en el piso 11?"

"He estado lejos de las grandes ciudades últimamente."

"Ya veo. Entonces realmente no sabes nada".

El camarero se rascó la parte trasera de su cuello.

Parecía que estaba pensando por dónde empezar a explicar.

"En primer lugar, ¿Sabe usted acerca de la guerra entre el Dragón Rojo y Cheonghwado?"

"¿Qué?"

Yeon-woo abrió los ojos ante la inesperada noticia.

Whoosh

Luego, sin querer, desató parte de su aura.

El barman y los otros jugadores dentro del bar dejaron escapar su asombro al sentir un repentino escalofrío a lo largo de su columna vertebral. Aferrados al miedo, algunos jugadores llevaron sus manos hasta sus armas.

Yeon-woo se dio cuenta tarde de su error y se calmó.

'Fui descuidado'.

Estaba demasiado sorprendido al escuchar las noticias sobre la guerra entre dos clanes que eran objetivos de su venganza.

'Sabía que esto iba a pasar, pero es demasiado pronto'.

Como el misterioso mercader le había comprado Piedras Mágicas, predijo una guerra entre clanes, pero no esperaba que sucediera tan pronto.

Además, el Dragón Rojo era el segundo clan más grande en el ranking. Exceptuando a AllForOne, no es exagerado decir que ellos son los verdaderos gobernantes de La Torre.

Si un clan así se moviera, se producirían grandes cambios en toda La Torre.

"Continúa".

El barman se las arregló para hablar después de tragar nerviosamente.

"¿Q... qué?"

"Sobre la guerra. Cuéntame los detalles".

Fue entonces cuando el barman se dio cuenta de que Yeon-woo no tenía intención de hacerle daño.

"Yo... supongo que te alterarás con una noticia tan grande."

El barman entonces comenzó a explicar en detalle.

Que había ocurrido un enfrentamiento entre Bahal y Leonte en el Distrito Exterior, donde Leonte había logrado huir sólo con su vida.

En el proceso, Dragón Rojo y Cheonghwado se declararon la guerra entre sí, por lo que una guerra a gran escala estaba a punto de estallar.

'¿Bahal y Leonte lucharon en el Distrito Exterior?'

Yeon-woo recordó su encuentro con Bahal justo antes de entrar a La Torre.

Luego pensó en la posibilidad de que la razón por la que Bahal había bajado al Distrito Exterior no era sólo para reunirse con él, sino para perseguir a Leonte.

'Las cosas están resultando bastante interesantes'.

Si dos altos rankers que representan a sus clanes se enfrentaron, era sólo cuestión de tiempo antes de que la guerra estallara.

Y la siguiente palabra del barman despertó el interés de Yeon-woo aún más.

"Y es muy probable que la guerra se lleve a cabo en este piso 11".

"¿Este piso? ¿Por qué?"

El barman respondió mientras colocaba el vaso que había estado limpiando en el estante.

"Puede haber varias razones, pero yo diría que la principal es la abundancia de recursos. Verás, el ambiente aquí es muy pacífico comparado con muchos otros pisos. Pero aquí pueden conseguir casi todos los recursos necesarios para la guerra, especialmente las Bestias Míticas. Así que, cualquiera que ocupe este piso no tendrá que preocuparse por quedarse sin recursos".

'Tiene razón'.

Las Bestias Míticas serían de gran ayuda para mejorar sus filas.

En particular, el Neidan de las Bestias Míticas les ayudaría a fortalecer rápidamente a sus jugadores, preparándolos para la próxima guerra.

'Por supuesto, no será tan efectivo en los rankers, pero ayudará con sus miembros de menor nivel'.

Yeon-woo entonces estalló en risas.

'Y allí estaba yo, tomando todos los recursos que necesitaban para la guerra. Así que por eso he estado escuchando todas esas malas palabras'.

Yeon-woo se acarició la barbilla con la mano.

'Entonces tendré que terminar la prueba antes de que vengan más jugadores al piso 11'.

Ahora que sabía por qué la atmósfera se encontraba tan sombría, tenía que hacer rápido el recipiente para contener la Llama de la Vida.

Yeon-woo hizo un par de preguntas más antes de salir del bar.


* * *


El camarero dejó cuidadosamente el vaso que estaba sosteniendo. El hombre que estaba bebiendo en el extremo opuesto del mostrador empezó a gruñir.

"Maldita sea, ¿Qué diablos le pasa a ese tipo? Pensé que iba a matar a todos los presentes".

El barman entonces habló con el hombre mientras señalaba con su barbilla la puerta por donde Yeon-woo acababa de salir.

"Necesito que lo investigues. Creo que está tramando algo."

"¿Eh? ¿Quieres que me muera? Quiero decir, sólo míralo. Asesinaría a quien se interponga en su camino sin pestañear. Es un monstruo, ¿Sabes? ¡Un monstruo!"

"Lo sé. Por eso te estoy obligando a hacerlo".

"¡Pero qué mier...!"

El hombre estaba a punto de decir algo pero tuvo que acobardarse al mirar la cara fruncida del camarero.

El hombre continuó mostrando su inconformidad.

"¿Qué te hace pensar que está tramando algo?"

"¿Eres ciego o algo así? ¿De verdad no lo has visto?"

"¿Qué se supone que debía ver?"

El barman dejó salir una sonrisa de desprecio. Su amplio bigote se enroscó ligeramente con una sonrisa pícara.

"Esa máscara, es el Acaparador".

"…!"

Los ojos del hombre se abrieron de par en par.

El Acaparador.

Era el apodo del novato que había creado un alboroto en toda la Torre desde que aprobó el Tutorial.

"Ahora, si entiendes lo que quiero decir, ¡Pon tu trasero a trabajar! Puede que sea el culpable que últimamente haya estado acaparando todas las piezas ocultas en el piso 11, y ya sabes lo cara que es esa clase de información".

 
* * *
 

Yeon-woo salió de Barrack y se trasladó a otro lugar.

Los Espíritus Familiares que habían estado esperando fuera de la ciudad se reunieron detrás de él.

Hizo que resguardaran sus artículos de forma segura antes de dirigirse a la ciudad, y parecía que habían hecho un gran trabajo.

Yeon-woo los envió de vuelta a la Colección y comenzó a planificar su estrategia basándose en la información que obtuvo en el bar.

'Una guerra entre el Dragón Rojo y Cheonghwado... Tengo que encontrar algún tipo de excusa para intervenir en esa guerra'.