Reciente

domingo, 2 de febrero de 2020

Ranker's Return - Capítulo 2

Capítulo 2.



Unos días después, Hyeonu se detuvo en una tienda por departamentos para comprar un regalo de cumpleaños para su madre. Por cierto...

‘Arena... Arena...’

Sus pensamientos eran complicados. Dijo que no lo haría, pero los pensamientos sobre Arena estaban constantemente en su mente. El tiempo que tenía era naturalmente insuficiente. Ponerse al día con los jugadores nunca fue tarea fácil. Simplemente no tenía tiempo. Actualmente dividía su día a día entre diferentes trabajos a tiempo parcial. Si tocara el juego, no sería capaz de ganarse la vida de inmediato. Además, no tenía dinero para comprar el costoso A-Cube.

"Chanel..."

Caminó por la tienda por departamentos mientras pensaba y pasó junto a una marca que su madre solía usar.

"Es demasiado caro... no puedo permitírmelo."

El precio de los zapatos que miraba era ridículo. No, no fueron solo los zapatos. Todo era caro. Los zapatos, bolsos, ropa, y demás que había comprado despreocupadamente durante su época de riqueza estaban ahora demasiado lejos de su alcance.

‘Consideraba cosas tan caras como algo habitual... Mi familia está realmente arruinada...’

Sintió la caída de su familia aún más.

"Hah..."

Finalmente, Hyeonu tuvo que pasar por la tienda con las manos vacías. Los 880.000 won que llevaba consigo era todo lo que tenía. Si comprara algo con este dinero, no podría pagar las facturas médicas de su padre. En este momento, una voz entró en los oídos de Hyeonu, "Jihye, ¿te gusta esto?"

La voz pertenecía a un joven con ropa lujosa que estaba con una chica.

"Sí, Oppa. Gracias. ¿Quieres un beso?"

"¿No? Algo mejor que eso."

"¿Qué?"

"Más tarde, un... ¿eh? ¿Eres tú, tal vez?" El joven fingió ser amigable con Hyeonu. "¿No eres Gang Hyeonu?"

Sin embargo, Hyeonu no podía recordar a este joven. "¿Quién eres tú?"

"Oye, no te acuerdas. ¿Quieres decir que no vale la pena recordarme?"

"¿Quién eres tú?"

"Soy yo. Jung Hanbaek."

"¿Jung Hanbaek? ¡Ah!" Hyeonu lo recordó en el momento en que dijo su nombre. Jung Hanbaek— era un chico con aspecto de oveja que su padre le presentó en la escuela secundaria. Hyeonu tuvo una mala primera impresión del chico, por lo que intencionalmente mantuvo una distancia. Por eso no recordaba a esta persona.

"¿Qué? ¿El hijo del expresidente de Freshwater Constructions no recuerda a una persona como yo?" Jung Hanbaek descaradamente quería comenzar una discusión.

"¿Qué estás diciendo de repente?" Se preguntó Hyeonu.

"¿Que quiero decir? ¡Kuk!"

"..."

"Es agradable ver al hijo de la cuchara de oro después de mucho tiempo. ¡Kuk, kukukukuk!" Fue una risa con maldad.

"Compra lo que quieras comprar y vete a casa." Hyeonu decidió ignorar a este Jung Hanbaek. No era bueno pelear con una persona así. En muchos sentidos, sería menos agotador simplemente ignorarlo.

"Ah, ¿cierto? Estoy comprando algo. ¿Qué hay de ti?"

"¿...?"

"¿No estás comprando algo? No, ¿no tienes dinero para comprarlo?"

"Qué quiere decir con eso..."

"¿O todavía puedes comprarlo? Si tu familia está en bancarrota, no deberías aparecer en un lugar como este."

"¿Cómo sabes que...?" Hyeonu se sobresaltó. ¿Cómo supo Jung Hanbaek sobre la caída de su familia? Acababa de decírselo a su amigo cercano Yeongchan.

Los labios de Jung Hanbaek se curvaron en una sonrisa mientras miraba a Hyeonu.

‘Quería ver su rostro distorsionarse al menos una vez.’

La historia de fondo que Hyeonu no conocía comenzó a fluir de la boca de Jung Hanbaek. Fue una historia que apuñaló el corazón de Hyeonu.

"¿Cómo lo puedo saber...? En realidad, fue mi padre quien llevó a tu familia a la ruina, así que es imposible que yo no lo sepa."

"¿¿¿Qué???" Hyeonu sintió un calor elevarse por su cuerpo ante las palabras burlonas de Jung Hanbaek. No podía entender lo que esta persona decía. ¿Fue el padre de Jung Hanbaek quien destruyó a su familia? "No me digas..."

Su mente se dirigió a un punto en concreto.

"El hombre que golpeó a mi padre en la nuca... ¿Fue tu padre?" Soltó la pregunta que quería hacer.

"Sí." Jung Hanbaek no lo negó. "Mi padre. Sufrió mucho estando en el fondo. Se mantuvo inclinado durante décadas, ¿no es hora de que consiga algo? ¿No es así? ¿Hyeonu?"

"¡...!"

"Mocoso, eras una cuchara de oro y te pavoneabas con arrogancia con los hombros en alto. Deberías disfrutar de la vida tanto como puedas, ¡disfrútala!"

"¿Disfrutar...? ¿Qué demonios...?"

"¿No es el dolor de ser una cuchara de tierra? Conviértete en un mendigo y vive como un perro. ¡Kuk!"

"..."

"Entonces, ¿nos veremos de nuevo?" Jung Hanbaek cambió su expresión y tono mientras hablaba como si fuera un actor en una obra de teatro. Se veía muy feliz y alegre. "Vamos, Jihye."

"Sí, Oppa."

Jung Hanbaek se dio la vuelta. Entonces dijo para sí mismo, "Estúpido hijo de puta... Debe haber perdido el valor ahora que no tiene dinero... No abrió la boca a pesar de haber escuchado esas palabras..."

Deliberadamente lo hizo en voz alta para que Hyeonu pudiera escuchar.

"Hijo... Hijo de puta..." Estas palabras se convirtieron en la bomba que hizo explotar la ira de Hyeonu.

*¡Chasquido!* Hyeonu agarró el hombro de Jung Hanbaek y tiró de él. Entonces el cuerpo de Jung Hanbaek se dio la vuelta. ¡Lo siguiente fue un golpe! El primer golpe de Hyeonu en la cara de Jung Hanbaek.

"¡¡Ack!!"

"¡O-Oppa!"

Jung Hanbaek gritó de dolor.

"¿Q-Qué?"

"¡Por allá, vamos!"

El personal de la tienda por departamentos vio la escena y se apresuró a detener a Hyeonu.

"¡D-Déjenme ir, bastardos! ¡No me detengan antes de matarlo!"

Sin embargo, Hyeonu ya había perdido la cordura y era una bestia. Entonces...

"¡Basta, esa persona es el hijo del Presidente Jung!"

"¡No lo dejen ir!"

"¡Idiota! ¡Quédate quieto!"

El personal de la tienda por departamentos no estaba del lado de Hyeonu. Jung Hanbaek era un miembro VIP, mientras que Hyeonu era un hombre de unos 20 años vestido con ropa gastada.

Dinero...

Su dinero...

‘Dinero’ era la palabra que lo enojaba y también la cosa que le impedía avanzar.

... ¿Qué era el dinero para ese tipo?

"¿Qué están haciendo? ¿Acaso no piensan informar a la policía? ¡Rápido!" Jung Hanbaek terminó de hablar, se limpió la nariz y le lanzó una sonrisa maliciosa a Hyeonu.

***

Pasaron algunas horas. Frente a una estación de policía cercana, Hyeonu sacó su teléfono en el momento en que salió de la estación. Había algo que necesitaba verificar. Era una respuesta que necesitaba escuchar de una persona, de nadie más.

"¿Hola?"

"Madre, soy yo. ¿Mi padre está bien?"

"Tu padre todavía está acostado enfermo... ¿Tú estás bien?

"Estoy bien. Iré al hospital el día de tu cumpleaños. Por cierto, con respecto a los asuntos de mi padre— ¿fue el Tío Jung quien lo traicionó?"

"¡E-Eso...! " Su madre comenzó a tartamudear como si estuviera sorprendida por la repentina pregunta de Hyeonu. "S-Sí, cómo lo..."

"¿En serio?"

"Eso... Hyeonu..."

La respuesta de su madre fue un suspiro. Todo tipo de fraudes... Las cosas que el padre de Jung Hanbaek le había hecho a su padre no eran cosas que un humano pudiera hacer. Hyeonu colgó apresuradamente ante las palabras de su madre. Ya era difícil escucharlo. El tío que parecía de la familia los había traicionado. Además, basado en la rapidez con que la compañía se movió, no pudo haber sido hecho solo por él. Seguramente hubo ayudantes.

‘De alguna manera... me vengaré... no importa qué método use…’

Hyeonu se tragó en silencio su ira. Apretó los puños y se estremeció con una furia ardiente. Sus puños estaban tan apretados que la sangre goteaba de donde sus uñas estaban clavadas en su piel.

'Hijo de puta... espera y verás... Esto no terminará así.'

La ira, que era como un volcán activo, no se apagó. Sin embargo, no tenía forma de hacerlo. ¿Cómo podría vengarse?

'Cómo, cómo…'

Trabajar a tiempo parcial día y noche no funcionaría debido a los altos costos del hospital y los gastos básicos. No había ido a la universidad, así que no había forma de encontrar trabajo. Hyeonu de alguna manera necesitaba ganar suficiente dinero para levantar a su familia y vengarse.

¿Qué debería hacer? La mente de Hyeonu se centró en la venganza mientras se dirigía a casa. Fue en este momento que el sonido proveniente de una tienda de electrónica cercana atravesó los oídos de Hyeonu.

-Ese jugador— ¡firmó un contrato por un salario anual de 500 millones de won!

-¡Se dice que los ingresos por streaming ya han excedido los miles de millones! Es realmente genial.

Los pasos de Hyeonu se detuvieron.

‘Sí, esta es la única solución...’

Aún quedaba un rayo de esperanza. Hyeonu inmediatamente sacó su teléfono. "¿Yeongchan? Soy yo."

Luego dijo, "Yo... Arena— comencemos de nuevo."

El jugador más fuerte de Arena, el primer lugar en el ranking y el protagonista del mito Invicto de Arena, fue considerado como uno de los mejores jugadores del juego. Ahora, él quería regresar.