Reciente

miércoles, 5 de febrero de 2020

City of Sin - Capítulo 1342

Libro 9 – Capítulo 68. Rompiendo La Tradición




¿Qué había sucedido con Richard para que las leyes de Fausto, que incluso restringían a la familia real, no le afectaran? Esta no era una pregunta imposible de responder, y los presentes rápidamente pensaron en la diferencia clave. Los Archerons ocuparon la primera isla de la tercera capa, y esta isla era imposible de tomar por la fuerza. Richard simplemente poseía tanta autoridad en Fausto que incluso las leyes fundamentales de la ciudad no se aplicaban a él.

Y el núcleo de todo fueron los sacrificios.

Incluso cuando la multitud comenzó a darse cuenta de muchas cosas, Richard se mofó del lloroso Duque Turing y se volteó para irse. Los Archerons siguieron los pasos de su maestro, mientras que algunos de los poderosos nobles suspiraron suavemente. La Familia Turing había sido aplastada en cuestión de segundos; Richard no solo acababa de destruir su talismán, sino que mató a más de la mitad de sus talentosos jóvenes. Incluso si no los matara a todos él mismo, esta era una familia que simplemente no tenía futuro.

El derramamiento de sangre era inevitable cuando las tradiciones tenían que romperse, y no había un solo ser épico en Norland que no hubiera alcanzado su nivel sin bañarse en la sangre de sus enemigos. Desde la Santa Espada y la Emperatriz Gelan hasta Philip y Apeiron, ellos escalaron una montaña de cadáveres para alcanzar su fama. Incluso la perezosa Sharon era conocida como una diosa de la muerte en el Extremo Norte, con cada ladrillo del Deepblue necesitando la muerte de un enano gris, orco o gnomo. Fue hasta el punto de que incluso cuando querían avanzar, la Corte Helada eligió atacar a la Alianza Sagrada en lugar de apuntar a la cercana Floe Bay.

Y ahora, estaba Richard. Aunque haber derrotado a Apeiron hizo que la mayoría de sus detractores se convencieran, este acto de asesinato a sangre fría aseguraría que aquellos que todavía tenían planes contra él estuvieran sobrios. Cualquiera que quisiera enfrentarlo a partir de ahora vendría preparado para la muerte.

Richard no se quedó por mucho tiempo, regresando a Faelor inmediatamente después de la prueba. Cada familia en Fausto recibió una carta después de que él se fue, declarando que los cañones del trueno desaparecidos se consideraban contrabando y que cualquier uso de ellos sería castigado por los Archerons. No hubo detalles sobre el castigo, pero la severidad de su ira contra los Turings fue suficiente para mostrar su determinación.

Richard dejó a doscientos elfos de la noche y treinta caballeros rúnicos con Asiris, ordenándole que eliminara a Yaya Turing. Un escaneo justo antes de la destrucción no había mostrado signos de Yaya en el castillo, lo que significaba que los Turings lo habían sacado suponiendo que más tarde podrían alegar ignorancia. El Conde podría morir con honor en el campo de batalla, o tendría una recompensa de dos millones por su cabeza en pocos días que haría que lo asesinaran.

......

Dos días después de que Richard Archeron diezmara a la Familia Turing por albergar a un conspirador contra los Archerons, un grupo de personas se encontraba actualmente haciendo un viaje a través de un valle al este de la Alianza Sagrada, que conduce hacia el Imperio Árbol Sagrado.

La ventana del único carruaje del grupo se abrió de repente, la cabeza de un joven salió de su interior. Mirando el paisaje fuera de la ventana antes de fruncir el ceño al cielo, preguntó con impaciencia, "¿Cuánto tiempo más?"

Un viejo mago se acercó a su caballo. "Saldremos de la Alianza Sagrada una vez que crucemos esa montaña, mi señor."

"¿La montaña?" Weiss miró a la distancia sombríamente, "¿No tendremos que viajar hasta la medianoche?"

"Tenemos que irnos rápidamente por su seguridad, mi señor. La recompensa que los Archerons han puesto por usted es enorme; hay muchos que se arriesgarían."

"¡Ese maldito Richard! Te destruiré a ti y a tu familia algún día, ¡ni siquiera pienses en vivir feliz mientras yo viva!"

El viejo mago suspiró ante esta ira, pero no habló más. Weiss odiaba a los Archerons hasta la médula, pero aun así logró mantener su engreimiento incluso después de verse obligado a huir durante la noche. El joven realmente se había negado ardientemente, solo aceptando después de un día completo de esfuerzo. El mago esperaba encontrar a aquellos en el Imperio Árbol Sagrado que habían planeado todo esto, pasándoles la responsabilidad. Cuando llegara el momento, serían ellos quienes lidiarían con la ira de Richard y Hasting.

"Entonces aquí es por donde estás huyendo. Y yo pensando que había perdido a mi presa," una voz espeluznante de repente sonó a través del bosque.

Todo el color se drenó inmediatamente de la cara del viejo mago. Gritó a los guardias para que defendieran cuando un hombre bronceado salió del bosque cercano, con un par de ojos ámbar con hendiduras verticales en las pupilas. Su cabello largo y grueso estaba atado en una trenza, y tenía dos espadas largas en la espalda.

"¡Ghoul!" El viejo mago quedó atónito ante la vista.

"Mm, soy yo. ¿Todavía planeas resistirte? ¿Con solo dos santos y un magnífico mago?" Se mofó el asesino.

"¿No teme Cuchilla Nocturna a la ira del Maestro Hasting? Debes estar al tanto de las consecuencias; la Familia Hasting puede pagarle tanto como los Archerons lo harían."

"¿Tanto? ¿Cómo los Archerons? No hay muchas familias en este continente que se atrevan a decir esas cosas, no me digan que en realidad no saben el precio por la cabeza de este mocoso."

"De hecho, incluso yo fui sacudido por el número," una voz ronca sonó cerca.

Ghoul frunció el ceño y saltó hacia atrás, "¡Hacha de Sangre! ¡Yo estaba aquí primero!"

Una gran sombra atravesó el cielo, aterrizando justo detrás de la caravana que huía y bloqueando el escape. Este nuevo participante era un hombre calvo cubierto con un chaleco de cuero, con cicatrices en los brazos expuestos que indicaban una piel completamente destrozada.

Hacha de Sangre se rió de la queja de Ghoul, "Si hasta tú fuiste tentado, ¿cómo podría perdérmelo?"

"¿De dónde salieron estos bastardos?" Weiss siseó repentinamente desde su carruaje, "¡Échalos y pídele al tío que los ponga en su lugar después!"

Sin embargo, por primera vez, el viejo mago ignoró al joven. Ghoul y Hacha de Sangre eran los líderes de Cuchilla Nocturna y Desastre de Sangre, la tercera y cuarta organización asesina más poderosa de Norland. Eran conocidos por ser despiadados y viciosos, tomando cualquier trabajo sucio que se les ofreciera si la paga era lo suficientemente alta. Los dos eran santos celestes, y cualquiera de ellos podría eliminar a todos los guardias sin dejar rastro.

Weiss finalmente pareció entender algo de la reacción anormal del viejo, su propia cara palideció lentamente de miedo. Su mano agarrada al alféizar de la ventana comenzó a temblar de ansiedad.

Los dos asesinos discutieron por un tiempo antes de que Ghoul hablara, "La recompensa es lo suficientemente grande como para compartirla. ¿Por qué no unimos nuestras manos? Será más fácil llevar vivo a este mocoso."

Hacha de Sangre se rascó la cabeza calva con el hacha antes de asentir, "Muy bien, estoy de acuerdo."

Sin embargo, una voz fría de repente los interrumpió, "Pero yo no."

Una mujer con una armadura gris azulada apareció de repente al lado de la montaña, su cara inferior oculta por una máscara gris oscuro. Uno de sus ojos era azul zafiro, pero el otro era un gris sin pupilas que parecía una masa de niebla.

Tanto Ghoul como Hacha de Sangre fueron tomados desprevenidos por la llegada de la mujer, y este último incluso dio un paso atrás cuando entró en posición de batalla. Sus músculos se contrajeron por completo, haciendo evidente su nerviosismo.

"¡Calamidad!" Incluso Ghoul tomó sus espadas mientras saltaba atrás.

"Cal... amidad..." Fue solo ahora que el viejo mago también reconoció a la mujer, su corazón se detuvo en estado de shock. Calamidad era un nombre que representaba dos cosas— la unión de asesinos más poderosa de todo Norland, y la mujer heterocrómica que estaba a la cabeza. Esta era una asesina que había alcanzado el reino legendario docenas de años atrás, y se rumoreaba que su ojo gris era capaz de rastrear flujos de energía que le permitían ver a través de toda la invisibilidad. Era la asesina a sueldo más fuerte en Norland, superando a la competencia con tanta fuerza que incluso Ghoul y Hacha de Sangre no podrían escapar de ella si se unían.

Hacha de Sangre se rió amargamente, "Perdóneme, no esperaba que te interesara esto. Estoy dispuesto a renunciar a ello, ¿puedo irme?"

La mirada de Calamidad se extendió a los dos, "Ninguno de ustedes se va."

La expresión de Ghoul se volvió sombría mientras blandía sus espadas, "Entonces tendré que dejar mi marca en ti."

La leyenda se burló, "¿Ambos vinieron por la recompensa?"

"Hmm? ¿Qué más?" Hacha de Sangre parecía un poco confundido, "Es una gran suma de dinero; incluso si obtengo la mitad, puedo retirarme por un par de años."

Ghoul asintió en acuerdo. Los asesinos podían ganar mucho, pero no siempre fue fácil. Los altos riesgos normalmente significaban grandes recompensas, por lo que no todas las recompensas podían aceptarse. Había, por ejemplo, varias personas que querían atacar a los Archerons, pero con la posición actual de Richard, solo los idiotas harían tal cosa. Las noticias nunca salieron porque personas así solían morir antes de acercarse al objetivo. De hecho, los Archerons eran los clientes que pagaban más y cuyas solicitudes de recompensa se aceptaban regularmente.