Reciente

lunes, 6 de enero de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 9

Capítulo 9. El Despertar (2)


[Remitente: El Guía]

[1. Escapar del auditorio y llega al área de espera del segundo piso del edificio principal de la escuela antes de que se acabe el tiempo].

[2. Tiempo restante: 03:59:38]


¡KWANG!

La puerta parecía estar a punto de romperse a medida que los feroces golpes continuaban, provocando fuertes sonidos metálicos. No, era preferible decir que la puerta se rompería muy pronto.

¡¡KWANG, KWANG!!

Aun viendo la situación, resultaba difícil creer que esto estaba sucediendo realmente; la gruesa puerta de metal sólo fue golpeada un par de veces, y sin embargo se hundió como si fuera de papel. Varias gruesas bisagras de metal colgaban peligrosamente sueltas, listas para caer al más mínimo impacto.

"¡¡Necesitamos bloquear eso!!"

En lugar de gritar, fue más bien como si todo el mundo cayera en un frenesí.

Los movimientos de los humanos cuando sus vidas estaban amenazadas eran notablemente rápidos. Yi Seol-Ah cogiendo su silla y corriendo hacia la puerta supuso el comienzo; docenas de cuerpos corrieron todos hacia la puerta.

Algunos trajeron sillas desocupadas, otros subieron al escenario buscando algo útil, mientras que el resto simplemente usaron sus cuerpos para empujar contra la puerta.

"¡Kkheuk!"

Los ruidosos y consecutivos golpes en la puerta parecían contener una cierta cantidad de ira, y la fuerza del impacto resultante consiguió derribar a cuatro o cinco tipos como si no pesasen nada.

"¡Quítense del camino!"

Justo a tiempo, un grupo había bajado el púlpito del escenario y lo había apoyado contra la puerta. Aunque eso solo no sería suficiente para bloquear completamente la puerta, era mejor que nada.

<< Nota: Púlpito - Es una especie de estructura, regularmente de madera, donde los oradores se colocan detrás para dar sus discursos. >>

En un parpadeo, las sillas se apilaron al lado del púlpito. Además, unos veinte hombres sostuvieron la puerta con todo lo que tenían. Pronto, la puerta ya no parecía que se fuera a derrumbar. Y, después de que un hombre colocara una silla debajo del pomo de la puerta como un improvisado tope de puerta, la multitud comenzó a suspirar con genuino alivio.

"Haa..."

Yi Seol-Ah dejó de apoyar la puerta con su espalda y se puso en cuclillas en el suelo como si se sintiese mareada.

Quizás ver a una joven y frágil chica luchando desesperadamente le daba pena, ya que un hombre de mediana edad le habló mientras se limpiaba el sudor de sus cejas.

"Eres muy lista para alguien tan joven".

Él estaba hablando de que ella hizo el primer movimiento. La gente que actuó después de que ella hiciera el suyo asintió con la cabeza. Si no fuera por las rápidas acciones de Yi Seol-Ah, la puerta ya se habría roto.

Yi Seol-Ah no supo como responder y bajó tímidamente la mirada.

"No, no fue así..."

"Yo mismo me congelé por el miedo. Pero, ¿Me sorprendí al verte reaccionar así. Cuando me di cuenta, yo también me estaba moviendo.".

"Todos hicieron lo mejor para ayudar. Yo no habría sido capaz de bloquear la puerta por mí misma."

La avergonzada apariencia de Yi Seol-Ah ayudó a aliviar parte de la tensa atmósfera que se respiraba en el auditorio. Su gentil personalidad se ajustaba perfectamente a ese brillante y hermoso aspecto. Además, el hecho de que fuera una Invitada, así como la primera persona en responder, fue suficiente para que el grupo desarrollara una impresión favorable hacia ella.

Desafortunadamente, el evento que acaba de ocurrir fue demasiado impactante para infundir un ambiente cálido y cordial.

"Entonces, ¿Qué debemos hacer a continuación?"

El murmullo de alguien resignado trajo a todos de vuelta a la realidad. Algunos dirigieron sus expectantes ojos hacia la dirección de Yi Seol-Ah, pero incluso ella estaba perdida.

Pronto, las miradas colectivas de los Contratados se concentraron en los Invitados.

Una vez que el caos se había calmado, Seol volvió a prestar atención a su teléfono. Además del mensaje del Guía, había recibido dos más. Uno de ellos resultó ser el 'Diario de un Estudiante Desconocido', su llamado artículo de bonificación.

<< Nota: Aclaración - Cuando hablan de 'Yi Seol-Ah' es la chica que vino con su hermano y tiene la Marca de Bronce. Por otro lado, 'Seol' es el protagonista. >>


[Remitente: Desconocido]

[#Auditorio (un extracto del Diario de un Estudiante Desconocido, página 2.)]

.... Sólo había una puerta para entrar y salir del auditorio. De alguna manera la bloqueamos, pero al mismo tiempo, también terminamos bloqueando nuestra única salida.

En poco tiempo, el exterior se volvió silencioso.

Lamentablemente, mis compañeros de clase se dividieron en dos grupos.

Un grupo quería esperar y ver por un rato más, mientras que el otro grupo quería salir para echar un vistazo...

Cuando las luchas internas se intensificaron, nos olvidamos de la existencia fuera de las paredes.

.... Pronto, todos aprendimos que 'esa cosa' no era un simple monstruo o un zombi.

[#Auditorio (un extracto del Diario de un Estudiante Desconocido, página 3)]

Fue un total pandemonio. No hay otras palabras para describirlo.

La puerta que habíamos bloqueado desesperadamente se volvió inútil.

.... Durante el caos, fui capaz de descubrir de alguna manera el 'agujero'.


'¿Agujero?'

Seol estaba prestando atención a la última línea. Pero para cuando levantó la cabeza, el grupo de Contratistas se había acercado de alguna manera a su ubicación, casi logrando rodearlo.

"Que locura. Es sólo el comienzo, pero no están jugando. ¡Mira la piel de gallina en mis brazos!"

Kang Seok estaba ocupado frotando su brazo, pero parecía tener más que suficiente margen de maniobra mientras decía esas palabras.

"Ahora que la puerta está bloqueada, me pregunto qué deberíamos hacer a continuación..."

Sus palabras y su actitud despertaron la esperanza en los corazones de los Contratados de que pronto se encontraría una rápida solución a sus problemas. Sin embargo...

"Vámonos. Vamos a husmear por aquí y por allá, a ver qué se puede hacer".

Kang Seok sólo llevó a sus lacayos, Yi Hyungsik y Jeong Minwoo, con él, lo que hizo que los que esperaban una respuesta a sus oraciones se quedaran atónitos.

El hombre de mediana edad con gafas y vestido con un traje de negocios gastado -el hombre que antes alabó a Yi Seol-Ah- se puso rápidamente delante de ellos.

"E... perdón."

"Hey, Hyungsik, mira la parte de atrás del escenario. Y Minwoo, deberías..."

"¡Disculpe, joven!"

"... ¿Quién, yo?"

La respuesta de Kang Seok llegó un poco más tarde.

El hombre de mediana edad no podía estar seguro de si había cometido un error o no, pero sentía que Kang Seok lo había hecho deliberadamente.

"¿Qué están tratando de hacer?"

"Uh... Buscar por todo el auditorio"

"¿En el auditorio?"

"Sí. Como esos tipos".

Kang Seok señaló hacia el escenario, donde Yun Seora y el hombre llamado Hyun Sangmin - el hombre con la bandana verde- estaban ocupados buscando, sus cabezas girando de un lado a otro mientras lo hacían.

"¿Para encontrar qué, exactamente?"

"No estoy seguro. Ahora que la salida está bloqueada, supongo que tenemos que encontrar algo, ¿No? No sabemos lo que podría pasar después, de todas formas".

"Bien, bien. Así es. Por supuesto".

El hombre de mediana edad asintió con la cabeza con bastante entusiasmo, haciendo necesario que tuviera que acomodar sus gafas que se le caían.

"Entonces, ¿Quieres que te ayudemos también?"

"¿Eh?"

Kang Seok frunció un poco el ceño.

"¿Por qué estás...? Haga lo que quiera, señor. No es como si yo fuera el jefe aquí o algo así."

"Eso es cierto. Pero, chicos, bueno, ¿Cómo debería decir esto...? Ustedes son diferentes a nosotros, ¿No es así?"

"Claro, somos diferentes. Entonces, ¿Qué es lo que quieres decir?"

El tono de la voz de Kang Seok permaneció brusco. Incluso sonaba bastante parecido a como el Guía hablaba con los Contratados.

"Lo que trato de decir aquí es que debemos ayudarnos mutuamente. Eso es todo."

El hombre de mediana edad ignoró el tono hostil y defendió su posición, pero lo único que obtuvo en su lugar fue una risa despectiva.

"Tendré que declinar educadamente. Se volverá muy molesto con más gente aferrándose a nosotros, así que no quiero hacerlo".

"¿Qué quieres decir con molesto?"

"Lo que sea. Ocúpate de tus propios asuntos, ¿Vale? Nosotros tres, seguiremos nuestro propio camino."

Kang Seok rechazó la oferta del hombre de mediana edad sin dudarlo y se dio la vuelta para irse. El hombre de mediana edad gritó: "¡Eh, espere un momento, joven!", pero Kang Seok no se molestó y siguió alejándose.

"Que bastardo tan insignificante."

Los pasos de Kang Seok se detuvieron abruptamente. Miró al techo durante un momento o dos, soltó un largo suspiro, y giró la cabeza para mirar la fuente de ese insulto.

Encontró a una mujer sentada con sus rodillas dobladas mirándolo con ojos venenosos. Era Shin Sang-Ah.

"¿Cómo me llamaste?"

"Eres un bastardo egoísta. Sólo te importa tu propio cuello".

"Qué demonios... Oye, ¿Te equivocas en eso? También me importan estos dos tipos, ¿Sabes?"

Kang Seok envolvió sus brazos alrededor de los hombros de sus lacayos mientras una asquerosa sonrisa se formaba en sus labios. Los ojos de Shin Sang-Ah se volvieron aún más hostiles.

"Ohhh. Podrías matar a alguien con esos ojos, señora".

"Oye, ¿No es esa mujer tonta que acaba de hacer un berrinche? Ya sabes, pidiendo su propia bolsa y esa mierda".

Yi Hyungsik y Jeong Minwoo se rieron de ella.

"¿No ves a esta gente? ¡Hay mujeres y niños aquí!"

"Puedo ver muy bien. Tengo buenos ojos, sabes."

Shin Sang-Ah le gritó con ira, pero Kang Seok ni siquiera pestañeó.

"Y ustedes tres... ¿Sólo quieren sobrevivir por su cuenta?"

"¿Qué esperas que hagamos cuando nosotros también estamos en un apuro?"

"Por eso dijimos que ayudaríamos, ¿No?"

"Dios, ¿Cómo puedes ser tan pesada? Escucha. No necesitamos su mísera ayuda ni la queremos en primer lugar. Deja de tratar de agruparnos con un equipaje inútil como tú".

"¿Equipaje inútil?"

"Sí. No eres más que una carga. Hasta un ciego puede ver que estás tratando de aprovecharte de nosotros. Así que, shoo, shoo. Vete de aquí".

Shin Sang-Ah se quedó atónita y su boca se abrió gradualmente en incredulidad.

"Ustedes tres... ¿Son siquiera seres humanos?"

"¿Oh? ¿Quizás todos ustedes son parásitos, entonces?"

Kang Seok respondió sarcásticamente hasta el final. Shin Sang-Ah no pudo contener más su ira y se puso en pie, preparándose para darle una bofetada. Kang Seok resopló burlonamente y retiró sus brazos de los hombros de sus lacayos.

Y justo cuando la volátil situación estaba a punto de estallar, una joven se apresuró a saltar entre las dos partes e intervino. Era nada menos que Yi Seol-Ah.

"Por favor, ambos, ¡Deténganse!"

Shin Sang-Ah abrió la boca para decir algo, pero debió pensar que era imprudente porque simplemente apartó la cabeza y no dijo nada. Pero sus puños apretados temblaban de rabia. Mientras tanto, Kang Seok simplemente agitó su cabeza en señal de burla.

"Será difícil superar esto, incluso cuando trabajemos juntos, ¿Por qué están peleando de esta manera?"

"Trabajar juntos, mi trasero".

Kang Seok respondió con un grito.

"Nosotros tres, nos conocemos desde hace mucho tiempo. Incluso antes de que llegáramos aquí, ¿Sabes? Es por eso que vinimos aquí con un plan propio."

"¡Pero!"

"Pero, pero, pero. Bésame el culo, en su lugar. Tú también eres una Invitada, así que ya deberías haberte dado cuenta también".

Kang Seok sonrió con satisfacción y ofreció su mano a Yi Seol-Ah.

"Dejemos de pelearnos por esto, ¿De acuerdo? Yi Seol-Ah, ¿Por qué no te unes a nosotros? Tu hermano es Sungjin, ¿Verdad? Lo llevaré bajo mis alas, también."

"... ¿Por qué estás dispuesto a dejar que nos unamos a tu grupo?"

"Eso es obvio, ¿No? A diferencia de ellos, ustedes dos van a ser muy útiles para nosotros".

"Eres una persona muy insensible, ¿Verdad?"

La expresión de Yi Seol-Ah mostraba lo decepcionada que estaba, mientras sus palabras lentamente pero impotentes se filtraban de su boca.

"Yo también pensé que eras una buena persona..."

Kang Seok se encogió de hombros tranquilamente y levantó la mano en alto.

"¡Hey, hombre! ¿Qué hay de ti?"

Se refería a cierto joven que se encontraba allí, ocupándose de sus propios asuntos a corta distancia de ellos: Seol.

"¿No quieres terminar con este estúpido tutorial lo antes posible? Estoy seguro de que terminaremos muy rápido si te unes a nosotros."

Aunque toda la situación había tomado un extraño rumbo, al final no importaba. Ahora mismo, incluso un idiota podría entender el valor desconocido de Seol.

Después de todo, es alguien con quien ni siquiera el Guía puede hablar con desprecio. Era, en otras palabras, alguien especial.

"¡Por favor, ayúdanos!"

Incluso Yi Seol-Ah le suplicó.

"¡Por favor, ayuda a esta gente! ¡No los abandonen, por favor!"

Seol no pudo evitar sentir que estaba atrapado en una roca, al ser señalado de esta manera.

Por un lado, Kang Seok y por el otro, Yi Seol-Ah.

Un lado hablaba de la realidad de la situación, mientras que el otro trataba de apelar a sus emociones.

Tal vez no sea sorprendente que, cuando se enfrentó a dicha elección, Seol instintivamente activó su habilidad. Todo el auditorio estaba bañado en una multitud de colores.

'¿Qué...?'

Por un momento, Seol pensó erróneamente que se estaba hundiendo en un mar de sangre.

Y no, resultó que no cometió un error.

Los colores de la salida bloqueada habían cambiado de naranja a verde; en cambio, era Kang Seok quien estaba brillando en naranja ahora. No había ningún color brillando de Yi Seol-Ah en ese momento.

Sin embargo, Seol no podía permitirse el lujo de tener en cuenta estos cambios de color en este momento. ¿Por qué?

Porque todo el piso estaba teñido de un profundo tono de rojo. Era como si estuviera mirando un mar de sangre.

'... Se recomienda un retiro inmediato, ¿No es así?'

... Justo cuando Seol pensó esto, una fuerte alarma sonó dentro de su cabeza.

¡Bump!

De repente, el piso de madera del auditorio tembló. Las viejas tablas de madera comenzaron a desprenderse, y los pedazos salieron volando violentamente uno por uno. La gente tenía que realizar bailes inestables mientras intentaban recuperar el equilibrio perdido debido al movimiento del suelo.

"¿¡Qué demonios!?"

"¿Un terremoto?"

Esa línea de pensamiento resultó ser demasiado poco realista para la situación actual.

Ocurrió en un parpadeo.

El suelo explotó como si hubiera estallado una bomba. Y entre los trozos de madera que volaban, salió un brazo largo y podrido. Había seis cosas con forma de gancho en el extremo de un brazo.

El brazo formó un arco en el aire mientras bajaba al suelo, antes de agarrar el cabello de la totalmente aturdida y rígida Yi Seol-Ah, procediendo a arrastrarla por el recién creado agujero.

"¡¡¡Kyaaaak!!!"

La cabeza de Yi Seol-Ah se golpeó contra las tablas del suelo con fuerza haciendo que rebotara, y como si fuese una pelota de golf desplazándose hacia el agujero, ella fue rápidamente absorbida por el enorme agujero negro del suelo de madera.

"¡Noonaaaa!"

Yi Sungjin se abalanzó sobre las piernas que quedaron moviéndose en el aire mientras ella estaba de cabeza.

"¡¡Ayuda!!"

Ese grito hizo que todos se pusiesen sobrios enseguida, y la muchedumbre corrió a agarrar a Yi Sungjin, ya que él también estaba siendo arrastrado al agujero. Mientras más de diez pares de manos tiraban, los zapatos salieron volando, y luego, incluso los calcetines sueltos también.

En medio del agitado caos, de alguna manera algunas personas consiguieron agarrar las temblorosas piernas y tobillos de Yi Seol-Ah, y a partir de ahí, se desarrolló una desesperada guerra de tira y afloja.

"¡Aguanten! ¡No suelten!"

"¡Tiren! Dije, ¡Que tiren!"

Todo el lugar descendió en un caos puro y desenfrenado. Se escucharon gritos y chillidos; nadie se atrevió a contenerse mientras luchaban con todas sus fuerzas.

Incluso con la fuerza combinada de más de diez hombres, Yi Seol-Ah no podía ser sacada del agujero. Estaban siendo bruscamente sacudidos de un lado a otro debido a la gran fuerza que tiraba desde abajo, haciendo que muchos perdieran sus agarres y se estrellaran contra el suelo.

"¡Euahahah!"

"¡Oye! ¡No se suelten!"

Fue entonces.

¡KYAAAAAAAAK!

El grito era definitivamente de Yi Seol-Ah, pero el horrible tono de chillido hacía que pareciese imposible que un humano emitiese un sonido así.

*Salpicadura*

Y desde el agujero, el líquido rojo explotó hacia arriba. Fue como ver una licuadora llena de tomates encendida pero con la tapa no cerrada, y luego, pedazos de carne aplastados salieron volando por todas partes.

La sangre carmesí llovía como una pequeña fuente.

"¡Noona! ¡¡¡Noonaaaa!!!"

Sus piernas, que hasta ahora estaban pataleando y retorciéndose, de repente se volvieron rectas e inmóviles. Los diez dedos de sus pies se enroscaron simultáneamente; sus muslos temblaron; y luego, como una marioneta con sus cuerdas cortadas, sus rodillas se doblaron. Una cierta sensación asquerosa de que algo estaba siendo cortado se transmitió a las manos de todos los que trataban de sacarla.

La fuerza de atracción de abajo desapareció repentinamente. Todos retrocedieron con fuerza cayendo sobre sus traseros con fuertes golpes.

Entre ellos, un hombre se frotaba su adolorido trasero. Y mientras fruncía el ceño, se miró la mano.

Todavía se agarraba a un delgado tobillo. Debajo de eso, una suave y bastante bien formada pierna. Aún más abajo, una falda azul empapada en sangre.

Más allá de eso... no podía ver ninguna otra parte del cuerpo que se conectara. Todo lo que podía ver eran restos de intestinos aplastados y pedazos de carne destrozada.

"Aaa...."

Vio la forma de algo humano elevándose lentamente desde el agujero en las tablas del suelo.

"Aaah..."

Su largo y despeinado cabello parecía moverse sin restricciones, cubierto de sangre y trozos de carne humana por todas partes.

"Aaah, ah...."

Su cabeza medía al menos cuatro veces el tamaño de la cabeza de un hombre adulto. Y había un solo ojo gigante que ocupaba casi la mitad de esa gran cabeza.

"¡¡Ah, ah, ahhhhaaaack!!"

El hombre no pudo aguantar más tiempo y gritó. Se levantó tan rápido como pudo y corrió por su vida. No sabía a dónde, pero mientras pudiera alejarse de esa criatura lo más posible, le parecería bien.

Pronto, un caos puro descendió en el auditorio. No había otra descripción adecuada. La gente se aterrorizó completamente por la grotesca apariencia de la criatura, y mientras gritaban como locos, se dispersaron por todas partes.

'.... Mis, mis pensamientos son...'

Cuando Seol recuperó su propio instinto, se encontró corriendo hacia la puerta bloqueada.

'¿Por qué...?'

Debería ser normal escuchar todo ese loco caos que se desarrollaba a su alrededor, sin embargo, el ruido se hizo cada vez menos prominente, desvaneciéndose en la nada. Todo parecía arrastrarse también a cámara lenta.

Todo, incluso el hombre ocupado en tirar y tirar las sillas que bloqueaban la salida; incluso la criatura de pesadilla que se había revelado por completo desde el agujero, extendiendo sus largos miembros como una araña y comenzando su asalto a la multitud que huía...

Cada una de estas pequeñas cosas, se desplegaban en cámara lenta para que él pudiera observar sin perderse nada.

'¿Por qué...?'

Le resultaba muy difícil respirar. Las gotas de sudor que caían sobre sus ojos se extendían como la pintura y empañaban su visión.

'¿Por qué...?'

¿Cuántos morirían hoy aquí? El piso ya estaba resbaladizo por la sangre. Y también se había vuelto pegajoso.

Su cuerpo se hizo más pesado y su velocidad de carrera se redujo gradualmente. Incluso tuvo que preguntarse si estaba moviendo sin rumbo. Todo estaba hecho un desastre total.

Al final, Seol dejó de correr y se quedó quieto, a pesar de que la salida estaba sólo a unos pocos pasos.

De repente, su aliento contenido se liberó. Podía escuchar su propio aliento; el frío viento que soplaba de la ahora amplia salida abierta hizo que su propio cuerpo hirviente y en ebullición se relajara. Su corazón continuó latiendo en su pecho.

Seol sabía muy bien lo estúpido y peligroso que sería ignorar las advertencias de retirada inmediata. No era demasiado tarde para huir, incluso ahora. Sin embargo...

'¿Por qué... estoy tan calmado?'

El agrio aire hacía que le picara la nariz, su cuerpo estaba ardiendo y se sentía mareado. Entonces, la familiar sensación de vértigo que le asaltaba se fue.

La neblina de ensueño se disipó casi inmediatamente, y el mundo circundante se volvió a aclarar. Seol cerró lentamente sus ojos.

El monstruo estaba ocupado dándose un festín con un cadáver, pero se detuvo y giró bruscamente la cabeza. Se giró de forma parecida al segundero de un reloj y encontró a un solo hombre de pie cerca de la salida del lugar. Corrió hacia el hombre a cuatro patas.

¿Kheehick?

Viendo que el hombre no se movía ni un centímetro, ladeó su cabeza en la confusión y estiró su cuello. Y como una persona puede apreciar un plato de comida antes de comerlo, el monstruo estudió a Seol con gran interés.

Una extraña sustancia rozó sus mejillas y el asqueroso olor asaltó sus sentidos.

Era una sensación bastante familiar y un aroma de bienvenida.

Su percepción sensorial se volvió increíblemente aguda. Los cerrados ojos de Seol se abrieron un poco. 

Y cuando su mirada se encontró con ese ojo rebosante de intención asesina...

"…….."

Una relajada sonrisa brotó en los labios de Seol.

¡Keeeick!

El monstruo retrajo rápidamente su cuello.

Sus ojos seguían entrecerrados en una rendija, levantó ligeramente la pata rota de la silla que estaba cerca de la salida.

Ya tenía su respuesta; el Seol del sueño se lo dijo.

Le dijo a Seol que una criatura como esta, no representaba nada para él. Incluso le preguntó a Seol, ¿Has superado situaciones aún más peligrosas que ésta, no es así?

... Incluso el Seol de antes de las apuestas, antes de que hubiera perdido su habilidad, dijo lo mismo; ahora era el momento de apostarlo todo. 

Él agarró la pata de la silla que giraba en el aire. Por alguna razón, se sentía a su alcance.

Y, aunque no fuera una lanza, la sostuvo como una y se puso en posición.

Y poco después de eso, ambos ojos se abrieron de par en par.