Reciente

lunes, 6 de enero de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 4

Capítulo 4. Marzo 16, 10:30 PM (1)


"¡Huuk!"

Lo primero que Seol vio fue la luz presionando sus ojos. Una vez que enfocó su mirada borrosa tres, cuatro veces, finalmente vio la bombilla que dejó encendida antes de irse a la cama.

Seol jadeó por aire y enroscó su cuerpo por el frío que le invadía. Descubrió que estaba empapado de sudor frío.

"¿Qué...?"

Se limpió el sudor de su frente, pero no pudo evitar que su cuerpo temblara. Su mente no estaba aturdida, sino clara. Sin embargo, no podía respirar por las intensas emociones que se arremolinaban en su interior.

Forzó su cuerpo hacia arriba y apenas pudo apoyarse en la pared. Inmediatamente, el suspiro que había estado reprimiendo se escapó de su boca.

"Ah..."

Seol cerró los ojos.

Un sueño.

Tuvo un sueño. Un sueño que era un poco, no, muy diferente a los sueños que normalmente tenía.

Sintió como si hubiera experimentado todo personalmente. Incluso sintió todo tipo de emociones del sueño.

Lógicamente hablando, nada de esto tenía sentido. El sueño estaba separado de la vida cotidiana que veía y experimentaba. Los escenarios que presenciaba intermitentemente estaban muy alejados del mundo moderno, e incluso había luchado contra criaturas que claramente no eran humanas. Tal vez, todo sólo fue un tonto sueño.

Pero, ¿por qué...?

La escena final se le quedó grabada en la cabeza. El hombre moribundo... estaba lleno de arrepentimientos.

Arrepentimiento, remordimiento, lamento y un profundo suspiro... Incluso hasta que su vida se apagó, estas fervientes emociones se agitaron dentro de él. Permanecieron dentro de Seol, haciendo sonar su corazón.

Seol abrió nuevamente los ojos después de mucha lucha y miró lentamente alrededor de su habitación.

La manta estaba tirada a un lado, las ropas sobre una caja de ramen, botellas de soju rodando por el suelo sucio, y un paquete de cigarrillos en el mismo sitio.

Por alguna razón, esta visión se sentía irreal.

De repente, una terrible migraña le invadió. Se levantó casi por reflejo y fue tambaleándose al baño. Una vez que sacó un cubo de agua fría y sumergió su cabeza en él, su mente se aclaró.

Cuando no pudo contener la respiración por más tiempo, levantó la cabeza del agua. Su propia cara reflejada en el espejo del baño parecía demasiado desconocida. Sus ojos estaban hundidos y su rostro pálido como los de un hombre enfermizo.

'¿Esto es... yo?'

Lentamente se tocó la cara mientras la luz volvía a sus ojos. Su viejo rostro no se encontraba en ninguna parte, reemplazado por el rostro de un empobrecido adicto al juego y al alcohol. Se sentía como si estuviera mirando a un hombre muerto.

Salió del baño sin siquiera limpiarse el agua que le goteaba de la barbilla. Se puso la chaqueta casi con rabia y abrió la puerta principal.

Le dolía el estómago, y sentía que no duraría mucho si no introducía algo en él.

Se detuvo en la tienda, pero nada le llamó la atención. En lugar de salir de su casa para buscar comida, había salido furioso porque sentía que no podía quedarse dentro.

Al final, se fue después de escoger una lata de cerveza. Empezó a caminar sin rumbo hasta que, finalmente, llegó al lugar debajo del puente del río Tancheon. Era el lugar que frecuentaba para lamentar su suerte cada vez que perdía dinero en el casino.

Seol abrió la lata y se la bebió. Su estómago parecía gritar, pero no le importaba.

Mientras se sentaba en completo silencio, las emociones que había estado tratando de ignorar volvieron a inundarle como un maremoto.

'¿Cómo terminé así?'

Seol miró fijamente las oscuras aguas del río Tancheon. Estaba en la escuela primaria cuando se dio cuenta de que era diferente de todos los demás. Llamó a su habilidad 'Ojos Verdes' y se consideró a sí mismo como un niño elegido. Temblaba de emoción, anticipando que algo especial le sucedería algún día.

Mirando hacia atrás, las historias de su infancia sólo le hicieron sonrojarse de vergüenza.

No fue hasta que creció que aprendió que ser diferente a los demás no es tan bueno y que resulta mejor ocultar esta diferencia.

Durante los 26 años de su vida, sólo había determinado cuatro hechos acerca de su habilidad.

Si enfocaba sus sentidos en sus ojos, los seres vivos y los objetos brillarían de verde. Entre ellos, había algunos que perderían el color aunque mantuviera su enfoque. Si se involucraba con cosas que eran verdes, no pasaría nada. Pero, si se involucraba con cosas que perdían su color verde, algo malo pasaría con más de un 50 por ciento de probabilidad.

Seol se centró en el 'más del 50 por ciento de probabilidad'. Desde una perspectiva diferente, significaba que algo bueno podría ocurrir con 'menos del 50 por ciento de probabilidad'.

El casino fue el lugar que eligió para confirmar esta hipótesis. Al principio, él simplemente consideró el casino como un lugar de experimentación. Aunque perdía entre el 60 y el 70 por ciento de su inversión, sólo llevaba cien mil won en cada ocasión.

Si lo perdía todo, se iba sin volver atrás. Aunque no estaba contento, la cantidad no era diferente a la mesada de un niño de escuela.

El problema estaba en los días en que realmente ganaba dinero. Una vez, incluso había convertido su inversión en 5 millones de won en dos días. Comía todo lo que quería, compraba ropa que sólo se imaginaba usando, y reemplazó su computadora al último modelo. Incluso entonces, todavía le sobraba mucho.

El sabor de gastar dinero. Una vez que lo experimentó, su vida comenzó a cambiar.

El número de veces que visitó el casino se disparó y la cantidad de dinero que trajo consigo también aumentó. Se olvidó de sus experimentos y se centró en ganar dinero.

Mientras pasaba sus días obsesionado con ganar dinero, su habilidad desapareció repentinamente. No era que fuera de la nada. Le dolía la cabeza cuanto más usaba su habilidad, e incluso desarrolló insomnio a medida que aumentaban los días en los que no podía dormirse.

Cuando los síntomas empeoraron, el color verde que solía ver con sólo enfocarse un poco se volvió más tenue. Después de que se desmayó una vez por agotamiento, perdió su capacidad de observar el color verde incluso después de concentrarse durante horas.

Aunque su avaricia le había costado su habilidad, no podía dejar de jugar.

Había experimentado el lado positivo del juego. Creía que podía recuperar sus pérdidas si ganaba en grande sólo una vez.

No escuchaba, sin importar quién tratara de hacerlo entrar en razón. Ya había caído en la alegría del juego. El éxtasis que sentía cuando ganaba era más emocionante que cualquier otro placer. A partir de ese momento, la vida de Seol se dirigió directamente hacia el fondo del abismo.

Y entonces...

Seol apretó los dientes. ¿Por qué se sentía así de repente?

Un orgullo infundado y un coraje imprudente surgieron en su corazón. Pero cuando esto sucedió, las emociones que sintió en sus sueños lo invadieron.

De repente, recordó haber hecho llorar a Yoo Seonhwa por la mañana. Inmediatamente, otra poderosa ola de emociones se apoderó de él, haciéndole sentir mareado.

... Hijo de perra.

"Ah".

Clunk. La lata de cerveza se le cayó de la mano y se derramó en el suelo.

'¿Por qué hice eso?'

El joven se cubrió la cara con las manos. Puso fuerza en todos sus dedos y presionó con locura.

'Pero, ¿Por qué lo hice?'

'No quería hacerlo. No debería haber dicho algo como eso'.

"Maldita sea..."

Sintió que le arrancaban una parte de su corazón. Las emociones que sintió en su sueño no desaparecieron a medida que se hizo más consciente de ellas. En cambio, se volvieron más claras.

El sentimiento de arrepentimiento apuñaló su corazón, y los bordes de sus ojos se calentaron.

Ahora, sintió que entendía la verdad. Que sin su habilidad, era un bastardo despreciable.

'¡Si tan sólo nunca hubiera tenido esta habilidad!'

En el momento en que finalmente aceptó esta verdad... Seol sintió que los últimos fragmentos de su ego eran borrados de su mente.

"Jajajaja....."

De repente se echó a reír. Estalló como si su corazón fuera a explotar. Pero gradualmente, su risa se convirtió en llanto.

"Heuk... Lo siento..."

Se arrepintió de todo. Se sintió sofocado como si algo lo estuviera estrangulando.

"Lo siento, Seonhwa..."

Un joven adulto llorando como un niño.

'Prefiero morir que seguir viviendo así'.

Había vivido como basura, molestando a todos los que le rodeaban. No podía ni siquiera imaginar cuánta decepción y dolor causaba. Como dijo su hermana pequeña, tal vez era mejor para todos a largo plazo si se quitaba la vida.

Seol se levantó lentamente. El agua del río que fluía lentamente parecía más atractiva que nunca.

Se acercó a ella como en trance y miró hacia el río. Las lágrimas que fluían de sus mejillas causaban pequeñas ondas en el agua.

Mirando fijamente al río, se adelantó con sus temblorosas piernas.

Fue entonces.

"¡...!"

De repente, el color del agua cambió. Desde el punto donde estaban los pies de Seol o, más específicamente, desde el punto que causó las ondulaciones, el color verde floreció hacia afuera.

Al igual que cuando se deja caer la pintura en el agua clara, el color olvidado, la luz perdida se extendió rápidamente en todas las direcciones.

No sólo tiñó el agua del río que fluía, sino que también viajó por los pilares de soporte del puente, tiñendo toda la estructura. Cubrió el lugar en el que estaba sentado y, eventualmente, el cielo distante.

El mundo entero se tiñó de verde, como cuando era más joven.

Seol miró el color verde a su alrededor con los ojos mojados por las lágrimas. Su cara era claramente de total incredulidad.

"Esto es..."

Después de estar ahí de pie como si le hubiese alcanzado un rayo, Seol conscientemente dispersó su concentración. Inmediatamente, el mundo volvió a sus colores normales.

Cuando se concentró de nuevo, el mundo verde volvió una vez más.

Su habilidad...

"... ¿Regresó?"

Al igual que cuando desapareció de repente un día...

"¿Realmente regresó?"

Regresó de repente.

"¿Pero por qué?"

Había fallado en restaurar su habilidad, no importa cuánto lo intentara. La sensación de pérdida que sintió ese día apenas podía ser descrita con palabras.

¿Pero qué había causado que se activara de nuevo?

De repente, recordó el sueño de la mañana otra vez. Ahora que lo pensaba, el hombre de este sueño parecía usar la misma habilidad.

Seol recordó frenéticamente el sueño desde el principio.

"…."

Pero pronto, determinó que no estaba relacionado. No tenía sentido por mucho que lo pensara.

Tal vez, su deseo inconsciente de recuperar su habilidad se había manifestado en el extraño sueño. Eso era más realista y más fácil de creer, en vez de que el sueño estaba relacionado con la recuperación de su habilidad.

'Espera'.

Pero mirando hacia atrás, el sueño era extrañamente realista. ¿No comenzó el sueño también con el hombre que bebía cerveza en el río Tancheon y se lamentaba por su vida?

Igual que como estaba ahora.

Sucedió en ese momento.

Justo cuando Seol cayó en una nueva confusión, se escuchó el sonido de los tacones altos que golpeaban el pavimento de piedra. Los extraños pasos rítmicos llamaron la atención de Seol, y rápidamente giró la cabeza hacia un lado.

Y allí, Seol pudo verlo definitivamente.

En el mundo teñido de verde, la luz verde se estaba desvaneciendo gradualmente en un punto.

Estaba en la dirección de este sonido.