Reciente

jueves, 30 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 80

Capítulo 80. Bestias Míticas (3)


Yeon-woo frunció el ceño.

'¿Por qué está haciendo esto?'

Yeon-woo frunció el ceño.

'¿Por qué está haciendo esto?'

Sabía que aunque el Fénix se comportaba algo arrogante, normalmente no era tan hostil con los jugadores. Incluso cuando los jugadores traspasaban su territorio, a menudo, solo los observaba lo que hacían.

Pero por alguna razón, el Fénix con el que estaba tratando no encajaba en la descripción.
Primero es lo primero, Yeon-woo intentó calmar al Fénix por medio de la conversación.

"He venido aquí por la Llama de la Vida. ¿Serías tan amable de concederme tu misión?"

『¡Vete, inmundo humano! No tengo nada que compartir con los de tu clase. 』

Pero fue rechazado de inmediato.

Yeon-woo trató de persuadirla varias veces después de eso, pero la respuesta siguió siendo la misma.

Algo estaba definitivamente mal.

Pero extrañamente, no sentía que ella fuera a hacerle daño.

'Por alguna razón, ella me recuerda a un erizo asustado'.

Los erizos son cobardes por naturaleza. Cuando se enfrentan a un depredador, tienden a levantar sus espinas puntiagudas para ocultar que están asustados.

Y así es como le parecía el Fénix en este momento.

Aunque fuera un poco gracioso comparar una bestia legendaria con un animal diminuto, así de extraña le parecía la situación.

Y sobre todo, a diferencia de sus amenazas, él no sentía ningún peligro proviniendo de ella, incluso cuando ella podía matarlo fácilmente con sólo un pequeño movimiento.

'Algo debe haberle pasado a ella... ¿Pero qué podría ser?'

Entonces un pensamiento repentino pasó por la mente de Yeon-woo.

La debilidad que los humanos, animales y bestias tienen en común.

El periodo en que todos los seres vivos se vuelven cautelosos y extremadamente sensibles.

Pat

Yeon-woo comenzó a escalar el muro de roca.

El Fénix amenazó más furiosamente a Yeon-woo, pero no detuvo sus pasos.

Tadak

Pronto, llegó a la entrada de la caverna.

"Discúlpeme".

『¡Humano! ¡Cómo te atreves a poner un pie dentro de mi nido!" 』

En el interior de la cueva, vio algo que brillaba en la oscuridad total. Algo amarillo y enorme.

Eran los ojos del Fénix.

Y miraban con rencor al visitante indeseado.

Pero al igual que cuando él estaba fuera de la cueva, ella no intentó expulsar a Yeon-woo de su nido.

Debido a su incierta actitud, Yeon-woo estaba más seguro de su suposición.

Rápidamente lanzó Ojos Dracónicos y examinó el interior de la cueva.

En lo profundo de la caverna, vio la figura corpulenta de un ave roja acurrucada en la oscuridad.

Un ave con débiles llamas.

Su cuerpo era tan grande que Yeon-woo pensó que se vería como una hormiga ante sus ojos.

'Si su cuerpo agazapado es así de grande, entonces, ¿Qué tan grande será cuando extienda sus alas?'

Mientras Yeon-woo examinaba su majestuoso cuerpo, notó que había algo que sobresalía bajo su vientre. Allí, encontró dos huevos.

'Lo sabía'.

Su suposición era correcta.

"Tienes huevos".

『Eso no es de tu incumbencia. Ahora, lejos de mi presencia. No tengo tiempo para ti. 』

El Fénix aún gruñía a Yeon-woo, pero podía ver que había un poco de inquietud mezclada en el pensamiento que ella transfería.

Al mismo tiempo, se volvió extremadamente vigilante.

Aunque se estaba conteniendo por miedo a dañar los huevos, podía ver las llamas alrededor de su cuerpo ondulando como si estuviesen esperando para quemarlo.

'Pero probablemente no pueda moverse de su lugar en este momento. Puedo sentir que no queda mucho tiempo antes de que los huevos eclosionen'.

Podía entender por qué el Fénix estaba tan sensible.

Yeon-woo entonces miró directamente a los ojos del Fénix e hizo una pregunta.

"¿Perdiste un huevo?"

『….』

Un silencio momentáneo.

"He dado en el blanco, ¿No?"

『...¿Y? ¿Has venido a burlarte de mí? Por favor, sal de mi nido. 』

El huevo de las bestias legendarias. Ese tipo de artículo podría venderse a un alto precio entre los jugadores. Así que bastantes clanes y jugadores intentaron robar estos huevos incluso arriesgando sus vidas.

Yeon-woo sintió un poco de lástima por el Fénix. Porque conocía el amor que los padres tenían por sus hijos mejor que nadie.

Mirando al Fénix, le recordó a su madre, que había pasado los últimos días preocupándose por su hijo perdido y había pronunciado el nombre de su hijo hasta su último aliento.

"Si puedo devolverte tu huevo..."

Así que Yeon-woo quería ayudarla.

『¿Qué...?』

"¿Me concederá su misión?"

Además, esto también era una oportunidad para él.

La oferta del hombre dejó perpleja al Fénix. Entonces entrecerró los ojos para leer las intenciones de Yeon-woo, para descubrir si estaba ocultando algo.

Como una bestia legendaria, podía leer, aunque no perfectamente, los pensamientos de un humano.

Y podía notar que todo lo que Yeon-woo había dicho era verdad. No había ningún otro plan detrás de sus palabras.

『... Haz lo que quieras.』

El Fénix cerró los ojos y echó la cabeza hacia atrás.

Era un permiso.

En ese momento,

Ding

[Misión Repentina / Huevo de Fénix]

[Descripción: A la gobernante del bosque del sur, el Fénix, le robaron uno de sus huevos mientras estaba fuera buscando comida para sus bebés que pronto nacerán. Encuentra el huevo perdido del Fénix y devuélveselo. Fénix nunca olvidará tu bondad.]

[Límite de tiempo: Antes de que el huevo eclosione.]

[Recompensa:]

[1. El favor del Fénix]

[2. Calificación para la misión 'Llama de la Vida']


* * *


'Ahora, ¿Cómo atrapo a esos tipos con el huevo?'

Yeon-woo comenzó a organizar sus pensamientos mientras bajaba por el muro de roca.

Originalmente, iba a establecer un campamento base en un lugar adecuado cerca del nido del Fénix y comprobar las recompensas que obtuviera. Pero aparentemente, tendría que posponer ese plan.

'Sólo espero que esto no tome mucho tiempo'.

Por lo que pudo observar, no quedaba mucho tiempo antes de que el huevo saliera del cascarón. Tenía que darse prisa y atrapar a los ladrones lo antes posible.

'La descripción no dice exactamente cuánto tiempo tengo. Pero no serán más de 24 horas'.

Afortunadamente, había extraños rastros por todas partes cerca de la cueva.
Parecía que los ladrones estaban demasiado ocupados escondiéndose del Fénix que olvidaron borrar sus rastros.

Yeon-woo ya estaba acostumbrado a perseguir a la gente usando este tipo de rastros desde que tuvo que rastrear a las unidades guerrilleras que huían y matarlas en África.

Pat

Después de comprobar la dirección a la que se dirigieron los ladrones, Yeon-woo salió en busca del huevo.


* * *


"¡Uhaha! ¡Qué pedazo de pastel!"

"Jejeje, ¿Quién hubiera adivinado que el Fénix se iría justo cuando llegamos allí?"

Vian y Lahm se rieron a carcajadas cuando salieron del bosque.

Los dos llevaban un huevo tan grande como la parte superior de su cuerpo.

Era el huevo perdido del Fénix. También representaba el símbolo de la buena suerte que los haría ricos.

De hecho, Vian y Lahm no esperaban mucho cuando entraron en el territorio del Fénix.

Porque se decía que el Fénix estaba muy vigilante entre las cuatro bestias legendarias que habitaban en el mundo de los sueños.

Aunque en su opinión, eran dos de los mejores cazadores de tesoros, esta tarea era demasiado difícil.

Pero como si las probabilidades estuvieran de su lado, vieron al Fénix dejar su nido justo cuando llegaron al muro de roca.

Sin perder la oportunidad, los dos fueron capaces de robar un huevo.

Sólo lograron robar un huevo debido a su temprano regreso, pero el robo de un huevo sigue siendo una gran ganancia.

"¿Sabes qué? Creo que deberíamos pedir un precio más alto cuando lleguemos allí. Quiero decir, no podrán conseguir este huevo en ningún otro lugar. Si quieren esto, van a tener que pagar el precio que digamos, ¿Verdad?"

"En realidad, hay una mejor manera."

"¿Una mejor manera?"

"Sí. Podríamos tomarlo para nosotros mismos."

Sorprendido por el repentino comentario de Ram, Vian abrió bien los ojos.

"¡Espera! ¿Qué pasa si nos atrapan?"

"Tendremos que escondernos. No pienses sólo en ser atrapado y mira el lado positivo. ¡Tenemos un huevo de Fénix, hombre! Si podemos permanecer escondidos hasta que crezca, no podrán hacernos nada".

En ese momento, los ojos de Vian rebosaban de codicia.

Hasta ahora había estado demasiado ocupado robando el huevo como para pensar en las alternativas, pero de hecho, Ram tenía razón en eso.

Los jugadores que le habían encargado la tarea son personas con quienes no se pueden meter. Eran famosos por ser fuertes, implacables, despiadados, pero sobre todo, aborrecían a aquellos que tocaban su orgullo.

Pero, ¿Qué pasa con eso?

Si se quedaban con este huevo, podían convertirse en los dueños de un Fénix. Podrían ser uno de los pocos que poseían una bestia legendaria

Entonces, ¿Serían capaces sus empleadores de enfrentarse a ellos?

No, al contrario, tendrían que arrastrarse a sus pies.

Además, también podría tener una oportunidad convertirse en un verdadero ranker, algo con lo que sólo había soñado.

'¡Si eso sucede...!'

Pero como Vian estaba perdido en sus pensamientos, planeando su futuro de color de rosa, un repentino sentimiento de ansiedad lo invadió.

'Espera un minuto. Entonces, ¿Quién será el dueño del Fénix?'.

Sin embargo, su ansiedad pronto fue tragada por la codicia.

'¿Tienen que ser dos personas?'

Vian le echó un vistazo a Ram.

Ram era un compañero útil. Habían estado trabajando en equipo durante tres años.

Pero como la mayoría de los cazadores de tesoros, simplemente se unieron por necesidad, y no había ninguna lealtad o amistad particular entre ellos.

'Si es así'.

En ese momento, la codicia que llenaba los ojos de Vian fue rápidamente reemplazada por una intención asesina.

Pero Ram de repente giró la cabeza y sonrió. Vian rápidamente escondió su intención asesina y puso una sonrisa fingida.

"¿Qué?"

"Creo que estás pensando lo mismo después de todo."

"Qu... ¡Kuk!"

Vian de repente tosió un bocado de sangre. Su visión comenzó a girar, y su cuerpo se sintió más pesado.

Vian pronto se desplomó en el suelo. Pero aún así trató de sostener el huevo en su brazo.

Cuando levantó la vista, Ram lo miraba con una fría sonrisa.

"Bueno, ya sabes cómo funcionan las cosas en nuestro campo de trabajo, ¿Verdad? Así que por favor, no te sientas mal. Si yo no hubiera hecho esto primero, tú lo habrías hecho, ¿No es así?"

"Pero... ¿Cuándo?"

"¿Recuerdas la botella de agua que te di hace un rato? Le puse un poco de líquido de mandrágora, pero no pareció que te dieras cuenta mientras lo bebías. Me sorprendió lo bien que funcionó ya que siempre dudas cuando te doy algo".

Se recordó a sí mismo bebiendo agua de la botella que Ram le había dado. Ni siquiera pensó en dudar de nada porque tenía mucha sed por haber corrido tanto.

"Maldi... sea... eso..."

Esas fueron las últimas palabras de Vian.

Ram sonrió mientras comprobaba si estaba muerto.

"Un huevo de Fénix. Maldición, esto es un premio gordo. He estado esperando tanto tiempo para que esto ocurra .."

Ram se preguntaba dónde debería ir a esconderse con el huevo.

Si el cliente se entera de que ha huido después de adquirir el huevo, lo buscarán por todas partes.

Para evitarlos, tenía que esconderse lo mejor posible.

Al menos durante tres años.

Era el tiempo necesario para que un Fénix se convirtiera en adulto.

Una vez que eso terminara, tendría la vida de un ranker esperándolo.

Woong

Sintió el huevo retorciéndose en su brazo, pero lo ignoró y continuó alejándose del bosque.

No, iba a alejarse, pero su cuerpo no escuchó su orden.

Entonces sintió algo en el centro de su pecho.

Cuando miró hacia abajo, encontró la hoja de una espada, sobresaliendo de su pecho.

"¿Qué acaba de pasar...?"

Dejando la frase sin terminar, Ram cayó lentamente hacia adelante.

Yeon-woo entonces rápidamente caminó en círculo a su alrededor, quitando cuidadosamente el huevo de sus brazos.

"Idiotas".

Yeon-woo chasqueó su lengua mientras miraba los dos cadáveres.

Él, de hecho, los había encontrado mucho antes de que escaparan de la región del bosque.

Quería emboscarlos por detrás, pero le preocupaba que dejaran caer el huevo en el frenesí del combate. Así que eligió seguirlos por detrás, esperando la oportunidad adecuada para atacar.
Pero la oportunidad llegó poco después de que empezara a observar. Comenzaron a pelearse por el huevo. Y como era de esperar, Yeon-woo no dejó pasar esa gran oportunidad.

Yeon-woo lanzó la Infusión de Fuego y quemó ambos cuerpos hasta convertirlos en cenizas.

'Desearía que cada misión fuera así de fácil'.

Para ser honesto, había sido demasiado fácil.

* * *

'¡Ah! ¡Gracias a Dios, estás bien!'

[Misión Repentina (huevo de Fénix) completada.]

Yeon-woo sonrió débilmente mientras veía al Fénix derramar lágrimas de alegría.

'Me alegro de que haya funcionado'.

Yeon-woo repentinamente tuvo un ardiente deseo de ver a su madre una vez más.