Reciente

domingo, 26 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 79

Capítulo 79. Bestias Míticas (2)


Laplace miró con asombro a Yeon-woo, de quien se dijo recientemente que ocupaba el afecto y la atención de Yvlke.

La actuación de Yeon-woo no sólo conmocionó a las jugadoras de La Torre. Los Guardianes también se emocionaron con la noticia.

El mejor novato desde Arthia.

En cuanto a los Guardianes, cuyo trabajo era vigilar a todos los jugadores de La Torre, es natural que sus ojos se fijaran en aquellos que habían conseguido grandes logros.

En particular, la noticia de que Yvlke se beneficiaba gracias a los logros de Yeon-woo y las apuestas que hizo con los otros Guardianes, también ayudaron considerablemente a difundir su historia.

Así, los Guardianes esperaban que Yeon-woo subiera a sus respectivos pisos lo antes posible para poder presenciar con sus propios ojos sus increíbles logros.

Y esa fue también la razón por la que Laplace apareció.

De hecho, Laplace no era el Guardián que estaba a cargo del piso 11.

Pero Laplace, con el ridículo argumento de proporcionar un cuidado especial a un novato como él, usó su autoridad para tomar el lugar del Guardián del piso 11 y se presentó en su lugar.

Porque Laplace era 'Myo(卯)', uno de los Doce Zodíacos, uno de los líderes de los Guardianes.

Teniendo en cuenta que más tarde compraría unas deliciosas zanahorias para animar al Guardián original del piso 11, Laplace abrió la boca.

"¿Sabes cómo cambian las reglas a partir del piso 11?"

Yeon-woo recordó lo que escuchó del diario.


La dificultad de los pisos más allá del 11 realmente difiere de la Zona de Principiantes.

Las dos razones principales son que ya no hay una zona de espera y que los jugadores tienen que realizar pruebas de larga duración mientras se ganan la vida en esos pisos.


"Sé que no habrá más salas de espera y que las pruebas se harán a largo plazo".

"En realidad, eso es más o menos así. Ya que sabes lo esencial, lo haré rápido."

Laplace dijo con una sonrisa brillante.

"El Tutorial es un 'examen' para comprobar si los jugadores tenían las calificaciones para entrar en La Torre, y la Zona de Principiantes es para 'preparar' a los jugadores sobre lo que vendrá en el futuro. Y ahora que has pasado las dos, se te darán las pruebas 'reales' a partir de ahora".

'Las pruebas reales'.

Yeon-woo pensó en esas palabras.

"Como sabes, aquellos que pasan por múltiples pruebas para convertirse en un dios, son conocidos como 'jugadores' en el mundo de Obelisco. Son sometidos a varias pruebas con peligros que amenazan su vida; se les exige que atraviesen una serie de desafíos y que superen sus propias limitaciones".

Pero mientras su discurso continuaba, Yeon-woo comenzó a perder su concentración.

Yeon-woo estaba reflexionando en su mente acerca de lo extraño que era ver a una cabeza de conejo hablando tan bien con esos enormes dientes delanteros.

"Así que a partir del piso 11, donde comienzan las pruebas reales, los jugadores tienen que lidiar con cosas completamente diferentes."

La explicación de Laplace duró mucho tiempo.

Las pruebas en la Zona de Principiantes son bastante misericordiosas comparadas con las de los pisos superiores.

Incluso si los jugadores fallan, pueden volver a la sala de espera, recuperarse de sus lesiones y del cansancio, para volver a intentarlo en una mejor condición.

Y se les permite repetirlo hasta que finalmente superan la prueba.

Pero la historia es diferente a partir del piso 11, donde las salas de espera dejan de existir.

Si fallan, tienen que permanecer en el escenario.

Incluso si están heridos, tienen que encontrar una cura dentro del escenario.

Básicamente, están atrapados en ese piso hasta que superan la prueba.

Además, la mayoría de las pruebas que se dan son misiones a largo plazo que no pueden ser terminadas en sólo un día o dos.

Sólo aferrándose con perseverancia y entusiasmo pueden los jugadores salir.

Como dijo antes, aquí es donde comienzan las pruebas reales.

"Así que, por favor, ten cuidado, de aquí en adelante no existe el concepto de 'rondas'. Ahora, ¿Tienes alguna pregunta?"

Yeon-woo rápidamente agitó su cabeza.

Ya se había dado cuenta a través del diario de su hermano, y por ahora, no quería perder más tiempo escuchando sus explicaciones.

'De todas formas, la prueba en este piso no es particularmente difícil. Sólo un poco molesto'.

Yeon-woo murmuró para sí mismo.

"Si es así, ¡Entonces que comience la prueba!"

Laplace exclamó alegremente.

*Aplaudir*


[La prueba del undécimo piso comenzará ahora.]

[Descripción: Actualmente se encuentra en el Mundo de los Sueños, un mundo mítico donde convergen los sueños de todo el mundo y otras dimensiones. Las bestias que viven en este mundo son conocidas como Bestias Míticas, y se alimentan de los sueños que fluyen en este mundo. Las bestias que se alimentan de pesadillas se convertirán en bestias demoníacas que causan caos y desastre, pero las que se nutren de sueños agradables crecerán hasta convertirse en bestias legendarias que traen esperanza y paz.]

[Su trabajo es incubar su propia Bestia Mítica. Protege el huevo hasta que eclosione. La bestia que se alimente con tus sueños y devoción se convertirá en un gran compañero para el largo viaje que te espera].


En ese momento, un huevo redondo cayó en la palma de la mano de Yeon-woo.

Un huevo blanco como la nieve, tan pequeño como un huevo de gallina.

"El huevo en tu mano es el huevo de una Bestia Mítica. Nadie sabe lo que nacerá de él. La apariencia de una Bestia Mítica puede diferir dependiendo de lo que el dueño le dé de comer."

Los ojos rojos de Laplace emitían un extraño brillo.

"Pero una cosa a tener en cuenta es que aunque el huevo crece por sí solo, el huevo sigue siendo un huevo. Nunca eclosionará si el dueño no le da suficiente amor y cuidado. Así que por favor, aliméntalo adecuadamente y con cuidado. Porque cuanto más te dediques, más fuerte será".

Yeon-woo volvió a asentir en silencio.

"Está bien entonces. Te veré cuando termine tu prueba".

Laplace desapareció mientras inclinaba la cabeza.

Dejado solo en el punto de partida, Yeon-woo se rascó la parte trasera de su cabeza.

'Incubar un huevo de una Bestia Mítica... Esto podría ser un problema para mí. No soy bueno cuidando las cosas'.

Yeon-woo recordó que su hermano había descrito esta prueba como 'divertida'.

A diferencia de las otras duras y sombrías pruebas por las que había pasado hasta ahora, ésta era la primera prueba que realmente podía disfrutar.

El sol brillaba cálidamente con una suave brisa. Un ambiente tan bueno raramente se podía encontrar en otros pisos.

Y para colmo, el rasgo de Jeong-woo era la Psicometría.

Durante su estancia en este piso, siempre trató de comunicarse con su huevo y se esforzó por mantenerlo bien alimentado.

'Y lo que salió del huevo fue... un Dragón Mítico, ¿Verdad?'

Los Dragones Míticos eran una de las mejores especies que podían eclosionar de los huevos, así como Balrogs, Kirins, Fénix, entre otros.

El Dragón Mítico no sólo se convirtió en el poderoso aliado de su hermano, sino que también le brindó la oportunidad de conocer al Antiguo Dragón Kalatus, y de establecer un contrato para pedir prestado sus poderes.

Por otro lado.

'Este tipo de misión definitivamente no es lo mío'.

A diferencia de su hermano, a Yeon-woo le resultaba difícil cuidar cosas como mascotas o niños.

Pero a Yeon-woo no le preocupaba mucho incubar el huevo.
 
Su hermano le había dejado instrucciones detalladas sobre cómo incubar diferentes Bestias Míticas.

Entre ellas, había incluso una pieza oculta que permitía que los huevos de los jugadores nacieran como bestias de mayor nivel de ciertos elementos.

'El Fénix del bosque del sur. Si pudiera usar su poder...'

Contrariamente a la atmósfera pacífica que irradiaba el piso 11, era el hogar de jefes con los que incluso los altos rankers temían meterse.

Bestias legendarias, las mejores bestias que podían salir de los huevos. En este piso había cuatro de esas bestias, una en cada dirección cardinal.

La Tortuga del Abismo del norte, el Dragón del Vacío del este, el Tigre de los Dientes de Sable del oeste, y el Fénix del sur.


... Y en cuanto al Fénix, es un ave inmortal que puede, como en las leyendas de la Tierra, revivir de las cenizas de su cuerpo muerto. Se dice que su poder ilimitado sobre el fuego y el viento sorprende enormemente a quienes lo presencian.


Yeon-woo había estado buscando formas de mejorar el poder de su Infusión de Fuego, una habilidad que tenía muchos usos, desde simplemente provocar un incendio, hasta lanzar ataques a distancia. Además, la competencia de esta ya estaba por encima del 50%.

Para él, esto parecía una buena oportunidad para lograr ese objetivo, al incubar una bestia con las propiedades del fuego y el viento.

Para ello, necesitaba la ayuda del Fénix.

'La Llama de la Vida. Si tan sólo pudiera conseguir eso...'

Sus ojos brillaban con determinación.

Yeon-woo esperó un poco más de tiempo a Phante y Edora en el punto de partida.

Pero incluso después de esperar una o dos horas en ese lugar, no había ninguna señal de que aparecieran.

Incapaz de esperar indefinidamente, Yeon-woo sacó su daga y dejó una pequeña marca en una roca que estaba a su lado.

Era una marca que los tres decidieron hacer antes de entrar en el décimo piso, lo que significaba que alguien había llegado antes y se había ido primero.

Y debajo de la marca, también dejó algunas palabras.

Sur. Gran Bosque.

'Vendrán a buscarme aunque sea breve'.

Yeon-woo se giró hacia el sur mientras aseguraba el huevo.

'Vamos a movernos primero'.

Él usó Shunpo.

Pat


* * *

 
Como mencionó en el mensaje que dejó para Phante y Edore, Yeon-woo se dirigió directamente hacia el sur.

Junto con las instrucciones para la misión de cada piso y la ubicación de las piezas ocultas, su hermano le había dejado un mapa aproximado del piso 11.

Yeon-woo intentó comparar el mapa registrado en el diario y el paisaje real mientras recorría el escenario.

Como hace mucho tiempo que su hermano lo registró, tuvo que comprobar si había algún cambio.

'Como el objetivo principal de este piso es eclosionar un huevo, es imposible superar esta prueba tan rápido como lo hice en la Zona de Principiantes. Llevaría por lo menos medio mes, o incluso más de un año. Mientras tanto, puedo dedicar tiempo a encontrar otras piezas ocultas. Pero para que eso suceda, lo primero que tengo que hacer es dominar la totalidad del paisaje de este escenario'.

No se fijó un tiempo para la eclosión del huevo, ya que su velocidad de crecimiento variaba dependiendo del tipo de bestia que crecía dentro del huevo y del esfuerzo que el dueño ponía para eclosionarlo.

Su hermano dijo que hubo un jugador cuyo huevo tardó más de tres años en eclosionar.

La prueba del piso 11, aunque no era difícil, estaba plagada de incertidumbres.

'Y si el huevo se rompe por error o por culpa de otras bestias... la misión habrá terminado'.

Si el jugador perdía su huevo, su prueba había terminado. Aunque el sistema no lo contaría como un fracaso, no podrían subir más alto.

Había rumores de que había una manera de pasar la prueba incubando otro huevo como sustituto, pero no se sabía mucho sobre ese método.

Proteger el huevo sin importar qué, e incubar una gran Bestia Mítica. Estos dos fueron los puntos más importantes de esta prueba.

'No será tan fácil como parece. Este es el tipo de misión en la que los jugadores con mentalidad de cangrejo pueden fácilmente estropearla para otros'.

<< Nota: Mentalidad de cangrejo -  es una forma de pensar descrita por la frase 'si yo no puedo tenerlo, tú tampoco'. >>

Y por eso tenía que llegar al territorio de Phoenix. A menos que fueran tontos, nadie en su sano juicio pondría un pie en el territorio de una bestia legendaria.

'Debería aparecer en cualquier momento'.

Cuando Yeon-woo terminó de organizar su plan en su cabeza, estaba entrando en un espeso bosque.


[Has entrado en el territorio del Fénix.]

[Tu defensa contra el fuego y los elementos del viento se reducirá enormemente bajo la influencia del Fénix.]

[Tus estadísticas generales se reducirán bajo la influencia del Fénix.]

[El Fénix está observando desde algún lugar.]
 

Yeon-woo sintió su cuerpo caer como un algodón empapado en agua. La energía del Fénix que estaba esparcida por todo su territorio estaba suprimiendo su cuerpo como la gravedad.

Aunque se sentía incómodo, Yeon-woo sonrió satisfecho.

Porque el mensaje le notificaba que el Fénix mantenía sus ojos en él.

Ahora no tenía que preocuparse por llamar su atención.

Pero si había algo que le molestaba.

'¿Por qué está tan vigilante? No había nada de que fuera tan cuidadoso en el diario'.

Había un ligero matiz de emoción mezclado en el aire.

Una intención asesina. Podía sentir que el Fénix quería matar a alguien.

'¿Pasó algo?'

Con esa pregunta en mente, Yeon-woo se acercó al gigantesco muro que apareció ante él.

Un gigantesco muro de rocas que aparentemente marcaba el final del escenario.

Pero en el medio del muro, había una entrada a una caverna, tan grande que haría que un humano parado dentro se viera como un pequeño punto.

'Ese debe ser el Nido del Fénix'.

Cuanto más se acercaba Yeon-woo al muro, más claramente podía sentir la intención asesina.

Pero en el momento en que estaba a punto de tocar el muro.

『Detente.』

Yeon-woo fue detenido por una voz que repentinamente sonó en su cabeza.

Para ser exactos, lo que escuchó no fue una voz. Era comunicación telepática, magia de alto nivel que podía transferir los pensamientos de uno directamente a la mente de alguien.

'Fénix'.

Para cuando la expresión de Yeon-woo se había desvanecido, sus pensamientos se volvieron a transferir a su cabeza, pero esta vez, con más rencor.

『Si te acercas más, te quitaré la vida, humano.』