Reciente

lunes, 13 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 67

Capítulo 67. La Torre (9)


Durante el último mes, Yeon-woo había estado muy ocupada.

Durante el tiempo que estaba esperando que Henova completara Ojos de Gyges, se dirigió a donde su hermano había estado, tratando de vivir la vida que su hermano había experimentado. No sólo eso, también practicaba la metalurgia para reparar el reloj de bolsillo de su hermano.

Y tenía una razón más para quedarse en el Distrito Exterior.

Para elaborar una estrategia para correr a toda velocidad por los pisos inferiores.

'Jeong-woo limpió los primeros diez pisos en 10 días'.

La razón por la que Arthia había atraído la atención de los jugadores de toda La Torre.

Era porque habían pasado por los pisos de la llamada 'Zona de Principiantes' 10 días después de terminar el Tutorial, lo que equivalía a despejar un piso al día durante diez días.

Fue un récord sin precedentes que se convirtió en un punto de inflexión en los miles de años de historia de La Torre.

Gracias a ello, Jeong-woo y su equipo, Arthia, pudieron demostrar que eran uno de los clanes más influyentes de La Torre.

Y el récord que establecieron dejó una marca indeleble que nunca se ha roto, ni siquiera después de la disolución de Arthia.

Pero, por supuesto, lo que Yeon-woo quería conseguir al romper este récord no era ni el honor ni la gloria.

'A Jeong-woo se le dio la Llave de Hades después de establecer ese récord'.

La Llave de Hades, la segunda llave para abrir la Tesorería del Olimpo.

Era una pieza oculta, dada sólo a aquellos que pasaron rápidamente por la Zona de Principiantes.

Al igual que la Llave de Zeus se daba sólo a los jugadores que habían encabezado el ranking del Tutorial, La Torre también exigía a los jugadores que cumplieran una tarea insoportablemente difícil.


Sólo después de obtener la Llave de Hades, me di cuenta tardíamente de la existencia de la Tesorería del Olimpo y de la forma de adquirir la Llave de Zeus. Luego, me sentí un poco arrepentido porque si me hubiera esforzado un poco más, podría haber ocupado el primer puesto del Tutorial y así obtener la Llave de Zeus. Afortunadamente, tuve la oportunidad de entrar en la Tesorería del Olimpo más tarde, pero si hubiera podido entrar un poco antes... 


La única forma de adquirir la Llave de Hades sería romper el récord anterior, lo que significaba que tenía que pasar por esos 10 pisos en menos de 10 días.

Aunque sería un desafío, no pensó que sería demasiado difícil.

Todas las habilidades y experiencias que había adquirido durante el Tutorial le serían de gran ayuda.

Y, sobre todo, haría que los Ojos de Gyges se sumara a su poder.

De repente, una leve sonrisa apareció en los labios de Yeon-woo.

'Ahora que lo pienso, ¿No es esto también una competencia entre Jeong-woo y yo?'

El ardiente deseo de vencer a su hermano comenzó a acumularse rápidamente en su mente.

Su orgullo como hermano mayor no le permitía perder contra Jeong-woo.

Yeon-woo levantó la cabeza y miró por la ventana.
A lo lejos, en la distancia, estaba La Torre.


* * *


"Haa... ¡Esos bastardos! No he tenido un solo día tranquilo después de que ese idiota empezara a venir aquí."

En la herrería, después de que Yeon-woo y los hermanos se hubieran marchado, Henova se quejaba mientras resoplaba furiosamente en su pipa.

Su herrería había sido un lugar pacífico durante los últimos años. Pero en cuestión de pocos días, demasiadas cosas habían sucedido a la vez.

Y luego, estaban esos tres niños.

No importaba cuántas veces les gritara para que se callaran, ellos nunca escuchaban.

¿Cómo terminó enredado con esos niños?

Todo esto fue por culpa de ese chico con la máscara blanca.

'Espera un segundo... ¿cómo se llama?'

Mientras intentaba recordar el nombre de Yeon-woo, Henova pronto se dio cuenta de que lo había estado llamando 'niño', 'idiota' o 'bastardo', pero nunca lo había llamado por su nombre, ni siquiera le había preguntado su nombre.

Entonces comenzó a sentir lástima por lo que le había hecho.

Al mismo tiempo, se sentía agradecido con Yeon-woo.

"No. No. ¡Mira lo agobiado que estoy por culpa de ese pequeño bribón!"

Mientras murmuraba para sí mismo, Henova se acercó al lugar donde Yeon-woo siempre se sentaba.

En el lugar donde el martillo había estado haciendo ruidos fuertes, el metal fundido irradiaba un intenso calor, y el horno arrojaba fuego ardiente hasta hace unos pocos minutos. Las imágenes de Yeon-woo martillando silenciosamente un trozo de metal, el ruidoso del parloteo de Phante a su lado y Edora leyendo tranquilamente su libro permanecieron allí.

Sentía que las imágenes iban a cobrar vida en cualquier momento.

Además, las imágenes se superponían con otra escena de su memoria.


¡Hey pops! ¡Ven a ver esto! ¿No es increíble?

Espera un segundo, usaste esa habilidad, ¿No? ¡Prometiste no usar ninguna habilidad!

No. No la usé. Ni siquiera tienes pruebas.

¿Cómo puede salir de esa manera sin usar tu habilidad?

¿Tienes pruebas? ¿Eh?

¡Idiota!

Hey, chicos. ¿Pueden dejar de gritar, por favor? Estoy leyendo aquí.

¡Vete a otro sitio si quieres leer!

Tsk. Por esto es que la gente te llama tonto.

···

La ruidosa, desordenada, agitada y caótica escena que recordaba.

En el pasado, había niños que visitaban su herrería cada cierto tiempo como si fuera su escondite.

Henova intentó gritarles, patearles el trasero, insultarlos y otros métodos para echarlos de su herrería, pero no les importaba lo que decía.

Pero era algo que nunca más iba a suceder.

Una nube de humo blanco salió a borbotones acompañada de un profundo suspiro, elevándose para llenar el techo de la herrería.

'Supongo que me hice viejo'.

Henova agitó su cabeza con una amarga sonrisa.

"Hmph. Esos bastardos...."

Probablemente era mejor dar por terminado el día en este momento.

Si seguía martillando así, podría arruinar el artefacto.

'Veamos aquí... Parece que casi he terminado con este artefacto. ¿Ya ha pasado un mes? Jaja, el tiempo vuela tan rápido'.

El tiempo parecía haber pasado más rápido de lo habitual.

La fecha límite establecida por Henova para completar el artefacto ya estaba llegando a su fin.

'Bueno, incluso si me retraso, es todo culpa suya'.

Con ese pensamiento en mente, Henova estaba a punto de apagar el fuego del horno y levantarse de su asiento.

En ese momento,

Creeeak

"Discúlpeme".

La puerta se abrió de repente.

"Lo siento, pero la tienda está cerrada. Vuelva mañana si..."

Henova habló sin mirar al repentino visitante, y cuando giró la cabeza, su cara se endureció.

De pie frente a la puerta, estaba un hombre que había jurado que nunca volvería a ver.

Un hombre de sus viejos recuerdos.

"Ha pasado mucho tiempo, maestro".

El hombre sonrió un poco a Henova.

* * *


Bajo el cielo nocturno cubierto por una luna brillante y estrellas centelleantes, Yeon-woo fue una vez más al café que su hermano solía visitar a menudo y bebió su café de avellana en la terraza.

Sobre la barandilla, se extendía una magnífica vista nocturna rebosante de destellos de luces de colores.

Era una vista tan exuberante de la que uno nunca se podía cansar, pero ahora mismo, la atención de Yeon-woo estaba ocupada en algo más que en la vista.


[No se puede acceder a la información.]

[La evaluación falló]

[No se puede acceder a la información.]

···

[La evaluación tuvo éxito]

[???? ??? Reloj de Bolsillo]

[???. ??????.]

'Funcionó'.

Yeon-woo asintió después de examinar su reloj de bolsillo con Ojos Dracónicos.

Parecía que con el desarrollo de las habilidades gracias a la metalurgia, finalmente había podido visualizar su información.

Pero por supuesto, aunque estuviera abierto, no había mucho que pudiera leer.

'Todavía tengo un largo camino por recorrer'.

Pero como decía el refrán 'lo que está bien comenzado está medio hecho'. Ahora que lo podía visualizar, lo único que faltaba era adquirir más conocimientos y habilidades para mejorar los Ojos Dracónicos.

En el momento en que sonreía por su logro.

"¿Qué estás haciendo aquí solo...?"

Yeon-woo escuchó una voz desde atrás.

Rápidamente guardó su reloj de bolsillo dentro de su bolsillo.

Mientras tanto, Phante y Edora se acercaron y se sentaron junto a Yeon-woo.

Como si todavía no estuviera acostumbrado a usar los honoríficos, la frase de Phante fue pronunciada de forma poco clara.

Edora sonrió y habló después de un sorbo de su café.

"Cain 'Oraboni' no es como tú, Phante 'Oppa'. Probablemente estaba trazando la estrategia para subir a La Torre. ¿No es así?"

<< Nota: Oppa lo usan las mujeres para referirse a alguien mayor, puede ser un hermano, amigo de confianza o pareja. Oraboni es una versión más formal del Oppa. Podríamos inferir que indica más cercanía, más intimidad o más interés, debido a que Yeon-woo no es su hermano. >>

Dijo con una amplia sonrisa.

Pero a diferencia de su sonrisa.

"…?"

Yeon-woo mostraba una cara desconcertada como si hubiera escuchado algo malo.

"¡¿Oraboniii?!"

Y Phante miró asqueado al sonido de la voz de gatita de su hermana que nunca había escuchado en su vida.

Pero Edora mantuvo su sonrisa en su rostro y continuó.

"Si eres hyung para mi hermano Phante, también eres oraboni para mí. ¿O hay algún otro término que quieras que te llame?"

Phante explotó con las palabras de Edora.

"¡No es justo! ¡Entonces llámame oraboni también!"

"¿Por qué lo haría?"

Edora resopló ligeramente a Phante.

Era una actitud muy diferente a la que tenía cuando hablaba con Yeon-woo.

Phante se quedó mudo y miró desconcertado a Edora, pero Edora simplemente ignoró su mirada.

Yeon-woo también estalló en risa por su conversación.

Estos dos eran jugadores con los que sólo se había cruzado por casualidad.

Yeon-woo pensó que lo dejarían después de que Phante hubiera peleado con él, pero los dos seguían en el Distrito Exterior y lo seguían a todas partes.

Al principio, simplemente los ignoró. Pero a medida que pasaba más tiempo con ellos, comenzó a encontrarlos adorables, como si tuviera un hermano y una hermana pequeños.

Especialmente cuando empiezan a pelearse, él también veía a alguien más en ellos.

Yeon-woo y su hermano.

Kahn y Doyle.

"Los hermanos son iguales sin importar dónde."

Y en el momento en que Yeon-woo sonrió con satisfacción.

"Por cierto, hyung".

Yeon-woo entró en razón con el llamado de Phante.

Tenía una extraña mirada en su rostro.

"He estado sintiendo esto desde esta mañana,"

Luego miró a la terraza.

Sus ojos se volvieron feroces, como los que mostró cuando se conocieron en el Tutorial.

"¿Por qué dejas a esas colas en paz? Me molestan mucho".

Las 'colas' de las que hablaba Phante. Eran los jugadores que estaban espiando a Yeon-woo.

Ellos mismos podrían creer que nadie los había notado, pero lo que no sabían era que estaban siendo observados desde el momento en que comenzaron a seguirlo.

Sin embargo, Yeon-woo no se molestó en ahuyentarlos. Más bien, vagaba más libremente por la calle tratando de hacerles saber dónde estaba.

Pero Phante no podía entender el significado de las acciones de Yeon-woo.

Si estuviera en sus zapatos, definitivamente habría tomado medidas.

Yeon-woo también echó un vistazo al edificio.

"Déjalos en paz".

"¿Qué? Pero..."

"…."

"Está bien, está bien. Cielos, no tienes que mirarme de esa manera."

Phante hizo un puchero.

Yeon-woo le ignoró y se llevó la taza de café a los labios.

También encontró bastante molesto que le siguieran esos jugadores. Así que también intentó deshacerse de ellos la primera vez que notó su persecución.

Pero incluso si se escapaba por un momento, ellos pronto lo encontraban y empezaban a seguirlo de nuevo, como sanguijuelas.

Si es así, era mejor dejarlos en paz.

'No quiero causar ningún disturbio aquí tampoco'.

Yeon-woo no deseaba derramar sangre en un lugar lleno de recuerdos de su hermano.

En ese momento, Yeon-woo se dio cuenta de que la gente comenzaba a reunirse frente al edificio del café en el que estaban.

Los jugadores que habían estado espiando a Yeon-woo también comenzaron a moverse con mucha actividad, como si hubieran encontrado algo.

"¿Eh? ¿Qué está pasando?"

Phante también había notado una presencia que subía por las escaleras y dirigió su mirada a la entrada de la terraza.

En la puerta estaba un hombre bien vestido y con una sonrisa.

Phante, en cambio, frunció el ceño. Le disgustaba que alguien se acercase a ellos sin autorización.

Por eso difundió deliberadamente rumores diciendo que los hermanos de la Tribu de un Solo Cuerno habían alquilado el edificio del café por un tiempo para evitar que la gente entrase en el mismo.

Pero como si al hombre no le importaran los rumores en absoluto, pasó junto a Phante y Edora, y se colocó frente a Yeon-woo.

Luego, preguntó de manera educada.

"Disculpe señor, ¿Pero es usted el Cain?"

"Sí, pero ¿Quién eres tú?"

Preguntó Yeon-woo, y el hombre sonrió ampliamente.

"Me alegro de verte, Cain. Soy Rahaam del clan Céfiro Rojo. Me gustaría invitarte a nuestro clan Céfiro Rojo".