Reciente

viernes, 10 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 64

Capítulo 64. La Torre (6)


El jugador pateado voló lejos como una cometa con su cuerda cortada. Cayó al suelo, destrozando una mesa y un par de sillas.

Su gemido resonó por toda la posada.

"¡Idiotas! ¡Estamos tratando con un maldito jugador que acaba de salir del Tutorial!"

Al otro lado del pasillo, había un hombre gritando al resto de los jugadores.

Yeon-woo se dirigió hacia él.

"¿Qué carajo? ¡D, deténgalo!"

El jugador se estremeció y su cara se puso pálida.

Los demás estaban ante él, como si estuviesen protegiendo a su líder.

Puck, Puck

Sin embargo, Yeon-woo derribó fácilmente a los jugadores que le bloqueaban el paso, se acercó rápidamente al jugador y le agarró fuertemente el cuello.

"¡Kuk!"

Antes de que pudiera decir algo,

Crunch

Yeon-woo puso fuerza en su agarre, rompiendo instantáneamente su cuello.

Su cabeza cayó indefensa hacia delante con su lengua saliendo de su boca.

"¡No! ¡Sai no!"

"¿Co... cómo diablos...?"

Yeon-woo arrojó el cadáver de forma brusca y se concentró en el débil sonido que había estado escuchando.

'¿Dónde está? ¿Arriba o abajo?'

Poco después, Yeon-woo fue capaz de escuchar un 'tintineo'.

Era el sonido de las trampas.

Gracias a ese sonido, Yeon-woo encontró un espacio vacío más allá de las trampas.

Dentro, sintió la figura de una persona corriendo rápidamente por el espacio.

¿Estaba tratando de escapar por un pasaje secreto?

'Eso no va a suceder'.

Yeon-woo rápidamente hizo una estimación aproximada de la posición de la figura mientras activaba su Circuito de Maná.

Con el maná envuelto alrededor de su pantorrilla, pisó fuertemente el suelo.

Kwaaang

El suelo bajo sus pies se hundió como si hubiera explotado una bomba. El impacto destrozó aún más las trampas colocadas alrededor del edificio, creando una enorme cadena de explosiones.

*Retumbar*

Una serie de ondas de choque sacudieron toda la posada de arriba a abajo.

"¡E, es, eso...!"

"J, joder..."

Los que aún no habían luchado con Yeon-woo se quedaron con la boca abierta ante la increíble vista.

El impacto dejó un gran agujero en el suelo, revelando una habitación oculta bajo sus pies.

A través del agujero, Yeon-woo encontró a una persona delante de una gran caja fuerte, asustada por el repentino giro de los acontecimientos. Parecía que estaba en medio de la apertura de la caja fuerte.

Un hombre con el vientre redondo.

Era Daem, el maestro del clan de la Guardia Nocturna.

Tak

Yeon-woo saltó ligeramente al suelo y aterrizó delante de él.

*Retumbar*

Daem se quedó en silencio, sorprendido, con la boca abierta. Se desplomó en el suelo con su espalda apoyada en la pared.

*Crujido*

Al mismo tiempo, la cerradura de la caja fuerte estaba abierta y su puerta se abrió lentamente.

Podía ver varios documentos de bonos y certificados al portador, barras de oro y otras pequeñas joyas que estaban bien organizadas en cada compartimiento.

Yeon-woo se acercó lentamente a Daem mientras sujetaba su bayoneta.

Debajo de la máscara, los ojos de Yeon-woo sonreían fríamente.

Daem estiró su mano hacia la caja fuerte mientras miraba a Yeon-woo. Una espada fue agarrada entre las puntas de sus dedos. Era un artefacto que había guardado por separado en su caja fuerte secreta.

"¡M, muere!"

Daem rápidamente cogió la espada y corrió hacia Yeon-woo. Sacó cada gota de su maná y empezó a lanzar todas sus habilidades.

Pero Yeon-woo simplemente movió su Bayoneta Mágica a lo largo de las fallas de su espada, partiéndola por la mitad, y sacó la Daga de Carshina, clavándola en su garganta.

Puck

*Gorgotear*

Espuma ensangrentada salió de su boca, y su cuerpo pronto se derrumbó en el suelo.

Fue la caída de un maestro de clan que una vez había dictado el inframundo.

Yeon-woo tiró su cuerpo al suelo y miró por el agujero que tenía encima de él.

Había una mirada desolada en las caras de los jugadores del piso superior.

"Uno de ustedes, venga aquí abajo".


* * *


"A, aquí está el café que pediste".

Yeon-woo soltó una leve risa mientras miraba al hombre traer una taza de café.

Su mano al dejar la taza de café estaba temblando ligeramente.

"¿Lo envenenaste?"

"¿Cómo podría pensar en un truco tan vil?"

Su cara se puso pálida mientras respondía.

No era que no lo hubiese pensado, pero sabía que si lo hacía, él se convertiría en un cadáver en vez del hombre enmascarado.

'¿De dónde demonios ha salido este monstruo?'

El segundo tutor de la Guardia Nocturna que ahora se ha convertido en el primer tutor, Bister, sintió que se iba a volver loco.

Anteriormente, había habido novatos que se acercaban ciegamente a Henova cuando escuchaban hablar de él y de su título de uno de los cinco Maestros Herreros.

Normalmente este tipo de jugadores sólo tenían que amenazarlos un poco para que le dieran la espalda. Había presumido que esta vez también sería el caso.

La única diferencia era que esta vez, los artefactos que habían tomado de la herrería de Henova habían sido muy buenos.

No, no eran sólo muy buenos. Eran anormalmente sobresalientes.

El Yelmo de Melena de León del Lord de las Bestias y unos Ojos de Gyges medio completos.

En el momento en que Daem y Bister los vieron, sus ojos se pusieron en blanco por la codicia.

Eran artículos con una calificación que nunca habían visto en toda su vida dentro de La Torre.

Al mismo tiempo, empezaron a preocuparse por las consecuencias de llevarse estos artículos tan valiosos. Porque el jugador con tales artefactos no es un jugador común.

Así que hicieron una investigación sobre quién podría ser el dueño de esos artefactos.

'¡No debería haber escuchado a Daem!'.

Y como resultado de su investigación, pudieron descubrir un hecho interesante.

El hecho de que el misterioso jugador que hizo un nuevo récord en el tutorial había recibido el Yelmo de Melena de León del Lord de las Bestias como recompensa.

Cuando se dieron cuenta de esto, Daem casi gritó de alegría.

No importaba lo buen jugador que fuera, un novato seguía siendo un novato después de todo.

Robar artefactos de un jugador de este tipo sería tan fácil como recoger artículos dejados en el suelo. No sólo eso, sino que su paradero también podía ser vendido como información valiosa a un precio bastante alto, a los jugadores que desearan conocer su ubicación.

¿Quién hubiera pensado que el 'Acaparador' no estaría en La Torre sino en el Distrito Exterior? Es como dicen, no puedes ver lo que está justo debajo de tus narices.

Pero Bister, por otro lado, estaba reacio a robar los artículos.

Aunque era un principiante, al ser un jugador con artículos de alta calificación, lo más probable es que tuviera a alguien vigilando su espalda.

Incluso si no lo hacía ahora, lo haría definitivamente en el futuro.

Pero Daem simplemente ignoró la preocupación de Bister.

Y el precio de esa codicia fue demasiado grande.

'Nuestro clan entero fue destruido. Maldita sea'.

La Guardia Nocturna no era un clan de tamaño pequeño. Normalmente, no serían derrotados tan fácilmente.

Incluso habían extendido el rumor de que estaban bajo la protección de uno de los Ocho Clanes, el Dragón Rojo. Incluso los clanes del inframundo más grandes que la Guardia Nocturna no podían tocarlos solo por esa razón. Pero a Yeon-woo no le importaba eso en absoluto.

Bister pensó que podrían tener que cerrar su negocio por un tiempo.

No, tal vez ya estaban acabados.

Tuvieron tantas bajas en esta batalla. Su base también fue destruida en el proceso. Resultaba evidente que los que aún no habían sido heridos abandonarían su clan de la noche a la mañana.

Las consecuencias de meterse con la persona equivocada fueron desastrosas.

Tak

Yeon-woo dejó la taza de café sobre la mesa y miró a Bister con una mirada fría.

El repentino sonido hizo que Bister se estremeciera un poco.

Con sólo mirarlo, Bister sintió que estaba siendo encadenado.

"Hablemos de la compensación, ¿Sí?"

"C, ¿compensación?"

"Los artefactos de Henova y la herrería que usted destruyó, la pérdida económica que Henova sufrió debido a la obstrucción de su negocio, el tratamiento de los daños físicos y psicológicos que Henova recibió... Tenemos mucho que quitarte, ¿No? Si no quieres, tomaré lo que tienes en el cuello".

Bister instantáneamente agitó su cabeza.

No se atrevió a decir que no era solo su clan, sino también otros, los que estaban involucrados en este asunto.

"Lo primero es lo primero, tomaré lo que hay en esa caja fuerte".

La cara de Bister se mostró ensombrecida.

Fue el momento en que los últimos fondos que quedaban del Clan fueron robados.

"Vas a tener que arreglar la herrería con tus propias manos. Trae a los que destruyeron la herrería y lastimaron a Henova. Quiero que arreglen el edificio. Además, necesito que mantengan sus ojos en la herrería de Henova para que ninguno de los otros clanes pueda venir a molestarlo de nuevo."

Bister cerró los ojos y asintió.

"Puedes reportarlo como quieras a ese clan que te cuida las espaldas. No sé si tendrán tiempo para ocuparse de tu clan".

"…."

Bister permaneció en silencio con la boca bien cerrada.

Por alguna razón, Yeon-woo parecía conocer algunos de los mecanismos subyacentes de la sociedad del inframundo.

Como mencionó, Dragón Rojo no prestara atención a lo que sucede fuera de La Torre a pesar de que pertenecen a Dragón Rojo.

Incluso si la Guardia Nocturna se disolviera, enviarían a los jugadores no para que se vengaran, sino sólo para que investigaran la causa.

La cabeza de Bister miró hacia el suelo impotente.

"Muy bien, te dejaré el resto a ti entonces."

Yeon-woo se levantó de su asiento, empujando su silla hacia atrás.

Las piernas de Bister estaban temblando.


* * *


Yeon-woo regresó a la herrería con su mochila llena de artículos.

'¿Debería haberles dado más órdenes?'

Cuando se sentó frente a Bister, Yeon-woo, de hecho, tenía un segundo plan en su mente.

Primero pensó en matar a todos los de la Guardia Nocturna y a un par de clanes más del inframundo, para colgar sus cabezas frente a la herrería de Henova.

Pero el inframundo es el inframundo después de todo. Su vacante pronto se llenaría con otros nuevos clanes.

Nuevas moscas que molestarían a Henova con diferentes medios.

Si es así, sería mejor mantener el original y hacerlos obedientes.

A pesar de que Yeon-woo los había dejado con enormes daños, con su tamaño, resultaba probable que recuperaran su poder muy pronto.

'Y serán el escudo que protegerá a Henova de los problemas de los otros clanes'.

Y cuando Yeon-woo regresó a la herrería de Henova organizando sus pensamientos,

"¿Hmm?"

Yeon-woo pudo ver a Henova vagando delante de su herrería con la cara llena de ansiedad.

Viendo su cabeza envuelta en vendas, parecía que ya había regresado después de tratar sus heridas. Pero sus ojos seguían temblando de preocupación.

"…."

Yeon-woo sintió que se hinchaba por dentro. Así que tuvo que pasar algún tiempo tratando de poner una cara tranquila y luego hizo algo de ruido una vez que estuvo listo.

Cuando Henova giró la cabeza hacia la fuente del ruido, la mirada de preocupación en su rostro fue reemplazada de repente por el gozo.

Pero después de un momento, se dio la vuelta rápidamente aclarando su garganta, y volvió a su habitual mirada de enfado.

Henova entonces frunció el ceño todo lo que pudo y le gritó a Yeon-woo en voz alta.

"¡¿Dónde has estado vagando...?!"

Pero Henova no pudo seguir con el resto de la frase porque Yeon-woo de repente soltó una pequeña risa mientras dejaba su mochila.

Empezó a sacar artículos de la mochila uno tras otro.

Los artículos no sólo incluían artefactos y materiales que Henova tenía originalmente, sino que también consistían en los que había traído de la caja fuerte de la Guardia Nocturna.

Henova dirigió su mirada a Yeon-woo y a su mochila durante algún tiempo.

Varias emociones se arremolinaron dentro de los ojos de Henova. Entonces habló después de un profundo suspiro...

"Bastardo. ¿Ya te has metido en problemas?"

Yeon-woo asintió sin decir nada.

"Sabía que no me escucharías. ¿Qué pasa con el clan? ¿Te ocupaste de ellos?"

"Sí".

"Bien entonces. Eso es todo lo que importa. Recoge las cosas y entra".

Henova entró, refunfuñando hasta el final.

Pero Yeon-woo pudo sentir el calor de su voz.

Una pequeña sonrisa apareció en los labios de Yeon-woo.

Después de recoger los artículos, Yeon-woo siguió a Henova dentro de la herrería...


* * *


La noticia del incidente de la herrería de Henova se extendió rápidamente por la Torre.

La Guardia Nocturna corrió por todas partes tratando de poner fin al rumor. Porque el destino de su clan estaba en juego.

Pero como resultaba imposible evitar que todas las bocas de los jugadores de La Torre murmuraran, el rumor se extendió de jugador a jugador, junto con el paradero del jugador desaparecido conocido como el 'Acaparador'.

Debido a esto, varios clanes del inframundo comenzaron a moverse.

Ellos monitorearon cada uno de sus movimientos, hicieron informes aproximados con la información recopilada y comenzaron a venderlos a clientes a precios altos.

Varios clanes gigantes empezaron a trabajar bajo la mesa con el fin de explorar a Yeon-woo.

El rumor no sólo llegó a los oídos de esos clanes, sino que también llegó a los que lo habían estado buscando durante varias semanas.

"¿Qué? ¿Distrito Exterior? ¿Por qué está ahí fuera de repente?"

Phante dejó de beber su alcohol y frunció el ceño ante las palabras que escuchó de la mesa a su lado.

El jugador, asustado por la reacción de Phante, tuvo que explicar durante una hora entera todo sobre los rumores que había escuchado.

Pero nada, excepto un nombre, entró en los oídos de Phante.

"Entonces, ¿Él está en el Distrito Exterior? ¡Justo afuera de La Torre!"

Los ojos de Phante brillaban con un intenso resplandor.

Edora, por otro lado,

"¿Henova?"

Inclinó la cabeza al escuchar un nombre que le resultaba familiar.