Reciente

miércoles, 8 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 61

Capítulo 61. La Torre (3)


'Un mes'.

Yeon-woo sacó el reloj de bolsillo de su mochila y miró la esfera del reloj.

Un reloj de bolsillo muy manchado. La manecilla de la hora estaba fijada en el 'XII' como cuando lo compró por primera vez. La única diferencia era que antes estaba completamente quieto, pero ahora temblaba un poco.

Significaba que el reloj se movía poco a poco.

'Eso será suficiente'.

Yeon-woo puso el reloj de bolsillo en su mochila y se colgó la Bayoneta Mágica en su cintura.

'Por cierto...'.

Los dos ojos de Yeon-woo se hundieron profundamente.

Sus sentidos más agudos escudriñaron el área circundante.

'Tengo tantos jugadores detrás de mí'.

Un grupo de personas comenzó a seguirlo poco después de que saliera de la herrería.

'¿Quince? No, diecisiete'.

Yeon-woo amplió su alcance cognitivo en toda su extensión para determinar la ubicación de sus perseguidores.

'¿Están buscando mis recompensas? O tal vez están aquí para amenazarme'.

Parecía ser ambas cosas.

A juzgar por sus movimientos, no parecía que fuesen de un solo clan. Porque se movían por separado en grupos de cinco o seis personas.

Pero aún así, eran insignificantes. No le supondría ninguna amenaza aunque le tendieran una emboscada al mismo tiempo.

'Pero no quiero involucrarme en una pelea ahora mismo'.

Yeon-woo hizo un giro en la siguiente esquina, fingiendo que no los notaba.

Tan pronto como se giró, los jugadores que le seguían también se movieron apresuradamente. Pero cuando doblaron la esquina, vieron una calle vacía cubierta de sombras.

"¿Qué? ¿Dónde está ese cabrón?"

"¡Maldita sea! No podemos perderlo!"

Al final, los perseguidores sólo podían agarrarse el cabello por frustración.


* * *


Después de escabullirse de sus perseguidores, Yeon-woo alquiló una habitación en una destartalada posada cercana.

Luego salió de nuevo después de comprar una túnica para ponerse a su alrededor.

Tenía suficiente dinero en la mano. Una cantidad sustancial de puntos de Karma que había acumulado durante el Tutorial.

Como los puntos actuaban como moneda de cambio en La Torre, le resultaban muy útiles.

No había necesidad de preocuparse por atraer la atención de la gente. Porque había mucha gente que estaba vestida de forma similar a él.

Después de caminar por algunas calles, Yeon-woo llegó al edificio más alto de los alrededores.

Era una cafetería.

"¿Cómo puedo ayudarlo señor?"

"Me gustaría usar la terraza".

Después de pagar bastante Karma, Yeon-woo pronto fue llevado a la terraza del quinto piso.

Cuando entró en la terraza, una amplia perspectiva del Distrito Exterior irrumpió en su vista.

Debido a que el sol se estaba poniendo en el oeste, toda la ciudad estaba iluminada con varias lámparas y luces, dando una espectacular vista nocturna.

"Debo decir que este es su día de suerte, señor. Como puede ver, nuestra terraza es conocida por tener una vista espléndida, muchos clientes visitan nuestro café para echarle un vistazo. Además, en esta ocasión, generalmente tenemos un cliente habitual..."

"Café de avellana, sin jarabe. Espero que los granos no sean artificiales".

Yeon-woo interrumpió las palabras del camarero y se sentó en una silla para ver la vista nocturna.

El camarero se alejó en silencio sin un ápice de disgusto.

"…."

Yeon-woo no se movió de su asiento hasta que llegó el café que ordenó.

El café estaba bastante delicioso.

Escuchó que los granos de café son originarios de la Tierra. Una vez que se hicieron populares en La Torre, la gente de aquí también comenzó a producirlos en granjas.

El café aquí era bastante diferente de lo que solía beber, pero aún así sabía bien.

Yeon-woo disfrutaba de beber café cuando estaba en la Tierra. Tomando un descanso para el café justo antes de entrar en una batalla, podía refrescar la adrenalina de su cabeza.

Igual que ahora.

Finalmente pudo relajarse un poco de la tensión que había mantenido hasta ahora.

Una fresca brisa nocturna, una vista nocturna amplia y una taza de café caliente.

Todo estaba bien.

'Siempre conociste los mejores lugares'.

Este café era un lugar que su hermano solía visitar muy a menudo.

Un lugar que su hermano solía visitar cuando había formado por primera vez Arthia y estaba tan ansioso por subir a La Torre. Un lugar lleno de recuerdos de Jeong-woo riendo, charlando y divirtiéndose con sus compañeros de equipo...

Yeon-woo se quedó sentado en el café mirando la vista nocturna, tratando de pensar en el pasado de su hermano inscrito en el diario.

Imaginando qué clase de pensamiento habría tenido su hermano sentado en esta silla. Imaginando cómo su hermano se habría reído mientras hablaba con sus amigos.

El Distrito Exterior era un lugar que los jugadores comunes no encontrarían divertido.

Pero para su hermano, era un lugar lleno de buenos recuerdos.

Yeon-woo iba a recordar los lugares en los que su hermano había estado durante el tiempo que estuviera aquí. Durante el mes antes de que los Ojos de Gyges se completaran.

Volvió a llevarse la taza de café a los labios.

El café de avellana sabía un poco más amargo.


* * *


A la mañana siguiente.

Yeon-woo salió de la posada usando la misma máscara y túnica que había usado el día anterior. Su destino era un restaurante.

Cuando llegó, el restaurante ya estaba lleno de gente que había venido a desayunar como él.

"¿Hay alguna mesa vacía?"

"Lo siento pero no hay ninguna mesa vacía en este momento. Tendrás que compartir una. ¿Está bien así?"

Después de asentir con la cabeza, Yeon-woo fue guiado a una mesa gigante situada en el centro del restaurante.

Las personas que ya estaban sentadas en esta mesa, como si también hubieran venido solas como Yeon-woo, estaban consumiendo sus comidas independientemente.

Entre los platos del menú escritos en un lenguaje incomprensible, Yeon-woo ordenó el plato que su hermano le había recomendado en su diario.

El plato se parecía al kebab que una vez había comido en Turquía.

<< Nota: Kebab - es un enrollado de carne y vegetales. Puede ser cordero, ternera o pollo. >>

Sobre el sabor,

'Oh, claro. Tenías las peores papilas gustativas del mundo. Me olvidé de eso'.

Fue horrible.


* * *


Después de terminar de comer, Yeon-woo se fue a dar un paseo siguiendo un sendero del bosque en las afueras.

Un lugar donde soplaba un viento fresco.

Apenas había gente en este camino, así que era muy tranquilo.

Yeon-woo se sintió eufórico al pensar en encontrar un buen lugar para descansar.

Su humor, previamente arruinado por una terrible comida, parecía estar refrescado.


* * *


"¿Buscando un arma? ¿O cualquier armadura? ¡Tenemos todo lo que necesitarás!"

"En cuanto al artículo que tengo aquí..."

A diferencia del tranquilo sendero del bosque en el que acababa de estar, Yeon-woo estaba ahora en una calle llena de voces de vendedores y clientes.

La calle estaba llena de una gran variedad de personas.

Yeon-woo caminó por la calle durante mucho tiempo.


* * *


En la esquina suroeste del Distrito Exterior, había un lugar similar a un acuario en la Tierra.

Un lugar que exhibía una colección de organismos acuáticos reunidos de todo el mundo.

Pero la razón por la que Yeon-woo estaba aquí era...

"…."

Para ver a las chicas aquí.

Había muchas chicas bonitas alrededor del lugar.

'Tú también eras un hombre'.

*Mueca*

Yeon-woo soltó una pequeña risa.


* * *


Como en la Tierra,

La comida vendida por los vendedores ambulantes era dulce y deliciosa.


* * *


"Oh, eres la misma persona de ayer".

"La terraza que usé ayer, ¿Está vacía?"

"No tenemos muchos clientes a estas horas. Pero también hay un encanto indescriptible en la vista que se puede obtener durante el día".

Yeon-woo disfrutó de su hora del té sentado en la terraza como lo hizo anoche.

Como si todo lo que había experimentado al entrar en este mundo fuera una mentira,

Todo estaba muy tranquilo.


* * *


Unos cinco días después de que entrara en el Distrito Exterior.

Yeon-woo visitó la herrería de Henova de nuevo.

*Tang* *Tang*

"¿Qué es? ¿Por qué estás aquí otra vez?"

Henova frunció el ceño mientras dejaba el ardiente pedazo de metal.

Como si hubiera estado martillando durante un tiempo, sus músculos parecían sólidos como una roca para un hombre de su edad.

Durante los últimos cinco días, Yeon-woo había estado entrando y saliendo constantemente de la herrería, como si fuera su propia casa.

"Pasé por aquí sólo para comprobar si mi pedido va bien. Parece que has conseguido todos los ingredientes que necesitas para hacer el artefacto, ¿Verdad?"

Qué actitud tan descarada.

Su respuesta hizo que la cara de Henova se arrugara.

"¿Qué acabas de decir?"

Pero, por supuesto, Yeon-woo continuó hablando tan claramente.

"Parece que acabas de empezar a hacer el artefacto... Pero te vigilaré, por si acaso."

"¡Hijo de...!"

Henova comenzó a insultarlo, pero Yeon-woo se sentó en un espacio vacío y miró fijamente a Henova.

Al final, Henova sacudió su cabeza, dándose cuenta de que no escucharía sin importar lo que dijera.

Estaba presintiendo algo sobre Yeon-woo durante los últimos días.

Eso era que este tipo es un hueso duro de roer.

Siempre iba y venía a su antojo. Incluso cuando Henova le gritaba o incluso le intimidaba, él sólo asentía con la cabeza y nunca dejaba de hacer lo que estaba haciendo.

No importaba cuanto le atacara, nunca funcionaba.

Así que Henova decidió tratar a Yeon-woo como si no existiera y volvió al trabajo.

*Tang* *Tang*

Yeon-woo observó en silencio las acciones de Henova a su lado.

Pronto, las pupilas de reptil surgieron dentro de sus ojos.

Usando Ojos Dracónicos, Yeon-woo trató de capturar todos los detalles de las acciones de Henova; analizar el significado y propósito detrás de ellas.

A diferencia de la impresión que daba, Henova trabajaba meticulosamente el metal.

Fundición. Disolviendo lentamente el metal dentro de una forja.

Moldeado. Vertiendo el metal fundido en un molde con forma de daga.

Forjando. Martillando el metal hasta conseguir la forma deseada.

Y finalmente el proceso de refinado.

El toque de Henova en ese singular trabajo del metal fue muy sincero.

Yeon-woo sintió que sus ojos se habían vuelto claros con sólo mirarlo.

Un artesano. Esa palabra vino a su mente.

Siguió presumiendo de que era uno de los cinco maestros herreros. Y ahora podía entender por qué. Realmente merecía el título.

'Así es como se hizo. Todo lo que solías manejar'.

Jeong-woo fue una vez conocido con el apodo de 'Ala Celestial'.

Todos los artefactos que le dieron ese apodo nacieron de las manos de Henova. Sus habilidades de herrero deben haber sido grandes, por supuesto.

Y verdaderamente, fue maravilloso. Hasta el punto de que hizo que los dedos de Yeon-woo le picaran aunque no tuviera ningún conocimiento sobre metalurgia.

Cada una de sus acciones estaba llena de poder y tenía un significado detrás que la gente normal no podía alcanzar.

Esto era lo que Yeon-woo anhelaba observar.

La comida que su hermano comió. El café donde charlaba con sus amigos. La casa en la que se alojaba. E incluso los senderos por los que caminaba...

Cada rastro que dejó su hermano.

"…."

Yeon-woo cerró los ojos y comparó los lugares que había visto en el diario con los que había visto con sus propios ojos.

Muchas cosas eran similares, y sin embargo muchas cosas eran diferentes.

Cuando abrió los ojos de nuevo,

"¿Has terminado de dormir, imbécil?"

Allí estaba la gran cabeza de Henova con su cara llena de arrugas justo delante de sus ojos.

A juzgar por sus ojos, estaba definitivamente molesto.

"Alguien se está rompiendo el culo delante del fuego, y el que vino a verme está durmiendo una siesta en paz. Así que dime, ¿Por qué carajo viniste aquí?"

"¿No te lo dije? Vine aquí porque estaba aburrido".

Una vez más, una respuesta apática.

*Vena Explotando*

Yeon-woo pudo ver muchos vasos sanguíneos brotando de la frente arrugada de Henova.

"Si estás tan aburrido, entonces ve a sentarte allí y martillea algo. Deja de ponerme nervioso, ¡Perezoso!"

Al final, Henova explotó y comenzó a saltar sobre sus pies con ira.

Fue un poco divertido verle saltar con sus cortas piernas.

"Lo haré".

Con una respuesta seca, Yeon-woo se acercó al lugar que Henova señaló y se sentó.

Sostuvo el martillo, luego miró a Henova y le preguntó.

"¿Pero cómo puedo hacer el fuego en el horno? No puedo empezar a martillar sin fuego."



Henova comenzó a tartamudear como si no pudiera contener su ira y pronto se desplomó mientras sostenía la parte posterior de su cuello.

"Urgh... Ese bastardo me está matando..."

"¿Tienes presión arterial alta? ¿Quiere que le traiga alguna medicina?"

"¡Si quieres ayudarme, entonces cállate!"
"Bien entonces. Pero en realidad, ¿Cómo hago para encender el fuego?"

"¡¡¡AARGH!!!"

Henova gritó por el hecho de que no hablaban el mismo idioma.

A juzgar por su actitud, no parecía querer hacer daño. Pero después de hablar con él, Henova sintió que se le revolvía el estómago antes de darse cuenta.

Henova se sentó y respiró profundamente. Se dio cuenta de que nada bueno saldría de ello aunque siguiera reprendiendo a Yeon-woo.

"Ugh, ¿Cómo me enredé con este idiota?"

En ese corto período de tiempo, sintió que había envejecido varios años.

'Puedo ver por qué Jeong-woo lo siguió desde el principio'.

Debajo de la máscara, una pequeña sonrisa parpadeó en la cara de Yeon-woo.