Reciente

jueves, 2 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 55

Capítulo 55. Fin (5)


En ese momento, la cara de todos los demás jugadores, incluido Vyram, se puso rígida.

Phante ignoró sus reacciones y volvió su mirada hacia Yeon-woo. Yeon-woo ya estaba lo suficientemente cerca como para poder distinguir los rasgos faciales de Phante.

Phante estaba parado con los pies separados a la altura de los hombros, la cintura ligeramente doblada hacia delante y los puños apretados. Una postura de combate que nunca había mostrado a nadie en el tutorial. Era algo que solo mostraba a aquellos que reconocía.

Y entonces, cerró los ojos.

Durante un rato se produjo un momento de tranquilidad. Era como la calma antes de la tormenta.

"¡Hoo...!"

Mientras respiraba profundamente,

*Flash*

Phante abrió los ojos.

Una luz amarilla parpadeó sobre sus ojos púrpuras.

Entonces.

*Spark*

Mientras su aura envolvía el área circundante, fuertes chispas amarillas aparecieron de sus puños y antebrazos.

'Puño del Trueno'.

Una habilidad secreta que sólo se transmite en la familia Cheong-lam de la Tribu de un Solo Cuerno.

Las chispas que flotaban sobre sus brazos se intensificaron cuando comenzaron a conectarse entre sí. Pronto, los dos brazos de Phante se cubrieron de la energía del trueno que los envolvía como un guantelete.

El aire que rodeaba a Phante brillaba por el calor.

Corrientes de viento caliente soplaban de Phante, chocando contra la tormenta de viento de Yeon-woo.

Y cuando el aura de Phante invadió el otro extremo del escenario,

"¿Por qué preocuparse si tengo fuentes de Karma en todas partes?"

Phante empezó a moverse con una fría sonrisa en su cara.

*Kwang*

Con un solo paso, Phante se adelantó como una bala de cañón.

*Retumbar*

Por el camino que recorría, Phante sólo dejó un rastro de olor a quemado, llamas amarillas y truenos ensordecedores.

Los jugadores que le bloqueaban el camino fueron pisoteados bajo sus pies.

Sin embargo, no se escucharon gritos de los jugadores muertos, ya que se ahogaron bajo los estruendosos ruidos tan pronto como salieron. Incluso los cadáveres desaparecieron sin dejar rastro, ya que fueron destrozados por la fuerte energía del trueno.

Los jugadores se dispersaron por el escenario en total confusión.

En un lado había un jugador con una tormenta de energía demoníaca. Y a sus espaldas, había otro jugador emitiendo feroces relámpagos.

Los jugadores atrapados en medio de las dos energías no sabían a dónde ir. Sólo los que se encontraban cerca de la zona segura tuvieron la suerte de poder escapar.

Pero incluso eso era peligroso, ya que la mayor parte de la zona estaba todavía al alcance de sus habilidades. Tenían que permanecer lo más cerca posible del borde del escenario.

Y entonces, las dos energías chocaron.

*Kwaaang*

Un terremoto sacudió todo el escenario.

El choque de las dos energías creó explosiones por todas partes, provocando que el suelo sobre el que estaban parados se moviera.

Nubes de polvo cubrieron todo el escenario haciendo difícil saber lo que estaba pasando dentro.

Justo cuando los jugadores pensaron que la Sección G iba a colapsar por el impacto, Vyram hizo su movimiento.

Sacó sus tres espadas de sus vainas. Eran las mejores espadas mágicas de Marcus.

Luego activó las runas mágicas grabadas en la superficie de cada espada.

Espectaculares efectos visuales explotaban continuamente como pirotecnia mientras el suelo estaba cubierto con varios círculos mágicos superpuestos.

La gran variedad de buffs que había lanzado a los otros 50 jugadores se centraba ahora en un solo jugador, Vyram.

Sintió cómo se amplificaba el maná dentro de su cuerpo. A medida que sus sentidos se agudizaban, podía sentir los bordes afilados de las espadas como si fueran parte de su cuerpo.

Vyram agarró dos de las espadas con sus manos y puso la otra sobre sus pies.

'Tres Garras'.

Era una habilidad que había adquirido durante su largo servicio como mercenario. Una habilidad que utilizaba sus tres espadas, confiando en su fuerza y en sus sentidos, que fueron aumentados a su máximo potencial con la ayuda de varios buffs.

El único problema era que una vez usada, sus reservas de maná se agotarían y su cuerpo tardaría varios meses en recuperarse de las secuelas.

'Supongo que no tengo otra opción'.

Vyram apretó los dientes mientras miraba con desprecio a Yeon-woo y a Phante.

A este ritmo, no sería capaz de proteger no sólo a sus 'secuaces', sino también sus puntos de Karma.

Si así fuera, tendría que luchar.

Vyram giró su cuerpo como un trompo y se lanzó entre los dos, dejando varios rasguños en el suelo.

*Swish*

Las tres relampagueantes espadas se dirigieron hacia los cuellos de Yeon-woo y Phante.


* * *


"Hup!"

"¡Maldita sea!"

Fue entonces cuando Yeon-woo y Phante tuvieron un cambio de rumbo.

Yeon-woo estaba intentando cortar el pecho de Phante con Vigrid, mientras que Phante intentaba golpearlo con su puño revestido de energía de trueno.

Ambos ataques poseían una amenaza mortal.

Pero en ese fugaz momento, los dos sintieron tres espadas deslizándose entre sus ataques como una serpiente.

Y sus instintos comenzaron a dar la alarma, diciéndoles que no debían ignorar las tres espadas. Que las espadas estaban a punto de cortarles el cuello.

Así que los dos intercambiaron miradas durante un breve momento justo antes del choque. Y al mismo tiempo, se giraron hacia un lado y rápidamente se movieron en la dirección hacia la que se habían girado.

Yeon-woo a la izquierda y Phante a la derecha.

*Tang*

En un lado, una espada se defendió de las cuchillas.

*Kwang*

En el otro lado, un relámpago golpeó las cuchillas cambiando su trayectoria.

"¡Idiota!"

Chispas amarillas se dispersaron en el aire cuando el trueno explotó al entrar en contacto con las espadas. Los ojos de Phante brillaban con ira mientras aparecían lentamente entre el humo.

Se estaba aburriendo de tratar con todos esos débiles inútiles. Solo ahora era capaz de entretenerse después de conocer a su rival. Pero esa emoción se rompió debido a un idiota que decidió interrumpir su pelea.

Pero como si a Vyram no le importara lo que estaba pensando, siguió con sus ataques, tratando de cortarles las piernas.

"¿Quieres un pedazo de mí? Muy bien, entonces. ¡Te mostraré lo que tengo!"

Con la energía del trueno envuelta alrededor de sus puños, Phante se impulsó con todas sus fuerzas, cargando hacia delante para atropellar a Yeon-woo y a Vyram.

Su temeraria carga parecía un jabalí que se precipitaba por una colina.

*Kwakwa*

Al encontrarse entre la presión de esos dos jugadores, Yeon-woo levantó ligeramente las cejas y sostuvo a Vigrid en el aire.

Y con un movimiento completo, golpeó el suelo con la espada.

*Pang*

El suelo se derrumbó una vez más.

Una enorme onda expansiva se liberó del lugar donde golpeó su espada, enviando a Phante y a Vyram por el aire.

*Kwakwa*

"¡Kup!"

"¡Urgh!"

Justo antes de que su puñetazo llegara a Yeon-woo, Phante sintió instintivamente una sensación de crisis y apenas consiguió proteger su cabeza cruzando los brazos ante su cara. El trueno que rodeaba sus brazos fue completamente disipado por la explosión.

Phante sintió que se había topado con una pared invisible. Sus entrañas temblaban, y su cerebro sonaba. Sus dos brazos que bloqueaban la onda expansiva se sentían como si se fueran a caer en cualquier momento.

Delante de él, había una profunda y larga zanja creada por él mismo al ser empujado.

"Cómo... el infierno..."

Phante levantó la cabeza con la cara llena de asombro. Era la emoción completamente opuesta a la confianza que había mostrado al principio.

No podía creerlo en absoluto.

Nacido en una familia real, Phante había practicado varias artes marciales y se había hecho más fuerte. En el tutorial, ingirió el Neidan de la Serpiente de Akasha que le concedió una enorme cantidad de mana.

No había forma de que ningún jugador en el tutorial pudiese dominar a un jugador como él. Debe haber algo malo en esta situación.

Con ese pensamiento en mente, Phante intentó encender una vez más el trueno en sus puños.

Sin embargo,

"Uuurgh"

Phante tuvo que vomitar en el suelo al sentir que se atragantaba.

Era sangre.

Sus órganos internos ya estaban heridos por el impacto anterior.

Y entonces,

Lo mismo ocurrió con Vyram.

"Dios... maldita sea..."

Vyram apenas podía mantenerse en pie usando una de sus espadas como un bastón. Las otras dos estaban esparcidas por el suelo.

Sus ropas estaban completamente desgarradas, revelando heridas por todo su cuerpo.

Vyram había perdido tanta sangre que tenía mucho vértigo. Estaba acabado tanto mental como físicamente. Sin embargo, trató de mantenerse consciente. Porque si se derrumbaba ahora, todo habría terminado.

En lugar de eso, Vyram miró a Yeon-woo con ojos llenos de hostilidad.

Justo frente a sus ojos, había una pared aún más grande que Phante. Un muro que devastó incluso a un monstruo como Phante. Era un muro aparentemente imposible de superar.

Vyram estaba profundamente frustrado.

Phante y Edora eran suficientes para generar en él un sentimiento de inferioridad, pero ahora había algo más, algo más grande que esos dos.

Si los jugadores del tutorial fueran tan fuertes, ¿Qué tan monstruosos serían los jugadores de La Torre?

Y pensar en los rankers, ¿Qué clase de jugadores eran capaces de gobernar a esos monstruos?

Estaba abrumado por la vergüenza. Un sentido de inferioridad dominaba su mente.

Pero tales emociones también encendieron un fuego en él.

No quería rendirse así. No, se negó a rendirse.

Así que Vyram decidió tirar a la basura lo que le quedaba de orgullo.

"¡Phante!"

Vyram llamó a Phante con una cara distorsionada.

Phante sacudió su cabeza hacia Vyram.

"¿Qué pasa?"

"Hagamos equipo".

"¿Qué?"

Phante frunció el ceño a Vyram tan pronto como escuchó sus palabras.

Pero Vyram siguió hablando sin importarle. Estaba desesperado por la victoria, no por el orgullo.

"No podemos derrotarlo solo. Así que te pido que trabajemos juntos por ahora. Podemos cuidarnos..."

"No".

"¡Que...!"

Cuando Vyram estaba a punto de gritarle, Phante le resopló mientras se ponía de pie. Se limpió la sangre de la boca con el dorso de la mano.

Sus ojos brillaban más ferozmente que antes.

"Como dije, no soy una bestia tonta como tú.  El camino que recorro es el Dao Hegemónico (覇道).  ¿Crees que recurriré a los trucos?" 

*Spark* 

Chispas de trueno comenzaron a aparecer a lo largo del brazo de Phante. Sacó maná de su cuerpo completamente destrozado. 

La sonrisa que tenía en su cara parecía casi despiadada. 

"¡En el Dao Hegemónico puede haber derrota pero no habrá retirada!  Ese es el Dao del Rey (王道) que aprendí de mi padre y los cimientos construidos sobre mí que me llevarán a la gloria!" 

*Kwang* 

*Swish* 

Entonces Phante se dirigió hacia Yeon-woo. 

"¡Ese maldito hijo de puta!" 

Vyram se enfureció con Phante. 

Era una pura tontería escuchar sobre el 'Dao Hegemónico' o el 'Dao del Rey' de alguien que ni siquiera era capaz de cuidarse a sí mismo. 

Por eso Vyram odiaba a las personas que crecían mimadas y complacidas. 

Había visto a esa gente estúpida con una actitud más moralista que la suya arruinar tantos negocios varias veces. 

Pero eso no significaba que pudiera quedarse ahí. 

Phante se volvió loco de remate por la ira. Edora estaba quieta en su lugar y no parecía querer unirse a la lucha. Ni siquiera podía saber lo que ella estaba pensando en ese momento. 

Tenía que hacer algo para poder tomar su parte en este juego de locura. 

Vyram comenzó a moverse mientras se aplicaba sus buffs. 

Si no es posible desde el frente, apunta al costado.  Aunque no le gustaba, decidió tomar el papel de apoyo para Phante, hasta que se deshicieran de Yeon-woo. 

*Splash* 

*Clang*  

*Kwang* 

Yeon-woo fue presionado por primera vez. 

*Whizz* 

Phante y Vyram le lanzaron una serie de feroces ataques combinados. 

Phante derramaba constantemente todas sus habilidades y Vyram seguía apuntando a su punto ciego, confundiendo los sentidos de Yeon-woo. 

Los rápidos ataques de Yeon-woo se transformaron lentamente en una agitada lucha defensiva. 

*Boom* 

La tormenta de viento que rodeaba a Yeon-woo fue finalmente disipada por sus ataques. La energía demoníaca también se dispersó. 

Las espadas y los puños llegaban incesantemente a Yeon-woo.  Vyram trató de dividirlo en dos partes, y Phante trató de reducirlo a pedazos con sus manos. 

*Clang* 

Yeon-woo estaba retrocediendo sin cesar. 

De vez en cuando, Yeon-woo intentaba contraatacar.  Una vez, justo después de detener el ataque de Vyram, Yeon-woo intentó volar la cabeza de Phante haciendo estallar la energía demoníaca. 

Sin embargo, todos los ataques que intentó terminaron en fracaso. 

Incluso para Yeon-woo, era imposible luchar contra Vyram y Phante al mismo tiempo. 

Con una mano, Yeon-woo blandió Vigrid para golpear las tres espadas que venían de ángulos diferentes, y con la otra mano lanzó dagas para impedir que Phante se acercara a él. 

Sin embargo, la mano que sostenía a Vigird estaba empezando a ralentizarse. 

En ese momento, Vyram lanzó una habilidad de buff que había estado ocultando para este momento. 

*Jeeeng* 

'Buff de Poder'.

Las espadas de Vyram emitían un brillo azul a lo largo de su filo.

Con un golpe de su espada, Vigrid se rompió en dos pedazos.

Además, como Yeon-woo había usado todas sus dagas, el puño de Phante lleno de energía concentrada del trueno explotó en el costado de Yeon-woo.

Era el Puño del Trueno.

*Crack*

Las costillas de Yeon-woo estaban destrozadas. Sus pulmones se desgarraron. Su cintura se dobló por el impacto.

Sin perder la oportunidad, Vyram golpeó con su otra mano y le partió la cabeza a Yeon-woo.

Y precedido por un terrible dolor, Yeon-woo se desvaneció.

Y eso fue lo que Yeon-woo vio en su cabeza.

Fue el escenario de lo que 'podría haberle' pasado.

Si las cosas continuaban como estaban, ese debería haber sido el destino de Yeon-woo.

Sin embargo, gracias a su habilidad, terminó sólo como una posibilidad.

La habilidad que había tenido desde el principio, pero también la habilidad que nunca había usado hasta ahora.

La habilidad innata de Yeon-woo.

[Previsión] (Especial)

[Competencia: 0,5%]

[Descripción: Puede ver una cierta cantidad de tiempo en el futuro. La cantidad de tiempo se incrementa en proporción a su Poder Mágico y a su habilidad.]

[Como penalización por mirar hacia el futuro, el usuario sufrirá mareos severos debido a la diferencia de tiempo una vez que la habilidad haya terminado.]

La habilidad que proporcionaba imágenes del futuro durante una cierta cantidad de tiempo, ahora duraba cinco segundos.

Era capaz de prever el futuro por lo que se podía considerarse un período de tiempo corto, pero a la vez largo.

Una sola activación consumió dos tercios de su maná total.

Considerando que tenía una gran cantidad de maná del Ginseng de Nieve y del Neidan, realmente consumía toneladas de maná para una habilidad que solo duraba cinco segundos.

Esta fue la razón por la que Yeon-woo ni siquiera había concebido la idea de usar esta habilidad.

Pero ahora, la habilidad era completamente útil.

Gracias a esta habilidad, Yeon-woo fue capaz de encontrar una 'posibilidad' de ganar.

*Tic* *Tac*

Una vez más, después de mucho tiempo, el reloj de bolsillo empezó a funcionar.