Reciente

jueves, 2 de enero de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 54

Capítulo 54. Fin (4)


Aunque Kahn le había dicho a Yeon-woo todo lo que sabía sobre Vigrid, permaneció completamente en silencio respecto a dónde obtuvo la información.

Pero a Yeon-woo no le importaba mucho.

A diferencia de Kahn, que no quería un poder que al final lo debilitara, Yeon-woo no tenía miedo de correr ese riesgo.

Y entonces,

"¿Ese?"

"Si tan sólo pudiera atraparlo".

"¡Primer rango! No, no quiero ni siquiera tomar el primer rango. Mira cuánto Karma tiene. ¡Aunque lo dividamos...!"

"Su arma también se ve bien. ¿De dónde pudo haber sacado eso?"

Todos los jugadores comenzaron a mirar a Yeon-woo con ojos codiciosos.

Un Karma abrumadoramente alto y un artefacto presumiblemente de alto rango. Como si esas dos cosas no fueran lo suficientemente tentadoras, Yeon-woo era un jugador solitario que no tenía ningún equipo o clan detrás de él. Incluso si lo mataban, no les causaría ningún problema en el futuro.

A juzgar por la cantidad de Tokens que había recogido, lo más probable es que también fuera un jugador muy hábil.

Sin embargo, no les preocupaba demasiado. A menos que también fuera un fenómeno de la naturaleza como Phante, no podría manejar tantos jugadores a la vez.

Si fuera un jugador así, su nombre seguramente se habría difundido en el tutorial. Pero ninguno de ellos había escuchado de ningún jugador fuerte que se ajustara a su apariencia, lo que les llevó a la conclusión de que realmente era un don nadie.

Uno a uno, los jugadores de la Sección G comenzaron a mostrar su hostilidad hacia Yeon-woo.

Incluso los que estaban en la zona segura entraron en la zona de batalla y rodearon a Yeon-woo para atacarlo en cuanto saliera de la zona segura.

Estaban listos para romper el torbellino y lanzar sus ataques contra él.

Pero no sabían que la espada de Yeon-woo estaba reaccionando lentamente a su hostilidad.


[Bendición de la Espada]


La primera opción inscrita en Vigrid reaccionó a la hostilidad.

El torbellino que rodeaba a Yeon-woo se intensificó cuando la energía demoníaca comenzó a fluir en el mismo.

* Kyaaa

Chillidos espeluznantes resonaban por toda la zona.

Los jugadores que trataron de rodear a Yeon-woo se asustaron por los gritos repentinos. Un horrible escalofrío corrió por sus espinas dorsales, y un sentimiento ominoso se deslizó lentamente en sus mentes.

Mientras tanto, la espada comenzó a emitir una energía demoníaca mucho más fuerte.

La energía demoníaca creció proporcionalmente al número de enemigos a los que se enfrentaba Yeon-woo.

Y eso era lo que estaba buscando.

Yeon-woo intencionalmente mostró sus Tokens y sacó a Vigrid delante de todo el mundo. Todo eso formaba parte de su plan para sacar a relucir su hostilidad y amplificar la capacidad de Vigrid en toda su extensión.

Apuesto a que nunca pensaron que su arrogancia traería un desastre.

Cuando la energía demoníaca finalmente alcanzó su pico, Yeon-woo consumió todas las almas que había recogido en las secciones anteriores y las usó para fortalecer la energía demoníaca, así como para expandir aún más su torbellino.

*Whoosh*

"Hup!"

"¡¿Qué demonios...?!"

Lo que había sido sólo un pequeño torbellino se había convertido en una enorme tormenta de viento que cubría toda la extensión de la Sección G.

La energía demoníaca dentro de la tormenta se extendió, formando aspas de viento que empezaron a afectar a los jugadores que estaban dentro.

Las caras de varios jugadores se volvieron azules mientras se tambaleaban; algunos incluso se desplomaron en el suelo y vomitaron sangre.

Sólo entonces se dieron cuenta de que algo estaba definitivamente mal.

*Kwaang*

Pero antes de que pudieran hacer algo al respecto, Yeon-woo saltó hacia adelante, el suelo de donde salió se hundió por el impacto.

Su plan ahora era correr directamente al centro de la zona de batalla.

*Swish*

La tormenta de viento se movió junto con Yeon-woo, arrastrando a cualquier jugador que se encontrara en su camino.

*Kwakwa*

"¡Va hacia el centro!"

"¡Deténgalo!"

Con sus piernas temblorosas apenas soportando sus cuerpos, los jugadores continuaron saltando frente a Yeon-woo.

No importaba el miedo que tuvieran al poder de Yeon-woo, no bastaba para apagar el fuego de la codicia. Al contrario, estaba añadiendo más combustible a ese fuego.

Si tan sólo pudieran quitar esa arma, ese poder sería suyo.

"¡Muere!"

Un jugador vino y se puso delante de Yeon-woo, blandiendo su espada con agresividad.

Pero Yeon-woo balanceó a Vigrid sin pestañear.

*Kwang*

La parte superior del cuerpo del jugador explotó en pedazos junto con su destrozada espada.

Solo quedó la marca de un corte en el lugar donde Vigrid lo atravesó. Ya no había signos de vida en los ojos del jugador.

Murió con un solo corte.

Pero el efecto del ataque no terminó ahí.

Olas de aire verdoso salieron repentinamente del cadáver y se extendieron en un radio de 15 metros. Los jugadores expuestos al aire se congelaron en su lugar y cayeron al suelo con las manos apretando sus cuellos.

"¿Qué, qué carajo?"

"¿Qué clase... de maldición... ¡Kuak!"

Todos sus rostros se volvieron pálidos mientras jadeaban por aire. Parecía que estaban al borde de la muerte.


[Bendición Contagiosa]


Y fue entonces cuando la segunda opción de Vigrid entró en acción.

Mientras que Kahn y Doyle habían enfocado su atención sólo en los efectos de la Bendición de la Espada, esta opción era la que más había llamado la atención de Yeon-woo.

La opción que esparcía la maldición atada dentro de la espada, Vigrid.

Era una maldición alimentada por el espíritu vengativo de varios héroes. No había duda de que la maldición sería poderosa.

¿Y si añadía la energía demoníaca amplificada a la combinación?

Por supuesto, sería terriblemente efectiva.

La opción sólo se desencadenó después de dar el golpe final; casi no había jugadores que pudieran bloquear el ataque de Yeon-woo después de ser debilitado por la maldición.

*Kwang* *Kwang*

Con cada movimiento, los jugadores volaban como hojas que caen con el viento de otoño.

"¡Kuaak!"

"¡Uck!"

Todo el entorno se convirtió en un completo caos en un momento dado.

Donde se escuchaban gritos y chillidos sin cesar, cuerpos de jugadores desmayados yacían por todas partes en el escenario.

Y Yeon-woo corrió a través de la pila de cuerpos como una bestia salvaje.

Su objetivo era Edora.

Era hora de consolidar su lugar en el ranking del tutorial.


* * *


En medio de la enorme tormenta de viento que barría el escenario como una ola de marea, estaba Vyram con las cejas arrugadas.

'¿Qué diablos está pasando?'

El quinto puesto del ranking del tutorial.

La primera vez que Vyram vio su rango después de entrar en la Sección G, sintió que la ira se elevaba en su interior.

'¿Quinto lugar? ¿Un jugador como yo?'

Era un hombre que siempre había caminado por el camino del triunfo. Todo lo que se le ponía por delante, se deshacía de ello, sin importar si se trataba de un enemigo o de un obstáculo.

Las cosas siempre habían sido así de simples.

Un espadachín de origen Marcusiano. Esa era su identidad y, al mismo tiempo, la única razón por la que llamaba la atención de los demás jugadores, junto con los hermanos de la Tribu de un Solo Cuerno y el dúo de tontos.

Para él, ocupar el quinto lugar era igual de embarazoso que ser considerado como un perdedor. Era un resultado inaceptable.

'Esto no puede estar pasando... Tengo que ser el primero sin importar lo que cueste. De lo contrario...'

Marcus, donde nació y se crió Vyram, era un planeta con un entorno estéril del que los humanos normales no pueden vivir.

Todo el planeta está cubierto de desiertos secos y ríos de magma que fluyen a lo largo de la superficie.

Por lo tanto, para sobrevivir en el planeta Marcus, la gente tenía que crecer fuerte. El poder era el único medio de supervivencia.

Y con su fuerza, los guerreros marcusianos comenzaron a trabajar como un grupo de mercenarios. Al final, se convirtieron en el grupo de mercenarios número uno entre muchos mundos y dimensiones.

Los guerreros marcusianos se ganaron la confianza de varios clientes, ya que siempre llevaron a cabo cualquier encargo de manera fuerte y honesta.

Con el dinero que ganaban como mercenarios, compraban comida y agua, para enviarlos a sus familias en su planeta natal.

Vyram también era una de esas personas.

Se había convertido en mercenario para poder ganarse la vida para su familia, y empuñaba su espada para sobrevivir en el campo de batalla.

Durante mucho tiempo, había deambulado por varios campos de batalla y completado varias misiones. Antes de que se diera cuenta, se convirtió en el mayor mercenario de todos los marcusianos.

Y cuando recibió la invitación a La Torre. Fue entonces cuando Vyram pudo tomarse el tiempo de mirar hacia atrás en su pasado y ver lo fuerte que se había vuelto.

Entonces, al mismo tiempo, se dio cuenta de que era una oportunidad.

La Torre era un lugar donde se reunían todos los guerreros. Si podía convertirse en rey en un lugar así, si podía demostrar su valor más grande que cualquier otra persona y pararse en la cúspide.

¡No, si pudiera llegar a la cima de la Torre y convertirse en un dios!

Podría ayudar a su familia, a su amigo y, además, a los suyos. Podría ser capaz de devolver a Marcus a sus gloriosos tiempos de paz y abundancia. A la época antes de que todo fuera arruinado por el despreciable rey.

Afortunadamente, a Vyram se le dio otro talento además de su talento como espadachín.

El Candidato a Lord.

Se le dio el poder de comandar a otros jugadores, dar órdenes y establecer su propio grupo.

Significaba que tenía las cualidades para convertirse en un rey.

Así que participó con orgullo en el tutorial.

Sin embargo, se enfrentó a un enorme muro no mucho tiempo después. Un muro llamado los hermanos de la Tribu de un Solo Cuerno.

Era la primera vez que Vyram se encontraba con tal barrera.

Había superado numerosas dificultades mientras vivía como mercenario, pero esta barrera estaba en otro nivel.

Phante y Edora, esos dos estaban demasiado lejos de su alcance.

Había escuchado sus nombres junto con aquellos como Kahn de la Espada de Sangre, pero no le habían importado mucho.

Sin embargo, ese había sido su error.

Cualquiera que fuera la respuesta, Vyram había sufrido su primer gran contratiempo ante la abrumadora brecha entre él y ellos.

Sin embargo, no se rindió hasta el final. Si no podía competir en términos de habilidades con ellos, podía recurrir a otras cosas con las que competir.

Así que Vyram utilizó su habilidad como Candidato a Lord y persuadió a otros jugadores de la Sección G para formar una alianza temporal.

Incluso si no podía ganar con calidad, todavía tenía una oportunidad con cantidad.

Y después de derribar a los hermanos, incluso tenía un gran plan para formar su propia legión fortaleciendo la habilidad que había puesto en los jugadores.

'Contrato Forzado'.

Un contrato absoluto formado entre un Lord y sus secuaces.

Vyram ya había puesto a los jugadores de la alianza bajo el efecto de su habilidad.

Una vez que derribaran a sus primeros objetivos, Phante y Edora, la fuerza vinculante de la habilidad se vería reforzada y podría obligarles a ser leales a él.

¡El Lord que entró en La Torre con los 50 mejores jugadores del tutorial bajo su mando!

Ese habría sido un gran título para él.

Al menos así es como esperaba que fueran las cosas...

"¿Pero qué demonios es esto?"

Phante era mucho más fuerte de lo que esperaba.

¿50 personas bajo su mando?

Frente a una fuerza tan abrumadora, la cantidad de jugadores no importaba.

No importaba cuántos buffs les echara, ninguno de ellos podría derrotar a Phante.

˂˂ Nota: Buff - Efecto positivo que mejora alguna de las características de un personaje, generalmente de manera temporal, como aumentar la velocidad, la salud, la fuerza de ataque, entre otros. ˃˃

Y ahora, había otro problema. Un hombre con una espeluznante máscara blanca y de identidad desconocida.

Alcanzó el primer puesto en un momento, y sacó este artefacto de otro mundo, embrujando a los otros jugadores.

Vyram sintió que los vínculos que lo unían a él y a los otros 50 jugadores comenzaban a desvanecerse después de su aparición porque dejaron de atacar a su objetivo original, Phante, y dirigieron sus ojos hacia el tipo de la máscara blanca.

Sin embargo, eso fue solo el comienzo de un nuevo desastre.

*Kwakwa*

"¡Kuaak!"

"¡Ayuda... Kuhack!"

Pero la respuesta estaba clara.

'¡Esos son recursos valiosos para mi plan de crear mi propia legión! ¡Tengo que hacer que se detengan!'

Su plan de ocupar el primer puesto ya se había desvanecido como el humo.

La única opción que le quedaba consistía en llevar a esos jugadores a La Torre y formar su propia legión. Pero a este ritmo, todos los vínculos que había hecho iban a ser destruidos.

Tenía que salvar a esos jugadores. Tenía que hacer que se detuvieran.

Con esos pensamientos en su cabeza, Vyram llevó sus manos hacia sus espadas.

En ese momento,

"¡Jajajaja!"

De repente, Phante estalló en una carcajada. Su risa fue tan fuerte que incluso resonó dentro de la tormenta de viento.

Entonces movió su cabeza hacia Yeon-woo. Sus ojos ardían con intensidad.

*Kwang* *Kwang*

Phante soltó una risa salvaje mientras chocaba los dos puños.

"¡Sí, esto es! ¡Esto es lo que he estado esperando! No es un juego de niños, sino una pelea de verdad".

Su rostro estaba lleno de alegría. Era tan intenso que casi se sentía como una locura.

Mientras veía a Yeon-woo correr hacia él, se giró repentinamente hacia su espalda.

Allí, vio a Edora sonriendo tranquilamente.

"¿Puedo ir?"

"¿Desde cuándo necesitas pedirme permiso?"

"Lo sé, pero... ya sabes lo que quiero decir."

Una mirada que parecía tener mucho que decir.

Edora soltó una pequeña risa y continuó hablando.

"Vale, no se lo diré a nuestro padre".

Sólo entonces Phante podría reírse con tranquilidad.

"Jajajaja. Bien entonces."

"Pero antes de que te vayas, deja eso conmigo, ¿Quieres?"

"Oh, claro. Casi lo olvido."

Phante se rascó la nuca y entregó a Edora todos los cristales dorados que tenía.

En ese momento.

La ventana de mensajes que había estado flotando en el aire volvió a cambiar.


[El ranking del tutorial ha sido actualizado.]

[Ranking del Tutorial]

1. Edora (120.230 puntos)

2. Desconocido (109.984 Puntos)

···


"¿Qué carajos?"

Vyram escupió uno insulto mientras veía cómo cambiaba la clasificación. Otros jugadores también se quedaron atónitos por su acción.

Renunciando a sus más de 60.000 puntos de Karma para que su hermana ocupara el primer puesto. Fue una estrategia aparentemente ignorante, pero de éxito garantizado.

Pero para los demás jugadores, era una estrategia impensable.

El karma era algo que los jugadores habían conseguido con mucho esfuerzo después de superar situaciones de vida o muerte a lo largo del tutorial. Incluso para un hermano o una hermana, no es algo a lo que puedan renunciar tan fácilmente.

Phante, sin embargo, resopló a los jugadores que lo miraban con asombro.

"No pienses que somos iguales. Somos diferentes a ustedes, bestias tontas".