Reciente

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 241

Capítulo 241. Solo Leveling


La sombra circular que se extendía desde debajo de los pies de Jinwoo rápidamente creció lo suficientemente grande como para tragarse al Emperador Dragón. La expresión de la criatura se endureció.

'¿Desde el principio, si hubiera estado apuntando a esto...?'

Desde el momento en que apareció solo en el campo de batalla, dirigiendo al Ejército de Sombra a la parte occidental mientras limpiaba el frente oriental, y finalmente, incluso atrayendo al Emperador Dragón hasta aquí, ¿Todo eso fue planeado por este momento?

Aunque este humano era su enemigo, el Rey de todos los Dragones no podía dejar de admirar la meticulosidad del Soberano de las Sombras.

Desde el principio actuó con inteligencia y confiando en una inesperada carta oculta, consiguió lo que buscaba.

'… Y pensar que en realidad usaría 'Miedo del Dragón' aquí'.

El Emperador Dragón formó una expresión de alguien que sufría un giro inesperado. El agarre de Jinwoo sobre el brazo de la criatura se apretó después de presenciar esa expresión inconfundible.

'Lo hice'.

No ha habido errores hasta ahora. Un par de pasos más y luego...

Pronto, la sombra se tragó tanto a Jinwoo como al Emperador Dragón.

La oscuridad que los cegaba rápidamente los rescató y resurgieron en el destino seleccionado con anterioridad.

Habiendo tenido éxito en su intento de invitar al Emperador Dragón al verdadero campo de batalla de su elección, Jinwoo rápidamente se distanció de su oponente.

Y ahora, encontrándose en un lugar muy lejos de sus subordinados, la criatura comenzó a explorar el paisaje circundante con ojos desconcertados.

"¿Y esto es...?"

"Un lugar en el lado opuesto del mundo de donde está tu ejército..."

La verdad es que era un poco incorrecto llamarlo exactamente el lado opuesto, sin embargo, estaban muy lejos ahora.

Estaban en Japón, una tierra donde una enorme cantidad de maná se había impregnado densamente después de la muerte del Rey de los Gigantes.

La tierra y la atmósfera fortificadas por el Maná, deberían ser capaz de soportar gran parte de las fuerzas de impacto resultantes de su batalla contra el Soberano de la Destrucción .

Este lugar, que anteriormente era un inmenso mar de bosques, se asemejaba ahora a un páramo estéril que se extendía sin fin más allá del horizonte, todo gracias a los esfuerzos concertados de sus Soldados Sombra que talaban los árboles que se encontraban en la zona.

Lo que llamaba particularmente la atención era una enorme fortaleza de color blanco con una bandera negra ondeando en la parte superior, construida en la cima de una colina. El Emperador Dragón la señaló.

"¿Es ese tu castillo?"

"… Algo por el estilo."

"Para ser un castillo del Soberano de las Sombras, su tamaño es bastante malo, ¿No?"

Jinwoo no tomó en cuenta el comentario del Dragón, y sintió pesar por Ber que se había esforzado tanto para construir esa fortaleza.

Jinwoo mencionó una genuina advertencia al Emperador Dragón, que en este momento parecía bastante relajado a pesar de la situación. No sabía si se debía a su elevada confianza, o simplemente estaba tratando de engañarle.

"Bueno, creo que ese edificio es del tamaño perfecto para conmemorar tu muerte hoy."

Sólo entonces la mirada del Emperador Dragón fijó su mirada en Jinwoo. No trató de evitar encontrarse con esa mirada.

"… ."

El Rey de los Dragones Enloquecidos dejó de mirar al humano y cerró los ojos por un momento mientras intentaba comunicarse con sus subordinados.

Seguramente, ni una pizca de su señal podría ser recibida. Alguna criatura que tomaba prestado el poder del Soberano de las Sombras estaba usando un hechizo para interferir con todas las formas de comunicación.

El Emperador Dragón tomó conciencia de que su enemigo humano lo había preparado todo desde el principio para aislarlo perfectamente.

Lentamente volvió a abrir los ojos y encontró a todo el Ejército de Sombra que lo rodeaba por todos lados.

Una batalla que debería haber sido de diez millones contra uno se transformó repentinamente en doscientos mil contra uno, siendo ese 'uno' alguien completamente diferente.

El Emperador Dragón había sido rodeado.

"Así que, esto es todo... Una batalla en la que sobrevivo o caigo, hasta que mis soldados determinen mi posición actual."

Sin embargo, su expresión no parecía tan sombría como cabría esperar en la situación actual.

Al Emperador Dragón no le importaban los tipos de batallas en las que utilizaba a un número abrumador de soldados para masacrar completamente a sus enemigos, así que también lo opuesto a esa situación resultaba bastante agradable, abrumar a los enemigos por sí solo.

En resumen, era una existencia nacida únicamente para la guerra.

Era la encarnación de la destrucción, alguien a quien no le importaría su propia muerte si todo fuera por el bien de la sangre, los gritos, la locura y la destrucción que se arremolinaban en una vertiginosa tormenta de guerra.

Por eso el Emperador Dragón podía sonreír alegremente.

"Permíteme mostrarte el verdadero."

Al final de esas palabras, esa sonrisa desapareció de la cara de la criatura.

Jinwoo también sintió algo en ese momento. Sus sentidos, que habían sobrepasado con creces los límites de un ser humano normal, hacían sonar sus campanas de alarma.

*Escalofrío*

Junto con un escalofrío que le bajaba por la columna vertebral, se le puso la piel de gallina.

Fue entonces. Como una escena de una película poco realista, un rugido lo suficientemente aterrador como para detener el corazón al escucharlo, estalló de la boca del Emperador Dragón.

* ¡¡¡Khayaaaaaaaaaaah-!!!

Este era el Miedo del Emperador Dragón, el gobernante de todos los Dragones. Un nivel de terror nunca antes experimentado, se estrelló contra el Ejército de Sombras como una ola de choque masiva.

* ¡¡¡AAAAAH-!!!

Una cadena de ondas aparentemente interminable comenzó a sacudir la atmósfera. Incluso el suelo temblaba violentamente.

Mientras el temblor semejante a un terremoto sacudía el mundo, Jinwoo detectó una cantidad extrema de terror, dolor y confusión de sus soldados, así que los regresó urgentemente dentro de su sombra.

* ¡¡¡¡AAAAAH-!!!!

Durante ese proceso, un fuerte mareo lo asaltó y se tambaleó inestable por un momento.

El Emperador Dragón finalmente terminó su rugido. La comisura de sus labios se acurrucaron después de ver lo pálida que estaba la cara de Jinwoo.

"Ese era el verdadero"

El verdadero Miedo del Dragón.

Jinwoo sacudió bruscamente la cabeza para deshacerse del horrible impacto del ataque. Mientras tanto, el Emperador Dragón se dirigió a él con calma.

"Cuando me agarraste del brazo, podría haberte sacudido fácilmente."

Sin embargo, había una razón por la que no lo hizo. Continuó...

"Es sólo porque me impresionaste con tus esfuerzos por atraparme."

Jinwoo miró fijamente al Emperador Dragón alabándole con una mirada suspicaz. Sin embargo, no había un solo indicio de burla dentro de esa luz que brillaba en sus ojos.

"Eso me hizo querer hablarte en un lugar tranquilo como dos Soberanos en igualdad de condiciones."

La respiración de Jinwoo, interrumpida por el Miedo al Dragón hace un momento, finalmente regresó a la normalidad. Rápidamente enderezó su postura, permaneciendo vigilando atentamente.

El Emperador Dragón continuó dirigiéndose a Jinwoo.

"Si has heredado los recuerdos del anterior Soberano de las Sombras, entonces ya deberías saber esto.. Nuestro verdadero enemigo no es esta tierra, sino mucho más allá del cielo."

Se refería a los ejércitos de los Gobernantes. El primer y último mandamiento que se les dio fue aniquilar a todos los Soberanos nacidos de la oscuridad.

Obviamente, el Soberano de las Sombras no sería una excepción.

"Originalmente pensé en deshacerme de ti primero y luego prepararme para luchar contra ellos. Sin embargo, cambié de opinión después de ver cómo conduces tus batallas. Posees un conjunto de habilidades diferentes a las de Osborne. Y por tus habilidades, predije nuestra gloriosa victoria."

El Emperador Dragón extendió su mano hacia Jinwoo.

"Si tomas esta mano, entonces haré lo que quieras."

Su mirada bajó lentamente hacia la mano extendida.

"Si quieres salvar a tu familia, así será. Si quieres salvar a tu nación, entonces se hará. Si quieres que me vaya de esta tierra, bien. Mis soldados y yo nos retiraremos tranquilamente de este mundo."

La mirada de Jinwoo que permaneció brevemente en la mano, se levantó gradualmente hasta que se detuvo en la cara del Emperador Dragón. La criatura llevaba una expresión llena de compasión.

"Te convertirás en el maestro de este mundo. Conviértete en un maestro de todo el planeta, no sólo de ese pequeño castillo en la colina. Tienes ampliamente la calificación para hacerlo. Todo lo que tienes que hacer..."

Una suave sonrisa se formó en los labios del Emperador Dragón.

"... Es tomar mi mano."

Una vez que cooperemos y derrotemos a las fuerzas de los gobernantes, no sólo tú y tu familia, incluso tu país.... No, incluso más que eso, todos los que viven en esta tierra obtendrán paz y libertad.

Esa era la promesa que el Emperador Dragón estaba haciendo aquí.

"Entonces, ¿Qué te parece? ¿Soberano de las Sombras?"

¿Le sedujo la oferta? Una delgada sonrisa se extendió lentamente en la cara del Soberano de las Sombras mientras escuchaba en silencio las tentadoras palabras.

El Rey de los Dragones también formó su propia sonrisa.

"¿Te unirás a mí?"

Lástima, la respuesta de Jinwoo fue bastante brusca.

"No me hagas reír."

La expresión del Emperador Dragón se endureció después de escuchar esa respuesta maliciosa.

"¿Quieres que confíe en un bastardo con los ojos de alguien que apenas puede ocultar su deseo de matarme?"

"¡¡Jajajajaaja... Jajajajaja!!"

El Rey de todos los Dragones se agarró de la frente y se rió durante mucho tiempo. Su risa debe haber contenido Maná, porque cada onda de sonido emitida por la criatura causó una poderosa sacudida dentro del corazón de Jinwoo.

Cuando finalmente se quitó la mano de la frente, sus dos ojos abiertos de par en par se habían transformado en los de un reptil.

"Parece que no puedo ocultar estos ojos míos."

El intento de disimulo había terminado en fracaso. Si estafar a la otra parte no funcionaba, entonces la única manera sería destruirlo con todo lo que poseía.

El Emperador Dragón finalmente reveló su verdadera personalidad. Un aura hostil que ya no se podía ocultar inundaba su cuerpo.

"¡¡Usa todo lo que tengas y atácame, oh, Hijo de la Sombra!!"

Los ojos de Jinwoo se abrieron de par en par debido a la conmoción.

En un instante, un calor asfixiante se apoderó de él. Rápidamente se retiró a una distancia lejana, con la mirada fija en el increíble acontecimiento que se desarrollaba a su derecha.

Una montaña infernal se materializó repentinamente frente a sus ojos. Parecía como si un mar de lava hirviendo se hubiera transformado en un Dragón.

Jinwoo observó la aparición de un Dragón hecho de llamas que ardían sin cesar e inmediatamente recordó la mazmorra instantánea del Castillo Demoníaco, que también ardía en llamas perpetuas.

Una batalla entre un 'castillo' vivo y un hombre.

No sería demasiado sorprendente que alguien se asustara por esta presión incomparable, pero Jinwoo agarró con calma a la pareja de dagas de la Ira de Kamish.

* ¡¡¡BOOM-!!!

Cuando el Emperador Dragón dio un paso, el mundo se sacudió salvajemente.

'¡Ya viene!'

El inmenso Dragón estaba tratando de pisotearlo hasta matarlo, así que Jinwoo rápidamente evadió eso y corrió para crear distancia antes de invocar al Dragón Heráldico 'Kaisel' .

* ¡Kiiaaahk!

Ya estaba preparado para despegar, así que tan pronto como salió de la sombra, voló por los aires. Jinwoo rápidamente se subió a su espalda.

Kaisel se elevó tan rápido como pudo; Jinwoo hizo que su recorrido cambiara de dirección y descendiera hacia la ubicación del Emperador Dragón. Como si estuviera esperando precisamente eso, el Dragón hecho de fuego disparó un Soplo de Destrucción.

"¡Baja!"

Casi al mismo tiempo que el cegador destello de luz brotaba de la mandíbula del Emperador Dragón, Kaisel descendía a un ritmo de nudos. El fuego capaz de borrarlo todo; el rayo de luz blanca que induce escalofríos pasaba justo por encima de la cabeza de Jinwoo.

* ¡¡¡Kuwaaaaaaah-!!!

Kaisel siguió las instrucciones de su maestro de descender más cerca del Emperador Dragón mientras que apenas lograba esquivar el Aliento que se dirigía continuamente hacia él.

* Fuuuuuu

Una vez que el ataque de la Respiración se detuvo, Kaisel ya estaba cerca de la cabeza del gigantesco Dragón. 

'¡Lo hiciste bien, Kaisel!'

El maná reunido fluyó hacia la daga de la Ira de Kamish sostenida en su mano derecha. El aura negra bailaba y revoloteaba como para indicar que estaba lista para el golpe final.

Con todo lo que tenía en su poder, Jinwoo blandió su daga hacia el Emperador Dragón.

* ¡¡SWIIIISH-!!

El aura negra que parecía lo suficientemente capaz como para atravesar cualquier cosa, se dividió como las garras de un depredador y dio un poderoso golpe en la cabeza del Dragón.

* ¡¡¡Kwa-gah-gah-gah-gah-gah-gah-gah-gahk!!!

Sin embargo...

'… ¡¿Cómo puede estar sucediendo esto?!'

Las cejas de Jinwoo se elevaron.

No había ni un rasguño en las escamas ardientes de la criatura; en cambio, el indemne Emperador Dragón comenzó a levantar la cabeza hacia él.

La expresión de Jinwoo se arrugó.

'¿Es el Aliento de nuevo?'

Se preparó para descender rápidamente de nuevo en caso de que otra ronda de Aliento de Destrucción llegara, pero en su lugar fue recibido por un rugido que le partió el tímpano.

* ¡¡¡Kuwaaaaaaaaah-!!!

¡Miedo del Dragón!

Jinwoo había desarrollado una cierta cantidad de inmunidad después de experimentarlo la última vez, pero era otra historia diferente para Kaisel. No pudo resistir el rugido del Emperador Dragón y se congeló en el aire.

Ni siquiera tuvo tiempo para devolver a Kaisel dentro su sombra, cuando apareció el despiadado rayo de luz que señalaba la verdadera destrucción.

*Retumbar*

Aunque estaban en caída libre, Kaisel retorció su cuerpo para empujar a Jinwoo a un lugar más seguro, y recibió de frente el Aliento de la Destrucción con su cuerpo.

"¡¡¡NOOOO!!!"

Jinwoo gritó mientras veía a Kaisel desintegrarse en un instante, sin siquiera dejar cenizas en el proceso. Ignorando por completo sus deseos, el Dragón Heráldico fue borrado de la existencia sin dejar rastro.

Jinwoo se mordió el labio inferior y se impulsó con Maná para volar hacia el área del pecho del Emperador Dragón en un instante. Y para asegurarse de que no se caería, se aferró a las escamas de esta criatura gigantesca sin sentido.

* ¡Chiieeiik!

Su palma fue quemada instantáneamente por la alta temperatura.

"¡¡¡Euh-euhk!!!"

Jinwoo apretó los dientes y levantó la daga de la Ira de Kamish con la otra mano en alto por encima de su cabeza. La daga que sujetaba con agarre invertido estaba envuelta en la danzante aura negra.

* ¡¡Crack!!

La cuchilla apuñalada con todo su poder logró romper más allá de la capa de escamas. Pero eso fue todo lo que pudo hacer.

* ¡Crack! ¡Crack! ¡¡Crack!!

No importaba cuántas veces golpeara, todo lo que podía hacer era dejar pequeños e intrascendentes rasguños en la carne del Dragón, justo debajo de sus escamas.

Fue entonces cuando... Sintiendo un escalofrío ominoso que se arrastraba detrás de su cuello, Jinwoo se apresuró a mirar detrás de él.

'… . . !!'

El brazo gigante del Emperador Dragón se balanceaba acercándose a su ubicación. Para esquivar eso, saltó sin dudarlo.

No sufrió ningún daño por impacto al aterrizar en el suelo debido al Maná, pero luego, sin darle un respiro, otra ronda del Aliento de la Destrucción brotó desde arriba.

* ¡¡¡¡Kuwaaaaaaahhhhhh!!!!

De alguna manera, logrando evadir ese despiadado ataque una vez más, Jinwoo jadeó sin aliento.

"Hah-ah, hah-ah, hah-ah...."

Llovían tantos ataques, pero el Emperador Dragón seguía de pie, imperioso como el legendario Monte Tai. Poseía un nivel de defensa y poder de ataque que ni siquiera los Gigantes podían igualar.

Se dio cuenta de que no podía subyugar a este Dragón confiando en las mismas tácticas.

'Necesito un poder más fuerte...'

De hecho, necesitaba un poder aún más fuerte. El poder que podría derribar a un gigante cubierto de gruesas armaduras con nada más que las manos desnudas.


Jinwoo en este momento era como un insecto que no podía ser notado, necesitaba convertirse en una montaña si una montaña estaba bloqueando su camino.

Fue entonces cuando...

'Espera un momento... Una armadura, ¿No?'

Una cierta posibilidad apareció como un rayo en la cabeza de Jinwoo.

Si podía manipular el poder de la oscuridad para crear armaduras de tamaño normal, ¿No podría también crear algo mucho más grande y grueso que eso?

Cuando sus pensamientos llegaron tan lejos...

… La sombra bajo los pies de Jinwoo de repente empezó a crecer mucho más.

'… . ??'

Incluso el Emperador Dragón notó este cambio.

El líquido negruzco burbujeó y se elevó de esa sombra para envolver al Soberano de las Sombras, capa tras capa, y su tamaño aumentó abruptamente a un ritmo alarmante.

'¡¿Qué está tratando de hacer este humano bastardo ahora?!'

Sin embargo, responder a sus instintos fue más importante que satisfacer su necesidad. 

Justo antes de que el Emperador Dragón se preparara para disparar otra ronda de Aliento de la Destrucción hacia esa masa negra no identificable, sintió la sensación de que algo se clavaba suavemente en su espalda.

'… . ??'

Rápidamente miró hacia atrás.

Tusk que había estado escondido en un rincón distante realizando el hechizo que interrumpía la comunicación, salió para ayudar a su Soberano, se había convertido en un gigante que disparaba su propia columna de fuego a la espalda del Emperador Dragón.

Una vez que sus miradas se encontraron, el Orbe de la Avaricia cayó de las manos de Tusk.

*Retumbar* *Rodar*

La furia asesina del enorme Dragón fue ahora redirigida al asustado y tembloroso Tusk.

"¡Cómo se atreve un miserable bastardo como tú...!"

El Emperador Dragón cambió la dirección de su cabeza.

Y naturalmente, el objetivo del Aliento de la Destrucción también se desplazó hacia Tusk.

Justo antes de que el ataque fuera disparado desde las fauces del Dragón...

Una enorme sombra negra que se había elevado hacia el cielo, antes de que nadie se diera cuenta, golpeó cruelmente la cabeza del Emperador Dragón.

* ¡¡¡¡KA-BOOM!!!!!