Reciente

domingo, 1 de diciembre de 2019

Second Life Ranker - Capítulo 47

Capítulo 47. Dos Corazones (5)


*Ding* *Ding*

El sonido de una alarma de emergencia resonó por la base de Arangdan debido a un solo intruso que había aparecido de la nada.

*Kwakwa*

Olas de maná barrieron la superficie, dejando sólo destrucción. Una serie de vientos penetrantes creados por las explosiones arrojaron a los jugadores por todos lados.  Un fuego de origen desconocido se extendió por toda la base y se convirtió en un fuego infernal. Cenizas negras y humo blanco se elevaban cada vez que las llamas parpadeaban.  En un instante, la base de Arangdan se había convertido en un manicomio.

"D... ¡Deténganlo!"

"¡Maldita sea! ¿De dónde diablos salió?"

Los jugadores de Arandan lucharon mucho para detener al intruso. Se pusieron en formación, se enriquecieron con numerosos buffs, y rodearon al intruso en un esfuerzo por someterlo.

Pero el intruso era demasiado fuerte. Con cada golpe de su daga, producía un estallido de maná, y con cada pisada, el suelo explotaba.

Era un lobo, o más precisamente, un león matando un rebaño de ovejas.

"¡Muere!"

Una espada se le acercaba al cuello.

'Pies de Goblin'.

La Joya de Monstruos de Cinco Colores brilló de rojo. Al mismo tiempo, las piernas de Yeon-woo emitieron un destello rojo y sus pies se volvieron más ligeros.

Movió ligeramente su cuerpo y evitó hábilmente el ataque. Yeon-woo agarró el antebrazo de su enemigo.

'Manos de Orco'.

Esta vez, la joya y sus brazos brillaron con un brillo azul. Todo su cuerpo rebosaba de poder.

*Crack*

El brazo del oponente se rompió en un ángulo anormal.

*Puck*

Luego desenvainó la daga de Carshina y apuñaló su cabeza, corazón y estómago en ese orden.

*Gorgoteo*

Una mezcla de espuma y sangre salió de su boca mientras caía al suelo.

A Yeon-woo le resultaba un poco molesto tener que cambiar manualmente la función de la Joya de Monstruos de Cinco Colores cuando necesitaba mejorar diferentes partes de su cuerpo durante el combate.

Centrar la atención en cosas tan pequeñas en medio de una pelea donde todo sucede tan rápido y nadie sabe qué tipo de variables inesperadas aparecerán; para otros, sería desperdiciar sus vidas. Pero Yeon-woo tenía una habilidad especial llamada Voluntad de Combate.

Con su acelerado proceso de pensamiento, podía tomar rápidamente la decisión correcta con respecto a la función necesaria para cada circunstancia en la que se encontraba. Y una vez que estaba acostumbrado a esta engorrosa tarea, su estilo de combate se convirtió en algo completamente diferente.

Activó Manos de Orco justo cuando golpeaba a un enemigo, y rápidamente volvió a Pies de Goblin para esquivar el contraataque del enemigo. No sólo eso, sino que también incluyó a Orejas de Kobold, Nariz de Gnoll y Ojos de Hombres Lagartos en su combate. Gracias a eso, sus ataques fueron más hábiles y diversos.

Entre los varios artefactos que tenía, nada era tan conveniente como esta joya para situaciones de combate como esta pelea.

Sin embargo, los beneficios de sus artefactos no sólo terminaron ahí.

[El Ojo del Rey Goblin ha detectado peligro a tu alrededor.]


Colgado de una cadena en el cuello, el ojo de Kranum giró repentinamente y vio tres presencias que se acercaban desde su punto ciego.

Tan pronto como comprobó el mensaje, Yeon-woo rápidamente usó Pies de Goblin y saltó lejos del lugar.

Justo en el lugar donde estaba, tres espadas atravesaron el espacio vacío.

Pensando que sería el fin del intruso, los tres jugadores se quedaron desconcertados.

En ese momento, Yeon-woo volvió a activar Manos de Orco y sacudió la daga de Carshina.


[Número de almas enlazadas: 115]


Al mismo tiempo, el número de almas enlazadas en el Brazalete Negro disminuyó.

*Whoosh*

La Cuchilla Negra infundida de la Daga de Carshina liberó su energía con un estallido al contacto.

"¡Kuak!"

"¡Kuk!"

Dos tenían sus cabezas volando en el aire, y el otro rodaba por el suelo mientras agarraba fuertemente su cuello.

La habilidad de la Cuchilla Negra tenía una destreza que podía cortar fácilmente la mayoría de las armaduras. Y aquellos que fueron heridos por este ataque fueron infligidos con maldiciones que se comieron sus cuerpos.

El jugador que se había desplomado mientras se agarraba al cuello intentó curar su herida con diversas técnicas, pero no pudo detener la hemorragia. Pronto, cayó muerto.

Todo esto sucedió en un parpadeo.

Los jugadores que estaban de atrás empezaron a retroceder con la cara pálida. Pero Yeon-woo no prestó atención a sus acciones. Más bien, su atención se centraba únicamente en las almas que flotaban sobre los cadáveres.

Cuando alcanzó a las almas, se esparcieron como una gota de pintura disuelta en agua y pronto se filtraron en el Brazalete Negro.


[Número de almas enlazadas: 118]


Se aseguró de reponer las almas que fueron consumidas por el uso de la Cuchilla Negra. Fue una decisión tomada para evitar quedarse sin almas enlazadas en el brazalete.

Por supuesto, la velocidad de reposición no era tan rápida como la velocidad de consumo.  Aún así, le bastó para que el Brazalete Negro siguiese funcionando, y gracias a ello, los enemigos estaban tan horrorizados con su efecto que se lo pensaban dos veces antes de atacar.

Vieron a sus amigos siendo decapitados justo enfrente de ellos. Nadie quería morir como ellos.

*Toc*

"¡Él, él no es humano!"

"¡Joder!"

Yeon-woo movió ligeramente su mano hacia los jugadores que huían de él.

*Kwang*

Luego una explosión ocurrió.

Era una combinación de habilidades que había probado cuando consiguió el Brazalete Negro. Cuchilla Negra e Infusión de Fuego.

El número de almas enlazadas bajó por dos, pero había matado a cinco jugadores con ese ataque. Fue un intercambio bastante provechoso.

"…!"

Los jugadores de Arangdan se sentían como hormigas atrapadas en una trampa mortal. No podían hacer nada más que estremecerse de miedo.

Yeon-woo, por otro lado, estaba furioso. Cada vez que sacudía su daga, varios jugadores se caían uno tras otro.

Había algunos que corrían hacia él con los rostros llenos de lágrimas, y otros que se agrupaban para superarlo en número. A pesar de sus esfuerzos, todos fueron asesinados por Yeon-woo.

'No voy a dejar a nadie vivo'.

Era algo que había decidido hacer cuando decidió luchar contra Arangdan. No sólo porque quería borrar todos los rastros que pudieran ser utilizados para vincularlo a este caso, sino también porque eran jugadores que pertenecían a un clan que tenía una estrecha relación con la muerte de su hermano.

*Kwakwa* 

Así que, por donde quiera que huyeran, Yeon-woo los atrapó rápidamente. Confiando en sus instintos, corrió a los lugares donde sentía sus presencias y empuñó su daga.

Desde las afueras hasta la parte central, Yeon-woo pudo penetrar sin ningún obstáculo. Por dondequiera que pasara, sólo quedaban escombros de edificios derrumbados, infiernos ardientes y cadáveres de jugadores empapados de sangre.

Los jugadores sólo pudieron retirarse porque no pudieron detener a Yeon-woo.

*Kwang* *Kwang*

*Gorgotear*

"¡Franc! ¡No!"

"¡Eso es un monstruo...!"

"¿Por qué nadie ha venido aquí? A este paso, ¡todos vamos a morir!"

En medio de su base destruida, los jugadores de Arangdan se quedaron paralizados de miedo. Los que huyeron terminaron muriendo primero.

Mirando a esos jugadores, Yeon-woo se rió con indiferencia.

'Estoy lleno de energía'.

Lejos de estar cansado, Yeon-woo sintió que su cuerpo gradualmente se hacía más poderoso. Una gran sonrisa se extendió por su cara. Pensó que se lo había estado imaginando, pero era verdad. Cuanto más luchaba, más enérgico se volvía.

Su cuerpo, realzado por Anatomía Diamante, no sentía nada como la fatiga. Por el contrario, como si le dijera que hay muchas cosas que aún no había experimentado, su cuerpo estaba constantemente mostrando sus nuevas habilidades.

Lo mismo ocurrió con el Circuito de Maná. El suministro constante de maná se convirtió en la energía que impulsa su cuerpo junto con la Anatomía Diamante. Y cuando era necesario, podía amplificar y reducir la entrada de maná a voluntad. Con esto, no tenía que preocuparse por una sobrecarga o una interrupción. Yeon-woo sintió que podía hacer esto todo el día sin descanso.

Además los artefactos como el Brazalete Negro, la Joya de Monstruos de Cinco Colores y el Ojo del Rey Goblin hicieron su trabajo como equipamiento auxiliar.

*Whistle*

El viento soplaba alrededor de Yeon-woo. El aire se agitaba con un calor intenso.

Yeon-woo era consciente de que se había vuelto más fuerte. Estaba muy por encima de sus expectativas.

'Con este poder'.

Con habilidades tan poderosas como estas.

'Puedo hacer cualquier cosa'.

*Kung* 

Yeon-woo dio un paso adelante.

Gracias a sus habilidades, pudo revisar su plan por completo.

'No hay necesidad de seguir con la estrategia de golpear y escapar. Puedo seguir y enfrentarme a ellos de frente. Entonces, podré devorarlos a todos'.

Una intensa luz salió de sus ojos.

Sorprendidos por su aspecto, los demás jugadores dieron algunos pasos hacia atrás. Sus ojos, no eran diferente a los ojos de un depredador que brillaban al ver a su presa.

"¡Urgh....!"

"¿Cómo puede seguir? ¿No se cansa?"

Ninguno de ellos tuvo las agallas para atacar a Yeon-woo.

Cuando escucharon por primera vez que había un solo intruso, lo consideraron un asunto insignificante. Pero más de 80 jugadores ya habían muerto, y muchos de ellos no dejaron ni siquiera un cadáver.

Finalmente se dieron cuenta de que habían entrado en las profundidades del infierno con sus propios pies.

Yeon-woo dio otro paso más cerca.

"Si no vienen a mí."

Incapaces de resistir el aura de Yeon-woo, los jugadores dieron un paso atrás.

"Entonces iré hacia ustedes ahora."

Yeon-woo sonrió fríamente, dobló sus rodillas para preparar su avance.

Los rostros de los jugadores se volvieron aún más pálidos por el horror.

Yeon-woo avanzó y se dirigió a la multitud de jugadores.

*Swish*

Fue entonces.

"¡Para!"

Cuando de repente, una voz resonó como un rayo en el cielo.

Yeon-woo se detuvo a medio camino y levantó la cabeza.

Un grupo de diez jugadores cayó desde el edificio frente a Yeon-woo.

*Toc*

Cada uno de ellos parecía más fuerte que los que había combatido hasta ahora. Sobre todo en qle estaba delante, emitía un aura peligrosa e innegablemente más fuerte que la de todos los demás jugadores presentes juntos. Las dos espadas que colgaban cruzadas sobre su espalda daban una impresión muy fuerte.

Era Bild.

Y los nueve jugadores que estaban detrás de él eran los jugadores de La Torre enviados por Cheonghwado.

"¡Ah, por fin ha llegado!"

"¡Nosotros, estamos salvados!"

La esperanza apareció en sus rostros por primera vez.

Los ojos de Bild, sin embargo, sólo estaban llenos de ira.

"¿Así que tú eres la máscara blanca? Todo este tiempo, te has estado escondiendo como una rata molesta, y ahora finalmente has decidido mostrar tu cara. Pero, ¿Tienes idea de dónde estás?"

Bild vio los cadáveres de los jugadores y los escombros de los edificios derrumbados que yacían por todas partes a su alrededor. La última parte del poder apenas restante de Arangdan había sido destruida. Sólo quedaban unos 30 sobrevivientes después del incidente.

Teniendo en cuenta que había más de cien personas durante su ausencia, más de 80 jugadores habían muerto en su breve ausencia.

Todo esto fue hecho por un solo jugador.

Desde el principio hasta el final.

Este era el culpable que había arruinado todo para Arangdan.

*Whoosh*

Un torrente de aura intensa soplaba alrededor de Bild. Era un aura tan caliente e intensa como el resentimiento que sentía.

Y en el otro lado.

Yeon-woo miraba a Bild con el ceño fruncido.

'¿Qué es esta familiaridad que siento?'

Claramente, era un jugador enviado al tutorial por Cheonghwado, un jugador que Yeon-woo no podía haber conocido antes en el tutorial. Por lo tanto, hasta ahora había estado encargándose de los subordinados hasta que logró sacar al pez gordo de su base.

Pero incluso después de lograr su objetivo, Yeon-woo no pudo hacer ni una pequeña sonrisa. Porque experimentó un extraño déjà vu en el momento en que vio a Bild.

Tenía recuerdos de él, pero Yeon-woo no sabía cuándo ni dónde. Su cabeza estaba tratando de buscar sus recuerdos. La energía que irradiaba era demasiado familiar.

'Nunca olvidaría a alguien con un aura tan fuerte, pero ¿realmente lo he visto en alguna parte?'

En ese momento.

Una frase del diario de su hermano le pasó por la cabeza.


Hubieron cinco veces que tuve una espada clavada en mi corazón. Tres pertenecieron a los Lords, una de mi anterior amante.

Y la otra fue de una persona que yo creía que era mi amigo.

 
Su hermano tenía un amigo que creía que era la única persona en la que podía apoyarse cuando estaba en peligro.

Y su amigo tenía unos cuantos jugadores a los que llamaba 'hermanos' y andaban consigo.

Entonces, Yeon-woo finalmente recordó la cara de uno de esos hermanos.

Recordó la escena en la que su hermano se derrumbaba con una daga clavada en su corazón, mientras este tipo se estaba riendo a un lado de él.

Y Yeon-woo pronto recordó su nombre.

'¡Bild!'

Los ojos de Yeon-woo ardían de ira.

'¿Cómo podría estar aquí?'

Los jugadores rara vez vuelven al tutorial una vez que han empezado a escalar La Torre.

Tenían 99 pisos por delante para subir, ¿Por qué volvería al lugar donde habían sufrido durante todo un mes?

Y por lo que Yeon-woo sabía, Bild era uno de los jugadores que se concentró en escalar La Torre.

'¿Por qué un jugador como él está en el tutorial, e incluso en Arangdan?'

En ese momento, todas las preguntas que habían estado en su cabeza se volvieron tan claras. Arangdan. Los carroñeros. Cheonghwado. Una granja humana. El propósito 'real' que habían estado ocultando.

Y luego, la identidad del tipo detrás de Bild.

No era perfecto, pero podía trazar en su cabeza el más mínimo detalle de su plan.

'Este lugar no es un escondite más de Cheonghwado'.

El fuego salió de los ojos de Yeon-woo.

'Leonte. ¡Hizo este lugar para esconder algo de Chenghwado...!'