Reciente

martes, 3 de diciembre de 2019

City of Sin - Capítulo 1274

Libro 8 – Capítulo 137. Un Vistazo A La Verdad



Richard pasó los siguientes días visitando la biblioteca cuando estaba libre, poniendo su atención en absorber el conocimiento dentro de esos libros. Después de leer todo lo que pudo sobre los celestiales primordiales, pasó un tiempo tratando de descifrar esa lengua antigua. Rápidamente se dio cuenta de que eran una fusión de caos y orden, a diferencia de todo lo que había visto antes.

Al igual que con todos los otros planos bajo el control del Dragón Eterno, la lengua divina de Norland era una encarnación del orden. Richard había aprendido algunos trozos de la lengua caótica del poder de su nombre verdadero y también de la luna azul, pero esta lengua celestial parecía perseguir un equilibrio perfecto entre ambas. Rápidamente se dio cuenta de que este señor de piedra tenía que ser la clave para el crecimiento de Sharon, siendo esto lo que la atrajo a tal peligro. Su extraño físico no representaría ningún problema para alguien cuya energía provenía de las estrellas y que podía asimilar todo lo demás.

Praton había usado esta noticia como cebo para atraer a Sharon, pero la pregunta ahora era esta: ¿quién le había dado ese pergamino?

Una respuesta que temía surgió en su mente. Richard se sentó y cerró los ojos, repasando cada una de las marcas de ese papel que ahora estaba grabado en su alma. Esas líneas retorcidas no tenían ningún orden, pero ¿acaso no era ese el punto del caos?

A medida que esas innumerables líneas revoloteaban salvajemente en su mente, se encontró rápidamente introduciéndose en el análisis. Este fue su primer intento de descifrar el caos, pero se relajó y se lanzó a la tarea. Lento pero seguro, se formó una nueva imagen en medio de esas innumerables líneas, una de delgadas manos apretadas en puños mientras daba puñetazos hacia delante. El poder surgió a través de los brazos, lacerando el espacio cuando chocaron contra su objetivo. Un tenue rastro púrpura quedó atrás mientras la fuerza viajaba mil metros, en dirección a una hermosa y pequeña figura que ocultaba un poder devastador. Esa figura estaba tallada en su dolorido corazón, relacionada con el más bello de sus recuerdos.

Los ojos de Richard se abrieron de golpe, un rayo chocó contra su entorno cuando confirmó sus temores. Sin embargo, esa furia líquida se embotelló rápidamente dentro de sí mismo, comenzando a burbujear debajo de la racionalidad fría mientras se levantaba con una pregunta en su mente; ¿cuán lejos estaba de convertirse en un ser épico?

Sin duda alguna, era el rey de esta generación. Sus logros fueron incomparables, con solo el misterioso Santo Martín tal vez incluso llegando a representar una amenaza, pero la Emperatriz Apeiron fue un prodigio entre los genios en el pasado. Incluso Philip y Ferlyn habían necesitado unir sus manos para derrotarla, y su comprensión del combate había alcanzado un pico que nadie más podía igualar. Sharon podía reprimirla usando puro talento y poder corporal, pero él no podía hacer lo mismo.

Apeiron finalmente se interpuso por completo en su camino por primera vez, y no había forma de moverse a su alrededor. No le besaría las botas una vez más, así que tenía que cerrar la brecha. Para ello, tendría que fingir calma hasta que estuviera listo.

……

Después de causar una gran tormenta en Norland, los Archerons parecieron desaparecer por completo. La línea de sangre de Praton había sido desarraigada casi por completo, con básicamente todos los que aún estaban en Norland muertos. Aunque inevitablemente había algunos parientes lejanos aún vivos, su sangre era demasiado débil para captar la atención de Richard. Retiró a todas sus tropas, dispersando a sus subordinados más poderosos en sus diversos planos. Fuera de la enorme recompensa por los Eruditos, los Archerons parecían haber terminado.

Todo continuó como de costumbre. Los Archerons continuaron con su siguiente lista, liberando la sexta pieza de Midren, mientras que Armamento de Maná fue archivado hasta que alguien tuviera los puntos necesarios. Las potencias continuaron corriendo hacia Faelor para participar en las batallas contra los dragones y los demonios, una gran cantidad de artesanos y magos también se unieron a los enormes talleres establecidos por los Archerons. Los dragones y los demonios se convertían constantemente en puntos, permitiendo que los fuertes crecieran. Mientras que algunos desafortunados cayeron en la batalla, cada vez más se alzaban para unirse al frente.

En resumen, todo de repente volvió a la normalidad. La única diferencia era que la línea de sangre de Praton ahora desapareció de Norland.

En medio de suspiros de alivio, muchos nobles se preguntaban cuáles eran las motivaciones de Richard. Un gran número pronto llegó a la conclusión de que estaba ganando tiempo; después de todo, muchas otras familias estaban empezando a emular el sistema de puntos de recompensa, y lo alcanzarían tarde o temprano. En cuanto a la razón de la agitación absoluta durante esas pocas semanas, creían que era por ansiedad.

De hecho, ansiedad. Los Archerons acababan de perder su respaldo épico, lo que dejó su posición inestable. Quizás Richard tomaría ese manto en el futuro, pero uno nunca podría estar seguro. Hubo santos celestes que no pudieron convertirse en leyendas, y leyendas talentosas que nunca lograron pasar esa línea.

A diferencia del reino legendario, convertirse en un ser épico no era simplemente una cosa. Uno podría considerarse nominalmente un ser épico si alcanzaba el nivel 27, pero esa no era la base del sistema. La verdadera prueba fue la capacidad de preservar la vida de uno y escapar de las garras de un archiseñor, junto con el dominio de leyes poderosas para impulsar el combate. Estas podrían ser leyes de nivel superior en un plano primario o las leyes fundamentales de un reino secundario, pero lo importante era el poder.

La independencia que ansiaban los Archerons necesitaba el respaldo de un ser épico, y el frenesí inicial de Richard había sido juzgado como una proclamación de que podía igualarse. Sin embargo, los nobles eran aficionados a las conspiraciones y comenzaban a ser imprudentes. Sentían que las constantes demostraciones de poder de Richard eran solo una forma de desviar la atención de la verdad.

……

Si bien todos estos rumores continuaron difundiéndose, un Richard demacrado finalmente regresó a Norland en silencio. Todo su cuerpo parecía irradiar fatiga, pero momentos después de llegar al Castillo Blackrose se dirigió a la sala de comunicación e ingresó una marca en el círculo que nunca había usado antes. Era el círculo del palacio imperial de la Alianza Sagrada.

La figura de Julián apareció al momento siguiente, el pánico cruzó por sus ojos ante lo que vio. Sin embargo, el agente del caos rápidamente sonrió e hizo una reverencia, “Ah, Su Excelencia. ¿Por qué me busca de la nada?”

“¿Está Apeiron por aquí?”

“Su Majestad Apeiron, Duque Richard. No olvides quién soy, cualquier falta de respeto hacia Su Majestad generará mi ira. Ignoraré la primera ofensa, pero si hay una próxima vez, no te hablaré más.”

Richard sonrió, pero no dijo nada. Julián esperó un momento antes de continuar, “Su Majestad está en lo profundo del vacío buscando algo, está previsto que regrese en tres meses. Actualmente está cerca de las Tierras Exteriores, y no hay forma de comunicarse con ella.”

La sorpresa cruzó por la cara de Richard, “¿Cómo es que estás siendo tan directo? Esperaba una pelea.”

Julián sonrió, “Respeto tu poder absoluto, Su Excelencia, y ese frenesí que mostraste hace unas semanas. No había nada en el viejo tú que fuera digno de mi respeto.”

“Jeje,” Richard se inclinó levemente, “Muy bien, me disculpo por mi comportamiento. ¿Podría saber si Su Majestad envió un pergamino con dibujos de varias criaturas caóticas a mi maestra?”

Las cejas del mayordomo se unieron por un momento, pero finalmente asintió, “Sí. Su Majestad hizo que Su Excelencia Praton le enviara los dibujos. No conozco las razones.”

Richard hizo una pausa por un momento antes de suspirar profundamente, “Me alegra que lo hayas admitido. Además, quiero decirte algo por adelantado. Regresaré a Fausto; pondré un pie dentro el día que Su Majestad vuelva.”

“¿Regresar? Quieres decir…” Julián se sorprendió.

“Sí.”

El hombre inmediatamente se echó a reír, inclinándose al no poder controlarse. Cuando no se recuperó después de medio minuto, habló entre risas, “Estás convirtiendo en enemigo a todas las familias poderosas de Fausto. ¡Serás diezmado!”

“¿Es así?” Richard se echó a reír a cambio.

Ese día, más noticias devastadoras se extendieron por Norland. ¡Richard Archeron seguiría las viejas tradiciones, irrumpiendo en Fausto!

Muchos pensaron en años atrás, cuando Gaton había entrado en Fausto con solo trece caballeros. ¿Qué haría su hijo prodigioso?

Durante los tres meses siguientes, un lado dejaría su huella en los libros de historia, mientras que el otro se convertiría en una nota al pie de página. Serían las diversas familias poderosas de la Alianza Sagrada, o Richard y la singular Familia Archeron. Este sería un camino lleno de espinas, cada paso inundado por la sangre y la gloria de los antiguos nobles que sirvieron como peldaños en el camino.

La guerra se acercaba, y la sangre sería derramada. La tormenta de ira Archeron se estrellaría contra la Alianza Sagrada, aplastando todo a su paso o disipándose en el camino.