Reciente

sábado, 30 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 235

Capítulo 235. Solo Leveling


[¡Héroe de la República de Corea, te damos la bienvenida a China!]

[¡1.5 billones de personas envían su gratitud! ¡Muchas gracias, Cazador Sung Jinwoo!]

[¡Por la eterna amistad entre Corea y China!]

Grandes pancartas escritas en coreano - para que Jinwoo pudiera entenderlas - estaban colgadas en varios lugares del aeropuerto.

Liu Zhigeng, estaba en el lugar para dar la bienvenida a Jinwoo personalmente, frunció un poco el ceño mientras miraba las pancartas pegadas por todas partes. Había tantas de ellas aquí, que apenas podía ver un espacio vacío en el edificio.

Por supuesto, no era que no le gustara el contenido de esas pancartas.

El Cazador Sung Jinwoo eligió a China sobre otras naciones con Puertas Súper Masivas. Fue sin duda, algo que celebrar en lo que respecta al cazador chino.

Se le encomendó la tarea de tomar la iniciativa en la lucha contra los monstruos que saldrían de esa enorme Puerta en el cielo, por lo que sintió una enorme gratitud hacia el Cazador Sung Jinwoo por estar aquí.

Sin embargo, su problema estaba con las actitudes totalmente opuestas que sus propios compatriotas mostraron, cuando tomó la iniciativa de ayudar a Corea del Sur. Eso fue lo que empujó su nivel de molestia a una peligrosa altura.

Incluso ahora, los recuerdos de aquellos tiempos aún permanecían vívidamente en su cabeza.

'¿No entienden estas personas el concepto de vergüenza?'

Todos esos ciudadanos chinos que lo señalaron y lo regañaron por ser un traidor cuando decidió ayudar a Corea, estaban actualmente ocupados alabando y animando a Jinwoo.

Por lo tanto, era obvio que Liu Zhigeng no miraría las pancartas pegadas por todo el aeropuerto de forma favorable.

'Si no hubiera juntado a nuestros cazadores y hecho el viaje a Corea, ¿tendríamos siquiera la cara para saludar hoy al cazador Sung Jinwoo?'

Liu Zhigeng chasqueó su lengua y se giró en dirección al avión que aterrizaba en el aeropuerto, al otro lado de la ventana.

Él ya lo sabía. El cazador Sung Jinwoo iba en ese avión.

El único Cazador de Siete Estrellas de China, Liu Zhigeng, sintió una sensación emanando desde ese avión lo suficientemente fría como para hacer que todo el vello de su cuerpo se erizara. Sólo podía haber una persona en todo el mundo que pudiera presionarlo hasta este punto.

Por supuesto. Cuando el mensaje de que Jinwoo finalmente había llegado se extendió a los altos funcionarios del gobierno, así como de los ejecutivos de la Asociación de Cazadores de China; se levantaron apresuradamente de sus asientos y comenzaron a armar un escándalo.

'Esto no está bien... Hacer las cosas así está mal'.

Su estado de ánimo, ya de por sí disgustado, debido a las pancartas, se había vuelto aún más amargado después de ver a estas personas haciendo ruido de esta manera. ¿No eran los mismos idiotas que alzaron la voz y se opusieron a él cuando dijo que necesitaban ayudar a los coreanos?

De hecho, esta gente habría hecho cualquier cosa para evitar que fuera a Corea si no fuera un Cazador de Siete Estrellas, el único e inigualable Liu Zhigeng .

Simplemente no estaría bien que estos cerdos dieran la bienvenida a un guerrero que arriesga su vida para luchar por esta tierra. La expresión de Liu Zhigeng se endureció, y habló con su topo personal.

Simplemente no estaría bien que estos cerdos dieran la bienvenida a un guerrero que arriesga su vida para luchar por esta tierra. La expresión de Liu Zhigeng se endureció, y habló con alguien de su personal.

"Entrega este mensaje al primer ministro. 'Estoy cancelando esta farsa de una fiesta de bienvenida planeada, así que asumiré toda la responsabilidad de saludar y guiar al cazador Sung."

"¿Señor? Pero esta gente es..."

El personal echó un vistazo detrás de todos los políticos y ejecutivos importantes, a simple vista se notaba su vacilación. Mientras tanto, la gente en cuestión escuchó la conversación y comenzó a toser incómodamente.

*Sonrisa*

Liu Zhigeng estalló en una sonrisa de satisfacción y se puso de pie ante esta gente.

"Me gustaría que ustedes desaparecieran de mi vista en este momento. ¿Hay alguien aquí con una buena razón por la que no pueda hacer eso?"

Estos políticos y ejecutivos de alto rango de la Asociación de Cazadores sabían sobre la asquerosa personalidad de Liu Zhigeng, así que tan pronto como terminó su oración, ninguna persona eligió quedarse y se marcharon apresuradamente de la sala de espera.

Liu Zhigeng observó con satisfacción la sala de espera, ahora vacía, y volvió a mirar a la ardilla.

"¿Qué tal ahora?"

"Sí.... ¡Sí! ¡Inmediatamente enviaré un mensaje al Primer Ministro!"

Mientras el personal operaba apresuradamente su teléfono, Liu Zhigeng se dirigió a las puertas de 'Llegada' donde los viajeros estaban ahora entrando al aeropuerto.

"¡Allí! ¡Ha llegado el Cazador!"

"¡Sácale fotos!"

*Click* *Click* *Click*

Los reporteros, que esperaban todo el día para ocupar la mejor posición posible para tomar sus fotos, vieron a Jinwoo a lo lejos y casi inmediatamente, incontables flashes de cámara se dispararon simultáneamente.

Él estaba mirando a su alrededor después de sentirse desconcertado por la atmósfera del aeropuerto que parecía un poco diferente de lo que le habían dicho antes de llegar al lugar.

'Extraño. ¿No me dijeron que cerca de un centenar de funcionarios del gobierno estaban aquí para saludarme?'

No sólo él, sino también el empleado de la Asociación de Cazadores de Corea que lo acompañaba, se rascaba la cabeza confundido. También se estaban poniendo muy nerviosos, ya que el empleado de la Asociación China que se suponía que los guiaría tampoco estaba en ninguna parte.

Pero, con gran sincronización, una cara familiar caminaba desde la distancia y una sonrisa feliz aparecía en los labios de Jinwoo.

"Cazador Liu."

"Cazador Sung."

Como corresponde a los guerreros que se preparan para la batalla, estos dos se dieron un apretón de manos corto pero varonil. La primera persona en hacer su pregunta fue Jinwoo.

"Por cierto... ¿Qué hay de las otras personas?"

Liu Zhigeng escuchó mientras el empleado de la Asociación encargado de la traducción hacía su trabajo con pasión, y sonreía alegremente mientras respondía a la pregunta de Jinwoo.

"Ah, eso. Verá, los chinos pueden ser muy impacientes a veces. No podían esperar tanto tiempo y decidieron irse a casa, así que ahora yo tengo la tarea de guiarte."

Por alguna razón, Jinwoo comenzó a pensar que se había omitido una gran parte de cómo se produjo esa situación, pero como no le desagradaba Liu Zhigeng como persona, decidió no seguir adelante con este asunto.

El cazador chino se sintió aliviado de que Jinwoo tampoco mostrara signos de disgusto. Rápidamente asumió el rol de guiar al grupo hasta la salida del aeropuerto.

"Es por aquí."

Sin embargo, no pudieron dar muchos pasos, ya que Jinwoo se detuvo abruptamente primero. Eso significaba que Liu Zhigeng también tuviera que parar.

Una porción de esa enorme Puerta que cubría el cielo se podía ver a través de la pared de cristal transparente del aeropuerto.

"Así que, esa cosa es..."

… La Puerta Súper Masiva apareció en China.

Jinwoo miró a la Puerta con una expresión endurecida, y Liu Zhigeng estaba junto a él con una expresión solemne.

"No puedo lidiar con algo así estando solo."

Si era algo imposible para él, entonces no había necesidad de mencionar a otros cazadores chinos. Por eso se sintió tan eufórico después de enterarse de la decisión de Jinwoo de venir aquí.

Quería expresar su gratitud a su homólogo coreano, aunque sólo fuera un poquito. Reflexionó cuidadosamente sobre este asunto, antes de hablar con una voz llena de sinceridad.

"No puedo hablar por el resto de China, pero yo, Liu Zhigeng, juro que nunca olvidaré su ayuda en este asunto."


***


A medida que se acercaba la hora de la ruptura de la Mazmorra, las noticias de última hora de las naciones afectadas de todo el mundo continuaban llegando.

[¡El Cazador Sung Jinwoo elige China!]

[Tanto Japón como Rusia deciden apoyar al cazador Sung Jinwoo.]

[Los aviones que transportan a los cazadores saldrán hoy por la tarde...]

[Por otro lado, la fortaleza de color blanco descubierta cerca de los bosques de Japón reveló no estar relacionada con estas Puertas...]

[Finalmente, cinco horas antes de la ruptura de la mazmorra. ¿Se hará realidad la advertencia del Cazador Sung Jinwoo? O simplemente...]

Jay Mills comenzó a decir palabrotas casi de inmediato.

"Tanto Japón como Rusia están demasiado ocupados halagando a Sung Jinwoo, eh."

¿Por qué esos dos países tratarían de ayudar a China? Era muy evidente.

¿No estaban tratando de conseguir algunos puntos a favor con Sung Jinwoo y pedir su ayuda cuando se encuentran en grave peligro más tarde?

Qué débiles.

China, Japón, Rusia; todos eran demasiado débiles.

¿Cómo podría alguien llamar a esas personas Cazadores cuando ni siquiera podían proteger a sus naciones natales con sus propios poderes?

'Comparados con ellos, ¿Qué tan grandes somos?'

Los cazadores canadienses se habían reunido voluntariamente para proteger su tierra.

'No vacilamos en nuestras convicciones'.

La mierda sobre alejarse de las Puertas no podía hacer que estos grandes Cazadores de Canadá vacilaran y titubearan. Jay Mills miró con orgullo a decenas de miles de cazadores que se habían reunido voluntariamente aquí para participar en la incursión.

* ¡Waaaaah-!

Su espíritu de lucha parecía penetrar en los cielos. La gente común y corriente que estaba de pie a cierta distancia también compartía los sentimientos de los Cazadores.

[¡Nunca renunciaremos a Canadá!]

[¿Quieren huir? ¡Nosotros no!]

[¡Nuestros cazadores protegerán nuestra tierra y nuestras vidas!]

Los ciudadanos que llevaban postes de todos los tamaños y colores animaban a los cazadores.

Jay Mills miró fijamente a la Puerta Súper Masiva que flotaba en lo alto de su cabeza y se convenció de su victoria.

'Independientemente del monstruo que aparezca desde allí, ¡Podemos ganar!'

Se sintió muy animado y, volteándose hacia los otros cazadores, levantó ambos puños y fue respondido con un enérgico rugido.

* ¡¡¡Waaaaaaaah-!!!


***


La preparación por parte de China también se había completado.

Al igual que en Seúl, un equipo de asalto formado por varias nacionalidades rodeaba el terreno justo debajo de la Puerta. La mayor parte de esa fuerza estaba compuesta, como era de esperar, por la élite de los cazadores chinos, que superaba con creces los cien mil.

Como corresponde a una nación que cuenta con el mayor número de Cazadores, los Cazadores de alto rango cuidadosamente seleccionados para esta incursión ascendieron a más de cien mil.

Jinwoo les había advertido antes de que monstruos demasiado difíciles de combatir para los humanos caerían de la Puerta en masa. Sin embargo, mirando el recuento de más de cien mil cazadores reunidos aquí, un cierto pensamiento de 'tal vez, podríamos tener una oportunidad aquí' comenzó a germinar dentro de sus cabezas.

Como para recordarles que estaban siendo demasiado optimistas, Jinwoo convocó a sus Soldados Sombra.

'Salgan'. 

El espacio abierto detrás de Jinwoo que deliberadamente quedó desocupado se llenó instantáneamente con los 130.000 soldados del Ejército Sombra.

* Guoooooooh...

Los cazadores cercanos ni siquiera podían respirar adecuadamente de la espeluznante aura que se desprendía de estas invocaciones. Se formaron rápidamente gotas frías de sudor en la frente de los humanos.

'La brecha entre nuestras fuerzas... Es demasiada'.

'¿Cosas como estas van a caer del cielo? ¡¿Aquí mismo?!'

'De ninguna manera...'

Este era un miedo abrumador.

Las percepciones sensoriales altamente agudas de estos Cazadores de alto rango le advertían de los peligros que representaban los seres que habían aparecido ante ellos. Incluso Liu Zhigeng, también se quedó boquiabierto.

"Todas estas cosas... ¿Son todas tus criaturas invocadas, Cazador Sung?"

Jinwoo asintió con la cabeza. Como su maestro, podía sentir claramente el ardiente espíritu de lucha de sus Soldados Sombra.

'Bien'.

Jinwoo miró al cielo. Sólo quedaban unos minutos para que se abriera la Puerta. Necesitaba lograr la victoria aquí y convertir a tantas criaturas del Mundo del Caos en sus Soldados Sombra.

Ese sería su primer paso en esta guerra.

La ruidosa y bulliciosa cercanía se quedó en silencio al instante con la entrada del Ejército de Sombra. Todos podían sentirlo, que el momento de la amarga batalla estaba a la vuelta de la esquina. El pesado nerviosismo comenzó a presionar sobre los hombros de los cazadores que esperaban.

* Gulp.

Jinwoo tragó.

De los ocho ejércitos, ¿Cuál saldría por esta Puerta?

Fue entonces cuando...

"Mi señor."

Bellion informó a su maestro que había llegado el momento y Jinwoo respondió en voz baja.

"Lo sé."

Liu Zhigeng fue testigo de cómo Jinwoo compartía una conversación con su invocación como si fuera la cosa más natural del mundo, y abrió los ojos de par en par con sorpresa.

"Cazador, ¿Es posible conversar con tus invocaciones...?"

Fue en ese momento cuando Ber determinó que Liu Zhigeng se había acercado demasiado a su señor y de forma innecesaria, así que en un parpadeo bloqueó el camino del cazador chino.

*Gruñido*

Un intento de asesinato abrumador se filtró de este soldado en forma de hormiga.

"¡Ehh!"

Liu Zhigeng se estremeció en una desagradable sorpresa y se distanció apresuradamente. Jinwoo que observó cómo se desarrollaba la escena, golpeó infelizmente la parte trasera de la cabeza delagitado Ber.

"Oye, es un aliado".

Ber inclinó su cabeza sin parar ante su maestro y se hizo a un lado. Jinwoo se disculpó por su soldado.

"Lo siento por eso. Está un poco nervioso por la batalla que se avecina."

"Está.... Está bien."

Justo en ese momento, Liu Zhigeng decidió dejar de intentar entender a Jinsoo usando la lógica.

Eso fue porque tuvo una premonición bastante fuerte de que nunca sería capaz de entender al Cazador Coreano con su sentido común.

Fue entonces cuando...

"¡Se está abriendo!"

Alguien gritó en voz alta. La cabeza de todos se elevó hacia el cielo.

La luz que brillaba en los ojos de Jinwoo se transformó. Justo cuando aquel desconocido había gritado, la gigantesca boca de la Puerta se abría lentamente. La tensión que sentían comenzó a apretar los pechos de todos los que estaban debajo de la Puerta.

Sin embargo, a pesar de que la Puerta ya estaba completamente abierta, no pasó nada.

El más sorprendido entre la multitud fue Jinwoo. Enfocó su percepción pero descubrió que no había una sola presencia más allá de la Puerta misma.

Significa que esta Puerta en particular estaba vacía.

'¡¿Qué demonios?!'

Un escalofrío pasó repentinamente por la nuca de Jinwoo.

¿Podría haber...?

Algo que había pasado por alto hasta ahora; una cierta posibilidad en la que aún no había pensado abruptamente entró en su cabeza. Y el ominoso presentimiento se transformó gradualmente en una certeza a medida que el tiempo continuaba avanzando.

"¿Eh?"

Los cazadores también empezaron a darse cuenta de que algo andaba mal aquí.

Liu Zhigeng se giró para mirar a un cazador encargado de la comunicación que estaba a su lado e hizo su pregunta con urgencia.

"¿Qué hay de otros lugares?"

"Parece ser la misma historia con otros lugares. Dicen que hasta ahora no ha pasado nada."

"En ese caso, ¿están todas estas puertas vacías, para empezar?"

"Qué... uhm... No..."

La cabeza de Liu Zhigeng se volteó hacia un lado. Su mirada se detuvo en Jinwoo. Desafortunadamente, la expresión del cazador coreano se había puesto rígida hasta el punto que ni siquiera se atrevía a pedir una aclaración.

¿Estaba poniendo esa cara porque su predicción resultó ser incorrecta?

No.

Esa emoción no era tan simple como eso.

El único e inigualable Liu Zhigeng no podía ni siquiera atreverse a acercarse a Jinwoo, simplemente porque se sintió conmocionado por el malestar que brotaba entre las emociones de este último.

'Yo... cometí un error'.

Al darse cuenta del error en su juicio, Jinwoo se mordió el labio inferior.

¿Por qué...?

¿Por qué trató a los soberanos como simples criaturas?

'Deberían haber anticipado que trataría de utilizar las ventajas de mi Ejército de Sombra'.

Si sus pensamientos eran correctos, entonces...

Jinwoo levantó la cabeza, rápidamente pasó junto a Liu Zhigeng, y le preguntó al Cazador encargado de la comunicación.

"¿Qué hay de Canadá?"

"¿Perdón?"

Incapaz de contener su agitación, la voz de Jinwoo se hizo más fuerte.

"¡Dime qué está pasando en Canadá!"


***


Alrededor de ese mismo momento, la Puerta también se abrió en Canadá.

Por extraño que parezca, aquí tampoco pasó nada, como en otros lugares. Los cazadores que despertaron su espíritu de lucha para la próxima incursión inclinaron sus cabezas y se miraron unos a otros confundidos.

"¿Qué es esto?"

"Pero, ¿no se suponía que los monstruos lloverían desde allí?"

"¿Realmente Sung Jinwoo nos mintió a todos?"

Fue entonces cuando.

Jay Mills descubrió algo extraño en la distancia y rápidamente gritó hacia otros cazadores.

"¡Silencio!"

Bastante apropiado para el Cazador más fuerte presente en el lugar, su advertencia que llevaba una gran cantidad de energía mágica logró cerrar las bocas de todos los Cazadores presentes.

Ahora que los alrededores se habían vuelto silenciosos una vez más, Jay Mills volvió a mirar a la Puerta.

Como sospechaba, no había visto mal. Una cierta figura humanoide estaba descendiendo tranquilamente. Eso fue lo único que salió de la Puerta hasta ahora.

'No, espera un momento. No es una figura humanoide. Es sólo una... ¿Persona?'

Jay confirmó nuevamente la aparición de 'algo' que hizo ligeramente su aterrizaje. Detuvo a otros cazadores que corrieron a su lado y él solo caminó hacia el lugar de aterrizaje.

* Gulp...

Inconscientemente, tragó después de sentir esta fuerte tensión en el aire.

Cuanto más se acercaba, mejor podía ver a su oponente. Era un hombre de mediana edad con cabello negro rojizo y barba.

En cuanto a su atuendo, este hombre estaba vestido con la más hermosa armadura metálica que se caracterizaba por su llamativa mezcla de colores plateados y rojizos, la misma se extendía desde su cuello hasta los dedos de los pies.

Jay finalmente llegó allí y miró fijamente a este hombre desconocido.

[¿Eres el rey de este lugar, entonces?]

Aunque este hombre misterioso no abrió la boca, su voz resonó en la cabeza de Jay. Naturalmente, podía entender el significado de estas palabras como si fuera su lengua materna.

El corazón de Jay comenzó a latir muy rápido ahora.

"¡Lo sabía! ¡Si! ¡Sabía que esto iba a pasar así!"

Aquí estaba la razón por la que Sung Jinwoo pudo convertir a todos los soldados que salían de la primera Puerta en sus mascotas. Habían estado en una comunicación secreta como esta, ¡Así es como lo hicieron!

"¡Ese maldito mentiroso estafador, sabía que sería así! ¡¡Lo sabía!!"

Ahora que su predicción se había hecho realidad, el interior de su cabeza comenzó a llenarse rápidamente de pura alegría.

No logró enfriar su emoción y levantó el puño hacia los otros cazadores. También levantaron los puños y animaron enérgicamente.

* ¡¡¡Waaaaah-!!!

Jay se giró de nuevo hacia el hombre misterioso.

Este último esperaba en silencio una respuesta.

'Entonces, el proceso es, que le pregunta a la primera persona que ve si es un rey, y si la respuesta es sí, se somete a él, ¿Eso es?'.

No sabía si este hombre misterioso era un ser humano o un monstruo. Jay Mills estudió a 'eso' mientras las esquinas de sus labios se arqueaban.

"¿Y si lo soy?"

Ya que Jay Mills era el líder de todos los cazadores reunidos aquí, no sería una exageración llamarlo 'rey' en este momento, ¿Verdad?

Su voz estaba llena de una fuerte confianza en sí mismo.

Pero entonces...

[Parece que el bastardo no está aquí.]

Cuando el hombre misterioso abrió sus parpados cerrados, los ojos de un lagarto hambriento de sangre parpadeaban ominosamente en su mirada.