Reciente

jueves, 28 de noviembre de 2019

Solo Leveling - Capítulo 231

Capítulo 231. Solo Leveling


El Director de Hunter Bureau, David Brennan, estaba a punto de volverse loco de frustración en ese momento.

"¿Qué dijo la Asociación de Cazadores de Corea?"

"Aún no han hecho ningún anuncio oficial, señor."

"Entonces, ¿Para qué diablos estás aquí?"

"… ¿Señor?"

Pero, ¿no lo convocó el director a su oficina? El subordinado sólo podía pararse y parpadear. La irritación del director se le subió a la cabeza y gritó.

"¿No se supone que debes recibir una respuesta del Presidente de la Asociación de Corea, incluso si tienes que retorcer su pescuezo? ¿No es ese tu maldito trabajo?"

"¡Lo siento, señor!"

"¡Lárgate de aquí y averigua qué diablos está pasando! ¡¡¡Ahora mismo!!!"

El director echó al Jefe del Departamento de Inteligencia de su oficina, pero, pero su enojo no se había calmado en absoluto.

La Puerta Súper Masiva, considerada mucho más grande que la que apareció en los cielos de Seúl, había aparecido en Canadá, una nación aliada que compartía una frontera con los Estados Unidos de América.

No tomaría mucho tiempo para que las llamas de la destrucción que se extendieran desde Canadá lleguen a suelo americano.

En el mejor escenario posible que se le ocurra, esta crisis de la Puerta también terminaría de manera similar a la del cielo de Seúl. Si los monstruos que el cazador Sung Jinwoo comanda salían de allí, entonces eso sería aún mejor.

'Sin embargo, el verdadero problema es...'

El que tenía todas las respuestas, el propio Cazador Sung, así como la Asociación Coreana de Cazadores, habían estado callados hasta ahora.

Pasaron tres horas desde que las Puertas Súper Masivas aparecieron en varias partes del mundo. Mientras tanto, el gobierno americano exigía una respuesta de Hunter Bureau.

'Pensar que una de las mayores agencias de inteligencia de Estados Unidos, Hunter Bureau, no tiene más remedio que esperar una respuesta de la Asociación de Cazadores de Corea...'

¿Quién hubiera imaginado que algo así podría pasar? No es de extrañar que el director estuviera ansiosamente de un lado para otro.

* Beep.

El director continuó suspirando antes de darse cuenta de su teléfono. Cogió el receptor y habló.

"¡¿Qué pasa?!"

- Señor, el Señor Presidente lo está buscando.

"Dile que no estoy aquí."

- ¿Pero, señor?

* ¡SLAM!

El director colgó el teléfono fuertemente y miró aturdido hacia el techo. Pero entonces, el Jefe del Departamento de Inteligencia, el tipo al que acababa de expulsar, se apresuró sin aliento a volver a la oficina.

"¡Director!"

"¡¿Cómo te atreves a volver a mi oficina?!"

El director levantó el teléfono para lanzárselo, lo que hizo que el jefe levantara rápidamente los brazos.

"¡La Asociación de Cazadores de Corea nos ha enviado un comunicado!"

Casi al instante, la expresión del director hizo un cambio drástico, con una sonrisa brillante ahora grabada en su rostro.

"¡¡Ves!! ¡Eso era todo lo que tenías que hacer!"

El director dejó el telefono y se acercó al jefe.

"Bien, entonces. ¿Qué dijeron?"

"Ah, bueno, la cosa es... Dijeron que, si queremos aprender más sobre las Puertas Súper Masivas, deberíamos ir a Corea de inmediato."

"…"

Tanto el director como el Jefe del Departamento de Inteligencia se miraron sin decir palabra. Permanecieron de pie frente a frente durante un rato.

Finalmente, consiguiendo razonar nuevamente, el director murmuró una pregunta.

"¿Quién? ¿Quién debería ir allí?"

"Dicen que no importa, siempre y cuando sea un representante designado por el gobierno."

"… . ."

En ese momento...

* Beeeep.

El director notó otra luz parpadeando en su teléfono y levantó el auricular.

- Director, si sigue evitando la llamada del Señor Presidente.

* Click

Rápidamente soltó el receptor y se dirigió al Jefe del Departamento de Inteligencia con una expresión firme.

"Diles que estaré allí."

"¿Señor?"

Como el jefe parecía confundido por algo, el director empezó a enunciar cada palabra para que su subordinado pudiera entenderlo un poco mejor. 

"¡Mi... Voluntad... Es... Ir a Corea... Como... Representante... de... Estados Unidos!"


***


Representantes de todos los países que recibieron la citación de la Asociación de Cazadores de Corea subieron rápidamente a bordo de los aviones que los esperaban.

Qué cambio tan asombroso fue este.

Hace menos de dos años, la fuerza general de los cazadores de Corea era tan patética que incluso perdieron a un novato cazador de rango S, que se fue a Estados Unidos. Pero ahora, estaban llamando a los líderes del mundo a sus puertas.

Además, hace sólo un año, ni siquiera podían ocuparse de una mazmorra en su propio territorio; la Isla de Jeju, y se convirtieron en el hazmerreír de los japoneses.

Pero entonces, con la entrada de un Cazador que había superado con creces cualquier clasificación, y entró en las filas de la trascendencia, todo cambió.

El hombre que hizo que cada monstruo que salía de una de las Puertas Súper Masivas le obedeciera; si fuera ese hombre, entonces podría ser capaz de explicar la identidad de esas Puertas Súper Masivas que cubren los cielos de todo el mundo.

Con eso, entender lo que pasó hace unos días también sería algo lógico.

La llave de todo estaban en manos de una sola persona. El problema aquí era que no podían usar la fuerza o condicionarlo para lograr su objetivo.

¿Quién podría usar la fuerza para hacerlo hablar, por ejemplo?

Incluso si pudieran hacer algo con respecto a su poder de combate individual que incluso derrotó a un Cazador de rango Nivel Nacional, estaba el pequeño asunto de las más de cien mil invocaciones esperando su turno.

Era una tarea imposible, en otras palabras.

Es por eso que los peces gordos perfectamente preparados para representar a sus países, tales como presidentes, primeros ministros, directores de organismos gubernamentales relacionados con los cazadores, así como líderes de varias asociaciones de cazadores, estaban haciendo un gran esfuerzo después de que la Asociación de Corea les pidiera que vinieran.

"¿Ha habido alguien más que nos informara sobre sus intenciones de venir?"

"No, señor. Todavía son 152 países, como se informó esta mañana, señor."

"Vale."

El Presidente de la Asociación, Woo Jin-Cheol, estaba revisando personalmente cada uno de los informes que detallaban el progreso de la situación. La sala de conferencias de emergencia equipada para la incursión de la Puerta Súper Masiva era muy útil incluso ahora.

"Señor, el representante de Hungría acaba de aterrizar en el aeropuerto."

"¿Quién viene de Hungría?"

"Su presidente, Yadessi Arnor, ha venido personalmente, señor."

"Demonios..."

Cuando un importante dignatario extranjero venía de visita, se suponía que una persona que ocupaba un cargo similar salía a recibirlo. Esa es la etiqueta establecida.

Desafortunadamente, la Asociación de Cazadores simplemente carecía de la capacidad para tener en cuenta esa etiqueta en este momento. El presidente de la asociación, Woo Jin-Cheol, se lamentó un poco antes de dar nuevas órdenes.

"Guíalo a un hotel adecuado."

"Sí, señor."

El empleado de la Asociación respondió con firmeza y estaba a punto de darse la vuelta para irse, pero entonce pareció que dudaba sobre otra cosa. Así que, Woo Jin-Cheol dejó de revisar los documentos para levantar la cabeza de nuevo.

"¿Mm? ¿Hay algo más?"

"Uhm..."

El empleado deliberó un poco más antes de armarse de valor. 

"Señor, ¿qué le contó ayer el cazador Sung Jinwoo en su oficina? Nunca lo había visto tan pálido."

La cosa era que este empleado se dio cuenta por primera vez de que la cara de una persona podía palidecer demasiado, después de ver la cara de Woo Jin-Cheol el día de ayer.

¿Qué tipo de conversación tuvieron? El empleado simplemente no podía olvidar esa mirada en la cara de su jefe durante toda la noche, así que, aunque sabía que estaba siendo descortés, ahora tenía que preguntar y satisfacer su curiosidad.

Por supuesto, la expresión de Woo Jin-Cheol se endureció como una roca.

"Señor, perdóneme. Te pedí algo innecesario..."

"No, no es eso. No me molesta que me lo pidas."

Fue sólo eso, terminó recordando las escenas que le mostró el cazador Sung Jinwoo, eso fue todo.

Dragones enloquecidos saliendo del otro lado de la oscuridad. Y luego, un Dragón realmente gigantesco siguiéndolos.

Era tan grande que parecía moverse tan lentamente como si el tiempo se hubiera detenido, aunque volaba a una velocidad similar a la del resto del ejército Dragón.

Poseía un aura increíble que ni siquiera el poder combinado de todos y cada uno de los cazadores del mundo que atacaban juntos al mismo tiempo podía arañar. Y luego, esa presión abrumadora que emitía, algo que fácilmente podría arrasar con todo en el mundo con un solo respiro. Esa criatura poseía las dos cosas.

Sólo con mirarla se mareó.

No quería enfrentarse nunca a esa cosa, sin importar el nivel de poder que pudiera ganar, sin importar la recompensa prometida al final que le esperaba.

'No puedo hacerlo...'

Por eso, respetó aún más al cazador Sung Jinwoo, ya que este último no planeaba huir, sino quedarse y luchar, aunque sabía que esas criaturas existían.

'Espera, ahora que lo pienso, ¿qué está haciendo el cazador Sung Jinwoo ahora mismo?'

Todavía faltaba un poco de tiempo para que llegaran los representantes de las distintas naciones.

Woo Jin-Cheol de repente sintió curiosidad por saber cómo Jinwoo pasaría su tiempo libre, así que le preguntó al empleado que iba saliendo de su oficina.

"Oh, por cierto... ¿Sabes dónde está el cazador Sung Jinwoo en este momento?"

"Actualmente, creemos que está descansando en la casa de su familia, señor."


***


"¡Ta-da!"

Jinwoo colocó la olla de guiso de kimchi caliente que cocinó encima de la mesa del comedor. La expresión de Jinah se iluminó en un instante.

<< Nota: Kimchi - es un plato tradicional coreano que consiste en la fermentación de vegetales, siendo el más habitual el repollo chino >>

"¡Guaoo, huele tan bien!"

Por otro lado, mamá se veía más bien arrepentida por dejar que su ocupado hijo le cocinara.

"No debería haber hecho esto, tú sabes..."

Jinwoo sonrió y contestó sin prisas.

"Sólo quería mostrarte las habilidades culinarias que he pulido en los últimos años, mamá..."

Jinwoo la persuadió, y finalmente logró quitarle el control de la cocina a su mamá. Este fue su ambicioso resultado final.

Su hijo la instaba para que probara la comida, su madre sonrió y tomó su cuchara.

"Fuu..."

Sopló cuidadosamente el guiso caliente y se puso una cucharada dentro de la boca. Sus ojos se abrieron casi de inmediato. Jinah comenzó a hablar bulliciosamente desde su lado.

"Mamá, ¿cómo estuvo? Es muy bueno, ¿verdad?"

"Oh, Dios mío."

Viendo cómo su madre parecía sorprendida, Jinwoo no pudo evitar presumir un poco.

"Tampoco sabía que oppa tenía talento para cocinar. Mamá, prueba este también. Oppa es muy bueno."

Mientras su hermana elogiaba implacablemente sus habilidades culinarias mientras se olvidaba de limpiarse los trozos de arroz de los labios, Jinwoo se dio cuenta de que la expresión de su madre estaba cambiando lentamente por alguna razón y le preguntó cuidadosamente.

"¿Madre?"

Suavemente apartó la cuchara y respondió con una pregunta.

"Jinwoo... ¿No hay algo de lo que debería preocuparme?"

Jinwoo hizo todo lo que pudo para mantener una expresión brillante y se hizo el tonto.

"¿Qué quieres decir con eso, mamá?"

"Tu padre solía prepararme comidas cuando planeaba participar en misiones peligrosas."

"…."

Su hijo nunca había hecho algo así, ni siquiera cuando estaba a punto de dirigirse a Japón para tratar con esos monstruos gigantes, ni cuando se abrió esa gigantesca Puerta en Seúl. Pero ahora que lo hizo, su mamá comenzó a preocuparse de repente.

La intuición de una mujer... No, se trataba más bien de la intuición de una madre.

'De tal palo, tal astilla. Incluso me parezco a él en cosas como éstas...'

Jinwoo sacudió su cabeza hacia su madre, mientras forzaba una sonrisa.

"No es nada de eso, mamá."

Tanto si quería seguir siendo una fuente de apoyo para su hijo o si ella realmente se había creído su excusa, resultaba difícil de saber. Pero aún así, ella sonrió en respuesta y tomó su cuchara de nuevo.

Jinah había estado observando la conversación entre su hermano y su mamá mientras mordía ligeramente el extremo de su cuchara, antes de sonreír y reanudar su comida.

Alrededor del momento en que la comida estaba llegando a su fin....

[Mi señor.]

… Escuchó la voz de Bellion.

Como ha ordenado, los soldados están en posición.

'Entendido'.

Como si estuviera esperando esta oportunidad, Ber también levantó la voz.

[Oh, mi rey. El alojamiento preparado específicamente para usted también se ha completado.]

'… Claro que sí. Gracias.'

Sin embargo, él no pidió que se construyera, en primer lugar.

Jinwoo terminó de recibir los informes de sus Mariscales y lentamente se levantó de su asiento.

"Gracias por la comida."

Pero entonces, sus manos se detuvieron bruscamente al recoger los platos vacíos después de sentir los ruidos que venían del exterior.

'Pisadas de cuatro personas...'

También podía escuchar sus corazones latir salvajemente por la emoción. Aunque esta distinción no significaba nada para él, los cuatro no eran cazadores, sino gente normal.

'¿Quiénes podrían ser?'

Seguramente, no habría ningún ladrón que quisiera atacar la casa de un cazador de rango S, ¿verdad?

Además, la entrada del edificio de apartamentos estaba vigilada por los agentes de la División de Monitoreo debido a la consideración del Presidente de la Asociación, Woo Jin-Cheol, por lo que ningún reportero podía venir hasta aquí.

Jinwoo no podía entenderlo, y pronto, sus oídos recibieron el sonido del timbre de la puerta.

* Ding-dong.

"Déjame ver quien es." 

Rápidamente disuadió a su madre de levantarse y se dirigió a la puerta principal.

* Clunk .

Lo primero que vio después de abrir la puerta fueron tres jóvenes bien formados, vestidos con trajes negros, como si fueran de alguna agencia de inteligencia o algo así.

'No parece que sean de la Oficina de Cazadores, sin embargo...'

Jinwoo escudriñó brevemente su atuendo antes de preguntarles con calma.

"¿Puedo ayudarles en algo?"

Cuando lo hizo, el trío de jóvenes bien formados se hizo a un lado y otro hombre que estaba detrás de ellos se movió lentamente hacia adelante.

"Cazador Sung... Me disculpo por venir a verte sin previo aviso. Pero, ¿Puedo hablar contigo en privado un momento?"

Jinwoo reconoció quién era y su voz se elevó un poco.

"… ¿Presidente Yoo Myung-hwan?"